Imprimir
Inicio » Especiales, Sociedad  »

Ni San Lázaro pudo con Irma

| 59 |
Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.

Vivienda 502 de la calle San Lázaro, después de Irma. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.

Cerca del mediodía, nuestro equipo de Cubadebate llegó a San Lázaro, esa céntrica calle habanera cercana al malecón. Caminamos buscando entre puertas abiertas y muros caídos las historias que Irma dejó tras su paso…

Margarita

Margarita huele a mar. Tiene dos gotas de sal al borde de sus ojos. Me invita a sentarme en el quicio de su casa. Ahora está rodeada de vecinos, pero estuvo sola durante el huracán.

– ¿Por qué pasó el ciclón aquí?

– Porque yo soy minusválida y vivo sola.

– ¿A usted no la vinieron a evacuar?

– Dijeron que iban a evacuar, pero a mí no me evacuó nadie. A mí nadie vino y me dijo “móntate aquí y dale pa’ allá”. Porque yo ando con eso (me señala un aparato sobre el sofá, una especie de armadura de plástico que no logro entrever para qué funciona).

Margarita se levanta despacio y entiendo entonces. Su cabeza no se sostiene sobre sus hombros, le cuelga hacia atrás con toda la fuerza que le es posible a la gravedad. Vuelve a sentarse al lado mío y quiebra en llanto.

-¿Y los vecinos? – le pregunto.

-Los vecinos de la cuadra se ayudaron mucho entre ellos.

Ella se quedó en su casa, inamovible.

-¿Usted pasó el ciclón solita?

-¿Con quién lo voy a pasar? Con Dios, mija, na’ ma’. Mira el colchón mío donde está- me dice mientras señala un pequeño y mojado colchón personal, recostado a la pared de la acera de enfrente.

-Me mojó el video, el televisor, el equipo de música, los muebles. No tengo agua. La cisterna está contaminada. Por ahí pasó un camión a sacar el agua de la cisterna, pero no ha llegado aquí.

Mientras ella habla recostada a la puerta, alcanzo a ver la silueta de las olas elevarse un par de metros en el malecón.

-El problema es que aquí cada vez que ha habido ciclón, nunca me había entrado el agua. Y entonces yo dije: “si entra el agua, entrará un poquito.” Esto ha sido feo, feo. Yo no pensé que fuera así.

Margarita tiene 56 años. Tiene una hija que vive en El Vedado. Me dice que a las 5:00pm seguro pasa a verla.

Margarita huele a mar. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.

Margarita huele a mar. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.

Las marcas del agua

Todavía están sacando agua de la casa. Entramos y nos reciben con amabilidad, con empatía, con ganas de contar…

“Aquí vivimos mi hermano, mi hijo y yo. Los tres estábamos aquí durante el ciclón. Mira los colchones, las camas desbaratadas – me dice cuando entro en la casa-. Pase y puede verlo todo.”

“Tuvimos que encaramar los muebles uno encima del otro y encaramarnos encima de los muebles. Mira las marcas del agua. Después nos fuimos para casa de los vecinos. En medio de la inundación nos fuimos para arriba”.

En uno de los cuartos hay dos jóvenes intentando sacar un colchón empapado en agua. El más cercano a la puerta nos dice:

-¿De qué nos sirve evacuar si el problema fueron las cosas materiales? Todo se perdió. Todo se perdió, ese fue el problema. Aquí no había peligro de vida ninguna, el problema son las cosas materiales. El agua entró demasiado rápido.

Su nombre es Hendy de Jesús Castiñeiras. Está en 10 grado de la facultad de San Miguel. Sus libros y libretas se secan, uno al lado del otro, en la ventana que da para la calle.

Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.

Los libros y libretas de Hendy se secan, uno al lado del otro, en la ventana que da para la calle. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.

San Lázaro 502

Carmen nos fue a buscar cuando supo que había dos periodistas entrevistando a la gente. Encendió un cigarro al cruzar la puerta de lo que queda de su casa.

