Imprimir
Inicio » Especiales, Entretenimiento  »

La forma del agua: Arte y pasión para criaturas incomprendidas (+ Video)

| 20 |

Una película sobre la relación entre una chica y un monstruo parece un asunto condenado desde el principio al fracaso. Sin embargo, La forma del agua se encarga de echar por tierra cualquier mal augurio y llega a los cines como una de las historias de amor más insólitas y poética de los últimos años. Dirigido por Guillermo del Toro, este filme habla de la pasión más allá de las diferencias, pero también de seres marginados que tienen en la sensibilidad su mejor arma contra una sociedad que los desprecia.

Ambientada en plena Guerra Fría, la obra centra su atención en Elisa Esposito, una joven muda que trabaja como empleada de limpieza en una de las instalaciones científicas del gobierno de Estados Unidos. Allí encuentra a un ser enigmático —especie de hombre anfibio con cualidades únicas— que le cambiará su vida marcada hasta ese momento por la soledad y la monotonía. A todas luces, este parece un argumento común con códigos ya vistos en infinidad de ocasiones, pero contado con una maestría envidiable.

Tanto en la cuidada fotografía de tonos verdeazulados como en el movimiento inquieto de la cámara, resulta evidente la atención a los detalles y el deseo de narrar esta fábula con la delicadeza propia del mejor cine. Mientras tanto, una exquisita banda sonora que por momentos supera a lo visual, un ritmo ágil y actuaciones como la de Sally Hawkins en el rol protagónico o Michael Shannon como el antagonista principal, significan aciertos importantes de un filme capaz de combinar poesía y belleza sin caer en lo superfluo.

Con un lirismo excepcional, esta producción logra unir dos épocas históricas diferentes. Si el año anterior La La Land estuvo en los cines como un homenaje a los grandes clásicos del musical, en esta ocasión La forma del agua rinde tributo a las gustadas películas de monstruos de mediados de la pasada centuria.

Sin embargo, junto a la estética de aquellos años, aparece también un discurso enfocado a dialogar con muchos de los temas inevitables en los debates actuales. Como en tantas otras creaciones del director mexicano, lo fantástico resulta la justificación escogida para hablar de la realidad.

El cuidado de la fotografía y el color de las escenas es uno de sus puntos fuertes

Más allá de la historia de amor que esta película nunca obvia, Guillermo del Toro deja otros matices en el camino y conforma una obra con más de una lectura interesante. Para él, Elisa encarna un modelo de heroína diferente, capaz de blasfemar, dispuesta sin tabúes a la sexualidad, imperfecta y sensual.

Mientras tanto, el personaje interpretado por Shannon casi representa una caricatura del modelo de hombre ideal para la propaganda de la década del ´60: comanda una familia perfecta, tiene fe ciega en un futuro luminoso liderado por Estados Unidos y cede ante la sabiduría de una publicidad con todas las claves para obtener el éxito.

Así, La forma del agua puede interpretarse como un romance entre una muchacha y un monstruo, pero también como un filme sobre una cultura que ignora y liquida a los diferentes. Junto a la criatura humanoide, la propia Elisa es también un ser distinto, colocada en un escaño inferior por su incapacidad para hablar. A ellos se unen un diseñador gráfico gay, una mujer negra que sufre el machismo de su esposo y el racismo de su jefe, así como un espía soviético en constante debate entre la lealtad acrítica al poder o la fidelidad a sí mismo.

Hasta cierto punto, todos son personas aplastadas por la sociedad, con sus propios dramas particulares, incomprendidos y marginados por un sistema que los obliga a unirse en una especie de cofradía donde la nobleza del espíritu parece el modo primero para resistir y reclamar su lugar. Esa combinación entre lo romántico, lo fantástico y las preocupaciones sociales confluyen durante casi dos horas y se mezclan en una magistral puesta en pantalla para hacer de esta obra una de las mejores películas de los últimos tiempos.

