Imprimir
Inicio » Opinión, Medios  »

Otro huracán, otra lección, otro modelo

| 16

prensa-en-maisi

Desde que el huracán Matthew asomó en el horizonte caribeño, la prensa cubana desplegó artes de información que parece reservar para ocasiones muy especiales. Con profesionalidad y diligencia, reportó minuto a minuto sobre la nueva amenaza y las medidas de preparación primero, y luego, de la catástrofe en Baracoa y en otras localidades del extremo oriental de Cuba y de las labores de recuperación.

Los medios de comunicación suelen motorizarse ante desastres naturales. Es cierto. Pero esta vez, percibí en los espacios informativos de la televisión, la radio, los periódicos y la web un toque de resolución y competencia inusuales. El prurito profesional y el compromiso social se acentuaron ante las malas intenciones previsibles en un huracán de alta intensidad; mas no creo que sean los únicos motivos.

La capacidad periodística para maniobrar ante Matthew e informar con precisión e inmediatez me recordó el éxito con que la prensa reportó otros sucesos del pasado, de alta sensibilidad política incluso. Aquellas coberturas hicieron historia probablemente porque no esperaron –era imposible hacerlo- por orientaciones rígidamente centralizadas. En gestión editorial, la eficacia de las decisiones es inversamente proporcional a su grado de centralización.

Los periodistas salieron a buscar y comunicar la noticia. Una vez más, demostraron que saben hacerlo. La revista televisiva especial conducida convincentemente por Cristina Escobar y Lázaro Manuel Alonso, bien articulada a los telecentros locales y al Centro de Pronósticos del Instituto de Meteorología, tuvo expresiones similares en la radio. Las radioemisoras provinciales y municipales improvisaron soluciones ingeniosas para esquivar fallas en la conexión con el resto del mundo. En la red de redes el seguimiento certero del huracán propició en Cubadebate récords de accesos en un día. La mejor evidencia de la creatividad y rigor de los periódicos fue la diversidad de productos informativos junto a los partes, imprescindibles, de los meteorólogos y de la Defensa Civil.

La vida, resistente a planificaciones inflexibles, puso a prueba a la prensa con un giro imprevisto. Cuando Matthew parecía suficientemente alejado de las costas cubanas y habían cesado los comunicados especiales del Centro de Pronósticos, en internet aparecieron previsiones y mapas de expertos extranjeros sobre un posible retorno del maldecido huracán. No todos los medios reaccionaron con igual diligencia, pero el Doctor José Rubiera volvió ante las cámaras a descartar la solidez científica de las nuevas predicciones e inyectar tranquilidad a sus compatriotas. Por suerte, la vida, o la atmósfera, le dieron la razón.

Este epílogo meteorológico de Matthew confirmó el enlace de la sociedad cubana a las vías globales de comunicación. La información llega también desde emisores asentados allende las fronteras nacionales. Reconocerlo es una condición clave a la hora de articular estrategias y acciones de comunicación, como ocurrió esta vez, y como es necesario siempre, aunque –a juzgar por otros eventos- todavía no parecen entenderlo o aceptarlo algunos actores sociales y funcionarios del gobierno.

La autonomía para actuar fue probablemente una condición que permitió la fusión eficaz de la prensa a la estrategia nacional de enfrentamiento al huracán. No podría ser de otra forma en circunstancias en que cayeron las líneas telefónicas y de electricidad, se bloquearon carreteras, desaparecieron puentes y se desmoronaron cientos de edificaciones.

Los medios de comunicación procedieron según la norma del Consejo de Defensa Nacional: la máxima autoridad teje centralmente los objetivos y claves de preparación, que luego ejecuta cada eslabón y territorio con responsabilidad proporcional a su autonomía.

En la estrategia para proteger bienes y sobre todo vidas humanas, el sistema de información y comunicación volvió a funcionar como eje esencial para avisos, orientaciones y reportes. A ciegas o entre brumas es imposible prever y tomar decisiones acertadas. En la fase de recuperación, la prensa aportó los primeros datos para identificar daños, abrumadores en Baracoa, Maisí, Imías y San Antonio del Sur, los municipios más castigados de la provincia de Guantánamo. Una vez conocidas las pérdidas, el país pudo movilizar ayudas y recursos.

