Imprimir
Inicio » Especiales, Cultura  »

Diana Rosa Suárez: “Siempre actriz, no me concibo de otra manera” (+ Fotos y Video)

| 64 |

Diana Rosa Suárez. Foto: Abel Padrón Padilla/ Cubadebate.

Diana Rosa Suárez Menéndez es una mujer hermosa. Indiscutiblemente.  Sencilla, humilde y entregada a los demás.

“Soy una persona simple, una cubana que ama mucho a su país”. Mira al horizonte y con los ojos brillosos, como quien habla de algo que se quiere mucho, dice: “Yo no pudiera vivir sin ese mar, sin ese cielo. De verdad. He viajado a otras naciones y siempre estoy ansiosa por llegar a mi tierra”.

A Diana Rosa le encanta ayudar a los demás, le realiza como persona hacer un favor. Entre risas confiesa que cuando le plantean un problema se obsesiona con la solución, “sin esperar nada a cambio, porque las personas que hacen el bien siempre tienen las puertas abiertas”.

***

Desde niña tuvo inclinación por la actuación. Vivía en Luyanó, en La Habana, y asistía continuamente a la Iglesia Presbiteriana. “Aparte de la religión, se hacían muchas actividades culturales y ahí fue donde comencé a hacer obras de teatro, siempre interpretando personajes bíblicos”.

Fue en ese entonces cuando comprendió que su vida estaría atada a la actuación. El “bichito” se le coló dentro y nunca más ha podido salir.

“Mi mamá me decía: ‘Pero Diana, ¿cómo tú vas a ser actriz, si no conoces a nadie? Nosotros somos pobres’. Yo le dije que no se preocupara que todo iba a suceder”. En ese empeño puso todas sus fuerzas, y aún sin cumplir los 15 años hizo una prueba de actuación en la Escuela Municipal de Arte Dramático. Diana impactó en el jurado, aunque le faltaba un mes para cumplir la edad requerida para entrar en el colegio. Recuerda con especial cariño esos tres años en la academia que dirigía Modesto Centeno.

“En el primer curso seleccionaron a los 11 mejores alumnos para hacer una obra que se llamaba ‘Actitud 320’ y estaba incluida en esa lista. Fue mi primera puesta en escena, en el año 1961. Era jovencita. Recuerdo que la presentamos en una sala que se llamaba El Corral, en la misma escuela”.

A esa sala, solo por 25 centavos el mes, gracias a la Cooperativa Popular de Arte, se conseguían ver todos los espectáculos. “Si no trabajaba en la obra podía ser taquillera, maquillista o hacer escenografía”.

Cuando escogieron la mejor alumna de maquillaje, tuvo la suerte de ser ella. Entonces, empezó a trabajar en la Rampa. “Mi primer salario fue de 50 pesos y para mí eso era muchísimo dinero. En esa época fui maquillista en el Teatro La Edad de Oro. Conocí al director Rubén Vigón y a María de los Ángeles Santana. Hicimos muchas cosas: Las Mujeres se rebelan, El Bello Antonio.

También trabajó en ese entonces en la sala Tespis, que estaba en la esquina del Habana Libre y en la de Idalberto Delgado, al lado del cine Yara.

Siempre fue una mujer muy esforzada. Iba a la escuela de lunes a viernes por la noche; por el día estudiaba en la secundaria y el fin de semana hacia teatro. “Tenía todo mi tiempo ocupado”.

***

-¿Cómo reaccionas cuando todas las miradas están puestas sobre usted?

“Estoy acostumbrada, tenemos vida pública. Son tantas las personas que se acercan a ti, las que le gusta tu trabajo. Algunas me dicen: ‘ay Diana Rosa, cuando yo era pequeña yo la admiraba tanto’. No importa lo que me digan, siempre tengo que sonreír”.

- ¿Y cuándo nadie la mira?

“Soy una persona tranquila, de mi casa. Me gusta el arte culinario, no boto nada, todo lo reciclo. No soy una mujer complicada”.

- ¿Cómo la definen otras personas?

