Imprimir
Inicio » Especiales, Política  »

La apelación de Gerardo y sus implicaciones: burda tergiversación del Miami Herald

| 17

Gerardo Hernández y su pájaro Cardenal en la prisión de máxima seguridad de Victorville, California.

Gerardo Hernández y su pájaro Cardenal en la prisión de máxima seguridad de Victorville, California.

Por Karen Wald

El Miami Herald y alguna prensa relacionada están sacando una historia muy tergiversada en relación con la nueva apelación de Gerardo Hernández. Un titular del 26 de diciembre decía:

“En un cambio radical de postura, el espía cubano dice que los aviones fueron derribados sobre aguas internacionales”.

Ya que muchas personas estarán indignadas y confundidas por esta afirmación, incluso sabiendo muy bien cómo funciona el Miami Herald y siendo capaces de descartar tanto el repetitivo uso del término “espía” como la tergiversación por parte del MH acerca de lo que esto significa (sus reiteradas afirmaciones de que esto enfrenta a Gerardo con el gobierno cubano en este tema), es importante aclarar los hechos.

La tergiversación que el MH le está haciendo a la nueva apelación de Gerardo, en la cual su abogado dice que Paul Mckenna, el abogado que le fue asignado por la corte en el juicio original a los Cinco, no le brindó una adecuada defensa a Hernández, es que al reconocer el testimonio que alega que los aviones estaban sobre aguas internacionales cuando fueron derribados, Gerardo está ahora renegando de una importante opinión de su gobierno en relación con el histórico derribo de los aviones que habían estado de forma rutinaria violando el espacio aéreo cubano. Esto, continúan ellos, significa una ruptura entre Gerardo Hernández y el gobierno cubano.

Nada puede estar más alejado de la verdad, pero para comprender la esencia de su apelación es necesario un repaso de algunas partes de la muy larga historia de este caso.

Tres de los cinco acusados procesados por actuar como agentes no declarados de un gobierno extranjero y por conspiración para cometer espionaje (ellos no podían ser acusados de espionaje porque ninguno tuvo acceso a información clasificada) fueron condenados a cadena perpetua. A Gerardo se le condenó a doble cadena perpetua porque el jurado se tragó el anzuelo de la declaración de la fiscalía de que él era también culpable de conspiración para cometer asesinato en el derribo en 1996 de dos de las avionetas lideradas por José Basulto – un conocido terrorista anticastrista – que había sobrevolado descarada e ilegalmente el espacio aéreo cubano en 1996.

El MH enfatiza la parte de la apelación que dice, en efecto, que McKenna no hizo un buen trabajo defendiendo a Hernández, porque hizo demasiado hincapié en la cuestión de si estaban o no los aviones dentro del espacio aéreo cubano (12 millas a partir de la costa de Cuba) cuando fueron impactados por los misiles cubanos. Este aspecto de la apelación critica esa parte de la estrategia de defensa porque eclipsó el hecho más importante: que Hernández no sabía con antelación acerca de los planes del país de ponerle fin a esos ilegales y peligrosos vuelos, y porque (aunque el MH no lo menciona) el abogado defensor no objetó cuando la Jueza Lenard sorpresivamente cambió las instrucciones al Jurado diciéndoles que el tema de dónde se encontraban los aviones no estaba en discusión y que ellos no necesitaban decidir esa cuestión para hallar a Gerardo culpable de asesinato en Primer Grado. (Más adelante más información sobre este punto esencial).

El MH reconoció que la evidencia de que Gerardo tenía conocimiento previo del derribo planificado era crucial para probar su papel en la conspiración de asesinato. Ellos no reconocen que la fiscalía no pudo presentar ninguna evidencia de que Gerardo supiera de estos planes – de hecho, los fiscales le pidieron a la jueza desestimar ese cargo específico de asesinato en primer grado contra Gerardo (reduciéndola a segundo grado –  ver explicación de los cargos e instrucciones más abajo) porque no tenían ninguna evidencia de que Gerardo supiera de estos planes, como se requiere para una condena en primer grado, y temían que su inhabilidad para probarlo hiciera que el jurado lo hallara inocente en ese cargo.

Para vergüenza de la Jueza Lenard, ella denegó la solicitud de la fiscalía de reducir este cargo, diciendo que debía dejarse al jurado que decidiera.

