Imprimir
Inicio » Opinión, Deportes  »

Alfonso Urquiola: “Yo quisiera morirme en un terreno”

| 125
Foto: Ladyrene Pérez/Cubadebate.

Foto: Ladyrene Pérez/Cubadebate.

A la vera de algunos peloteros jóvenes que entrenan en el Capitán San Luis, Alfonso Urquiola me parece más ancho que alto. Algo así como un vehículo blindado con el chasis rojo. “Seguro que la sudadera lo hace ver más corpulento”, especulo mientras camino rumbo a él, torturado por la canícula de julio.

Martínez de Osaba, que recién terminó de escribir su biografía, me acompaña. El terreno -prácticamente un simulacro de terreno, mustia la hierba, alebrestado el polvo- es un concierto de rolatas y elevados. Aquí ensayan variantes de doble matanza, por allá trotan unos cuantos lanzadores, y al fondo del home plate, Julio Alfredo Martínez ejercita el brazo zurdo, empeñado en dotarlo de control.

Con la augusta inexpresión de los patriarcas, el ex número “8” de Pinar me saluda con un gesto imperceptible, aunque exento de desaire o aspereza. Martínez de Osaba le advierte que he venido a entrevistarlo, y Urquiola aguza un poco más aquellos ojos que parecen no cansarse de ver béisbol.

“¿Y dónde nos sentamos?”, me pregunta. “Donde usted quiera, Alfonso. Da lo mismo el dugout que el graderío”. Al final, luego de un par de escaramuzas por entrar en oficinas clausuradas, terminamos en un recinto que no debió estar lejos de las calderas del infierno. A mi diestra, una camilla a medio niquelar. A la izquierda, un parabán descolorido. Enfrente, Urquiola. El mismo hombre que lidió contra el huracán en 2011 y al final, resignado y hundido, terminó capitulando ante los vientos.

“Después de tantos palos, ¿por qué regresa Urquiola a la pelota?”, escupo en una ráfaga violenta. Él no lo piensa. Dice que hay cosas en la vida que están por encima de los intereses personales, que “en Pinar me conoce todo el mundo y los niños y los viejos se ponen ‘coño Urquiola, tú tienes que volver’ y eso pesa muchísimo en uno, porque la razón de ser del pelotero es la afición”.

Ahora sí se detiene. Aunque, todo sea dicho, es una pausa corta, un breve alto en el camino para apurar el trago amargo.

-Yo había dicho que no volvería a dirigir, porque se acumularon situaciones que me fueron defraudando. Conmigo se fue injusto. Perdí 2×1 contra Holanda, que era el mejor equipo y no perdió con nadie en la Copa del Mundo 2011. Pero mucha gente estaba esperando que pasara cualquier cosa para caerme arriba. ¿Y las cosas buenas? No, esas cosas no importaron. Sin embargo, soy un hombre de béisbol y aquí estoy de nuevo. Esto es lo que a mí me gusta, lo que mejor sé hacer… Yo quisiera morirme en un terreno de pelota.

-¿Pero esa afición que lo reclama ahora no es la misma que lo calumniaba hace dos años?

-Para bien y para mal, es así. Es la misma afición. Uno respeta sus criterios, pero la verdad es que le duele cuando pasa, sobre todo en momentos en que la gente no tiene todos los elementos para valorar y uno no puede salir a rebatir sus críticas.

Se le nota golpeado por aquella circunstancia. Estamos a 40 grados a la sombra, pero se me antoja que su sudor copioso es producto del tema que tratamos. Justo entonces le suelto la bomba de racimo…

-Es verdad que yo no convoqué a ningún pinareño para la selección, me contesta. Ahora, te voy a decir algo: yo les inculco a mis peloteros que tengan sentido de pertenencia y echen el resto por la provincia, pero el equipo nacional es otra cosa. Ahí no cabe el paternalismo ni el regionalismo, porque se trata de Cuba, y ese nombre está por encima de todo. Por otra parte, y sin ánimo de justificar nada, aquel equipo no lo hizo Urquiola solo, sino el colectivo técnico. Fue una decisión colegiada, y yo respeto al máximo las opiniones de los entrenadores de cada área, porque están más cerca del atleta que los propios directores.

-Y aquellos peloteros que usted rechazó en esa oportunidad, ¿cómo han asimilado su regreso?

-Esa pregunta se la debes hacer a ellos. Pero te voy a poner un ejemplo: mira si tengo conciencia de lo que representa un hombre como Yosvani Torres, que yo le digo “el mejor hombre de la guerrilla” por su forma de ser, por la calidad humana que tiene… Yo sí creo que él fue perjudicado cuando se integró aquel equipo, pero te repito que eso lo determinó un colectivo. Y que yo sepa, de los jugadores nunca ha habido una frase negativa ni una manifestación contra mí. Lo que ocurrió fue que la prensa empezó a echarle leña al fuego, y el fuego creció, y eso es lo que me fue decepcionando.