“Por la lealtad. Henry, mi amigo, me dice que soy como el SIUM (Sistema Integrado de Urgencias Médicas), llevo a todo el mundo al médico, ya que soy la única que maneja de las actrices de mi generación. Me paso la vida en función de mis amigos. Tengo muchos y me quieren tanto…”.

- ¿Cuál ha sido la decisión o proyecto que haya tomado de la que se sienta más orgullosa?

“Cuando he aceptado papeles en teatros y novelas, corriendo el riesgo de si me queda bien o no el personaje. Soy osada. Siempre trato de hacerlo lo mejor que puedo”.

***

Diana Rosa Suárez enseña una de las boletas que le permitió ser la Reina de la Reforma Agraria. Foto: Abel Padrón Padilla/ Cubadebate.

-¿Cuánto marcó a Diana Rosa Suárez nacer en Luyanó?

“Luyanó es un barrio al que le tengo mucho cariño. Primero, porque fue donde me inicié como actriz, además, ahí me crié con mis abuelos. Precisamente, en esa localidad se fundó la primera célula del Partido Comunista de Cuba y mi mamá era una de ellos. Se reunía con Lázaro Peña y repartía el periódico clandestino Hoy. Me acuerdo que venía en letras rojas. Tengo fotos en mi silloncito de niña y ellos en las reuniones.

“1959, cuando triunfa la Revolución, fue el año en que se hizo la Reforma Agraria. Las muchachas de la localidad comenzamos a vender papeletas en los centros de trabajo para apoyar financieramente. Por mi simpatía fui la que más vendí y la que más votos sacó, y gracias a ello, me coronaron en el barrio como Reina de la Reforma de Agraria. Fui la primera y la única.

“Hasta Luyanó fue el propio Osvaldo Dorticós a coronarme. Las personas con el tiempo se han olvidado de eso. Fue una cosa bonita, imagínate, un presidente fue a un barrio, por una buena causa. Eso da muestra de la sencillez de nuestros dirigentes”.

-¿Cuán difícil fue que en la Cuba de los 60´ y los 70´ la tomaran en cuenta por su talento y no por su belleza?

“Fue un conflicto. Siempre me daban personajes de mujeres que llegaban y todos los hombres se enamoraban de ella. Me sentí encasillada. Mi objetivo era ser una actriz reconocida tanto por los niños, las mujeres o por los ancianos. No tenía sentido, ni deseaba hacerme la bella.

“Un día subí al departamento de programas y dije que no quería hacer más papeles de ese tipo. ‘Yo aspiro a desdoblarme, no me importa avejentarme, salir sin maquillaje, peluda, siento que tengo condiciones para hacer de mala o de borracha’. Gracias a eso empezaron a darme otro tipo de papeles.

“Antes, me dieron personajes como Elena de Troya. Imagínate, una mujer que ocasionó guerras.

“En la televisión tuve la suerte de trabajar con Raquel Revuelta, Enrique Santiesteban, Gina Cabrera, Margarita Balboa, y muchos actores que ya no están. Aprendí con la misma Rosita Fornés. La primera vez que trabajé con ella se me salía el corazón, dije ‘ay dios mío, que susto’. Siempre que los muchachos jóvenes empiezan, pasa eso”.

***

-¿Cuál es el fallo más grande que ha cometido?

“Me he casado tres veces. Llevo mucho tiempo sola y ya no me adapto a vivir con un compañero. Me he vuelto muy majadera y me he acostumbrado a la soledad. No le tengo miedo, al contrario, me gusta. Pero, si a lo mejor hubiera perdonado a alguno, no estuviera sola”.

-¿Qué le gustaría hacer que no esté haciendo ahora mismo?

“Quisiera viajar y visitar a mi otra nieta, que hace mucho tiempo que no la veo. Seguir siendo como soy. Mis amigos me llenan tanto la vida, que sin ellos no sabría vivir. Juegan un papel tan importante; me hacen crecer, ser feliz y en los momentos más difíciles he tenido su apoyo, el cariño y el amor. Estoy contenta de tener tan buenos amigos”.

-¿Cómo le gustaría que la recordaran cuando ya no esté?

“Así, con alegría, con los poemas que me piden mucho, con cariño, como quien fue una buena persona”.

-¿Cuál es su mayor defecto?

