Imprimir
Inicio » Noticias, Cultura  »

Cubadebate convoca su II Concurso de Microrrelatos

| 744 |

Participa en el II Concurso de Microrrelatos de Cubadebate para compartir, en un máximo de 500 caracteres, tus capacidades como poeta, guionista o narrador. Los tres primeros lugares ganarán una colección de libros y la oportunidad de publicar su obra en nuestro sitio web.

En el aniversario 15 de Cubadebate y cuando hoy se cumplen 84 años de la muerte de Rubén Martínez Villena, a quien “su don poético, inseparable y vitalicio en su esencia […], le facilitó mil veces, sin saberlo, el cordial magisterio; y la gracia verbal hija del dominio del idioma y de la posesión de sus secretos”; convocamos la segunda edición de nuestro Concurso de Microrrelatos, que como en 2017, dedicamos al advenimiento de la Feria Internacional del Libro en Cuba.

Si quieres ser el ganador, solo tienes que escribir un texto, que no exceda los 500 caracteres, que nos permita descubrir al escritor que eres. Inspírate y echa a volar tu imaginación, escribe un poema, un cuento, una décima, el inicio de una novela o testimonio….

Podrás ganar una colección de libros, cortesía del Centro de Comunicación Cultural del Mincult (CREART) y del Instituto Cubano del Libro (ICL), además tendrás la oportunidad de publicar tu obra en Cubadebate.

El jurado estará integrado por reconocidos escritores de la Isla. Deja tu microtexto como un comentario en esta entrada, el plazo de admisión vence el jueves 1 de febrero, el día que iniciará la XXVII Feria Internacional del Libro de La Habana.

Nos comunicaremos con los ganadores a través de la dirección de correo electrónico que escriban al enviar el comentario con su obra.

Se han publicado 744 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • libanabil dijo:

    “Decadencia”

    Sangre
    Carne
    Abundancia
    Ríos de sangre trasladan troncos humanos
    Desalojo
    Abandono
    Troncos del río transportan carne violada
    Sangre
    Carne podrida
    Abundancia
    Sangran los cuerpos y el río se niega a lavarlos
    Decadencia
    Sangra el río
    Humanos brindan alegres
    Abundancia
    Carne chamuscada por fuego humano
    Traición
    Sangra el río
    Abundancia

    En la aldea
    versos sin métrica guían la danza

    Al terminar el rito
    una palabra sale

  • Antonia Ortega González dijo:

    ¡Eso sí que no!

    Allá viene Epifanio. Su figura es la de una caña brava encorvada. Trae sobre la espalda el saco de las herramientas que usa en la carpintería, y alguna cosa que pudo conseguir para la comida, comprada con el poco dinero que le da el oficio.

    Cerca de la casa dice Epifanio.

    -Con tanto apuro se me olvidó la medicina de Filipo. La verdad, es que ya me tiene cansado. Si no fuera por lo bien que se ha portado conmigo…

    Ahora me da pena verlo así tan desvalido. El pobre, después de aquel terrible accidente con la camioneta de Miguel, está hasta medio ciego.

    Pero, yo también me canso y nadie me echa una mano, el único era él.

    Trabajo desde que sale el sol hasta que se pone, y me tomo de descanso sólo el momento de comer alguna cosa.

    De esto cualquiera se cansa, sobre todo cuando la mujer de uno le dice que no tiene nada para echar en los calderos, y por si fuera poco, ver la cara de malos amigos de Filipo.

    Por cierto, hace algún tiempo lo estoy observando y me parece que se hace más enfermo de lo que está.

    Por fin Epifanio llega a la casa y con una carcajada que deja ver su despoblada boca, le dice a su mujer.

    – Hoy el bodeguero me llevó el estante donde pone la mercancía, para que se lo arreglara, porque estaba lleno de comején, y las cosas casi estaban en el piso.

    A cambio del trabajo que le hice, me dio un poco de arroz y un pedazo de tocino. Hoy la cosa está mejor, pero imagínate, tenemos a este siempre con la boca abierta.

    Después de la cena, Epifanio se sienta en un taburete, recostado a un horcón de la casa, y saborea lo que le queda de un cabo de tabaco.

