Imprimir
Inicio » Opinión, Medios  »

Solapar nos convierte en cómplices

| 33
Foto: EFE

Foto: EFE

Muchos preferimos vivir en nuestra burbuja y cerrar los ojos a la realidad, quedarnos en la pasividad, voltear para otro lado y guardar silencio. Esto respecto a la corrupción del gobierno y a la ineficacia de un Estado fallido. Esto en relación a la violencia sistemática y a la impunidad. Al tráfico de influencias y a la manipulación de los medios de comunicación. Preferimos quedarnos al margen de la injusticia, porque es más cómodo no involucrarse, porque involucrarse exige respeto hacia uno mismo y hacia los otros y sobre todo: honestidad, responsabilidad y entereza.

Y no estamos preparados para rifarnos el pellejo por otros, no aprendimos de solidaridad y de colectividad. Creemos ilusamente que nunca nos tocará a nosotros, que eso solo les pasa a otros: a los que están metidos en cosas.

El sistema nos ha preparado generacionalmente para agachar la cabeza y obedecer a patrones capitalistas; respondemos solamente al derecho de nuestra nariz, vamos a la universidad para convertirnos en azadones y escupir la mano de quien nos dio de comer. El sistema educativo nos prepara para estafar y tiranizar; por un cartón que muy bien podría servir como papel de baño en cualquier emergencia, o para encender el fuego para hervir los frijoles en cualquier aldea, nos creemos intocables y con el derecho a menospreciar y a asaltar a quien menos tiene. Y nos honramos en robar con el respaldo de la ley. Para eso somos profesionales, ¡Chish la mierda!

Amasamos fortunas pensando que cuando nos muramos nos las van a echar a la caja, o peor aún, creyéndonos inmortales. Entre más dinero y entre más cartones, nos vamos volviendo más imbéciles, robotizados, marionetas, acrecentando nuestra insensibilidad. Entonces creemos que vivir es tener un reloj de marca, la ropa de moda, el carro de último modelo, las amistades compradas y obedientes, contactos en las altas esferas de la sociedad, los viajes por el mundo; pregonamos nuestra falsa felicidad para que otros nos alaben, nos envidien y nos respeten. Vivimos como el capitalismo quiere: imbéciles, sin criterio propio, ruines, títeres que el estafador de turno puede manipular.

Mientras nos mantienen ocupados con un televisor que a alguien se le ocurrió que sería el anzuelo perfecto para succionar cerebros, o mientras fanfarroneamos con nuestro carro nuevo, con el armario lleno de zapatos, creyéndonos exitosos; poderosas transnacionales secan y envenenan el agua de nuestros ríos. Solo porque a alguien sin oficio se le ocurrió manipular a la masa mundial haciéndonos creer que ciertos minerales son valiosos fuera de las entrañas de la tierra. Todo tiene su hábitat natural y no debemos tocarlo, porque no nos pertenece, estamos en esta tierra solo de paso. Y solapamos esa hipótesis con nuestro silencio y no solo, también comprando esos minerales que solo pertenecen a las entrañas de la tierra. Somos cómplices del ecocidio mundial que las minerías ocasionan y del trabajo esclavo, porque bien sabemos que miles de personas alrededor del mundo siguen siendo explotadas y violentadas por el tráfico de minerales: los diamantes de sangre, son un ejemplo y los mineros que cada poco mueren soterrados.

¿En qué momento permitimos que existieran especies en peligro de extinción? Por qué no hacemos justicia y nos extinguimos nosotros como humanos, que somos los que estamos acabando con el planeta. Los gobiernos de corte neoliberal oprimen a los Pueblos Originarios, un genocidio lento de más de 500 años. Nosotros solapamos con nuestro silencio, somos cómplices. Porque a no sé a quién se le ocurrió que unas etnias por distintas entran en el rubro de personas, mientras otras pasan como animales de carga. Nunca nos preguntamos, ¿y si yo estuviera en su lugar? O simplemente saber que la diversidad nos engrandece como humanidad.

A la vuelta de la esquina, al otro lado del cerco, a media cuadra, de día y de noche, la violencia institucionalizada realiza limpiezas sociales en las periferias; niñas, niños y adolescentes amanecen asesinados y torturados, y nosotros cómodamente rascándonos la panza decimos sin parpadear: “en algo andaban.” Solapamos porque juzgamos con nuestros pre conceptos producto de un sistema patriarcal y de castas, como sociedad de mente colonizada que hace alarde de su racismo y clasismo.

