Imprimir
Inicio » Opinión, Medios  »

Una televisión que se mire por dentro: Exigencia vital en la jerarquización de la cultura

| 36 |

television-cubanaExisten temas en los que la mayor parte de las personas se sienten con el derecho a opinar. La televisión es uno de ellos y no por gusto: el aparato receptor está en la sala, el cuarto o hasta el baño de la casa y actualmente llega a ser tan diminuto que se puede llevar en un bolsillo, en fin, tiene todas las características para que digamos: ”mi televisor es casi siempre, mi televisión”.

Aparte de esta razón material existe otra desde el nacimiento mismo de este medio: sus hacedores con más o menos tino, hacen que el público piense que es el dueño, o por lo menos el mayor accionista de esas imágenes con sonoridad que llegan a él bajo las más disimiles circunstancias.

Ese sentido de propiedad hacia la televisión podría ser la base ideal del necesario ejercicio de la crítica televisual a partir de los productos elaborados por el propio medio y estoy pensando, por supuesto, en programas como TV en TV, con guion y conducción (no estoy segura si la dirección también iba por su cuenta) de Vicente González Castro, colocado en la programación, si mal no recuerdo, los domingos cuando iniciaba la tarde.

Más acá en el tiempo está La columna con Rufo Caballero como guionista y conductor. No por gusto los dos eran doctores (aunque no siempre ese traje hace al monje) altamente especializados en los haceres de la pequeña pantalla. Por la falta de costumbre en esos espacios, los programas no fueron acogidos mayoritariamente con aplausos por el público y teleastas, fundamentalmente de los últimos recibieron tantas críticas que influyeron en su salida del aire. Aún sobre La columna recuerdo comentarios acerca de por qué en la propia televisión se iban a desnudar sus errores y se tejieron toda suerte de leyendas en torno a Rufo y su programa.

Otro ejemplo de crítica en la televisión, aunque no sólo sobre el programa televisivo, fue la presentación que hacía Francisco López Sacha de cuentos llevados a la pantalla. En ese caso existía una doble intención: ofrecer elementos sobre el escritor y la pieza literaria, recreada con mayor o menor fortuna en un espacio televisivo. Supongo que la poca producción de unitarios de ficción es la razón por la que se dejó de hacer, pero Cuba tiene una buena cantera de dramatizados literarios para filmarlos, debemos aprovechar esa circunstancia con el fin de dar a conocer los autores, y ¿por qué no?, analizar si el artista de la televisión logró, o no, verter en el mundo audiovisual la esencia de la obra escrita.

Cerca de un lustro atrás, a insistencia del escritor y crítico Rolando Pérez Betancourt, en una reunión de la UNEAC se afirmó por parte de un ejecutivo de la televisión, que habría un espacio para mirarse por dentro en la pequeña pantalla. Todavía lo estamos esperando, porque ni el Noticiero Cultural, ni Sitio del Arte, ni el Hurón Azul son programas que cubren el propósito de analizar la televisión desde su propia señal, aunque lo hagan en algunas ocasiones.

Muchos se preguntarán, ¿por qué esta insistencia en que aparezcan programas de opinión acerca de programación televisual en la televisión? Yo contestaría: por su alcance y la influencia que puede ejercer en la educación de los públicos.

Aunque corra el riesgo de que se me acuse de tomarlo como “base material de estudio” les cuento: el otro día fue a mi casa Pérez Betancourt y luego tres personas me dijeron que me visitó el “hombre de las películas”. Rolando lleva haciendo críticas de cine unos 40 años, tiene varios libros publicados, pero para el “gran espectador” es el que habla por televisión los viernes. Mi buen amigo Marino Luzardo diría que ello se debe a “la fuerza del vidrio” y estoy de acuerdo con él. Un texto que se dice por la televisión, una imagen o una canción tiene un alcance mayor que diez mil ejemplares tirados en papel.

Entonces, ¿sería muy difícil acometer espacios de análisis sobre televisión en el mismo medio? No lo creo. Ya en los años 80 se hizo. Un locutor o locutora con carisma, podría ser el interlocutor de personas que pueden y quieren opinar y ofrecer soluciones sobre cómo mejorar la televisión. Un dramaturgo puede intervenir en este hipotético espacio para analizar el guion de una telenovela, o de programas humorísticos como Vivir del cuento o de un noticiero que cuando es bueno tiene también su dramaturgia. Al mismo tiempo, podría invitarse a un pintor a conversar sobre las escenografías y en general a personas entendidas que valoren en conjunto las piezas televisivas.

Para que las críticas no lluevan sobre el espacio se debe usar un lenguaje respetuoso y una muestra de lo bueno o malo que se señala. Lo que sí es imprescindible que la televisión se mire por dentro. Su poderío ayudará a que el televidente tenga una mejor apreciación audiovisual y pueda entonces valorar en su justa medida “los paquetes” que hoy se venden en cualquier lugar.