La fiscalía entonces le solicitó a la corte de apelaciones “una orden inhibitoria” para lograr que el cargo de asesinato se redujera a segundo grado, explicando que

“a la luz de las pruebas presentadas en este juicio, esto [las instrucciones al jurado] constituye un obstáculo insuperable para Estados Unidos en este caso y probablemente resultará en el fracaso de la acusación en este cargo”. (Petición de Emergencia de una Orden Inhibitoria, Mayo 30, 2001, Págs. 4 y 21).

La Corte de Apelaciones también rechazó el cambio, y las instrucciones finales al jurado incluyeron la acusación de conspiración para cometer asesinato en primer grado en contra de Gerardo Hernández que la fiscalía había ya admitido que no podía probar. Pero mientras mantenía el aparentemente improbable cargo de asesinato en primer grado, la Jueza Lenard cambió las instrucciones al jurado para darle a la fiscalía una posibilidad mejor de obtener la condena: les dijo que si ellos creían el testimonio de que los aviones estaban en aguas internacionales cuando fueron derribados – aunque había sido presentada por ambas partes evidencias contradictorias – uno de los requerimientos para hallar al acusado culpable de asesinato en primer grado habría sido establecido (ver notas en el apéndice).

El abogado de Gerardo no objetó este cambio vital; él se había enfocado más en la localización de los aviones que en el hecho primordial de que Gerardo no tuvo ningún conocimiento previo de los planes de derribar los aviones y de que no existe absolutamente ningún testimonio que indique que él conocía de esto. Gerardo está ahora cumpliendo dos cadenas perpetuas más 15 años debido al cargo de asesinato en primer grado que incluso los fiscales sabían que no estaba respaldado por ninguna evidencia.

El jurado, como sabemos ahora, influenciado fuertemente por la hostilidad anticubana y las presiones de los cubanos y la prensa de extrema derecha de Miami (incluyendo en primer lugar el Miami Herald) entró en la sala de jurados al final del juicio determinado a hallar culpables de todos los cargos a todos y cada uno de los “cinco agentes de Castro”, a pesar de lo que mostraban las evidencias y los testimonios. Cualquier cosa que alegó el gobierno cubano – incluyendo la localización de los aviones cuando fueron derribados- fue simplemente ignorado por ellos. Pero si el centro hubiera estado en la falta de evidencia de que Gerardo no tenía ninguna forma para saber de estos planes, el resultado pudiera haber sido diferente.

En la apelación, el panel de tres jueces de la Corte Federal de Circuito falló inicialmente que el caso debía ser juzgado de nuevo debido a los muchos errores cometidos durante el juicio – ante todo la negativa de la Jueza Lenard de trasladar el juicio fuera de Miami donde no había ninguna posibilidad de que cinco hombres que habían admitido estar trabajando secretamente para el gobierno cubano tuvieran un juicio justo. Pero en una decisión muy inusual y políticamente motivada, la fiscalía solicitó que el caso fuera reconsiderado por los 11 jueces de la corte de apelaciones en pleno, y por esas mismas razones políticas, esa corte anuló la bien documentada decisión del panel inicial.

Es de notar, sin embargo, que la Jueza Kravitch del Tribunal de Apelaciones, en su voto discrepante, mencionó varias veces el punto que ahora plantean los abogados de apelación de Gerardo:
“el Gobierno no pudo aportar en lo absoluto suficiente evidencia de que Hernández sabía algo acerca de un acuerdo para derribar los aviones ni en el espacio aéreo internacional, ni en ningún otro lugar.”

Esto refuerza la actual posición de la defensa de que hubo un serio error por parte de McKenna al hacer énfasis en la cuestión de dónde habían sido derribados los aviones, y el derecho del gobierno cubano de hacerlo, en vez de enfocarse en el tema clave:

que Gerardo en ningún caso fue parte de tal decisión y no sabía nada acerca de ella, y después al no objetar cuando la Jueza socavó esa línea completa de defensa en sus instrucciones al jurado.