“Aquí había una pared que estaba allá arriba y fui a demoliciones, fui al Poder Popular, al Consejo, para quitar ese muro, para evitar que ese muro se cayera, porque en el otro ciclón no se cayó y se dijo que iba a pasar las cosas y yo fui antes que pasaran.

La delegada, cuando vino, me dijo: “Tú eres priorizada del ciclón, vamo’ a ver qué pasa.”

“Pero nada pasó.”-dice Carmen. “Allá arriba no hay nada sano: la cama, el colchón, el escaparate, el multimuebles, todo se me descoj… hablando en plata, todo se me descoj… La puerta esa se abrió porque el mar llegó aquí. El motor del frío se quemó. Yo estaba en la casa de al lado. Me evacué al lado pero dejé mis cosas aquí. No pensé que fuera a ser lo que pasó. Cuando yo abro el domingo por la mañana veo esto. Yo hablé para evitar esto.”

Cuando estamos en lo que queda de cocina, veo las escaleras que llevaban al inexistente segundo piso. Escaleras llenas de arena, arena de mar…

“El techo ese vino abajo y jodió la placa esa. En el bulto de allá está toda la ropa mojada. Años, años, años con el muro ese…”

Carmen inhala su cigarro. Hace silencio.

Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.

Vivienda 502 de la calle San Lázaro, después de Irma. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.

Cuerpo de guardia

Al Dr. Rolando Valdés Cruz nos lo topamos en medio de la calle, en short a cuadros y tenis, ropa informal para tiempos de campaña. Rolando vivió el paso de Irma en el consultorio médico de la familia a donde trasladaron el cuerpo de guardia del Policlínico Universitario Marcio Manduley.

“En medio de aquella inundación recibimos personas. Inclusive, a algunos los tuvimos que remitir hacia el hospital.

Llegó un paciente con una cardiopatía isquémica, procesos con dolores en el pecho y desde el consultorio que teníamos habilitado se remitieron, las ambulancias vinieron y se los llevaron.

Hubo una paciente que llegó con una colecistitis aguda, que ahora está en un período de recuperación. La atendimos sin corriente, pero bueno, alumbrándonos con lámparas que nos ofreció el policlínico. Ahí se le brindó servicio médico a todo el que lo necesitó durante este proceso.

Respecto a la evacuación, nosotros priorizamos por el sistema de salud lo que es embarazadas y niños menores de un año que vivieran en bajos, porque sabíamos que en alto era muy difícil que el agua llegara.

Según el Instituto de Meteorología había dicho, iba a llegar la penetración, y se evacuaron a todas aquellas mujeres, niños y personas ancianas desvalidas, ya sea auto-albergados en casa de familiares un poquito más arriba o en un albergue que se solicitó, que es la Escuela de Ballet que está en Zanja y Oquendo. Ahí fueron todas las embarazadas con sus familias, inclusive las que necesitaban ser evacuadas, también fueron para allá.

El Dr. Cruz nos cuenta que la prioridad número uno es darle servicio de 24 horas al centro. Con estusiasmo, me dice que hoy hicieron la desinfección total con cloro de todo el cuerpo de guardia del policlínico.

“Estamos habilitando el mobiliario para después del mediodía, quizás, mover el cuerpo de guardia para acá.”

Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.

Vecinos de la calle San Lázaro regresan a sus hogares. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.

No podía dejar mi casa sola

Una mujer interrumpe en la conversación cuando Margarita me cuenta su historia:

“Lo hemos perdido todo: equipos, televisor, refrigerador, la comida se echó a perder.”

Ella escuchó el carro que decía: “Evacúense, evacúense”.

-¿Por qué usted decidió quedarse?

-Porque yo tengo dos niños y no podía dejar mi casa sola. Porque esto se presta pa’ una pila de ladrones. Yo no podía dejar mi casa abandonada y evacuarme.

“El agua entró hasta el techo. Ya cuando vi que era demasiado brinqué para el frente. En medio de la inundación, vinieron los vecinos y me dijeron: sale, sale. Y con el agua hasta aquí (señala su cintura) salí con uno cargado y mi hermano que tiene 14 años.