Precisamente, por esa diversidad en el acceso a productos audiovisuales de todo tipo y procedencia que tienen los cubanos, hoy más que nunca se impone un ejercicio del criterio desde la televisión sobre ella misma, si realmente en este medio existe la voluntad de jerarquizar lo mejor de la cultura.

(Tomado de La Jiribilla)

Se han publicado 36 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • El gato dijo:

    Pero para lograr todo eso se necesita escuchar a la gente, a los espectadores, a los que consumimos el producto audiovisual. Tomen el lado positivo de las otras televisiones, las telenovelas brasileñas, las series y otras gustan porque se filman dinámicamente y se consulta constantemente la teleaudiencia.
    Pongan una web para ejercer la crítica a los productos audiovisuales, a la televisión y la radio. Con foros de discusión sin censura, donde la gente pueda poner sus temas, hablar, criticar, dar ideas, dar opiniones. Esto no es asunto sólo de unos pocos doctores o de unos cuantos elegidos. Todos, como usted dijo, somos dueños de la televisión. Después, en base a todo eso, que existan programas donde esos especialistas de los medios analicen, critiquen y expliquen ante las cámaras. Es necesario ese termómetro para medir la aceptación de lo que se produce en materia audiovisual, para corregir el rumbo constantemente y no errar, no gastar inútilmente un presupuesto que no nos sobra, es una especie de piloto automático.

    Hagan un experimento sencillo. Tomen dos televisores, en uno pongan el noticiero de Telesur y en el otro el NTV. Vean las diferencias, comparen la cantidad de información que sale por minuto en uno y el otro. Tenemos que evolucionar.
    Créame, es la única manera de hacer cosas que tengan aceptación.

    Ese famoso “paquete de la semana” también tiene muchos programas que son para “descerebrados” pero en el contexto en que se produce tiene un público que lo sigue y le gusta y por eso se produce.
    Pero no acabamos de despegar porque nuestra TV sigue siendo sorda y autocomplaciente, sigue viviendo en el pasado de recuerdos y retrospectivas, no adopta nuevos estilos. Opiniones como la mía vi muchas en el recién finalizado congreso de la UNEAC. Ojala no caigan en saco roto.

    Gracias una vez más a Cubadebate, por ser el único.

  • Artesano dijo:

    Estimada Paquita, ante todo mis saludos.

    Concuerdo con usted, como casi siempre, ahora, le recomiendo que sea consecuente con sus palabras, su presencia en el noticiero cultural deja mucho que desear, television es imagen, sus comentarios son acertados, pero seria mejor en boca de otros y no en la suya.

    Incluso no solo me refiero a la imagen, tambien a la forma de decirlo, evidentemente lee el telepronter y no sabe hacerlo, un espacio cultural debe ser coloquial, ameno, ineteresante, lamentablemente cuando usted lo hace se elja de eso.

    Saludos y tome esto como una critica constructiva, la admiramos mucho para verla en dicho noticiero haciendo cosas para las que no esta preparada.

  • maxy dijo:

    Buen articulo, pero le agrego deben ser sancionados todos aquellos que malgastan el presupuesto en cosas vanales como en la telenovela Playa Eleonora, Para quien fue hecha.
    Que valores dejo.
    Que mensaje se pretendio con esa telenovela , y asi muchas preguntas.
    Tele audencia, puede que mucha a esa hora no hay nada mas.
    Gracias

  • Eva dijo:

    Yo creo que ya la TV ha perdido demasiado espacio de preferencia y es tarde para recuperarlo, el uso de USB con los paquetes de manera masiva es una evidencia de eso, realmente no resiste la competencia ya.

  • JD dijo:

    Una sola critica a Paquita, y es que dice que el publico “se cree” dueño de los materiales televisivos. No es que nos creamos dueños, es que si el material se hace para que yo lo vea y lo disfrute, entonces tengo todo el derecho a decir si me gustó o no. Otra cosa, ya estoy un poco cansado de que me quieran “educar” a toda hora, ya me siento un poco mayorcito para pensar por mi propia cabeza. La mejor educacion es la que se logra sin que el sujeto se de cuenta, creo que esos esfuerzos tan visibles han hecho mas daño que ayuda, porque ya la gente sencillamene obvia todo los criterios que vengan de los medios, por muy calificados que sean. Por favor, piensen en eso…

  • alfonso ali dijo:

    Cita Ud. a Vicente Glez y a Rufo Caballero que se han ido, eran consagrados a los medios audiovisuales; así también se fueron otros muchos antes. Qué bueno que aún estan Rolando Perez Betancourt y Ud. con otros pero no desde dentro sino en la prensa plana o digital que pocos leen, es necesario su columna crítica en la TV. y en dia y hora adecuado; y no olvidar a Fernando Mtnez Heredia, tan necesario, y que cualquier dia se nos va.

