Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

Carta abierta a Cristina Fernández de Kirchner

| 10 |
Cristina Fernández de Kirchner presentó su candidatura por la provincia de Buenos Aires para las elecciones del Senado. Foto: Página 12.

Cristina Fernández de Kirchner presentó su candidatura por la provincia de Buenos Aires para las elecciones del Senado. Foto: Página 12.

El día que estuviste en Arsenal, mientras hablabas a las multitudes, yo conducía por las calles de Chicago, estaba en el trabajo y mi empleadora me había enviado a hacer un mandado, le puse los audífonos al teléfono celular y escuché vía Facebook tu reivindicación política; me tuve que estacionar de emergencia cuando presentaste al joven boliviano que trabajaba en el corte de verduras; lloré como niña, sentí que con él nombrabas a todos los jornaleros de todos los tiempos. En su mirada de inmigrante se reflejaba la añoranza de miles, también la mía.

Solo los inmigrantes sabemos lo que es vivir en casa ajena. Y ni te digo de los indocumentados, llevo 14 años viviendo sin documentos en Estados Unidos y trabajando en los mil oficios. Lo que me quebró fue verte a vos, junto a él, de igual a igual, nombrándolo, como ser humano, como ente de cambio, y vos ahí con un proyecto de gobierno y de sociedad que trate a todos por igual con los mismos derechos y oportunidades de desarrollo, ese fue un acto de consecuencia política y humana.

Quise escribir sobre tu pronunciamiento en Arsenal pero no lo hice hasta el viernes 23 de junio, y el texto se titula “Cristina y su terquedad de yegua”, yo quería contar que en mi pueblo natal, ser yegua es una honra y con eso honrarte a vos. Nunca imaginé el alcance que tendrían esas letras, he recibido cientos de mensajes de lectores argentinos, que te aman, y que agradecen ese texto. Entre quienes me escribieron me dijo alguien que podría hacer llegar a tus manos algún mensaje que quisiera enviarte. Bueno, vos no me conocés pero no acepto trato preferencial, no sería justo, entonces decidí escribirte estas líneas y que lleguen a vos cuando tengan que llegar, porque estoy segura que llegarán a su destino.

Nací en Guatemala, en el departamento de Jutiapa, en el municipio de Comapa, en el oriente, y crecí en un arrabal, vendiendo helados en el mercado, un arrabal al que yo defino como mi gran amor, porque le dio raíces profundas a mi vida y es la médula espinal de mi visión política, se llama Ciudad Peronia.

¿Qué tiene que ver una guatemalteca viviendo en Estados Unidos con la política argentina? Bueno, la Patria Grande es una sola, sin fronteras, y gracias a vos y a Evita yo me siento argentina y sé que un día, más temprano que tarde iré a caminar por las calles empolvadas de la Suramérica que tanto amo.

Quiero decirte que como miles de mujeres en Latinoamérica y el mundo, me siento honrada de estar viviendo este tiempo y ser contemporánea a la era de una mujer que reescribió la historia de Argentina y de la mujer en la política latinoamericana. Con todos los honores deberías estar descansando, pero has decidido seguir por el camino más empinado, como siempre, apostándole a la adversidad para lograr de nuevo, abrazar las utopías y convertirlas en sonrisas y alegrías en los rostros de los más golpeados de las clases sociales.

Te escribo estas letras, con admiración y agradecimiento, sos uno de mis grandes amores, porque me hacés soñar con un mundo más humano, en el que todos sin distinción seamos vistos como iguales.

No creo que la vida me dé la oportunidad de conocerte en persona, pero por lo menos estoy segura que estas letras van a llegar a vos, y sentí con ellas el amor, el agradecimiento, la admiración y la convicción de millones de personas alrededor del mundo, que te amamos. Porque a personas como vos se les ama con toda el alma y es natural porque amor con amor se paga.

Te vamos a volver a ver de presidenta de Argentina, y retumbarán los mares, y los ocasos color flor de fuego destilarán poesía, y vamos a celebrar de nuevo los días felices. Porque volverán, volverán. Y tu nombre, que ya está escrito en la historia, pasará de boca en boca, de generación en generación, como un mito y una proeza de una mujer que se atrevió a hacer patria.

Para lo que ordenés aquí estoy, mi presidenta hermosa.