Contrario a lo que podría deducirse de su temperamento comedido, Urquiola es una máquina de hilvanar palabras y oraciones. Siempre responde rápido. No escatima detalles ni echa mano de ningún ringorrango que enmascare sus tesis. Como si hallara todas las respuestas en esos collares de santería (Obatalá, Elegguá, Shangó y Oshún) que lleva al cuello. “Él es de Orozco, me comentan más tarde. Allí casi todo el mundo es religioso”.

-Alfonso, ¿qué le pasó a Pinar en la Serie anterior, cuando daba la impresión de tener una novena equilibrada?

Yo no estaba en Cuba en la etapa decisiva del campeonato, de manera que no sé decirte. Lo que me toca es encontrar dónde estuvo el problema y erradicarlo, porque se trata de los mismos hombres que habían ganado en la Serie 50. Sí te puedo asegurar que soy un manager que trabajo mucho el funcionamiento interno del grupo, su dinámica, y llevo el control de lo que ocurre dentro y fuera del terreno para que no me fallen elementos como la combatividad y la solidaridad en el equipo. Creo que esa parte necesita ser reforzada ahora, y en eso estoy metido.

-¿Qué le falta al grupo de la próxima campaña?

-Todo equipo tiene lagunas. En la Serie 50, por ejemplo, nosotros ganamos sin cerrador, pero suplimos el problema con los abridores, que nos caminaban bastante. Estamos flojos de bullpen, y por eso hacemos énfasis en especializar a lanzadores veloces para encargarse del último tramo de los juegos.

-¿Y la receptoría?

-Contamos con dos hombres ofensivos, Peraza y Quintana, y habrá que irlos combinando con la defensa de algún otro, sobre todo Olber Peña. Existen unas cuantas variantes: inclusive, si se está bateando bien y produciendo carreras, podemos empezar los partidos con Peña. Con Quintana lo que se pretende es que logre suplir la potencia del brazo con la rapidez para efectuar el tiro; si no lo consigue, habrá que buscar alternativas con él. No sé si conoces que hace un tiempo nosotros lo probamos en el jardín izquierdo…

-¿Qué hay con la rotación abridora?

-Todavía no hemos seleccionado a los hombres que van a la preselección. Esto es solo un concentrado diagnóstico que convoqué para ver con lo que cuento, y es muy temprano para poder decirte una rotación definida. Aunque los nombres establecidos los sabe todo el mundo: Baños, Torres, Casanova y Julio Alfredo. Lo importante en toda esta preparación es alcanzar el nivel competitivo de la tropa sin renunciar a sus proyecciones de futuro. Y que los hombres sepan que entre las dos rayas de cal gana el que mejor lo haga, que no crean en nadie y hagan lo que se les enseñó. Lo de Pinar será, simplemente, ir juego por juego.

-Supongo que tiene claro que ahora los refuerzos representan un punto de giro en el torneo…

-Es evidente que son clave, al punto de que pesaron de modo decisivo en el último campeonato. Pero a mí personalmente no me gusta la idea; yo prefiero que cada provincia gane con su propio esfuerzo, con los peloteros que entrenó desde el comienzo. Cada cual con su bandera. Sin embargo, hay que adaptarse a lo que hay, y el día de elegir a los refuerzos es preciso buscar lo mejor de lo mejor.

A estas alturas de la conversación, advierto que le falta su tabaco sempiterno. Esa breva que lo acompaña a todas partes, y que él solo abandonó fugazmente cuando la salud le jugó trampas hace un par de años. Entonces me pregunto si no se sentirá a disgusto, aunque en honor a la verdad, no lo aparenta. Es más: tengo la sensación de que Urquiola esperaba un momento como éste para decir una por una sus verdades. Como esa referida a la imposibilidad de que tome las riendas del team Cuba, en poder de Víctor Mesa hasta el año 2017.

-Yo no estoy en la pelota por ambiciones, argumenta, sino para hacerlo bien en el momento que me designen para algo. Lo mismo en la provincia, que a nivel del país. Yo ahora estoy trabajando para Pinar, y el equipo Cuba es secundario en mis intereses. Te juro que nada de eso me desestimula.

-¿Es demasiado ingrato el puesto de mentor?

-La que nos evalúa a nosotros es la afición, y es inevitable que te ponga letreros de bueno o de malo. Yo jugué mucha pelota y no tenía idea de lo que era ser manager. Pensaba que se trataba de un tipo que manda a tocar, un corrido y bateo o un robo de base. Pero con el tiempo entendí que no era así. Para mí, el manager debe salir de una pirámide, ir de menos a más… Yo mismo estuve cinco años en provinciales, cinco en la Liga de Desarrollo, trabajé con 15-16, con niños, hasta que me convencí de que el manager es un pedagogo, un aglutinador de los valores del grupo con habilidades sicológicas para motivarlo. Porque el verdadero éxito del manager no está en ganar, sino en cohesionar a sus equipos.

