Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

Partido único en EEUU

En este artículo: Barack Obama, Estados Unidos
| 7

Barack Obama. Foto: EFETomado de La Jornada

Gore Vidal, el gran novelista y ensayista, ha repetido durante años: tenemos un solo partido, un partido esencialmente del empresariado estadunidense, con dos alas derechas, una llamada los demócratas, una llamada los republicanos.Y como para comprobarlo, esta semana, el presidente Barack Obama, nombró a Jeffrey Immelt, ejecutivo en jefe de la megaempresa multinacional General Electric (GE) para encabezar una comisión ejecutiva para proponer iniciativas a fin de generar empleo.

La semana pasada, Obama nombró a William Daley -ex alto ejecutivo de J.P. Morgan Chase y quien como secretario de Comercio de Bill Clinton fue el principal promotor del Tratado de Libre Comercio de America del Norte- como su nuevo jefe de gabinete. Todo analista y noticiero resaltó las movidas como un mensaje de amistad a la cúpula empresarial y financiera del país.

El señor Obama ha indicado que después de dos años en los que su respuesta a la crisis económica y su impulso a la ley de salud lo definieron ante muchos votantes como un liberal de gran gobierno, ahora busca rehacerse como un progresista pragmático amistoso con los negocios, reportó el New York Times.Immelt, republicano, autorizó más de 10 millones en contribuciones de su empresa para actos conmemorando el centenario del natalicio de Ronald Reagan cuya administración impulsó la reforma neoliberal que muchos economistas, incluido su ex jefe de presupuesto, David Stockman, critican por detonar la crisis crónica de la deuda y déficit presupuestal de este país durante los últimos 30 años.

En su informe anual a la nación programado para el próximo martes, según lo que la Casa Blanca filtró a los medios, Obama enfatizará la competitividad de Estados Unidos y resaltará el papel del sector privado en generar empleo y promover el comercio internacional. Para ello, ofrecerá aún más incentivos a empresas, incluyendo posiblemente más reducciones de impuestos, y promoviendo la aprobación de más tratados de libre comercio, específicamente los pendientes con Corea del Sur y Panamá.

Su mensaje, ante el Congreso, tendrá un énfasis diferente al enfrentar una mayoría republicana en control de la cámara que le reduce el margen de maniobra político para proponer iniciativas de estímulo económico a través de mayor gasto gubernamental.Mientras tanto, Obama y su equipo están sumándose a la posición empresarial, y del liderazgo del Partido Republicano, al identificar el déficit presupuestal y la deuda nacional como el tema de mayor prioridad en el país.

A su vez, dos famosas figuras del Partido Demócrata, los recién electos gobernadores Jerry Brown, de California, y Andrew Cuomo, de Nueva York, han declarado la guerra a los empleados del sector público, incluido el magisterio, al afirmar que el pago de pensiones, beneficios de salud y otras obligaciones son el enemigo de la política fiscal sana y que reducirlos o anularlos es la única manera de superar los enormes déficits que enfrentan los gobiernos estatales y municipales, posiciones aplaudidas por la cúpula empresarial.

O sea, ahora resulta que los empleados públicos, los maestros, los desempleados, los que más necesitan asistencia económica, tienen la culpa del déficit y la deuda, y que los financieros y empresarios que se encargaron, junto con políticos neoliberales, de llevar al país a este desastre, son los que se encargarán de rescatar al país… del desastre que ellos provocaron.

Aunque tanto Obama y sus demócratas como el liderazgo republicano insisten en que promueven la reducción del gasto público y no incrementar impuestos porque el pueblo lo demanda, los sondeos comprueban casi lo opuesto. Esta semana una encuesta de CBS News/New York Times registró que mayorías se oponen a reducciones en gastos para programas sociales básicos como el Seguro Social o Medicare (el programa de seguro de salud para los ancianos), y hasta están dispuestos a aceptar más impuestos para mantener viables esos programas.

