Imprimir
Inicio » Opinión, Deportes  »

Bajo la Lupa: Designados, he aquí otro problema

Publicado en: Bajo la lupa
| 36
Junco, un designado paradigmático.

Junco, un designado paradigmático.

Excepto porque siempre ocupa un lugar en la hoja de anotación, el bateador designado ya no suscita la atención del momento en que fue introducido en la pelota cubana y mucho menos de la época de oro del béisbol aquí (las décadas de los 80 y 90 del siglo pasado), cuando los peloteros marcados en los libros estadísticos con las iniciales BD eran sinónimos de mucha, versátil y poderosa ofensiva.

Dígase bateador designado en Cuba y no media mucho esfuerzo de la memoria para nombrar a Lázaro Junco, Romelio Martínez y Orestes Kindelán. Dígase bateador designado y sin hacer un gran ejercicio de remembranza, aparecen los nombres de Reemberto Rosell y Amado Zamora.

Hablar de bateador designado aquí, era hablar de jugadores con el talento para causar grandes destrozos en más de la mitad de sus comparecencias, ya sea con ofensivas robustas, limpia bases, o con la habilidad de llegar sistemáticamente a las almohadillas y recorrerlas como si se tratara de un paseo por el Malecón de La Habana. Era hablar, ni más ni menos, que de ofensiva desequilibrante y decisiva, la legítima razón de ser del bateador designado.

(Igual a como ocurre hoy en la pelota profesional de Estados Unidos con la polémica en torno a definir cuál ha sido el mejor designado de Grandes Ligas, si David Ortiz, Edgar Martínez, Frank Thomas o Paul Molitor, también hubo aquí una polémica similar en aquel momento de esplendor).

Antes de convertirse en jugadores netamente ofensivos, Junco, Romelio y Kindelán, Reemberto y Zamora, se desempeñaron a la defensa con regularidad durante los primeros años de sus carreras, y solo porque mermaron sus habilidades con el guante, o porque aparecieron jugadores más virtuosos, solo por eso pasaron a la “pasividad” del designado.

Y siempre se pararon cuartos en las alineaciones de Henequeneros, La Habana y Santiago de Cuba. Y siempre aparecieron bien arriba de las ofensivas de Cienfuegos y Villa Clara.

Otros jugadores sobresalientes prolongaron la vida activa y agrandaron aún más sus números refugiándose en la posibilidad de actuar como designados. Pongamos por caso a Pedro Medina, Fernando Sánchez, Luis Ignacio González, Lourdes Gourriel o, para mencionar a dos del último decenio, Isaac Martínez y Enrique Díaz.

Hay una anécdota en Grandes Ligas que ejemplifica el temor por los destrozos que podría provocar un bateador designado. No la recuerdo con exactitud, pero es más o menos como sigue: lesionado Barry Bonds, un lanzador contrario a los Gigantes de San Francisco advertía que había que acabar con cada uno de los turnos ofensivos del bateador designado, antes de que reapareciera el toletero. “Cuando regrese de la operación dudo mucho que sea el mismo para correr en las praderas, pero en el DH tiene un lugar reservado para hacer temblar a los pitchers”, dijo.

¿Se olvida que para hacer un line up más ofensivo, las selecciones nacionales, con Armando Capiró, Agustín Marquetti y Antonio Muñoz en sus plantillas, utilizaron a Muñoz como designado en el principio internacional del Gigante del Escambray? ¿Alguien puede negar que Jorge Fuentes logró una alineación más mortífera aún en los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992, al colocar a Lázaro Vargas como bateador designado?

De aquellos tiempos a esta parte, la verdad, el panorama cambió del anverso al reverso. Ahora no se sabe qué esperar de los bateadores designados. Tantos como son, advertimos una subvaloración de esa responsabilidad; tantas posiciones de importancia menor ocupan, que suponemos cierto menosprecio por su jerarquía; y hasta nos cuesta revelar muchas veces cuál criterio siguen los directores técnicos para colocar a un bateador en lugar del lanzador. Y eso que en Cuba, a diferencia de Estados Unidos, no hay cuestionamiento alguno acerca de su utilización o no…

La mudanza de los Astros de Houston de la Liga Nacional a la Americana en 2013, provocará la repartición de 15 equipos en cada uno de los circuitos de Major League Baseball (MLB, siglas en inglés de las denominadas Grandes Ligas), e indujo a la reconsideración especializada acerca de las virtudes y defectos del bateador designado para el juego, además de poner en el tapete la necesidad de establecer una regla única para ambas ligas.

Aquí no es asunto de cuestionamiento. El bateador designado, introducido el seis de abril de 1973 cuando en el Yankee Stadium, el zurdo Ron Blomberg recibió una bola de Luis Tiant, se extendió por todo el planeta beisbolero y en Cuba se incrustó en las hojas de anotación hasta el día de hoy y, al parecer, para siempre.

“No conozco el béisbol sin designado. No viví los momentos en los que lanzadores bateaban en nuestra pelota. La referencia más cercana es la Liga Nacional en la MLB, y aunque me provoca cierta curiosidad, no me complace del todo. El designado, sin dudas, multiplica el espectáculo y aumenta la tensión de la principal batalla del béisbol: la que se establece entre lanzador y bateador”, así lo ve el periodista Dayán García, especialista de deportes en la revista Bohemia.