    Filipo, debido a su renguera y que casi no ve, se acerca dando tumbos.

    Epifanio lo mira de reojo y dice:

    -Dios sabe como he sido siempre, nunca negué un pedazo de pan a nadie, pero es que te veo con cara de que también quieres que comparta mi tabaco contigo. ¡Eso sería lo último! Con el trabajo que me da para estirar este cabo, y me alcance para toda la semana.

    La noche fue cayendo, y vencidos por el sueño, no se sabía cual de los dos tenía la cabeza mas colgada, si Epifanio o Filipo.

    Un día en que estaban almorzando Epifanio y su esposa, se percatan de que Filipo no está. Epifanio le dijo a la mujer:

    – Si no está, mejor, pero siento pena por el desgraciado, y una culpa muy grande empieza a agobiarme.

    Y antes de que terminara de pronunciar estas palabras, vio a Filipo, que venía con una compañera.

    -¡ Pero, a este condenado le parece poco que tengo que mantenerlo, y ahora me trae a una amiguita. ¿Que se piensa él ? Y por lo animado que viene parece ser más que una amiga!

    -Cuando Filipo estuvo cerca de él, empezó a decirle cosas horribles, en un tono que daba miedo, y hasta dijo palabras de ofensa a la acompañante de Filipo.

    -A ver dime, ¿te parece poco que yo tenga que trabajar tan duro para ganarme lo poco que pongo en la mesa, y que además lo comparto contigo, para que ahora te aparezcas con una novia?
    ¡ Eso es demasiado!

    Ah, y con la miseria que gano, la semana pasada tuve que comprarte un medicamento y no me quedó ni un centavo.

    Claro, lo hice para poder dormir tranquilo.

    ¿Te imaginas que ahora tenga que comprar medicinas para quitarles las garrapatas a tí y a ella?

    ¡Eso si que no!

  • Antonia Ortega González dijo:

    Déjame que te ayude

    A la pequeña Beatriz le gustaba ir por lugares donde pudiera sentir el viento en su rostro, ver el balanceo de los árboles, contemplar el mar, las mariposas, peces y pajaritos. Los domingos iba de pesca con su abuelo para ver los colores de los peces. Ayer fue a un paseo especial, acostada en la yerba boca arriba contempló el paisaje y quedó deslumbrada, tanto que no escuchaba las voces cerca de ella. Sonreía, y de momento creyó que estaba rodeada de los animales de su preferencia. Apareció uno que parecía una manta, pero era inofensiva, otro tenía la forma de una ballena y el de la cara como una lagartija, además había uno de dientes afilados y ojos como huevos de gallina. Así estuvo entretenida todo el día. Se asustó cuando uno casi le cae en la cabeza… por casualidad algo invisible lo arrastró.
    Miraba fijamente el alboroto de aquellos animales.
    Llamó su atención uno gordo que se alejaba.
    El viento impetuoso llegó a Beatriz, quien se levantó decidida, acercándose a un chico, que no tenía fuerzas para sostener un cordel muy estirado que tenía en las manos. Entonces le dijo:
    – Chico: Ahora que el viento sopla fuerte, déjame que te ayude a empinarlo.

  • maritza dijo:

    Decimas por un Adios

    I

    Por que te nos vas tan lejos
    siendo tan corta la vida
    tu no sabes que esa herida
    nos puede matar por viejos
    penas, traiciones, complejos
    vejez, martirio, mil quejas
    como presos tras las rejas
    nos pone tu libertad
    tu razon o tu verdad
    pero te vas y nos dejas

    II

    Por que te nos vas tan lejos
    dejandonos tan detras
    sabe Dios cuando vendras
    seremos muertoso mas viejos
    y yo si no tengo espejos
    de un Internet para verte
    voy a ver si tengo suerte
    honrándole al Gran Poder
    para ver si te vuelvo a ver
    y darte un abrazo bien fuerte

    III
    Dayan, las emigraciones
    causan penas, llanto, heridas
    profundas, tan escondidas
    que han partido corazones
    ciento y miles de razones
    sobran en seres humanos
    miseria, guerra, tiranos,
    gobernantes y paises
    dividiendo las raices
    de los latinoamericanos