Vi que era demasiado, que me moría y dejé la casa abierta de par en par más de doce horas. Ahí estuvo el agua entrando. Nunca dejó de entrar el agua. Y menos mal que dejé la puerta abierta, porque si no me hubiera roto todo. El yale se fue completo.

Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.

Muchas personas de la calle San Lázaro perdieron sus bienes materiales. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.

La China

Desde el año 57 la China vive ahí, al fondo de un pasillo en la calle San Lázaro. Cuando el Wilma, ella pasó el ciclón en casa.

“Yo me iba pa’ casa de mi hermana que vive en Buenavista pero no había vehículo pa’ irme para allá, y a pie no me iba a ir. Entonces estaban las guaguas ahí, la policía estaba evacuando a la gente y la señora de enfrente me montó en la guagua y me fui pa’ ahí, para la empresa láctea que está en San Rafael y Lealtad. Ahí montaron unos cuantos, mija.”

-¿Cómo pasó la noche?

-Sentada, bien. La verdad es que nos trataron muy bien y nos dieron comida, mucha comida, más de la que uno se podía comer: pan con queso, pan con hamburguesa, refresquito Coral, dieron arroz con frijoles y pollo.

“Desde el viernes por la mañana hasta el domingo. Yo vine a pie. Ya yo quería venir pa’ mi casa a ver si esto se había caído o estaba parado o había agua.

Hubo personas que llevaron colchonetas (para el albergue). Pero yo iba con la mudá, porque yo soy sola. ¿Quién me va a ayudar? Y más con este brazo (el izquierdo) que lo tengo malo.

Yo lo que quería era salvarme. No llevar los colchones ni llevar el ventilador. Todo eso se queda. Lo que hay que salvar es la vida. Lo demás no importa. Después que tú te mueras ¿pa dónde tú vas?, ¿qué te llevas? Lo tuyo nada más: lo bueno y lo malo que hayas hecho aquí en la tierra; es lo único que te llevas. De lo demás no te llevas nada: ni las prendas, ni las joyas, ni el dinero. Lo disfruta el que menos se lo merece.”

La China, Cecilia Reinoso Caballero, tiene 93 años, pero luce fuerte. Es una mujer muy fuerte.

Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.

“Lo que hay que salvar es la vida.” Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.

Irma se aleja; aún golpea hondo

A la gente del malecón ya fueron a medirle las puertas afectadas. En tiempos de desastres, las direcciones son complejas, se bifurcan. Todos necesitan ayuda. Y la ayuda llega, llegará a todos, eventualmente. La sensibilidad de todos se vuelve necesaria, imprescindible.

San Lázaro abajo, mientras vemos la demolición de un edificio, comienza la bulla general en una o dos cuadras, un murmullo popular que se propaga como las olas del malecón: ¡Llegó la luz!

Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.

Uno de los edificios afectados durante el paso del huracán Irma. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.

Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.

Muchas personas de la calle San Lázaro perdieron sus bienes materiales. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.

La casa de Carmen. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.

La casa de Carmen. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.

Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.

El malecón después de Irma, martes 12 de septiembre de 2017. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.

Se han publicado 59 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • ...el mar dijo:

    …Irene Pérez, usted está fuera de liga…eres una gran fotógrafa una ser humana, extraordinaria…ojalá nunca te vayas de la isla….