“Yo me decanto porque haya bateadores designados. Me encanta la Liga Americana por sobre la Nacional, en la que los pitchers tiene que estar tocando frecuentemente; aquella es más ofensiva precisamente por el bien que le hacen los designados al juego”, considera Yasiel Cancio, cronista de Prensa Latina.

Yo, además, pienso y digo lo que un conocido de estas páginas, el joven Carlos Manuel Álvarez: el béisbol ya tiene muchas tácticas, ya cuenta con suficiente escaramuzas y batallas estratégicas para pensar que será más rico porque se deje batear al pitcher.

Es opinión generalizada entre aficionados y especialistas de todas las generaciones, que el designado fue un revulsivo para el juego ofensivo y posibilitó a los pitchers, en una posición tan importante, olvidar su preparación ofensiva y especializarse en el arte de lanzar.

Llegado a este punto, puedo decir que el bateador designado, aquí y ahora, no está en peligro de extinción. Lo que sí resulta incomprensible, insisto, es que en las Series Nacionales se subvalore, menosprecie o desconozca su importancia en el juego de pelota.

(Antes de continuar, quiero poner entre paréntesis que, aunque apoyo la presencia de bateadores designados en los line ups, creo que ello es uno de tantos elementos que posibilitan la llegada al certamen de peloteros con carencias defensivas muy grandes o retrasos en el aprendizaje de los principios básicos de este deporte).

Alexis Rúa, otro joven dedicado a la crónica del béisbol, editor de la página web de Islavisión, tampoco concibe el juego sin bateador designado y explica su parecer de modo profuso: “Es un elemento importante dentro de la alineación, pues se puede emplear un jugador de fuerza, impulsador, o uno más de contacto, rápido entre bases y buen tocador. Creo que es más útil un bateador de largo alcance, capaz de remolcar hombres en circulación, pues el principio del béisbol es anotar tantas carreras como sea posible. En la Serie Nacional a veces se aprecian bateadores designados con bajos promedios ofensivos y poco impacto en la producción de carreras, lo que sin dudas les convierte, más que en una fortaleza, en una debilidad para el conjunto”.

Y para concordar con él, para apoyarle, les propicio un botón de muestra. El primer martes de diciembre, en el juego que Mayabeque perdió ante Holguín en el Calixto García, los designados respectivos resultaron el novato Dariel Oliva y José Antonio Castañeda, colocados en los puestos siete y nueve de sus alineaciones.

Hay más. En apenas las dos primeras subseries, hasta 44 bateadores se enfundaron la casaca del designado, con un pobre bateo combinado de .245 (89 hits en 363 veces al bate), un jonrón, 16 dobles, 4 triples, 25 impulsadas, 37 anotadas, 58 ponches y 44 boletos.

Aunque no lo parezca, la tendencia es un signo de los tres últimos lustros, escandalosamente expreso en las más recientes Series, en primer término por la cantidad de beisbolistas con al menos una vez al bate como designado. A saber, en la Serie 47 fueron 174 jugadores, nada menos que 211 en la 48, 159 en la 49, hasta 173 en la Serie de Oro y, hace una temporada, en la 51, se llegó a 195.

Como puede suponerse, tamaño desfile no aporta los estándares de rendimiento exigidos, y técnicos y aficionados han quedado decepcionados por igual en los más de los juegos.

De modo global, los 195 designados de la campaña anterior rindieron para .275 (1 664 hits en 6 055 veces al bate), con 170 jonrones, 238 dobles, 25 triples, 880 impulsadas, 870 anotadas, 869 ponches y 732 boletos. Parecen números grandes, pero no lo son, se quedan por debajo de la media del campeonato en las estadísticas positivas y por arriba en los guarismos negativos.

Las hojas de anotación de las temporadas más recientes denotan que la mayoría de los designados no cumplen con sus cometidos y, lo que es peor, los directores no saben cuáles jugadores se desempeñan mejor como designados, o simplemente no le conceden importancia a dicho rol.

Cienfuegos, digamos, alternó maquinalmente a sus dos receptores en el puesto, a pesar de que hay matices en el rendimiento de uno y otro. Y tanto Osvaldo Arias como Adir Ferrán perdieron slugging las veces que jugaron a “tiempo parcial”. Más crítica es la situación en Camagüey, novena que ha tenido hasta 69 designados en las cinco temporadas anteriores. Esto, sin que se hayan podido combinar para más de 41 impulsadas y ocho jonrones como promedio anual en todo el lustro.

¿Qué opinión les merece un designado que promedie .205 en 117 veces al bate, con dos jonrones, 11 impulsadas y 23 ponches -el doble más uno de los boletos recibidos? ¿Cuál fue ese jugador? Llámenlo Lerys Aguilera y colóquenlo en el line up del equipo Holguín de la Serie de Oro (sé que estuvo aquejado de lesiones entonces, pero esa peculiaridad solo desacredita la capacidad del DT para armar la alineación).

