Imprimir
Inicio » Fotorreportajes, Entretenimiento  »

Ellos, los imprescindibles

| 23

Ellos son los imprescindibles. Y andan tan sumergidos en el calor de sus oficios que tal vez no saben cuánto valgan. Sin la tenacidad discreta, despojada de oropeles, de que son capaces, la ciudad sería un caos, un elefante con plantas de papel, un vertedero. Ellos son los atlantes.

Preguntamos por ellos solo cuando la ausencia los hace demasiado evidentes. El resto del tiempo les vemos discurrir como suerte que se da por sentada, como personajes de segunda a quienes el gran guión de la vida les asignó tan solo un bocadillo, acaso una interjección desabrida.

Quien mire sin verlos no ha entendido nada del concierto humano. Pues ellos son más reales que otros muchos: tocan la realidad con sus manos, la transforman con solo aparecer a la luz pública.

Tienen ellos, los imprescindibles, una dignidad que no regatean a nadie. Esta filosofía los anima: «Existo; luego venzo». Allá quienes pretendan disminuir la grandeza de estos gladiadores de la humildad, de estos artífices de un esfuerzo que no espera premios.

(Texto: Alina Perera; Fotos: Kaloian)

Persona que atiende la limpieza de la calle

El cartero, que lleva el periódico hasta su ventana

Aguatero, como popularmente se le conoce

Personal de acueducto trabajando en una calle

Jardinero, cuida la belleza de un centro escolar

Personal de comunales, atiende la limpieza de cada barrio

Personal de comunales, atiende la limpieza de cada barrio

El zapatero del barrio

Se han publicado 23 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • valentina dijo:

    esas imagenes me han dado tristeza

  • Yolanda Díaz dijo:

    Y a mí una gran ternura. Son nuestra gente más humilde, más invisible, que están ahí, haciendo un gran trabajo para todos nosotros. Gracias para Alina y Kaloian por este nuevo y siempre sorprendente trabajo. Los felicito.

  • FITO dijo:

    CREO QUE UNO DE LOS PROBLEMAS QUE VIVE HOY NUESTRA SOCIEDAD ES EL DE LA ESCASEZ DE JÓVENES QUE SE INCORPORAN A ESTOS OFICIOS TAN IMPORTANTES EN NUESTRA SOCIEDAD COMO PODRÍA SERLO CUALQUIER INGENIERO O LICENCIADO. CREO QUE LOS QUE NO SOMOS CAPACES DE INCLINARNOS HACIA ESTAS LABORES DENTRO DE LA SOCIEDAD, AL MENOS DEBERÍAMOS APRENDER A ADMIRAR LA LABOR QUE ESTAS PERSONAS REALIZAN EN NUESTRA SOCIEDAD. FELICITACIONES PARA EL COLECTIVO DE ESTA SECCIÓN QUE SE ANOTARON UNA MÁS…

  • F.Juan Águila dijo:

    ¡Que hermoso comentario el de Yolanda Díaz!

    Todos los países demandan de una gran cantidad de “Trabajos”. Desde las labores manuales hasta los científicos. Lo que ocurre es que resulta importante que todos sean considerados igualmente importantes.

    No hace falta profundizar lo que significaba barrer una calle antes de 1959, por ejemplo.

    En este artículo de Alina y Kao, a quienes felicito una vez más, se ven los camiones que recogen lo depositado en contenedores, por mencionar un ejemplo, ya que cuando entraron los primeros al país y después en enormes cantidades ese trabajo se vio facilitado. Ha habido momentos, como en otras muchas cosas en que la renovación ha sido imposible, ya fuera por la imposibilidad de adquirir las tan necesarias “piezas de repuestos” que facilitan evitar la adquisición innecesaria de nuevos equipos o la misma adquisición de los nuevos porque los problemas económicos son cada vez mayores en todo el mundo, incluyendo países muy desarrollados y Cuba tienen muchas “Obligaciones Sociales” que en aquellos pasan a un último plano.

