Imprimir
Inicio » Especiales, Historia  »

Cuento de camino

| 35

Los trabajos de la Carretera Central propiamente dicha comenzaron en San Francisco de Paula, el 1 de marzo de 1927. Tiene una extensión de 1 139 km.

La referencia más antigua sobre la construcción de un camino en La Habana data del 14 de febrero de 1575 cuando un acta del Ayuntamiento de la villa dispone que doce indios e igual número de negros horros, con sus hachas y machetes, abran un camino en Guanabacoa y que se valore y se les pague su trabajo.

Muchos años después, en 1796, la Junta de Fomento decidía empedrar el viejo camino de Jesús del Monte y comenzaba a hacerlo por el tramo comprendido entre el puente de Chávez y la Esquina de Tejas. Se empedraron 13 500 varas cuadradas en cinco meses, con un costo de 30 734 pesos fuertes, cifra esta excesiva, expresa la relación de la Junta, porque tuvo que acometerse una excavación de 400 varas de largo, 17 de ancho y 1,5 de profundidad, en la que, durante 45 días, trabajaron cien hombres.

La obra exigió la construcción de dos puentes pequeños y de un petril de sillería sobre muros de mampostería ordinaria y se tragó 10 156 carretadas de piedra. Una carretada equivale, más o menos, a 1 500 kg.

No es sin embargo hasta 1823 cuando se hizo un primer intento de normar la construcción de caminos. La Junta Económica del Real Consulado dedicaba fondos a la apertura de senderos y exigía que los de la ruta central se abriesen con 50 varas de ancho, los provinciales, con 24, con 12 los vecinales y con una anchura de seis varas los caminos domésticos.

Otro documento, Memorias de obras públicas, publicadas en 1860 y que cubre los años comprendidos entre 1795 y 1858, consigna la preocupación del gobierno colonial por lo que allí se llama Camino Central de la Isla.

Se ha repetido mucho que la Carretera Central debió tener una anchura de ocho metros, y que Machado y su camarilla la dejaron en seis para apropiarse del dinero que eso hubiera costado. No hay tal. Foto: Kaloian.

El camino hacia el Oeste arrancaba en La Habana y terminaba en Pinar del Río, luego de atravesar Marianao, Guanajay, Artemisa, Las Mangas y Paso Real de San Diego, y era, se afirma, “un camino natural sin preparación de ninguna clase, con algunas pocas obras para atravesar ríos, arroyos y cañadas”. Un primer tramo hasta Güines comprendía el Camino Central del Este. Proseguía por Unión de Reyes, Jovellanos, que recibía entonces el nombre de Bemba, y Macagua. Continuaba por Santo Domingo, La Esperanza, Santa Clara, Sancti Spíritus y Ciego de Ávila. Y seguía desde allí por Puerto Príncipe, Guáimaro y Las Tunas hasta Cauto Embarcadero. Desde Macagua, esta ruta tenía una extensión de 181,5 leguas, esto es, 770 km aproximados.

El Camino Central al que se alude en las Memorias de 1860 se afirmaba en piedra y tenía un ancho de cinco metros y con esa anchura continuó extendiéndose. El presidente Menocal adelantó en la vía gracias a la ley de 25 de agosto de 1919 que le autorizó a invertir en ella 1 200 000 pesos anuales.

De esa forma se tiraron nuevos tramos del camino y se prolongaron los existentes. Al ascender Gerardo Machado al poder, el 20 de mayo de 1925, los trechos de esa carretera sumaban unos 650 km, repartidos, de manera discontinua, por las seis provincias de entonces.

Era, en gran parte, una carretera en mal estado, con curvas cerradas y anchura insuficiente, salvo en el tramo de diez kilómetros entre La Habana y San Francisco de Paula, y el de La Habana a Arroyo Arenas (15 km) ambos ensanchados y adoquinados con granito entre 1913 y 1914.

Los trabajos de la Carretera Central propiamente dicha comenzaron en San Francisco de Paula, el 1 de marzo de 1927. Tiene una extensión de 1 139 km. De ellos, 690 cruzaron por zonas donde no existían más vías de comunicación que los antiguos caminos reales, y 450 km utilizaron total o parcialmente las explanadas de las carreteras que le antecedieron. Comunicó zonas extensas y fértiles y atravesó 60 pueblos y ciudades. Es una de las siete maravillas de la ingeniería civil cubana y los especialistas la catalogan como la obra del siglo XX en Cuba. Es una de las mejores carreteras de América Latina y ejemplo de construcción duradera. Ha resistido, durante decenas de años, cargas muy superiores a las que se suponía que soportara. Acortó distancias y conectó rincones de la geografía insular, lo que redundó en todos los órdenes de la vida cubana: humano, social, cultural, científico, político, económico.