    IV

    En un sueño te mezcle
    soñando con mis sobrinos
    con Ale, Tonito, el Chino
    Ashley y despues pense
    con Dayan, soñar por que?
    no es del nucleo familiar
    y cuando empece a estudiar
    el sueño por la mañana
    es que a mi vieja hermana
    yo se lo ayude a criar

    Autor: Rafael Leal Moreno
    Direccion: Zanja e/ Belascoain y Lucena
    Centro Habana
    Edad: 73 años

  • juan carlos corcho vergara dijo:

    A propósito de la incoherencia: “Las injusticias tienen de bueno que de sí mismas provocan el modo de remediarlas.– Cuando existen, lo que hay que desear es que se extremen: porque viéndolas de bulto, la naturaleza humana, siempre generosa, monta en ira y remedia”. Santa palabra, por eso Martí, es considerado el más universal de los cubanos, el ejemplo que irradio su vida, su obra, su predica, coherentemente humana y critica, calo en lo más recóndito de la conciencia nacionalista del Cubano , fulgurando por Latinoamérica y el mundo la utilidad de su obra, Martí cuando dijo hizo , Martí es el más universal , porque es el más virtuoso y el más coherente de todos los Cubanos.

  • Thailín Lao dijo:

    “Alguien toca a la puerta”
    Duermo, un ruido me despierta: alguien toca a la puerta. Lo ignoro, puede ser mi imaginación, escondo la cabeza bajo la almohada. Vuelven a tocar con la misma cadencia de golpes. Tiro las sábanas con fuerza, me levanto, son las 3 de las mañana. Diablos, ¿están bromeando? Con sueño miro por el ojo de la puerta, no hay nadie. Resoplo con enojo, doy media vuelta. He dado solo 5 pasos, me detengo, un escalofrío recorre todo mi cuerpo. Está nuevamente ahí: el sonido seco de unos nudillos contra la madera. Otra vez más, no hay nadie. Una ráfaga de viento hace resonar las ventanas cerradas, me asusto. Trago en seco. En acto de valentía, me digo, abriré y le daré un escarmiento al bromista. Me sudan las manos, agarro el pomo de la puerta, lo giro suavemente. Los latidos de mi corazón me ensordecen, apenas puedo respirar. Las palabras no me salen, el cerebro se me embute: una fuerza tira en sentido contrario y no puedo, ¡no puedo abrirla! Los segundos parecen horas. Auxilio, quiero gritar, no puedo, me ahogo.
    Me despierto exaltado. Es solo una pesadilla, me digo. El sudor me corre por la frente, lo limpio con mis temblorosas manos. Miro al reloj, son las 2 y 59 de la mañana. Trato de tranquilizarme, intentar dormir. Tomo bocanadas de aire, me río de mí, de mi estúpido miedo. Suelto carcajadas nerviosas y me meso suavemente los cabellos. Entonces, mi rostro se contrae: alguien toca a la puerta.

  • Mercedes de Armas García (Chachi) dijo:

    Requiem por la Tierra

    Duele el alma de la Tierra hasta morir
    la Tierra viva
    profunda
    infinita
    solitaria
    nuestra Tierra

    La tierra sangra hasta morir cada día
    retorcida de dolor,
    enmohecida el alma
    ennegrecido el cuerpo
    de petróleo derramado
    minas vacías
    mares desnudos
    selvas silentes
    bosques fantasmas

    Tierra herida de muerte provocada
    muerta de la mano de sus hijos predilectos

    Tierra yerma, casi inerte
    mujer de espíritu y carácter
    se revela y estremece,
    con el vientre enfermo pero fértil,
    con pies vibrantes que recorren las raíces,
    las raíces a las que no puede renunciar
    esa,
    nuestra Tierra

  • Mercedes de Armas García (Chachi) dijo:

    Microrrelato “Vivos” ( es también el Primer capítulo de la novela “A través de la Cerca”)

    Llovía intensamente sobre un barrio de La Habana. Vibró la tierra, se abrió el cielo sobre nuestros cuerpos aún tibios, desnudos después de haberse amado sin tapujos, con la pasión de una vida cómplice; la piel sudada, las manos y sexos entrelazados y pegajosos por la humedad de nuestras entrañas; los ojos perdidos en la intimidad y el placer infinito de un orgasmo sabido de memoria.