Esto a pesar de que también una mayoría prefiere mayores reducciones en gasto del gobierno que un incremento de impuestos para resolver el déficit. De hecho, 55 por ciento favorece reducir el gasto social recortando fondos para el Pentágono. O sea, lo contrario a la lo que propone la cúpula política bipartidista.

Tal vez esto explica por qué amplias mayorías no confían en los líderes de ninguno de los dos partidos ante esta crisis. Una encuesta del Pew Research Center el mes pasado registró que 72 por ciento estáinsatisfecho con las condiciones nacionales, que casi seis de cada 10 creen que se está incrementando la brecha entre los pobres y los ricos mientras que pocos creen que los políticos en Washington resolverán los problemas para bien de las mayorías.

En la última encuesta de Pew sobre el tema (en abril) sólo 22 por ciento confía en el gobierno en Washington. La tasa de aprobación del Congreso ha permanecido alrededor de 25 por ciento durante los últimos años. La encuesta de CBS News registra que 52 por ciento opina que Obama no comparte las mismas prioridades que ellos.

Es decir, los servidores del pueblo en Washington, de ambos partidos, simplemente no representan las opiniones del pueblo, ni comparten sus intereses. Las grandes diferencias sobre política económica que supuestamente distinguen a un partido del otro se están desvaneciendo, y cada día se vuelve más claro que hay una consigna para la cúpula política en Washington: lo que es mejor para los empresarios es lo mejor para el país. No se necesita más que un partido para expresar eso.

Se han publicado 7 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • H.LO dijo:

    BARACK OBAMA ES LO ŪNICO QUE A CAMBIADO (Del cambio que prometio hace dos años).
    Para nadie ya es una duda del cambio que el presidente Barack Obama a experimentado en estos dos años de su gobierno. Lejos quedo el discurso politico y las promesas incumplidas de su programa por la cual fuera elegido. Tanto en el pueblo de los estados unidos como en el resto del mundo perciben un divorcio entre el discurso y los echos. Obama decepciona cada vez mas y se asocia al sector mas poderoso abandonando asi a la clase menos protejidad. Obama a sido incapaz de cumplir con programas tan basicos y simples de resolver como el cierre del campo de concentracion y tortura de Guantanamo. La guerra en Irak y Afganistan, Es mas a enviado mas tropas y permitido llevar la guerra al pais vecino en Pakistan. Ya es la guerra de Obama quien fuera sorpresivamente premiado con el premio Nobel de la Paz. bajo el gobierno de Obama se impuso un golpe de estado en Honduras, se intento otro golpe de estado en Ecuador, se intensifico el bloqueo a Cuba, y las hostilidades a paise del Alba tales como Ecuador,Bolivia y Venezuela se han recrudecido significativamente. En el frente interno, la crisis economica la enfrentado protejiendo a los bancos con extratofericas ayuda financiera y rebajas de impuesto a las grandes corporaciones nacionales e internacionales. Para colmo la eleiminacion de muchos programas de ayuda a los mas necesitados.
    En estos dos años lo unico que cambio fue Barack Obama de una postura “democratica progresista” a una postura neoliberal de extrema derecha. Fue un producto politico bien elaborado con un envase actractivo envuelto en lindo papel de regalo para el bicentanario de los paises de america latina.

  • Francisco A. Dominguez dijo:

    Al finalizar el capítulo que en su libro “El gran atraco americano” expone los arreglos de la extinta compañía Enron con altos funcionarios del gobierno demócrata de Clinton, así como miembros republicanos del Congreso, y demás, tanto de un partido como del otro, en detrimento de los intéreses de los consumidores y el pueblo norteamericano, el periodista de Los Angeles Times Robert Scheer concluye:

    “¿Por qué formular teorías de conspiraciones oscuras cuando los conocidos hechos de conflicto de interés, escandalosas traiciones al interés público y desenfrenado sacrificio de la integridad en nombre de la ambición ciega están a la vista de todos? Una conspiración no es necesaria cuando se asume libremente que existen propósitos y valores comunes que unen a nuestras élites, sin importar si se trata de demócratas o republicanos, o han tomado el camino por el cual una puerta giratoria lleva del servicio público al beneficio privado.

