Imprimir
Inicio » Noticias, Educación  »

¿Qué pasará con la Vocacional Lenin?

| 135
Pese a todo, los estudiantes todavía sienten una identificación especial por la Lenin. Imagen publicada en Facebook por una estudiante que actualmente cursa el décimo grado en la Escuela Vocacional.

Pese a todo, los estudiantes todavía sienten una identificación especial por la Lenin. Imagen publicada en Facebook por una estudiante que actualmente cursa el décimo grado en la Escuela Vocacional.

Fuentes cercanas a la revista cubana Juventud Técnica han informado que a escaso tiempo de que comiencen los trabajos de control parcial, a los alumnos del mítico Instituto Preuniversitario Vocacional de Ciencias Exactas “Vladimir Ilich Lenin” les han anunciado que de las seis unidades con que cuenta la escuela -actualmente solo hay dos en funcionamiento- cinco serán entregadas de manera definitiva a otro organismo.

De ser así esto implicaría la desaparición de la Vocacional de la manera en que originalmente fue concebida por el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz. Según la información que llegó a la revista se ha anunciado una mudanza de las áreas del docente y probablemente de algunos albergues.

En el año 2016 Juventud Técnica develaba la situación de depauperación constructiva del plantel y otros problemas asociados a la pérdida de profesores de alta calidad que eran un sello de la escuela, la falta de control en varios de los procesos internos y de atención priorizada por parte de las autoridades del sector educativo.

Desde la visión de Juventud Técnica la solución a estos problemas no debía ser la eliminación de la Escuela, sino retomar la esencia original de su surgimiento y mejorar las condiciones.

Ya el hecho de que una Vocacional de estas particularidades se subordinara al municipio de Arroyo Naranjo, en vez de al nivel provincial, constituía una paradójica contradicción, en tanto los jóvenes que allí estudian, se preparan para contribuir, cuando menos, al desarrollo de la capital, aunque sabemos que en la Lenin se han graduado buena parte de los líderes científicos de Cuba.

Es necesario alertar sobre las consecuencias que podría traer la pérdida de ese espacio, de ese modelo de escuela y de enseñanza con resultados más que probados, de esa especie de patria estudiantil o científica que en el imaginario de tantos cubanos es la Lenin.

Fragmento del discurso de Fidel al inaugurar la Lenin el 31 de enero de 1974

Fidel inaugura la Lenin en 1974 junto al entonces mandatario de la URSS, Leonid Brezhnev.

Fidel inaugura la Lenin en 1974 junto al entonces mandatario de la URSS, Leonid Brezhnev.

Esta escuela que inauguramos hoy, es del tipo que llamamos vocacional. En ella ingresan los alumnos mediante selección rigurosa, basada en las altas calificaciones que obtengan en la enseñanza primaria y en su expediente escolar. En el país existirán siete escuelas de este tipo, donde estudiarán en total 25 000 alumnos. Actualmente se inicia la construcción de una en Las Villas, otra en Camagüey y otra en Oriente. Llevarán los nombres de: “Lenin”, “Marx”, “Engels”, “Martí”, “Maceo”, “Gómez” y el “Che”.

(…)

Los alumnos egresados de esta escuela se dedicarán fundamentalmente a carreras científicas y técnicas.

A decir verdad, en ningún país de América, incluyendo Estados Unidos, hay una escuela de nivel medio como esta.

Ha sido construida en dos años, un tiempo que podemos llamar récord. Nuestros obreros de la construcción trabajaron sin descanso para terminarla en la fecha acordada. A ellos queremos expresarles nuestra gratitud y reconocimiento.

(…)

Nuestro país no invierte sus energías en, gastos superficiales o de lujo. Las dedica por entero al desarrollo económico, la salud, la educación, la cultura, el progreso social y la defensa de la patria socialista. Nuestro pueblo trabaja para hoy, pero trabaja aún más por el porvenir.