Se han publicado 10 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Antonio rodriguez dijo:

    Comparto tu opinión, felicidades y que viva la patria grande!!

  • Juliana dijo:

    Como Argentina amo tus palabras y amo a CFK porque es una mujer noble y valiente. Como siempre les digo a mis amigos, un día mis nietos me van a preguntar por Cristina como yo le pregunte a mi abuela por Evita. Ojalá ella pueda leerte. Yegua es un halago!!!! Es la yegua hembra más justa de nuestros tiempos. Dios la proteja para que elija bien a sus compañeros. Volverá y será millones. Amén.

  • Inye dijo:

    Yo diría… una carta abierta… y conmovedora, me caló en el alma, en mi alma latinoamericana. !Gracias! y !Felicidades!

  • Isabel dijo:

    Esas son las mujeres que necesita la Patria Grande, Latinoámerica y espero que el pueblo de Argentina vuelva en si, porque cuando único respiraron alegrías, fue en el gobierno de los Kirchner.

  • humano dijo:

    Contento estoy porque Cristina no se haya bajado de la ola.

    Saludos.

  • José Perea dijo:

    Como Argentino siento vergüenza del Gobierno de Macri…
    Cristina vuelve!
    Peronismo, Patria o Muerte!

  • osvaldo dijo:

    La era esta pariendo un corazón, no puede mas se muere de dolor hay que acudir corriendo pues se cae el porvenir….(ilka) en cualquier parte del mundo… en cualquier selva del mundo…en cualquier tierra… me acojo a esta carta una porque identifica el amor a nuestros presidentes a los d ela patria grande…a esos que quedaran por siempre en la memoria del pueblo esos… que calan hondo…que sienten contigo que sufren la desdicha de su pueblo y no del suyo sino de cualquier pueblo… si alguien no cree en eso…preguntele a un cubano si no lloró mas de mil veces cuando pasó nuestro comandante en jefe a la otra vida… no por miedo… no por temor… no que va… ya estamos curtidos con las dificultades pa sentir eso a esta hora… sino por el amor por el agradecimeinto… por el dolor… de un ser extraordinaria irse… es bonito ver esto…a veces me pregunto porque las personas no se seintan a pensar y a sacar las conclusiones… porque el ser humano se deja una y otra ves volver a lo mismo… pero bueno volviendo al tema… me uno a esto y como la cancion decimos los agradecidos te acompañan!!! hombre como esos son los de la estirpe de Fidel así sin grados…sin culto… solo su nombre…Chavez… Evo…Rafael Correa… Lula… Cristina… Maduro… Dilma… con la mano en el corazó no porque son los de la mano reaccionaria… no es por el tamaño de ser humano…el gran corazón…los que son capaces de soñar un mundo mejor donde todos estemos en paz seamos de fiestas…esos sepanlo todos… son los que van a quedar en el corazón de todo hombre de buen corazón….salu2

  • El moro dijo:

    Me encanto la carta a Cristina que escribiste, ojala llegue a los corazones de los argentinos y elijan a la que nunca debio salir de la direccion de ese pais.

  • Bárbaro dijo:

    Yegua es la hembra del caballo y aquí hubo, hay y habrá uno por siempre y en América hubo, hay y habrá una sola yegua y esa es nuestra Cristina con el corazón en el centro del pecho y la saya bien puesta donde va como las grandes de este mundo, como nuestras: Mariana, Rosario García, Celia, Vilma, Tania y tantas otras que lo dieron todo por un mundo mejor. Felicidades a Ilka por regalarnos esta hermosa y conmovedora carta que es no solo para la Yegua si no para todos lo que amamos la libertad y la paz.

  • Yusdel dijo:

    Hermoso mensaje a Cristina. Pareciera que la gran Fernández de Kirchner, tuvo un sueño con Chávez, con Fidel, o con el mismísimo Kirchner convidándola a no abandonar la lucha, a seguir luchando por la Argentina, y la América toda. Definitivamente los revolucionarios no tienen derecho a abandonar, por eso es que cuando se van físicamente, la muerte no es verdad, porque han cumplido bien, la obra de la vida.

Se han publicado 10 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Ilka Oliva Corado

Ilka Oliva Corado

Guatemalteca, vive en Estados Unidos. Cruzó la frontera como indocumentada por el desierto de Sonora-Arizona y trabaja en los mil oficios. Es poeta y escritora.

Vea también