Es también importante recordar algunos otros innegables hechos en este asunto:

  • Hayan alcanzado o no los aviones que fueron impactados por los misiles de los Migs el espacio aéreo internacional en el momento del impacto, nunca ha habido ninguna duda de que los aviones liderados por José Basulto (un enemigo jurado de Cuba que ha llevado a cabo ataques violentos contra la isla) en esa fecha habían volado dentro del espacio aéreo cubano, habían sido advertidos por radio que se encontraban en una zona militar de defensa y que Basulto había contestado que a él no le importaba porque como “cubano libre” él iría adonde quisiera;
  • Tampoco existe discusión acerca del hecho de que los aviones – marca Cessna del ejército norteamericano usados anteriormente en la guerra de Vietnam y obtenidos para su grupo por Ileana Ros-Lehtinen – habían realizado previamente vuelos sobre la Habana durante los cuales dejaron caer folletos antigubernamentales, y podían haber lanzado cualquier otra cosa, incluyendo bombas de dispersión, granadas, etc. porque nadie inspeccionó sus aviones antes que partieran a esos vuelos ilegales;
  • Que los aviones estaban violando tanto las leyes norteamericanas como las cubanas porque presentaron planes de vuelo falsos y podían haber fácilmente causado un accidente aéreo con otro vuelo comercial ya que estaban volando “a ciegas” en lo que se refería al control aéreo; y que nunca hubo evidencia alguna mostrando que Gerardo tenía alguna información de si los aviones de Basulto entraban en el espacio aéreo cubano ese día serían derribados.

Todo lo anterior se atiene a los hechos. Nada de eso ha sido contradecido por ninguna autoridad norteamericana o internacional.

Así que hayan retornado o no los aviones derribados al espacio aéreo internacional en el momento que los misiles les alcanzaron, ellos sí habían estado en clara violación de las leyes cubanas, norteamericanas e internacionales – y hoy en día, Estados Unidos hubiera hecho exactamente lo mismo.

¿Cuántos norteamericanos desearían que Estados Unidos hubiera hecho exactamente eso antes de que esos primeros aviones se estrellaran sobre las Torres Gemelas?

Instrucciones al Jurado (Junio 4, 2001) Fragmento referido a Gerardo

El cargo 3 dice que el acusado Gerardo Hernández conspire con otras personas para cometer asesinato, es decir, homicidio a personas con malicia y premeditación en la jurisdicción marítima y territorial especial de los Estados Unidos.

El Cargo 3 se refiere al acusado Gerardo Hernández.

El Título 18, del Código Penal de Estados Unidos, Sección 1117 convierte  en un crimen o delito federal aparte que alguien conspire o se ponga de acuerdo con otra persona para hacer algo, que de realizarse, sería el equivalente a una violación del Título 18 del Código Penal de Estados Unidos, Sección 1111. Así, bajo esta ley, una conspiración es un acuerdo o un tipo de sociedad con propósitos criminales en el cual cada miembro se convierte en agente o socio de cada otro miembro.

Para establecer un delito de conspiración, no es necesario que el gobierno pruebe que todos las personas nombradas en la acusación eran miembros del plan, ni que aquellos que eran miembros hayan entrado en algún tipo formal de acuerdo, ni que los miembros hayan planificado juntos todos los detalles del plan o de los actos flagrantes que la acusación dice serían llevados a cabo en un esfuerzo por cometer el crimen intencionado.

También debido a la esencia de un delito de conspiración es la misma gestación del  acuerdo, seguido por la perpetración de cualquier acto flagrante, el gobierno no necesita probar que los conspiradores realmente tuvieron éxito en realizar su plan ilícito.

Lo que la evidencia en el caso debe mostrar más allá de una duda razonable es:

Primero, que dos o más personas de alguna manera llegaron a un entendimiento mutuo para tratar de llevar a cabo el plan ilícito al que hace referencia la acusación.

Segundo, que el acusado, conociendo el propósito delictivo del plan, se unió a él de forma deliberada.

Tercero, que uno de los conspiradores durante la existencia de la conspiración cometiera a sabiendas al menos uno de los métodos o actos flagrantes descritos en la acusación.

Cuarto, que tal acto flagrante fuese cometido en el presunto momento en un esfuerzo por llevar a cabo o lograr algún objetivo de la conspiración.

Un acto flagrante es cualquier transacción o evento, incluso uno que pudiera ser completamente inocente cuando se considere por separado, pero que fuera cometido a sabiendas por uno de los conspiradores en un esfuerzo por lograr algún objetivo de la conspiración.

Una persona puede convertirse en miembro de una conspiración sin conocer todos los detalles del esquema ilícito y sin conocer quiénes son sus otros miembros. Así, si un acusado tiene una comprensión general del propósito ilícito del plan y se unió al plan a sabiendas y de forma deliberada en una ocasión, eso es suficiente para hallar culpable a ese acusado de conspiración aunque el acusado no haya participado después y aunque el acusado haya tenido solamente una participación de menor cuantía.