“Soy insoportable con los regueros. Me levanto y lo primero que hago después de ir al baño es tender la cama. No soporto las camas destendidas ni el desorden. Peleo mucho por el orden de la casa.

-¿Y la virtud?

“Precisamente, esa…”

***

Diana Rosa Suárez siempre ha admirado a Enrique Santiesteban. Considera que a alguna sala de teatro le debían poner su nombre. “Fue un hombre talentoso, dominó mucho la comedia y el drama. Tuve la suerte de trabajar con él en Enrique VIII y sus seis esposas y en San Nicolás del Peladero, un programa costumbrista que a la gente le encantaba. Hacía de su amante y él me decía ‘cucusita’”.

La artista ha recorrido muchas esferas del arte: ha sido cantante y presentadora, además de actriz. Prefiere la actuación; el canto nunca lo ha dominado, aunque he hecho dúos con Héctor Téllez y Manolo del Valle cuando trabajaba en Dos Gardenias, la casa del bolero de Cuba. “Me gusta cantar, pero no creo que sea cantante”.

Siente especial apego a Leonor Villareal, de La Marca del Zorro, que fue el papel que le dio la fama. Aunque, al personaje que más cariño le tiene es a Fefita, de la telenovela El año que viene. La propuesta televisiva tuvo 132 capítulos y terminaba con la obra de Héctor Quintero, Contigo Pan y Cebolla.

“Fefita era muy ingenua, comilona, la mamá siempre la estaba regañando. Era un personaje tierno y complejo. Tuvo un embarazo psicológico, se robó un niño, se traumatiza, en fin, va pasando por etapas muy duras. Al final interpreto a Fefa ya vieja en ‘Contigo Pan y Cebolla’. Era una caracterización que me interesaba, ese trayecto de joven a anciana”.

El papel que más le costó fue el de Hedda Gabler; una obra muy fuerte, al igual que Helena de Troya. “Son personajes que han hecho en el mundo primerísimas actrices y aquí se interpreta con muchísima calidad actoral, pero a veces no con los recursos que necesitan estas obras de época. Hay que limitar la escenografía, el vestuario  y otra serie de recursos de los que carecemos”.

***

Diana Rosa Suárez. Foto: Abel Padrón Padilla/ Cubadebate.

-¿Qué ha hecho para crear un cambio en la vida de alguien más?

“A lo largo de mi carrera he ayudado a todo el que he podido, principalmente a la gente joven. En mi peña en el Delirio Habanero, que tengo hace 16 años, hacemos una evaluación a muchos artistas noveles que llegan y si tienen talento cantan en el espectáculo. Hay muchos que hoy están en agrupaciones o como solitas reconocidos, que han surgido de mi peña”.

- ¿Qué le gustaría hacer en su tiempo libre?

“Ver películas, me encanta el cine”.

- ¿Cuál ha sido su mayor sueño?

“Soy bastante conforme en ese aspecto, casi siempre he logrado lo que me he propuesto. Confieso que he tenido mucha suerte: he podido viajar, tengo buenos amigos y una casa. No me puedo quejar. He tenido también sueños normales. Me he enamorado, he sufrido, he llorado, he reído y ya me siento realizada. ¿Qué me queda?, seguir envejeciendo con cierta dignidad”.

-¿A que le tiene miedo?

“A las cucarachas”.

-Si llegara una persona nueva a su vida, ¿qué puede hacer para llegar a conocerla mejor?

“Eso va surgiendo espontáneamente, conociéndose, probándose en los momentos difíciles que se presenten. Es algo lento, día tras días, situaciones tras situaciones”

-Si todo desapareciera y puede rescatar una sola cosa, ¿qué sería?

“Que mis hijas vuelvan a estar conmigo por lo menos en un día. Mira que trato de soñar eso. Siempre están conmigo. No sé si algún día me pudiera encontrar con ellas, de verdad, nuevamente”.

***

-¿Qué representó la telenovela Cecilia Valdés?

