Imprimir
Inicio » Opinión, Sociedad  »

Las malas palabras

| 19

Mis padres siempre me enseñaron que pronunciar malas palabras era un pecado o algo negativo. Desde que tuve uso de razón, siempre me he preguntado, ¿por qué son algunas palabras malas y otras no?

Aunque mi papá, cada vez que se ponía bravo, decía decenas de malas palabras, a mí me prohibía decirlas. Me decía: si te oigo decir una mala palabra, te quemo la boca, yo por temor, no las decía; pero sí me cuestionaba, ¿Qué quiere decir: coño, carajo, puñeta, etcétera. Yo no sé si significan algo; pero yo no lo pude saber jamás.

Eran también malas palabras, referirse a algunas partes del cuerpo, tanto del hombre, como de la mujer, también eran o son, malas palabras referirse a algunas acciones que llevan a cabo, hombres y mujeres.

Yo me preguntaba, es acaso una mala palabra decir partes del cuerpo humano como: pierna, mano, nariz, ojo, oreja, cara, desde luego que nadie consideraba estas palabras que designan partes del cuerpo humano, como malas palabras, pero si se refería uno, a las partes íntimas del cuerpo tanto de la mujer como del hombre, eran malas palabras, lo más que me enseñaron fue que la parte íntima del varón era el pipi y la de la hembra el toto.

Y qué decir de las relaciones sexuales entre ambos sexos, aquello era un sacrilegio, después esto fue cambiando y se decía relaciones sexuales, pero ahora esto se ha poetizado, se dice: “hacer el amor”, todos los días podemos escuchar esto mismo, por radio, televisión y demás medios informativos, y lo vemos normal. Hoy, muchos años después, todavía me pregunto: ¿Cuáles son las “malas palabras”?

Se han publicado 19 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • ViC2 dijo:

    No hay malas palabras. Lo que sucede es que esta es una sociedad judeo-cristiana, por más que en la constitución diga que somos laicos.

    • 1-27 dijo:

      Mucho tiene que agradecer el mundo a la cosmovisión judeo – cristiana

  • gaz dijo:

    las malas palabras son las que ofendan lo mojigatos.

    de hecho cualquier palabra puede ser mala palabra. todo depende del contexto.

    por ejemplo, si yo digo a una mujer esto: mami quisiera mojar mi platano dentro de tu mermelada de fresa.

    depende de la persona, puede o no tomar ofensa, pero no he dicho malas palabrs sino mis palabras cotidianas se conviertieron ofensivas.

    tambien hay que destacar el significado de una palabra cambia con la region. una mala palabra en chile no es lo mismo que lo de cuba o de mexico etc etc etc

    digo yo, usar malas palabras para mi demuestra nada mas y nada menos que un vocabulario muy poco desarrollado porque existen decenas de palabras que pueden transmitir los sentimientos y emociones.

    en fin, no hay que limitarse ni tomar ofensa. que no sean mojigatos y que viva la alegria

  • Hector Suarez Planas dijo:

    Saludos.

    Esa es una buena pregunta. Hoy po hoy se ha desatado un andanada de malas palabras, tanto antiguas como nuevas. Y por el camino que vamos, serán más.

    :D

  • alexander dijo:

    Son todas aquellas palabras que son innecesarias, fuera de contexto y que lastiman el oído del oyente. Yo también me hacía esa pregunta hasta que me di cuenta que no es lo mismo hablar en una reunión de científicos que en una de la campaña, por ejemplo. Y no es que sea necesario utilizar las malas palabras en la campaña, pero a veces es su lenguaje y para llegar tienes que hablar en su idioma. Si te martillas la puntica del dedo (como duele) no creo que a nadie se le ocurra decir otra cosa que una imprecación, aunque después se dé cuenta que tenía a una mujer al lado. Hablando de mujer…¿Se imaginan una mujer pariendo con las palabras más rebuscadas para referirse al casi siempre culpable marido? Yo al menos… no lo creo. Pero que distinto cuando tú extasiado ante el ángel-monumento viene y te suelta una palabrota de esas. Se acaba la magia. En fin, tenemos que usar las palabras necesarias en el contexto adecuado. Educar a nuestros hijos para que se expresen según el lugar y las personas que se encuentren presentes. Para que nunca utilicen mal-las palabras.

    • alayne dijo:

      En cuanto a eso yo tengo un recurso pues no me gusta decir malas palabras, cuando me doy un golpe, me cae algo en el dedo o me quemo en la cocina, digo ayyyyy que rico o ayyyyyy que bueno, y el efecto es el mismo, prueba para que veas, incluso te da hasta risa.

      • orlando dijo:

        Alayne, voy a seguir tu consejo y a la vez acordarme de tí cada vez que me suceda algo como lo que dices.