¿Cómo evalúan a un designado que promedió .231 en 260 veces al bate, con siete cuadrangulares y un número de ponches superior a los de impulsadas y anotadas? Es de los Indios de Guantánamo, rindió así en la Serie 51 y se nombra Vismay Santos.

Armando Johnson, el DT con más años de dirección entre los que trabajan en el actual clásico doméstico, cree que el designado es una pieza angular a la hora de construir una alineación, e incluso considera que un buen bateador designado ayuda al equipo en su puesto ofensivo y desde la banca.

“El bateador designado es una variante positiva, su implementación permitió darle un voto ofensivo a los line ups y a su vez cuidar a los lanzadores, ya que ellos son una parte más que importante en el juego, y exponerlos a un turno al bate pone en riesgo su continuidad en el choque. Yo en lo personal apostaría por un hombre de fuerza, capaz de traer carreras, un clásico cuarto o quinto bate, aunque esta decisión esta sujeta a las posibilidades que te da la banca”, argumenta el estratega.

Por su parte, Alexander Ramos, ex segunda base y bateador de .339 de promedio ofensivo en la pelota cubana, lo ve de este modo: “Es una pieza importante dentro de un equipo de béisbol, es un jugador que debe estar muy concentrado en cada turno, debe ser observador, paciente y agresivo, no solo para ser capaz de traer carreras o llegar a las bases, sino también para ayudar a los compañeros a descifrar al pitcher. Tuve la oportunidad de ocupar ese turno como jugador, mi experiencia fue poca, pero siempre tenía que estudiar mucho al lanzador, algo que hice en toda mi carrera y sobre todo concentrarme en que lo que necesitaba el equipo en el momento de mi turno”.

Escuchados estos testimonios, comprobado el fin práctico (ayuda a evitar lesiones de los lanzadores al tratar de batear o correr las bases), demostrado el fin deportivo (ayuda a dinamizar el juego y lo provee de espectacularidad ofensiva), no comprendo cómo el bateador designado ha caído en descrédito en la pelota cubana.

¿A qué se debe? ¿Ha bajado su valor ahora que las precariedades del pitcheo permiten que demasiados jugadores burlen las cercas y conecten .300 o más? Quizás la respuesta exija un estudio minucioso y hasta una encuesta a los directores técnicos y los propios jugadores. Pero yo respondo SÍ, con mayúsculas, a esa pregunta. Y agregaría que este bateador se ha convertido en una figura decorativa en muchas alineaciones, porque a las Series Nacionales ya no llegan la cantidad de sluggers y bateadores habilidosos que antes llegaban.

Entre tantas alarmas que salpican el torneo, el problema de los designados tiene derecho a la palabra.

Se han publicado 36 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • STARUP dijo:

    HASTA QUE NO SE HAGA ENFASIS EN LA TéCNICA DE BATEO, EL CORRIDO DE LAS BASES Y LA ZONA DE STRIKE EN LA PELOTA CUBANA, NO HABRA MEJORíA.

    SóLO MEJORANDO ESOS ASPECTOS PODRIAMOS ASPIRAR A ESTAR ENTRE LOS 3 PRIMEROS LUGARES EN EL PROXIMO CLÁSICO.

  • anakym dijo:

    Muy buen articulo, pero en realidad en la pelota cubana tenemos que tirar con lo que tenemos, y la mayoria de los designados de hoy en día estan ahi porque en sus equipos son los mejorcitos. La causa de estos problemas es sin dudas el bajo nivel del beisbol cubano en los ultimos tiempos, esto como consecuencia de los escasos recursos destinados a la base, y la poca estimulación material de los peloteros, en una época marcada por los altos precios de todo. La CNB y el país debe entender que para lograr resultados en cualquier deporte hay que invertir, y mas en el beisbol. Poner la ciencia en función del deporte es algo vital, en cuba eso no existe, seguimos con las mismas estadisticas de los 70 que nos dan datos frios de los peloteros.

  • 9noBATE dijo:

    Oyeee que bien exelente articulo, lo imprimo pami gente.

    dime algo del temido julio german el de los batazos kilometricos

  • Raúl dijo:

    Lo estoy diciendo: al final INDUSTRIALES SE CRECE

  • Yandys dijo:

    Cito: “Me encanta la Liga Americana por sobre la Nacional…”
    Muy linda la cita pero me duele que la prensa cubana diga eso cuando los cubanos que solo tenemos acceso a la TV y la Radio Cubana no podemos valorar entre a Nacional y la Americana ya que la MLB es al parecer, un sueño inalcanzable para la radio y tv cubana.
    No niego que se han dado pasos…pero de hormiguitas.