    Algunos países prefieren tener una equitación moderna para limpiar las calles para los ojos del visitante; pero hacerse una radiografía simple puede tardar 3 meses. Que decir de un “turno o cita” para un especialista que cuando están ocupados los 3 meses próximos se cierran para no alargar las “Listas de Espera”, lo cual quiere decir que las listas de espera permanecen “Flotantes”. . Esto los visitantes no lo ven, como tampoco cuando los médicos se quejan de el exceso de trabajo por no tener la cobertura asistencial mínima,

    No hablaré de 1 medico por poco más de 500 habitantes (Me disculpan un pequeño error en el dato) porque eso es un verdadero lujo que solamente en Cuba podemos permitirnos.

    Kao, te felicito por tu Expo en Colón. No tuve tiempo de expresarlo; pero lo hago ahora. Seguramente te solicitarán de todos los rincones porque tu trabajo merece ser visto por todos.

    Prof. Dr. F. Juan Águila
    Especialista de II grado en Ortodoncia. Ph. D.; Dr. Sc.
    Ex presidente de la Sociedad cubana de Ortodoncia y Fundador de la Revista cubana de Ortodoncia
    e-mail f.juanaguila@ymail.com
    Web http://www.aguiram.com

  • Luis Justo dijo:

    En este trabajo de la NEF (New Economic Foundation) se ponen en su valor justo las distintas actividades y trabajos.
    14 December 2009
    A Bit Rich
    Calculating the real value to society of different professions
    La gente de la NEF tiene otra mirada sobre la sociedad y el desarrollo, vale la pena ver su sitio web.
    http://www.neweconomics.org/publications/bit-rich
    Un abrazo
    Luis

  • Claudia dijo:

    Un sabio dijo: ningún trabajo deshonra. Coincido 100% con él, la deshonra es para quien o quienes no contribuyen con su sudor a la sociedad.

  • Juan Castro dijo:

    IMPRESCINDIBLES:

    CALIFICACIÓN…10 POR EL FOTORREPORTAJE.

    TODAS LAS TAREAS QUE EL SER HUMANO REALIZA DENTRO DE LA SOCIEDAD MIENTRAS SEAN HONESTAS SON IMPORTANTES, QUE IMPORTA EL TIPO DE TRABAJO CUANDO SE CUMPLE CON CARIÑO Y ADEMÁS POR NECESIDAD.

    JUAN CASTRO
    MEXICANO.

  • Elpidio desde Las Tunas dijo:

    “ESTA ES LA REVOLUCIÓN DE LOS HUMILDES, CON LOS HUMILDES Y PARA LOS HUMILDES”; ALGO ASI NOS HA ENSEÑADO NUESTRO cOMANDANTE FIDEL. NUNCA PODEMOS OLVIDARLO, TODOS PODEMOS HACER MUCHOS MÁS POR ELLOS, DESDE CUIDAR SU TRABAJO Y RESPETARLO HASTA LA ENTIDAD QUE TIENE QUE VELAR POR LOS MEDIOS DE PROTECCIÓN E HIGIENE, ETC. LA VIDA ES UN INSTANTE, UN DETALLE Y ELLOS SON DETALLE “DE LOS IMPRESCINDIBLES”. ES EL HIJO MIO,TUYO, DE AQUELLA, O EL AMIGO, CONOCIDO O VECINO; E FIN SON NUESTROS Y LA SOCIEDA NUETRA NO PUEDE EXISTIR SIN ELLOS.

  • Teresita Rabassa dijo:

    Bravo! y estoy de acuerdo con Valentina y Yolanda, las fotos inspiran tristeza y ternura, no creo que sean nuestra gente más invisible lo que pasa es que a veces no queremos verlos.
    Felicidades muchachos y sigan trabajando así con cosas reales.

  • alapaco dijo:

    Tristeza de que ?
    Es gente que tiene ese trabajo, alguien lo tiene que hacer, lo que estaría bueno es que tengan salarios decentes, pero todos sabemos que en la fabulosa isla no sobra plata lamentablemente.