Dice esto, y no suena a discurso postizo. Le sale natural, franco, directo, sin que se vean las costuras de la doble intención o la pose mezquina del arribista sistemático. Dice esto, y por mi mente cruzan frases sueltas de aquel sabio de los New York Yankees, Joe Torre: “El juego le pertenece a los jugadores y el manager tiene que facilitarlo (…) Lo único que quiero que piensen es cuál es nuestra meta (…) Esto es, quiero que piensen ‘¿qué puedo hacer para ayudarnos a ganar un juego?’”.

Ganar juegos… Precisamente eso, un hecho cotidiano hasta los años noventa, se ha convertido en un marabuzal para el team Cuba. Sobre todo cuando de ganar los juegos ‘buenos’ se trata. Urquiola asiente.

-Cuba es un país productor de peloteros. Somos una máquina de producirlos. Pero nos hemos quedado atrás, con poca motivación y jugando entre nosotros, con atletas que chocan muy temprano con su techo. Y la salida hacia México es una posibilidad, pero no creo que allá es hacia donde debemos mirar, sino hacia Japón, que es mucho más exigente. Pero te digo, crisis no hay, porque la calidad individual está. Lo que pasa es que hay que darse cuenta de la realidad: nosotros tenemos veteranos, gente con unas cuantas Series en la espalda, que no domina el béisbol. Y para encontrarnos un pitcher de noventa millas con tres o más lanzamientos hay que pasar trabajo. Yo lo dije hace rato, que había que prepararse cada vez mejor, porque no nos iba a ser fácil ganar nada.

-Hay talento… ¿Entonces falta el oficio?

-Tú tienes que dominar las señales del tránsito aunque manejes en el campo. ¿Y si una vez tienes que manejar en la ciudad? Pasa lo mismo, por ejemplo, con los sluggers: no es que se les vaya a pedir que toquen a cada rato, pero tienen que saber hacerlo, porque mientras más fundamentos domines, más chances tendrá el equipo de ganar. Pero estamos jugando a la pelota ‘al trozo’. Se ha perdido el oficio, y casi nadie hace en el terreno lo que debe. Corremos mal, no sabemos batear por atrás del corredor, no nos sale un toque… nos equivocamos mucho, y el béisbol es de detalles. Tú juegas con un equipo siete veces a la semana, y un día le caes a palos, pero los otros seis juegos son de detalles. Y en esos detalles se te van los campeonatos.

La entrevista tiene que terminar. Juan Carlos Oliva, otro de la vieja guardia pinareña, apremia a Urquiola con un “dale, que ya nos cogió tarde”. El manager de Pinar se pone en pie, yo le agradezco y me despido. Afuera también hace calor, pero menos que en aquella oficina de donde Urquiola sale con Oliva encogido de hombros y diciéndole: “¿Qué querías que hiciera, compadre, si ese hombre ha viajado 150 kilómetros para entrevistarme?”.

Se han publicado 125 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Δ dijo:

    Tomado de http://zonadestrike.wordpress.com/2013/07/30/la-experiencia-es-extraordinaria-samon-matamoros/

    La experiencia es extraordinaria, Samón Matamoros
    Publicado el julio 30, 2013| 15 comentarios

    Yordanis Samón Matamoros

    Siempre pensé –y lo seguiré pensando- que la Liga Mexicana de Béisbol iba a ser un escenario apropiado para que Yordanis Samón Matamoros impusiera su recio bateo. Creí, incluso, que le podría ser más fácil insertarse en ese entorno que al mismísimo Alfredo Despaigne Rodríguez. Sin embargo me equivoqué; ni lo uno ni lo otro. El Bombardero de El Dorado regresó a casa con una enorme insatisfacción después de ser cesado por Los Piratas de Campeche por bajo rendimiento.

    Realmente Samón apenas tuvo tiempo para tomarle el pulso al pitcheo rival (¿acaso 18 veces al bate prueban la valía de un pelotero?). Pero, el club estaba urgido de ofensiva y en un desorbitado intento por acceder a la pos temporada –fallido a la postre- cambió al cubano por el norteño Matt Young. Así es el béisbol profesional, eso también lo debe aprender el criollo.

    Más allá de las urgencias de los filibusteros, tengo la percepción de que a Samón le jugó una mala pasada su extremo apego a la Patria, a sus costumbres. “La diferencia es grande. Aquí estamos habituados a que alguien nos vaya guiando en lo que debemos hacer. Todo está organizado en el día, allí cada quien tiene que planificarse bien, para comer, entrenar, y al final del partido regresar a un hotel por tus medios.

    “Tienes que ordenar la vida como un nativo y se hace difícil; tienes que buscarte un espacio para entrenar, que casi nunca lo hay porque por la mañana no se puede o no tienes un técnico con quien ir al estadio y hay que aprovechar después que termina un juego a las 10 de la noche para hacer algo cada uno por su cuenta”, dice mientras sus palabras se tornan tenaces.