Valga una aclaración. Se ha repetido mucho que la Carretera Central debió tener una anchura de ocho metros, y que Machado y su camarilla la dejaron en seis para apropiarse del dinero que eso hubiera costado. No hay tal. La carretera tuvo siempre los seis metros de ancho con que se construyó. Así se advierte en los planos originales.

Carretera Central, entrada a Santiago desde el balcón de Céspedes (Quintero) 1931. Foto: Archivo Cubadebate.

Es una de las mejores carreteras de América Latina y ejemplo de construcción duradera. Ha resistido, durante decenas de años, cargas muy superiores a las que se suponía que soportara.

Se han publicado 35 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Lila dijo:

    Gracias por sus artículos, me encantan!!

  • El Catalán dijo:

    Excelente crónica. Escuché a mis parientes de Cabaiguan. Contar muchas veces. Que la carretera central en su trazado original no tenía concebido enlazar a Placetas con Cabaiguan. Y que esta (la carretera) iría en paralelo a la línea central del ferrocarril. Por lo tanto la carretera central de Placetas conectaría a Zaza del Medio. Y de ese pueblo a Sancti Spiritus. Al final de la historia. Lo que sucedió es que las " clases vivas" de Cabaiguan , otrora pueblo de los "verracos". "Mojó y salpicó" a los responsables de la ejecución del proyecto en la secretaría de Obras Públicas y resultado es que se favoreció a Cabaiguan con la carretera central.

    • Yhm dijo:

      Mi amigo cabaiguan es uno de los pocos municipios por no decir el unico q es atravesando por las tres vias principales de cuba digase carretera central, linea ferrea y autopista asi q si la carretera central hubiese ido parallelo a la linea del tren tambien hubiese pasado por cabaiguan

  • Airbus 380-400 dijo:

    Saludos, muy buen articulo de la carretera Central, tuve la suerte de viajar varias veces por ella hasta Guantanamo, hay tramos muy peligrosos que deberian ser iluminados son los casos de los puentes, cruces del tren y curvas pronunciadas, marcar en el pavimento con pintura amarilla, color llamativo u objetos reflectantes la aproximacion a un tramo peligroso o de trafico denso ( digase camiones, rastras o equipos de la agricultura, de ser posible poner en varios puentes telefonos de emergencia y equipos de primeros auxilios nunca se sabe cuando utlizarse.

    saludos.

  • Ramón dijo:

    Como es posible entonces que una carretera que tiene como 90 años se le haga el arreglo de un bache y este arreglo no dure ni un año, por que somos tan ineficientes? Por que año tras año gastamos recursos en el arreglo de la misma via, debido a que cuando ya era el tiempo de arreglar otra, esa que se reparó no sirve.

  • Mágico dijo:

    Interesante siempre leer a Ciro Bianchi. Con mucho gusto disfrutamos sus crónicas. Son muy informativas y nos sumergen siempre en lugares especiales e interesantes de nuestra historia. Pero lo que más me ha llamado la atención hoy, es haberme enterado de que la Carretera Central fue diseñada con seis metros de ancho desde un principio. Toda la vida había oído lo de los dos metros que Machado y su gobierno le habían robado a nuestra insigne vía, para embolsillarse el dinero. Aquel hecho siempre me pareció una infamia que circularía perennemente sobre nuestra carretera más importante. Pero parece que no hay tal mácula y que la famosa vía se construyó pensando verdaderamente como país y no en los bolsillos de unos gobernantes corruptos: ¡Qué alivio! Hace tiempo que no transito por lo que queda de la Carretera Central de Cuba. De ahora en adelante, cada vez que lo haga, admiraré más a los que concibieron y construyeron la gran obra; y agradeceré al maestro Bianchi por engrandecer mi orgullo patrio y por alejarme aunque sea un tantito de mis ignorancias históricas.

