Imprimir
Inicio » Cultura  »

Frank Fernández: "El pánico tiene ojos grandes"

| 84

Amaury Pérez. Buenas noches, estamos en "Con 2 que se quieran", en el corazón de Centro Habana, en el barrio de Lezama, en los legendarios Estudios del ICAIC. Hoy nos acompaña, llenando de luz este espacio, este escenario, un hombre extraordinario, uno de los más grandes pianistas que ha dado la historia de nuestro país. Uno de los compositores más inspirados, uno de los amigos más queridos y entregados, uno de los más valientes, el maestro Frank Fernández. Gracias, Frank, buenas noches.

Frank Fernández y Amaury Pérez en "Con 2 que se quieran"

Frank Fernández y Amaury Pérez en "Con 2 que se quieran". Fotos: Petí

Frank Fernández. Es un placer.

Amaury Pérez. Yo quería empezar con una pregunta que puede sonar un poco ambigua. El maestro Ennio Morricone hace una separación muy clara entre la música absoluta, que es la música que hace el compositor para sí mismo, para desarrollar su obra, y la música aplicada, que es la música que se hace para una imagen, o para un arreglo.

Como usted, me voy a permitir tratarlo de usted, si quiere, y si no de tú, por la confianza que nos tenemos.

Frank Fernández. Tú, todo el mundo sabe que somos amigos.

Amaury Pérez. Sí, todo el mundo lo sabe. Bueno, tú que has trabajado en todos esos mundos. ¿Reconoces que hay una diferencia muy marcada entre esa música absoluta que decía Morricone y la música aplicada o hay un punto en que pueden converger?

Frank Fernández. Primero, nunca había meditado sobre ese aspecto. Hace muchos años, desde que yo tengo uso de razón, se habla de la música pura, ahora tú dices el término...

Amaury Pérez. Absoluta.

Frank Fernández. Absoluta, de Ennio Morricone, de la música por encargo, de la música incidental, de la música para oírla en momentos donde tiene un sentido utilitario. Yo creo que la música en líneas generales, es una sola. Creo que casi todos los compositores tienen una estrecha vinculación con su música que los ciega.

De hecho, desde Tchaikovsky, con el odio que le tenía a "Cascanueces" y al "Lago", Cervantes, por citar a uno de los grandes nuestros, que decía que sus danzas para piano no eran para tocar en conciertos y resulta que nadie se acuerda de lo que él hizo para tocar en conciertos.

Y creo que podemos colocar también a Ennio Morricone, con todo el respeto y la admiración que él me merece, porque aunque la fama de una obra no justifique en absoluto su calidad, en el 95 por ciento de los casos, las obras que tienen calidad se hacen famosas.

A mí me parece que la música para cine, la música para medios audiovisuales, obliga al compositor a crear con mayor imaginación que cuando haces música absoluta.

Amaury Pérez. En un momento determinado hablaste de por qué una persona es más famosa y eso me lleva a otra pregunta: Porque tú eres famoso, pero además, eres popular y además, eres querido ¿Cómo se puede combinar todo eso?

Porque yo he estado en tus conciertos en Cuba y fuera de Cuba, e incluso los que no te conocen personalmente, terminan llorando, abrazándote y sintiéndose amigos tuyos siendo del público. ¿Cómo se pueden manejar esas tres cosas?, ser querido, ser famoso y además ser popular, incluso para el que no conoce demasiado la obra de Chopin, de Rachmaninov o de Tchaikovsky. ¿Cómo tú manejas eso?

Frank Fernández. Yo no creo que sea un músico famoso. Creo que soy un músico de mucho prestigio, no soy tan famoso. A veces el prestigio y la fama tienen su contradicción, y el precio de la fama es en muchos casos muy prostibulario, por usar una palabra elegante en este programa.

Yo sí sé que soy muy querido, sobre todo por mi pueblo, y me siento muy orgulloso de eso. Dijiste otra tercera cosa que no recuerdo ahora.

Amaury Pérez. Hablé de popularidad.

Frank Fernández. Eso está muy cerca de la fama.

Amaury Pérez. Es que quizás ningún músico cubano de concierto sea tan popular como Frank Fernández.

Frank Fernández. Considero que eso sí es cierto, aunque dicho sin modestia, se debe a que realmente yo amo profundamente la música popular. La música popular tiene una gran poesía, la verdadera y buena música popular.

Yo recuerdo que Mirta Aguirre, hablando de la Trova Tradicional, ella me decía, refiriéndose a los textos que ahí había una poética de oro que todavía estaba por reivindicar. Y me parece que ese amor y ese respeto que yo he tenido para la música popular, y que se ha manifestado no sólo en haber compartido con grandes músicos populares, haber producido discos a grandes músicos populares, haber hecho arreglos a grandes músicos populares, sino también en una actitud personal de amor, la gente la capta.

Entonces yo llego a Mayarí y está Pachi Naranjo tocando y Cándido Fabré improvisando, en la época en que Cándido Fabré y Pachi Naranjo...

Amaury Pérez. Trabajaban juntos.

Frank Fernández. Y apenas yo pongo la mano en el piano, Cándido Fabré se vira y empieza 45 minutos de improvisación junto conmigo y el pueblo de Mayarí a dar gritos y alaridos de alegría.

Esas son cosas que, primero, si tú me propones hacerla, yo no soy capaz. Quizás Cándido que es un improvisador realmente.

Amaury Pérez. ¡Asombroso!

Frank Fernández. Extraordinario, muy fuera de lo normal. Lo pudiera repetir pero yo creo que esas cosas... No había una cámara, no había un micrófono, o sea, uno no estaba trabajando para la popularidad. Yo me estaba dando un placer estético y espiritual extraordinario.

Amaury Pérez. Ahora hablaste de Mayarí y todo el mundo en Cuba sabe que tú eres de Mayarí. Pero, ¿de Mayarí Arriba, de Mayarí Abajo? Nunca has hablado mucho de Mayarí en detalle.

Frank Fernández. Yo tengo mucha discrepancia con ese Mayarí Arriba y Mayarí Abajo, hasta con grandes amigos importantes.

Amaury Pérez. De uno de esos amigos importantes vino la pregunta.

Frank Fernández. En una ocasión le dije a uno de esos amigos importantes, que hubiera preferido que hubiese nacido en Mayarí Arriba y combatido en Mayarí Abajo. De hecho me tienen trabajando para Mayarí Arriba, mi música está en el Mausoleo y en muchas cosas de las que me siento orgulloso.

Y el pobre Mayarí Abajo, hay que ponerle un poco de maquillaje mucho más fuerte que el que nos pusieron a ti y a mí. Existía, Amaury, de verdad, existía Mayarí y cuando Compay Segundo hace su canción, él no dice: ¡Voy para Mayarí Abajo!

Amaury Pérez. ¡De Alto Cedro voy para Marcané!