    “Yo estaba en el juego y estaba pensando dónde íbamos a comer al terminarse el partido. Nada igual que aquí que tienes un bufé, una guagua que te lleva al estadio y te trae para los juegos, incluso si quieres ir a entrenar”.

    Caer de “fly” en medio de un entorno desconocido tiene su precio, cobrado de manera excesiva porque a priori se desconocía el destino, las intenciones o sencillamente lo elemental para estar preparado psicológicamente.

    “Nos fuimos de aquí de la provincia (él y Despaigne) sin saber para dónde íbamos. Nos dijeron que era para La Habana a una reunión, nadie nos habló de que sería para ir a jugar a México. Cuando nos dieron la noticia lo primero que planteamos fue que llevábamos, aproximadamente un mes sin entrenar, sin estar activo.

    “Pensábamos que podríamos tener un tiempo de adaptación al llegar a equipo; el béisbol de allí no está a un nivel como el de aquí, pero si hay que prepararse para jugar. Nosotros habíamos terminado la Serie Nacional y estábamos aquí sin hacer nada. Además, siempre acostumbramos a tener 15 o 20 días de preparación cuando hacemos la preselección o equipo, luego salimos. Realmente ahora no estábamos preparados.

    “La experiencia es extraordinaria, fuimos los primeros y aprendimos bastante. En lo adelante lo que hay es que perfeccionarla, ir con tiempo para adaptarse. Pero es una buena idea del país”.

    A parte de este preámbulo ¿cómo vivió Samón entre Los Piratas?

    Las relaciones son muy diferentes que las que uno tiene de las series nacionales. Uno está en su taquilla para esperar el juego, solo salen al terreno a calentar los nueve que van a jugar, algo que nos incomodó un poco porque estamos acostumbrados a que antes de empezar un partido todo el mundo esté en función de eso. Pero allí no, cada cual hace su trabajo. No hay análisis de nada, no hay meeting.

    Llegas al estadio sobre las 4:30; ahí te pones la ropa de entrenar y te dicen vamos a dar 20 batazos… te los dosifican pero ya, de ahí para adelante tú no sabes cuándo vas a hacer una resistencia, cuando hacer pesa, tramos… Si quieres hacer algo eso es por tu cuenta, pero es muy difícil porque vas a jugar a las 7:00, las 8:00, ¿y vas a correr 20 minutos?

    No hay preparación física planificada ni un técnico que la dosifique, como se lleva aquí. En todo este tiempo un día hicimos pesas y otro dimos cuatro tramos de carrera, porque nosotros quisimos.

    ¿Fue realmente este cambio brusco el que condicionó el bajo rendimiento? Todos pensamos que ibas a “descoser” la pelota y no fue así.

    Hay muchos factores, pero el bajo rendimiento lo atribuyo, fundamentalmente, a no tener una buena preparación, a llegar a un equipo que está en apuros, que aspira a la clasificación, y no tener muchas oportunidades al bate; además tuve que jugar en los jardines, que para mí es una preocupación adicional, y por encima de eso hacerlo de noche, que ya no es habitual en Cuba.

    Sin embargo con Isla de la Juventud jugaste en los jardines y no mermaron tus estadísticas…

    Sí, pero tenía un gran director (Armando Johnson), que al llegar a la Isla, en el mes y medio de preparación, conversaba a diario conmigo y me decía que lo que pasara allá atrás no había problemas, pero aquí en Campeche era diferente porque se estaba jugando todos los días un desafío que le hacía falta al equipo y si no lo hacías bien no podías seguir. Teníamos una gran responsabilidad. Era como que te dijeran “de tú actuación depende la clasificación del equipo, no puedes fallar”.

    ¿Influyó en algo la gran cantidad de trabajo acumulado desde la preparación para el III Clásico y luego la temporada?

    No, no influyó mucho. Pienso que si nos hubieran llamado terminando la Serie Nacional el rendimiento hubiera sido distinto, o si hubiera ido unos 15 días antes para insertarme en el equipo.

    ¿Realmente la incursión en esta Liga puede ayudar en algo al béisbol cubano?

    Creo que sí. Enfrentarse a otro tipo de pitcheo a otro campeonato puede elevar nuestro nivel; aunque también se puede ir a otros países (Japón, Corea, Taipéi de China).

    A propósito del pitcheo ¿cuán difícil es?

    Es un pitcheo muy inteligente, se basa en muchos rompimientos, en cambios de bolas, sliders, curvas, que aquí no los hay con mucha frecuencia. Además, hay serpentineros de República Dominicana, Venezuela, México que tienen mucha calidad, experiencia y diferentes estilos. Los zurdos abridores tiran mucho cambio de bolas y screwball, y cuando te tiran una recta casi siempre es para cerrarte. De manera general el pitcheo es mejor que el nuestro en el sentido del control y de localizar los lanzamientos.

    ¿Pero en Cuba le das palo a cualquiera?