  • Azucarero dijo:

    RAFAEL ARZUAGA: Paradigma de BD (o DH en inglés) lo fue, sin lugar a dudas, desde su introducción en Cuba, el gran Héctor Olivera. Creo que usted no lo vió jugar, era originalmente lanzador con habilidades ofensivas tremendas, incluso lanzó un No-No en un Mundial Juvenil, pero al llegar a los Azucareros no fue el mismo. No tenía habilidades defensivas (lo probaron hasta en primera base en los dobles juegos para darle descanso a Muñoz), y era extremadamente lento en el corrido de base; incluso llegaron a ponerle out en primera después de haber conectado una línea al right que había picado: el jardinero tiró a primera y Olivera no había llegado. Pero como dice el librito, el que batea tiene que jugar. Y entonces apareció el designado, y le pegaba tanto que había algunos ignorantes que llegaron a decir que ese era un invento para encontrarle un hueco para que pudiera jugar. La historia que vendría después, valga la redundancia, es “histórica”. Llegó a batear la salvajada de 459 de average EN UNA SELECTIVA de las que lanzaban los Romero, Rogelio, Carrero, Vinent y compañía, un hombre que corría tan lento que para llegar a primera con un hit prácticamente tenía que recostarla a las cercas. Tuvo un hijo en Santiago… y todo el mundo conoce esta parte del cuento. Saludos, y felicitaciones por los artículos que está haciendo, porque nos hacen reflexionar, independientemente de si se está de acuerdo o no.

  • Erick dijo:

    Estoy totalmente de acuerdo. Pero a la hora de hacer el equipo CUBA que es el sueño de todo jugador no se tiene en cuenta a los BD sino a alguien que ocupe una posicion y pueda ser BD cuando los directores deceen. Lo mismo pasa con los lanzadores relevistas y cerradores, a la hora de hacer el equipo de las 4 letras casi todos para no ser categorico son abridores. El beisbol cubano exige un cambio de mentalidad sino no cogemos a nadie.

  • fantasma dijo:

    Dalia dime si leistes este articulo ja jaja

  • guinero-bayamés dijo:

    Arzuaga muy buena tú preocupación la cuál es la de la mayoria lo que pasa mulato que nos hemos quedado atrás en todo, no hay pensamiento táctico como tú ,pienso que el designado no puede ser cualquiera tiene que ser el que tiene más poder en el equipo generalmente son lentos en sus desplazamiento y corrido de las bases, lo que pasa que casi siempre para hacer el Cuba no miran que hay un designado toda la serie que dio tantos jonrones y tantas impulsadas y lo que miran es versatilidad, hoy dia ningun pelotero quiere casarse con designado porque por muy bueno que sea no se tiene en cuenta para el equipo grande como era en los 80 con Kindelán,Junco,Romelio,Pierre,Casanova,Pedro Luis Rodriguez,Luis Ignacio, y muchos más, lo mismo pasa con los relevista para estas funciones hay que especializarse, y llevarlos en esa posición, hoy dia solo Cepeda es el que cumple ese rol en el Cuba.En grandes ligas hay jugadores muy buenos en ese rol. saludos foristas.

  • Cienfueguero_dela_JUVE dijo:

    Creo que debe ser Major League Basebal, y no Mayor ….
    gracias, buen articulo y espero que mejoren nuestros BD

  • El pillo dijo:

    LO CONOCÍ PERSONALMENTE EN 1990-91 CUANDO EL ENTRENAMIENTO DE LOS EQUIPOS CUBA A Y CUBA B, LO MÁS IMPRESIONANTE DE ESTE HOMBRE PARA MI CRITERIO, EL PRIMERO DE ORDEN PERSONAL, LO MÁS NOBLE, DECENTE Y SINCERO QUE HAYA CONOCIDO EN PELOTEROS DE RENOMBRE, Y OTRO ATRIBUTO DE CARÁCTER FÍSICO QUE LO HIZO EL EXTRAORDINARIO JONRONERO QUE FUE, UNAS MUÑECAS TREMENDAS, SOLO COMPARADAS CON LAS DE ARMANDO CAPIRÓ, EXISTEN OTROS, PERO DE ESTOS DOS PUEDO ATESTIGUAR PUES LOS TUVE A MI LADO, SALUDOS…..

  • Lino dijo:

    Creo que el tema del bateador designado depende de las variantes defensivas que posea cada equipo. Por ejemplo, en el caso de Cienfuegos, el director prefiere que Arias y Ferrán compartan el cansancio que significa actuar como receptor y, al no disponer de otro jugador que sea mejor bateador que ellos, los utiliza invariablemente como designados, alternando en ambas funciones.
    En otros equipos, por ejemplo, Pinar, Peraza se pinta solo para esa función, pues Quintana cubre la receptoría. En Matanzas, el flamante director del equipo nacional pone a cualquiera y en cualquier turno al bate. En Villa Clara, ahora está Borrero, pero tienen a Lunar que lo cubre en primera base. En Industriales es Chirino, pues el resto de los jardineros son mejores fildeadores que él.
    En el caso de Vismay Santos, al menos el director fue consecuente y lo mantuvo en ese rol, aunque no rindió lo que se esperaba de él.
    Ya no existen jugadores de la talla de Junco, Kindelán, Romelio, etc, y los veteranos de algunos equipos, no tienen quien les haga sombra y la mayoría son más confiables a la defensa que otros en el banco, por eso no los ponen de designados.
    saludos.

  • Noelvis dijo:

    Saludos a los Foristas.