Frank Fernández. De Alto Cedro voy para Marcané, llego a Cueto, voy para Mayarí Abajo, no, no. Voy para Mayarí. Mayarí Arriba eran cuatro casas. Entonces yo soy de Mayarí, Oriente, que ahora es de Holguín y vivo muy orgulloso de eso además.

Amaury Pérez. Y cómo era el niño Frank, el niño de Mayarí. ¿Cómo se desenvolvía, cómo era tu familia, tu papá, tu mamá?

Frank Fernández. Ahí hay cosas muy contradictorias. Yo me escapaba para ir al río, por ejemplo, el río Mayarí bordeaba toda la calle Leite Vidal, dicen que Mayarí era un pueblo con una sola calle, no es cierto, tenía tres.

Como era un pueblo tan antiguo, el primer asentamiento aborigen de Cuba al decir de Núñez Jiménez, lógicamente no había acueducto, y pues estaba al lado del río y los pobladores iban a tomar el agua de ahí.

Entonces yo iba a ese río, que para mí era la felicidad, para mí era la libertad. Me escapaba de la escuela y me encantaba bañarme en el río. Ese era y sigue siendo uno de los recuerdos más alegres, más felices de toda mi vida.

Pero también allí, a los 6 años, perdí a mi mamá. Ahora perdí hasta la casa, porque se quemó, hicieron un busto muy lindo la gente de Mayarí, que se lo agradezco.

No tener madre es algo muy terrible, entonces mi niñez fue muy feliz mientras yo no fui consciente de esa soledad.

A partir de la conciencia de lo que es no saber lo que es una madre, qué es el cariño de una madre, mi adolescencia empezó a tornarse terrible, angustiosa y yo creo que todas mis malas pulgas, que hay quien dice que soy un pesado, que tengo un carácter un poco duro, quizás a veces sea cierto, se deben a esa falta de cariño, a esa búsqueda.

Igual que un niño chiquitico cuando empieza a llorar y lo que está pidiendo es amor, pues quizás yo también. No estoy justificando mis problemas de carácter, si es que existen.

Mi niñez se desenvolvió en la academia de mi madre, donde empecé a tocar el piano muy temprano, de oído, a los cuatro años, según me cuentan. Pero se desenvolvió también en la casa de Martín Meléndez, que era el director de la Banda Municipal, y allí conocí a Sindo Garay, allí conocí a Manuel Corona, allí conocí los boleros de Pepe Sánchez.

Allí comencé a hacer segunda voz de oído y como era tan niño, gracias a Dios, no sabía que aquello era popular y que lo que sonaba en mi casa era culto, o clásico.

En mi casa se tocaba Mozart, Shumann, Liszt que era lo que enseñaba mi madre; y en casa de Martín se tocaban otras maravillas, que yo no sabía que eran populares, que era Perla Marina, Mercedes, Santa Cecilia, Longina...

Allí conocí a Cueto, a Miguel Matamoros y pienso que está todo muy ligado, porque saliste de, o salimos juntos en la conversación de la popularidad y caímos en mi pueblo.

Creo que si algo importante tiene Mayarí en ese cariño que me tiene la gente, es que no me ha hecho perder nunca, con la conciencia de que yo puedo ser un gran músico, puedo ser, incluso para algunos, un gran pianista, pero desde el punto de vista personal, yo no soy más importante que ninguno de los compañeros que están aquí.

Por eso cuando llego a los lugares saludo. Alguien me dijo un día: ¿Por qué saludas a todo el mundo? Y le contesté, porque todo el mundo es muy importante.

Amaury Pérez. De todas maneras no voy a formar parte del coro de las personas que hablan de tu comportamiento social. Que si eres malcriado, que si eres muy exigente. No voy a meterme en eso.

Pero sí soy testigo de que eres muy riguroso, extremadamente riguroso y disciplinado y, disciplinante, no sé siquiera si existe el vocablo. Lo he sentido en carne propia. ¿Eso es una cosa que también proviene de tu niñez, de tu familia, de tu infancia o es una cosa que los años, los avatares del destino, y los golpes que has sufrido te enseñaron que ser riguroso, que ser disciplinado y ser ejemplarizante en algunos momentos y, ejemplar, lleva a las personas al éxito?

Frank Fernández. Otra pregunta que tampoco sé exactamente, Amaury, cómo contestártela, pero pensando en la pregunta, creo que desde los primeros momentos tiene que haber habido una influencia en cuanto al respeto al trabajo.

Porque mi madre, lo poquito que yo recuerdo de ella, se levantaba muy temprano, iba a la iglesia, era la organista de la iglesia, venía, limpiaba la casa y como a las nueve de la mañana, nueve y media, empezaban a llegar sus alumnos.

Yo tuve la suerte, siempre he tenido la suerte de tener gente a mi lado muy valiosa y nadie logra nada importante sin sudoración, sin un gran rigor. Y cualquier cosa fácil, realmente nunca llega a ser importante.

Amaury Pérez. ¿Cuánto trabajo te costó salir de Mayarí y llegar a La Habana?

Frank Fernández. En primer lugar, el conflicto fue que me dejaron venir a La Habana para estudiar comercio, y yo no sabía cómo me iba a zafar de eso, ¿Por qué me costó mucho trabajo? Porque tenía en mi interior la certeza de que yo nada más podía ser músico. Pero negocié con mi padre que venía a La Habana a estudiar comercio.

Me dijo: yo te retiro el estipendio y tú, o vienes a Mayarí o te las arreglas porque no voy a colaborar con tu desgracia. Me dio la gran ayuda de que tuve que trabajar para comer.

Amaury Pérez. ¿Dónde?

Frank Fernández. Empecé a trabajar en lugares como el lobby del Hotel Saint John's. Imagínate, que allí compartía con José Antonio Méndez, con César Portillo de la Luz. Con Ella O'Farril y yo con 14, 15 años.

Llegaba de pronto Elena Bourke o llegaba Omara Portuondo y en un año y cuatro meses que estuve trabajando en la música popular, llegué a ser acompañante de Elena Bourke en el Karachi. Y compartía con René Cabell.

Amaury Pérez. ¡El gran tenor!

Frank Fernández. A las cinco de la tarde, había un negrito, chiquito, cabezón; yo trabajaba con Elena hasta las tres de la mañana y me iba a las cinco para oír al negro chiquito cabezón, que le decían Bola de Nieve, y del cual aprendí muchísimo.

Esa dificultad de poderme quedar en La Habana, ese poder salir de Mayarí, se convirtió en uno de los pilares fundamentales de mi carrera, de mi vida profesional porque aquello, más que un medio de vida se convirtió en una escuela.

Amaury Pérez. ¿Y el encuentro con Margot Rojas cuándo fue?

