Imprimir
Inicio » Opinión, Salud  »

Alimentos que envenenan a los niños

| 38

alimentos-bajo-nivel-nutricional“Los niños de todas las regiones de las Américas están expuestos a la publicidad invasiva e implacable de alimentos de bajo o de ningún valor nutricional, ricos en grasa, azúcar o sal”, constata una investigación de la Organización Panamericana de la Salud (2012).

Basta con mirar a nuestro alrededor para verificar que nuestros niños (menores de 16 años) presentan una elevada tasa de obesidad y dolencias crónicas relacionadas con la nutrición, como la diabetes y problemas cardiovasculares.

Uno de los factores que más influyen en los malos hábitos alimenticios en esta franja etaria es la publicidad de productos de bajo valor nutritivo, tales como cereales para el desayuno ya azucarados, dulces, helados, sodas y otros productos salados, así como comida basura… que “llenan” la barriga y dan la sensación de saciedad, pero que no suplen las necesidades nutricionales básicas.

Una resolución de la Organización Mundial de la Salud, de mayo del 2010, instó a los gobiernos a esforzarse por restringir la promoción y la publicidad de alimentos para niños.

El mayor vehículo de promoción de alimentos nocivos es la televisión. Expuestos excesivamente a ella, los niños tienden a querer consumir las marcas que anuncian en ella. En general la propaganda crea vínculos emocionales entre el producto y el consumidor, e incluye regalos, concursos y competiciones.

Con el pretexto de actividades filantrópicas en las escuelas, las empresas de alimentos no saludables aumentan su poder de domesticación. Investigaciones brasileñas indican que estar ante la tele más de dos horas diarias influye en el aumento del índice de masa corporal en los niños. Y un informe de una agencia de encuestas de mercado señala que en el Brasil, en Argentina y en México el 75 % de las madres con hijos de 3 a 9 años opinan que la publicidad influye en las peticiones de los niños en la compra de alimentos (en el Brasil hasta un 83 %).

En el Reino Unido está prohibida en la televisión la propaganda de alimentos no saludables. Irlanda limita la presencia de celebridades en dicho tipo de anuncios y exige el uso de notas explicativas. España desarrolló un código autorregulatorio y restringe la utilización de celebridades y la distribución de productos en el mercado.
Según un informe del Ministerio de Salud (2008), durante un año, en el Brasil, más de cuatro mil comerciales de alimentos fueron pasados en televisión y en revistas, de los cuales el 72 % se referían a alimentos no saludables.

En el Brasil la reglamentación vigente obliga a colocar advertencias en los comerciales de alimentos, aunque Abia, el principal consorcio industrial de alimentación del país, se rehúse a cumplirla. Esa empresa obtuvo un laudo garantizando la no aplicación de las nuevas reglas, por lo que la decisión final depende ahora de la Justicia.

Es necesario, pues, que las familias y las escuelas dediquen esfuerzos a la educación nutricional de los niños. Por ejemplo exhibiendo anuncios comerciales en las aulas y debatiendo sobre ellos. De esa forma se crearía un distanciamiento crítico ante el producto y un mayor discernimiento por parte de los consumidores.

En São Paulo algunos alumnos proyectaron en la clase anuncios publicitarios grabados en sus casas. Después de debatir sobre ellos decidieron adquirir una determinada marca de yogur. Una vez analizado su contenido con análisis clínico se constató que no correspondía con las indicaciones expuestas en el envase. De ese modo los alumnos aprendieron lo que significa una propaganda engañosa.

La Organización Panamericana de la Salud recomienda que sean anunciados sin restricción los alimentos naturales, los que no llevan edulcorantes, azúcar, sal o grasa, tales como: frutas, vegetales, granos integrales, lácteos sin grasa o con bajo contenido, pescado, carnes, huevos, frutos secos, semillas… Y en cuanto a bebidas, el agua potable.

Aquí está el dilema: mientras que las familias y las escuelas quieren formar ciudadanos, la publicidad se empeña en la ampliación del consumismo. Hasta el punto de que en el Brasil se admite la presencia de celebridades, como atletas, en la propaganda de alimentos no saludables y obviamente nocivos, como las bebidas alcohólicas.

Es preocupante constatar que en nuestro país el alcoholismo se inicia hacia los 12 años y aumenta el consumo de vodka en la franja etaria inferior a los 16 años. La fiscalización en bares y restaurantes es precaria, y las panaderías y supermercados venden, casi sin restricción, bebidas alcohólicas a los menores de edad.

Entonces ¿qué se va a esperar de una familia o escuela que ofrece en la mesa y en la cantina los mismos productos nocivos que vende el tendero de la esquina?

Ésa es la crónica de las graves enfermedades anunciadas.