Con buena dosis de sensualidad y erotismo, este filme posee la virtud de la nobleza y la fuerza de la crítica más inteligente. Aunque temas como el racismo, la homofobia, la rebeldía o una dura sátira hacia el american way of life tienen un espacio fundamental en la trama, esos elementos funcionan en segundo plano y se entrecruzan en un argumento donde la imaginación y la fantasía nunca pierden protagonismo. Desde la metáfora del título hasta la voz en off del inicio y el final, todo aquí destila ternura, sensibilidad y elegancia.

Ya sea como un canto a la belleza más allá de las formas exteriores, una defensa del amor en su estado más natural, una subversión del canon clásico de lo monstruoso, un desafío a los estereotipos o un reclamo hacia un sistema marcado por la intolerancia, el gran mérito de La forma del agua radica en no renunciar nunca a la sencillez para contar su historia. Poética y desinhibida, tal parece recordar cuánto queda por decir sobre seres dañinos que en apariencia solo existen en la ficción.

La interpretación de Michael Shannon encarna un modelo de hombre basado en estereotipos

Poco a poco, la relación entre Elisa y la criatura humanoide gana complejidad durante la trama

Se han publicado 20 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • cam dijo:

    wow me parece que yo vi otra película, con el mismo nombre y los mismos actores, solo en el tema de la fotografía concuerdo con la crítica hecha, mi opinión es que la película entera es un estereotipo pafletario, plagado de mensajes oportunistas para parecer revolucionaria y original, tiene de todo, el bicho discriminado, el gay discriminado, el impedido discriminado, el negro discriminado y hasta el espía discriminado (que por cierto es ruso, a tono con el discurso actual, que casualidad?!!). el antagonista no se que decirte, parece que Guillermo terminó ahora de ver Boardwalk Empire, porque Michael Shannon hace el mismo personaje de Fanático religioso, obsesivo con las reglas y un tergiversado sentido del bien y el mal. Es una película diseñada para caer en resonancia con los temas de debate político actual y tiene 0 o casi 0 arte. por cierto la banda sonora no dice nada ni cuenta nada, la linialidad de la historia la hace absolutamente aburrida y difícil de tragar. personalmente no la pude terminar, saludos

    • DCAlessyAr dijo:

      Eso se parece a Hell Boy!

    • malaquia dijo:

      waohh hermano se te fue la rosca al parecer, aún no he visto la peli pero me parece que tantos premios en disímiles festivales tanto en América como en Europa no deben estar equivocados.

  • Roberto dijo:

    Del Toro, nos tiene acostumbrado a este tipo de filmes, me recuerda mucho el Laberinto del Fauno, ambienatda tambien en tiempos de guerra, este filme puede llevarse el oscar a mejro director.

    • cam dijo:

      esto no tiene nada que ver con el laberinto del fauno, desde la primera escena ya sabes que el bicho y la chiquita van a terminar juntos, los malos son malos por serlo y los buenos son buenos, porque si, por otra parte en el laberinto del fauno, en medio de la guerra civil española, este oficial trata de mantener su familia, guiado por la convicción de que esta defendiendo una causa justa, el fauno en uno que otro momento mantiene una moralidad que siembra dudas, y el final de la la película es lo mejor (sin Spoilers para los que no han tenido el placer). nada que ver. saludos

  • camarero dijo:

    le tengo mis reservas, porque de niño había una que se llamaba “el monstruo de la laguna negra” y era de un bicho que vivía en el agua y se enamoraba de una chica y para colmo se parece mucho a este que está en una bañadera… el que tenga internet, que busque en google esa película que menciono y verá el parecido formal… de todos modos voy a verla -no como la la land, a la que le di cuatro malas- aunque me parece que es no es una subida en el cine de guillermo del toro…

    • Nicanor FCB dijo:

      la la land….no pude seguir despues de 4 minutos. que decepcion.