“Fue la primera que hice. En esa época iba de oyente a un grupo de teatro que tenía Adolfo de Luis, donde estaban los mejores actores de ese momento (Verónica Lynn, Odalys Fuentes, Enrique Almirante). Un día me comentan que estaban haciendo pruebas en el Instituto Cubano de Radio y Televisión para trabajar en Cecilia y buscaban a una muchacha que se pareciera a Odalys.

“Me presenté. Ahí estaban todos los directores grandes de la época y pidieron que repitiera una escena tres o cuatro veces frente a cámara. Resulta que a través de mí estaban seleccionando a las demás actrices. Tuve la suerte de ser elegida para ese personaje y a los seis meses de hacer Cecilia interpreté la Marca del zorro con Julito Martínez y fue un éxito increíble.

“Julito era muy carismático, la gente lo adoraba. Además, la novela contaba con un elenco de primera. Estuvimos un año en pantalla, de lunes a viernes y en vivo. El sábado y el domingo nos íbamos para Camagüey o Matanzas para trabajar en los estadios. Allí se reunían 3 000 o 5 000 personas. La policía tenía que custodiarnos porque no se podía ir ni siquiera a una tienda. Los muchachos venían detrás de nosotros. Fue una gran alegría, una aventura muy exitosa”.

-¿Qué significó Alegrías de Sobremesa?

“Alberto Luberta fue un genio. Escribía todos los días dos libretos. Si le contabas cualquier cosa que te sucediera, hacía un argumento instantáneamente.  Allí entré de pareja con Julito Martínez, cuando el colectivo regresó de Angola.

“Aurora Basnuevo, Estervina, me decía ‘La Caimana’, aunque el personaje no se llamaba así, sino Aleja. Siempre estaba en pique con mi papel. Somos grandes amigas, quiero aclarar. Fueron años muy lindos, estuve 37 años en el programa, hasta que lo quitaron. La gente extraña cantidad a Alegrías… Ahora, a cada rato retrasmiten cosas”.

***

Entrevista a Diana Rosa Suárez. Foto: Abel Padrón Padilla/ Cubadebate.

-¿Si pudieras empezar de cero, que cambiarías?

“En una época fui celosa, ya no. Quizás si hubiera sido más comprensible o menos exigente hubiera sido más feliz”.

-¿Qué consejo le darías a su versión de hace 10 años?

“Seguir siendo como fui; con los mismos bríos y deseos de hacer. Me siento realizada. No tengo otra forma de ser”.

-¿Cuáles son sus principios y valores sagrados?

“La lealtad, la dignidad, la sencillez y la naturalidad. Todas esas cosas me gustan que reinen en mí”.

-¿Qué es aquello por lo cual moriría?

“Por mis nietos, y por mi patria, también”.

***

Entre el cine, el teatro o la televisión, Diana Rosa Suárez no tiene preferencias. “El cine, imagínate, es algo que siempre queda. Fueron épocas lindas, de muchos sustos. ¿Qué pasa?, no siempre los actores de cine pueden hacer televisión porque el ritmo de trabajo es muy fuerte. Una obra de teatro la ensayas durante meses y hasta que todo no está perfecto no la estrenas, pero en la TV no hay tiempo. Te tienes que aprender el libreto, ensayar dos veces y grabar más de 10 escenas juntas. Se filma por set y eso complica las cosas porque no son los mismos estados anímicos”.

Sabe que la radio es muy necesaria para los actores que empiezan, porque educa la voz. “Yo estudie en la Escuela de Arte Dramático y nos daban clases de dicción. La radio te exige eso, además, te puedes imaginar a los personajes que escuchas. La fantasía del oyente crece y llega a los lugares que no llegan otros medios”.

La actuación es su vida. Si le preguntas de no ser actriz, qué sería, se queda callada por unos segundos, ríe y con toda la seguridad recalca: “hubiera sido actriz. No me concibo de otra manera. Estoy loca por trabajar, por hacer personajes que no tengan que ver nada con Diana Rosa”.

Confiesa que le quedó pendiente Doña Bárbara, un papel que interpretó magistralmente Raquel Revuelta. “Creo que muchas actrices lo han dicho. Ya no tengo edad para eso, se me paso el tiempo”.

***

¿Ha pensado alguna vez en tomarse un año sabático?