    • Kaisser dijo:

      Además de muy bella jejeje

  • Manu dijo:

    Comienzo a leer las historias que aquí se cuentan, y lo primero que me llamó la atención fue: Margarita huele a mar. Continúo detenidamente leyendo cada palabra de la entrevistada y la periodista; mis ojos comenzaron a llenarse de lágrimas al ver ese testimonio (eso sin hablar de la imagen) y no comprendo por qué le dijeron que la iban a evacuar y nunca lo hicieron. ¿Acaso una minusválida que vive sola es menos que otros?, ¿Qué falló? Una respuesta debe existir. La historia de Margarita es una de muchas que existen por doquier; e historias como esas deben sensibilizarnos, porque somos SERES HUMANOS; sin importar clase, sexo, credo y mucho menos discapacidad. No sigo escribiendo porque el sentimiento no sé hasta dónde me lleve y puedo poner una palabra que no es, sólo que espero esa historia nunca se repita, porque hoy ella está para contarla, pero… ¿y si no hubiera sido así? Al equipo de prensa, mil gracias por dedicarles un minuto a todos y llevarnos su vivencia. Cuba nunca los defrauda, y todos juntos levantaremos cada daño que dejó Irma.

  • Amador dijo:

    Cada vez que veo las fotos de San Lazaro en aguas no puedo evitar llorar. Mi San Lazaro, cuya gente tanto extraño!

  • Revenge dijo:

    A la par que el pais se recupera del paso de Irma, se impone un debate objetivo y sincero sobre hasta que punto las afectaciones a la poblacion son las del fenomeno natural en si, y a partir de donde empiezan a jugar otros factores: estado tecnico de las viviendas, poder adquisitivo, situacion familiar, organizacion institucional, entre otros. Porque es en los momentos de crisis donde se pone a prueba la factibilidad de un modo de vida y creo que Irma nos ha dejado una leccion en este sentido: nuestra poblacion es extremadamente vulnerable ante cualquier eventualidad. Sin cuestionar por que una señora discapacitada no fue acogida por su hija, auxiliada por sus vecinos o evacuada por las autoridades; o por que no se demolio a tiempo un muro para evitar daños mayores… Reduzcamonos al tema monetario e imaginemos cuantos salarios promedios se necesitan para que una familia recupere los bienes mas basicos: un refrigerador, un colchon, libretas, ropa, zapatos, alimentos…
    Eso, a los que no perdieron o vieron dañada su casa constructivamente. Estan los que perdieron no solo los bienes sino tambien su hogar. El tema de la vivienda en la Habana hay que acabar de resolverlo aunque sea con un sistema de alquileres subsidiados, como existe en otros paises. La gente esta resolviendo ese problema con sus propios medios, construyendo y reproduciendose en lugares que no son los mas adecuados y aqui esta el resultado catastrofico que no es mas que la expresion mas resumida de lo que es el dia a dia de esas personas. Las consecuencias del ciclon Irma deben ponernos a construir un pais mejor mas alla del discurso.

  • tamara dijo:

    Pues al igual que Manu y ….el mar, me impactaron esas primeras palabras, Margarita Huele a Mar, de solo leerlas supe que el artículo calaría hondo en mí. La periodista a fotografiado el alma de esas personas, nos ha adentrado en sus destridas casas y nos ha transmitido el dolor y la incredulidad de las personas ante lo terrible sucedido. Gracias pues por ello y deseo desde lo más hondo de mi ser que esas escenas no se repitan y que todas esas personas que hoy sufren puedan recuperar la paz en su vida.

  • yoannia dijo:

    Excelente reportaje, tristes testimonios, me conmovió mucho la historia de Margarita, como dejar olvidada una anciana en esas condiciones, lo q más me molestó fue el echo q teniendo una hija quedó ella así de desamparada y con la esperanza de q la misma fuera a eso de las 5 a pasar a verla, mejor no sigo escribiendo, estoy llena de indignación.

  • enrique dijo:

    Los responsables de que esta señora no la evacuaran deben responder ante la dirección de este país pues es una vida humana que había que proteger a toda costa eso no debe quedar impune pues de ser así seguirá pasando y seguiremos perdiendo vidas humanas.