Por supuesto, la mera presencia en la escena de una transacción o evento o el mero hecho de que ciertas  personas puedan estar asociadas unas con otras y puedan haberse reunido y discutir objetivos e intereses comunes, no establece necesariamente una evidencia de conspiración. Tampoco, una persona que no tenga conocimiento de una conspiración pero que de casualidad actuara de una forma que fomentara alguno de los propósitos de una, se convierte en un conspirador.

El Título 18 del Código Penal de Estados Unidos, en su Sección 1111 califica como crimen o delito federal que cualquiera asesine a otro ser humano estando dentro de la jurisdicción marítima o territorial especial de los Estados Unidos. Un acusado puede ser hallado culpable de tal delito solamente si todos los siguientes hechos son probados más allá de una duda razonable.

Primero. Que las víctimas nombradas en la acusación estén muertas.

Segundo. Que el acusado causó la muerte de las víctimas con alevosía.

Tercero. Que el acusado lo hizo con premeditación.

Cuarto. Que el asesinato tuvo lugar dentro de la jurisdicción marítima o territorial especial de los Estados Unidos.

La jurisdicción marítima o territorial especial de los Estados Unidos incluye una nave aérea perteneciente totalmente o en parte a los Estados Unidos o a algún ciudadano de ese país, o a alguna corporación creada por o bajo las leyes de Estados Unidos o cualquier estado, mientras esa aeronave esté en vuelo sobre alta mar. Alta mar incluye todas las aguas más allá de las territoriales, doce millas náuticas de Estados Unidos y más allá de las aguas territoriales, doce millas náuticas de la República de Cuba.

Asesinar con alevosía significa matar a otra persona deliberada e intencionalmente; pero el gobierno no necesita probar que el acusado odiara a la persona que asesinó o tuviera malos sentimientos hacia la víctima en ese momento.

Para establecer el delito de asesinato en primer grado se necesita además de la prueba de alevosía que el asesinato haya sido con premeditación. La premeditación está normalmente asociada con el asesinato a sangre fría y requiere de un periodo de tiempo en el cual el acusado delibera o piensa sobre el asunto antes de actuar.

La ley no especifica ni requiere de un período exacto de tiempo que deba pasar entre la formación del intento de asesinato y del asesinato mismo. Puede ser lo suficientemente largo para que el asesino después de conformar el intento de asesinato, esté completamente consciente del mismo.

Ustedes han sido instruidos en que la locación del supuesto asesinato, como se describe en el acta de acusación, si ustedes encuentran más allá de una duda razonable que tal delito ocurrió ahí, sería dentro de dentro de la jurisdicción marítima o territorial especial de los Estados Unidos.

(Traducido por Antiterroristas.cu)

Se han publicado 17 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Ulrich Schliz dijo:

    Admiro de Cuba su respeto por las leyes, normas y reglas, incluso de paisas ajenos. Sin embargo – en este caso – me recuerda esto a una tribu en el pacífico, que no come carne de tiburón, en la creencia, que los tiburones respetarían así la vida de los humanos. Realmente so sé, si esto les está funcionando.
    EEUU literalmente se jacta de violentar la legislación internacional cada día. Solo aqui en Nicaragua son responsable de más de 50 000 “asesinatos alevosos” para utilizar el termino de la acusación en contra el camarada Gerardo. Afaganistán, , Irak … o donde sea, les vale un bledo la soberanía de otros paises. Por lo tanto está obsoleta la razón de donde se encontraron los provocadores en el momento de ser derribados, porque el estado de EEUU se descalificó con bombos y platillos como juez.
    De todos modos -en el caso, de que hayan sido aguas internacionales, donde les alcanzaron los misíles cubanos a los provocadores – este acto está cubierto por un principio del derecho internacional, que en inglés se llama “hot perseach” (persecución caliente). Esto significa que una persecucíon viva puede extenderse a territorio neutral y este territorio no debe servir de refugio táctico al intruso perseguido.
    Gerardo puede haber sabido de la intensión de hacer valer la soberanía nacional de Cuba o no. Cualquiera puede deducirlo y sobre todo los provocadores. El Acto en sí es lógico. Si esto constituye “asesinato”, entonces lo comete cualquier policía, cuyo aviso de un crimen en planificación tiene en consecuencia el fallecimiento del malhechor. Toda esta discusión solo hace sentido si todos respetan las reglas del juego. EEUU hace mucho tiempo renunció a este respeto, incluso a las reglas propias.
    Felicito a los cinco Cubanos anti-terroristas por su lucha valiente, y que nunca se oviden,cuando estén viendo las paredes de sus celdas, que milliones de humanos les están viendo en este momento y se sienten representados y defendidos por su heróico ejemplo. Son la vanguardia imprescindible de nuestra lucha por el futuro de la humanidad.
    Ulrich Schliz
    de Nicaragua