“Nunca. Me moriría de aburrimiento. Me encanta trabajar, me gusta lo que hago y me realizo haciendo poemas y personajes disímiles. Eso me llena de vida”.

-Al terminar esta entrevista, ¿qué tres cosas debería llevarme de usted?

“A una buena amiga. Gracias por brindarme este momento y la posibilidad de llegar a todo el que lea o escuche esta entrevista. Quiero que busquen un poco cómo son las actrices cubanas, sencillas como cualquier otra mujer. Y que sepan que Diana Rosa Suárez cocina, lava, atiende su casa y trata de darle al público entretenimiento, cultura y amor”.

En fotos, trayectoria de Diana Rosa Suárez

En video, Diana Rosa Suárez conversa con Cubadebate

☺️ Rosa Suárez Menéndez es una mujer hermosa. Indiscutiblemente. Sencilla, humilde y entregada a los demás. Aquí le dejamos un resumen de esta entrevista #Cubadebate

Publicado por Cubadebate en Miércoles, 15 de julio de 2020

Se han publicado 64 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Anita dijo:

    Que bella entrevista!! Disfruté mucho leerla, me sentí como si estuviera frente a Diana Rosa, y eso hacen ustedes jóvenes periodistas, hacen que nosotros los lectores nos sintamos complacidos con su trabajo, también decirle a esa gran mujer, actriz y cubana que Cuba su isla toda la ama y admira profundamente, que no está sola pues tiene en su país todo el amor q pueda existir. Es una mujer digna d admirar. Siempre la quise y después d ver su entrevista en el programa d Amauri mucho más, ahora muy feliz d poder volver a verla. Diana sigue alante y nunca te rindas. Nos encantaría poder verte nuevamente en alguna telenovela. Fuerza Diana Rosa y Cuidate mucho Salud porque belleza y talento sobran!!!

    • GAlonso dijo:

      Bella Mujer:
      Es tal y como ella dice en la entrevista. Soy de los jóvenes que ella ha ayudado en sus proyecto. La contacté por teléfono y con entera sencillez, al comentarle de que trataba el pryecto donde la invitábamos a participar, accedió entusiasta y desinteresadamente. Lo hizo en nombre de la salud cubana, el mensaje que trasladaba el proyecto PASOS DE ESPERANZA. Cuando otras actrices dieorn la espalda. Ella, altruista, sencilla, humilde, entusiasta, llena de amor, cariño y profesionalidad. Porque la mueve ayudar desinteresadamente. Damos fe de eso. Y de su humildad, ya que nos acogió en su vida. Es alegre, es especial. Un abella mujer, con mucho amor a su país, sus amigos y su profesión.
      La queremos, nos ayudó a pesar de su poco tiempo libre, ya que en aquel momente el proyecto alegrias de sobre mesa y dos peñas además de otras actividades ocupaban su tiempo.
      Lo mejor que le deseo, es salud para recibir todo el amor que ha dado. Le deseo sus sueños se cumplan y siempre siempre nos acompañe.

      Besos amiga

  • Laura e dijo:

    Excelente entrevista,m encantó

  • Marcelino valiente dijo:

    Gracias Thalía por tan bonita y e inteligente entrevista , por habernos traído tan de cerca a ésa gran actriz como nuestra Diana Rosa .disfrute mucho leer la..

  • vivi dijo:

    Todos mis respetos para diana rosa. Creo q si alhuna actriz marco la generrcion que crecimos en los 70 fue ella. Y ella nunca se paro, siguio adelante, crecio, se adapto y aun lp se, hasta convertirse en la gran figura de la cultura cubana que es hoy. La vida le ha puesto delante grandes pruebas, inclusive las mas fuertes que se le pueden poner a una madre, suficiente para destruir a una madre o un padre, pero ella continua, porque parafraseando a esa otra grande Dulce Maria Loynaz, tiene fe en la vida. Salud y suerte, Diana Rosa !

  • Leynis dijo:

    Excelente actriz,

  • Roberto dijo:

    Aun y siempre hermosa, siempre me gusto su trabajo, gracias por hacernos pasar buenos ratos.muchos besos para ella.

