Imprimir
Inicio » Especiales, Política  »

El diario de René: Las escaramuzas de los “patriotas” locales y el sacrificio por una causa mayor

| 2 |

Hoy es domingo 25 y, como te prometí, te haré un resumen de las escaramuzas que los patriotas locales han librado por la libertad de Cuba, en estos días en que el quinto aniversario del derribo de los aviones de Hermanos al Rescate hace más propicio el ordeño del sentimiento –¿o debí haber dicho resentimiento?– anticastrista.

El frente de combate económico estuvo liderado por nuestra amiga Ana Margarita Martínez, ex de Roque, quien tiene a su cargo el próximo despojo de la parte del tesoro de la República de Cuba que queda en bancos norteamericanos, a propósito de su lunática demanda de violación contra nuestro país.

Para resumir la historia de este combate patriótico, te diré que los abogados de Ana –por supuesto, trabajando gratis– calcularon que a la viuda alegre le quedan cuarenta y un años de vida y el gobierno cubano le debe un milloncito por cada año, lo cual quiere decir que el juez tiene en su mesa potestad para robar a otro país ni más ni menos que cuarenta y un millones de dólares. Así de simple.

El frente legal estuvo a cargo de los picapleitos de Basulto, quienes una vez más hicieron derroche de competencia. Lo que te cuento me llegó tanto por la vía de las mociones y contramociones presentadas a la Corte, como por boca de Philip.

Como bien sabes, el viernes 16 llegó la orden ampliada de la jueza en relación con lo que se podía o no hacer por parte de los testigos en el juicio. Inmediatamente el batallón de abogados de Basulto hizo público que apelaría contra dicha orden ante la Corte Superior y así fue comunicado a la jueza unos días después, el 20 de febrero, en una notificación firmada por el gladiador de Judicial Watch, Larry Clayman, y las geniales Sofía Powell Cossío y Silvia Piñera.

Ese mismo día deben de haber almorzado juntos los tres abogados, pues justo después de haber enviado dicha notificación, cambiaron de idea y enviaron otro documento a la jueza, que mi abogado me envió con la siguiente carta:

Estimado señor González:

Después de dejar la Corte esta tarde, el caso continuó tomando sus usuales giros y cambios extraños. Te estoy enviando copia de la apelación de Hermanos al Rescate por la famosa orden de silencio. En adición te envío copia de la moción de ellos que tiene un título medio loco. No obstante, dicha moción debe ser denegada como irrelevante por falta de jurisdicción puesto que hay un proceso de apelación pendiente.

El título medio loco al que se refería Philip es el siguiente:

Notificación de acción pendiente y solicitud de clarificación, si fuera necesario.

En otras palabras, los abogados de Basulto le están diciendo a la jueza que quieren efectuar su famoso vuelo publicitario el 24 de febrero y ¡no entienden si la orden de Lenard les permite hacerlo o no! ¿No te dije que sin muñequitos la orden de la jueza sería de escaso valor para los abogados de Basulto?

Pero lo peor del caso radica en la última oración de la carta de mi abogado: “No obstante, dicha moción debe ser denegada como irrelevante por falta de jurisdicción, puesto que hay un proceso de apelación pendiente”. O sea, los picapleitos deberían saber que una vez presentada la apelación, la jueza no tiene jurisdicción sobre la materia y no puede fallar sobre esa moción. Según Philip me cuenta, él llamó a la secretaria de la Corte y ambos rieron a costa de este disparate del primer batallón de fusileros legales de Hermanos al Rescate.

Como anticipó mi abogado ese mismo día, la jueza denegó la moción por carecer de jurisdicción sobre la misma, ya que había un proceso de apelación pendiente en la Corte de Atlanta.

Ni cortos ni perezosos los abogados se lanzaron a retirar la apelación al tiempo que pedían a la jueza su fallo respecto a la moción con el título loco. La señora Lenard aprobó la moción para retirar la apelación el día 21 de febrero, pero respecto a la moción para dibujar muñequitos a la orden de silencio, falló que debía ser renovada en Corte, pues desde su presentación la primera vez no había procedido ponerla en récord por irrelevante.

Así, tuvieron que volver los muchachos del primer batallón de fusileros legales a poner su moción inicial el propio día 21. Esta vez todo estaba en orden y la jueza aceptó la moción, y se dirigió a las partes para que respondieran a la misma.