    • Lyli dijo:

      muy bueno su comentario ,yo por ejemplo no soy de decir ninguna palabra obscena pero en momentos de rabia oigame se me han ido,alayne muchos saludos,usted paso ya dolores de parto,bueno se lo dejo de tarea……………

  • Hugo Andrés Govín Díaz dijo:

    Pienso que no hay tales “malas palabras”, sino el momento donde se utilicen esas registradas como obcenidades dentro de nuestro agobiado Lenguaje, en cualquier Idioma. Para los hispanoparlantes hay un buen grupo dentro de esa clasificación, en dependencia de la región donde se digan, como refiere GAZ. Para mí también denotan pobreza del lenguaje, muy independiente al nivel escolar que posea la persona que las dice. También poseen en su origen una altísima dosis de machismo, aunque ya la balanza se ha equilibrado y las profieren ambos bandos. Hay oportunidades excepcionales donde se justifica el uso de una de esas palabras. ¿Imaginan al expedicionario del Granma Juan Almeida en el cerco donde cayeron en Alegría del Pío respondiendo “…por favor, no insistan más que aquí nadie va a optar por la rendición…”? El asunto está en que nosotros ya no tenemos un dichoso lugar en medio Mundo en donde no resuenen en nuestros oídos las obcenidades. Series, películas, programas musicales, guaguas, escuelas, etc. ¡No hay escape!!!!

  • Julio F dijo:

    Nosotros los cubano somos un poco recatados y prejuiciosos con respecto a eso de las llamadas malas palabras, pero en España es común ellos no tinen muchos prejuicios en cuanto a eso, en la televisión las dicen muy desenfadadamente, viendo Televisión Española me quedaba boquiabierto con las que decian sin ningún problema, de todos modos confieso que no soy dado a decirlas, aunque como dice Celima Bernalhay momentos en los una MP no viene mal

  • Enrique R.Martínez Díaz dijo:

    Los seres humanos vivimos en sociedades; las relaciones entre las personas en cualquier sociedad se establecen por normas, algunas de carácter jurídico (las leyes) y otras por costumbres, cultura, etc. Tal cual se considera que cierta forma de hablar es “culta”, hay otra forma de hablar que es “vulgar”. Las llamadas “malas palabras” se refieren a cosas que son relativamente desagradables ó íntimas de las personas. De la misma forma que no es necesario abrumar a nadie con un lenguaje excesivamente rebuscado en una conversación ordinaria, la costumbre hace que estar pronunciando reiteradamente la denominación vulgar del órgano sexual masculino sea también innecesaria e incluso desagradable (uno puede pensar que a esas personas le gusta tener tal artículo, perdón, palabra, en la boca permanentemente). Para ser entendido no son necesarias las llamadas malas palabras, ni para demostrar valentía. Según sus biógrafos, el Lugarteniente General Antonio Maceo hablaba en voz baja, no decía malas palabras, no fumaba ni tomaba bebidas alcohólicas; y es hasta hoy paradigma de valor y hombría.

  • alina dijo:

    Encuentro que hasta los niños dicen malas palabras hasta por gusto, y los jóvenes, ni se diga, a mi me enseñaron que “concho” x la otra tampoco se podría decir, tenía que decir contra y así sucesivamente, ahora hasta la peor de todas “p….esa que me enseñaron que era lo que llevan los chinos colgadas al cuello con dos colgantes en las puntas se oye en boca de todos hasta en la calle que cuando vas caminando y oyes a un niño decirla como si fuera flores es algo que le taladra el oído a una. El problema es hasta donde vamos a llegar? Porque se va aprendiendo de generación en generación y si dices algo en contra dicen que una es antigua. Empezando por el colegio de primaria que en el que está mi sobrino en Centro Habana hasta los maestros en la escuela las dicen. Es bueno que esté saliendo por TV los modales y la moral para ver si en algún momento podamos acabar con tales malas mañas.

  • hector dijo:

    alayne su post denota un poco de masoquismo

  • Pino dijo:

    Un tema verdaderamente polémico, la verdad.
    Las palabras que la sociedad cataloga de ¨Malas¨ verdaderamente el Diccionario de la Real Academia Española no las define como tal y creo que son ellos la autoridad en el uso de la lengua. Habría que revisar el Catauro de Cubanismos de Don Fernando Ortiz, pero, a mi entender, mala palabra es ¨hubieron¨, ¨cabió¨, ¨hicistes¨ y no un conjunto de palabras que la sociedad mal interpreta y después tildan al prógimo de obseno por decirlas.

  • Patty Lannister dijo:

    Creo que las malas palabras también son palabras, con un significado a parte del que normalmente se les otorga, por ejemplo la palabra “p….” aparece en el diccionario como: pequeña porción de alguna cosa ??? No veo por qué no usarlas dentro del contexto apropiado…
    Es que también la sociedad crea múltiples tabúes.

  • Artemisa dijo:

    Alayne, con todo respeto, usted debe ser idiota…

  • pría dijo:

    Alayne:
    realmente te da risa lo que describes en tu comentario? tienes un sentido del humor de lo más cuestionable. no sé a quién le puede parecer gracioso darse un golpe y encima exclamar “ay, qué rico” como si se tratara de… no sé, algo placentero.

  • Patty Lannister dijo:

    También hay muchos libros en los que aparecen palabras como “coño” y “polla” que no sé por qué tendrían que ser consideradas malas palabras…

  • Patty Lannister dijo:

    No tomen represalia con Alayne. Cada uno tiene su forma de ver las cosas que le ocurren. Si ustedes prefieren gritar una palabra obscena nadie va a juzgarlos por eso (¿o sí?)
    Además, Alayne es muy cool, creánme.
    XOXO

Se han publicado 19 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Pedro Urra Medina

Pedro Urra Medina

Nació en 1929. Es historiador y columnista de Cubadebate.

Vea también