(…)

Con infinito amor y gratitud profunda, dedicamos esta escuela a la memoria de Vladimir Ilich Lenin, el genial conductor revolucionario y fundador del primer Estado Socialista en la historia de la humanidad. Por los caminos luminosos que abrió al porvenir del hombre, por los extraordinarios servicios que prestó al mundo, por la ayuda decisiva que nos brindó el Estado fraternal e internacionalista fundado por él, y por lo que su pensamiento, su vida y su ejemplo, representan para todos los revolucionarios de la tierra, esta escuela, que es orgullo de nuestro pueblo, llevará su nombre inmortal.

Texto publicado en 2016 por Juventud Técnica: “La ¿vocacional? Lenin”

El IPVEC Vladimir Ilich Lenin se encuentra en adversas condiciones. Imagen compartida en Facebook por un egresado de la Escuela.

El IPVEC Vladimir Ilich Lenin se encuentra en adversas condiciones. Imagen compartida en Facebook por un egresado de la Escuela.

Francis Bacon defendió en sus textos el postulado: saber es poder. No reflexionaba exclusivamente sobre el alcance hegemónico del conocimiento. También fundamentaba la validez de los saberes a través de su utilidad práctica. Este autor unificó por primera vez dos conceptos hasta entonces separados: ciencia y tecnología.

Desde ese momento, los científicos buscan que sus descubrimientos aporten  a la humanidad. Por ello, la adecuada formación de las jóvenes generaciones de investigadores se convirtió en una empresa primordial.

Cuba se percató de la necesidad de establecer bases sólidas al desarrollo científico desde los primeros años luego del triunfo de la Revolución, y alrededor de 1970, comenzó a atender la preparación de los nuevos líderes académicos desde las más tempranas edades.

En cada provincia se crearon Escuelas Vocacionales de Ciencias Exactas. Estos centros profundizaron en la preparación de sus estudiantes en campos como la Matemática, la Física, la Química y la Biología. Durante los años siguientes estas academias, fundamentalmente pre-universitarias, ganaron su propio prestigio gracias a un programa de formación más intensivo que el del resto de las escuelas, a partir de crear determinadas condiciones de vida y estudio a los alumnos y profesores.

Actualmente, la realidad de uno de esos centros, el mítico Instituto Preuniversitario de Ciencias Exactas (IPVCE) “Vladimir Ilich Lenin”, ha cambiado, de una manera un tanto drástica.

Entre las problemáticas está la escasa demanda de ingreso que se aprecia desde la enseñanza secundaria básica. A partir de la reaparición de los “preuniversitarios en la calle”, menos estudiantes se ven tentados por la vida internada. Esa indiferencia, a la par, ha provocado la disminución de los promedios académicos con que acceden los alumnos y, por tanto, un decrecimiento de la disposición e interés de los estudiantes.

Estas realidades también son perjudiciales para el mantenimiento de un claustro de profesores estable, y de alta calidad. Muchos de sus maestros se han inclinado por el trabajo en los preuniversitarios externos, con más comodidades, en algunos casos incluso mejor salario, si se analizan la cantidad de horas/clase, el hecho de que entre sus deberes están las guardias nocturnas, lo que implica un desgaste mayor, y la responsabilidad que adquieren de cara a la sociedad y a las familias de esos adolescentes que viven más con ellos que en su hogar.

La reducción de matrículas también ha causado el desaprovechamiento y descuido de las instalaciones académicas. De las seis unidades con que cuenta la “Lenin”, solo dos funcionan, con problemas graves para el abasto de agua y el saneamiento, y el resto del espacio se encuentra en avanzado estado de deterioro y desmantelamiento.

Otro factor pernicioso para la correcta marcha de una escuela de tal tipo, ha sido la inestabilidad de las condiciones pre y post ingreso. Por citar un ejemplo, en el curso 2009-2010 se exigió a quienes deseaban estudiar en los IPVCE que debían optar solo por carreras de ciencias exactas al terminar los tres años. Se especificó que la medida se implementaría para poder dividir a los estudiantes en aulas más especializadas y contrarrestar el significativo aumento de egresados de la escuela en carreras de humanidades.

