Imprimir
Inicio » Noticias, Entretenimiento  »

Con Humor: Malas comparaciones

| 19

cat-looking-in-mirror-lion1

La comparación es una acción tan cotidiana como lo es el comentario o la duda. Casi todo el tiempo solemos comparar cosas, datos, personas, épocas, modas e infinidad de aspectos de la vida y la sociedad.

En mi barrio Cuquita se comparaba con Belkis y eso que la primera no podía pasar de dos horas, nalga en un banco del parque so pena de sufrir dolores y calambres, mientras que la otra exhibía una amortiguación reforzada en la misma zona.

Remberto solía medirse con respecto a Humbertico, aun cuando el Rember había desaprobado hasta el receso en la Secundaria, en tanto su patrón de comparación fue tan brillante en todas las materias, que no se convirtió en cosmonauta por complejidades en materia de disponibilidad de Naves Espaciales.

El colmo fue cuando Esteban, carpintero techador de profesión y cantante aficionado, le dio por cotejar su voz con la del cantante Héctor Téllez, bastante popular en aquella década de los años 70 del pasado siglo. El mulatico se trepaba sobre los tejados donde realizaba sus faenas y desde esa altura inundaba el vecindario con la única melodía que creyó haber aprendido bien, correspondiente al tema romántico: BÚSCAME.

Resultó que de buenas a primera dejamos de escuchar a Esteban y cuando preguntamos por él nos dijo el viejo Chicho: Nada, que el hombre se inspiró tanto que se olvidó del peligro y fue a dar al piso y a pesar de que lo último que gritó fue BUUUSSSCAMMMMME, en verdad estaba trabajando donde no había muchas casa y no lo buscaron hasta bien tarde y ahora es una bola de yeso en el policlínico.

Es que ese constituye un error bastante frecuente, equiparar aspectos sin tomar en cuenta elementos de rigor, y es el mismo caso (salvando las distancias) de quienes a menudo pretenden comparar a Cuba, país pequeño, bloqueado y del tercer mundo, nada menos que con Estados Unidos u otras potencias casi siempre de la vieja Europa. En lo personal pocas veces, por no decir nunca, he oído comparaciones de Cuba con República Dominicana, con Honduras, Guatemala, Haití u otras decenas de naciones que se aproximen a nuestra condición económica, geográfica o climática. Es como si culpásemos a una bombilla de no tener la potencia del sol.

Es cotidiano encontrar a algunos cubanos o cubanas que con pasmosa tranquilidad te hablan de los “grandiosos salarios” que paga el estado del norte o de la calidad de sus autos, de sus rascacielos o de sus repletas avenidas y acto seguido ponen en esa balanza desproporcionada las dificultades de Cuba en esos y otros muchos campos. Es sin lugar a dudas, como reza el adagio criollo: Una pelea de león a mono, con la notable diferencia de que este monito criollo ha resultado ser un animalito complicado para el Rey de la Selva.

(Tomado del Blog La bicicleta)

Se han publicado 19 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Kenny dijo:

    Excelente, jajajajaj Nunca mejor dicho

  • JUANITO VAPORESSO dijo:

    MIL HURRAS POR EL MONO JOJOY !!!!!!!!!!!!

  • Gabo dijo:

    Si por desgracia el ser humano compara, es algo natural diria yo, pero es triste compararse con respecto a la solvencia de las personas, a la disponibilidad de productos o en casi todo lo material con otros paises de la zona, que oimos q estan mal y al final en ese aspecto nosotros salimos mal parados, como se oye decir: “Haiti malo?? Si ahi hay d todo!!”

