Carlos Fazio

Artículos de Carlos Fazio

Periodista uruguayo radicado en México. Pertenece a la redacción del diario La Jornada y colabora con el semanario Brecha, de Uruguay.

Opinión  »

| +

La Jornada La tortura, y su punto límite, la desaparición, es el acto y la figura paradigmática con que el poder violento busca legitimarse e imponer su ley. En Irak y Afganistán la potencia de ocupación neocolonial, Estados Unidos, busca imponer regímenes títeres, autoritarios. Para ello, en la actual fase de guerra encubierta y contrainsurgencia se viene aplicando la tortura como método científico de interrogatorio, en flagrante violación de la Convención de Ginebra. Según un memorando oficial revelado por Newsweek, la orden secreta para transgredir esa convención fue firmada por el presidente George W. Bush en enero de 2002, »

Opinión  »

| +

Existen suficientes indicios que abonan la hipótesis de que la decisión del presidente Vicente Fox de llevar las relaciones diplomáticas con Cuba a su mínima expresión (nivel de encargados de negocios), fue una acción premeditada y combinada, en el tiempo, con el nuevo plan injerencista de la administración Bush, cuyo objetivo es "asfixiar" a la isla para provocar la caída del presidente Fidel Castro y destruir a la revolución cubana.

Opinión  »

| +

La Jornada La semana pasada, Kim Holmes, secretario asistente de Estado de Estados Unidos, dijo en Washington que la administración de Bush estaba librando una “ardua batalla” para poder “sancionar” a China y Cuba en la Comisión de Derechos Humanos (CDH) de la ONU en Ginebra, por presuntas violaciones en la materia. Cualquier observador atento de los acontecimientos internacionales sabe que Estados Unidos es el mayor violador de derechos humanos del orbe. Basta voltear a Afganistán e Irak. O a la base naval de Guantánamo, donde el gobierno de Bush mantiene en un “limbo jurídico” a centenares de prisioneros de »

Opinión  »

| +

La Jornada Urgido para su relección del voto de los cubanos anticastristas de Miami, el presidente de Estados Unidos, George W. Bush, cambia de amigos. O de mafia. Ante la decadencia de la Fundación Nacional Cubano-Americana (FNCA) -vieja socia de aventuras subversivas de varias administraciones de la Casa Blanca-, el actual jefe de la oficina oval viene potenciando, a través de su hermano Jeb Bush, gobernador de Florida, al denominado Consejo por la Libertad de Cuba (CLC), que se ubica a la derecha de las organizaciones extremistas que abogan por el empleo de la violencia para derrocar a Fidel Castro »

Opinión  »

| +

La Jornada El 29 de febrero, una operación pinza orquestada por el Pentágono, la Agencia Central de Inteligencia (CIA) y el Departamento de Estado culminó con el secuestro y derrocamiento del presidente constitucional de Haití, Jean Bertrand Aristide. La sombra de un neoduvalierismo de rostro autoritario y sangriento, bajo la tutoría de Estados Unidos, planea ahora sobre la porción más pequeña de la isla La Española. Uno de los objetivos del golpe patrocinado por Washington es crear en Haití un Centro Operativo de Avanzada (FOL, por sus siglas en inglés), complementario de las bases militares emplazadas por el Pentágono »

Guerras y terrorismo de Estado  »

| +

Son alrededor de 660 presos, entre ellos varios niños, originarios de 42 países. Están recluidos en el campo Rayos X de la base militar de Guantánamo, en Cuba. Han sido descritos como "hombres sin voz ni rostro". A dos años de su captura en Afganistán por las tropas de ocupación estadunidenses, continúan viviendo en un "limbo legal" -sin juicio, sin acusación, sin reconocimiento de derechos, sin abogado- porque la administración Bush los considera "combatientes ilegales", estatus que viola la protección que brinda la Convención de Ginebra a prisioneros de guerra.

Opinión  »

| +
Disidencia: negocio  y doble juego del Camaján

Presentación del libro "El Camaján",de Arleen Rodríguez y Lázaro Barredo.Intrigantes de palabrería barata y hueca, que repiten consignas y mentiras que le suministran sus responsables desde usinas ideológicas ubicadas en el exterior y que por su oficio de difamar y provocar reciben un cheque de una potencia extranjera y son elevados por los medios masivos bajo control monopólico a la categoría de "luchadores por la libertad", "líderes opositores" o "disidentes".

Destacadas