Frank Fernández. Yo dije: ¿dónde está la mejor maestra de piano? Y alguien, que tenía su criterio personal, no quiere decir que no había otras lumbreras como Pérez Sentenat, como Olga de Blanck, Gisela Hernández, Ángela Quintana, que también daban clases. Pero el prestigio de Margot Rojas era enorme, porque había sido alumna de Lambert, un alumno de Frank Liszt y era como tener una transmisión con el siglo XIX. Margot era una nieta de Liszt, musicalmente hablando.

Fui a verla y Margot me dijo: "Tienes mucho talento, pero si no dejas la música popular, no te doy clases." Cosa que he pensado mucho, porque Margot respetaba mucho la música popular. Creo que Margot nunca dijo esa frase basada en ningún problema estético, ni siquiera técnico, creo que lo dijo desde el punto de vista social. Desgraciadamente ese tipo de expresión musical, se desarrolla por las noches.

Amaury Pérez. ¡Claro!

Frank Fernández. Está ligado el trago y el rigor está muy lejos de eso. Porque recuerdo que estudiaba muchas veces para tocar mejor, y si no iba al lugar un amigo o una amiga mía, apenas me aplaudían. Fíjate las claques, que así le llaman, existen desde la época de Liszt.

Hay una anécdota de Frank Liszt, considerado, por si acaso hay algún televidente que no lo sabe, yo sé que tú sí, el más grande pianista del siglo XIX, el más grande del mundo, y tenía su claque. Dicen que la claque de Liszt, era una viejita que cuando él empezaba a tocar, tocaba con mucha velocidad y llegaba un momento que la velocidad no le podía permitir tocar limpio, tocar bien, y la vejita, después de varios suspiros, se desmayaba. Al desmayarse la viejita, Liszt dejaba de tocar en el momento en que se iba a equivocar y socorría a aquella señora, lo cual provocaba una ovación aún mayor. Esto me lo contaron en Moscú, una nieta de Rachmaninov, y un un día, como él realmente era muy bueno, a la viejita se le olvidó desmayarse y entonces el que se desmayó fue Liszt. Pero la verdad es que las claques funcionan.

Uno de los aspectos a los que yo creo que Margot le hizo rechazo, fue a esa trasnochada, a esa falta de rigor, a esa falta, a veces, de valoración. No se va a escuchar música a esos lugares, no pagan una entrada para ir a escuchar música, pagan una entrada para enamorar, para distraerse, para emborracharse, y de paso por ahí está un pianista o un cantante o un guitarrista, que te hacen cositas dulces al oído que te pueden ayudar.

Amaury Pérez. Hablaste de Moscú ¿Cómo llega el estudiante de piano a Moscú y después llega a ser el primer pianista cubano que toca en el gran Conservatorio Tchaikovsky de Moscú?

Frank Fernández. Por Margot Rojas. Porque cuando Margot me hace ese planteamiento, más las experiencias de tipo social que te acabo de explicar, decidí volver a Mayarí, para luchar por conquistar a Margot y me puse a dirigir un coro de aficionados en Nicaro y Mayarí, esperando la primera oportunidad para volver a La Habana, para no tener que mantenerme económicamente de la música de los cabarets y de los clubes. Y lo logré cuando vino un director, Henry Mozzer. Como yo dirigía un coro, vine como alumno oyente, terminé en los primeros lugares de los alumnos oyentes, y con esas características que hacen los maestros en esos cursos, Mozzer escribió: Frank Fernández puede ser un gran director de coro, pero mejor pianista.

Entonces, como siempre o casi siempre pasa, como lo dijo un extranjero todo el mundo lo creyó, y me dejaron trabajar en el Amadeo Roldán de profesor asistente de Manuel Ochoa, el director del coro.  O sea, yo era alumno-profesor y Margot entonces me admitió en su clase.

Seis años después, en un concurso UNEAC pude ganar el Primer Premio, a pesar de ser el único concursante que no tenía un instrumento. Y el premio fue: tocar con la Sinfónica Nacional y 300 pesos, pero 300 pesos del año 66.

Amaury Pérez. ¡Era mucho dinero!

Frank Fernández. Muchísimo. Pero lo más grande, lo que sí fue muchísimo, es que era una beca en el Conservatorio de Tchaikovsky de Moscú. En ese momento y yo creo que hasta hoy dia, las dos cúspides del piano, eran la Juilliard de Nueva York y el Conservatorio de Moscú.

Y a Moscú pude llegar y pude encontrar al maestro y gran pianista, Víctor Merzhanov, que por suerte, había estado en Cuba como jurado del concurso y me admitió en su clase.

Amaury Pérez. ¿Cuántos años fue tu profesor?

Frank Fernández. Cinco años y medio

Amaury Pérez. ¿Y cuándo regresas a Moscú a dar un concierto en el mismo Conservatorio donde recibiste clases? Creo que más nadie lo ha hecho.

Frank Fernández. Yo la fecha no la recuerdo exactamente.

Amaury Pérez. Más o menos.

Frank Fernández. He estado ya cerca de diez o quince veces, de las cuales cinco o seis he tocado en la gran sala del Conservatorio, una de las seis mejores acústicas del mundo, y yo no conozco ningún otro cubano que haya tocado tantas veces. Considero que eso es un premio que me ha dado la vida.

Amaury Pérez. Pero la sensación de la primera vez, esa sí debes recordarla.

Frank Fernández. Sí, totalmente. Es una sensación entre placer y pánico extraordinario. La adrenalina en el techo, porque tú pisas y dices: aquí pisó Tchaikovsky, aquí pisó Rachmaninov, aquí pisaron Antón y Nikolái Rubistein.

Porque es verdad, han estado toda esa gente y entonces tú de pronto pisas ese mismo suelo y sabes que allá te queda el piano y empiezas a mirar los cuadros que rodean la sala. Está Beethoven, está Chopin, está Tchaikovsky, está Rachmaninov.

Es algo impresionante, es intimidante, pero a la vez es sensacional. A mí me gusta la adrenalina, no sé a ti. Creo que el pánico tiene ojos grandes y si tú logras dominarlo, ves mejor.

Amaury Pérez. Ahora hablemos del Frank maestro. Posiblemente no exista ningún maestro de piano en Cuba que tenga tantos alumnos laureados como tú. Y entre esos alumnos, laureados y aventajados, voy a incluir a prácticamente toda nuestra generación de La Nueva Trova.

Yo me considero alumno tuyo, Silvio se considera alumno tuyo, Pablo es alumno tuyo, Vicente, Adalberto Álvarez, la gente del grupo Manguaré, Pancho, en fin, todos somos alumnos de Frank Fernández. Pero ¿Frank ha recibido siempre el agradecimiento de sus alumnos?

Frank Fernández. Tú, si no pones la cosa mala no eres feliz. Un maestro tiene que quitarse un pedazo del alma para poder tener éxito con un alumno. Y yo siempre he dicho que a los maestros deberían pagarle diez veces más que a los artistas, porque el artista sale a la escena y si lo hace bien inmediatamente tiene un...

Amaury Pérez. Recibe una recompensa.