  • Pepe dijo:

    Sí, se ha repetido hasta el cansancio que Machado se robó un metro a cada lado. En las escuelas y las clases de historia. Hasta en la carrera de Ingeniería Civil en la Universidad. Excelente aclaración, lástima que no se escuche lo suficientemente alto, y el mito continúe. Gracias señor periodista.

  • Ingeniero dijo:

    Y gracias a dios que se hizo! a pesar de todo el dinero que se desviaba , está quedó para la eternidad. No hay construcciones hoy en cuba y creo que no las habrá como las de esas épocas.

    • Bavaro41 dijo:

      Sii y Alamar?

  • Julio dijo:

    La verdad siempre por delante.Gracias Ciro.

  • José Rolando dijo:

    Gracias Ciro por sus crónicas, se le extraña en la TV.

  • Dennys dijo:

    Es cierto que fué y es una carretera importante, orgullo de la ingeniería cubana, pero considero que se le debe prestar un poco más de atención para evitar su deterioro y posibilitar que dure muchos años más, hay tramos en mal estado y otros que con muy pocos recursos se pueden rehabilitar y asi evitar daños mayores que despúes costaran mucho más.

  • Ross dijo:

    Increíble como hoy con tanto desarrollo y tantas técnicas novedosas las carreteras que se hacen no le llegan ni a la cutara como dicen algunos cubanos a esta obra de tremendo impacto que por lo que veo seguirá impresionando a todos los cubanos por muchisimo tiempo.

  • yesenia isaguirre dijo:

    Valga la aclaraciom [ues tras tantos anos sin mantenimiento aun funciona aunque a duras penas.

  • René dijo:

    Ya es hora de que nuestra revolución ;tome cartas y termine la construcción de la autopista nacional ya que es una obra indispensable para el desarrollo de nuestro país y este gobierno necesita de alguna obra que perpetue su obra . Ya que todas las obras patrimoniales reconocidas en cuba son ya sea coloniales o neocoloniales.En Cuba no existe ninguna obra monumento recordatoria de nuestra revolución y eso dice mucho a la obra de valorar el desarrollo de una nación y su pertenencia

    • Bavaro41 dijo:

      Alamarrr!

    • RAPL dijo:

      Solamente con la educación,la salud, el resto de las conquistas sociales y los avances científicos ya habría para perpetuar la obra de la Revolución. Pero si de obras arquitectónicas y de la ingeniería hablamos, se pueden mencionar varias: el viaducto de La Farola, también considerado una de las 7 maravillas de la ingeniería civil cubana; la presa Zaza; el canal trasvase este - oeste; los pedraplenes de Cayo Coco y Cayo Santamaría; los hoteles de Varadero; las escuelas pedagógicas, que en su mayoría actualmente son las filiales pedagógicas de las universidades provinciales; la CUJAE; la UCI... y mucísimas más. ¿Hay o no hay obras de la Revolución?

    • Jorge dijo:

      Estimado René, se le olvida la Carretera de la Farola en Guantánamo. Hecha con la Revolución. Y la autopista nacional, aunque inconclusa, cambió la circulación en la mitad de Cuba. Y los grandes hoteles hechos también con la Revolución. La Habana es otra con ellos, por citar algunos.

    • Ochuncita dijo:

      Estimado René, pasó por alto pedraplen

    • Ochuncita dijo:

      Estimado René pasó por alto ,el pedraplen que conecta Caibarien con Cayo Santa María

  • José Rolando dijo:

    Gracias Ciro por sus siempre interesantes crónicas, se le extraña en la TV.

  • leo dijo:

    Con las décadas que tiene y es una de las pocas carreteras que estan en buen estado en nuestro país

  • Memoria dijo:

    Gracias Ciro, muy buenos datos. Es bueno que los cubanos conozcamos lo que tenemos. Me gustaria que publicara algo de la Iglesia de la Merced, es uno de nuestros templos mas enigmáticos, fue construido por dos ordenes diferentes, Los Mercedarios y los Paules. Saludos profesor.

  • Emilio dijo:

    La pregunta que muchos se hacen es por qué razón actualmente se hacen carreteras con tan mala calidad con más recursos técnicos. Por ejemplo la autopista nacional que es un desastre.

  • LMRT dijo:

    Muy buen trabajo. Lástima que 2 de las fotos insertadas en el artículo correspondan a la Autopista Nacional y no a la Carretera Central.