    Mi hogar se vino abajo en pocos segundos; se desplomó sin piedad sobre mi familia fundada con tanto amor y sacrificio. Toda la vida pasó ante mis ojos de mujer curtida por el trabajo, por las responsabilidades cumplidas y aún por las relegadas. Pensé fugazmente que no sería capaz de reconstruir mis días.

    Mis hijos regresaron a aquel cuarto; aterrorizados, hurgaron entre los escombros,buscando algo imprescindible, muy querido. En medio de la confusión, revisé mi cuerpo y el de mi marido; sentí el peso de los escombros, del polvo, de la oscuridad. Fue entonces que descubrí las heridas profundas que surcaban nuestra carne. Ví nuestros ojos abiertos a la noche y una sangre negruzca y seca cubriendo nuestras cabezas, brazos y piernas.

    Al día siguiente, desperté de un sueño profundo, confuso. Sólo escuché el ruido insoportable del silencio triste de una muchedumbre congregada. Vi a mi esposo dormido a mi lado y a nuestros hijos de pie llorar sin consuelo. Los sepultureros descorrieron entonces la losa impecable que cubriría los cuerpos aún anonadados por el amor de la última noche.

    Aquella lápida de mármol, pulcra y sólida, no podría quebrarse y caer sobre nuestros despojos indefensos para sorprendernos alguna vez con la muerte.

    Mercedes de Armas García (Chachi)
    correo electrónico: chachicuba2012@gmail.com

    • "Caballo Blanco" dijo:

      Mercedes, “Chachi” comenzaré por felicitarla por su cumpleaños el día 16 de enero, me gustó mucho su relato “Requiem por la Tierra” y “Vivos” del Primer capítulo de la novela “A través de la Cerca”) espero que siga escribiendo y de tener algo más puede hacérmelo llegar a esta dirección se lo agradecería pues su publicación goza de un estilo bien elaborado.
      Gracias “Caballo Blanco”

      • Mercedes de Armas Garcia (Chachi) dijo:

        Hola, estimado “Caballo Blanco”. Me encantaría descubrir su identidad, pero mientras tanto, le agradezco mucho sus gentiles palabras. Soy una humilde aprendiz de escritora, pero me apasiona y me enriquece mucho hacerlo.
        Gracias también por la felicitación por mi cumpleaños, ahi andamos todos, haciéndonos más viejos cada 365 días. Quedo a la orden. Un abrazo.
        Tengo más cosas que he escrito, la novela del cual envié a este concurso el primer capítulo, estoy escribiéndola aun, pero la compartiré en cuanto este lista. Seguimos en contacto. Tengo además otros cuentos no publicados y una novela publicada “Los Ojos del Puma”, puede ser que la encuentre en alguna libreria, yo ya no tengo más ejemplares, si no con gusto se lo haría llegar. Mas saludos, Chachi

  • SEBAPIUME dijo:

    GATE 20
    Pasa uno. Pasa otro. Va el enojado. Anda el distraído. Camina el indiferente. Ríe sin sentido el comedido.
    Todos pasan por el pasillo vidriado del Aeropuerto de Lima, pero a pesar de la poca humanidad que a veces les invade a los pasajeros nadie, nadie, ni uno solito se puede resistir al saludo de la pequeña niña que está del otro lado del vidrio. Ahí, media parada media o a los saltos la niña que saluda y espera, con su mano en cariñoso movimiento le convida su humanidad a cada uno de los pasajeros

  • SEBAPIUME dijo:

    DEBERDE CHAMUYA CON NIETZSCHE
    La chica va y viene entre apunte y apunte.
    Deberde se para junto a ella, hoy ambos rinden en la facultad de filosofía.
    Hace rato que quiere ser más que amigos, hoy por fin están solos, tentadoramente solos.
    Deberde eligió al bigotón de Nietzsche para dar su examen y lo recita, lo reflexiona, lo debate.
    No para la aprobación del profesorado sino para la aprobación de la chica de los apuntes.
    Deberde,
    Con este mate brindo por vos.
    Que sus cuerpos humanos, demasiados humanos se encuentren en las sábanas, el sudor y entre la luna de una noche de eterno retorno.