Por esa causa muchos estudiantes desistieron de la idea de ir al IPVCE. Sin embargo, a partir de los cursos siguientes el requisito se excluyó, y la especialización no se desarrolló. Incluso, algunos alumnos que entraron bajo ese régimen académico se beneficiaron con la “flexibilización” e ingresaron en disciplinas universitarias de ciencias sociales.

Este fenómeno se asocia a la débil formación vocacional que están recibiendo los alumnos. Con el paso del tiempo, se han ido reduciendo las iniciativas que contribuían a la especialización de los estudiantes en concordancia con sus intereses individuales, más allá de las acciones con los jóvenes que integran las preselecciones nacionales para las Olimpiadas, que sí llevan un tratamiento diferenciado.

Y esto sucede en la capital, donde tienen sede algunos de los más reconocidos centros científicos de Cuba, donde viven de los más laureados investigadores del patio.

El poco control del autoestudio también debe ser atendido en esta instalación académica. Los estudiantes se ausentan o no emplean el tiempo en lo establecido, sino en variados entretenimientos, a lo que suma la pérdida de aquella práctica de ver cada noche el noticiero, donde los jóvenes podían tener, al menos brevemente, una idea de lo que sucedía en su país y el mundo.

Aunque una mirada a los resultados de las pruebas de ingreso a la Universidad en La Habana devela que quienes estudian en la Lenin aprueban en amplísima mayoría y, como regla, acceden las opciones uno y dos de carreras, hay signos que apuntan a la depresión en la calidad de la enseñanza que reciben los alumnos. Indicador de ello es el notable número de estudiantes que, luego de estar internos durante toda la semana, deben pasar su escaso tiempo libre en repasos particulares.

Las escuelas vocacionales de todo el país cuentan con un  merecido prestigio. Y es visible el modo integral en que otros IPVCE del país asumen la preparación de su alumnado. Los resultados de jóvenes de esos preuniversitarios de Las Tunas, Granma o Camagüey están sostenidos por un evidente interés de las autoridades de esas provincias por formar bien a sus recursos humanos.

En la Lenin, sin embargo, esta relevancia es cada día más el recuerdo de épocas pasadas. El presente es desalentador y la duda plausible: ¿estarán debidamente preparados los científicos del futuro?

Lea también:

Matemática, con M de Mujer

Estar allí entonces, en la Escuela Lenin

Muchachos de la Lenin, 36 años después

(Con información de Juventud Técnica)

Se han publicado 135 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Nelio Rafael Rodriguez Tamayo dijo:

    Hola buenos dias. Muy triste lo que esta aconteciendo con una emblemantica escuela formafores de grandes personas que han constribuido a el desarrollo de nuestro nivel socioeconomico de nuestro pais.
    Pero digo algo no es la primera vez que una gran obra social esta siendo u olvidada o cambiando su mision social y mucho mas peor el espiritu con que se fundo la primera idea. El ejemplo mas cercabo que toca cada cabello cada neurona de masoenses y miles de cubanos que participaron en la contruccion y desarrollo de esa gran idea que fue la primera gran obra educacional de la Revolucion llamada Cuidad Escolar Camilo Cienfuego. Han sido muchas los esfuerzos para preservar la obra mas si hacemos un estudio minucioso esa era una maquina formadora de conciencia muchos testigos a lo largo de la isla me contaban sus historia de aquellos primeros años revolucionarios efervecente s. Tener un gran genio lider de toda latinoamerica co o lo era Ernesto Guevara de la Serna. En la conduccion de aquella obra o el arquitecto Mario coyula renovando un estilo contructivo con mucha armonia ambientalista desde aquellos años. Creo que como dije antes fueron tantas cosas que duele mucho que muchas unidades esten ya olvidadas a veces sin una idea de proyecto ni economico ni social que como ya dije no de vueltas a esa maravillosa idea original.
    Creo que se puede crear proyectos educacionales que cobtribuyan a la economia desde la vinculacion estudio trabajo e imnovacion y desarrollo que haga un movimiento que pueda surtir de frutos economicos sociales y seguir siendo esa maquinaria formadora de conciencia. Merece la pena luchar revolucionar una idea renovar espiritu pero ante todo preservar la obra plr la que tantos hombres han dado su vida en la que tanta gloria se ha vivido.