La experiencia mediática más reciente confirmó virtudes frente al vendaval y frente al modelo de prensa dominante en Cuba, regido tradicionalmente por un método o estilo de administrar la información, cuya ineficacia y agotamiento argumentó Julio García Luis en el libro “Revolución, socialismo, periodismo”.

¿Tenemos entonces una alternativa, si de construir un nuevo modelo de prensa se trata? No lo creo. La labor y las vivencias ante un huracán siempre serán excepcionales. Pero prueban métodos y desarrollan prácticas que sirven de referencia. Se suman a otros registros de la historia, en Cuba y el extranjero, al intenso debate que desde hace años mantienen los periodistas cubanos, con puntos de vistas no siempre coincidentes, y a propuestas académicas más elaboradas, como la de García Luis.

Señales singulares que merecen ser observadas también en la búsqueda de un modelo de prensa son los proyectos que se abren paso en el país o los métodos innovadores que toman vuelo intuitivamente en algún rincón de la geografía.

En uno de los municipios arrasados, Imías, los periodistas de la emisora local, Radio Playita, no flaquearon ante los rugidos de Matthew. Con una bocina ante la puerta y el apoyo de un grupo electrógeno, mantuvieron informado al pueblo hasta el último minuto. Están habituados a trabajar en condiciones adversas. Periódicamente, suben lomas en cualquier camión de carga para pulsar la vida comunitaria menos conocida. Los protagonistas de los reportajes son la misma gente humilde que llama en otro momento a la redacción para participar en un programa de perfil picante. Con los mejores recursos de la comunicación –la síntesis combinada con la ironía, típica de la cultura popular y casi proscrita de la prensa cubana del presente-, La esquina del pica-pica juzga y da seguimiento –otro mérito- a conflictos e insatisfacciones sociales, hasta obtener respuesta pública.

Las autoridades del territorio no le pierden pie ni pisada. “La prensa es una herramienta para gobernar”, fue la opinión de otro joven, en un alto cargo del municipio, cuando le pregunté hace un tiempo por Radio Playita.

Otros medios preparan proyectos para una renovación integral de la gestión editorial y de su actividad económica, como el periódico Cinco de Septiembre, de Cienfuegos, y Cubadebate. También estudian alternativas los diarios Granma y Juventud Rebelde, el periódico Invasor, de Ciego de Ávila, y Radio Rebelde, entre otras emisoras y publicaciones. La Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana ha sumado investigaciones donde converge el pensamiento de generaciones jóvenes, de profesores y de profesionales de experiencia. La Unión de Periodistas de Cuba (UPEC) también hizo una contribución: una comisión de expertos propuso claves para un nuevo modelo de la gestión económica y editorial en la prensa.

Las iniciativas expresan la necesidad públicamente reconocida de ganar eficiencia en el sistema de información y comunicación. Pero constituyen también una reacción ante las transformaciones profundas que tienen lugar en la sociedad cubana y en el entorno mediático global. La actualización del modelo económico y social, que es de hecho una renovación del modelo cubano de socialismo, demanda forzosamente otra manera de concebir y hacer periodismo.

Los documentos programáticos aprobados en el VII Congreso del Partido Comunista de Cuba dan un paso avanzado cuando le confieren a la comunicación valor estratégico para el desarrollo. Pero es un postulado tan general como la visión de que es necesario perfeccionarla. Pese a estudios, proyectos y debates, todavía no percibo consenso claro en la sociedad acerca de cuál es el modelo de prensa que requiere el socialismo cubano.

La indefinición retarda, a mi juicio, la transformación del sistema de comunicación y esta tardanza obstaculiza, a su vez, el perfeccionamiento de la economía y de la sociedad. Como mismo mostró su valía a la hora de organizar la acción frente a un huracán, la información oportuna, dinámica y veraz tiene una misión estratégica para implementar cada lineamiento y medida en la actualización del modelo económico y social.

Algunos cambios de la actividad económica han tropezado y se han dilatado después de legislados por carecer de información precisa los responsables de su ejecución: trabajadores y directivos de empresas estatales, de cooperativas, del sector privado, los consumidores y la sociedad en general.

Si la información demora, demora la construcción de una nueva realidad social.

