Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

Nguyen Phu Trong recibe Doctor Honoris Causa de la Universidad de La Habana

| 8 |

Nguyen Phu Trong dijo sentirse “orgulloso de estar en una de las universidades más emblemáticas y antiguas de América Latina”. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

El secretario general del Partido Comunista de Vietnam, Nguyen Phu Trong, recibió el Título de Doctor Honoris Causa en Ciencias Políticas de la Universidad de La Habana en un acto celebrado en el Aula Magna con la presencia de Miguel Díaz-Canel, primer vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros de Cuba, José Ramón Saborido, ministro de Educación y Gustavo Cobreiro, rector de esa casa de altos estudios.

Luego de recibir la distinción, el líder vietnamita ofreció una conferencia magistral e intercambió con alumnos de la Universidad de La Habana (UH). Nguyen Phu Trong, al iniciar sus palabras, expresó su “orgullo por estar en una de las universidades más emblemáticas y antiguas de América Latina” y agradeció el Honoris Causa, que se traduce en una “muestra de las fehacientes relaciones de amistad entre Cuba y Vietnam”.

También resaltó los vínculos que mantiene la UH con su país y la posibilidad que brinda desde la década de 1960 a jóvenes vietnamitas que estudian en sus aulas y luego, según dijo, muchos regresan a la nación asiática y contribuyen a su desarrollo.

Nguyen Phu Trong recibe el títlo de Doctor Honoris Causa de las manos del rector de la Universidad de La Habana, Gustavo Cobreiro. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

“Justicia social”, “desarrollo sostenible” y “progreso” fueron términos frecuentes en el discurso de Nguyen Phu Trong, quien disertó sobre el proceso de renovación política, social y económica llevado a cabo en Vietnam en las últimas décadas.

Alrededor de 30 millones de habitantes de esa nación del sudeste asiático salieron de la probreza entre 1990 y 2010. Al comenzar la útima década del pasado siglo, el 58 por ciento de los vietnamitas eran pobres, hoy solo el 5,8 por ciento se encuentra en esa condición, según datos ofrecidos por Phu Trong, quien se doctoró en Ciencias Políticas en la Academia de Ciencias de la Unión Soviética.

“El desarrollo sostenible es una condición indispensable para la jusiticia social”, agregó. En 1990 el PIB per cápita de Vietnam era de 100 dólares, mientras que el año pasado aumentó hasta los 2 mil 385 dólares.

“El proceso de renovación llevado a cabo en los últimos 30 años en Vietnam se basa en el esfuerzo para lograr un país próspero y justo”, expresó el líder comunista. “No cambiaremos la protección del medio ambiente por la productividad económica. Trabajar por la existencia armoniosa entre el hombre y la naturaleza es una prioridad”, añadió.

Nguyen Phu Trong develó los tres pilares del sistema vietmanita:

  1. Economía de mercado con orientación socialista.
  2. Estado socialista del pueblo y para el pueblo.
  3. Democracia socialista

“En Cuba nos sentimos como en nuestra casa, queremos escuchar y aprender de sus experiencias. Cuba, pueblo heroico, jamás será vencido por nada ni nadie. El pueblo hermano cubano seguramente alcanzará el socialismo próspero y sostenible”, dijo antes de terminar sus palabras exclamando: “¡Viva la indestructible amistad entre Cuba y Vietnam!”.

Síntesis biográfica del secretario general del Partido Comunista de Vietnam

El Secretario General del Partido Comunista de Vietnam, Nguyen Phu Trong, recibió el Título de Doctor Honoris Causa en Ciencias Políticas de la Universidad de La Habana. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

Nguyen Phu Trong nació el 14 de abril de 1944 en la Comuna Dong Hoi, distrito de Dong Anh, Hanoi. En 1963 matriculó en la Facultad de Literatura de la Universidad de esa capital en la que obtuvo el título de Licenciado en Literatura.

El 19 de diciembre de 1967 ingresó a las filas del Partido Comunista de Vietnam (PCV).