  • Manuel dijo:

    Tengo 35 años y hace 17 me gradue de 12 grado en la escuela vocacional Lenin. No temo decir que despues de mi hija la Lenin fue una de las cosas mas lindas que me pasaron en la vida. Una institucion que siempre fue insignia de la educacion en nuestro pais donde no solo reicibimos la mejor preparacion posible sino donde tambien muchos forjamos los lazos de amistad y compañerismo que duran toda la vida, los amigos(as) que son para siempre. Creo que desde el punto de vista educacional, disolver un preuniversitario como la escuela V.I. Lenin es cerrar la cantera que ha proveido muchisimos buenos profesionales a nuestro pais, ojalá y que este error no se sume a otros que dolorosamente estan atentando con la escencia quienes no somos ya tan jovenes pero que fuimos testigos de una epoca sinceramente inolvidable para muchos. Que cuando nos pregunten ¿donde estudiaste? podamos decir con orgullo una vez más “en la Lenin” y no nos quede el sabor amargo de saber que ya no existe.

  • ManuelB dijo:

    LOS QUE TUVIMOS LA DICHA DE HABER ESTUDIADO EN ESA ESCUELA ,SIENDO HIJOS DE PUEBLO HUMILDE , SINTIÈNDONOS IGUALES EN DERECHOS Y SUEÑOS DE AQUELLOS QUE TENÌAN MEJORES CONDICIONES ECONÒMICAS Y QUE AL FINAL TERMINAMOS SIENDO HERMANOS Y HOY GRACIAS A ESTA IDEA TODOS SOMOS EXCELENTES PROFESIONALES Y SERES HUMANOS ,NOS DUELE CON PROFUNDA NOSTALGIA ESA NOTICIA. ESPERAMOS QUE LA DECISIÒN HAYA SIDO PENSADA , ANALIZADA Y CONSULTADA CON TODOS LOS QUE SE DEBÌA HACER. SAQUEN LA CUENTA DE CUANTOS ESTUDIARON Y DONDE TRABAJAN O ESTÀN UBICADOS HOY . SI NO FUERA SUFICIENTE , PIENSEN QUE ESE TAMBIÈN, ES EL LEGADO DE FIDEL.

  • Leonardo Jiménez Caballero dijo:

    De verás que no me quería creer las noticias en las redes sociales en esta mañana sobre esto…veo que si es verdad.
    Soy egresado de la Graduación 41. Tengo un sentido de pertenencia con la institucion, bueno…casi todos los egresados de la legendaria escuela de un modo u otro lo sentimos. A pesar de mi corta vida, aseguro que ha sido mis mejores momentos vividos, mis 3 mejores años de mi vida…cuánto sacrificio, cuánto amor, cuánta dedicación de todas las generaciones de leninistas le han consagrado a la institución. Creo que la acción que están tomando no solucionarán los problemas, la escuela pierde su esencia de como fue concebida por sus fundadores…
    Solo me quedara de mi gran casa azul mi familia de la graduación 41, mi corazón azul, y muchos recuerdos y fotos que quedarán guardadas para siempre en mi memoria. Cuánto te voy a extrañar…

  • h3nr7r4u1 dijo:

    Bien triste esa noticia.