Los medios de prensa tienen la misión de actuar, además, como cauce de las corrientes de opinión. Cuando lo hacen, permiten catar reacciones sociales ante las vueltas de la vida y ante cada medida, reajustar decisiones gubernamentales, dialogar. Garantizan una participación social definida como meta y rasgo singular de la democracia socialista cubana. Tienen, en suma, la función de “legitimar política y éticamente el sistema social”, recuerda García Luis. “Un sistema político socialista que no genere un sistema de prensa legítimo –agrega-, a la larga no podrá a su vez ser legitimado por este y se enfrentara a un peligro de crisis”.

Quizás por su gradualidad, quizás por la estabilidad política conseguida por la Revolución, creo que los cambios en marcha en Cuba no son aquilatados en toda su dimensión, aunque son profundos y –confío- tendrán impacto creciente. Las transformaciones iniciadas en el modelo económico y social, que implican una diversificación de las formas de propiedad y la reinterpretación de las políticas migratorias, entre otros asuntos, coinciden con un giro radical en las relaciones con Estados Unidos y la consiguiente reorientación del enfrentamiento ideológico hacia terrenos más peligrosos para la nación cubana. Simultáneamente se modifican las redes, lenguajes y modos de comunicación en el mundo. La propiedad privada entra también en el escenario mediático nacional, con paquetes y otras opciones.

La gente busca información y productos culturales por vías novedosas que se tornan convencionales en un abrir y cerrar de ojos. Mientras, los periodistas más inquietos se proponen nuevas alternativas y modos de comunicar y algunos intentan ensayarlos.

Los cambios iniciados en ámbitos económicos y sociales se han convertido en caldo de cultivo de la renovación del sistema de comunicación y del modelo de prensa. Cambiar cánones del periodismo y de la comunicación mediática es pieza obligada para alcanzar la prosperidad y sostenibilidad a que aspira el modelo cubano de socialismo.

Se han publicado 16 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Paquita dijo:

    Ameeeeeeennnnnnnn!!!!!!!!

  • Alfredo dijo:

    El periodismo cubano debe realizarce en función de la satisfacción de las necesidades del pueblo, para ello debe haber oportunidad y veracidad, debe servir a las autoridades en la toma de decisiones importante, esclarecer o desmentir rumores, orientar a las masas, en fin es algo que no puede verse en el limbo, va directo a las mentes de las personas y por lo tanto influye sobre el ser humano en su comportamiento cotidiano. Nuestro periodismo revolucionario debe esclarecer más y quitarse el secretismo, esto no quiere decir que se convierta en la chismografía barata de la que padecen los medios capitalista, salvo excepciones. Voy a poner un ejemplo para mi entender negativo que ocurrió hacia varios días por la TV relacionados con los comentaristas deportivos del Beisbol, comenzaron a hablar de la Serie Nacional que transcurre y de los juegos que debían producirse próximamente, pero no tenían ni fecha, hora y lugar de los juegos claves que definen posiciones, al final fueron valientes y lo dijeron, pero a mi entender sino tengo esos datos es mejor no hablar de ello porque quedan como que están perdidos, así sucede en muchos otros temas, económicos, políticos, culturales, recreativos y sociales. La humanidad general va hacia la comunicación veloz con la utilización de la digitalización y las nuevas tecnología de internet, por lo que exige de nuestro periodismo más velocidad, a veces nos damos cuenta que le falta esto a los nuestros, otro ejemplo: Telesur comienza a informar sobre un acontecimiento en nuestro país lo da al detalle y nosotros nos demoramos y lo hacemos a media, y en realidad debería ser al reves. Creo es un buen artículo de Ariel.

  • VV dijo:

    No soy periodista ni mucho menos, soy ingeniera de profesión, lo que dice Ariel es muy cierto y el trabajo que aún se realiza sobre los daños del huracán Matthew lo demuestra, mi criterio es que hay que darle frescura y primicia a las noticias, hay una generación de periodistas muy buenos, jóvenes con deseos de realizar un periodismo con nuevos matices, como dice Alfredo : El periodismo cubano debe realizarce en función de la satisfacción de las necesidades del pueblo.