  • juan cesar martinez(JoinFacebook) dijo:

    Esto es INACEPTABLE! Por el Herald! No lo acepto.
    Cuando estamos haciendo un Supremo esfuerzo ,Al Departamento De Estado de Los estados Unidos,enviar copia por Favor.
    Acabo de escribir al Presidente Barak Obama y a La la digna seccion de intereses de La habana.
    Hay que tocar este tema con Delicadeza,pues me parece una manipulaciòn de alguien irresponsable.
    Esto No proviene del Depto.de estado,ni del presidente de los estados unidos.
    Gracias y Dios bendiga a ambos Pueblos

  • Efrain Amaya Padrino dijo:

    ¿Que mas vamos a esperar de la Mafia y degradante y azquerosa prensa?

  • solangel perez dijo:

    Hasta el pajaro cardenal de Gerardo pide JUSTICIA y cese de las mentiras y tergiversaciones alredor de los cinco

  • juan cesar martinez(JoinFacebook) dijo:

    Parte 3 IMPORTANTE:Hemos enviado a La seccion de intereses ,Minrex,Presidente Obama,Senado y Congreso.Y Todos los Paises Del Mundo:
    Propuesta al Pueblo de Cuba

    En Nombre de La sociedad Civil de la republica de Cuba:
    Proponemos: 7 Conciertos,donde partipen todas ,las ONGs,artitistas Como Silvio y Pablo,y otros mas,a vuestra elecciòn.
    Proponemos: Para acercar a Cuba Y los Estados Unidos,Caribe y Latinoamerica: A: Artistas Como Danny Rivera,Olga Tañon,Los Stefan,Shakira,y todos aquellos amantes de La Libertad y La democracia.
    Proponemos: Que con este concierto: Podamos restaurar el Monumento al Maine.
    Proponemos: Enviar un Claro Mensaje De Tolerancia y amor,Al Pueblo ,Gobierno de Los estados unidos y el Mundo.
    Proponemos: La Libertad de Los Cinco Cubanos.
    Proponemos:Traer Mas alegria al Pueblo Cubano en esta epoca de Cambios,REALES,y sobre todo Necesarios.
    Proponemos que La Iglesia tenga una Gran Participaciòn.
    Proponemos: Una Muy especial Invitaciòn y participaciòn de Univision.com .
    Proponemos que Partipe Juan Luis Guerra.
    Proponemos a la Uniòn de Escritores,arquitectos,e Ingenieros, el proyecto de Recuperaciòn del Maine.
    Proponemos: Un Intercambio economico entre ambos Paises.Y Solicitamos Publicamente su apoyo en Monetario,asi como invitamos al actual gobierno de Cuba,y su presidente a brindar todo el apoyo Posible.
    Proponemos: que se Denomine” Un Solo Pueblo”
    Proponemos: Que La Politica,no opaque ,sino sea VIA Misma,en pos de Establecer relaciones normales,queda a los intelectuales,abrir las Puertas de que SI Se Puede!
    Proponemos que Todos Por Cubadebate:Con Respeto Viertan sus Opiniones:
    Gracias y que Dios bendiga La Paz,y el debate fructifero entre ambos paises,asì como agradeceriamos todo el apoyo por parte de La seccion de Intereses en la habana,el dialogo franco y cordial,los invitamos a participar,Unidos en La diversidad de Criterios.
    Gracias Ustedes Pueblos de Miami,Y Cuba Tienen La Palabra! Estados Unidos ,Cuba,tienen La Opciòn.Es Hora de andar en Cuadro apretado!
    hagamos Realidad,Las Palabras de Jefersson,Lincon,Marti,Bolivar, Reeditemos La Nueva Independencia!
    JoinFacebook

  • juan cesar martinez(JoinFacebook) dijo:

    Un Gracias!!! ENORME !!!