  • maxy dijo:

    Sancinen a los que hacen tan, pero tan mala produccion como playa eleonora, no lo dejen gastar presupuesto de este pais cobren el mal servicio.

  • maxy dijo:

    Sancionen a los que hacen tan, pero tan mala produccion como playa eleonora, no lo dejen gastar presupuesto de este pais cobren el mal servicio.

  • Tony Iglesias dijo:

    La Televisión Cubana no tiene interés en mejorar, y punto. Al parecer quienes tienen en sus manos los resortes que “destraban la cosa” no ven la televisión cubana. Gracias a tanto paquete ahora la gente está “en manos del paquete”

  • El gato dijo:

    Me parece que lo mas malo que tiene la TV es que no quiere mejorar, no tiene interes en hacerlo mejor.

  • José Alberto dijo:

    Paquita, Por qué parece que el discurso del Congreso de la UNEAC, donde participaron los directivos de la TVC, va por un lado y la práctica, va por otro. Un simple ejemplo lo ha sido Playa Leonora, donde el mensaje ha sido una sociedad llena de delincuentes, vagos y prostitutas, entre otros males. Esos existen en nuestra sociedad pero cómo van a ser la esencia de nuestra televisión? Dónde está el papel educativo de la TVC? La misma es acaso una entidad privada???

  • Carlos Gutiérrez dijo:

    Yo no sé, Paquita, porqué la mayor parte de las personas se siente con ese derecho, a pesar de no tener ningún enjundioso título académico, ni preparación profesional sobre el arte y la tecnica de hacer televisión: Son unos creídos.

    Y los que opinan para mal, son unos malagradecidos, además.

    Yo le estoy infinitamente agradecido a la programación televisiva, porque me permite ahorrar mucho en electricidad, aparte de que he podido mejorar mi salud haciendo ejercicios por la tarde y acostándome temprano, en lugar de vegetar en un sillón durante horas frente a la tele.

    Y lo mejor es que ha mejorado mi relación de pareja porque, como mi mujer también ha optado por acostarse temprano, hemos incrementado notablemente la frecuencia y duración de los encuentros sexuales. Después de 27 años de matrimonio, mi esposa siente particular agradecimiento por la programación televisiva y los compañeros que la elaboran.

    Lo que pasa es que la gente no sabe ver el lado bueno de las cosas, Paquita.

  • Santana dijo:

    Por favor no televisen más el programa tras la huella
    El de anoche no servía para nada, con un argumento absurdo, detuvieron a los delincuentes por que el suegro denuncio al yerno ,que tenía lleno el refrigerador de carne, sin importarle que la hija estaba embrazada .

  • V dijo:

    hay para que discutir de algo que no0 vale la pena ver, estan ahora con lo del paquetico para tener un motivo para quiatrlo, ya se buscara otra opcion que no sea la TV cubana, solo sirve a veces multivision, ya de telesur estoy hasta la nuca, que bueno que pusieron al novela brasileña todos los dias, ahora con el mundial habra algo que ver, por favor, no mas encuestas ustedes saben las cosas amlas de nuestra tv es una lastima ya que es la unica que no tiene violencia como las demas, pero esconde muchas cosas

  • V dijo:

    hay para que discutir de algo que no vale la pena ver, estan ahora con lo del paquetico para tener un motivo para quiatrlo, ya se buscara otra opcion que no sea la TV cubana, solo sirve a veces multivision, ya de telesur estoy hasta la nuca, que bueno que pusieron al novela brasileña todos los dias, ahora con el mundial habra algo que ver, por favor, no mas encuestas ustedes saben las cosas amlas de nuestra tv es una lastima ya que es la unica que no tiene violencia como las demas, pero esconde muchas cosas

  • mariela dijo:

    Creo que estoy con Eva en esto. La TV es tan re-mala y tan politizada, y uno se cansa tanto del lavado de cerebro día y noche que yo ya solo veo los paquetes, un poco de Multivisión y Vivir del Cuento….. Para colmo de males ya ni Telesur da gusto verlo y al tuerto (Walter Martínez) que era de lo mejorcito que tenían lo han puesto tan tarde que ya uno no lo ve, todo para priorizar una mesa redonda internacional, que para el resto de América resultará atractiva, pero a los cubanos, nos saca “uff, otra mesa redonda” . Suerte que en Cuba la TV satelital está prohibida porque si fuera legal estarían transmitiendo casi que por gusto.