    • Ileana dijo:

      Es lamentable que Margarita no haya sido evacuada, pero no
      podemos negar el ingente esfuerzo de la defensa civil por ayudar a todos los que estaban en situación de peligro que eran muchos, también los vecinos más cercanos olvidaron a Margarita, que además tiene una hija que vive en la Habana. Muchas lecciones tienen que ser aprendidas de este desastre, no subestimar la fuerza de la naturaleza, respetar las disposiciones, y es imprescindible ante el deterioro del fondo habitacional la evaluación urgente de los inmuebles por el peligro de derrumbe y hay que aprender a construir como exige nuestra condición insular, hay edificaciones que solo permanecen entre ciclones, así no se puede, es preferible por ejemplo una casa pequeña segura con lo imprescindible que otra mayor e insegura.

  • Ruslán dijo:

    Excelente reportaje… Gracias.

  • lola dijo:

    Nada, la culpa es del bloqueo!

  • luly dijo:

    Manu, coincido 100% con usted, mis respetos para un comentario tan lleno de sentimiento y sensibilidad, ciertamente habrá muchas historias a lo largo del país, pero estas imágenes aprietan y calan hondo el pecho, a la reportera y fotógrafa mis felicitaciones, como dice …el mar… son excelentes las dos. Necesitamos dar a conocer estas historias para que se tome conciencia de todo y todos por igual. ADELANTE, SALDREMOS, COMO NO !!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    • Manu dijo:

      Luly muchas Gracias, no hice el comentario para recibir Felicitaciones. pero de que lo hice con sentimiento y sencibilidada es verdad. Es que seria imposible no hacerlo ante esa conmovedora historia de vida. Ver esa cara, cada palabra de Margarita y la periodista, de pronto me hizo pensar por un momento: y si fuera un familiar mio. Cosa que no hubiera permitido, pero señor la vida es dura, y uno cree que tenemos problemas, peroo vemos esto y al final nos percatamos que la vida es dura. Por eso mas que unidos recuperaremos los daños ocacionados por el ciclón y unidos se evitaran historias tristes como la de Maragrita. De la hija no hablo, porque… sa es otra historia. No soy quien para juzgar, pero Para mí mis padres nunca se me olvidarán. En fin espero que nuestras palabras sencibilicen a personas que tal vez pasen similar situación. FUERZA QUE CUBA SALE ADELANTE:

  • alex1464 dijo:

    estas son las cosas que debian de sacar y decir en la mesa redonda que estan poniendo por el huracan, si margarita ubiera fallecido, quien era el responsable,al igual por que no informaron que la muchachita de santiago que fallecio estaba evacuando personas en el momento de su muerte, que era un cuadro sindical de comercio y gastronomia del municipio y que se ofrecio voluntariamente a en la ayuda de la evacuacion. y la otra muchacha joven que murio en la guagua era enfermera en las propias funciones. son detalles que no se puede pasar por alto.

  • GGLÓPEZ. dijo:

    “Huele a mar”. Conmovedora crónica, llega al alma, duele más cuando leeeeeeeeeeees, la hija vive en el VEDADO, por qué dejo a mamá Margarita solita?, que pena mamá minusválida y solita ante un peligroso evento meteorológico, fuerte eso, ¡huele a abandono familiar!

  • MBT57 dijo:

    Por todo San Lazaro precisamente hubo tambien mucho acto delictivo.Personas que le robaron sus bienes estando evacuadas,DITU,servicentro “El Tangana” y tiendas TRD fueron aslatadas a mano armanda en un momento de crisis ciudadana.

    Nada d eesto apso en otras provincias o al menos no he visto ningun video al respecto como los que he visto de las ocsas ocurridas en san lazaro…
    Que se ha hecho al respecto????????

  • sachiel dijo:

    Buen reportaje, para la sensibilidad humana. Coincido con Revenge en lo que dice. Pero detras de todo esto hay muchas historias personales y colectivas de esta zona, de Centro habana entera, por decir este municipio. Se impone sensatez y fuerza, para demoler y reconstruir duraderamente.

  • joseantonio dijo:

    Gracias, muchas gracias por estas crónicas, que entristecen y duelen. Gracias por el final, que llama a la sensibilidad e ilumina la esperanza a quienes todo, o casi todo, lo perdieron.