Frank Fernández. Total, total y rápidamente, hasta con la mirada de la gente. La gente te mira con amor y te aplauden con agradecimiento. El maestro se puede pasar cinco años, como yo me los he pasado, seis, catorce en algunos casos, preparando un alumno.

Si el alumno gana un premio es porque tiene talento y hasta algunos escritores importantes lo dejan escrito en los libros, y si el alumno no gana el premio es porque el maestro es malo.

Amaury Pérez. El maestro no lo enseñó bien.

Frank Fernández. Pero lo más terrible no es eso. Lo más terrible, en muchos casos, no en todos, es que cuando el alumno te necesita, tú eres su  papá, su mamá, su hermano, su tío. Trata de acercarse, te ayuda, te trae el vaso de agua, el café, quiere a tu familia. No estoy hablando de ninguna actitud premeditada en todos los casos, en la mayoría de los casos es una actitud natural de necesidad de acercarse a esa luz que le está dando el profesor.

Pero poco a poco, cuando el alumno va adquiriendo y va chupando, como una especie de vampiro, va chupando esa sangre y va aprendiendo, empieza a ver al profesor como la competencia.

Hay frases famosas de algunos de mis alumnos, de las más decentes, de yo decirle a uno, ya laureado. ¿Por qué no tocas esto así? Y me dice: Maestro, si es que ya todo lo hago igual que usted, ya estoy loco por hacer cualquier cosa, pero que no sea como usted.

Yo me quedé impresionado, no fue una bronca, no fue una actitud airada, no fue con desprecio, era una necesidad de ser él mismo. Entonces llega el momento en que esa necesidad de libertad, esa necesidad de sentirse otra persona, lleva a los alumnos hasta la traición. Y hablar mal de sus maestros y hacer cosas inimaginables.

Y casi siempre la gente más agradecida, en los casos en que hay mucho tiempo trabajando con los alumnos, no es el caso de ustedes, que yo te agradezco la generosidad, que fueron pequeños lapsos de tiempo, cuando hice tus primeros arreglos, ayudé a Silvio como productor. Yo te hablo de dedicarse muchos años a la preparación de un alumno, la traición de un alumno puede ser desastrosa, te puede dejar un año sin tocar. A mí me pasó. Yo estuve un año sin poder tocar el piano por una traición de un alumno, brillante alumno, excelente pianista, que llegó a decirle a un ministro de Cultura: el mejor profesor del mundo es Frank Fernández y entonces el ministro le dijo: sí, un pianista muy bueno. A lo que él respondió: bueno, pianista ya no tanto, porque empezó muy tarde, pero es el mejor profesor del mundo.

Eso fue hace más de veinte y cinco años y gracias a Margot y a mi madre, y a mi esfuerzo y mi sudoración, todavía puedo seguir tocando el piano

Amaury Pérez. ¿Las dificultades técnicas a la hora de tocar son las mismas para la música popular que para la música de concierto?

Frank Fernández. La pregunta es bien difícil. Existe el criterio de que la música clásica sí necesita una gran técnica y la música popular no. Yo pienso que la diferencia técnica entre la música clásica y la música popular no existe.

Lo que sí existe es que dentro de la música clásica, tocar Prokofiev, lleva unos parámetros técnicos diferentes a lo que es tocar Chopin. El sonido se produce de otra manea. El carácter expresivo de ese sonido, tiene que ser hecho de otra manera.

Igual, tú no puedes tocar un guajeo, tú no puedes tocar un son, no puedes tocar un changüi, (si los changüiseros permitieran que hubiese un piano) con la misma, -esa es una palabra francesa-, touché, el mismo enfoque, la misma forma de atacar que acompañar "Acuérdate de abril".

Amaury Pérez. ¡Claro!

Frank Fernández. O Pequeña Serenata diurna. Ahí hay diferencias técnicas, pero no son porque sea popular o sea culto. Es que el carácter de la obra artística implica una forma de tocar distinta.

Por ejemplo, Keith Jarret, la técnica de Keith Jarret le permite, y de hecho lo hace y lo está dejando grabado, tocar todos los preludios y fugas de Bach y tocar cualquier cosa jazzística, que está dentro de los llamados géneros de la música popular.

Chucho Valdés, que es un extraordinario pianista, tiene pasajes de una dificultad tan grande como una obra de Liszt. Cuado tú atacas un bolero, no es lo mismo que cuando atacas un merengue.

Cuando tú tocas a Mozart no puede ser tan violento como cuando tocas a Beethoven. Ahí están las diferencias técnicas. Pero yo estoy en contra de que en la música popular no hay técnica y que en la música clásica sí hay técnica. Eso nada más lo dicen los que son incapaces de hacer las dos cosas.

Amaury Pérez. Frank, en la música de concierto, ¿uno puede elegir con qué compositores se siente más cómodo?. Por ejemplo, yo te siento muy cómodo con los románticos, con Rachmaninov, con Tchaikosvki, con Chopin. ¿Uno puede decidir qué tocar o hay que tocar obligatoriamente a Beethoven, hay que tocar necesariamente a Prokofiev?

Frank Fernández. Yo creo que no hay ninguna ley que exija eso, ni siquiera un protocolo internacional que te lo exija. A mí me parece que hay algunos autores que sí son básicos. Yo creo que los barrocos, Bach, los clásicos, Mozart, Haydn, que están en la base, hay que conocerlos, sería útil tocarlos, aunque no sean los que mejor te salgan.

Y luego se pasa a los grandes románticos: Liszt, Chopin. A los de mucha contemporaneidad como Prokófiev, porque los aspectos técnicos desde ese horizonte tan amplio, te obligan a desarrollar un aparato de virtuosismo mucho mayor.

Sólo por esa razón a mí me parece que sería conveniente tocar diversos autores. El siglo XXI es el siglo del eclecticismo, la peste el que se parezca al otro y yo creo que esa cosa de dedicarse a un solo compositor no es posible y no está de moda.

Amaury Pérez. ¿Pero tú tienes tu preferido, no?

Frank Fernández. Sí, el último que toco.

Amaury Pérez. Imaginemos a un cubano, un pianista cubano, de Mayarí, graduado en el Tchaikosvki, que de repente va a tocar en el Carnegie Hall a George Gershwin ¿Cómo te imaginas que los norteamericanos, tan acostumbrados a oír un Rhapsody in Blue o El concierto en Fa te recibirían?

Frank Fernández. A mí me parece que me recibirían bastante bien. Pero la experiencia similar a la que tú propones, la tuve hace dos años en Moscú, donde me pidieron Rachmaninov, en la gran sala de Conciertos.

Amaury Pérez. Bailar en casa del trompo.

Frank Fernández. Y está considerado además, el más ruso de todos los compositores. Contrario a lo que mucha gente piensa, que es Tchaikosvki. Es Rachmaninov el más ruso de todos los compositores.

Y aquello fue una cosa muy difícil, pero yo sé que en este programa no se admiten otras cosas que no sean las buenas palabras.