  • SEBAPIUME dijo:

    INVIERNO EN CALLE 12 DE OCTUBRE

    Por aquellos días, yo tenía unos años menos que ahora y una larga fila de cariños inocentes por dar. La visitaba seguido: después de trabajar, antes de viajar. Luego de la cena, al instante de levantarme de la siesta.
    Así pasábamos nuestros días al frente de su puerta o en una plaza hueca a unas cuadras. Entre mirada y mirada, entre beso y beso, nos contábamos nuestras historias de vida; yo le compartía mis 3 o 4 chistes malos que siempre me acompañan y ella me hacia escuchar un poco de su música que mi oído poco conocía.
    La bella muchacha definitivamente me volvió loco y termine/terminamos por enamorarnos profundamente.
    De esos años, me quedaron guardados los inviernos. Recuerdo estar esperándola dentro de mi auto, ella llegando corriendo (aunque eran pocos metros desde su puerta hasta el vehiculo), se arremangaba las mangas para que el viento no entre por la camisa y siempre sonriendo un poco. Cuando por fin se sentaba, me daba un beso frío que yo bien sabia entibiar con mis labios.

    A veces, solía invitarme a cenar o ver alguna película. Lo que mas me gustaba de eso es que generalmente implicaba que me quede a dormir, lo cual siempre me agrado.
    En invierno su cuerpo en general y sus pies en particular, solían ser lo más parecido a un iceberg. Pero, por alguna buena razón de mi biología, mi cuerpo solía irradiar una agradable temperatura.

    Así fue como entre pierna fría-pierna caliente, mano fría-mano caliente, nuestros cuerpos se iban encontrando en las noches de invierno en su casa de calle 12 de octubre

  • SEBAPIUME dijo:

    A LA DERECHA DE MAFALDA
    Que nos encuentre el destino dijiste.
    Camine por San Telmo bien barrial porteño, con esa bella fragancia a humedad de antaño, de callecitas empedradas, con artesanos, anticuarios, rock y tangos. Anduve por el mercado, el zanjón de los granados, plaza Dorrego, fui y vine por Defensa. Al final, me detuve frente al banco donde posa Mafalda. Divise un bar pintoresco a unos metros y decidí sentarme en las mesas de la vereda con intención de oficiar de centinela.
    A la derecha de Mafalda iban pasando grupos de amigas con sus palos de selfies, familias de clase media, amigotes con sus cervezas, turistas yanquis, uruguayos y brasileros.
    Es decir, nadie. Es decir, nada. Para mis ojos, Mafalda seguía solitaria con su espacio vacío esperándote para que se sientes a su lado. Pasaron las horas y pasó mi cuba libre completo por mi garganta mientras te esperaba, pero no llegaste.
    Decidí entonces dejarte un sobre furtivo con un pequeño mensaje: yo también estuve aquí. Lo deje medio escondido medio a la vista debajo de la puerta del edificio donde Quino dibujaba.
    Pero al final, el sobre quedó sin dueña, nunca llegarías a recogerlo. Como señal, como símbolo, como cábala de que el destino también suele equivocarse con nosotros.

  • Alex Kno dijo:

    Mi alma está volando.

    Envidio las almas libres, sin fantasmas
    Las almas que corretean entre las espinas y duermen en colchones de rosas
    Las envidio, de veras
    No por su libertinaje, sino por su poder
    Poder de no sufrir las heridas cuando las espinas rasgan su piel.

    Me pregunto a veces, ¿Por qué todos tenemos almas diferentes?.
    ¿Por qué Dios, el creador, el todo poderoso, no puso nuestras almas iguales?
    Unos es cierto que aman y construyen, pero otros, odian y destruyen
    Aunque a los dos bandos les regaló el amor.

    Mi alma vuela, está volando como vuela el colibrí
    Mi alma recorre lugares que un día pisé, aunque ya olvidados
    Mi alma me traiciona y me hace sentir más envidia por las almas libres
    Yo creo que estoy vendiendo mi alma,
    No sé si al diablo, no sé si a Dios.