  • PRAG dijo:

    Quedé gratamente impresionado por la profesionalidad de los periodistas que reportaron por televisión para todo el país y el resto del mundo los desastres que causó el huracán Mattew y las acciones para la recuperación de todo lo dañado. Gente joven de aquellos territorios, que apenas conocía, llegué a identificarlo por sus nombre. Recuerdo a Yanela Gónzalez, de la tv de Guantánamo, cuando explicó como había quedado la carretera que va por toda la costa sur a traves de San Antonio del Sur, Imias, hasta Baracoa. Los felicito a todos por su excelente trabajo informativo

  • Eladio González toto dijo:

    Soy argentino en TV ví a un periodista de Canal 26, dijo que peligraba Miami, que en Haití habían muerto 300 y QUE LOS CUBANOS DECIAN no tener una víctima. Agregó con mucho énfasis….”bueno…. eso HABRÍA QUE VERLO”. El hombre es veterano, lucidísimo, capaz, fogueado en PERIODISMO CAPITALISTA que aparenta agilidad, soltura pero que en realidad difunde mentiras a sueldo ó condena a Cuba, sin hablar del bloqueo desde hace medio siglo. Ernesto Che Guevara es semidesconocido o temido en Argentina por la acción omisión de estos engendros que se llaman periodistas pero que están a siglos LUZ de la calificación que el apostol José Martí usaba para un periodista. Eladio González toto director fundador del museo Che Guevara de Buenos Aires.

  • Jorge dijo:

    Estimado Ariel:

    Coincido en casi todo con sus valoraciones. Pero como cualquier ser humano, tengo otra opinión en una de ellas. No creo que la información en la TV fuera tan “bien articulada” como Usted señala.

    Le pongo varios ejemplos:

    – Se repetían una y otra vez los mismos reportajes, incluso llegaron a anunciar algunos como recientes o nuevos, cuando eran los mismos (y hay 7 horas de diferencia entre una emisión y otra del NTV).

    – El único que realmente aportaba alguna actualización era Rubiera.

    – Por otro lado, los locutores repitieron una y otra vez que las zonas más afectadas estaban totalmente incomunicadas y había que esperar que alguien llegara allí para reportar qué pasó. Al parecer, el ICRT no tiene acceso a Cubadebate, porque este sitio estaba publicando fotos desde la propia Baracoa (la fuente: la b@racoense), una trabajadora de la radio de allá, que se dio cuenta del papel de las redes sociales. Increíblemente, ella sí tenía acceso a esas redes y los periodistas nacionales o los demás provinciales no, ni tampoco los dirigentes del territorio (como Usted bien señala, que hay que romper esquemas entre los directivos en cuanto a las redes sociales). Pero, estamos hablando de la prensa.

    – Por último, la actualización sobre el estado del tiempo era la 4ta o 5ta noticia de cada emisión del NTV. ¿Cómo le vamos a decir a la gente que tengan percepción de riesgo si nosotros priorizamos otra noticia? Y no digo que las otras no fueran importantes, pero si llevamos una semana alertando a la gente del tremendo peligro que representaba un huracán categoría 4, ¿qué hay más priorizado que explicarle al pueblo por dónde anda el huracán y qué esperar en cada territorio?

    Por eso, no coincido en su evaluación tan positiva sobre la TV y cómo desarrollaron su trabajo. Porque de eso se trata, de hacer su trabajo como lo demanda el siglo XXI.

    Que conste, quien le escribe confía en la prensa cubana, porque es veraz, pero a veces le falta ser oportuna y otras no prioriza lo que realmente las personas esperan sea lo priorizado. (Y esta vez se trataba de salvar vidas). Por lo demás, comparto sus valoraciones, porque a nuestra prensa revolucionaria le corresponde un papel muy importante en el perfeccionamiento de nuestro socialismo (y claro, en la difícil tarea de cambiar la mentalidad). Muchas gracias a Cubadebate por permitir eso, el debate.

    • Eduardo González S. dijo:

      Jorge: Deduzco que usted tuvo energía eléctrica todo el tiempo. Es probable que la restitución progresiva de este servicio en las diferentes regiones siempre actualizó a los que al no tenerla, no les resultan repetitivos los reportes. Y todavía hay lugares donde no se ha restablecido y esos afectados querrán ver todo eso que no pudo mientras sufría los embates del huracán. Creo que nuestra gente de las noticias se creció.

