Imprimir
Inicio » Especiales, Historia  »

Nos vamos a Marianao

| 18

Foto: Bohemia.

La actual Avenida 51 se llamó Calzada Real de Marianao y antes Calzada de San Francisco Javier. Y es que los fundadores del poblado pusieron su ermita bajo la advocación de ese santo.

El primer asentamiento del territorio se ubicó entonces en lo que hoy sería la Avenida 51 entre las actuales calles de 74 y 88. Ese ocurrió en 1720. Seis años más tarde un incendio devastó el caserío, lo que provocó que algunos de sus moradores se trasladaran más hacia el oeste; lo que hoy sería 51 esquina a 108.

Había ya gente radicada en Puentes Grandes desde fines del siglo XVI, cuando se fomentó en el lugar un ingenio azucarero. Cuando esa fábrica de azúcar desapareció y las tierras se dedicaron a otros cultivos, permanecieron en su sitio los que se habían establecido en la cercanía del ingenio. A partir de 1740 el nombre de Puentes Grandes aparece en documentos oficiales. Se le llamó así por los puentes que cruzaban el Almendares y facilitaban el camino hacia el oeste.

Lo ameno de la zona hizo que muchas familias capitalinas escogieran Puentes Grandes para erigir sus casas de veraneo y disfrutar así de las entonces límpidas aguas del río. Pero en 1768 un temporal acabó con los puentes y el poblado entró en una fase de estancamiento de la que empezaría resurgir cuando el Marqués de la Torre, gobernador de la Isla, dispuso la construcción de dos nuevas pasaderas, aptas esta vez para el tránsito de carretas y carruajes. Un nuevo temporal y la crecida y el desbordamiento del río dieron al traste con esos puentes y no sería hasta 1791 cuando se construyó el puente definitivo.

Mientras tanto, en Marianao, con escasos recursos naturales y una exigua población, el decrecimiento de la producción agrícola impulsaba la emigración hacia otros parajes. El turismo sería entonces una alternativa para el crecimiento económico local. Sus condiciones como pueblo de veraneo resultaban excelentes, gracias a la presencia del río Marianao y a las aguas medicinales de El Pocito.

Manantial de los Pocitos en la actualidad. Foto: Ecured.

La belleza de sus paisajes le añadía un atractivo singular y su cercanía a la ciudad de La Habana haría el resto. La continuación de la Calzada de Monte, que atravesó El Cerro y cruzó los Puentes Grandes, consolidó a Marianao como sitio propicio para el esparcimiento.

No descansan los promotores del proyecto, encabezados por don Salvador Samá, Marqués de Marianao. Piensan que a las bondades de la naturaleza deben sumarse las facilidades culturales y están convencidos de que la cultura generará ingresos que se revertirían en el desarrollo del poblado.  Auspician, en 1848, la construcción de la Glorieta, en lo que hoy sería 51 esquina a 128, y diez años más tarde y en el mismo sitio, erigen el Teatro Principal, llamado Concha originalmente.  Era una zona que crecía con la construcción de casas quintas y otras edificaciones de mayor lujo y calidad de las que existían anteriormente, síntoma indiscutible de los beneficios económicos y el prestigio que estaba alcanzando Marianao como sitio de temporada.

Fue la edificación e inauguración de la Glorieta lo que cimentó la celebridad del poblado que, además de sus magníficas condiciones para el descanso, se hizo notar desde entonces por los atractivos bailes que se convirtieron en cita obligada de la gente divertida y la juventud alegre.

Se impone anotar otros hechos notables. En 1848 se inaugura en Marianao el servicio de diligencias; otra medida favorable para atraer a los veraneantes.  En 1863 comienza a funcionar el ferrocarril Habana-Marianao. En 1864 se traza la calzada que conduce a la playa. En 1881 se inaugura el primer hipódromo. Esos acontecimientos son signos de la entrada, tímida, pero ya con resultados palpables, de una dinámica urbanística y citadina que acrecienta la importancia del poblado con respecto a la capital y le da fisonomía e identidad propias desde su proyección como sitio de veraneo que irá desplazando con el tiempo a otros lugares habaneros con fines semejantes.

Foto: Archivo.

La construcción del puente que cruza el Almendares a la altura de la Avenida 23 y el llamado puente de Pote fueron decisivos en el desarrollo marínense, como lo fue antes el emplazamiento del campamento militar de Columbia que propició el surgimiento de densos núcleos poblacionales. La Danza de los Millones fue también decisiva en el desarrollo y la urbanización de nuevas áreas.

El hipódromo Oriental Park fue un valor añadido a partir de 1915. Se le proclamó de inmediato como el mejor de las Américas. Muy célebre sería, a partir de 1929, el estadio de La Tropical. En 1944 quedaba inaugurado el obelisco-memorial al golpe de Estado del 4 de septiembre de 1933, devenido bajo el gobierno del presidente Grau obelisco a Carlos J. Finlay.  Antes, en 1941, abría sus puertas el hospital de Maternidad Obrera… Pocas zonas crecieron tanto y en tan poco tiempo como esta comarca del oeste habanero, que durante años había sido selva más que campo y que, pasados los Puentes Grandes, era sobre todo el camino de la Vuelta Abajo.

Se han publicado 18 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • jescam dijo:

    Me parece muy interesante la historia de mi localidad! Pero ciertamente falto mucho a mi opinion por decir.... Saludos

  • Daniel dijo:

    Es injusto que no se comente del primer barrio obrero de Cuba Pogolotti que este año cumple 109 años de fundado

  • peter j melian dijo:

    ¡ Siento inmenso goce y alegría leyendo estos datos de mi sitio natal pues aunque nací muy cerca de Marianao, en nuestra capital, pasé toda mi niñez y juventud allí ! Gracias al vetusto teatro La Concha o como lo conocíamos como Principal entonces a él, siendo pequeño y adolescente acudía muy a menudo. En la Glorieta no me perdía ningún domingo escuchando y deleitándome con la banda municipal escuchando muchos y bellísimos danzones y otros géneros musicales. ¡ Llevo a mi Marianao en el corazón ! ¡ Mucha prosperidad, paz, salud y larga vida a todos mis compatriotas marianenses y cubanos en general.