  • jaknel dijo:

    el reconicimiento merecido para todos ellos, que cuidan casi siempre sin esperar nada a cambio de nuestras ciudades y nuestra salud, realizando un trabajo digno y honrrado. gracias al autor de este artículo por recordarlos. FELICIDADES

  • MAX AGUILERA dijo:

    CUANDO JOVEN, CUANDO RECIEN ME ESTABA INTEGRANDO AL MUNDO LABORAL, EN UN SISTEMA CAPITALISTA EXTREMO COMO LO ES EN CHILE… ME ENSEÑARON QUE “EL TRABAJO DIGNIFICA AL HOMBRE”. LUEGO DE PASAR POR MUCHOS TRABAJOS, MUCHOS OFICIOS, DESDE UNA DEMOLICIÓN COMO JORNALERO, PASANDO POR LIMPIADOR DE PESCADOS, HASTA HOY COMO ADMINISTRATIVO EN UNA IMPORTANTE EMPRESA MINERA. ME HE DADO CUENTA QUE ESTA FAMOSA FRASE NO ES TOTALMENTE CIERTA, MUCHAS VECES, Y HASTA EL DÍA DE HOY MÁS SE PARECE A “EL TRABAJO ESCLAVIZA AL HOMBRE”
    HE CONOCIDO GENTE QUE SE APASIONA CON LO QUE HACE, LE GUSTA Y LO DISFRUTA… PERO TAMBIEN HE CONOCIDO A MUCHA GENTE QUE HACE LO QUE HACE POR NECESIDAD Y NO ESTA PARA NADA CONTENTO CON SU TRABAJO, SE SIENTE ATRAPADA Y RESIGNADA SIN OTRO HORIZONTE QUE SEGUIR SOBREVIVIENDO.
    SIEMPRE HE CREÍDO QUE PARA ESTOS TRABAJOS INGRATOS, POR LOS CUALES ES MUY DIFICIL SENTIR PASIÓN DEBEMOS APLICAR INNOVACIÓN Y TECNOLOGÍA, MODIFICAR VIEJAS MÁQUINAS Y ADAPTARLAS PARA ESTOS TRABAJOS. TOMAR UN VIEJO CARRO, ADAPTARLO, Y, POR EJEMPLO HACER UN BARREDOR DE CALLES… NO HAY COMBUSTIBLE PARA MOVERLO? ENTONCES BUSQUEMOS LA FORMA DE QUE EL CARRO SEA TIRADO POR UNA MULITA… SU TRABAJO SERÁ MÁS RÁPIDO, MÁS AMENO, MÁS LIMPIO, MÁS DIGNO… SEGUIRÁ APORTANDO ESE VALOR NECESARIO QUE TANTO SIRVE A LA SOCIEDAD Y ESTOY SEGURO QUE ESA MUJER Y ESE HOMBRE LLEGARAN MÁS SATISFECHOS A SUS HOGARES DESPUES DE LA JORNADA…

  • Mario Alejandro Montesino Fernández dijo:

    Me parece Max que no has estado en Cuba, todo eso que dices se ha hecho en Cuba y más, lo que ocurre es que el reportaje intenta poner de relieve lo que hacen muchas personas al margen de la tecnología “de punta” o de “media punta” como insinúas.
    Cuba es el país donde más adaptaciones se han hecho a las máquinas de todo tipo, tanto industriales como domésticas y también funciona la mulita, el caballito, el buey y cuanto medio, además del humano, puede propiciar la humanización del trabajo, lo que sucede es que no todo se puede mecanizar o automatizar y menos en un país asediado por la fuerza insistente, odiosa y obnubilada del imperialismo yanquí y sus aliados.
    Pero ya verás como vamos saliendo adelante, respetando y amando a nuestros hombres y mujeres laboriosos y humildes que, indudablemente aspiran a un futuro mejor, pero que realizan su trabajo con asiduidad, sí, por necesidad, pero siempre con dignidad, Disculpen tantos peros, pero la cubanía es así y el proyecto que edificamos es reconocido por propios y extraños como una obra de amor y solidaridad.