    “Cuestionamientos a la integridad no aparecen de forma fácil, pues estas personas han desarrollado evidentemente, como una condición esencial de su éxito, inmunidad a la vergüenza.”

    Francisco A. Dominguez
    dominguezfranciscoa@yahoo.com
    Los Angeles, California

  • Luis M. Domínguez Batista dijo:

    Hay un gran problema entre Obama y los dos partidos. El uno, el propio lo considera inepto y la cúpula no le responde como debiera y no lo ayudan a conducirse y cuando lo hace tropieza con sus propios pronunciamientos.

    El otro no quiere mezclas profundas con el Tea Party, pero recibe sus influencias y su apoyo aunque mantienen sus acólitos diferencias de circunstancias y no se quieren identificar excactamente con su teoría de refundación republicana que los llevaría a una ultraderecha que los agobia.

    La separación política de la intención obamista representante supuesto de una tercera posición más apegada al pueblo y representante de las minorias que hasta ahora han sufrido y que son los integrantes de la mayoría de la clase media y las minorías de los inmigrantes y los afroamericanos y la aceptación de este ibrido por las esferas del mando mundial que se reune entre los millonarios y directivos de todas las esferas del control financiero mundial en el Bildelbert, con la premisa de que iban contra la corriente cuando trataban de frenar una ola de descontento que afectaba las relaciones internacionales y que separaba a los EE.UU.en intenciones de los demás focos imperiales que debían converger en un climac de menor confrontación y compartir con los que ascienden como China y las economías emergentes en la India, Brasil y otras grandes economías que emergen en Asia, Africa y América. Obama les venía como un básamo para alcanzar un compartimiento y una estabilidad, lo que hasta cierto punto a frenado la histeria de guerra.

    No se trata de alcanzar de un golpe lo que se quiere, pero Obama era y sigue siendo un puente hasta tanto se encuentren otras estrategias en que el protagonista pudiera ser otro. El fue una hoja de parra para la cúspide capitalista y ahora tratan de neutralizarlo o de sumarlo.

    El imposible se convierte en verdad y los dos partidos parecen uno, lo son, pero además, pudieran emerger fuerzas que los separen y de todo hay un poco en esta diatriba política que se mueve con diversas intenciones para salvar al viejo capital que amenaza con autodestruirse.

  • Goran dijo:

    Obama es un gran fiasco y la democracia estadounidense, una mentira monumental.

  • OLIMPIO RODRIGUEZ SANTOS dijo:

    CON UN SOLO PARTIDO ES DIFICIL GOBERNAR CON DOS O MAS PARTIDOS LA SITUACION SE COMPLICA MAS, PORQUE LA CUPULA DEL PODER SE REPARTE ENTRE LA MILITANCIA DE CADA UNO DE LOS PARTIDOS Y CADA CUAL DEFIENDE SUS INTERESES QUE HACE MUCHO TIEMPO DEJARON DE SER LOS DEL PUEBLO.

    LA AMBICION POR EL PODER LO EXPLICA BIEN CLARO Y EN LA MEDIDA QUE LA PODERMANIA SE EXTIENDE SE INCREMENTA LA CORRUPCION A TODOS LOS NIVELES DEL GOBIERNO QUE NO ES OTRA COSA QUE LA CUPULA DE LOS PARTIDOS DISPUTANDOSE LOS MEJORES CARGOS.

    ESTOS PARTIDOS QUE SON EN SUMA LOS PARTIDOS DE LAS GRANDES EMPRESAS Y CREO QUE DE ESTO NADIE TIENE LA MENOR DUDA DEFIENDEN A LAS MAS GRANDES DE LAS GRANDES EMPRESAS (DE NO HACERLO PERECEN).