  • juan cesar martinez(JoinFacebook) dijo:

    Miami Herald ABUSO aplicar Please

  • yovanys dijo:

    Quisiera ver el fin de toda esta tragedia, con nuestros 5 hermanos en casa. Pero es mucho lo que aun parece que nos queda.

    Por otra parte para nosotros es una lección y la necesidad de siempre tenerles guardada una carta, que contra la cual ellos tendrían que ceder sin vacilación y devolver a cualquiera de nuestros luchadores.
    Soy del criterio que en lo adelante debemos de actuar con ellos de las misma manera que están actuando con nosotros y olvidarnos un poco de la amabilidad, la cortesía y el buen trato, hemos demostrados en múltiples ocasiones quienes que somos un hueso muy duro.

    Como dijo Víctor Hugo, si ellos ¨ Tenéis la fuerza, nos queda el derecho¨
    Un sincero saludo
    Yovanys

  • Jorge LGuerrero dijo:

    Bueno y si fue en aguas internacioneles !que! seguiremos permitiendo con inpunidad y descaro que se siguieran metiendo en cuba,si llega esa pelicula, ser al revez, a jupiter si esos gringos tienen que ir van, detras de quien ose violar su territorio o espacio,asi que al carajo gringos, go to hell ok y acaben de liberar a los cinco LIBERTAD PARA LOS CINCOS HEROES ANTITERRORISTAS.

  • alberto dijo:

    como es posible acusar a un hombre que defiende a su pueblo del ataque de una mafia de individuos,inescrupulosos que solo buscan el horror y la muerte en el pais que los vio nacer.
    Gerardo debe ser liberado cuanto antes ,de su fria prisión y de los cargos y mentiras que se le imputan para acusar a un hombre que solo busca la proteccion y el respeto de un pais que lleva mas de 50 años en un acoso continuo e injustificado

  • OLIMPIO RODRIGUEZ SANTOS dijo:

    GERARDO YA ESTAMOS ACOSTUMBRADOS A LA MANIPULACION DE LA INFORMACION.
    LA APELACION ES CORRECTA.

  • Manuel dijo:

    UNA MENTIRA CIEN VECES REPETIDA SE HACE VERDAD dice el refrán. Ese es el método que utilizan estos mafiosos para desinformar. Pero lo mas triste es que aún hay gente que les creen.¿Serán esos mismos los que se tragan las mas burdas inocentadas?

  • manicato dijo:

    Bueno, y alguien me puede explicar que tiene que ver el monumento al Maine en todo esto? Disculpa, pero no le veo la relevancia por ningun lado

  • Manuel dijo:

    Mi abuelo decía: “No preguntes quién hizo el cornetín, sino quien lo toca”

    El Che: “No confiar del Imperialismo ni tantico así” ¡Nada!

  • pedro dijo:

    A Manicato:

    No tiene que ver nada, puede que el loco ese de Miami sea un familiar de quien proyecto o construyo el monumento al Maine y solo piensa en esto, como si fuera lo principal O EL OBJETIVO de toda su vida.
    Sin entrar a analizar que es una ofensa para Cuba, porque los que se merecen el monumento en realidad eran los infelices marinos que fueron carne de cañon en los intereses de E.U.
    Lo fundamental en este articulo, es que la justicia norteamericana se limpio el trasero inclusive con el temor expuesto por la Fiscalia acusatoria a la Jueza de que:
    – “el Gobierno norteamericano no podia aportar en lo absoluto suficiente evidencia de que Hernández sabía algo acerca de un acuerdo para derribar los aviones ni en el espacio aéreo internacional, ni en ningún otro lugar”

    y sin embargo lo condenaron, ESO SE LLAMA JUSTICIA A LA NORTEAMERICANA. CUANDO LES CONVIENE SE LIMPIAN CON CUANTO CODIGO O CONSTITUCION PROPIA EXISTA.

  • Jorge Barrera dijo:

    Como dice Fidel Castro, a los “Gringos” les das un dedo y despues te quieren quitar el el brazo.

  • Lidia dijo:

    Para Jorge Barrera:

    Y a los comunistas no les das nada y te lo quitan todo,sin preguntar de donde salio.Y aunque les digas de donde salio ,si la respuesta no les cuadra te lo quitan y no te dan ni chance para defenderte.Por favor.

Se han publicado 17 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también