Especiales, Cultura  »

| 4

Un destello de mirada verde, compartido por varias vidas, pervive en la memoria colectiva de la nación cubana. Una mirada inolvidable, de mujer desafiada y desafiante. Varias mujeres que salieron de guiones y que, como punto común, anidan en la impronta interpretativa de Jacqueline.

Especiales, Cultura  »

| 4 |

“Estuve en un curso de Teatro Musical que se organizó entre el Centro Promotor del humor y el Instituto Superior de Arte, ISA. Fue algo experimental pero muy fructífero, los profesores eran los mismos que impartían en el ISA”, dice Carlos Gonzalvo pero asegura que no canta  y… come muchas frutas.

Especiales, Cultura  »

| 11

“Cuarenta años” me dice Jorge Enrique Caballero ante mi última pregunta. Lo confiesa y ríe, y yo lo percibo como el ingeniero-dependiente de Bajo el mismo sol, cuando mira con lástima a un hijo diferente. O lo recuerdo en el monte, de miliciano enamorado de una guajira blanca, en una buenísima escena con Hilario Peña.

Especiales, Cultura  »

| 21

Quien no recuerda la abuela-vecina de "Doble juego" que protegía a la adolescente rebelde (Mónica Alonso) o la mulata jacarandosa que en "Plaff" o "Demasiado miedo a la vida", se le enfrenta a Daisy Granados, en un buen tú por tú, diciéndole que ella no había tirado ningún huevo. Esa actriz es la siempre afable Miriam Socarrás.

Rostros del arte  »

| 37 |

Coralia Veloz Fernández es de la vieja escuela, de las que prefieren los libretos impresos para ojearlos, tacharlos y agregarle comentarios. Es que, según ella, esa es una experiencia única. Cree que la actuación es una cuestión de genes, algo que llevas dentro y es imposible escapar. Aunque es hija de los famosos actores y cantantes Ramón Veloz y Coralia Fernández, actuar fue decisión propia. Pero, no por gusto dicen que hijo de gato caza ratón.

Especiales, Cultura  »

| 50 |
Ofelia, es decir, Broselianda

Cuando Broselianda Hernández irrumpía, todo era posible. Lo sigue siendo. Lo demuestran los mensajes que se niegan, como yo, a darle una despedida. Y los que aún esperan al final de la función para verla, como la mejor Ofelia, saliendo a recibir una ovación tan larga y cálida como su Habana.

Rostros del arte  »

| 83 |

Casi todas las generaciones reconocen la frase “Pa’ que me respetes” y la asocian inmediatamente a Mario Limonta Louit. Así le decía el Sargento Arencibia a su mujer en San Nicolás del Peladero. Qué cubano no recuerda al guardia rural cómplice de Plutarco, con su uniforme militar, su voz gangosa, su tabaco y su actitud bravucona. Y es que Limonta se ha ganado a su público en sus casi siete décadas de vida artística, porque a cada personaje le pone empeño y corazón. La actuación y hacer reír han sido su vida.

Opinión, Cultura  »

| 49

Esperaba a que el reloj de tic-tac llegara a las 6 de la tarde, para que me encendiera mi abuela el televisor -los Caribe de antes, con las palmitas debajo y aquel botón grande de cambiar canales-. Ella venía, me ponía en las piernas un plato de aluminio con galleticas con mayonesa y me ponía el canal "Seis".

Especiales, Cultura  »

| 25 |

Aun  recuerdo cuando Mirta Muñiz me contó de su viaje a Estados Unidos para traer equipos de segunda mano y lanzar al aire la televisión, un invento que solo México y Argentina en América Latina  ya explotaban, esencialmente como una vía comercial de diversos productos.

Especiales, Cultura  »

| 20 |

Casi cuarenta años de carrera y Héctor Noas, uno de los actores más camaleónicos de la pantalla cubana, siente que “en esta profesión uno siempre es una especie de estudiante que necesita nutrirse de todo lo que te rodea y de los actores que están a tu lado”. Es de esos actores que nunca se repite. Aquí va su historia.

Especiales, Cultura  »

| 32

Soy actriz cien por ciento; lo que trato es, a partir de la dirección y la puesta en escena, impartir mis modestos conocimientos, pero con una visión más desde el actor. Yo seguiré actuando, pero creo se pueden llevar las dos pasiones de la mano porque están muy cerca, la una de la otra.

Especiales, Cultura  »

Por: Lisandra Ronquillo Urgellés
| 12

El arte, para Manuel Porto, es la forma más sublime de expresar la cultura de un país. Por eso defiende que el concepto de recreación es muy peligroso. Una de las funciones sociales del arte —considera— no es mantenerle el gusto a la gente, sino elevarlo. “Hay que hacer obras de alto nivel estético en las que la gente interprete, piense, se divierta, pero se divierta pensando”.

Destacadas