    Interesantisimo artículo sobre un turno al bate que apenas se menciona, por no decir que ni se menciona.
    Es cierto que el béisbol cubano está en declive y negarlo sería ser ciego teniendo 20-20 de visión. El Bateador designado tiene un aspecto que considero el supremo por encima de todos los demás jugadores que integran una alineación y que incluso les da ventaja, y es que al no tener que desempeñarse en una posición, pues su posibilidad de lesión es muy pequeña, por lo que su trabajo puede tener un enfoque mas concentrado en el bateo ofensivo e INTELIGENTE, desarrollar habilidades que le permitan ser además un UTILITY, pues puede ser bateador de largo metraje o un excelente tocador de bola o dirigiendo la bola hacia una zona determinada según el momento, de ahí lo del bateo inteligente. Podrían los directores de equipo hacer toda una escuela de preparación de bateadores designados, intentando tener 2 siempre disponibles, uno que juega y el otro que sería un emergente con HABILIDADES a la hora buena, que paz poder mirar al banco en un momento tenso, teniendo quien te pueda responder. El bateador designado tiene que potenciarse, es alguien que se concentraría más en momentos difíciles, alguien oportunisimo y con muchisimo tiempo para estudiar a cada pitcher contrario, del 3ro al 5to turno tienen que ser los reservados al bateador designado. Hágase incapié en su desarrollo, ellos, aunque no jueguen en el terreno pueden ser locomotoras del equipo y casos sobrados en el pasado tenemos. hagamos juegos INTELIGENTES, un toque de Bola, o una base por bola “luchada” con tacto, tiene el mismo efecto que una línea a los jardines que pique, un bateador designado “PODEROSO E INTELIGENTE”, da un pitcher “Preocupado” o una base por bola intencional y esa , es otro Hit.

    Gracis y buen dia a todos.

  • Alejandro Alonso dijo:

    Con respecto al artículo me gustaría señalar que la serie pasada, danel castro fue el mejor bateador designado, segundo en AVE 370 con 15 jonrones y 78 impulsadas, y al parecer, la Comisión y los profesionales de la prensa, no lo conocías y seleccionaron al mejor designado a Serguei Pérez “Industrialista” y entonces COMO QUEDO YO

  • antonio dijo:

    RAFAEL, hermano, está claro el asunto del BD en cuba tal y como lo dices en tú artículo. Sin dudas estás poniendo de relieve “-UNO-” de los tantos problemas por lo que transita nuestra pelota y que lo han conducido a la paupérima situación actual que presenta tanto en el ámbito nacional como internacional.

    Lo que ocurre en la pelota cubana es que ha habido un distanciamiento notable entre la ciencia del Beisbol y la práctica del beisbol. En todas las potencias actuales del beisbol mundial – menos en Cuba – desde hace mucho tiempo además-, se emplean las técnicas de análisis estadísticos, series históricas, líneas de tendencia y minería de datos para buscar al hombre óptimo en la posición óptima.

    Ninguna academía de beisbol del mundo está de espaldas a las ciencias del deporte, a las aplicaciones, adelantos, descubrimientos e investigaciones científicasue que realizan las universidades y centros especializados. Otro tanto ocurre en el área del entrenamiento y rendimiento deportivo donde en la mayor parte de los casos priman el hábito y las costumbres arraigadas, la improvisación y la maña de nuestros entrenadores, técnicos y especialistas y no el método científicamente probado.

    Tal vez los problemas operativos de nuestro pasatiempo nacional (objetivos y subjetivos), las dificultades y limitaciones económicas y la improvisación continua han apartado el beisbol de las ciencias del beisbol.

    Ojalá alguien te escuche.

    Slds

  • YA1000 dijo:

    ni una palabra, buenisimo este artículo, felicitaciones para su autor…

  • MLB dijo:

    Una entrevista con Pedro Luis Lazo

    11 de diciembre de 2012

    Único pelotero del mundo con 4 medallas en Juegos Olímpicos y méximo triunfador en las Series Nacionales de Cuba, Pedro Luis Lazo nos cuenta su historia dentro y fuera del diamante….Un guión digno de Hollywood

    Esta es la historia de un hombre que rechazó un contrato de 30 millones de dólares para seguir ganando 30 dólares mensuales en Cuba.

    Es la historia de un legendario lanzador, de un hé roe nacional que mantiene su intacto patriotismo cubano y que se declara leal al revolucionario Comandante Fidel Castro.

    Sí, Pedro Luis Lazo dio una amplia entrevista a Puro Beisbol en el hotel donde se hospeda en Los Mochis y con 39 años a cuestas ha debutado con los Cañeros en la LMP.

    ¿ Cómo es que Pedro Luis Lazo se inicia en el beisbol?

    Yo comencé a los 8 años en las ligas pequeñas en Cuba, donde existen Escuelas de Iniciación Deportiva entre los 8 y 17 años. Yo me atreví a los 8 años y a los tres años me botaron del EIDE porque un entrenador dijo que yo no tenía calidad para ser pelotero y mucho menos lanzador, pero continué al año siguiente como un jugador invitado y fui madurando hasta que me incluyeron de nuevo con los atletas de esas escuela.

    ¿ Qué se siente ser expulsado de una escuela a esa edad?