Mafias poderosas de carácter internacional, infestan la sociedad en la que vivimos, están en todos lados: deportes, televisión, radio, escuela, gobierno, sistema. De reojo las vemos pasar y procuramos no hacer ruido para que no nos miren. Al margen, con las piernas temblando de miedo y cobardía, observamos cómo devastan el país, pero si hay tajada y nos comparten del festín, celebramos el asalto y acariciamos el botín. Seguimos alimentando el patriarcado que tanto daño nos hace como humanidad, porque a unos cuántos los beneficia y si nosotros estamos entre los beneficiados pues le soltamos el hilo. Lo mismo que a la impunidad.

Sigamos pensando, ingenuamente, que nosotros estamos fuera del sistema y que nuestro mundo es aparte, que nuestra burbuja es intocable, que nunca conoceremos el dolor de la injusticia, sigamos abusando de la naturaleza, sigamos siendo insensibles e inhumanos. Sigamos con nuestros pre conceptos, asaltando con nuestros títulos universitarios. Sigamos viendo de reojo, calladita la boca. Sigamos solapando con nuestro silencio y pasividad, sigamos siendo cómplices de sistemas patriarcales, injustos, corruptos, manipuladores y opresores.

Y como decimos en Guatemala, sigamos así, que chulos nos miramos.

Se han publicado 33 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Killing me softly dijo:

    De cuál país hablan?? No me queda claro en el artículo.

    • reynerio dijo:

      Killing me sogtly ¿Dónde tu vives? ¿En la luna? Ha retratado la sociedad actual. Como decía un viejo amigo: Tin tiene Tin vale; Tin no tiene no vale ni timbales. La moda: tener para ser; no ser para tener.

  • Ramón Noa Vázquez dijo:

    Yeah, you got softly killed by Ilka’s words, se trata de cualquier país donde existen esas condiciones de la que habla la poeta. Es más, el mundo es ese país. Un muy buen análisis de conciencia

  • Maria dijo:

    Pues sí que eres guerrera IIka Olivia, te felicito. Esa sorda rabia contra los que callan y se convierten en cómplices de lo mal hecho,también me alcanza muchas veces.Los más debiéramos luchar por el mundo en que vivimos ,para que los menos no se encuentren a sus anchas destruyéndolo todo.

  • likos dijo:

    El 41% de la poblacion de Guatemala se considera indigena y un 41.5 mestizo(liga de indigena y espa;ol) por lo que su poder de voto es inmenso. Porq no eligen un gobierno y representantes q realmente los representen? el analfabetismo politico, las luchas internas acaban on esos paises y los dividen a los explotados en grupos se odian entre si.

  • Carlos Manuel dijo:

    Bueno, esta señora es Guatemalteca y vive en los EEUU. Todo parece indicar que habla de Guatemala.

  • Radical dijo:

    Con el mayor respeto q se merece la poeta, no la entiendo!!! y perdone si en algo se sienta ofendida.

  • sem dijo:

    Muy buen artículo, mucha verdad en pocas palabras, por supuesto que se refiere a la sociedades capitalistas donde hay un aparente nivel de vida mejor, basado en eso mismo: la pacotilla y el sobreconsumo, a costa de la destrucción del medioambiente, la dichosa economía de mercado , la obsolescencia programada, la superficialidad, las diferencias sociales y otros males como el consumo de drogas, las supuestas libertades y hasta la libertad de poseer armas que matan, los medios de difusión masiva y la política en función del mercado. La humanidad destruye el Planeta y se destruye a sí misma, acaba con el agua, acaba con los ecosistemas y lo más triste la mayoría de los humanos aún no ha tomado conciencia de todo lo que esto implica para las presentes y futuras generaciones. Si nuestro José Martí viviera que escribiría al respecto, nuestro Fidel alertó sobre todos esos males del Sistema Capitalista.
    Pero ser indolentes ante lo que pasa a nuestro alrededor es un mal que afecta también al Socialismo, nadie se quiere buscar problemas con el que está haciendo algo mal hecho, ni con el jefe y en eso hay que trabajar, en fomentar valores como: la honestidad, la valentía, la justicia, el sentido de pertenencia, el patriotismo. Debemos ser críticos ante lo mal hecho, empezando por los medios y llevándolo a cada centro de trabajo, en el Poder Popular, en cada lugar donde veamos que se viola lo establecido y se atenta contra la disciplina, donde se trabaja mal y se atiende mal a las personas, donde hay corrupción o donde se abusa del cargo. Debemos abrir los ojos y ver lo que pasa a nuestro alrededor, debemos hacer más por una sociedad mejor y por formar a un ciudadano mejor, nuestro país tiene todas las condiciones para hacerlo.