    Luce mi alma un velo blanco en muestra de pureza
    Más no es así, las impurezas no se borran de mi alma
    Alguien las llamó pecado, ¡Oh, dulces pecados!
    Los que te hacen sentir hombre, los que duelen, los que matan

    Mi alma está volando, sí que lo está
    Vuela entre la duda y el cielo
    Vuela entre el amor y el mar
    Vuela sin mi permiso, y sé que no dejará de volar

  • Idalmis Quiñones Cordero dijo:

    Miedo
    Un violento relámpago cruzó el cielo. La taza, aún con restos de café, salió volando de sus manos haciéndose añicos contra el tronco de la mata de mangos. Miró hacía los sembrados iluminados, e impulsada por un miedo atroz corrió entre los surcos que se fragmentaban bajo sus pies como su propia vida.

  • Alex Kno dijo:

    Te tengo que olvidar.

    Te tengo que olvidar y te arrancaré de mi vida
    Como lo hace el mar furioso contra la costa
    Como lo hace el viento entre los árboles en su huida
    Te tengo que olvidar y te arrancaré de mi vida.

    Te sacaré de mi alma para siempre,
    Así como vuelan los pétalos en el viento
    Así de un tirón sin que me arranque un lamento
    Porque allí en mi alma, no vivirás para siempre.

    Lanzaré tus recuerdos al abismo
    Borraré tu imagen como las huellas en la playa
    Y levantaré en mis ventanas murallas
    Por donde no pase tu real egoísmo.

    Quemaré de mi cuerpo tu estigma
    Ahogaré entre mis sábanas tu olor
    Quitaré de mis labios tu sabor
    Y ya no serás más mi paradigma.

    Te tengo que olvidar y de veras me lo he propuesto
    Aunque en ello me vaya todo lo que tengo,
    Comenzaré por mi amor, mi corazón, si es que aún tengo
    Toda mi fortuna, y si no alcanza, pediré un presupuesto.

    Me voy a olvidar por fin para siempre de ti
    Porque solo a mi ser trajiste lo que nunca quise
    Trajiste el amor ya muerto y me mentiste
    Trajiste solo ilusiones que se enraizaron en mí

    Hoy te voy a olvidar.
    Lo juro por Dios.

  • Alex Kno dijo:

    Versos del Alma.

    Tal vez estos no sean versos con rima
    Y no pretendo buscar la razón
    Solo sé que salen de mi corazón
    Como la dulce palabra que me anima.

    La tristeza me invade en mi interior
    Ella se ha ido con su mirada
    Dejando vacía toda mi morada
    Y toda mi alma expuesta al exterior.

    Se llevó sus besos, su piel, su dulzura,
    Se llevo parte de mi vida
    Sin saber que ha dejado una herida
    Y mi corazón al borde de la locura.

    No la culpo, la culpa es mía
    La culpa de volverme a enamorar
    La culpa de volver a soñar
    Si pensar que un día la perdería.

    Ahora sé cuanto la quiero
    Y de mis sueños no la logro sacar,
    Pero comprendo y me voy a resignar,
    La vida está hecha de hierro.

    Que seas muy feliz te deseo,
    Eso y mucho más te mereces.
    Cuida el amor que siempre ofreces
    Para que nunca el día se torne feo.

    No te pediré que me recuerdes
    Pues solo tu corazón sabrá si debe hacerlo,
    El tiempo pasará sin poder retenerlo
    Y tal vez en el un día me encuentres.

    Aquí estaré, esperando por tu voz,
    Por tu sonrisa, por tu mirada bella,
    Vagaré como una errante estrella
    Sabiendo que te tuve gracias a Dios.

  • Alex Kno dijo:

    Un poco de amor.

    Cuántos recuerdos encierran estas cuatros paredes
    Cuántas miradas, cuántas palabras sedientas
    De esas respuestas que se tejen como redes
    Pero que nos dan ánimos, nos envuelven y contentan.

    Cuántos recuerdos se encierran en mi mente
    Cuántas caricias, cuántas ilusiones, cuánto amor
    Me envuelve, me consume, así de repente
    Fabricándome en el corazón un pequeño dolor.