    Yo creo que a nadie le gusta, pero en ese momento me motivó mucho, yo dije: ‘Voy a seguir’, y logré lo que me propuse.

    Méximo ganador (257 victorias) y sublíder ponchador (2,462) de por vida en las Series Nacionales de Cuba….¿Cómo alcanzaste ese nivel?

    Es un esfuerzo que uno hace como atleta y al principio de mi carrera deportiva nunca pensé en llegar tan alto, pero año tras año me fui consolidando y gracias a Dios se dio eso.

    ¿Siempre has sido lanzador?

    No, también fui jugador de cuadro, pero después me hicieron lanzador.

    Ya cuando empiezas a destacar en la Serie Nacional ¿cuénto dinero llegaron a ofrecerte para desertar de Cuba y jugar en Grandes Ligas?

    “No mucho, creo que en esa época no era tanto lo que daban, pero a mi me llegaron a ofrecer entre 30 y 35 millones de dólares (por varios años)”.

    ¿Por qué los rechazaste?

    Porque nunca tuve el sueño de jugar en Grandes Ligas. Nunca me pasó por la mente.

    ¿En qué época te pidieron que huyeras de Cuba?

    En 1995….1996.

    ¿Qué equipo?

    Los Bravos de Atlanta.

    ¿Crees que vale més una medalla de Oro en Juegos Olímpicos que 5 millones de dólares?

    Yo creo que 11 millones de cubanos valen més que todo. Creo que las medallas, el honor y el prestigio de tu patria, valen més que eso.

    ¿Piensas que has alcanzado todas tus metas?

    Yo creo que he dado lo mejor de mí y soy feliz de la vida.

    ¿Para ti quién ha sido el mejor lanzador cubano de la historia?

    Para mi han pasado muy buenos por Cuba….Braudilio Vinent, Rogelio García….Te estoy hablando de los que yo vi, pero para mí el mejor de todos fue Vinent.

    ¿Tú en qué lugar estés?

    (Risas) yo creo que debo estar entre los (mejores) 15 ó 20….

    Eres muy modesto….

    No, a veces la gente cree que el que més juegos gana es el mejor y yo digo que no. Si tu me preguntas ¿el pitcher més triunfador de Cuba? Yo te digo, Pedro Luis Lazo. Pero si me preguntas ¿el mejor de Cuba? Yo te digo: Braudilio Vinent. No todo depende de los números.

    De estos tres que te voy a mencionar: José Ariel Contreras y los hermanos Livén y Orlando ‘El Duke’ Hernéndez…¿quién fue el mejor?

    Para mí….Contreras (risas).

    ¿Por qué?

    Primeramente, porque no pasó por el EIDE. Contreras comenzó a jugar pelota a los 18 años de edad, algo viejo para debutar. Eso tiene mucho significado.

    Contreras y los hermanos Hernéndez llegaron a ser héroes en Series Mundiales en Estados Unidos ¿cómo los miraban ustedes en Cuba por esa época?

    Como unos ídolos, en realidad lo que ellos hicieron (desertar de Cuba) no es problema de nosotros y ojalé todos les salga bien.

    ¿No los ven como traidores a la patria?

    Yo no. Creo ellos así lo decidieron y ademés no han hablado en contra de Cuba, simplemente fueron a buscar dinero y felicidades….¡Que les vaya bien!

    ¿Desde cuéndo no hablas con ellos?

    Con el que hablo es con Contreras porque él y yo somos como hermanos, ya que vivimos muchos años juntos con el mismo equipo (Pinar del Río). Las esposas de nosotros y los hijos tienen muy buena relación.

    ¿Algún duelo que hayas sostenido contra los hermanos Hernéndez?

    Con ‘El Duke’, en aquellos juegos entre Pinar del Río e Industriales.

    Si Yoenis Céspesdes tuvo un buen año en su debut con Oakland ¿crees que Yulieski Gourriel y Frederick Cepeda puedan rendir al mismo nivel en las Grandes Ligas?

    Cualquier cubano que juegue en Grandes Ligas puede ser igual o mejor que Céspedes. Los atletas cubanos estén entrenados física y mentalmente para jugar beisbol. Céspedes es un bateador que le tira duro la bola y bueno, cuando yo le lancé a él era menor, así es que para mí fue més fécil sacarle out. Ya en mis últimos años fue al revés porque yo estaba viejo y él en su mejor forma.

    Bérbaro Canizares ha sido uno de los méximos jonroneros los últimos tres años en las dos ligas de México ¿qué te parece?…tu lo enfrentaste en tu país

    Canizares siempre ha sido un tremendo bateador, lo único que tiene malo son sus manos a la defensiva. Yo lo quisiera siempre en el mismo equipo.

    ¿Por qué en Cuba la mayoría de los nombres de peloteros comienzan con Y….Yadel Martí, Yulieski Gourriel, Yunieski Betancourt, Yoenis Céspedes, Yasmani Grandall, Yonder Alonso….?

    (Risas) yo creo que son casualidades de la vida.

    ¿Qué opinas del zurdo Aroldis Champan? ¿tienes algo que aconsejarle?