Amaury Pérez. No, las malas también, aquí hay unos cuántos que han dicho las suyas.

Frank Fernández. Pero en cualquier momento sería bueno que vieses lo que pasó allí.

Amaury Pérez. ¿Qué concierto tocaste?

Frank Fernández. El segundo, además que es el más famoso.

Amaury Pérez. El más famoso, el más extraordinario. Particularmente yo no soy crítico de nada, pero para mí nadie toca el Nº 2 de Rachmaninov como Frank Fernández.

Ahora voy a dar un saltico rápido a un par de preguntas que me parecen esenciales. Tú, que todavía eres un hombre muy guapo.

Frank Fernández. Gracias, es que la maquillista es amiga de una amiga mía.

Amaury Pérez. Sí, y a mí me gusta celebrar le belleza femenina y la masculina también. Un día llegaste a la Escuela de Arte y conociste a la muchacha más bonita que había, por la que todos los varones en esa época suspiraban.

Incluso conozco a mucha gente que todavía suspira por ella a tus espaldas.

Frank Fernández. Todavía, todavía.

Amaury Pérez. Háblame de Alina, tu compañera, tu esposa y una persona sencillamente extraordinaria.

Frank Fernández. Bueno, Alina, en primer lugar, es eso que tú dijiste, una mujer muy bella, unos ojos extraordinarios.

Amaury Pérez. Los ojos de Alina.

Frank Fernández. Es una mujer muy bella. Pero también es bella por dentro. Tenemos 37 años de estar juntos y no te voy a negar  que hemos tenido muchísimas discusiones en estos 37 años, que de alguna manera yo he llegado a pensar que ratifican que todavía estamos enamorados.

Para mí fue una suerte encontrármela. Es una cellista fantástica, debería tocar todavía más. Toca, te puedo recordar y el público quizás la recuerde, en el arreglo que yo hice de "Te amaré", de Silvio.

Amaury Pérez. Bello.

Frank Fernández. Allí hace el cello Alina. Y ha sido una suerte encontrármela, que además me ha dado dos hijos.

Amaury Pérez. También músicos.

Frank Fernández. Que son excelentes músicos: Liana, pianista concertista y Frank Ernesto, oboísta.

Somos una pareja, que yo creo que ya no podemos vivir el uno sin el otro.

Amaury Pérez. Hay gente que dice que Frank es un hombre que a la hora de tocar lleva al piano vasos de agua, invoca espíritus, lleva amuletos. Yo no los veo en realidad o los pones en un lugar donde no se ven desde el público, pero me han contado tramoyistas, fíjate que no son dados a hablar de más, dicen que Frank está lleno de espíritus que los convoca al piano. ¿Es cierto?

Frank Fernández. Yo creo que los espíritus siempre han estado conmigo y siempre he sentido una presencia, sobre todo el espíritu de mi madre. Pero no los convoco de la manera religiosa que se acostumbra. No soy un practicante de ninguna religión en este momento. Fui monaguillo.

Y lo que el tramoyista te puede haber dicho, es un cenicero con agua que yo pongo, a veces, dentro del piano. Últimamente no lo estoy poniendo, porque un día se me botó uno y desgracié un piano en Moscú. Si volvía a llevar eso no podía tocar más. Yo no sudo las manos, sudo mucho el cuerpo, pero no sudo las manos. Y entonces utilizo eso para mojarme los dedos. Y de ahí, debe haber surgido esa anécdota, que tiene una base.

Amaury Pérez. Claro, porque hay agua.

Fank Fernández. Hay agua y yo, además, a veces lo he hecho delante del público. Y me gusta también hacerlo para que la gente goce, a la gente le encanta. Y en momentos comos estos en que se ha desarrollado mucho el asunto esotérico, yo no sé si es la necesidad de encontrarse a sí mismos o es miedo al futuro, pero toda esta onda retro que existe, a mí me parece que las religiones han tomado mucha fuerza. El ser humano como que se está de nuevo buscando. Quizás el desarrollo tan brutal de la tecnología, que deshumaniza cuando es mal utilizada. El día que tenga ganas de hacerme el santo, me lo hago, pero hasta ahora no he sentido la necesidad.

Amaury Pérez. ¿Y Cuba podría ser un talismán para ti?

Frank Fernández. Cuba es, Mayarí en primer lugar, el espíritu de mi madre, la Revolución cubana son talismanes poderosísimos, la fuerza que a mí me da sentirme cubano, porque yo me siento responsable de Cuba en muchos aspectos. No puedo hacer todo lo que quisiera. Soy muy criticón donde creo que debo hacerlo. Pero yo adoro Cuba y me siento un representante querido por el pueblo cubano y creo que eso es una responsabilidad extraordinaria.

Y tú no te imaginas cuando yo voy a salir a escena fuera de Cuba la fuerza que a mí me da saber que es posible que llegue la noticia. Aunque tú sabes que eso de que llegue la noticia... entre los pocos espacios que te dan y algún periodista que no te quiera, ya te desgraciaste.

Amaury Pérez. Y los dos minutos en el noticiero.

Frank Fernández. Incluso he tenido discusiones, porque he salido en periódicos importantes afuera, en la televisión afuera, y he ido a la embajada con el de Prensa Latina y le digo: ¡Oye!, ¿mandaste la noticia? ¡Mándala a la dirección de Juventud Rebelde, mándasela a Granma, dile especial para Granma, a ti te hacen caso!, porque a mí me gusta muchísimo que mi gente sepa que yo hice algo bueno fuera de aquí. Porque ahí están esos grandes talismanes, que son el amor recibido y que le tengo a este país.

Amaury Pérez. Muchas gracias, Frank. Muchas gracias por venir, de un alumno temporal siempre agradecido.

Frank Fernández. Muchas gracias

En el próximo programa Amaury Pérez entrevista a Carlos Junior Acosta. Usted puede escribirle a los realizadores del programa a través de los comentarios de esta página o al correo con2quesequieran@cubadebate.cu

Rafael Solís, director del programa; Fernández y Amaury Pérez.

Rafael Solís, director de fotografía; Frank Fernández y Amaury Pérez.

Frank Fernández

Frank Fernández.

Amaury Pérez, Frank Fernández y Arleen Rodríguez

Amaury Pérez, Alina Neira, Frank Fernández y Arleen Rodríguez.

CON 2 QUE SE QUIERAN ...

A.P.: Voz.
S.R.: Guitarra y voz.

Con dos de la misma celda o del mismo andén
con dos que alcancen el tope de la subasta
con dos que bailen sin casa en el mismo tren
con dos que resulten ser de la misma casta.

Con dos que entre tantos ecos se digan ¿quién?
con dos que se nos parezcan en la canasta
con dos que tengan el alma como de cien
con dos que se quieran bien, con dos que se quieran bien,
con dos que se quieran, basta.