Se han publicado 38 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • isx dijo:

    el dia que nos demos cuenta que UNA ALIMENTACION MAS RESPONSABLE, TAMBIEN ES POSIBLE, será demasiado tarde.
    seguimos con el pensar que la alimentacion chatarra es la unica opcion Y NO LO ES!… si miramos mas a nuestras posibilidades de hacer una mejor seleccion de lo que compramos, y lo que le llevamos a nuestros seres queridos (digase HIJOS y PADRES), sin dudas, la simple accion de comer, masticar, enguir, se convertirá en una verdadera NUTRICION.
    BASTA YA DE DECIR QUE LOS VEGETALES ESTAN CAROS!… al final de los finales, NADA lo regalan. SELECCIONEMOS MEJOR LO QUE LE DAMOS A COMER A NUESTROS HIJOS!
    NO NOS DEJEMOS MANGONEAR POR LA PROPAGANDA MERCANTIL de lo que es bueno o malo. PENSEMOS!

  • Atenea dijo:

    Menos mal que nuestros niños están a salvo de esta alimentación tan insana, por favor quiten esta foto porque a mí me han dado deseos de comerme una hamburguesa así.Mejor ponen una foto de niños y se entiende igual el mensaje.
    Frei Betto siempre defiende la causas justas y a los más vulnerables.

  • lalala dijo:

    Por suerte nuestros niños están sanos y salvos de todos estos problemas.

  • JULIANO SIQUEIRA dijo:

    BOM ARTIGO. O AUTOR É MELHOR NESTA MATÉRIA DO QUE FALANDO DA CRISE DO CAPITALISMO.

  • Sergio dijo:

    Y además estas franquisias de comidas rapidas no pagan impuestos al Estado en la mayoría de paises de américa latina

  • laverdaduele dijo:

    Basta con mirar a nuestro alrededor para verificar que nuestros niños (menores de 16 años) presentan una elevada tasa de obesidad y dolencias crónicas relacionadas con la nutrición, como la diabetes y problemas cardiovasculares.ja`JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA. Si panfilo leyera esto.Jajajajajajaja.

  • miguel dijo:

    Wo! que rico, me dio ganas de comerme una hamburguesa asi, Let me have a big mac with double french fries and a large soda, to go please!

  • cadillac dijo:

    si me empato con esas hamburgesas y papas fritas ahora…si es comida chatarra el dia que la pueda comer sere un Pegaso de Materia Primas, lleno de chatarra, en este caso comida de esas en ele stomago, nada el picadillo de soya alimenta mas.

  • Mateteag dijo:

    Basta solo ver los rostros lozanos de los niños cubanos para darse cuenta que no estan constaminados con este tipo de alimentación.
    Es un detalle que me he dado cuenta siempre que veo fotos de vuestros niños.
    En nuestros países la realidad es otra y el niño esta expuesto a una mala alimentación con la bien denomianda: “comida Chatarra”.

    Saludos desde Uruguay.

  • Ernesto dijo:

    Donde es eso de que los niños menos de 16 años son obesos en america, especifiquen EUA y Canada, porque la verdad ke mas abajo lo dudo que sea la gran mayoria como para generalizar tanto.

  • José Rafael Carrillo Morales dijo:

    Saludos CD:
    Desde el rincón anticapitalista de Los Guayos, Carabobo, Venezuela. Agradeciendo, y nunca me cansaré de hacerlo, al gran pueblo cubano por atender a nuestro máximo líder, que Dios lo cure y le de larga vida. Este artículo está relacionado con uno anterior sobre la industria farmaceútica cubana. Es sobre las diferentes teorías de la salud humana. Para este caso se aplica la teoría de los probióticos o factores de transferencia. Ahora, ¿qué tiene que ver el artículo de la mala alimentación con los probióticos? que los probióticos son alimentos fermentados que ayudan a fortalecer la flora bacteriana instetinal y asimilar los alimentos más eficientemente. No necesitamos saturarnos de alimentos, lo que requerimos es una alimentación eficiente, y éste tipo de alimentación nunca será proveída por un régimen capitalista. Gracias por leerme.

  • LPDTM dijo:

    Si realmente la imagen no viene bien con el texto, no creo que esa hamburguesa sea precisamente comida basura, se refiere a otros tipos de alimentos, que lamentablemente vemos también en nuestro país a la venta en las shopping, y que deben eliminarse.

  • Gonzalo dijo:

    Ufff menos mal, SE SALVARON LOS NIÑOS CUBANOS !!!!!