    Es el pitcher que tiene més potencia en el mundo con sus velocidades de 104 y 105 millas por hora. Cuando tenga problemas, él simplemente tiene que combinar sus lanzamientos para que el trabajo sea més fécil.

    En Cuba es muy común comer arroz frito con pollo asado ¿qué comes en México?

    Arroz y frijoles, lo mismo que en Cuba.

    ¿Cuénto gana mensualmente un pelotero en la Serie Nacional de Cuba?

    600 pesos cubanos que es lo mismo a 30 dólares. Es lo que Dios nos dio (risas)

    ¿Y cómo le hacen para vivir?

    Con eso te alcanza para comer porque en Cuba la comida no es tan cara y todo lo demés lo paga el gobierno. En Cuba nadie se ha muerto de hambre y hace años que estamos ganando 30 dólares.

    ¿Qué hay de cierto que lo que ganas mensualmente en México, la mitad se lo mandas al gobierno cubano?

    ¡Es mentira!….o sea, en realidad si se manda un por ciento de lo que se gana en el exterior, pero en mi caso no.

    ¿Crees que haberte dejado lanzar en México es un premio del gobierno por tu lealtad y admirable carrera?

    Creo que es més o menos parecido, yo me lo he ganado con mi patriotismo. Los Piratas de Campeche me trajeron como entrenador y luego quisieron que jugara. Luego hablamos con las autoridades de Cuba y me dejaron pitchear”.

    Fidel Castro vivió mucho tiempo en México, tuvo un gran vínculo con este país en los años 50’s ¿a ti en lo personal que te parece México?

    Creo que es un buen país, lo que me ha impresionado mucho es tantos muertos que hay en México….La inseguridad que hay.

    En 2011, el realizador cubano Emilio Caro escribió ‘El Rascacielos de Cuba’, un documental basado en tu vida ¿Hay Rascacielos en Cuba?

    No (risas)…Creo que yo soy el único. Eso fue porque cuando (José Ariel) Contreras estaba en Cuba siempre estébamos juntos y nos decían las Torres Gemelas, pero cuando las tumbaron y por esas fechas Contreras se vino a México antes de ir a Grandes Ligas, a mi me pusieron ‘El Rascacielos’.

    ¿Te gusta que te llamen así o ‘El Jíbaro’?

    ‘El Jíbaro’….Porque así me dicen los que me conocen desde los 8 años de edad y cuando alguien me dice ‘Jíbaro’ es que ese tipo me conoce muy bien. Ese apodo vino del EIDE cuando un muchacho me puso ‘Ji-Ba-o’ porque la r no la pronunciaba. Y todo mundo comenzó a decirme ‘Jíbaro’.

    Pancho Campos fue tu compañero este año en Campeche….Es el mejor pitcher de este país en al menos los últimos 20 años ¿qué te parece?

    Yo había hablado con él en algunas competencias amateurs; ‘Pancho’ es tremenda persona y me ayudó mucho en Campeche. Yo creo que es un excelente lanzador y uno siempre aprende algo, sobre todo esa voluntad y ese deseo a sus 40 años de edad, el hecho de estar siempre entrenando. Yo a veces le decía ‘Pancho, yo no sé cómo tu puedes pitchear con las rodillas hinchadas’.

    Supongo que te dolió mucho haber perdido ese juego por la medalla de Oro en Sidney 2000 contra Estados Unidos….

    Sí, pero creo que ganar medalla de plata en cualquier deporte y en Juegos Olímpicos, es algo grande. Perdimos y nada més. Uno tiene que darle vuelta a la pégina. Nosotros le habíamos ganado en otras ocasiones (a EU), así es que todo tranquilo.

    ¿Nunca has llorado una derrota?

    Ese día lloré porque yo quería ganar, pero no sirvió.

    Dicen que los hombres no deben llorar…

    ¡No….Dicen que los hombres también lloran!

    ¿Qué tenía Pedro Luis Rodríguez que nunca lo podías dominar?

    Yo creo que ese era uno de los bateadores més difíciles que me he enfrentado en mi carrera. Un bateador de mucho contacto y muy bueno para todas las bandas, pienso que a todo mundo le bateaba.

    ¿Tienes algún ídolo?

    Luis Linares. Fue un pelotero que sólo jugó en las Series Nacionales, pero me gustaba porque jugaba la pelota caliente como decimos nosotros. Jugaba short y tercera, no tenía muy buenos manos ni era un bateador estrella, pero admiraba su entrega.

    ¿A qué pitchers has admirado en Grandes Ligas?

    A Roger Clemens y Curt Schilling…..Me gustaba verlos pitchear, la concentración que tenían y cómo se fajaban. Eso que hizo Schilling lanzando y con la sangre corriendo de su tobillo, no lo hace cualquiera.

    ¿Es Orestes Kindelén el mejor bateador cubano de todos los tiempos?

    Es el mejor jonronero porque dio 485, pero el mejor bateador de la historia de Cuba tiene otro nombre y apellido: Omar Linares.

    ¿A tus 39 años de edad, que te mantiene compitiendo en el beisbol?

    Primero porque me gusta el beisbol y segundo, los beneficios que da el mantenerse activo. Si no estuviera jugando en México lo estaría haciendo en otro lado.