    Estás ahí, tan cerca y muy lejos de mi
    Con toda la inocencia de lo que estoy sintiendo
    Sin saber siquiera que mi alma late por ti
    Y no menos que ahora que lo estás conociendo.

    Dijo alguien un día: “Nuca te enamores”
    Pero como creerle, si ese alguien se enamoró
    Cómo quitarle al ser humano sus errores
    Si nadie es culpable de lo que en su destino encontró

    Ahora no sé que decir, algo brota de mi radiante
    Algo que me deslumbra con su resplandor
    Algo que ya conocí mucho antes
    Y que se llama UN POCO DE AMOR.

  • libanabil dijo:

    “Bautizo”

    Al comienzo todo eran risas

    Un día, llegó el mono
    mostrando señas de formalidad

    y todo continuó.

  • Roberto Delgado Mejias dijo:

    Un niño lobo en el jardín.

    De un salto se escondió tras los arbustos del jardín. Sus ojos reflejan la ferocidad de un lobo. Esa cualidad la heredó de sus padres. Ellos fueron atacados y mordidos por un hombre lobo cuando paseaban por el campo, hace ya muchos años. Ahora ellos cada noche de luna llena, aterrorizan a los vecinos con sus aullidos. Pero Danielito no tiene que esperar a la luna, ni siquiera a la noche, él se convierte en un lobo cuando quiere.
    A su lado se estira Terrible, un furioso lobo, que cuando él deja de serlo, se convierte en Canelo, su perro sato, que tuvo la infeliz idea o el incontenible deseo de hacer pis dentro de la casa. Eso le costó una rabiosa mordida de mamá y la maldición de trocarse en lobo cada vez que el niño lo hace o quiere.
    Está perdidamente enamorado de Patricia, una linda niña, de cuatro años, que está en el círculo infantil con él. Ella, con sus grandes ojazos y sus motonetas, lo ha hechizado. Cada mañana le cuesta mucho despertar. Quiere seguir durmiendo en su tibia camita. La mamá lo llama y lo vuelve a llamar y él no puede o no quiere abrir los ojos. Debe ser por pasar la noche de cacería con Terrible. Pero basta que mamá le pregunte si hoy no va a ver a Patricia, para que levante como un resorte de la cama, se deje vestir, desayune y vaya lleno de felicidad al círculo.
    Ella pronto pasará por la acera hacia su casa. Cuando llegue junto a él, saltará sobre ella y la morderá. Si la muerde, ella se convertirá también en loba y juntos podrán corretear por los campos. Como Nala y Simba, retozarán en la hierba, se bañarán en los ríos, cazarán su comida y esperarán abrazados el amanecer. Incluso, quizás encuentren un cerdito y aunque sea una lagartija, que como Pumba y Timón, los acompañaran en cada aventura.
    Ya se acerca, pero encuentra un imprevisto, va acompañada por sus padres. No importa, actuará tan rápido que no se darán cuenta. La mordida debe ser lo suficientemente fuerte para que se convierte en una niña loba y suave para que no le duela mucho. Cuando lo haga deberá agarrarla bien fuerte para llevársela antes que sus papás puedan impedirlo. Ya casi llega. Danielito se afila las uñas en la tierra y se alista a saltar.
    — ¡Danielito! —el grito de su mamá lo paraliza y su rostro enrojece de bochorno cuando ella continúa— Ven, que es hora de dormir. Ahora a este niño le ha dado por creer que es un lobo, no sé cómo a su papá se le ocurrió contarle la película esa.

  • jguillen dijo:

    Título: “Sacrificio”
    No quiero verte Medusa, me queman tus ojos; más si pudiera ardería en ellos cual Hoguera de las Vanidades. No puedo tocarte Mystique porque tu piel de ventosas me atraparía cual Venus atrapamoscas y sucumbiría por siempre. No puedo oír tu voz, menos sentirte gemir o sollozar, pues simboliza para mí esa melodía cual canto de sirenas. No se me ocurriría besarte pues moriría ipso facto por envenenamiento.
    Pero si pudiera exponer mis sentidos para ti, te daría mi vida sin pestañar porque te quiero D

Se han publicado 744 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también