Opinión  »

| 2

Micheletti prefiere entregar Honduras a los norteamericanos antes de que Mel Zelaya y el ALBA conviertan a Honduras en un estado con justicia social, con derechos humanos como educación, salud, trabajo, una casa digna sin techo de cartón sino un techo que resiste los huracanes, en donde el pueblo puede ir a las urnas para consultas populares cuando el pueblo lo considera. Es decir, una democracia participativa.

Especiales  »

| +

Una retórica tan exagerada pierde contacto con la realidad, es peligrosamente engañosa, e incluso posiblemente insana. Sin embargo es útil, incluso vital, para aquellas corporaciones que se han acostumbrado a beneficiarse con la Guerra Fría, y que enfrentaban profundos recortes en los gastos de defensa e inteligencia de EE.UU. en los primeros años después del colapso de la Unión Soviética.

Opinión  »

| +

La ex Primera Dama, ex senadora y ex candidata presidencial por el Clan Clinton, y actual Secretaria de Estado, Hillary Clinton, ha promovido a Madeleine Albright como presidenta de la comisión de la OTAN que elaborará la nueva doctrina estratégica de la organización atlántica. La propuesta formal la ha realizado el nuevo Secretario General, el político danés neofascista (con sello de "centro derecha" para fines publicitarios y de exportación) Anders Fogh Rasmussen.

Guerras y terrorismo de Estado  »

| +

El Plan Cóndor, complot de las dictaduras del Cono Sur, que en el lapso de 1970 al 80 causó doce mil víctimas en América Latina. Kissinger fue uno de los grandes arquitectos de ese operativo homicida y de la deposición de Salvador Allende y, junto a la IT&T, maniobró eficazmente para debilitar a la Unidad Popular chilena y finalmente derrocarla.

El terrorista favorito de los Estados Unidos  »

| +

La entrada en Estados Unidos y renuencia de sus autoridades a aplicar la ley al terrorista Luis Posada Carriles está trayendo consecuencias muy comprometedoras para Washington. El adalid mundial de la “guerra contra el terrorismo” quedará expuesto como el más grande promotor del terrorismo de Estado en la historia universal pese a los enormes recursos propagandísticos dedicados a fomentar la imagen contraria. La actitud complaciente de George W. ante Posada ha insertado de nuevo en el debate público algo que la maquinaria mediática alguna vez informó de manera inconexa y parcializada pero sepultó hace tiempo en el cajón del olvido: »