    Aquí uno se prepara más. Viene a lanzar fulano de tal y tú dices, recta, recta y quizás un slider o una curvita… y te preparas para eso. Además, uno conoce más o menos cómo pide el cátcher.

    Por ejemplo, Freddy Asiel, que es uno de los lanzadores más difíciles, conmigo preferentemente cuando tiene corredores en bases me va a tirar por el lado del brazo un sinker, no me va a tirar una curva que se queda ahí o una recta afuera que yo la pueda batear fácil para el derecho… Otro, Yoelkis Cruz, si se mete por al lado me tira sinker pero cuando se queda tres cuarto o me tira tenedor o me tira slaider… El caso de Odrisamer, cuando él para el guante tira recta o cambio, cuando lo acuesta tira slider…

    Así más o menos vas conociendo los lanzadores y por muy buenos que sean le bateas con cierta comodidad.

    ¿Eso quiere decir –entre otras cosas- que bateas avisado?

    Te los encuentras tantas veces que ya los conoces. Allá no. De momento te pitchea un dominicano que tu jamás has visto, incluso ni los de allí porque puede que haya llegado nuevo; yo debuté frente a un cerrador que tiraba rectas de más de 90 millas y cambios con un gran contraste.

    ¿Entonces tu mecánica de bateo se sustenta principalmente en el estudio del rival?

    La mecánica de bateo de uno se sustenta en pensar que la mayoría va a venir con rectas, porque si hay cinco pitcher en Cuba que tiran un cambio de bola son muchos. Aquí todos los pitchers te tiran una recta o tiran un sliders.

    ¡Ah!, lo que vi allí. Los chamaquitos esos ya tienen 16 años y en la academia que están profundizan en el control –tienen gran control- y en tirar de todo, aquí casi siempre te dicen estas muy nuevo para estar tirando un cambio u otros envíos difíciles, entonces te tiran rectas y sliders, allí no, allí te están tirando de todo desde los 16 años.

    Tú carta de presentación siempre ha sido la recia ofensiva, sin embargo nunca has podido hacer un equipo Cuba a un torneo elite, ¿después de esta incursión en México todavía tienes esperanzas de vestir la franela de las cuatro letras?

    Difícil, lo vi ahora para el Tercer Clásico. Cuando hicieron la preselección estaba bateando 313, no se me olvida, y no me convocaron. Todo parece indicar que él tenía intenciones de llevar a Malleta (fue el que llevó a la gira por Asia) y no estaba bateando, entonces trajo a Luis Felipe Rivera que no había hecho la preparación previa, aunque en ese momento promediaba por los 340.

    ¿Quién es él?

    Víctor Mesa, el jefe de la pelota aquí.

    ¿No será que estás prejuiciado con él?

    En la preselección antes de ir al tope en Méxicoal tipo no le gustaba que yo bateara. Cuando terminaban los partidos a los pitcher que yo le bateaba le metía recital, ¡pero duro! Los mismos chamacos me decían ´oiga compadre el tipo no te quiere porque en vez de ponerse contento porque estas bateando mira lo que hace´.

    “Recuerdo que en un partido por la noche di tres hits. A Lahera le di hit y empate el juego, luego a Alexánder en el noveno le abrí con sencillo… y el tipo decía vayan a ver sáquenle out a ese guajiro que anda suelto aquí.

    “Al otro día ante el juego me dice Samón pasa palante, mira hoy tuvimos una reunión y tú haces en la preselección el número 51. Eso fue delante de todos. (porque él se lo ha gana´o, porque ha cambia´o su forma, ya se ríe, se lleva mejor con los demás) y todo el mundo cuando termina eso me dice ´viste ese tipo como tú has bateado aquí y has acabado mira lo que viene a meter´.

    “Después dijo ´la preselección del Clásico se iba a hacer de 50 pero como tú has rendido aquí te incluimos, haces el 51´, tipo chantaje. En el otro juego que echamos por la televisión dije: deja que tiren para acá lo que les dé la gana si ya con eso el tipo me habló claro, yo no voy al equipo Cuba.

    Pero fuiste a México…

    Sí, jugamos dos juegos, di hit, jonrón, y ya no jugué más. Al llegar al aeropuerto mandaron a Jorge Fuentes y cuando estaba esperando que salieran las maletas me dijo ´te quedas en tu provincia que ya no vas a seguir más con nosotros´.

    El mensaje había sido claro. Si estas en un lugar donde está Pito Abreu y Malleta y estas bateado, rolling para allá, línea para acá, tienes aspiración de algo; pero cuando estas próximo a una gira importante el tipo te dice que haces el 51, eso quiere decir que en 25 yo no entro.

    ¿Algún problema personal?

