Imprimir
Inicio » Especiales, Historia  »

El hijo de Martí

| 22

José Martí y el Ismaelillo

La vida de los hijos de los grandes hombres despierta siempre la curiosidad de todos. ¿En qué se parecieron a sus padres y en qué se diferenciaron? ¿Fueron tan valientes, inteligentes, virtuosos como sus progenitores?

Cierto es que en la mayor parte de los casos la descendencia de los grandes rara vez supera el accionar de sus progenitores, pero es constante el interés de saber en qué esos hombres fueron útiles a su época, a su país, a su cultura.

En el caso particular del hijo de José Martí, Apóstol de nuestra
independencia, esa curiosidad suele rayar casi en lo morboso. ¿Fue Pepito
Martí, aquel hombre a quien de niño el padre dedicó el poemario Ismaelillo,
digno heredero de su padre?

“Tengo para mí… la satisfacción del deber cumplido; fe y esperanza en
la utilidad de la virtud y en el mejoramiento humano...” escribe el hijo de Martí
en una carta que remite al gran periodista Ramón Vasconcelos quien, desde
las páginas del periódico habanero El País, lo había acusado de su “falta de
deseos de servir a la patria» y de mostrar una «enervante y plácida tendencia a
la vida fácil y alegre”.

Confiesa el hijo de Martí la pena que le provocó leer el artículo de
Vasconcelos, que consideró “injusto e inexacto” y quiere “aclarar y rectificar” ciertos conceptos. Ese es el motivo de la misiva que dirige al periodista de Dos años bajo el terror en mayo de 1927, y con la que quiere que Ramón Vasconcelos y todos sus conciudadanos sepan cómo siente Pepito Martí.

Aclara enseguida que se alude a sí mismo de esa manera porque por ese
diminutivo lo conocían y llamaban cariñosamente sus compañeros de armas en la manigua. Diminutivo al que añadían el apellido que, dice, “creo haber sabido llevar con el decoro y respeto que exige ese nombre que pesa tanto”.

Ya para entonces el hombre que nació en 1878 en una modesta casita
de la calle Tulipán, en el Cerro, está fuera de las Fuerzas Armadas. Pasó a
retiro con el grado de general. Fue, en el gobierno de José Miguel Gómez, jefe
del Estado Mayor del Ejército y jefe interino de dicho cuerpo, y, con
posterioridad, ministro de Guerra y Marina en el gobierno de Mario García
Menocal.

Participó, en 1912, en la represión de la protesta de los Independientes de Color, Dice el hijo de Martí a Vasconcelos:

“Hace treinta años, a los 17 años de edad, no usaba yo uniformes de galones dorados, ni sable centellante, ni abultadas hombreras de oro, sino la guerrera y el pantalón de mambí, mi machete paraguayo en la cintura y sobre el hombro izquierdo la bandolera en que llegué a ostentar las estrellas de capitán”.

Precisa que de esos días guarda, con especial orgullo, un diploma que lleva la firma de “aquel caudillo que ostentaba en la frente luminosa la afirmación indeleble de su heroísmo”, y que dice textualmente: “Por su heroico comportamiento sirviendo en el cañón dinamita en la toma de la ciudad de Tunas de Bayamo. Calixto García”.

No saca Pepito Martí a relucir esos hechos por pura vanagloria. Pero
llegó el momento en que decidió actuar en la vida pública y quiere que por lo menos se conozca su actuación ya que en su artículo Vasconcelos parece desconocerla o la pasa por alto.

Lo cierto es, dice en el hijo de Martí, que sirvió a Cuba en su lucha por la independencia en las filas del Ejército Libertador y que en cumplimiento de ese honroso deber mereció el elogio de Calixto García, uno de los grandes de las gestas mambisas. No lo dice en su carta, pero participó en otros muchos combates.

Desde que salió de las Fuerzas Armadas, apunta, no ha dejado de
interesarse por los problemas políticos del país. Cree que hay que desarraigar
la podredumbre, acabar con la oligarquía encasquillada en privilegios y
prebendas, romper toda una muralla de intereses creados.

Su salud, sin embargo, es precaria y lo obliga a reiteradas salidas de la Isla en busca de mejorías. Se opuso a Machado y gracias a sus esfuerzos fue posible reunir, el 4 de abril de 1938, en su residencia de la calle Calzada, a jefes antagónicos de la oposición al coronel Batista que fijarán allí una estrategia común con vistas a la asamblea constituyente de 1940, estrategia que se resume en una sola frase: “Constituyente primero, elecciones después”, principio contrario a lo que estipulaba el jefe del Ejército.