Aquí tanto la Fiscalía como los abogados de la defensa coincidieron en que no hacía falta clarificación, pero, por supuesto, las motivaciones eran distintas.

En pocas palabras, los abogados defensores se oponen sobre la base de que la orden es suficientemente clara, que los abogados de Basulto fueron a la misma escuela que todos los demás y saben que su papel es interpretar la guía establecida por la jueza con su orden, que esta última no está obligada a hacer el papel de consejero legal de Basulto. En otras palabras, que hace muchos años los textos legales vienen sin muñequitos y se supone que los abogados los interpreten así, solo con letricas y algún número de vez en cuando.

La posición de la Fiscalía, también en síntesis, es que la orden de silencio no necesita ser clarificada porque el buenazo de Basulto no piensa hacer nada para influir en la opinión pública y todo lo que está planeando no es más que el sano ejercicio de su libertad de expresión y la manifestación de sus ansias de homenajear a los pobres muchachos a los que tuvo a bien embarcar hace cinco años. En fin, él puede hacer lo que le venga en gana con la bendición de los fiscales y nada de lo que haga violará la orden de la jueza.

Y así están las cosas desde el punto de vista de esta escaramuza legal, al menos hasta donde yo conozco. Lo que ha pasado en la práctica es lo que te cuento a continuación.

Desde la noche del viernes pasado, la radio cubana comenzó a anunciar que Basulto haría un vuelo a Punto Mártires para homenajear a los pilotos caídos hace cinco años. La noticia decía que la Corte de Apelaciones había autorizado el vuelo, algo que desconozco, aunque no puedo asegurar lo contrario.

Ayer sábado cada pieza de la maquinaria hizo su parte en una operación cuidadosamente calculada. Ya en la tarde comenzó el Canal 23 a transmitir algunos boletines informativos donde se avisaba del vuelo organizado por Basulto y se hacían pases al pequeño monumento construido en Opa-locka a los cuatro tripulantes de Hermanos al Rescate. En estos pases se veía a algunas personas que depositaban flores; y no podía faltar la pobre madre de Pablo Morales, manipulada por estos buitres hasta la locura, que daba besos a una palma plantada en el lugar, entre gritos y lágrimas. No tengo que describirte esto porque tú fuiste testigo de cómo esa pobre anciana ha sido utilizada sin recato por Basulto, haciéndola llorar a su antojo una y otra vez durante los últimos cinco años en los momentos más propicios.

Basulto hizo su vuelo y se llevó a la prensa consigo, pero fue bastante cuidadoso en sus declaraciones personales dejando que fuera Lares, que ya pasó por el potro del tormento, quien se volviera a referir a lo sucedido, como un asesinato. De esta manera Basulto quedó bien con el gueto haciendo su vuelo sin comprometerse con declaraciones que aparecieran como una violación de la orden de la jueza.

El resto quedó en manos de los canales de televisión, pero yo solo vi la versión del Canal 23. Este volvió a pasar el montaje de la semana anterior, donde se mezclaban las palabras de los pilotos de los Mig con las películas de Tom Cruise, y se volvió a presentar el mismo cortometraje de quince minutos fabricado unos días antes. A esto se añadieron entrevistas a personas que tuvieron relaciones personales con los fallecidos, quienes, por supuesto, hicieron lo que cualquier persona en esas circunstancias: recordar sus virtudes. Así se consumó la acción propagandística para la que nuevamente toda la maquinaria se puso en función, aprovechando el aniversario para influir en la percepción de la comunidad de habla hispana, mientras se las arreglaban para comprometer a Basulto lo menos posible.

Por lo demás no hubo otras novedades. Coincidentemente pasaron Philip y Julio por el área de visitas y el primero nos informó de una noticia interesante: resulta que, según el señor Kastrenakes, los fiscales son presionados por su jefe, Guy Lewis, para concluir su caso y no darle más vueltas al asunto. Al parecer han decidido recortar la nómina de sus testigos.

Tras despedir a Roberto conversé con Philip. Yo quiero testificar pero a él no le hace mucha gracia. “Tu caso va viento en popa –aduce–, el jurado ni te conoce y yo quiero llevarte directamente al aeropuerto cuando termine el juicio, pero por otra parte entiendo el concepto del sacrificio por una causa mayor que los motiva a ustedes”.