  • F7S dijo:

    concuerdo con que la película es sencilla, por lo que la hace apta para todas las edades, supongo. Aunque realmente me gustó, y desde las diferentes pespectivas o críticas realizadas puedo crear mi propio criterio, es genial confrontar criterios y poder llegar a observar lo que a simplevista no se ve. concuero con el periodista cuando expone que es una pelicula que por muy sencilla que simule lleva mensajes a trasfondo. De la banda sonora me voy un tanto mas a la idea de cam con respecto a que en ocasiones no dice o cuenta nada, pero de que esta bien ubicada a tonos perceptibles o no esto le da un sentido, además, la banda sonora no hace una película aunque si le da sentido y firmeza a lo que se esta viendo. Pero en lo que estoy en total desacuerdo es en la linealidad aburrida

  • respetuosa dijo:

    Me parece que el estereotipo que el periodista cita como correspondiente a los años 60 estadounidenses, lo son más bien de los 50. Cuando de caracterizaciones generales se trata, los 60 son los años de la llamada “contracultura”.

  • yadira dijo:

    La pelicula me parece interesante y vale la pena darle una oportunidad al amor en cualquiera de sus manifestaciones ,segun mi apreciacion.

  • gretter dijo:

    The Shape of Water : el mounstruo y la doncella

    Aunque Hellboy y Pacific Rim no estén entre los mejores títulos de Guillermo del Toro, el director es a mi consideración uno de los imprescindibles en la rama fantástica.
    Su carrera, iniciada en el 1985 con Doña Lupe seguida por la peculiar Cronos demostraba que estábamos ante un cineasta que sin dudas daría de qué hablar.
    The Shape of Water su última película debería ser la cúspide de su carrera, sin embargo a pesar de los múltiples galardones que ha obtenido siento que se aleja del mejor del Toro.
    Elisa es una joven muda que trabaja como conserje en un laboratorio en 1963, en plena Guerra Fría, donde se enamorará de un hombre anfibio que se encuentra ahí recluido.
    Un cuento, una historia de ensueño con un exagerado trasfondo político, quizás por ello los críticos y la prensa la adoren
    El guión escrito por el propio del Toro narra la típica relación entre dos marginados , los cuáles se enamoran, a su alrededor varias subtramas vinculadas al racismo , la homosexualidad y la guerra entre dos grandes potencias.
    Viendo The Shape of Water no sentí la mano del responsable de Mimic , ni del Espinazo del diablo , más bien se acerca al Laberinto del Fauno, eso sí , se queda por debajo.
    Un trabajo poético , de un lirismo extremo , incluso musical , una película con más virtudes estéticas y técnicas que argumentales.
    Ganadora del León de Oro en Venecia, en el top de las 10 mejores del año por American Film Institute, mejor dirección en los Globos de Oro y Critics Choice Awards, con grandes posibilidades al Oscar , es de esas películas que provocan una furia publicitaria inexplicable.
    La dirección artística y la fotografía , al igual que en su anterior trabajo La cumbre escarlata , título que pasó sin pena ni gloria y que merecía más reconocimientos son impecables
    La música corre a cargo de ese excelente compositor que es Alexandre Desplat , quizás este sea el premio más merecido.
    Sally Hawkins, ejecuta su personaje con decoro, delicadeza y entrega , Doug Jones , al igual que Andy Serkis en El planeta de los simios es quién se lleva la peor parte.
    Veremos a Michael Shannon de villano, papel que le queda como anillo al dedo y a Octavia Spencer en otra de sus ya conocidas intervenciones.
    Quizás si Trump no fuera el presidente, si del Toro no fuera mexicano, The Shape of Water no se considerara la película del año , pero tristemente todo en ella responde más a un propósito mediático que a deseos de trascender como una buena película son sello de autor

    • Ariel dijo:

      Pues amiga, yo sí creo que es un buen cine de autor, y en concordancia con las cosas de del Toro. El buen cine no siempre tiene que ser profundo y con un argumento a lo Von Trier, a veces en tanta sencillez está lo bello. Lo de exagerado trasfondo político lo pongo en duda. Aquí no hay una sola referencia explícita, y como dice el escrito, todo va quedando a nuestra interpretación. Además, un poco de cuidado, que uno no puede pretender tener la verdad absoluta cuando escribe mal la palabra monstruo y apenas pone bien una coma. Saludos.