  • GaBo dijo:

    Gracias de nuevo por los escritos! esta vez hablando mas de Marianao! Tambien agradecer que hablo de Puentes Grandes, algo que pedi en un comentario hace unos meses, aunque no fue el articulo dedicado al sitio, pero al menos mencionado, porque es uno de los asentamientos de la capital mas antiguo, hasta donde se. Pregunto, los puentes son tan antiguos?? supongo que no.. esa estructura de los puentes no es de 1791, no me quedo claro eso, Gracias!!

  • JLU dijo:

    Reitero las gracias por escribir sobre Marianao, realmente fue muy prospera, con sus círculos sociales, playas, pero poco a poco ha quedado en el olvido y la han sobre poblado, muy pocos espacios vacíos, y ningún centro comercial, para los pobladores que habitan Curazao, Altura de Belén, Santa Felicia etc, no existe un centro comercial que les brinde servicio, y para productos del agro, tienen que ir hasta la Plaza de Marianao, La Habana no debe seguir creciendo por dentro, sobre todo Marianao, los crecimientos deben ser hacia las afueras y lograr liberar espacio dentro del municipio para obras sociales. Vemos como ya La Habana casi no se sustenta con las instalaciones hidráulicas y sanitarias que posee, también presenta problemas con el abasto de agua potable y sus fuentes, es que se construye sin medida, sin analizar el daño al medio ambiente, todo el mundo quiere vivir en el centro de La Habana, y en lugares se construye de forma ilegal (lo que era la finca Santa Catalina, que era ampliación del parque forestar, un humedal donde existía una laguna con diversidad de fauna, hoy existen más de 50 000 personas venidas de otras provincias y construyen sin planificación), lo pero del caso, es que ya se les da habitable con esas condiciones de vida, eso ya nos está creando hacinamiento y graves problemas con las redes existentes.

  • Africano dijo:

    Que bueno es leer sobre lugares que uno bien conoce desde niño, y saber que existen desde tiempos inmemoriales, Marianao es muy bello y sus barrios y sus lugares como dice el poeta no tienen comparación, pero lo mejor de todo es su gente dímelo a mi que las conozco bien, de allí soy, allí vivo.

  • Mamayí dijo:

    ¡ Cuna de muchos, siempre sueño con volver!

  • Tamara Dovale Moisés dijo:

    Muy interesante. Pobrecitos los ríos y los que los amamos. Ya sus aguas no son cristalinas.Algun día volverán a ser cristalinos?? Es mi mayor sueño.

  • Rogelio dijo:

    Sería bueno saber sobre las fechas en que se construyeron la fábrica de cervezas La Polar, el cabaret Tropicana y el hospital Militar Corlos J Finlay

  • May dijo:

    Y pensar que en los años 1700 avanzados, los ríos de Marianao eran cristalinos, solo han pasado 3 siglos y medio. Qué pena!

  • Carlos Olavarria dijo:

    No sé menciona LA PLAYA DE MARÍA NAO
    LA FUENTE DE TROPICANA donde estuvo anteriormente
    El puente entre MARIANO LA LISA

  • Mavie dijo:

    Muy nteresante, un gusto conocer la historia d nuestra ciudad

  • Juicioso dijo:

    Qué interesante querido Ciro, soy de Playa, me gustaría que se hablara a veces un poquito de mi localidad. Sé que se llamaba Marianao Norte. Y que el parque Ecológico era el antiguo Monte Barreto, por algún Conde con ese nombre...Me encantaría que se ahondara en el tema. En Ecured hay muy poca información.

    • Aleph dijo:

      Sobre Monte Barreto ,busqué en los artículos del Ciro en Juventud Rebelde

  • Mariesky dijo:

    Excelente articulo.en otro momento hable sobre la historia del edificio Le Van Tan.

  • rma dijo:

    Muy interesante artículo sobre Marianao, seria bueno que tambien publique un articulo sobre Guanabacoa, con una historia de más de cuatro siglos, historia buena que contar y muchos lugares emblemáticos que aún quedan en pie y otros que aunque no existen ya por el paso del tiempo se puede hablar de ellos, gracias.

  • Gisela dijo:

    qué lastima que la división política-administrativa haya fragmentado tanto al municipio que los redujeron a 3 o 4 calles y la ave 51, menos mal que le dejaron el cabaret Tropicana y el ITM, que se lo querían dejar a Playa en aquel entonces, aunque se hizo una división un poco extraña, Marianao se quedó con los dos, la acera donde están Tropicana y el ITM son de Marianao y la del frente es de Paya, que lío eh? pero es así. salu2.

  • arelispc dijo:

    Cuanta investigación para darnos este interesante artículo, es ameno y nos nutre con esa manera tan personal de trasmitir conocimiento. Siga nutiendonos.

Se han publicado 18 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Ciro Bianchi Ross

Ciro Bianchi Ross

Destacado intelectual cubano. Consagrado periodista, su ejecutoria profesional por más de cuarenta años le permite aparecer entre principales artífices del periodismo literario en el país. Cronista y sagaz entrevistador, ha investigado y escrito como pocos sobre la historia de Cuba republicana (1902-1958). Ha publicado, entre otros medios, en la revista Cuba Internacional y el diario Juventud Rebelde, de los cuales es columnista habitual.

Vea también