AMAURY PÉREZ / La Habana / 2002

Se han publicado 84 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Spartacus dijo:

    Señór Carlos Ortega :

    !!!!!!!! Que no Panda el CUNICO !!!!!!!, que solo son comentarios diferentes a los suyos.

    Cada cual hace lo que mejor cree hacer. Usted tiene auto-asumido aqui un papel de "escudero" que espero que se lo remuneren de alguna manera, ya sea espiritual o de otra manera .

    Debiera entender que si una mujer (EVA) da una opinion, en primer lugar se le responde con respeto, con delicadeza, y segundo tiene tanto o mas derecho de emitir su parecer que quien solamente se dedica a elogiar, tirar flores, pues de las criticas es de donde se nutre el desarrollo, no de las adulaciones .

    Me cae una duda , Usted entendió la entrevista con Frank Fernandez ??, (ahi esta literalmente); se llevó el mensaje de la "Claque" ??. Creo que ese si es un buen ejemplo de por qué hay que ponerlas, para que las vuelvan a leer .

    Que dice usted cuando trata de generalizar que el "Gusto y aceptación por el programa" ha sido ampliamente emitido aquí, ??????, me pregunto ya hizo Usted un survey o encuesta ??, O será que NADA MAS trata de generalizar el hecho de que solamente un segmento de la poblacion (profesionales) que son los que aqui opinan , es donde mayoritariamente tiene aceptacion el programa de marras ??, peca usted entonces de absoluto, intencional o no .

    La TV moderna graba paquetes.......???, no se a cual TV usted se refiera, pues la practica moderna es grabar unos 3-4 programas, emitirlos, ver reacciones, medir raitings, y despues ajustar lo que no funciona y seguir produciendo o desechar la idea . Esa costumbre de hacerlo tipo loganizas ya no es economica, ni siquiera las fanosas temporadas iniciales se hacen completas, solo 1-3 episodios pilotos para ver que hay que ajustar, nadie la hace completa, pues, que tal ?????, y si resulta un fiasco quien paga por eso ??. Pero ya se sabe que si Usted hace algo y tiene tan buena prensa con usted a su favor desde antes de empezar a emitirse, pues por lo menos tendrá aceptacion en un segmento, y eso señor se llama tomar ventaja.

    A usted no le gustó la teleserie Diana, se atreve a criticar al realizador Rudy Mora, es su derecho de hacerlo, pero de ahi a querer "decirle oprobios" , HUM.... Usted necesita ver bien lo que escribe .

    Ahi esta un ejemplo . Yo me pudiera preguntar, por qué a Rudy (a quien no conozco personalmente, ni soy su pariente, ni amigo, ni siquiera su vecino) con tantos exitos que ha tenido, no ha obtenido tan amplio respaldo en los medios, entrevistas, transcripciones literales, en fin buena prensa, etc,etc ; pues no es solo "Diana" que gustó mucho, que le digo que no era mas que un reportaje cruel de lo dura que es nuestra vida, si no son muchos otros contenidos que le agradecemos. Creo yo que a lo mejor en su equipo de realización o produccion no incluyó a gente de los medios, pero estoy seguro que no los necesita, como igualmente es el derecho de cualquier realizador a incluir a quien quiera o necesite en sus producciones . Mire Usted, a mi no me gustó el programa de Alfredito, pero, a muchisimas señoras sí y conceptualmente es un programa igual a este de Amaury, o si no veamos, Alfredito tenia o NO el mismo proposito, igualmente de entrevistar artistas importantes, que a usted le guste o NO, como lo hace saber, no debe ser la razon para demeritar esa produccion que seguramente quienes la hicieron tenian igual de buenas intenciones que tiene ahora Amaury Pérez . Entonces ?.

    Que critiquen algo que a uno le gusta debe ser aceptado, no creo para nada que deba convertirse en una especie de Boticario para repeler o burlarse de otros, recomendando el consumo de una medicina, hum, que quien sabe donde aprendió que existía, al final cayó en el cliché del programa "La dosis...." .

    Por lo demás lo mejor que tiene este sitio es que uno se expresa a favor y otros en contra, pero para mi no es este programa nada novedoso conceptualmente, tiene buena factura, pero no es el non-plus ultra de la TV cubana y mire trilla en esquemas, lo cual, por ejemplo no hizo su criticada Diana .

    Saludos de este gladiador de la vida. Gracias a Cubadebate por dejarme opinar .

  • Antonio Lemus Nicolau dijo:

    Maestro Amaury:
    Gracias por brindarnos algo distinto, educativo, refrescante, instructivo
    y culto. Con dos que se quieran vale la pena.
    Mil gracias,
    Antonio Lemus Nicolau
    Gibara

  • yayi dijo:

    El programa de Amury esta interesante; pero no debieron cambier a piso 6 por ese programa.

  • Ramoncito de Cemento dijo:

    Muchos y diversos comentarios...eso es un buen síntoma, estamos solo en el inicio de la serie y ha empezado bien...eso es lo más importante,pueden existir detalles y de hecho los hay, pero del sol lo más importante es su luz.
    Mi mayor expectativa con este Programa es seguir viendo a personas que han sido o siguen siendo mis ídolos, así, como personas, con sus virtudes y defectos...no me interesan los chismes, me apasiona como han enfrentado y siguen imponiéndose a los Retos de la vida y si ese diálogo se logra mediante una conducción sobria, inteligente y muy humana, entonces será una suerte acomodarse ante la TV cada martes.
    Mi agradecimiento y el de mi familia por este empeño de todo el Colectivo de realización y salud a los invitados.
    Ramoncito de Cemento

  • Eva dijo:

    Hola Sr. Carlos Ortega, que me presume hospedada en Santa María del Mar, ajena a los vaivenes del siglo XXI. Darling, no todos los programas se graban de un tirón, porque los telenovelones de TV O Globo, por ejemplo, representan una inversión enorme de $ y se van perfeccionando (o tratando de hacerlo...) después que un número de capítulos han pasado la prueba de fuego con el público... Sobre los programas de entrevistas, dudo mucho que una dama excesivamente profesional como Oprah grabe un paquete de 10 programas de un tirón, pues aquella (la verdadera TV americana) tiene excesivo respeto- y soporte- hacia la dinámica de una sociedad (cruel, no lo neguemos) que te alza y te tira con la misma disposición.
    Te cuento que la Sra. Barbra Streisand, por ejemplo, fue a un programa de Oprah a dar lecciones de ecológica sencillez. Sabes qué hizo Oprah? Decirle a todos que el micrófono que usaba la Gran Dama no era el del programa, sino uno de tonalidades coralinas para que hiciera juego con el decorado del estudio y con el vestuario de la diva; y acto seguido comenzó un sinfín de sanas y divertidas acusaciones sobre los daños causados en la ladera de una montaña, porque la BS se diseñaba entonces una mansión con vista perfecta al Pacífico... Esto es frívolo, sin dudas, pero siempre recuerdo a Agatha Christie cuando decía: quién quiere un mundo sin estrellas de cine y limos?; al margen de que, como humanos, también nos horrorice la miseria que corroe al mundo. Pero de filántropos mirando al mundo pobre desde los balcones de Hilton, ya una está harta...
    Retomo a Streisand, a quien Amaury adora: el cierre fabuloso de la fábula, valga la relativa redundancia, es que Streisand graba luego un excelente disco con la pianista de jazz más adorada en NY City, y a uno tiene que darle lo mismo si destruye laderas o utiliza micrófonos de siete colores...
    En cuanto a mi medicación tomo Prozac (como Oprah...), y como Garland tal vez un día responda a tu llamada telefónica o email diciéndote: Hoy por la noche veré el programa de Amaury y luego me voy a suicidar.Pero mientras tanto vivo, pienso y no halago gratuita y tontamente como hacen casi todos.
    En el fondo, Amaury agradece rosas con espinas; las de papier maché son-eran para admirar cuando venían de las manos de la gran Antonia Eiriz, no de los labios de diletantes y aduladores que nada mejoran con sus caricias poco sustentadas...
    Loves, para tí y para Amaury
    Eve.