  • Jose R. Oro dijo:

    Quisiera felicitar de todo corazón al autor (es) de este escrito. El humor es necesario tanto a nivel individual como social. Por otra parte se toca un tema de la mayor importancia, a mi juicio, que es cómo y con qué países comparamos las realidades y las esperanzas de Cuba.
    Hace unos meses, participé en un evento acerca de Cuba en la ciudad de Miami patrocinado por una importante asociación de empresas comerciales del estado de Florida. Di mi exposición acerca del potencial económico del país y las ventajas para la economía de los EE.UU. (y en particular de Florida) de participar en proyectos cubanos. Después pasamos a las preguntas, se produjeron 3 o 4 preguntas pertinentes al tema tratado, y después una persona de una prominente familia de la Cuba pre-revolucionaria me preguntó cómo se comparaba el consumo de electricidad, de carros por habitantes, de PIB per cápita, y de varias otras cosas de Cuba con el de los EE.UU. Mi respuesta fue fácil, aunque me molestó que esa persona quien posee una sustancial educación económica, tratara de hacer una comparación que él sabe a la perfección es injusta y absurda. Le dije que en algunos indicadores (sociales, no económicos) Cuba se compara muy bien con los EE.UU. y que en muchos otros existe una gran diferencia debido a la disparidad del desarrollo económico entre ambas naciones y el brutal Bloqueo económico contra Cuba. Y añadí precisamente como dice el documento de Humor, que nadie se hiciera ilusiones que en la muy improbable contingencia de que en Cuba exista alguna vez capitalismo, este no sería como en los EE.UU. o en Escandinavia sino como en Honduras, Guatemala o El Salvador. Y también que enfrentar el Bloqueo era la mejor forma de mejorar los indicadores económicos de Cuba. En ese momento se levantó un director de una de la empresas de materiales de construcción mayores del mundo y dijo que él consideraba que ese Bloqueo (dijo embargo) dañaba mas a los cubanos humildes que al gobierno cubano y que él quería hacer negocios con Cuba. Fue aplaudido por la mayoría de los presentes (unas 500 personas), unos 150 callaron y una joven empezó a darnos un acto de repudio (monólogo exterior) hasta que gentilmente le indicaron que se fuera. Las presentaciones, de distintas posiciones, sobre Cuba continuaron con tranquilidad. Hasta aquí la narración.
    No tiene sentido comparar a Cuba con los EE.UU. o la UE o Japón, etc. Pero tampoco tiene sentido ni debe producirnos ninguna felicidad compararnos con Honduras, Guatemala o El Salvador. Tampoco con Panamá. La razón es que partimos de niveles muy diferentes de desarrollo, y un más o menos (para nada igual) parecido grado de desigualdad social y explotación. Cuba estaba inmediatamente debajo de Argentina, Venezuela y quizás Chile en desarrollo económico en el marco Latinoamericano. Resulta obvio que eso se debía en gran parte al alto grado de intervención económica y de todo tipo de los EE.UU. en nuestro país en la era pre-revolucionaria, y que muchas décadas más tarde el cruel Bloqueo (y otras múltiples agresiones y daños de todo tipo) ha participado en gran medida en perjudicar la economía nacional. Pero no lo puedo decir en términos absolutos, ni antes ni ahora. Eso sería decir que el desarrollo y felicidad de los cubanos depende de nuestras relaciones con los EE.UU., que no es verdad. No podemos compararnos con Panamá porque su desarrollo está muy vinculado a Canal Trans Oceánico (es como si existiera una Republica de Varadero en la que todos vivieran del Turismo).
    Puede ser que Cuquita no tenga con que sentarse, pero sea glandularmente poderosa o tenga un bello rostro, una simpatía espectacular, o que ilumine una habitación con su sonrisa.
    En resumen creo que es mejor no compararnos con nadie, sino enfocarnos en desarrollar el país. No tenemos control contra el cruel Bloqueo, ni contra un huracán, pero si tenemos control sobre muchas cosas que harían más pronta una sociedad socialista próspera, sostenible y humana. Y creo humildemente que esa es la tarea.
    Pero el Humor hace mucha falta (a veces no se consigue ni en los mercados por divisas) es muy bienvenido, nuestro principal enemigo es el desánimo como dijera el gran intelectual y político cubano Abel Prieto. Y este es Humor del bueno.

    • metropolitano de New York dijo:

      Hagase de un blogs o de una pagina web, le juro que pagaria por leerlo cada semana con un tema de actualidad economica o social.