  • Martica (Olo) dijo:

    Bella entrevista... Felicidades a Diana Rosa y a Thalia publicas cosas muy lindas..
    Saludos

  • Ivania dijo:

    Linda entrevista, bella mujer, la admiro como persona y como actriz.

  • efrn dijo:

    toda la vida he sido admirador de diana rosa, en todos los sentidos. me gustaria hablar com con ella, aunque sea por teléfono, si le pudieran dar mi correo para que me diga a que teléfono la puedo llamar p correo para escribir, saludos

  • AJ dijo:

    A mi esposa y a mi nos gustaría contactar quizá por correo electrónico con Diana Rosa pues tenemos en casa una foto en blanco y negro que no se bien como llegó a nuestras manos en la que aparece una mujer que se parece mucho a ella cuando era joven. Quizas lo sea.

  • idalmis mena dijo:

    Que linda entrevista, muy buen por los periodistas. Y de Diana Rosa, que decir, ha marcado la actuación cubana, realmente está entre las mejores, todos sus papeles han resultado un éxito, muy querida del pueblo, siempre bella, pero no orgullosa. Felicitaciones a ella y que siga entregandonos su arte.

  • Maria de Los Angeles dijo:

    Me encanta Diana Rosa Suarez, como actriz y como persona, es maravillosa y linda, llena de cualidades que están muy por encima de muchas cosas, yo le celebro sus valores humanos, muchas veces me quise parecer a ella y hoy al leer su entrevista veo que si, es así porque me identifico mucho con su manera de ver al vida y de pensar, daría cualquier cosa por poder comunicar con ella en algún momento de la vida y por si ella leyera este comentario le envío mi dirección particular para que contacte conmigo.
    marialuisanieves12@nauta.cu
    Diana no cejes de contactarme. UN abrazo con mucho cariño. Mary

  • Iliana dijo:

    Una mujer muy sencilla y muy talentosa, una fortaleza para nuestra cultura y un ejemplo para las nuevas generaciones de actores. Gracias por ofrecernos todo su talento. Hoy descubro a una Diana Rosa muy humana y especial. Gracias por esta entrevista tan linda. Exitos para ambas.

  • mariposa dijo:

    Superó mis espectativas !!

  • cc dijo:

    Gracias por esta entrevista los periodistas jovenes estan poniendo la mira en el sitio correcto Diana Rosa esta mujer que tanto nos ha regalado estaba en el olvido sobre todo para los cincuentones y mas ella lleno muchos espacios con su especial personalidad, creo que es importante sober que estas personas existen, que estan en Cuba, pero por lo visto sin sus hijas asunto que a todos de alguna manera nos toca la puerta por muchos jovenes abandonar el pais....Diana y Thalia gracias

    • Doris dijo:

      Estimado, desgraciadamente no es el mismo caso. Las hijas de nuestra querida Diana Rosa Suárez fallecieron. Muy triste. Es admirable cómo ella ha podido seguir.

      Saludos

  • jose dijo:

    Muchas felisitaciones para diana por su dedicacion y esmero en sus actuaciones las misma acojida por su publico que te quiere y que se asegura que no embejeses

  • armando lopez dijo:

    Grande Diana Rosa Suarez. Buena actriz, una cubana a la cual queremos mucho.
    " La Caimana" así le decía Esterbina en el programa humoristico " Alegria de Sobremesas".

  • capitalinadeapie dijo:

    Gracias Thalia, bella entrevista. has sacado lo mejor de esa estrella, dejando que ella sea la protagonista; no como ocurre con frecuencia que el entrevistador se deshace en halagos y mimos con el entrevistado y se hace algo muy meloso y falso.Gracias nuevamente

  • Felo dijo:

    Muy hermosa y querida por todos

  • Victoriano M. Ruiz dijo:

    Independientemente de su innegable y reconocido talento artístico demostrado a lo largo de su quehacer en el campo de la cultura, deseo expresar que ella es UNA DE LAS MUJERES MÁS BELLAS que ha pasado por nuestra televisión, puedo afirmar que no hubo niño, joven adolescente u hombre "hecho y derecho" que no quedara totalmente impresionado y enamorado de ella al verla en la pantalla. Gracias por existir Diana Rosa

  • Capiro dijo:

    Gracias por la publicación.
    Eres de mis artistas preferidas,,,, y se extraña mucho Alegrías de sobremesa.
    Besos miles, salud y sigue trabajando,,,, hay talento y se le quiere mucho.