Entre diciembre de 1967 y agosto de 1973 se desempeñó como editor de la Revista Comunista, órgano teórico y político del Comité Central del Partido. Posteriormente cursó un posgrado en la Facultad de Economía Política Nguyen Ai Quoc, hoy Academia Nacional de Política Ho Chi Minh.

En 1981, fue enviado a la Unión Soviética para cursar estudios, y allí obtuvo el título de doctor por la Academia de Ciencias Sociales de la URSS.

En el trabajo partidista fue Subjefe y luego Jefe de Departamento de Construcción del Comité Central del Partido Comunista de Vietnam (1983-1989); Subeditor (1990-1991) y Editor en Jefe de la Revista Comunista (1991-1996).

Entre los años 1996 y 1998 se desempeñó como Subsecretario del Comité Provincial del Partido en la ciudad de Hanoi; tras ello y hasta el 2000 fue miembro del Buró Político del Comité Central del PCV y se encargó de los asuntos ideológico-culturales y científico-educacionales del mismo. Entre 1999 y 2001 fue Miembro Permanente del Buró Político del Comité Central del PCV.

Entre sus responsabilidades también destacan la de Secretario del Comité Provincial del Partido en Hanoi (desde el 2000 hasta el 2006), así como la de Vicepresidente y luego Presidente del Consejo Teórico del Comité Central, a cargo de los trabajos teóricos del PCV (1998-2006).

Fue miembro del Comité Central del Partido de los VII, VIII, IX, X, XI y XII Congresos; del Buró Político del Comité Central del Partido de los VIII, IX, X, XI y XII Congresos y diputado a la Asamblea Nacional de la República Socialista de Vietnam en las XI, XII y XIII Legislaturas.

Además, fue elegido como Presidente de la Asamblea Nacional de la República Socialista de Vietnam en las XI y XII legislaturas y como Secretario General del Comité Central del PCV en el XI y XII Congresos.

En abril del 2012 realizó una visita oficial a Cuba y en ceremonia de condecoración en el Palacio de la Revolución le fue impuesta por el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, General de Ejército Raúl Castro Ruz, la Orden José Martí, la más alta condecoración que otorga el Consejo de Estado cubano.

El vicepresidenete de los Consejos de Estado y de Ministros, Miguel Días-Canel, saluda a Nguyen Phu Trong, secretario general del Partido Comunista de Vietnam. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

El secretario generaldel Partido Comunista de Vietnam pronunció un discurso e intercambió con estudiantes de la Universidad de La Habana. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

Miguel Díaz-Canel y Gustavo Cobreiro, junto a Nguyen Phu Trong. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

El aula magna acogió la entrega del título Doctor Honoris Causa al secretario general del Partido Comunista de Vietnam. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

Se han publicado 8 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Salems dijo:

    yo tambien guardo el mio con mucho cariño

  • juan el cubano dijo:

    Seria bueno que reproduzcan integramente la conferencia magistral del dirigente vietnamita.

    • Jose R Oro dijo:

      Estimado juan el cubano. No tengo el texto del discurso pero si el video traducido de las palabras del lider vietnamita, que con gusto le pongo el link
      https://www.youtube.com/watch?v=WdLRX2t_h7g

      • frankos dijo:

        Si no se va a incluir el texto completo, ¿no consideran que sería necesario rescatar frases como la siguiente?: “somos conscientes que la economía de mercado es el resultado de la civilización humana con lo que puede coexistir y adaptarse con las diferentes modalidades sociales. La economía de mercado por sí no puede destruir el socialismo, pero para construir con éxito el socialismo es necesario desarrollar la economía de mercado de manera adecuada (minuto 28:22)”.
        Que pasa: que también vamos a “censurar” al Compañero Nguyen, o que solo podemos repetir aquellas frases que no nos molestan a los oidos?
        Es un pésimo síntoma para nuestra economía que el enlace aportado por el Sr. Jose Oro y publicado por Cuba Hoy en Youtube tenga solo 174 visualizaciones; y un mal síntoma del periodismo no haberlo incluido en la noticia (en el website de Cubahoy tampoco aparece dentro de los titulares: raro).
        A veces parece que los cubanos solo quisieramos conocer la verdad generada de nuestra zona de confort, y no confrontar las del resto.
        Seremos el próximo Vietnam del Caribe, o nos quedaremos solo en el deseo?
        Comulgo con Silvio: nuestro exito será, con/sin/a pesar del bloqueo, y siempre resultado de nuestras propias acciones.