      • Jorge dijo:

        Estimado Eduardo:

        Lo que señalo sucedía desde antes de cortar la electricidad. Y además, las personas que tuvieron cortes de electricidad quieren ver un reportaje actualizado. Una cosa no riñe con la otra. Y sobre la valoración de que la TV se “creció”, coincido con Usted. El tema está en “cuánto se puede crecer”, porque de lo que se trata es que cada uno haga su trabajo a la altura que debe y en mi opinión, a nuestra TV le falta por crecer (y no siempre es por falta de recursos). Y a Usted, muchas gracias por responder. Es bueno intercambiar criterios.

  • Mangeles dijo:

    Desde mi más modesta opinión fue encomiable y muy profesional la relatoría de los dos periodistas jóvenes (que no son conductores de formación propiamente dicho) que protagonizaron la revista especial y enlazaron los pases de noticias. Cristina y Lázaro constituyeron la imagen fresca y renovadora que pide a gritos la televisión cubana, e hicieron la noticia menos acartonada, mas tangible y si se quiere, más nuestra. Los periodistas guantanameros fueron excelentes!, lamentablemente los conocimos en esta coyuntura, pero ya podemos identificarlos por sus nombres…eso dice mucho, cierto? Felicidades a todos los profesionales de la información y al equipo de técnicos que detrás de cámara salvaron baches tecnológicos, a tono con el momento y las circunstancias adversas. Y como cada generación se parece a su tiempo, es hora de cederles el espacio a ellos.

  • IVM dijo:

    Realmente leí el comentario porque es de Ariel Terrero sino ni lo leo, y en parte coincido con el aunque creo la prensa se quedo detras de otras esferas, me explico mejor se sabia que venia el Huracan si entraba por baracoa era eminente que esta se quedaba incomunicada ¿donde estaban los periodistas? en la Habana, al cabo de 2 ó 3 dias es que pasan unas imagenes desde un helicoptero de las FAR donde las camaras muestran mas a los que van dentro del helicoptero que al mismo desastre, a disculpen Boris Fuentes estaba en Guantanamo pero claro con la comision gubernamental que claro alguno tenia que ir, me llamó mucho la atencion el reporte de un periodista joven de Baracoa que reportaba bajo las rafagas de viento desde el telecentro ¿cual es el merito de Cristina comunicarse con el? eso es periodismo. sin embargo los linieros de Las Tunas se fueron a Baracoa antes de que el paso quedara interrumpido eso era lo que yo esperaba de los periodista de la Television Cubana, pero coger el merito a costa del infeliz que como decia tenia que interrumpir la comunicacion por las fuertes rafagas de viento, Ariel para mí eres el mejor en Cuba pero disculma no coincido esta vez.

  • Minardo Paneque Pérez dijo:

    Ariel, siempre con sus atinados comentarios y reflecciones, considero que todas las opiniones tienen mucha razón, claro desde sus diferentes puntos de vista, mis respetos para ellos también, considero que Cuba en general se creció, en lo que a soidaridad se refiere, eso de ver los carros de la Unión Elécica sobre planchas de ferrocarril, listos para el trabajo de recuparaciójn en las zonas afectadas, el personal listo de forma incondicional, y los mensajes que se publicaron con anterioridad en esta web, aconsejando a todos a cuidarse, dicen mucho de todos los cubanos, no tener ni una sola pérdida humana, también dice mucho de el nivel organizativo, fundamentalmente en las zonas de defensa de las diferentas localidades.
    Como soy holguinero aprovecho para felicitar a todos los periodistas de mi provincia que se distribuyeron por toda la geografía del teritorio, para hacer el trabajo preventivo, educativo, y por supuesto informativo, de todas las incidencias con respecto al huracán.