    • yoe dijo:

      Estoy de acuerdo contigo, nuestro pais tiene tantas condiciones, y es muy cierto q la indolencia esta en todas partes, pienso q no es q no duelan las cosas malas q sucedan, por ejemplo a mi me duele mucho cuando veo como se han perdido cosas y valores q antes resaltaban en el cubano, y me pregunto ¿ q puedo hacer? nada porq siempre pensamos q debe haber alguien al q le corresponda hacer antes q uno, y aveces tratamos de hacer algo y salimos mas perjudicados, entonces nos damos por vencidos y decidimos esperar y en esa espera se nos va la vida.

      • cubaneando.cubava.cu dijo:

        sobre estos temas y raices los motivos las realdiades que nos trajeron hasta aquí no se debate lo necesario… quizas sea porque entre aquellas habiten muchas culpas que no quieren caer ni dejarse ver!!!??? en mi opnión la desinformación, los bajos salarios, la dedomania… son algunos de las verdades que prefieren permanecer ocultos…
        quizas sea el momento de hablar de nuestros medios y como influye su realdiad en la realidad de la sociedad, como y cuanto influye la corrupción y la coexistencia de algunos intocables en la construcción de esta triste realdiad..

    • Cambio dijo:

      Sam, en serio hablas solo del capitalismo?, siempre es mejor mirar la paja en el ojo ajeno, si lees bien el artículo notarás que se aplica perfectamente a la forma de vida actual de cualquier país, y Cuba, no escapa de ella, no seas ingenuo, todooooo el artículo puede incluir a Cuba perfectamente, y claro está a cualquier sistema capitalista.

      Saludos.

      • Eduardo González S. dijo:

        CAMBIO, AL PARECER USTED PASÓ MUY RÁPIDO POR EL TEXTO DE SAM PUES PRECISAMENTE ÉL DICE QUE ES UN MAL TAMBIÉN DEL SOCIALISMO. LA PERIODISTA ATACA LA DESIDIA, COSA PRESENTE DONDEQUIERA.

    • armando lio dijo:

      Sem:
      Muy importante lo que dice usted en el segundo párrafo; coincido plenamente con su apreciación.

  • Con criterio propio dijo:

    De cualquier país donde ocurran esas cosas. Al principio tenía un sabor amargo en la loctura hasta que me percaté que la escritora es guatemalteca y vive en USA. Lo mismo se refiere a la reciente muerte de las niñas en el reclusorio porque las puertas no fueron abiertas y las dejaron morir quemadas y asfixiadas, como del racismo y la xenofobia en cualquier lugar del mundo.

  • Jorge dijo:

    Yo hasta pense que hablaba de Cuba…….

    • MariaRegla dijo:

      pues Jorge, … el sayón casi nos sirve. Saludos

  • José García Álvarez dijo:

    Tiene toda la razon la compañera ,el mundo entero sufre el mal de la corrupción y de otros males que van encontra de la misma humanidad que sustenta dichos males ,porque como ella dice los que estan bajo esa sombra piensan que estaran libre de caer y tambien los que no hacemos o luchamos contra dichos males. Pero pasa algo el que intente luchar contra estos males tiene que hacerlo a sabiendas de que se expone al peligro de que lo desaparezcan fisicamente o que lo aparten del cargo por molestarle a cualquier currupto con poder ,pues a estos señores les es necesario estar sin estorbos a sus cuatros lados para hacer y desacer a su antojo.

  • BP dijo:

    No se refiere exactamente a un país pero sí ha realizado un análisis perfecto de la sociedad en general, para mí es un excelente artículo.