  • Francisco dijo:

    Siempre he admirado al glorioso pueblo Vietnamita, ha demostrado con ejemplos concretos su espíritu de lucha y desarrollo, para mí ha sido capaz de resurgir como ave fénix de los destrozos que le provocaron las guerras y actualmente exhiben una economía y desarrollo que puede ser tomada como referencia de buenas y estratégicas prácticas a emplear por nuestro país, ha sido capaz de sin tomar el camino del capitalismo , desarrollar su economía y mejorar el bienestar de su población en relativamente poco tiempo teniendo en cuenta la envergadura de los daños sufridos y el tamaño de su población. Tengo la esperanza de que se tomen algunas de esas experiencias y nuestro país avance más rápido.

  • Jose R Oro dijo:

    Muy buen reportaje del joven y destacado periodista cubano Jose Raúl Concepción. Es muy importante ver con detenimiento la biografía de Nguyen Phu Trong, quien no solo es un destacado dirigente, sino un gran intelectual y pensador politico. Vivio como post graduado haciendo su doctorado en la URSS en los años del fin del inmovilismo e inicio de la crisis. Ha trabajado en numerosos órganos de dirección partidista y estatal, siempre con una responsabilidad principal, por ejemplo del 2006 al 2011 presidente del parlamento, después Secretario General del PCV, máximo líder del país, pero nunca con varios cargos, lo que es a mi juicio muy valioso garantizando los principios de la dirección colectiva y de un autentico centralismo democrático (que no es solo necesario en el partido, sino en la sociedad socialista como un todo).
    Quiero solamente analizar un punto central de la exposición de Nguyen Phu Trong sobre el proceso Do Moi de Renovación en Vietnam y que es en mi opinión de central importancia para Cuba. La economía de mercado, bien regulada por el partido y la sociedad, no destruye al socialismo, sino que por el contrario lo hace viable y sostenible. Lo que si puede ser un grave obstáculo (quizás insalvable) para construir un socialismo próspero, sostenible y humano, es la falta de una base material, es tener una economía débil y fracturada, junto con otros males directamente asociados (carencias, corrupción, burocratismo, falta de espíritu laboral, decrecimiento poblacional, “desánimo”, etc.). La pobreza hace vulnerable a la sociedad socialista, la riqueza la hace inquebrantable.
    La idea simplificada y maniquea de que una economía de mercado es necesariamente “un sálvese quien pueda” debe ser considerada falaz y perjudicial. Vietnam lo demuestra fehacientemente. Los tres principios de la Renovación son válidos por doquier, cuando se adaptan a las circunstancias y realidades de cada país.
    1. Economía de mercado con orientación socialista.
    Como se observa en Vietnam y Cuba inseparablemente ligado al papel rector del PC en la sociedad (mi comentario)
    2. Estado socialista del pueblo y para el pueblo (mi comentario)
    Esto es serio y contundente. El Estado socialista regula que el pueblo reciba lo mejor de la sociedad y que nadie que merezca y requiera ayuda esté desposeído. No es una caricatura de ficticia e insatisfecha “igualdad” (mi comentario)
    3. Democracia socialista.
    La fuente originaria del poder radica en el pueblo, quien elige/remueve a sus líderes y aprueba programas, cambios constitucionales, etc. (mi comentario)
    No puedo menos que admirar la sabiduría de las palabras y conceptos expresados por Nguyen Phu Trong. Tienen sus palabras un factor adicional de jerarquía, el hecho que los resultados en la praxis económica y de erradicación de la pobreza en Vietnam, demuestran visiblemente su cordura y buen juicio. Todo es sujeto de perfeccionamiento, por supuesto y Vietnam y Cuba, cada cual a su manera, así lo harán.