  • alex1464 dijo:

    que ha pasado con las denuncias,sobre el cobro por recargar celulares, lamparas, en centros estatales como cupet, policlinicos y panaderias, donde estaban las administraciones y direcciones las autoridades de esas zonas son cosas que tanbien se debian de informar en la radio TV, sobre este trabajo de la periodista es el primero y mas amplio que veo de la zona, por que donde mas se trasmite es de plaza acaso la prensa a recorrido centro habana en su zona norte, a recorrido como esta esa zona aun llena de escombros y basura, zona donde mas derrumbe existiero en el centro de la ciudad cuadras enteras hasta de 500 metros en profundidad de penetraccion que quedaron desvastadas, la televicion debia de reccorrer toda esta zona hacer entrevistas y veran que muchos mas casos de margarita saldran a la luz publica, reflejemos lo bueno la solidaridad, las evacuaciones, pero tambien lo mal hecho, la lentitud, los errores, la pasividad en muchas cosas, el estado habitacional de toda esa zona, para que nos sirva de experiencia para otros eventos, muy buen trabajo periodista la exorto a que vuelva recorra y profundice mas en esa zona de la habana.

  • Ricardo dijo:

    Por favor alguien tiene que tomar medidas contra esas personas insensibles que dejaron de evacuar a margarita una señora mayor de edad que estaban acciendo los dirigentes de esa zona esa es la pregunta que me hago……

    • sachiel dijo:

      Que estaban haciendo todos (vecinos, hija, autoridades y agentes de esta, etc…) querras decir, ¿verdad? Asi pasó en cada lugar donde hubo alguien que se negó a ser evacuado, o que no fue debidamente evacuado (historias hay en todas partes, por favor…) y siempre me acuerdo del cuento de Dios y el guajiro en medio del ciclón, que se negó tres veces a ser evacuado o rescatado por su fé en Él, que no lo abandonaria, y cuando muere ahogado le recrimina a Dios el no haberlo salvado, y este le dice: ” pero si te mandé la Defensa Civil primero, una BTR despues y un helicoptero cuando estabas en el techo del bohio rodeado por las aguas…”

  • yo dijo:

    No se trabajo como se tenia que haber trabajado para preservar tanto las vidas como los bienes del pueblo. Por favor no hay ningun periodista que haga un reportaje sobre el defalco de Galerias paseo. Cierto es que no todos los años pasan huracanes por La Habana pero todos los años hay penetraciones del mar que llegan a esa tienda y todos los años es lo mismo, que hacen los directivos para preservar los recursos o ellos usan estos eventos meteorologicos para justificar ciertas cosas……Si se sabia que las penetraciones iban a ser fuertes porque no se preservaron los recursos, me parece que allí hay mucho que investigar. el país no se puede dar el lujo de seguir perdiendo tantos recursos

  • Henry dijo:

    Solo espero la segunda parte de este reportaje donde los del consejo de defensa municipal y los de la administración municipal junto al los delegados den respuesta por no cumplir sus funciones, como se explica q una persona avise con tiempo para demoler un muro y no lo hagan? Cómo se explica q no evacuaran a una minusválida?
    Espero q Cubadebate de seguimiento a estas preguntas

  • Ana dijo:

    cuando pasan estos eventos pasa de todo , es muy triste que pasen estas cosas como lo que le paso a Margarita, el sistema de la defensa civil en nuestro país es bastante organizado pero todavía quedan muchas cosas que atar, me imagino que debe existir un control de estas estas personas con limitaciones , ya sea el delegado, trabajadora social, que deben informar a tiempo de la situación que presentan las mismas, y no solo informar, verificar el actuar, felicitaciones por el trabajo realizado, estoy segura que nuestro país tomará las medidas necesarias para que historias como estas no se repitan.

Se han publicado 59 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Leysi Rubio A.

Leysi Rubio A.

Periodista, graduada en 2015 en la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana. En twitter: @leysirubio

Irene Pérez

Irene Pérez

Graduada de Periodismo en la Universidad de La Habana. Fotorreportera de Cubadebate. En twitter: @irenefotos

Vea también