      • Jose R. Oro dijo:

        ¡Feliz navidad, prospero año nuevo y aniversario del triunfo de la revolución, estimado metropolitano de New York! Un fuerte abrazo cubano para usted
        Cubadebate es el mejor lugar para escribir, donde comentar es compartir ideas con cubanos y personas en general tan excelentes como usted.

    • Raciel dijo:

      Muchas Gracias por su comentario que estimo y leo frecuentemente por las instrucciones que me da de la vida. Todo es cierto muchos cubanos comparan nuestra nación con el mayor imperio existente sin saber ni ver lo mas grande que tenemos a nuestro lado que es la felicidad de ser CUBANO CON UNA SALUD Y EDUCACIÓN ENVIDIABLE . Felicidades por este Año nuevo.

  • juan carlos corcho vergara dijo:

    Y tampoco tienen encuenta que el rey de la selva ha estado espoleando los recursos naturales de casi todo el mundo por mas de un siglo de su existencia imperial.

    • Enrique.B dijo:

      No es por más de medio siglo es desde la propia existencia de Estados Unidos.

  • delvalle dijo:

    Muy bueno

  • Jose R. Oro dijo:

    No habia visto antes el nombre del autor, Juan Miguel Cruz Suárez. Muchas felicidades por tan interesante y simpatico documento!

  • Andres dijo:

    Desde que recuerdo, en todos los medios veo que nos comparan con EEUU en cualquier cantidad de aspectos, en la educacion en el respeto por los derechos humanos, etc nos hemos acostumbrado a eso, deberian los propios medios hablar menos de los americanos del norte y mostrarnos mas de otras realidades, no hay publicacion que no los mencione a diario y en varias ocasiones.

  • De Armas dijo:

    Pues, ese es el reto, y no es es el tamaño lo que que nos hace diferente, vea usted, Andorra, Bélgica, Japón, etc. Economías prósperas, En África, Marruecos, etc, Asia, en fin…. Tenemos todos los ingredientes para ser más no, los más prósperos y tan solo con pequeñitos ajustes de conducir la economía y con ella la cultura de la eficiencia.
    Sldos

  • pino dijo:

    La comparacion de Cuba con EEUU tiene un nombre mala intencion,ignorancia y analfabtismo nosotros sabemops nuestra realidad y nadie nos va a descazrrilar aqui estamos y estaremos firmes y fieles al legado de la direccion historica a los jovenes del cdentenario y a todos los que ofrendaron y ofrendaran sujs vidas en la lucha por la idependencia y soberania de Cuba

  • Luis dijo:

    El ser humano busca vias de perfeccion y por eso tiende a mejorarse constantemente, es mas logico compararse con lo que se perciba superior que con lo que se vea como inferior, no creo que nadie quiera compararse con un drogadicto o criminal para verse en buena luz.

  • Carlos dijo:

    Al parecer Juan no tiene acceso a la prensa cubana. Léela y vera de donde se origina lo que dice

  • Orlando dijo:

    Si nos podemos comparar con Estados Unidos en algo tan valioso como el derecho a nacer, a nacer vivo y a vivir. Se mueren en Cuba, a pesar de que se lucha para que no suceda ninguno, solo 4 niños por cada mil que nacen vivos. Si se le pudiera preguntar a los niños que mueren sin conocer la vida en la mayoria de los paises del mundo si preferirían morir o vivir con carencias, escogerían lo último. La vida es lo mas preciado para todo el que respira.

  • Bertha María Anido Véliz dijo:

    Desde tu pueblo ya te estamos leyendo, desde la biblioteca mi gente, la tuya te enviamos felicitaciones por la sección “Con Humor”. Sigue así, mira que vamos a compartirlo en los matutinos y activos sindicales. Un abrazo.

  • miss.c dijo:

    Así mismo es… y cuando les explicas eso a los que lo hacen, te dicen, con una tranquilidad pasmosa que hay que compararse con los mejores y no con los peores…

Se han publicado 19 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Juan Miguel Cruz Suárez

Juan Miguel Cruz Suárez

Licenciado en educación, narrador y con algo de poesía.

Vea también