  • aceite dijo:

    Cuando queremos que funcione algo, funciona. Todas las causas descritas son fácilmente solucionables. El supuesto sustituto de la Lenin, una ‘escuela de Aduana’, no tendrá ninguno de esos problemas, de forma maravillosa e inexplicable, e incluso usarán el Gallo de Mariano en la Unidad 3 (Mi Unidad) para enseñarles a sus alumnos -que no tendrán problemas de poca preparación previa, ni calidad deficiente de la enseñanza, ni mucho menos serán afectados por los pre en la calle- que no se pueden entrar aves al país.
    Hace rato que la Lenin se desangra de profesores. Desde hace al menos 14 años, cuando me gradué de Bachiller allí. Ser profesor ahí pedía a gritos mejoras en estos puestos de trabajo. Hablo de salario, para empezar.
    El limitar las carreras otorgadas a sólo las de ciencia, una burrada (más).
    El estado constructivo deplorable, es injustificable, y NO TIENE EXCUSAS.
    El que esté dirigida por el municipio de educacion de Arroyo Naranjo, no tiene comentarios.
    Si se pierde la Lenin, y los pre vocacionales, el país tiene que estar preparado para que la vanguardia de la sociedad, en el futuro, no sea tanto vanguardia, o al menos no la que va a hacer falta.
    Fui de la graduación número 28, y he tenido la oportunidad de impartir clases en la universidad a graduaciones posteriores durante 9 cursos, y puedo decir, por ejemplo, que he conocido pocas graduaciones que igualen a la 40 en el orgullo que tienen por haber estudiado allí. Solo decir que me los gané el primer día que me vieron vistiendo mi bien cuidado pulovito de mi graduación. Falta de interés, y de sentido de pertenencia? No lo creo.
    La tendencia a la disminución de la calidad de la enseñanza previa, así como de los promedios necesarios para entrar en la Lenin, vienen al menos desde el año en que me tocó ingresar, 1999 creo. Por esa causa, que no es motivado por la Lenin, hay que cerrarla? Así resolvemos el problema, barremos el polvo bajo la alfombra, botamos el sofá, vendemos por piezas el central azucarero?
    Es inadmisible que la Lenin se encuentre bajo la dirección del gobierno municipal, que está claro que no puede hacer frente por sí solo a una escuela de esta magnitud, y no es de extrañar que haya sido deficiente e inoperante. Hace pensar que en algún momento les soltaron la papa caliente.
    Es imperdonable la inconstancia y falta de previsión de las medidas para garantizar el mantenimiento de la calidad docente y material.
    No se explican las medidas incostantes y contraproducentes para estrangular las opciones de carreras y reducir la cantidad de estudiantes interesados.
    Finalmente, la visión estratégica que le dio a los pres de Ciencias Exactas un lugar prioritario en la Educación dentro de la Revolución, no se puede perder… Fidel no lo hubiera permitido, y de haber conocido lo que hace rato venía sucediendo, hubiera tomado cartas directamente en el asunto y la tronadera se hubiera sentido en casa del carajo. Así con malas palabras.
    Mantener las cosas valiosas cuesta esfuerzo, cuesta recursos, inclusive mayores si el contexto es adverso. Vale la pena? En este caso, creo que es imprescindible.
    El país necesita más media escuela Lenin, que cien escuelas de Aduana. Lo va a necesitar en el futuro.
    Perdonen el super-comentario. Solo lo hago en las metidas de pata más sensacionales, como aquella del perfume con olor a Ché…

    • Richard Muñiz Orta dijo:

      100 % de acuedo con “aceite”. Graduación 32.

  • Revenge dijo:

    Yo pienso que la noticia se da en un tono demasiado pesimista. Nuestra sociedad ha cambiado mucho desde que se inauguraron los IPVCE, y creo que como todo lo demas, esta institucion debe adaptarse a su epoca. Consideremos solo el descenso de la natalidad, por no hablar de lo que esta costando tener un muchacho becado en terminos de todo lo que hay que comprarle y reponerle cada vez que se consume o se lo “desaparecen” del albergue. Esta tambien el hecho de que graduarse como profesional universitario ya no es percibido como paradigma de bienestar material ni espiritual, y tambien influyen los propios cambios que ha habido en la educacion: Antes, si usted queria que su hijo accediera a la mejor educacion disponible, casi que la unica opcion era sacrificarse materialmente para tenerlo en una Vocacional. Hoy usted invierte ese dinero -o menos- en repasadores, y su hijo accede a esa misma educacion, o mejor, en la comodidad de su casa.
    En lo personal creo que deben mantenerse los centros educativos de elite academica, pero me parece que uno por provincia es demasiado, y no solo por lo arriba expuesto, o por factores logisticos y de presupuesto. Hay talentos y mentes brillantes dispersos por toda la geografia nacional, pero cuando usted recluta 1000 jovenes de entre una poblacion de 500 000 personas de cualquier region del pais, la calidad promedio sera mucho menor que si usted recluta 4000 jovenes en la capital, donde hay 2000 000 de habitantes. Al final, es en las aulas universitarias, en la composicion de los graduados por area de procedencia y en el analisis de la trayectoria profesional subsiguiente de cada cual, donde se aprecia la importancia de esa diferencia.
    Yo pienso que para que estos centros sigan cumpliendo su objetivo de formar y graduar los futuros profesionales que sean los futuros lideres de su actividad del pais, debe defenderse un nivel de selectividad y atencion que solo puede lograrse disminuyendo costos y matriculas a nivel nacional, Podria pensarse en tres centros: occidente, centro y oriente; con condiciones de vida y estudio excepcionales, maestros bien pagados, programas complementarios atractivos y prioridad en el acceso a opciones culturales o de recreacion. Incluso, con la opcion de contratos a tiempo parcial a servicio de universidades o centros de investigacion. La idea de Fidel fue magnifica… en su momento. Y fue el quien nos pidio “cambiar todo lo que debe ser cambiado”.

    • Richard Muñiz Orta dijo:

      Opinion tipica de quien no estudio ahi, normalmente porque no pudo …

  • David dijo:

    Y esos organismos a los que se pretende entregar parte de la escuela tienen los recursos para reparar? Seguro que sí. De donde provienen los recursos que se utilizarían para ese fin? De los recursos del Estado Cubano. Entonces por qué Educación no los puede adquirir y mantener ese centro tal y como lo inauguró Fidel?

  • Alexei dijo:

    Esperamos el pronunciamento del Mined en relación a estos hechos. Noticias como estas sensibilizan y preocupan a todos los que estudiamos en esa gran Escuela.

  • Jesus dijo:

    No puedo permitirme el silencio. Solo comentare lo que paso en la Lenin cuando yo era un nino. Alguien se acuerda de los Circulos de Interes Cientifico Tecnicos desarrollados por el Ministerio de Educacion y muchisimos organismos estatales en los finales de los 70? Aquello fue bello. Bueno, pues habia una fuerte competencia municipal, provincial y luego nacional. Yo participe ano tras ano en todas. Casificar para cada nivel era una verdadera odisea porque todos querian ganar. No voy a explicar los detalles de los Circulos ni como desaparecieron (le sugiero el tema a los peridistas, es inmenso este tema), pero si voy a recordarles que la primera vez que fui a La Habana a una competencia nacional fue para la inauguracion del Palacio de Pioneros Ernesto Guevara y la sede del hospedaje fue la Lenin. Que memorias me llevo y me llevare conmigo. Ninos de TODO el pais, de los municipios mas diversos alli juntos compartiendo la alegria de haber demostrado los conocimientos aprendidos. Y luego el regreso a mi ciudad natal en las recien estreanadas guaguas “Colmillo Blanco”. La Lenin es la memoria de una generacion (o varias) que aprendimos muchas cosas. Yo no estudie alli, pero considero que no es culto ni moral dejarla desaparecer asi nomas. Lentamente se esta borrando un pasado de los ninos cubanos (muchisimos ninos) de entonces disfrutamos y aprendimos que buena ensenanza y la competencia son necesarias. Los que estudiaron alli y hoy son reconocidisimos profesionales deberian fajarse por recuperar un lugar que en el pasado los preparo para que hoy pudieran estar donde estan y ser lo que son.

  • María Sánchez Colina dijo:

    Lamentable noticia y grave error que muestra la falta de prioridad que tienen actualmente la ciencias exactas en el país.