  • Aracelys dijo:

    Impresionante artículo, comparto cada letra IIKa, esa ceguera oportunista y cómoda que asumismo ante los desastres que vive el mundo, los errores y maltratos que pululan a la vuelta de la esquina, esa complicidad, como bien dices, con todo lo que creemos que no nos daña y que nos pasará factura más temprano que tarde ha convertido la insensibilidad, la inercia y la apatía en reina de la sociedad. Pero aún hay esperanzas, ahí está tu voz clamando por un cambio, aún somos muchos los que padecemos de una terquedad que de multiplicarse puede salvarnos…

  • Rossoneri dijo:

    De momento pensé hablaban de nuestro país, sobre todo el primer párrafo, pero no, es en Guatemala, o en Chipre?
    Saludos

  • Cubanito dijo:

    Todos somos complices en cualquier parte del planeta

  • agua por todas partes dijo:

    Ambiguedad…

  • WILMER dijo:

    ¿QUIEN HA FIRMADO EL PACTO DE HABLAR EN VOZ BAJA?…SOLAPAR ES A COMPLICIDAD COMO CALLAR ES A OTORGAR…¿ EL MUNDO ESTA DISEÑADO AL ANTOJO DE LA CLASE DOMINANTE?…EL CAMBIO ES UNA ACTITUD PERSONAL Y EMPIEZA CUANDO TU LO DECIDAS….VIVE CON COHERENCIA ENTRE LO QUE PIENSAS, DICES Y HACES …EL MUNDO ESTA LLENO DE IDEAS LIBERTARIAS, DE RESISTENCIA…SI NO LAS ENCUENTRAS, SE UNO DE ELLOS EN TU PROPIA VIDA…MI PATIRA ES LA HUMANIDAD…

  • Radical dijo:

    Sin embargo la poeta es guatemalteca…… pero cruzó la frontera hacia los EEUU. Será q desde allí encuentra el mejor lugar para ganar su salario?….de veras sigo sin comprenderla, noto una gran contradicción en sus palabras con su manera de actuar. Todavía si fuera escrito por un nacionalista norteamericano…….
    Pero es q precisamente quien solapa o calla es igual a quien huye y más sabiendo q gracias a monopolios de la nueva tierra q pisa, sabiendo q son los principales causantes de todos los males sociales q critica. Creo q en su caso, mejor calle o escriba sobre otros asuntos, pues desde fuera es más fácil, no?…….ojo…..el artículo es bueno!!…….pero no vinviendo de las manos q lo escriben

    • Revenge dijo:

      Ud. me ha dejado sin necesidad de comentar. Gracias!

  • cadillac dijo:

    mucho de ese articulo se aplica perfectamente a nuestro pais…duela a quien duela, pero es la dura verdad. Me gustaria que esta escritora escritora estuviera en Guatemala, de frente a los problemas que aqueja a su pais y no en el mismo imperio.

  • fusil contra fusil dijo:

    Este artículo tiene un antecedente hace muchos años. Recomiendo escuchar la canción “Los demás”, del argentino Alberto Cortés.

  • msol dijo:

    Con todo respeto le cae bien el indicativo a Radical y hace gala del mismo , recordar que nuestro apóstol viajó a varios países y eso no cambió sus ideas, vivió en el mostruo y desde allí hizo proezas que no ghubiese podido hacer desde aqui , donde fuú condenado , vejado , deportado, maltratado, etc, etc…El reinicicio de nuestra rebeldia a la gerra lo hizo un grupo de hombres agerridos encabezados por Fidel desde México para hacer la proeza del Gramma; el mundo está lleno de historias hermosas que no pueden hacerse desde dentro por lo mismo que escribe IIKa, acaso no nos pasa lo mismo, quien no se siente impotente ante el despilfarro, las imposisiones, la prepotencia , la burocracia y el abuso de algunos con poder?”, donde quejarte y que haya respuestas y acciones?..nuestro sistema es casi perfecto en teoría pero no se aplica, no tienen el apoyo necesario quienes no respresentan en el primer eslabón , quien los apoya y reprime los malos actos de las empresas y organísmos que no responden, mienten o les niegan una entrevista ?, quien es el encargado de hacer justicia ante esto ? , donde esta el poder de los delegados que se sufren repitiendo en cada asamblea el mismo estribillo…?. Maravillo lo de Ilka y “el sayo” es elástico !!

Se han publicado 33 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Ilka Oliva Corado

Ilka Oliva Corado

Guatemalteca, vive en Estados Unidos. Cruzó la frontera como indocumentada por el desierto de Sonora-Arizona y trabaja en los mil oficios. Es poeta y escritora.

Vea también