Imprimir
Inicio » Especiales, Política  »

Un merecido Premio Nobel para España

| +

España sigue cayendoEspaña no tendría actualmente contrincante alguno en Europa, y solo le haría competencia en el mundo Estados Unidos, para hacerse con el Premio Nobel de “Violaciones de los Derechos Humanos”, si existiera tal categoría de distinción en ese afamado y controvertido galardón internacional.

Ni una sola calle de la nación ibérica durante 2012 y 2013 ha dejado de ser escenario de protestas masivas ante los recortes sociales, el desempleo, los desahucios y la actuación violenta de los gendarmes, ordenados por el régimen del derechista Partido Popular (PP) que lidera el presidente Mariano Rajoy.

La grave crisis económica que enfrenta España ha caído sobre las espaldas de los trabajadores y los más desposeídos, mientras que integrantes del gabinete de Rajoy y del PP, como el ex gobernante y guerrerista José María Aznar, andan de un escándalo de corrupción en otro enriqueciéndose ilícitamente.

Las represiones brutales protagonizadas por las fuerzas de seguridad contra los manifestantes, las detenciones arbitrarias, además de las denuncias de torturas, son muestras fehacientes de transgresiones flagrantes de los derechos humanos, en un país donde su ejecutivo no para de pregonar que allí impera un sistema “democrático”.

Por su parte, los grandes emporios de la prensa española como El País, El Mundo y ABC, entre otros, actúan de cómplices del ejecutivo de Rajoy, manipulando o silenciando lo que realmente está ocurriendo en ese empobrecido Estado del sur europeo.

En España hoy la tasa de desempleo supera el 26%, su deuda marcó record al llegar al 88,2 por ciento de su PIB, y los desahucios de familias de sus casas por impagos oscilan entre más de 40 mil y 75 mil, según cifras manejadas por diferentes fuentes.

Nueve personas se suicidan diariamente en esa otrora metrópoli, agobiadas por la pobreza, el paro y las expulsiones forzosas de sus viviendas, mientras reina la impunidad contra los crímenes cometidos durante el régimen franquista, sin duda alguna un referente para el gabinete ultraconservador de Rajoy.

Hasta la organización Amnistía Internacional (AI) criticó por estos días a las autoridades de Madrid por no cooperar y obstaculizar investigaciones referidas a los asesinatos perpetrados durante la guerra civil española por el dictador Francisco Franco.

Similar reproche le hizo AI al gobierno de Rajoy con los desahucios practicados diariamente contra sus compatriotas, que han llegado hasta tal límite, que se intentó cobrarle a un niño de 5 años una deuda de 22 mil 600 dólares (unos 17 mil euros) dejada por su padre, luego que este último decidió quitarse la vida.

La historia de ese niño de la norteña comunidad de Galicia es aún más dramática, si a ello se agrega que su madre carece de recursos para enfrentar el adeudo de su cónyuge fallecido.

Recuerdo una frase que públicamente le dijo la Reina Sofía al presidente Evo Morales durante una visita suya el pasado año a La Paz: “España será pobre y Bolivia rica”.

A lo que evidentemente no se refirió la monarca fue a las constantes violaciones de los derechos humanos que desde entonces se cometen en su país, que recuerdan los brutales tiempos de Franco.

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Patricio Montesinos

Patricio Montesinos

Periodista español residente en La Paz, Bolivia. Es corresponsal de Cubadebate.

Vea también