  • Habanera dijo:

    No estoy de acuerdo con usted, Paquita. Yo creo que:
    1- La crítica que se haga en la prensa plana, periódicos, revistas, etc.
    2- Que se critique mas la programación cubana que la foránea.
    3- Que no se critiquen defectos de las series, novelas y filmes extranjeros y se defienda, justifiquen y se den como buenos los nacionales con los mismos defectos e insuficiencias.
    4- Otro programa con personas hablando y únicamente hablando !NO!
    5- Otro programa explicandonos lo que vamos a ver !NO!
    6- A nuestra TV le falta alegría, frescura, elegancia, dinamismo. Le falta una escenografía atractiva, guiones inteligentes, imaginación y ficción, mucha ficción, reflejar la realidad y agregarle un poco de ficción. Es necesario educar y cultivar y a la vez entretener, O tal vez al revés, entretener y al mismo tiempo educar
    7- ETC.

  • jf dijo:

    La cuestión no está en tener un programa de crítica a la TV dentro de la TV, eso sería como tener el enemigo en casa y no creo que haya muchos valientes decididos a emprerder esa tarea, como mismo no he visto a ningún periodista de Juventud Rebelde (evidente, es un ejemplo) criticar lo que se hace o cómo se dice en su periódico. Realmente los directivos de la TV y quienes decidan más arriba tienen que acabar de entender que no está funcionando bien nuestro sistema y hay que CAMBIAR. La experiencia de buena televisión en el mundo está acumulada desde hace bastante tiempo y no queremos aprovecharla, no sé si es que queremos reinventar la TV o es que no existe voluntad para el cambio. Estamos viviendo en el país un momento importante que va a hacer cambios radicales en todo el funcionamiento de la sociedad, ¿por qué la TV no se monta en este carro también?. Estamos necesitando de una TV que acompañe estos cambios, que se meta en los Ministerios y aclare dudas de la población, que cree espacios de debate dónde espcialistas, implicados, receptores, ejecutores de políticas, cambios, modificaciones, etc. den su opinión y expongan los criterios que tienen y le den la posibilidad al pueblo de participar en estos debates. Basta ya de programación vanal y falta de contenido cuando tenemos temas candentes que debatir. Nuestra programación está llena de programas de años y años que no cambian su formato ni su estilo, estoy seguro que Palmas y Cañas es el más viejo que transmite en el mundo entero y no es que se elimine el concepto del programa sino que necesita aires nuevos, De la Gran Escena no muestra nada nuevo y se sigue aferrando a los clásicos de los 80 como si esa fuera la única cultura válida para todos los públicos y se han olvidado que las nuevas generaciones ya tienen otros gustos, hay programas que necesitan refrescarse y para un tiempo, si valen la pena retomarlos con nuevos bríos y darle espacio a otros. Por otra parte es necesario hacer una selección más integral de nuestros presentadores, no siempre vale una buena voz y dicción, la TV es más imágen y esa está perdida, no es poner al más o la más linda, sino conjugar una buena imágen con todo lo demás. Quisiera ver el resultado de una encuesta sobre los programas juveniles que presenta la TV, presentadores mediocres con mala forma de expresarse, con voces que parecen ñoños (no niños) y con el mismo corte TODOS. Los musicales juveniles pésimos y globalizados, después criticamos el gusto musical de nuestros jóvenes. Los informativos más pésimo aún, se repiten las noticias nacionales a veces hasta con una semana de atraso, lo que se informa en Buenos Dias hoy todavía pasado mañana sale en la emisión estelar, no se xplotan nuestros canales provinciales, las noticias a veces son tan microlocalizadas que nrealmente no tienen ninguna repercusión y se nota las ponen para rellenar, en este caso nuestra TV necesita más programas informativos para poder explotar la inmediatez. Como ve Paquita es muy difícil que estas insuficiencias alguien de la TV se pare en la TV a decirlas.

  • luis dijo:

    Y qué me dicen del antipolicíaco de anoche ? Tras la huella de qué ? Abominable.

  • luis dijo:

    Mientras algunos directivos principales sigan pensando que la Tv la ven 11 miloones de cubanos como en los años 80, están perdidos. Uno de ellos dijo eso en un evento de la AHS que leí aquñi mismo en Cubadebate. O sea son creyentes de algo que no es real ya en este momento, y mientras siga pasando el tiempo será peor. Qué hacen con los estudios de audiencia ? Los manipulan y ajustan como las cifras de recimiento o de cumplimiento de planes productivos¿? Qué hacen para buscar plata ? porque ahí está el problema, falta de plata para todo. Quién no la libera de mecanismos y suborinaciopnes absurdos

Se han publicado 36 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Paquita Armas Fonseca

Paquita Armas Fonseca

Periodista cubana especializada en temas culturales. Colabora sistemáticamente con el diario digital La Jiribilla.

Vea también