Desde el banquillo  »

| + |

El lunes 5 de marzo bajamos a la hora de siempre, aunque sabíamos que esa audiencia no sería una sesión de juicio típica, pues desde la semana anterior los abogados habían puesto mociones para que la jueza aplicara un procedimiento conocido como Regla 29, según el cual se pide que los cargos sean desestimados por falta de pruebas.

Desde el banquillo  »

| 2 |

A las 2:23 de ese viernes 2 de marzo del año 2001 de la era cristiana –no tan cristiana que digamos–, se para ante el podio la señora Caroline Heck Miller y anuncia ante el mundo la terminación del caso que con tanto empeño y más ojeriza ha presentado la Fiscalía contra los cinco nunca bien condenados y escarnecidos espías castristas en Miami.

Desde el banquillo  »

| + |

Únicamente queda como testigo la capitana Linda Hutton, quien fue jefa de Boca Chica cuando Guerrero estaba por allí. Así termina la historia de este jueves 1 de marzo, a la que pongo punto final justo a las 5:41 p.m. de este domingo 4. Entro inmediatamente a hacerte el relato del viernes, de terminarlo hoy, me haría implantar un récord en la confección de este diario.

Desde el banquillo  »

| 3 |

Philip llega con la prensa y nos enteramos de que todos los periódicos han registrado el interrogatorio de McKenna del día anterior. Hasta los más tendenciosos admiten que nuestro contraataque fue demoledor, y la Associated Press va más allá diciendo que, aunque la Fiscalía piensa cerrar su caso el viernes, ya la defensa parece haber arrancado con el suyo.

Desde el banquillo  »

| 1 |

Y no peco de exagerado al decirte que ya quisieran nuestros acusadores exhibir nuestro espíritu y la frescura de nuestros rostros cuando nos encontramos en la sala, a pesar de que se van a sus casas todos los días, se levantan cuando lo desean, tienen a sus familiares junto a ellos y no son encadenados durante horas para ir y regresar de la Corte.

Desde el banquillo  »

| 2 |

Son las 7:50 p.m. del lunes 26 de febrero, cuando puedo sentarme a escribir, después de una tarde interminable en las celdas de espera para llegar al fin a la unidad recién hace unos veinte minutos. Un plato de comida, una sopa instantánea, un refresco en la mano y a teclear.

Desde el banquillo  »

| 2 |

Hoy es domingo 25 y, como te prometí, te haré un resumen de las escaramuzas que los patriotas locales han librado por la libertad de Cuba, en estos días en que el quinto aniversario del derribo de los aviones de Hermanos al Rescate hace más propicio el ordeño del sentimiento –¿o debí haber dicho resentimiento?– anticastrista.

Desde el banquillo  »

| + |

El gobierno está haciendo todo lo posible para evitar que el jurado tenga acceso a la verdad monda y lironda de que se trata efectivamente de un traficante de drogas, y mi abogado se ve en la obligación de presentarlo ante el panel para probarlo.

Desde el banquillo  »

| 2 |

Este fin de semana transcurre como cualquier otro. El sábado 17 hablé con Roberto antes de hacerlo contigo, pues el día anterior no teníamos la seguridad de que se había resuelto el viaje de los abogados a La Habana y eso nos preocupaba. Por suerte supimos que los abogados ya se encontraban en nuestra capital y todos respiramos más tranquilos.

Desde el banquillo  »

| 1 |

Es un poco difícil evaluar el impacto que puede haber tenido en el jurado el testimonio de este especialista en radares. Por un lado, situó el derribo de los aviones en aguas internacionales, pero por otro, corroboró que efectivamente hubo al menos una violación del espacio aéreo, y su composición animada mostró cuán cerca de la Isla se habían desarrollado las acciones.

Desde el banquillo  »

| 9 |

Sé que ya consideran culpable a Gerardo, y por mucha evidencia que lo exonere, se negarán a verla. A veces me hago la fantasía de poder comunicarme con ellos y hacerles entender que sentimos lo que pasó con sus familiares, que nunca debió haber ocurrido, que su muerte fue absurda y que deben entenderlo.

Desde el banquillo  »

| 2 |

Estas imágenes comienzan a provocar cierta carga emocional al otro lado de la sala, pues tras los rectángulos que parecen reptar como pequeños gusanillos se esconde la tragedia humana de la desaparición de cuatro vidas.

Destacadas