  • cadillac dijo:

    muy triste pero no solo sucede con la Lenin con muchas escuela sucede asi por falta de mantenimiento, descuido y proyectos para sur eparacion, la secundaria basica de aqui de Yaguajay, hubo que esperar por Irma para que se le hicera una repracion literalmente estaba cayendose a pedazos.

  • Elena dijo:

    Es una tendencia últimamente asumir estás actitudes, de simplemente quitar a alguién y darlo a otro organismo. Lo hemos vivido los tuneros le quitan un local a unos trabajadores los mandan para otro en pésimas condiciones para instalar una chocolatera, o un centro gastronómico que al final estará sin ofertas o perderá calidad a pocos días de su inauguración. Es una pena que este emblemático centro sufra de este mal también. Yo pensé que eso solo pasaba en Las Tunas.

  • Roberto dijo:

    Ya hace algún tiempo leí también un artículo sobre este tema en juventud técnica, el problema radica es que a estas alturas hay personas que ven los IPVC como escuelas elitista y no como lo que realmente son escuelas que bajo un régimen de estudio diferenciado potencia las capacidades de los estudiantes. Creo que merece una revisión a fondo de este tema, creo que hay que potenciar los IPVC no desaparecerlos, yo no estudié en la Lenin sino en Luis Urquiza pero si tengo mi historia allí y en los 90 cuando la situación era precaria y se mantuvieron los IPVC creo que la ministra debe tomar cartas en el asunto.

  • Susana Maria dijo:

    Las edificaciones en donde se encuentra la Lenin, hace mucho rato que se encuentran en proceso destructivo, ante la mirada, primero, preocupada y luego, “que remedio”, de aquellos que, al estar dirigiendo el centro escolar, debían velar por el mantenimiento y reparación. No puedo olvidar la primera vez que visité la escuela, después de 20 años de haberme graduado. Asistí a una reunión de padres. Año 1998. Cuando llegue a la zona de lo que llamábamos “ la piscina de secundaria” se me heló el corazón. En el medio había agua estancada y la hierba tenía la altura de hombre…! En la piscina!!! En el año 1998!!! La Lenin siempre ha sido el ejemplo de la excelencia en la formación de los futuros profesionales . La medida en que la Lenin se depauperaba, coincidía con con el interés de las autoridades de educación en mantener dicha institución. La Lenin siempre fue un monstruo difícil de manejar por la cantidad de dinero que demandaba, pero no es justificación para haberla abandonado de esa forma, junto a la enseñanza y a los estudiantes que deben cargar hasta su propia agua, desde sus casas. Si encontramos un buen lugar, en la ciudad, con mucho mejores condiciones, quizás pudiéramos rescatar algo y con mucho esfuerzo, devolverla al lugar que ocupaba dentro de nuestra sociedad. La Lenin no es un lugar, la Lenin somos nosotros. El orgullo de haber crecido recibiendo la mejor de las educaciones, saber que nuestros hijos también se formaron en ese lugar. En lugar de decir “Soy de la Lenin”, deberíamos decir, “Soy la Lenin”. Gracias a mis profesores, gracias a aquellos muchachos y muchachas con los que crecí y aún siguen siendo mis amigos. Festejemos nuestro 40 Aniversario con mucha alegría porque nosotros…”Somos la Lenin”.

  • wperez dijo:

    Yo no sé qué decir porque carezco del conocimiento de los motivos por los que se va ha tomar esta decisión, pero pregunto, ¿y no sucederá lo mismo que cuando se hizo realidad la descabellada idea de eliminar las ESCUELAS FORMADORAS DE MAESTROS? Eso lo sufrimos muchos de los que fuimos fundadores de esas escuelas; más de veinte años perdidos y la dislocación de magníficos colectivos pedagógicos. MINISTERIO DE EDUCACION, mediten muy bien estas decisiones

  • ALS dijo:

    Fui estudiante de la Vocacional Lenin entre los años 1993 y 1996 y después de tanto tiempo todavía recuerdo con nostalgia los tiempos que compartí con mis amigos, los viejos y los nuevos que hice también. La exigencia tanto en el uso del uniforme como en las clases que recibíamos era máxima y de una calidad inigualable. Es una pena que una institución tan reconocida a nivel nacional se pierda por la negligencia de los que no han sido capaces de reconocer la importancia de este tipo de plantel para el desarrollo futuro de nuestro país. Pienso que se debería reanalizar esa decisión y en lugar de botar el sofá (como se dice popularmente) deberían realizar las labores constructivas que se requieran para darle vitalidad a ese centro. Mi hija tiene 11 años y ya sueña con estudiar en la Lenin ¿qué le voy a decir ahora)

    • Salems dijo:

      Digale que no se pierde nada del otro mundo. La Lenin tenía mucha gloria antes, no lo negaré, pero la mayor parte de ella ya se perdió.
      O mejor dicho, la hicieron perderse.

      • Mari dijo:

        No estoy de cuerdo con Salems cuando dice : Digale que no se pierde nada del otro mundo
        Estudié en la Lenin hace varios años, donde también estuvieron varios miembros de mi familia, donde se acaba de graduar mi hija mayor y a donde sueña ir mi hijo menor que tiene 9 años. Todos recibimos en ese centro una excelente formación, tanto educacional como de valores humanos.
        A pesar de todos los problemas que tiene actualmente con los profesores y con la infraestructura constructiva, sigue siendo la escuela que mejor prepara a los estudiantes de la enseñanza media. Solo hay comparar los resultados de sus estudiantes en las pruebas de ingreso, con el resto de los Pre. Sus profesores se preocupan porque los muchachos obtengan una excelente preparación, y a pesar de las carencias, lo consiguen. Mantienen los programas de preparación de Alto Rendimiento y siguen logrando resultados en competencias internacionales de Matemática, Física y Química.
        La larga tradición histórica de la escuela Lenin, sus claustro de profesores, sus actuales alumnos y todos los que sueñan con estudiar allí un día, se merecen que se asignen los recursos que se necesitan para rescatar una institución emblemática de la educación en Cuba.

  • Ana Elis dijo:

    Es lamentable, lo que pasará con el IPVCE V.I. Lenin, soy egresada del IPVCE Luis Urquiza Jorge de Las Tunas (1986-1989), sé lo importante que son estos centros formación de jóvenes profesionales al servicio de la sociedad y más con las exigencias actuales. Aunque tengamos una Universidad de Ciencias Informáticas excelente, es necesaria la preparación de jóvenes en otras ramas tan importante para el país.

  • enrique15 dijo:

    No tuve el honor de estudiar en esa escuela, pero un hermano mío sí, además de mi esposa y muchos amigos míos. Todos ellos comparten el orgullo de haber estudiado en esa escuela, la de más tradición en Cuba sin discusión. Aun hoy los antiguos alumnos, incluso los fundadores, se reunen periódicamente. Sería un crimen que se perdiera esta gran escuela, fuente de un ejército de científicos y profesionales muy destacados de este país

  • Hiram_Unidad5_IPVCE dijo:

    Muy triste noticia, una gran escuela, de los mejores tiempos vividos por mi y muchos de mis compañeros. yo me gradue hace 28 años en la lenin y aun la recuerdo con mucho cariño. a su magnifico claustro de profesores le debo lo que soy hoy en dia y asi me imagino que haya sido para cada uno de los egresados de ese mitico centro. muy triste leer estas cosas que no deberian suceder en nuestro pais. Estoy de acuerdo con los criterios de JT pues deberia repotenciarse y darle un nivel de subordinacion provincial o nacional, mejorar el plan de estudios, el claustro si es necesario, darle la atencion que se merece por su historia, por lo que ha representado para miles de cubanos y para el desarrollo de nuestro pais.

    • Sergio dijo:

      ESPINA?, jajajajaajaj

Se han publicado 135 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también