Militó Pepito Martí en el partido ABC. Murió en su residencia el 22 de octubre de 1945, a los 67 años de edad. Luego de un corto velatorio privado en su propia casa, sus restos se expusieron en el Salón de los Pasos Perdidos del Capitolio. Fue inhumado con honores de Mayor General.

Se han publicado 22 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • camarero dijo:

    recuerdo que eddy martin en la narración de un juego de béisbol de nuestra serie nacional habló de un roster, una hija de anotación, de un partido de principios de siglos donde el torpedero era el hijo de martí, lo dijo como curiosidad... leyó el roster completo y ofreció todos los datos de los que no me acuerdo ni remotamente, solo el detalle de la posición que jugó....

  • Orlando ochoa pupo dijo:

    Gracias Ciro por hablar de José Francisco Martí zayas-Bazan , quien lamentablemente al no tener hijos , no perpetuó el Linaje del gran pensador Cubano. Es todo un símbolo que cuando se incorpora a la guerra , bajo las órdenes del mayor estratega de las guerras de independencia Cubanas , Calixto Garcia , este le entrega a Baconao , Caballo que montaba Martí el día de su caída en combate .

    • gina dijo:

      Que yo sepa el mayor estratega de la guerra de independencia era Gómez y junto a él Maceo como su mejor alumno

      • Pedro Nolasco Ruiz dijo:

        !Cuidado con esos adjetivos absolutos.!
        Gómez fué el de las grandes cargas de caballería. Tuvo el talento de aprovechar dos características propias del campesino cubano: su habilidad como jinete y su destreza con el machete de trabajo.
        Calixto se apoyaba también en esas armas originales pero utilizó mucho la artillería en la toma de Las Tunas y las batallas finales cerca de Santiago de Cuba.
        Considero que debemos rendir tributo a los dos como héroes que fueron. Sin ponerlos a competir.

  • LuisMG92 dijo:

    Quisiera saber dónde está enterrado el cuerpo del hijo de Martí.

    • Pedro Nolasco Ruiz dijo:

      Según el prof. Ciro, al morir se le rindieron honores de Mayor General, debe estar en un Panteón de las Fuezas Armadas o algo parecido.

  • jose carlos dijo:

    saludos, Ciro vivo cerca de la casa del nacimiento, esta destruido y segun he oido habian un protecto de hacer algo, pero se quedo en eso, nada mas

  • Roberto Rodríguez Matos dijo:

    Y maría mantilla
    Se le atribuye ser hija de marti
    Cuando marti muere en dos ríos tenía dentro de su chaleco la foto de maría mantilla
    Además ella misma afirmaba ser hija de marti
    Porque no se aclara bien la historia
    Sería muy bueno para todos los cubanos
    Eso no le quita ningún mérito al apóstol
    Maestro bianchi haga esa historia aki en Cubadebate

    • Aroldo dijo:

      Si mal no recuerdo ya el profe Ciro escribió sobre eso, hay que buscar por aquí.

    • Pedro Nolasco Ruiz dijo:

      Siempre ha existido una tendencia a idealizar a los Grandes Hombres y convertirlos en seres perfectos.
      Martí fué un hombre; su vida personal consagrada a sus ideas independentistas lo obligaron a viajar por diferentes paises de América y Europa.
      Fué un hombre cultísimo, de criiterios avanzados, Rubén Darío lo reconoce como un precursor del romanticismo en la poesía americana. Pudo haberse dedicado a la literatura (en prosa y en verso) y para su corta vida dejó una obra increiblemente grande y variada. Pero renunció a todo por dedicar su vida a la guerra necesaria.
      Si tuvo amores secretos e hijos extramatrimoniales son señales de que fué un ser humano. Pero un ser humano excepcional.

  • Quinita dijo:

    Disculpen error de autocorrección:
    Hola, oigo mucho RP (radio progreso) me gustaría una novela sobre el Ismaelillo, hace poco pusieron una sobre Carmen Zayas, la historia debe ser contada completa, incluso con manchas, no espero otra cosa, nuestro apóstol estubo tan ocupado en la guerra necesaria q no tuvo tiempo de dar lo mejor de sí a su retoño

  • Armando Enrique dijo:

    ? Y los desentiendes de pepito marti? Pura curiosidad.