    • pillina dijo:

      gracias, gretter, preferiría leer críticas tuyas en las páginas de cubadebate, acertada, profunda, inteligente. no prestes oídos a comentarios soeces, eso es Invidia

  • Cinéfilo dijo:

    Wow, a mí me encantó esta película, por lo que dice, pero más por lo que no dice directamente pero deja intuir. Para los que no entienden la música, realmente está espectacular, y aunque es verdad que la historia es casi lo mismo de siempre, esta vez el director se las arregla para hacerla parecer nueva. Sin entrar en debates sobre política o no, todo en la peli es muy lírico, muy bien contado. Yo sí creo que merece los premios y la atención de la crítica. yo no la había visto, pero hoy luego de leer la crítica la busqué y la terminé de un tirón. Es poetica, bella, pero también dice mucho y nos hace pensar.

  • RCAG dijo:

    Después de este artículo, tengo que verla definitivamente. Gracias Sifonte.

  • micky dijo:

    A MI MODESTAMENTE ME GUSTO MUCHO.

  • Mac dijo:

    Me gustó la peli. Es cierto que es casi un homenaje a las pelis de mosntruos de hace muchos años, hasta en la escenografía eso se nota. Los labortorias parecen sacados de aquellas películas, pero lo que esta tiene de diferente es los temas que trata por detrás de la historia entre la chica y el bicho. Me parece genial la música y las axctuaciones. Inlcuso, hay un momento en que recuerda los musicales de los años 30 y esa magia de del Toro la hace especial, porque es crítica con el sistema y en verdad se alinea a las crírticas políticas de estos tiempos, pero eso siempre lo hace con el arte primero, sin dejar de ser ua película de Guillermo del Toro. Creo que es la favorita este año para ganarlo casi todo. Saludos foristas

  • Alatiel dijo:

    Para mí una excelente película y un excelente artículo el de Yunier Javier Sifonte Díaz ¡Felicidades!

  • la especialista dijo:

    La peli, es maravillosa, el lirismo en ella está latente todo el tiempo, y si bien, quizás tiene lugares comunes, dejemos de ser culturosos e hipócritasm cuál película no las tiene en estos tiempos ya. Sin embargo, posee la virtud de haber logrado que se vean esos lugares comunes como algo nuevo y hermoso, con una fotografía espectacular, una banda sonora que sí acompaña cada instante, y es un canto romántico pero, a la vez objetivo respecto a esas diferencias. Sencillamente hay que soñar, pero conociendo de discriminación, de soledad, y de lo distinto. Para mí es la peli que merece el Oscar y, que conste, las vi ya casi todas. Como alguien dijo en su comentario, no todo tiene que ser Lars Von Trier, quien, además, tiene cosas complejas, otras desesperadas y otras francamente vomitivas. Y la realidad es que que a quién no le gusta soñar? ¿quién dijo que la belleza está reñida con la inteligencia? ¿Y lo de panfletaria?? Bueno quien afirma eso, es evidente, no entendió la película. De panfletos sí que estamos llenos, repletos a diario y, al parecer, permanecemos ciegos ante ese hecho. Es sencillamente hermosa y nada más. Te felicito Yunier Javier Sifonte Díaz, excelente crítica. Concuerdo en casi todo y eso es difícil de lograr.

  • eltranca dijo:

    Para gustos, sabores. La pelí es un caldo.

Se han publicado 20 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Yunier Javier Sifonte Díaz

Yunier Javier Sifonte Díaz

Graduado de Periodismo en la Universidad Central “Marta Abreu” de Las Villas en el año 2016. Periodista de Telecubanacán.

Vea también