  • Eva dijo:

    Y gracias Spartacus, por comprenderme un poquito mejor.
    Con dos que hagan la diferencia es suficiente, mucha suerte en tu vida
    Eve

  • Amaury Pérez dijo:

    Queridos y respetados foristas: No es mi intención ni la de mi equipo agradar a todos (por cierto y valga la aclaración nadie del equipo de "Con 2 que se quieran" escribe aquí ni opina a favor mío eso lo tengo completamente comprobado y es cuando menos una injusticia que lo sugieran)
    El Maestro Julio García Espinosa en su ensayo "Por un cine imperfecto" dice y cito: "La verdadera tragedia del artista contemporáneo está en la imposibilidad de ejercer el arte como actividad minoritaria". Esto lo explica todo según mi punto de vista, coincido con él y a buen entendedor...ya sabemos como sigue el refrán. El arte para minorías también es válido, cada cual sigue su camino.
    Creo que puede resultar de utilidad recordar algo; hace 14 años hicimos un programa de entrevistas llamado "Muy personal" con características similares a este, hasta ese momento la TV no tenía un solo programa de entrevistas así...después ha habido una suerte de hemorragia incluyendo algunos mencionados aquí.
    Como ya he dicho otras veces yo no controlo los comentarios de Cubadebate, ni diseño la barra de programación de la televisión, si algunos prefieren detenerse en eso están escribiendo al sitio equivocado. Son maravillosas TODAS las opiniones porque independientemente de que sean positivas o negativas para el programa son un indicativo de que no los ha dejado indiferentes y eso ya es un logro. A unos les gusta (la mayoría) y lo defienden y otros lo agreden (esos son minoría por lo que leo) y lo comparan descalificándolo, ni modo como dicen los mexicanos, algunos lo verán y otros ahorrarán electricidad (que bien cara que está) o cambiarán el canal, así es la TV. Los juicios y ataques personales los paso por alto, así estamos en este país, pegándonos los unos a los otros y eso no lo puedo corregir yo desgraciadamente.
    Las referencias a los tennis que llevo mas de 30 años usando (que no son zapatos) y la corbata mal puesta no les dedicaré ni un segundo mas UFF!!!!! ya les dediqué demasiado tiempo.
    Gracias a los que me quieren y gustan del programa, para los otros mis respetos.
    P.D El "ataque" a Arleen Rodriguez Derivet extraordinaria periodista y miembro del equipo de "Con 2 que se quieran" me parece desafortunado, indelicado e irrespetuoso, claro, eso sí, muy acorde con los tiempos que corren.

  • Carlos Ortega dijo:

    Mira Spartacus, yo si me he vuelto asiduo a Cubadebate y hace como un mes más o menos con un tema parecido , comenzamos a opinar y al principio hubo sus divergencias fuertes ,porque sabe lo que pasa ,no hay modo más impersonal de expresar un criterio o de conversar que el escrito ,yo puedo escribir con una intención y la otra persona leerlo con otra y es donde se arman los dimes y diretes.
    En aquella ocasión aclaré que yo soy un cubano relloyo y como todo paisano que se precie de serlo, el choteo esta implícito en lo que decimos, si escribir aquí me va a causar estrés le juro que ni a la página llego.
    Hay una frase contundente que dice “No tomarlo todo al pie de la letra” y ya ve, usted lo tomo.
    A la señora Eve ,trate de ver si se reía y levantaba el animo ,porque por mi profesión tengo conocimientos de psicología y le digo que realmente se declara pesimista y muy negativa ,el medicamento por supuesto no existe y en cuanto a la opinión de ella es bien superficial y poco sustanciosa.
    Yo como parte de mi ética personal siempre me he preciado de No opinar de lo que no se en los aspectos técnico, artístico o científico.
    Yo no se cual es su profesión (me imagino que no sea gladiador) (esto es broma)
    ¿Se imagina usted que yo de una opinión destructiva con respecto a lo que usted hace y acto seguido en la próxima oración le diga que yo soy un neófito del tema?
    …..apasionado frente al teclado, aunque no excesivamente limpio…

    Mi amigo gladiador, porque ya usted es mi amigo, no a Frank Fernández, Mozart, Chopin, caen en convulsión si toman en cuanta una opinión tan fatua y superficial.
    ¿Usted se imagina con cuanto amor una persona se sienta a hacer su trabajo, para qué venga alguien que se declara públicamente que no sabe nada de eso y le diga que usted lo hace mal? Óigame, si en eso no hay maledicencia, no se como se llama.
    Yo se que usted ama la Pelota, cuando un lanzador gana un juego lo ponen por las nubes ,como paso en este ultimo Play Off, pero si en el ultimo minuto los nervios lo traicionan ,se coloca en una posición técnicamente incorrecta ,lanza y pierde el juego o no batea .
    ¿Usted cree que es justo que cientos, miles de persona se levanten como consumados jugadores de pelota y lo hagan rasiones de picadillo extendido?

    Con respecto a la palabra oprobio si se remite al DRAE vera que tiene muchas acepciones, pero además los cubanos la usamos tan comúnmente como la más natural del mundo, no me diga que usted no ha escuchado decir…
    …Fulana tenia que llegar a las 7 y ya son las 9, cuando llegue le voy a decir oprobios…y cuando la ve le dice… ¿Qué te paso que te demoraste tanto?