“Hay un concepto que se llama compromiso cuando se trata de un jurado –me explica– que consiste en que un panelista no quiere, por ejemplo, declarar a Gerardo culpable de espionaje. Entonces se transa a cambio de que a ti se te declare inocente”.

“Bueno –le digo–, tú sabes cuál es mi opinión acerca de ese concepto”.

“Yo la conozco –me dice riendo–, solo que es mi obligación informártelo como abogado”.

Mientras, yo no puedo más que quedarme pensando a qué se le llama justicia en este país. Compromiso…, transacción…, vaya esta justicia al carajo.

Como te dije el viernes, Gerardo y yo bajamos a la Sensitive Compartmented Information Facility (SCIF)[1] para trabajar con la evidencia clasificada. De vuelta a la prisión, nos tocó un alguacil que siempre ha sido muy correcto y amable.

—Me han dicho que el caso de la Fiscalía está bastante flojo contra ustedes –me cuenta.

—Bueno –respondo–, fue culpa de ellos el levantar un acta de acusación tan deshonesta en vez de habernos juzgado por lo que realmente hicimos.

—Me hubiera gustado ver a esos mentirosos de Hermanos al Rescate cuando dijeron no haber visto los Mig y se les confrontó con el video de los cazas –expresa el alguacil–. No entiendo esta política tan absurda contra Cuba durante cuarenta años. Nosotros tenemos relaciones con China y aun después de haber perdido sesenta mil hombres en Vietnam tenemos una embajada en ese país. A mí me gustaría mucho poder viajar a Cuba.

—Y lo menos que encontraría es un pueblo antiamericano u hostil. Precisamente uno de los problemas de este caso es que los fiscales nunca han podido demostrar que a nosotros nos interesara un bledo la seguridad nacional de los Estados Unidos.

—Yo llevo ya bastante tiempo asistiendo a toda clase de juicios –termina el alguacil cuando vamos llegando al final de nuestro recorrido–. Le puedo decir que he visto en la cárcel a muchas personas que no lo merecen.

De vuelta al piso, oigo una joya de comunicación patriótico sagüesera, en la voz de un locutor de nombre Muñoz Repiso, en Radio Mambí: “Y nos dice un cable que el señor Castro compareció relajado..., seguro que borraaacho como siempre... en la feria del habano, donde fue nominado como Hombre-habano ni más ni menos que el viejo zarrapastroso conocido como Compay Segundo, a quien ahora después de viejo le ha dado por cantarle sus cancioncitas al tirano.

“El sombrero lleno de piojos del vejete fue subastado ni más ni menos que en diecisiete mil quinientos dólares. Así como lo oyen, amigos. Hay que tener gandinga para dar diecisiete mil quinientos dólares por el sombrero lleno de piojos del viejo zarrapastroso ese”.

Y con este botón de muestra de por qué hay que cortarle la ruta de vuelta a esta gente, te dejo, declarando este diario actualizado. Solo me queda aprovechar lo que me falta hasta el día de mañana, para hacer un trabajo que me pidió McKenna en relación con el experto de aviación del gobierno. Y me acostaré a dormir lo más temprano posible. Espero con ansias la reanudación de las acciones en este combate en que la dignidad, seguro, saldrá ganando. Un beso.

Nota:
[1] Instalación de Información Sensitiva Compartimentada. Espacio habilitado para albergar información clasificada como secreta. Está dotado de medidas de seguridad que permiten proteger esa información de una diseminación perjudicial.

Se han publicado 2 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • chica dijo:

    por favor donde puedo adquirir este diario? si se encuentra en alguna libreria o biblioteca?

  • Patricia dijo:

    Muchas gracias por publicar tan valioso material. Ojalá muestren la referencia del diario completo si ya ha sido publicado.
    Infinita gratitud.

Se han publicado 2 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

René González Sehwerert

René González Sehwerert

Héroe de la República de Cuba. Uno de los cinco jóvenes revolucionarios que se infiltró en grupos terroristas que desde la cuna de la mafia anticubana, Miami, organizan impunes sus ataques criminales contra el territorio cubano. Fue condenado a 15 años de prisión. Su causa contó con una enorme solidaridad internacional. Regresó a Cuba en el año 2013.

Vea también