  • PP dijo:

    Gracias por acercarnos a esta carismática mujer cubana. Pero revisen:

    Las mujeres se rebelan (de rebelión)

    ¿Cómo reaccionas cuando todas las miradas están puestas sobre usted? (si la tratan de usted, como es correcto, entonces el verbo debe concordar y sería reacciona.) En la entrevista alternan el trato respetuoso con el tuteo. Decidan: o Tú, o Usted.

    El personaje de Aurora Basnuevo se llama Estelvina (no Estervina, como escriben aquí).

    ...se me pasó el tiempo. Sin la tilde dice otra cosa.

  • Lily dijo:

    Excelente actriz , quisieramos verla ahora en mas novelas cubanas, para que continue entregando su arte de esa forma original que solo ella sabe hacer, Felicitaciones y muy buena entrevista

  • María de los Ángeles Cordoví Fernández dijo:

    Este es un tipo de entrevista que se disfruta y se lee de un tirón, porque te atrapa. Me cuento entre las admiradoras de Diana Rosa a quien considero bella, talentosa y versátil en los modos de hacer arte de diferente manera. Mis aplausos también para la periodista que no hace trabajos manidos y hurga en la interioridad del tema. Qué bueno es salir de lo rutinario.

  • Sofía dijo:

    De las grandes de Cuba. Saludos y éxitos.

  • Vinzen dijo:

    Bravo Diana Rosa Cuba te ama.

  • Anyelin dijo:

    Me encantó la en trevista excelente actriz

  • jorgito dijo:

    Hermosa entrevista. Bellisima persona Diana Rosa. Ejemplo de ser humano y como actriz ni hablar. El mas grande resperto a esta dama de la actuación. La conoci personalmente en el Teatro Principal de Ciego de Avila junto a otra grande, pero de la canción, alli estaban ella y Farah Maria, dos hermosisimas mujeres. Es un privilegio contar con Diana Rosa y son muy estimulantes y simpaticas sus actuaciones cuando se reunen ella, Paula Ali y Odalis Fuentes. Exitos y prosperidad para Diana Rosa.

  • guinero-bayamés dijo:

    CRECI, VIENDOLA ACTUAR, DE LAS MÁS BELLAS ACTRICES DE LA TV,YO VISITABA LA CASA DE PORTILLO SCULL, JUNTO A UN SOBRINO DE ESTE EN LAWTON ,CREO LLEGÓ JUNTO A HECTOR TELLEZ, MAGGY CARLES, LUIS NODAL, Y OTROS MÁS ERA EL CUMPLE DEL HIJO DE PORTILLO, BELLA MUJER Y GRÁN ACTRIZ, MI ADMIRACIÓN VA SIEMPRE CONTIGO DIANA.

  • Geraldo dijo:

    Hermosa antes y después, aun ,sincera,valiente,carismática,romántica,segura, mi vida a transcurrido con la de ella y para mi es maravilosa, nos deleito en el ultimo congreso de suelos en el palacio de las conversiones, bien y agradables que nos sentimos por su naturalidad,expresión por ser una verdadera artista de su tiempo. Salud y belleza eterna.

Se han publicado 64 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Thalía Fuentes Puebla

Thalía Fuentes Puebla

Periodista de Cubadebate. Licenciada en Periodismo por la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana (2019). Contactos: thalyfuentes14@gmail.com. En Twitter: @ThalyFuentes

Abel Padrón Padilla

Abel Padrón Padilla

Fotorreportero de Cubadebate. Trabajó en la Agencia Cubana de Noticias (2008-2018) y en el periódico Trabajadores. Correo: abel@cubadebate.cu

Angélica Arce Montero

Angélica Arce Montero

Periodista de Cubadebate y narradora-comentarista deportivo en Radio Habana Cuba. Graduada de la Universidad de Pinar del Río en el año 2014. Trabajó en TelePinar y en el Canal Habana.

Vea también