  • Fernando Quevedo dijo:

    En España las estadídticas dicen que ya sólo somos superados por los EEUU en obesidad infantil. He trabajado en estos establecimientos de hamburguesas como mucha gente, y de hecho evito estos alimentos, aún cuando tenía derecho a la consumición gratuita en la jornada de trabajo. Muchos éramos los que bebíamos agua y tomábamos las ensaladas, la hamburguesa de verdura o pescado y a lo sumo un batido de postre. Todo es congelado y por lo tanto llevan muchísima química. Los alimentos no están “diseñados” para nutrir ni alimentar, sino para gustar y que compres. Se dedican a hacer estudios de olores, colores, “regalos” asociados, y así la carne de las hamburguesas supera en más del 50% de grasa.
    Atenea dijo que le quitasen la foto del artículo, y es porque estos aspectos están más que estudiados y comprobados para que al verlos alivemos y deseemos comerlos aunque después nos pongamos enfermos.
    Está comprobado que comer sólo esta comida nos enferma en menos de dos meses y debemos dejarlos por prescripción médica.
    He visto que en Pyong Yang han habierto una hamburguesería al modo occidental y sólo espero que sea como la Pizzería de la capital, osea sólo la forma y que la comida no sea basura. Ya nos informarán los de la KFA.

  • Prof. Reynel Llanes Belett dijo:

    Hasta hace poco tiempo podiamos decir que nuestros niños no corrían ese peligro, sin embargo, con la proliferación del trabajo privado en Cuba y sobre todo en la rama de la alimentación, esto está cambiando, pues incluso las madres le dan dinero a los niños para que compren “algo” de comer en alqgún kiosco. Incluso se está cocinando menos y comprando estos artículos comestibles en la calle para la “hora” del almuerzo o comida. Antes de esta situación se comía lo que había, que aunque no fuera muy sabroso si era muy nutritivo.

    Ojalá que dentro de un tiempo la desnutrición o la obesidad (que ya va en camino)no se convierta en un problema de salud en Cuba.

  • MISHA dijo:

    estoy muy de acuerdo en que se debe evitar este tipo de propaganda, pero la cultura alimenticia empieza en el hogar, y es responsabilidad de la familia tener buenos habitos alimenticios, frutas,vegetales, hortalizas, eso no debe faltar n nuestras mesas y no hay que ser millonarios para tenerlo. por el contrario la comida chatarra implica mayor gasto.

  • VICTOR ZHUNIO SAMANIEGO dijo:

    ESO ES VERDAD, LA COMIDA CHATARRA NO TIENE CONTROL Y ECUADOR NO ES LA EXCEPCION

  • yelaine dijo:

    Bueno nuestros niños están a salvo de la publicidad, eso es muy cierto, pero eso no indica de que se alimente bien o mal, porque la responsabilidad de lo que comen nuestros hijos es de los padres.

    Preguntaría porque las compotas en nuestros país, son tan dulce porque ese elevado contenido de azúcar, cuando a los 6 meses ya se las puede dar a un bebe, así también con los yogurt de bolsa que se vende entre 80 y 1 cuc, para mi tiene un alto contenido de azúcar, diría que excesivo, y a veces lo quieres compra blanco sin azúcar y es imposible, tiene q tener azúcar, porque y para que, creo que así la propia empresa que los fabrica ahorraría mas y que cada quien le agregue azúcar a su gusto

    también preguntaría, porque no se suspende la venta de refrescos, como piñata, toqui, caricia y demás que cuando abres el paquete casi te da coriza….y gran parte de nuestros niños lo usan en las meriendas a eso hay q ver que cantidad de azúcar le agregan nuestros padres.

    Los helados de fabricación cubana ya sean los de coppelia, o los de nestle también tiene igual contenido de azúcar y los dulces de cualquier moneda

    se que es algo típico , pero se pudiera analizar el ir disminuyendo esas enormes cantidades de azúcar.

    Los niños que van carlos III de fin de semana que suelen comer allí, comida chatarra en todos los sentidos, desde hambuerguesas, papas fritas, refresco en latas, jugos dulces caramelos,pizzas preelaboradas, spaguettis preelaborados no es que lo quiten, pero pudiera mejorarse la variedad, al igual, si vas aun restaurante y tus hijos son de poco comer es difícil encontrar un menú acorde para niños, estos han de comer lo mismo que los adultos, y no siempre todos sobrepasan los 5 años, o comen de la misma manera.

    O sea no solo basta la publicidad, para que suceda este mal, es una responsabilidad que debe analizarse desde la casa, hasta lo que vendemos ne nuestras propias propias tienda y que conste a mi me encantan de vez en cuando un buen chocolate y una buena hamburguesa, peor sin menos azúcar, menos sal me seria mejor

  • yosjan dijo:

    Este mundo esta cada vez más raro… (y que me perdone Mox).
    Por mi parte digo: que viva la comida ¨chatarra¨ porque me encanta. Saludos.

  • manuel dijo:

    Bueno senores por lo menos alli se come amburguesas, malas o buenas pero se comen. Aqui que? que es lo que nos envenena a nosotros? ojala y me envenenara una amburguesa asi como esa de la foto.

Se han publicado 38 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Frei Betto

Frei Betto

Teólogo brasileño y uno de los máximos exponentes de la Teología de la Liberación. Es el autor del libro “Fidel y la Religión”.

Vea también