  • Tunera dijo:

    Yo si vi toda la programación especial porque Matthews amenzaba con destruirnos, afortunadamente no fue así. Felicito al Sistema Informativo de la Televisión Cubana por la cobertura ofrecida y que todavía mantiene, así como a todos los medios de difusión masiva. Nunca antes tuvimos acceso a tanta información en tiempo real durante todas las fases de la defensa civil. “Me quito el sombrero” en buen cubano por el trabajo desplegado por los compañeros de Primada Visión, los últimos dos contactos telefónicos que se sostuvieron no se oían bien por la furia del huracán y ellos continuaron allí… Durante el último contacto se podían oir como sonido de fondo varios golpes y el fuerte azote de los vientos, una persona pidiendo la calma, después supimos que el local de este telecentro perdió el techo, y aún así los compañeros continuaban informando, fue impresionante.
    Mi esposo y yo no nos acostamos hasta que Rubiera anunció que ya el ojo salía del territorio cubano hacia el mar y explicó la futura trayectoria, estábamos muy preocupados por el tiempo tan prolongado que estuvo sobre los lugares afectados. Un agradecimiento infinito para nuestro “jubilado” Especialista en Huracanes (“que tampoco sabemos quién le dio permiso para jubilarse”) Doctor José Rubiera y todos los compañeros del Centro de Pronósticos del Instituto de Meteorología.
    Nosotros sufrimos la furia del Ike en el 2008 y sabemos lo que es un huracán categoría 4, pero solo nos afectó el viento y nos desvastó, realmente es inimaginable que te azote un huracán categoría 4, lluvias intensas, las olas del mar y los ríos crecidos, todo a la vez. Es admirable que sobrevivieron todos, pienso que la clave estuvo en insistir que las personas deben refugiarse en sitios muy seguros: de mampostería y placa o en cuevas como lo hicieron los hermanos de Maisí. Yo pienso que se debe añadir que también que estos lugares deben tener las puertas y ventanas reforzadas y estar lejos de los cauces de los ríos y del embate del mar, y por supuesto tampoco puede ser una zona baja.
    A los compatriotas afectados: los tuneros tuvimos esa amarga experiencia y ya aprendimos a reforzar los techos desde que se montan y poner sacos de arena encima cuando anuncian un ciclón, a podar los árboles que pueden provocar daños a las casas y cables, a asegurar puertas y ventanas, a llenar y amarrar los tanques de agua, a proteger los equipos, la mejor ropa y los colchones, a buscar alimentos que duren, a comprar velas, pilas, a guardar agua potable, a evacuarnos a un lugar seguro… bueno muchas cosas las aprendimos de las imágenes que siempre vimos de nuestros hermanos pinareños y de nuestra propia experiencia en el 2008. Confíen en nuestra Revolución, sus dirigentes y todos nosotros, juntos saldremos adelante como otras tantas veces.
    A los que escribieron una opinión diferente a la mía solo decirles que es muy difícil realizar una revista informativa en vivo, con problemas reales de logística en los pases que se realizan (falta de electricidad, ruido en la comunicación, estrés emocional), los invito a que si nunca han tendio la experiencia de un evento de este tipo que se imagen estar en ese lugar solo 5 minutos… Los compañeros de meteorología tenían que estar constantemente analizando la situación y actualizando los modelos, y eso dependía del propio huracán, por tanto la información se daba cuando se tenía bien elaborada, por eso no podía ser como primera noticia en el NTV, no era que se menospreciara el hecho; los materiales había que repetirlos porque hay personas que se incorporan a la trasmisión, además dependía de la información que les fuera llegando.
    Lo importante es adquirir la experiencia para mejorar el trabajo futuro: garantizar el acceso a las redes sociales a mayor cantidad de personas, distribuidas de la misma forma que los radioaficionados (Felicitaciones también, es un trabajo bastaste anónimo e imprescindible cuando fallan las comunicaciones convencionales), el acceso teléfonico que garantiza Etecsa a las emisoras radiales en los territorios que van a ser afectados debe extenderse a los teléfonos móviles porque los fijos se quedan fuera de servicio muy rápido cuando azota el huracán, con ayuda sobre todo de los pinareños elaborar una pequeño manual de medidas preventivas que se pueden tomar ante la amenaza de un huracán, no me refiero a las que tiene muy bien definida la defensa civil, sino a las medidas populares empíricas como las que mencioné arriba y como a las que hace referencia la periodista en su magnífico artículo “Si una pinareña pudiera mandar en un huracán”.
    Gracias por dedicar su tiempo a leer mis opiniones.