    A él lo que le cae mal es que desde el año pasado cuando yo estuve en la preselección batee bien para estar en el equipo. Además, en las series nacionales –tanto cuando dirigía a Villa Clara como ahora con Matanzas- siempre le caigo a palos, como él es quien lleva el pitcheo no soporta eso. Siempre pasa así. Este año fui a Matanzas con Granma y le di dos jonrones, tubey… y con la Isla lo acribillé… ¡ni hablar de eso!

    Sin embargo, hubo un incidente desagradable entre ustedes en la pasada temporada…

    Sí, eso fue después de las giras y antes de hacer la preselección definitiva para el Clásico. Fui a coger la pelota y le di con el pie al chamaco (Víctor Víctor). En eso él pidió tiempo y salió mandao diciéndome cosas: ´oye tú métete conmigo…´. El estadio estaba lleno y el tipo se paraba, apuntaba para donde yo estaba y le decía a la gente como que yo no iba a ir a ningún lado (hace gestos de guillotina).

    “El chequeador me dijo, lo mejor que hiciste fue no contestarle porque iba a ser peor para ti y yo le dije ´se ve bien que todo el mundo le tiene miedo´, porque el árbitro de primera tenía que botarlo, estaba ahí cerca y escuchó todas las barbaridades que el otro me dijo y no hizo nada.

    “Hasta ese incidente con su hijo fue como algo cuadra´o”.

    Para finalizar, volvamos al tema México ¿hay posibilidades de que Samón vuelva a estar con los Piratas?

    El dueño del equipo conversó conmigo antes de venir para acá. Fue bastante claro conmigo. Me dijo que necesitaba ahora una gente que estuviera rindiendo en el campeonato, un primer bate. Me sugirió que tuviera una buena temporada, que si se hacían los ajustes debía entrar con el equipo a principios del próximo campeonato.

    • Cesar dijo:

      Compara lo expresado por Samón de su experiencia con Víctor a lo que has leído de la entrevista a Urquiola

      • Δ dijo:

        Amigo, en la opinión sobre el “Profe” huelgan las comparaciones… A veces trato de entender por qué sus defensores rayan el fanatismo a la hora de hablar de él, porque hechos y acciones (en su contra) sobran… Cierto es que cogió un equipo sotanero en los últimos 20 años (Henequeneros nunca fue sotanero, pero eran otros tiempos) y logró incluirlo entre los grandes… pero también es cierto que NO GANA EL BUENO (esto se puede extender a que no gana finales, torneos -nacionales y/o internacionales- en fin, que como manager no ha ganado nada de nada de nada). Si a esto le sumas la imagen que proyecta, más las indisciplinas que comete, más el desprecio que muestra hacia algunos peloteros, árbitros, autoridades, público, incluso periodistas, sumado a que a la hora de expresarse ante las cámaras es una caja de sorpresas… saca tus propias conclusiones (yo tengo la mía y nadie me la rasca del cerebro, ni con cepillo de alambre…)
        al final, para que haya mundo debe haber de todo…

    • AMD dijo:

      Tremendo post, te felicito hay dos grandes cosas aqui la entrevista de Michel a Urquiola y esto que pusiste. Lo del autotitulado Profe no tiene nombre, para mi podrá existir alguien igual, pero peor!? imposible, es una cadena de desaciertos sin fin, y los que lo conocemos de acá, de VC, sabemos perfectamente que todo eso debe ser pura verdad, una personalidad psicopática, caprichosa y con megalomanía incurable. Es cierto que aun existen los que le “descargan” pero cada vez son menos, en fin de cuentas para que el mundo sea mundo tiene que haber de todo y personajes mas negativos y poderosos han sido idolatrados por mayorías. Realmente no creo que valga la pena ni entrevistarlo, para que se aparezca hablando sandeces incoherentes como el show soy yo, mi espinita es con los americanos (por cierto tuvo una premonición, pero no fue una espinita sino todo el espinazo), pon ahi que no me voy a ir de Cuba, yo creo el que “Profe” ya lo ha dicho todo, algun matiz nuevo podrá añadir pero su ensencia no cambia y con el perdón de Dostoyevski que creía en el mejoramiento humano, yo por este no apuesto un centavo.

    • enrique dijo:

      A veces no se ni porque me molesto en escribir aqui, pero eso que cuenta samon es un ejemplo mas de la prepotencia de V Mesa, pienso que el seguira abusando de su poder para chantajear, e intentar humillar a arbitros y peloteros, creo que el comisionado nacional (victor mesa) ya que el otro solo es de nombre debe ser cambiado
      Si no es asi, si no lo paran ya, preparense para ver horrores proximante

    • Luis Alberto Rubio Naranjo dijo:

      Lo que dice Samón demuestra lo que tantos y tantos hablan, es una gran derrota para el beisbol cubano que sigan dirigiendo el team Cuba con caprichos y groserias.
      Cesar Valdes solicito la liberación y es el mejor arbitro cubano, entre otras cosas todos observamos como VM le falto el respeto y hubo que parar a Cesar entre 10 o más personas porque lo hizo perder los estribos, sin embargo si fueron capaces de decir que los Play Off se perdieron por el mal arbitraje y nadie analizo la conducta impropia y arrogante de Victro Mesa, que entre otras cosas le echo tierra a un arbitro y solo lo separaron 5 días de la dirección del equipo y despues lo estimularon con la DT del equipo Cuba hasta el 2017.
      Por lo menos Samón era el 51, Pestano que es el mejor receptor de Cuba, no entro ni siquiera en el 52 y todos los Villacalereños sabemos que no entro al equipo porque siempre se planto con valentia ante las groserias y las malas formas de Victor Mesa.
      Si queremos cambiar y mejorar la pelota en Cuba hay que cambiar los cuadros de dirección que dirigen a capricho, con arrogancia y con prepotencia, hasta cuando tenemos que seguir conociendo y permitiendo estas conductas que lejos de construir, destruyen.

  • agustin dijo:

    ME AGRADO MUCHO TU ENTREVISTA MICHEL. MUESTRAS A UN URQUIOLA SENCILLO
    Y JUICIOSO. INTERESANTE LO QUE EL ARGUMENTA QUE SE DEBE MIRAR HACIA JAPON Y NO A MEXICO, HABRIA QUE VER SI ESO ES FACTIBLE Y COMO REALMENTE FUNCIONAN ESOS CONTRATOS COSA ESTA POR SUPUESTO QUE AL MENOS YO NO ASPIRO A CONOCER POR PARTE DE LA PRENSA O LA CNB, AL MENOS NO POR AHORA. A URQUIOLA NUNCA LE HA FALTADO SENCILLEZ NI ETICA PARA JUGAR O DIRIGIR, EN CUANTO A RESULTADOS INTERNACIONALES NO RECUERDO AHORA SUS PALMARES, ADEMAS QUE CONSIDERO QUE TODO ES RELATIVO, PUES HUBO UNA EPOCA QUE EL QUE DIRIGIERA GANABA TAL ERA LA SUPREMACIA DE LOS EQUIPOS CUBA POR LA RAZON QUE FUERA.

  • El pillo dijo:

    …de que usted sabe, sabe, pero no vuelva a olvidar que por encima de todo está la familia, en este caso usted tiene dos, una en la casa y la otra en el Capitán San Luis,,,,,,,,saludos…….

  • EST dijo:

    Alfonso tres lecciones:

    1-El prestigio de uno, es de uno mismo (tu lo tienes y mucho por cierto), no se presta, no puede ser que otros que no tienen la responsabilidad sobre sus hombros, decidan por lo que tu respondes y ponga en tu boca palabras que no te pertenezcan.

    2-En ese año tanto Torres, como Baños, Saavedra, Quintana y hasta el propio Julio Alfredo, acumularon mas méritos que cualquiera de los matanceros que con alguna excepción han hecho los últimos equipos Cuba. Hay que halar la braza para tu sartén, esa es la Ley actual de la CNB.

    3-Distes una falsa impresión muy triunfalista ante las cámaras cuando saliste a lograr dos propósitos que a todo el mundo le parecían muy dudosos, como en definitiva pasó, eso te hizo hacer con todo respeto, un papelazo.

    Si aprendiste esto, estoy contigo hasta el fin, eres de verdad un manager de la gorra a los spikes, de papelazos mas grandes quisiera yo librarme ahora.

  • lolo dijo:

    Buena entrevista, pero por ser Urquiola el manager que es sincero, honesto y trabador para su cuba, es q se aprovechan muchos de esa comision cuando se formo el cuba para poner algunos q no debieron ir, se llevaron 14 pitcher, en aquel equipo …no creen q yosvany torres q gano 6 en el plao off y 18 en el campeonato no pudo ir ? claro. se llevaron a alberto soto, y compañia 2 o 3 pitcher mas q fueron a comer merienda, a casi no picharon, para eso se podia haber llevado a Torres como estimulo a debio influri Urquiola en ello, pero por ser como dije antes otros aprovechan y llevan a los de ellos, si todos fueran asi ..seria mejor para nuestro beisbol… por eso es un ejemplo a seguir es un gran manager y pedagogo,…
    mis saludos

  • guinero-bayamés dijo:

    BUENA ENTREVISTA MICHEL CON UN GRANDE DE LA PELOTA CUBANA, DE LOS GRANDES 2BASE QUE HE VISTO JUGAR, JUNTO A ISASI,ANGLADA,PACHECO,PADILLA,TELEMACO, GRANDE URQUIOLA, PIENSO QUE SI, QUE SE FUE INJUSTO CON ÉL, DEBIA HOY ESTAR DIRIGIENDO EL CUBA, PERSONA EDUCADA Y QUE SABE DE PELOTA, TUVO BUENOS RESULTADOS EN PÁNAMA Y DONDE HA DIRIGIDO. SIGUE CON ENTREVISTAS COMO ESTAS, MICHEL.