  • Adriana dijo:

    Esta Revolución ha hecho indiscutiblemente una mejor versión de este pueblo en su dimensión humanada y muestra de eso sobra por solo mencionar la tranquilidad ciudadana, solidaridad con otros pueblos, educación, salud…. Contamos con la autoridad moral de nuestros líderes históricos. Unamos todas esas fortalezas y caminemos sin miedo hacia la prosperidad. Pienso que se pueden seguir liberando fuerzas productivas sin llegar a la privatización de los medios fundamentales de producción y eliminar burocracia. Dejar bien claro las reglas y tener a raya a los enemigos históricos, este pueblo es antiimperialista y socialista. No importa si la riqueza la produjo un particular o un estatal lo importante es como se distribuye. Y como china y Vietnam el que saque la mano y se ponga a violar cualquier principio de seguridad del estado, que todo el peso de la ley le caiga arriba. Pero no podemos satanizar al emprendimiento y las reglas que funcionan de forma práctica en la economía, muestra de ella es Vietnam y China.

    • Jose R Oro dijo:

      Estimada Adriana. Considero formidable su comentario al que me adhiero completamente.
      Cuando usted comenta que “Pienso que se pueden seguir liberando fuerzas productivas sin llegar a la privatización de los medios fundamentales de producción”, no puedo estar mas de acuerdo, es eso lo enteramente correcto a mi juicio. La EES es y debe ser la forma principal (pero ni de lejos exclusiva o única) de actividad económica en una sociedad socialista.
      La EES está concebida y debe ser eficiente para empresas nacionales o de gran trascendencia estatal (puertos, aeropuertos, generación y trasmisión de electricidad, gran minería, cemento, transporte ferroviario, vial, marítimo internacional y de cabotaje, y otras muchas). Para poder satisfacer las necesidades de la sociedad (que no lo hace hoy, ni lo ha hecho en décadas), la EES debe perfeccionarse en grado sumo y despojarse de burocracia, inmovilidad y excesiva centralización, dando pasos en cambio hacia la autogestión obrera (incluso a traspasarle un porciento de las acciones a sus trabajadores y gerentes), a tener que competir y demostrar su capacidad en condiciones no monopolísticas (no pueden ser el único programa en el televisor) y ser rentables.
      Pero para producir un sinnúmero de productos del campo y de la ciudad, servicios sumamente necesarios, etc. la EES no es la vía útil ni práctica. La industria privada y cooperativa hará que la producción crezca y lo recibido por el pueblo también crecerá en consecuencia y esto impactará positivamente en los precios al consumidor, en los ingresos de los trabajadores, entre otros puntos fundamentales.
      Coincido completamente con usted que “no podemos satanizar al emprendimiento y las reglas que funcionan de forma práctica en la economía, muestra de ella es Vietnam y China” todo lo contrario hay que incentivarlo, potenciarlo y regularlo acorde con las prioridades del socialismo. La intervención de Nguyen Phu Trong, muy profunda, respetuosa y fraternal es una explicación clara y evidente de cómo las cosas han funcionado en Vietnam.
      La pobreza hace vulnerable a la sociedad socialista, la riqueza la hace inquebrantable.

Se han publicado 8 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

José Raúl Concepción

José Raúl Concepción

Periodista de Cubadebate, graduado en 2015 en la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana. En twitter: @joseraulcl

Ismael Francisco

Ismael Francisco

Fotorreportero de Cubadebate. Ha trabajado en Granma, Prensa Latina y la AIN. Ha realizado la cobertura gráfica de importantes acontecimientos políticos, deportivos y sociales en Cuba y otras partes el mundo. Posee varios premios y reconocimientos periodísticos.

Vea también