  • LeoHG dijo:

    Siempre es bueno "actualizar" el conocimiento. Viendo la calidad de esa vía, siempre pensé: "Si no se hubieren robado los millones de pesos que siempre nos han dicho se robaron, se hubiera construido una pista de avión a lo largo de toda Cuba y no una carretera" jjj. Lástima que no se pueda decir lo mismo sobre la calidaf de la autopista nacional, donde sin embargo no se robaron nada en su construcción. Me recuerdo un programa de "Agenda abierta" donde me pareció notar que el conductor trataba de que el ingeniero invitado (que participó en la construcción de la carretera central), como que reconociera que las cosas no se hicieron como lo planeado (por el robo de los millones, claro), mas el invitado estaba maravillado con la maravilla de construcción en la que él participó. Por eso vale de excelencia la aclaracion de Ciro que se ajusta a "solo la verdad"

  • Idalberto Placido Morera Marrero dijo:

    La segunda y tercera fotos corresponden al tramo inconcluso de la autopista nacional de Santa Clara a Taguasco, no son de la carretera central.

  • NAFM dijo:

    Es una lástima, emplearon imágenes que no corresponden a la joya que nos narra el maestro Ciro con tantos paisajes y lugares hermosos e históricos que atraviesa la Carretera Central.

  • Orlando ochoa dijo:

    Buenas tardes , Recomiendo la lectura del Libro de Juan de las Cuevas Toraya , Las siete maravillas de la ingeniería Civil Cubana , donde se describe al detalle todo lo relativo a la construcción de estas obras , entre las que se encuentra La carretera Central , todo acompañado de fotografías, proyectos , presupuestos y gastos . Es impresionante todavía pasar por el puente de Cauto Cristo , tras 90 años de su construcción . Gracias Ciro por destacar el Legado de nuestros antepasados.

  • Pablo dijo:

    Apesar de lo que dicen que se robaba las construcciones muchas permanecen hasta nuestros días y la infraestructura que tenemos es de esa época ....si llega a ser de ahora no dura ni 6 meses xq hoy x hoy lo que se construye es pura chapuseria

  • Yoel dijo:

    Es impresionante ver q la Carrerera Central a más de 90 años de creada esté en tan buenas condiciones frente a otras que fueron creadas después del Triunfo de la Revolución con más recursos y técnicas más modernas y que las mismas estén en una situación deplorable como es el caso d nuestra Autopista Nacional. Solo me resta felicitar a Ciro x tan excelente artículo y por favor si puedes ve contándonos las anécdotas de las 7 maravillas de nuestra ingeniería civil

  • Mauro dijo:

    Ciro, la última foto no es de la central, sino el tramo de la actual autopista entre Sancti spiritus y Santa Clara.

  • RAMANOCO dijo:

    Siempre me ha llamado la atención que nuestros pueblos latinoamericanos culpen de los atrasos de nuestros países a que los gobernantes se roban el dinero.
    Cierto es que esa costumbre está muy arraigada en nuestras culturas desde la época de la colonia española, pero aritméticamente no pueden ser esas cantidades tan grandes como para afectar el desarrollo de la encomia en su conjunto.
    Cuando preguntaba a los viejos cual había sido el peor gobierno, siempre respondían que el segundo mandato de Machado de 1929 a 1933.
    ¿Algo más sucedió en el mundo en esa exacta época?

  • Humberto Leyva dijo:

    Exelente articulo, porque los cubanos inventamos mucho, aunque muchas veces las bolas dan cerca de la diana.

  • eduany dijo:

    En casa conservo dos fotos de la construcción de la carretera central. Una es en Guayos durante la construcción de los elevados y la otra del Paseo de Cabaiguán cuando apenas estaban fundiendo las losas. Son muy interesantes. En la de Guayos se observa la ceiba que crecía en el camino y que luego se transplantó frente a la Sociedad de Torcedores, hoy Biblioteca Pública. Todavía esta frondosa. Debe tener casi 150 años.

Se han publicado 35 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Ciro Bianchi Ross

Ciro Bianchi Ross

Destacado intelectual cubano. Consagrado periodista, su ejecutoria profesional por más de cuarenta años le permite aparecer entre principales artífices del periodismo literario en el país. Cronista y sagaz entrevistador, ha investigado y escrito como pocos sobre la historia de Cuba republicana (1902-1958). Ha publicado, entre otros medios, en la revista Cuba Internacional y el diario Juventud Rebelde, de los cuales es columnista habitual.

Vea también