  • Caper dijo:

    Felicidades Michel en estos diez años de Cubadebate, hace falta que sigas haciendo ese periodismo, sincero y profesional. me gustaría que algún dia tuvieras un programa deportivo en la TV y que mantuvieras ese estilo, que no es adulador ni conformista, que dices las cosas como son. Si son buenas pues elogios, pero si son malas la crítica constructiva. un saludo

  • Ines Esteban dijo:

    michel, me encanto la entrevista, bombardeaste sin compasion y con todo a urquiola, pero al final salieron airosos, veo mucha sinceridad y sencillez en ella. gracias.

  • Tuti45 dijo:

    bueno ahora solo falta que urquiola haga un buen papel con pinar este año y vera como todo pasa al olvido, el es un manager ganador y uno de los mejores de cuba, eso no lo duda nadie, a urquiola le auguro un exelente retorno,

  • Juno dijo:

    Con el mayor respeto a Urquiola, creo ke su hubiese ido a la gira por EEUU se hubiera muerto de VERGUENZA

    • Cesar dijo:

      Discrepo de usted, estoy casi seguro que si Urquiola hubiera hecho el equipo que fué a EU, no hubiera tenido la misma nómina, se hubiera trazado una linea lógica a seguir y aun cuando no se hubiera ganado no se hacia un ridículo tan grande como el que vimos. Urquiola jamas hubiera incluido en la receptoría a Herrera y nos hubieramos evitado la burla de los norteamericanos robando 6 bases en un juego. Esos papelazos son solo para nuestro manager ganador

  • AMD dijo:

    Gran técnico en mi opinión Urquiola y Anglada son los mejores DT de los últimos años, nada que ver con la cofradía encabezada por VM que rige el beisbol actual, son personas muy conocedoras, equilibradas, que exigen, pero respetan a cada jugador y sobre todo tienen resultados, ganan campeonatos, cosa que casi nunca ha podido hacer VM32.

  • jessica dijo:

    felicidades michel, yo me inclino ante usted, siempre es un placer leer sus entrevista y no me pierdo sus comentarios en la mesa redonda, es tremendo periodista y todavia conservo con mucho cariño su cronica light. aunque sean temas de deportes siempre aportas esa magia que te caracteriza y dices las cosas sin ningun pelo en la lengua. se te deberia conocer mas pero te felcito nuevamente y felicito al colectivo de cubadebate por tenerte.saludos: jessica

  • Sebastian dijo:

    Como siempre Michel…” OTTIMO LAVORO “…

    Saludos

    Sebastián

  • CAMAGUEYANO dijo:

    EST….ENTONCES TODO ESTÁ CLARO, COMO DIJO EL GENERALÍSIMO, O NO LLEGAMOS, O NOS PASAMOS, ASÍ ES, VM-32 SE PASA, Y ALFONSO NO LLEGA, LEGITIMAMENTE CUBANOS. LOS RESULTADOS POR TANTO HAN SIDO LOS MISMOS….NO GANAMOS.

    SAQUE UD. SUS PROPIAS CONCLUSIONES…..

  • agustin dijo:

    Muy buen trabajo ese , realmente yo creo k Uruiola debio llevar a algun Pinareño al equipo , aunque no sea el quien haga el equipo debe tener potestad, mira Victor llevo a cico matanceros a Estados Unidos y uno de elos el catcher le robaron seis bases en un juego, en fin admiro a Urquiola , pero creo ue más k modesto fue ingenuo

  • José Alberto dijo:

    Muchas FELICIDADES Michel, sigue así.

  • RobertoR dijo:

    Urquiola es un hombre de verguenza. Tiene prestigio, y a expresado unas cuantas verdades. Ademas sabe beisbol. Hay que incluirlo en el equipo de direccion del equipo nacional. Seguro veremos en la proxima serie un Pinar del Rio diferente. Felicidades Urquiola.

  • El Jabalí dijo:

    bueno urquiola nadie desea que un grande como ud. muera en un terreno, nadie quiere que muera, por eso le recomendamos que no vaya con vm 32 a ningún terreno no vaya a ser que se me infarte cuando el payaso haga alguna de las suyas.

  • Batazo dijo:

    Creo que es un buen managuer y espero que él haga un papel con PINAR,el tiene equipo para avanzar,si se pone puede llegar lejos,y desplazar al camajÁn de VICTOR

  • PL@TANOBURRO dijo:

    coincido con ADM, junto con Anglada son los mejores DT de los ultimos 3 lustros, son hombres comenten errores, pero son HOMBRES, esto lo pongo por encima de todo, aunque se puede agregar su Patriotismo sincero, caballerosidad, mucha sabiduria dentro y fuera del terreno, muy buenos, no compatibles con la dirigencia actual de CNB, muchas gracias a Michel y a CUBADEBATE, siento gran placer al saberme informado… por que si me guio por la TV…

Se han publicado 125 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Michel Contreras

Michel Contreras

La Habana, 1973. Periodista especializado en temas deportivos.

Vea también