Imprimir
Inicio » Opinión, Sociedad  »

La cubanidad es amor

| 6

Fulgencio Batista había gobernado en Cuba, de una forma u otra desde 1933. En 1940 legalizó su status y en unas elecciones amañadas resultó electo Presidente. Gobernó hasta el 1944, entregando la Presidencia al nuevo ganador de los comicios celebrados.

El día 1ro de junio del 1944, día de las elecciones, mi papá regresó a la casa después de terminado aquel proceso. No se me olvida que al llegar dijo que había ganado Ramón Grau. En su exposición y la forma en que lo dijo, entendí que él, a pesar de haber perdido su candidato, se sentía con una ilusión, una esperanza.

Todos los que vivimos o los que hemos estudiado algo sobre la Historia de Cuba, sabemos que Grau, en su gobierno de los 100 días en el 1933, presionado por Antonio Guiteras, creó una esperanza para el pueblo.

En aquella ocasión se intervino la Empresa Eléctrica, se aprobó el horario de trabajo de 8 horas y otras conquistas que habían sido el anhelo de nuestro pueblo, y de nuestros obreros. Aquello representaba el deseo, la perspectiva de solución de lo que trababa, lo que frenaba el desarrollo económico-social.

¿Y qué fue el gobierno de Grau? La decepción, el fraude. Grau proclamó que la cubanidad era amor, que las mujeres mandaban, y otras frases por el estilo, pero no hizo nada del plan programado por el autentisismo. En su gobierno se robaron el brillante del Capitolio, ese que marca el kilómetro cero, ese que está a 17 kilómetros de mi pueblo.

En este gobierno se estimuló el robo al tesoro público, se alentó el pandillismo, apareció Pepe Plazoleta, el sobrino dedicado al negocio de la construcción, quien hizo algunas obras que tendrían significación histórica, tales como el “Bidet de Paulina”, como se le denominó a La Fuente Luminosa frente a la actual Ciudad Deportiva.

¿Y cómo fue el gobierno de Carlos Prío? Como el objetivo en este caso no es hacer historia, sino expresar las impresiones vividas, las huellas dejadas, podemos decir que el gobierno de Prío fue ídem al de Grau, aunque llevando el gangsterismo y otras expresiones a su máxima expresión.

La Fuente Lumionosa, de Vía Blanca, conocida como el "Bidet de Paulina". Paulina era la hermana del Presidente Ramón Grau.

La Fuente Lumionosa, de Vía Blanca, conocida como el “Bidet de Paulina”. Paulina era la cuñada del Presidente Ramón Grau y Primera Dama.

Se han publicado 6 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • pjmelián dijo:

    DISCULPE COMPAÑERO, INSTRÚYASE PRIMERO ANTES DE ESCRIBIR. PAULINA ALCINA DE GRAU ERA CUÑADA DE GRAU SAN MARTÍN. CONSECUENTEMENTE, VIUDA DEL HERMANO DE GRAU. EXCEPTO ESTE DESLIZ ESTOY 100% DE ACUERDO CON SU ESCRITO. YO LO VI TAMBIÉN.
    pjmelián

  • Ricardo Salazar Crespo dijo:

    Nuca he visto escrito alguno acerca del Dr. Ramón Pereda Pulgares, que fue candidato a alcalde de Camagüey en 1946, y “El médico de los pobres en Cascorro “, que constituyó el factor principal para convencer a Eduardo R. Chibás de que el Partido Auténtico estaba podrido hasta la raíz. Fue un hombre de izquierda que estuvo en la reunión de los “Auténticos Rebeldes” el 15 de mayo de l947, embrión del Partido Ortodoxo. Si no hubiera fallecido en accidente de tránsito 5 días después, habría sido un firme colaborador del Mov. 26 de Julio. De eso estoy convencido.

  • Carmen I dijo:

    Paulina Alsina de Grau, no era la hermana del presidente Ramón Grau San Martin, sino su cuñada. Faltó por inscribir a esos gobiernos auténticos como que con ellos se inició la persecución y asesinato a los comunistas y desarticulación del movimiento sindical. En mi memoria con 7 años recuerdo la gran manifestación de duelo ante el asesinato del líder sindical Jesús Menéndez y el inicio del ocultamiento de los simpatisantes del Partido Socialista Popular por temor a represalias, como la pérdida del empleo.

  • Antonio González dijo:

    No es “autentisismo”, sino “autenticismo”.
    Paulina era cuñada y no hermana de Grau.
    Por lo demás, disfruto de sus escritos.

  • José M. Calero Gross dijo:

    Vamos a ver : Lo que dice el Co. pjmelián es correcto, pero también tiene un error. PAULINA ALSINA, con S. Pero lo que no dice Urra, ni tampoco pjmelián es que quien llevaba los pantalones en Palacio era ella pues era una mujer de bastante malas pulgas. Además, ya sabemos que Grau, eminente médico, jamás se casó, vaya Ud. a saber por qué, y tenía el famoso ” slogan ” : las mujeres mandan. Algo no andaba bien en el caserón de Quinta Avenida.

  • rosario dijo:

    He leído todas las historias escritas por usted y puedo conocer mas la historia de Cuba que me fascina, desde Perú gracias

Se han publicado 6 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Pedro Urra Medina

Pedro Urra Medina

Nació en 1929. Es historiador y columnista de Cubadebate.

Vea también