    ¿Con quién le gustaría tomarse un café?

    Con (José Ariel) Contreras….Un café y un tabaco en cualquier lugar.

    Un héroe de la revolución en Cuba, ‘El Che’ Guevara, decía: ‘prefiero vivir de pie, que toda una vida arrodillado ¿tú compartes esa ideología?

    Lazo guarda silencio varios segundos y luego dice: “No sé, pero yo prefiero vivir de pie el tiempo que sea, pero no arrodillado’. En Cuba hay muchos libros sobre ‘El Che”.

    ¿Cómo se llaman tus padres y hermanos?

    Emilia y Nelson. Somos tres hermanos….Yamilka es maestra de escuela y William es médico del ministerio.

    ¿Qué representan para ti tus hijas Lorena y Lismari?

    Son mi vida, lo que més quiero en el mundo.

    ¿Y quién es Osmani Urrutia?

    Ese es mi hermano, uno de los bateadores més potentes que ha tenido Cuba con tres años consecutivos bateando arriba de los .400.

    ¿Por qué usas el número 99? ¿llegaste a cronometrar esas millas?

    No, sólo hasta 98 millas . Lo que pasa es que en mis primeros juegos Olímpicos en Atlanta escogí el número 33; en Pinar del Río mi primero fue el 11, luego el 5 y el 52, pero después me los fueron pidiendo y me quedé con el 99. En Grandes Ligas era el número de Manny Ramírez y el 9 lo usaba Ronaldo con Brasil.

    Récord de 22-2 con 31 salvados en Juegos Internacionales con Cuba. Eso incluye una derrota contra los Orioles de Baltimore y la de Sidney 2000.

    El nombre del derrotado viene en las hojas de ese juego contra Baltimore (1999), pero muchas veces no sabes lo que sucedió en el terreno. Quedé muy contento porque en definitiva demostramos que podemos ganarle a los equipos de Grandes Ligas. Y no pasa nada, en el beisbol uno tiene que saber ganar y también perder.

    ¿Quiénes son los cinco atletas més grandes en la historia de Cuba?

    Teófilo Stevenson, Javier Sotomayor, Ana Fidelia Quiroz, Omar Linares y….hay muchos ¿no?, pero esos son para mí los més grandes.

    ¿Qué tal es el Comandante Fidel Castro para jugar beisbol?

    Regular, él més bien es basquetbolista, aunque su gran pasión es el beisbol.

    ¿Desde cuéndo no hablas con el comandante?

    Hace años, pero me acabo de enterar que esté entero, que esté bien. Me da mucho gusto que esté recuperado totalmente.

    ¿Tú te consideras como uno de sus hijos?

    Més o menos….yo creo que todos somos sus hijos y tal vez (estoy) entre los favoritos.

    Hay gente que nunca cambia….

    Eso mismo pienso.

  • luish@ dijo:

    el mejor deignado de cuba con numeros en la mano es danel castro y ya ves ni siquiera fue a la preselecion nacional cuando ahora no tienen ni segunda base para el clasico

  • agente libre dijo:

    Ejemplificando la barbarie que plantea Higinio de no llamar a ningun nuevo pelotero a la Pre en enero proximo rumbo al Clasico y con la nula presencia de un primer bate natural de experiencia y calidad en ese equipo busque los numero ofensivos de Giorvis Duvergel en esta serie y resulta que esta entre los 10 primeros en 6 aspectos ofensivos que caracterizan a un primer bate

    Lugar que ocupa # ofensivos
    Carreras anotadas 3 9
    HIT 1 17
    Total de Bases 1 26
    Bases Intencionales 6 4
    AVE 4 .415
    Sluggin 3 .634

    Numeros maravillosos para un primer bate y de aqui a febrero es muy dificil que pierda esta forma porque este es el resultado de una excelente preparacion , ademas defensivamente esta entre los 5 mejores del pais , asi que Higinio me parece que va tener que tragarse la declaracion que hizo o asumir las consecuencias de no llevar a los mejores hombres en su mejor momento al III Clasico

  • liubertmzllo dijo:

    a Yandys:

    oiga está algo picantoso su comentario. pero, SÍ, lo apruebo en un 85%.
    en el deporte se nos habla de grandes ligas y en la mesa redonda de las noticias que corren en internet pero hasta ahí el acceso del cubano a la información; siempre nos llega solo lo que “alguien considera adecuado”. he ahí el ejemplo de Telesur; no más que “lo mejor”. y ya ve que por aqui me comunico, entonces porqué no puedo acceder al enlace “noticias” en wikipedia.org? porqué se me niega si los recursos de red están? en qué se basa esa inteligencia que bloquea ese sitio a un pueblo del que se jacta por ser el mejor instruido? etc. incluso nuestros peloteros (y en general deportistas) deberían ver más alla para tener por referencia la élite del planeta (mejorando así el nivel) y no solo sus coterráneos y alguna reminiscencia de un entrenador con el recurso de la información.

Se han publicado 36 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Rafael Arzuaga

Rafael Arzuaga

Periodista cubano. Miembro del staff de Cubadebate. Enviado Especial a los Juegos Panamericanos Toronto 2015

Vea también