    LA PREOCUPACION POR LA SALUD Y LA EDUCACION NO DEJA DE SER UN CUBO DE AGUA QUE LE TIRAN AL CORRAL PARA QUE LA PESTE NO LLEGUE A CASA.
    EN DEFINITIVA LOS QUE OCUPAN LOS ALTOS MANDOS NO UTILIZAN LA SALUD NI LAS ESCUELAS DE LAS GRANDES MAYORIAS. SOLO LES PREOCUPA LA CONTAMINACION QUE PUEDAN OCASIONARLES.

    OBAMA SE HA MOVIDO EN LA PRESIDENCIA EN UN MOMENTO MUY DIFICIL PARA LA NACION EL PROXIMO MANDATO SEA DE EL O DE OTRA PIEZA DE LAS GRANDES EMPRESAS SERA TAMBIEN DIFICIL.

    ¿SE SALVARA LA ECONOMIA?

  • Francisco A. Dominguez dijo:

    Los fundadores de Estados Unidos, al menos los más importantes, no creían en los partidos políticos, pues nacen y promueven las “facciones”, o sea grupos antagónicos que constituyen una amenaza para la estabilidad del sistema. La estructura de gobierno resultante de la constitución está dirigida precisamente a evitar que una facción, normalmente apoyada por la masa, se haga con el poder absoluto y devenga en una tiranía.

    El primer presidente, George Washington, resultó de una elección no partidista, pero ya al final de su presidencia se habían formado dos partidos -el Federalista de Alexander Hamilton y el Anti-Federalista de Thomas Jefferson y James Madison. La organización y captación de adherentes a la idea de un gobierno central fuerte incurrida por el primero, forzó a los dos últimos a formar su propia facción. Madison, uno de los oponentes más fieros contra el sistema de partidos, lo hubo de aceptar como irremediable, si había de mantenerse el equilibrio.

    Encontraron los norteamericanos, sin embargo, una fórmula por la cual la ideología y las divisiones no generan la suficiente confrontación para degenerar en una guerra: el compromise, o esa forma que tienen las élites de arreglarse entre ellas y buscar el camino del medio. En todo esto pierde la masa, pues desde el mismo comienzo de la nación, esta estaba formulada para promover y proteger el poder de la clase empresarial, al considerarse esta como la creadora de la riqueza, y por ende la más adecuada para llevar las riendas del país.

    Ha sido la lucha de los trabajadores, las minorías, las mujeres lo que en su momento ha forzado a esas élites a hacer concesiones. Se cuenta que no fue fácil convencer a Franklin D. Roosevelt de que llevara el tema de los derechos humanos a las Naciones Unidas. Después de varias reuniones con aquellas personas que exigían una declaración de derechos universales Roosevelt fue cambiando el tono hasta decirles: “Bueno, ya me convencieron. Ahora, fuércenme.” Se puede criticar, con toda razón a Obama, pero no ha contado con el apoyo del pueblo en las calles; en estas han estado sus enemigos declarados, entorpeciendo todo lo que ha hecho y tratado de hacer. Mientras eso siga así, él seguirá conduciéndose por la calle del medio, que es la manera de hacer política en Estados Unidos (la calle del medio en Washington está tres cuartos a la derecha).

    El poder jamás hace concesiones al menos que se les exija desde abajo.

    Francisco A. Dominguez
    dominguezfranciscoa@yahoo.com
    Los Angeles, California

  • Manuel dijo:

    Gore Vidal tiene razón. Pero eso no ocurre solamente en EE.UU. Todas las democracias de corte occidental sufren del mismo mal. Las elecciones las deciden los medios de comunicación y como todos los medios están controlados por el capital, la izquierda ha tenido que pasar por el aro si quiere tener acceso al poder.

Se han publicado 7 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

David Brooks

David Brooks

Periodista mexicano, corresponsal del diario La Jornada en los Estados Unidos.

Vea también