  • Ariel Terrero dijo:

    Muchas gracias por los comentarios, coincidentes o no. Vi en estos días, aciagos para nuestra gente de Guantánamo, una profesionalidad de los colegas de múltiples medios que no puedo menos que reconocer. Los periodistas de Radio Playita, de Primada Visión, de la Voz del Toa, de Solvisión, del periódico Venceremos y de otros medios trabajaron bien, en condiciones muy adversas, sin perder la ecuanimidad y el dominio de la situación. También actuó con mucho rigor la revista de la TV nacional, que cuando reitera informaciones y reportajes en una situación extrema como la provocada por el huracán Matthew no hace más que cumplir con una norma de comunicación universal de ese medio.
    Pero una de las lecturas que más me animó esta vez fue comprobar que existen periodistas cubanos, jóvenes muchos de ellos, con capacidad para hacer un periodismo nuevo, diferente, como el que se torna cada vez más necesario y urgente, si nos estamos proponiendo hacer también un modelo de socialismo nuevo.

  • luisma dijo:

    Terrero te felicito por dos razones, en primer lugar tu siempre valiente valoraciones referidas entre otro a los que ignoran la dialéctica, estancados en el tiempo que obstaculizan nuestro proceso de desarrollo económico y social al que nos enfrascamos y que dirige sabiamente Raul, como resultado del VII congreso del partido, y en segundo lugar por éste excelente articulo y los desconocidos jóvenes periodistas que si actúan con valentía y frescura y sin miedo al lobo.

  • Alberto Gonzalez Diaz dijo:

    Un saludo cordiasl a la prensa digital:

    En el municipio Marianao de Ciudad de la Habana tenemos un Huracan a lo interno hace mas de 4años, por lo que es urgente tomar medidas y llamar la atención a las autoridades correspondientes.

    Tema: Contingencia, Gestión y Analisis del Alto riesgo Epidemiológico Existente en el Municipio de Marianao desde hace 3 años.

    Asunto: Problemática existente de fosas albañales y desechos tóxicos y contaminantes en el área correspondiente al Policlinico “Carlos J Finlay” del Municipio de Marianao.

    El asunto es de máxima prioridad por tratarse de una comunidad altamente poblada de más de 30 mil habitantes y con graves riesgos para la salud de los ciudadanos. partiendo del analisis y estudio del asunto, varios ciudadamos y vecinos de los 40 consultorios médicos de la familia pertenecientes al área de salud Policlínico Finlay expresan que durante más de 2 años se encuentran disgustados, frustrados y estresados por la situación real con que se vive a diario por la contaminación de las más de 120 fosas albañales, de desperdicios y de desechos tóxicos, además de los microvertederos callejeros, lo cual esta poniendo en grave riesgo de salud a todos los habitantes de dicha comunidad y principalmente a los niños, lo cual afecta de manera considerable la calidad de vida de todos los hogares; los moradores de dicha coomunidad expresan que ya estan cansados de explicar y de alertar a las autoridades sobre la urgente situación epidemiológica que conlleva esa problemática durante los años 2013, 2014 y 2015 y aun no se le da solución por lo que continua año traz año hasta el 2016 por lo que debemos saber para cuando sedará solución a las más de 120 fosas existentes, sin embargo los ciudadanos plantean que año traz año realizan los tramites y dejan cartas en atención a la población de dichos organismos Estatales como Salud Pública, Aguas Negras y Saneamiento Ambiental y alcantarillado por lo que el problema continua y cada dia empeora.
    La comunidad perteneciente al Policlínico Finlay en Marianao exige una respuesta de las autoridades o funcionarios correspondientes através de la prensa, la radio o la televisón donde cada directivo exprese su respuesta o solución ya que es un asunto grave y que hasta ahora no se ven soluciones teniendo en cuenta la contaminación y la proliferación de enfermedades en dicha área incluyendo Leptopirosis, Dengue y Colera.

    Atentamente

  • Juan Ernesto dijo:

    Ariel te retrataste con lo que escribiste, todo eso te cae como anillo al dedo, reflejas en lo escrito la gran frustración que almacenas ¿Cómo van y cuánto prometen tus comentarios sobre economía?

Se han publicado 16 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Ariel Terrero

Ariel Terrero

Periodista cubano, especializado en temas económico. Director del Instituto Internacional de Periodismo “José Martí”.

Vea también