  • Carlos Valdés Sarmiento. dijo:

    ¿Qué más puedo agregar?, como siempre algo muy original y necesario, escribí un libro de cuentos de mi estancia en el SMO y les llamaba LOS GRISES, de los cuales yo también formaba parte, en el mismo los defino así:
    …no tendríamos un color fuerte, pero teníamos un color discreto y sobrio; yo diría un color GRIS, somos el telón que sirve de fondo al escenario, donde se representa el drama de la humanidad, que no es grande ni extraordinario, es sencillamente la vida; que es lógica y sencilla en el mundo mineral, vegetal y animal; sólo el hombre la convierte en una pieza teatral incoherente e ininteligible. Piensa en estas cosas, sólo nosotros los GRISES somos consecuentes con el resto de la naturaleza; nacemos, crecemos, nos multiplicamos, no complicamos nada, siempre nos comportamos como se espera que nos comportemos y hasta nos morimos como se espera que lo hagamos, estamos en todas partes, y los demás; sin percatarse de ello, creen ciegamente en nosotros. Cuando encendemos una luz, lo hacemos con confianza en todas aquellas figuras GRISES que garantizan el servicio eléctrico, cuando dejamos la basura en la calle, al destapar una botella y beber sin mirar lo que contiene, al subirnos en un avión, casi constantemente hacemos un acto de FE en los GRISES, los que nadie menciona, los que nadie tiene en cuenta, pues su vida es vulgar y aburrida, solo me consuela pensar, que igual le ocurre al aire y al agua,y sin ellas no se puede vivir.
    Disculpen pero no pude vencer la tentación, además me pareció la mejor forma de comentar este hermoso trabajo.

  • ENRIQUE BERNAL VALDIVIA dijo:

    Alapaco:
    Es verdad que el dinero en Cuba no sobra como tampoco sobra en nuestra hermana y desdichada isla caribeña de Haití donde el capitalismo lleva como sistema más de 100 años y ha hecho tanto daño como el terremoto. Estos humildes seres a los que Alina y Kaloian dedican el reportaje no tienen que entregar su voto electoral para obtener una cama en un hospital, en donde a lo mejor necesitan de un trasplante de órgano que en este país se le hace gratuitamente, sus hijos van a las escuelas sin tener que pagar alguna factura por ello. Es verdad que hacen un trabajo duro y a veces ingrato pero en el mundo capitalista de hoy, millones de seres de la tercera edad están totalmente desamparados y tienen que hacer cosas peores para no morir o sencillamente, resignarse a esperar la muerte. Felicidades a los autores y gracias a estos hombres y muejeres dignos de nuestro pueblo por lo que a diario hacen.

  • Jose Abreu dijo:

    Me agrada oir tantos comentarios acerca de un tema dificil en Cuba, “LOS OFICIOS” pues es algo que hay que rescatar a toda costa, y para lo cual lo p`rimero que hay que hacer es cambiar la forma de pensar de muchas personas.
    El oficio es necesario, y creo que en las condiciones actuales del mundo hay que trabajar para dignificarlos, hay que el implante elctronico

  • juan castro dijo:

    EL TRABAJO HONRADO:

    EL TRABAJO HONRADO NO ES SOLO DONDE NOS PAGAN MAS, SINO EL QUE HACES CON DIGNIDAD.
    MIRA MAX…
    TE COMENTO QUE EN LOS ESTADOS UNIDOS DE NORTEAMERICA O EN MI PAIS HE VISTO A PERSONAS CON DIGNIDAD COMO LIMPIAN LOS SANTARIOS, LAS BOTAS, CALLES ETC. Y NO SIEMPRE LOS HACEN CON ‘MULITAS’

    JUAN CASTRO.
    MEXICANO.

  • Mauricio Osorio dijo:

    Mi abuelo vende periódicos y es muy feliz. Nunca ha sentido envidia por nadie y se siente orgulloso de participar en la democracia cubana, eligiendo a sus representantes en la asamblea, como participando activamente en la cuadra.
    Mi abuelo fue quien cultivo la poesía en mí, me leyó de Martí a Vallejo.
    El viejo vende periódicos y soy orgulloso de eso. Se levanta temprano, enciende Radio Reloj y cuando parto a la universidad lo veo pregonando y enviándome un saludo.
    En este momento estoy de intercambio en Chile y me siento muy agradecido a la vida, por saber lo que tengo. En Chile los muchachos que van a la misma carrera (exactamente igual que yo), tienen que pagar 400 dólares mensuales. Es una cosa increíble pero cierta. Además, no te dan las libretas ni los lápices y ni imaginar los libros que en Chile son carísimos. En Cuba no tuve nunca que quejarme de que me hacía falta algo para estudiar. Mi papá es periodista y mi mamá trabaja en una farmacia vendiendo medicamentos y yo estoy en la universidad sin que ellos tengan que preocuparse mucho. Acá un libro de Pablo de Rhoka me cuesta 8000 pesos chilenos, unos 16 dólares. El mismo libro, del mismo escritor chileno, pero en una edición de CASA me costó 12 pesos cubanos, al rededor de 0,50 centavos de dólar. Hasta en Chile se sorprenden cuando menciono eso. Para ser más claro, el libro se llama Epopeya de las comidas y bebidas de Chile. Tengo amigos en Chile muy inteligentes y que no están en la universidad porque no pueden pagarla ya que es un lujo.
    Volviendo al viejo, él sabe francés, estudió en el colegio de Belén, en 51 y además un poco de catalán, ya que como siempre dice, es: “cubano de nacimiento y pichón de catalán”. El viejo siempre me lee cuentos de la guerra civil en catalán y los va traduciendo. Vender periódico no es ser inculto, como algunos tristemente piensan, ni ser menos que nadie. Mi abuelo hasta estudio unos años en la universidad, lo que no terminó y se dedicó a trabajar en una fábrica de textiles. Más que un lector es una polilla.
    Mi viejo es feliz, vive enamorado de sus matas en el patio. Escucha en las tardes Radio Enciclopedia para recordar los tiempos en que era pepillo y luego se pone a mirar tele, si no es que va a Marianao a tomar café en casa de mi tía. Ese viejo no hay quien le quite la sonrisa de la cara. Por ese y por la vieja yo vivo y también soy feliz. Eso el dinero no lo compra.
    Guillermo, ese es mi viejo y me siento orgullosísimo de él.

  • rune dijo:

    con el permiso de, Alina Perera Robbio,y de Kaloian Santos Cabrera, hare el mismo trabajo cuando vuelva a Santa Cruz-Bolivia , que hermoso ejemplo de hacer un trabajo con gente a la cual te topas topas todos los dias y jamas , ni siquiera le das una mirada, es mas hasta tal ves las atropellas o le hablas de un modo indiferente ..grasias por este ejemplo …

  • Julio C. Hernández dijo:

    Alina y Kaloian,

    Me tomo la atribución de darle un título a mi comentario: «Atlantes invencibles». Espero que puedan descifrar la razón al final.

    Nuevamente, gracias por presentar otro tema que inspira tantos sentimientos y emociones, como se ha podido comprobar en los comentarios que me han precedido. Admiro el trabajo y me identifico, porque a pesar de no haber vivido los momentos sufridos en nuestra patria antes del 1959, nos hemos educado con muchos valores e interiorizamos como propia, la máxima martiana «con los pobres de la tierra quiero yo mi suerte echar».

    Mientras leía y admiraba las fotos, que hablan por sí solas, nos vienen a la mente tantas ideas y palabras claves como: humilde, trabajo, oficio y «atlante».

    Por cierto…, no se pudo encontrar mejor calificación. ¿Qué es un atlante? Su alcance dice mucho, si tenemos en cuenta que sobre los hombros de esta gente trabajadora, como el titán de la mitología griega, caen los pilares que sustentan parte de nuestra sociedad.

    No encontré mejor manera para culminar. Citaré una frase de nuestro invencible y eterno Fidel, que a pesar de haberse enunciado en noviembre de 1959, su valor se enaltece con este fotorreportaje:

    «Los que saben son los guajiros, los que saben son los obreros, los que saben son la gente humilde. Saben más que nadie porque saben, en primer lugar, que son la mayoría del pueblo, en segundo lugar, que son “invencibles”»

Se han publicado 23 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Alina Perera Robbio

Alina Perera Robbio

Es periodista cubana, columnista de Juventud Rebelde y colaboradora de Cubadebate. Ha ganado múltiples premios de periodismo en los certámenes anuales del país. Es autora del libro “Buscándote, Julio”, y coautora de “Voces del milagro”, “Niños del milagro”, “La maldición del avetruz” y “La cuadratura del círculo”.

Kaloian Santos Cabrera

Kaloian Santos Cabrera

Kaloian Santos Cabrera es fotorreportero, colaborador de Cubadebate. Trabaja en Juventud Rebelde.

Vea también