    • Alfredo dijo:

      No tuvo descendencia.

  • JORGE dijo:

    Nada? Nada que ver con el padre.

  • isauro dijo:

    Ya habia leido hace muchos años que habia participado en la represión del alzamiento de los independiente de color y las referencias no son nada halagueñas. Todos conocemos los crimenes cometidos en ese evento.

  • Andrés dijo:

    Un hombre que trató de vivir a la altura de los ideales de su padre. Tuvo el valor de tomar el machete e irse a la manigua a pelear. Tiene el hijo de Martí, por estas cosas, mi respeto.

    Sin embargo, el hecho de haber participado en la represión de los independientes de color es, en mi perspectiva, algo que lo hace deslucir. Hubo otros que se opusieron, de modo que el asunto de cumplir con el deber es algo que no me tomo en serio. A veces cumplir con el deber es desobedecer una orden. No sé si lo pondría en el panteón de los grandes próceres. A mi, en lo personal, aunque le respeto por su valor, nunca me ha convencido esta personalidad. Creo que, de no ser hijo de Martí, no se le habría recordado.

  • ARB dijo:

    Tengo mucho andar como historiadora y no me parece que existan tantísimas personas interesadas en el destino de los hijos de los grandes hombres, ni siquiera como aquellas curiosidades de la historia del valiosísimo y poco recordado y menos aludido, el maestro e intelectual revolucionario José Zacarías Tallet. Los pocos comentarios al respecto podrían ser, quizás, una muestra
    ¿Para qué puede servir un estilo que podría tener otros calificativos y que en sentido general quizás no aporte mucho a la verdad histórica ni a la realidad que fueron obligados a vivir no pocos de esos hijos?
    Si bien vale la pena conocer algunos de los detalles que aquí se ofrecen sobre el hijo del Apóstol, sería mejor que se hiciera a partir se su personalidad propia y no enfocada de ese modo, a partir de su padre, aún cuando en un momento determinado pueda hablarse de su influencia. A fin de cuentas, como dice por experiencia el refranero popular: segundas partes nunca fueron buenas, claro, si se comparan con la primera.

    • Andrés dijo:

      Coincido contigo ARB.

  • Jorge R 09 dijo:

    Interesante artículo, la etapa republicana necesita de una mejor interpretación dada su complejidad y a veces el cuadro que se nos pinta es en blanco y negro. Faltan muchas asuntos por desentrañar para sobreponernos a la visión maniquea que todavía prevalece.

  • Aleph dijo:

    Me gustaría saber más sobre la.descendencia de Antonio Maceo,se que tuvo dos hijos que murieron en la manigua y un tercero no oficial que murió en Cuba.Que hay de cierto en eso

  • Clara Danger Cleger dijo:

    POR LO QUE HE APRENDIDO HIZO HONOR A SU PADRE, NO LLEGÓ A LA GRANDEZA DE NUESTRO MARTÌ PERO LOGRÓ ACTUAR CON DIGNIDAD Y VALENTÍA REVOLUCIONARIA.

  • Tengo la palabra dijo:

    Gracias Ciro por tus tan acertados artículos.
    En mi caso, MARTIANA, hasta la médula, no admiro para nada a José Martí hijo precisamente por su notoria participación en el avallasamiento de los militantes del Partido Independiente de color, del solamente escuché hablar a finales de la primera década de este siglo, siendo Esteban Lazo quién en el estreno de un documental que trata del tema recomendó que se hablara en las escuelas... Bueno hay tanta historia de Cuba que pasa por alto...
    En fin Martí el Apóstol el hombre cuyas ideas formaron la Patria que hoy tenemos sí

Se han publicado 22 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Ciro Bianchi Ross

Ciro Bianchi Ross

Destacado intelectual cubano. Consagrado periodista, su ejecutoria profesional por más de cuarenta años le permite aparecer entre principales artífices del periodismo literario en el país. Cronista y sagaz entrevistador, ha investigado y escrito como pocos sobre la historia de Cuba republicana (1902-1958). Ha publicado, entre otros medios, en la revista Cuba Internacional y el diario Juventud Rebelde, de los cuales es columnista habitual.

Vea también