Imprimir
Inicio » Opinión  »

El círculo se cierra: De Nixon a Obama

| +

inSurGente

La ex Primera Dama, ex senadora y ex candidata presidencial por el Clan Clinton, y actual Secretaria de Estado, Hillary Clinton, ha promovido a  Madeleine Albright como presidenta de la comisión de la OTAN que elaborará la nueva doctrina estratégica de la organización atlántica.
La propuesta formal la ha realizado el nuevo Secretario General, el político danés neofascista (con sello de “centro derecha” para fines publicitarios y de exportación) Anders Fogh Rasmussen.
El nombramiento le va como anillo al dedo a la “dama de hierro” del partido demócrata. Madeleine carga a sus espaldas (o cuelga en la pechera como honrosas medallas) títulos de gloria de mayor entidad que los que correspondieron en su día al premio Nobel de la Paz, Henry Kissinger. Porque si el secretario de Estado de Richard Nixon fue el director del golpe de estado de Pinochet en Chile -asesinato de Salvador Allende y de decenas de miles de personas que no habían cometido más “delito” que “ser de izquierdas” o “apoyar al presidente constitucional elegido por el pueblo”-, e inventor de la doctrina según la cuál el “voto equivocado del pueblo” debe corregirse con la fuerza de las armas y la represión sin límite; la encantadora ancianita Madeleine que ahora nos trae el “blanqueado Obama” es la principal responsable, después del sonriente Bill, de las matanzas de Yugoslavia violando las resoluciones de la OTAN y realizadas sobre civiles desarmados.
Albright tiene también títulos académicos y teorías estratégicas; ella, mujer que también podría optar al Premio Nobel de la Paz que honran muy pocos y envilecen los más, ha inventado o difundido conceptos como los de “estados delincuentes“; “estados fallidos“; “amenaza de fabricación de armas de destrucción menos masiva que las que fabrican realmente los EEUU y sus aliados,  pero son las pueden llegar a tener nuestros enemigos”; “los intereses vitales de los EEUU, interpretados por ellos mismos, justifican cualquier guerra de agresión, cualquier ferocidad armada”; y teorías estratégicas como la que reza: “la guerra de Yugoslavia fue realizada sin autorización, incluso previa prohibición del Consejo de Seguridad, pero fue respetuosa con el “espíritu de las Naciones Unidas”.
Si Kissinger mataba por orden de Nixon, bajo responsabilidad de los EEUU, y lo hacía para castigar a los pueblos “que no habían votado como debían”; Albright mató por orden de Bill Clinton, bajo responsabilidad de los mismos EEUU, y para “imponer los principios de la ONU, en contra de sus resoluciones, y para castigar a gobiernos y pueblos que no habían cometido delito alguno”.
Ahora se trata de colocar a la OTAN bajo mando total de Washington (durante la guerra-matanza de Yugoslavia el conjunto países de esa organización que cometió incontables crimenes de guerra y participó alegremente en un genocidio, obedeció bajo el principio de la “solidaridad Atlántica” y se exculpó autodenominándose “comunidad internacional”).
Antes de empezar los grandes debates teóricos ya se ha definido la guerra de Afganistán dentro del cuadro de amenazas a la “seguridad mundial” para asegurar la participación plena y creciente de todos los socios, y se ha lanzado la idea de la “comunidad globalizada de intereses” y la “extensión mundial” del campo de batalla.

¡Ciudadanos del capitalismo globalizado, países y soldados de la OTAN!, ¡Uníos! 

(*) Sobre la doctrina “Clinton-Albrigt”

La Guerra de la Primera Vez:

 
(**) Artículos de A. Maira desde marzo de 1978 hasta septiembre de 2003:

Noticia comentada:

Diseñan la nueva OTAN del Siglo XXI

 
Bruselas, 4 ago (PL) La reorientación de la estrategia de la Organización del Atlántico Norte (OTAN) y sus objetivos ante la nueva situación internacional, es la misión que acometen una docena de expertos encabezados por la veterana checo-norteamericana Madeleine Albright.

  En la recién celebrada cumbre de países que integran la mayor alianza militar del orbe, el secretario saliente, el holandés Jaap de Hoop Scheffer, opinó que el mayor peligro militar ya no es una invasión a uno de los aliados, sino el terrorismo internacional y las armas de destrucción masiva.

De Hoop Scheffer subrayó que “los 28 países tienen opiniones muy dispares a la hora de definir las amenazas a las que pueden estar expuestos. Debemos, por lo tanto, volver a elaborar un consenso profundo y duradero entre los aliados”.

En la propia reunión, el director saliente del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), Mohammed el Baradei, emitió el juicio de que el peligro más serio para la seguridad internacional es el “terrorismo nuclear”, deplorando que el mundo “está haciendo demasiado poco” para neutralizar esa amenaza.

El Baradei instó a la OTAN a dejar de creer que su arsenal atómico es la mayor garantía de seguridad que pueda haber, tal como lo indica la actual doctrina del pacto. “Creo que en la nueva doctrina de la OTAN ese concepto debe dejar de existir”, señaló.

A pesar de la diversidad de criterios, los anfitriones de la cumbre, el presidente francés, Nicolás Sarkozy, y la canciller federal alemana Angela Merkel, se mostraron entonces orgullosos de la unanimidad alcanzada.

Este es el escenario ante el cual el nuevo secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, ha seleccionado a la política de 72 años Marie Jana Korbelová -Madeleine Albright- quien es la primera mujer en 60 años que desempeñará la función de encabezar el grupo que diseñará la propuesta de los futuros derroteros del pacto militar.

Estará acompañada, como segundo al mando de la comisión, del ex gerente general de la empresa multinacional petrolera Shell Jerome van der Veer, quienes junto a los demás expertos deberán reflexionar y aportar ideas para renovar el “concepto estratégico” de la Alianza Atlántica.

“Será el proceso de formulación política más abierto y abarcador jamás realizado por la OTAN”, prometió Rasmussen.

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Antonio Maira

Antonio Maira

Dirige el diario digital InSurgente y es uno de los editores principales de la publicación Cadiz Rebelde. Vive en Cádiz.

Vea también