    De la serie DIANA, yo no se si es inseguridad, miedo pero que trabajo le cuesta asumir la realidad del cubano medio a los realizadores del patio, se van a los extremos, o a la vida de los empresario o gerentes o a la marginalidad más rancia y deprimente y todos los cubanos sabemos que las dos cosas existen, pero la media no vive así, somos gentes pobres , vivimos casi todo en convivencia (abuelos, hijos y nietos) pero tratamos de hacerlo en armonía con lo poco que tenemos, la inmensa mayoría no vive en ese desatino que era la serie y el movimiento errático de la cámara ,a lo mejor fue un recurso que se pensó que iba a aportar algo, pero no lo hiso.
    No voy a poner el nombre porque no quiero perjudicar la opinión que me dio una de las actrices más famosas, buenas y experimentadas que trabajo en la serie, pero todo lo que expuse arriba, casi me lo comento ella.
    …. “Eres polvo en el viento”…dígame de corazón cuantas veces usted a escuchada semejante frase en la boca de un cubano.
    Yo creo que la honrosa acepción fue “La cara oculta de la luna” que precisamente toco la media de como somos la mayoría de los cubanos, no los extremos, que siempre son malos.
    Yo tengo muchos amigos, vecinos y muchos compañeros de trabajo, nadie me habló bien nunca de DIANA, si dos lo hubieran hecho, le juro que lo ponía en estas paginas, pero no fue así.
    Si usted se entera que por opinar pagan algo, compadre póngamelo a la velocidad de un cohete en un comentario, ah... Y con la dirección y todo, que el dinero nunca viene mal.
    Creo que con programas pilotos, o sin ellos ya lo que estamos viendo hecho esta, si relee el ultimo párrafo de lo que escribí, vera que ese calificativo rimbombante que le di a Amaury, es puro choteo cubano del sano, porque, que más le van aponer la gente (lo de impartir el seminario, si lo mantengo)
    Aparte de la profesión que ejerzo y amo tanto ya por 33 años, soy Locutor Graduado asentado en el libro de tomo y folio del ICRT, mi curso duro un año y mis profesores fueron: Nelson Moreno de Ayala y Orestes Martell, dentro de la locución se dan varias especialidades, a la animación se le pasa por arriba a la velocidad de un disparo.
    Por eso es que vemos actores (lo hacen terrible, la locución tiene su técnica que no tiene nada que ver con la actuación) o a locutores aferrados a un libreto, rígidos, tensos, sin la gracia del cubano de una Consuelo, de un Cepero , de un Pinelli o la elegancia y naturalidad de una Dinorah del Real ,una Eva.
    En fin creo que si se lo proponen ,si se puede.

  • riera2348 dijo:

    En realidad tengo animadversión hacia Amaury solo me gusta una canción de su autoria y de su interpretación, buscando algo de mi interes en cubadebate tropiezo con “El pánico tiene ojos grandes” 65 comentario ¿? Lo hicieron tiritas de cuero….. ¡!...... ja,ja,ja, yo solo vi un fregmento en el que el maestro relataba los periplos que pasó para llegar a ser musico …….
    Un colega de trabajo en una oportunidad expreso “Tantos pies caminando hacia el mismo lugar no pueden estar equibicados” no me quedó mas remedio que llerlos casi totos sin llegar a leer el libreto del programa despues lo haré, pero si es hora de dar mi criterio.
    No es necesario repetir frases elogio, criticas pero me veo en la necesidad de parafracear ….. amaury te soy sincero desde ahora dejé a un lado cierto recelo hacia tu persona…..!Por fin se puede ver algo nacional de buena factura en la tele!......... ……..Es maravilloso poder dejar a un lado los quehacer nocturnos para disfrutar de tan maravilloso programa……..
    Amaury….Estoy sonriente en los programas porque…o el invitado dice algo que me da risa (puede ser tonta mi risa) o se me va, en la sonrisa, la felicidad que siento cuando estoy cerca de personas a las que amo y admiro……
    …………..Con respecto a mi vestuario debo decir que es el mismo durante los ¡60 programas! es una suerte de equilibrio entre los invitados que asisten de “etiqueta” y los que van de “sport” es casi un uniforme. Bueno muy bueno buenisimo. Sigue siendo tu.
    …. gracias a las otras personas que hacen posible que salga a la luz ese espacio…………….
    …………Es bueno que nuestro pueblo vea y oiga de sus artistas e intelectuales el apoyo a la patria y a la Ravolucion…… Ya esto es un poco de lo de siempre, por que mezclar el Arte con la politica si el arte es politica intrincesamente escrita esculpida o grabada si accedes a esto es ….. teques, mala entrevista, mala cultura y mala dicción, Resulta un buen cauce por donde corren las expresiones e ideas de las opiniones aquí escritas y respectoa a… Spartacus dijo:…… sigo pensando que no es correcto tomar ventaja de un medio como Cubadebate para publicar textual e integramente una entrevista aparecida el día anterior en TV……..
    Marta Carreras dijo:……Bella entrevista. Gracias a Cubadebate por darnos a los que estamos lejos, la posibilidad de acceder a ella…….y yo agrego y a los que estamos serca tambien espero que como Enmanuel: Ese es el gran reto, son 60 programas, sea un lugar que llene este debate.
    Me quito el sombrero, quedan 58 por disfrutar no sedas en tu forma es tuya y nadie debe quitartela vistete como siempre, se tu mismo ahora mira sin haber visto tu programa llegastes a mi, empiesas a tener otro televidente más

  • yarelys dijo:

    Gracias Amaury por tan buen programa, me gustas como musico y me gustas como conductor, solo una pregunta: ¿en alguno de esos 60 programas entrevistas a Liuba Maria?, espero que si, se que son grandes amigos pero se sobre todo lo inmensa artista que es, nuevamente gracias.

  • Carlos Ortega dijo:

    Mi última opinión:
    Estimado Amaury, como estoy de certificado medico, pues le puedo dedicar tiempo a esto y veo ya en su última intervención pequeños atisbos de malestar (está en todo su derecho).
    Yo soy de sus admiradores y …No lo van a impedir…como dice la canción.

    Usted se queja de que han tomado su espacio (entre ellos yo) para bombardear otros programas de TV, otros estilos de conducción, en fin nos salimos del tema, cosa muy común en la conversación del cubano, (empezamos muchas veces hablando de La Torre de Pisa y terminamos hablando del queso Parmesano) así que no se asombre que lo hagamos aquí, porque lo hacemos con todos los temas.
    “Con 2 que se quieran” va a marcar un antes y un después en la realización de la TV cubana y no va a ser el hecho del programa en si mismo, sino esta idea, que no se si se le ocurrió a usted o a las personas de Cubadebate .
    La posibilidad de al día siguiente confrontar con el realizador de un programa y decirle lo que si o lo que no nos gusto de su espacio.
    Eso nunca en 51 años de Revolución lo habíamos podido hacer, teníamos que ver lo bueno y lo malo, a pesar de decir en el ICRT que existía un departamento de Opinión Publica y de dar reiteradamente números telefónicos para opinar.
    Esta persona que le escribe terminó siendo un gran amigo de una de las muchachas que atendía el teléfono, nunca me complació en nada, me explico porque no me complacía, me preguntó mi profesión, se la dije y termine atendiendo a su papá como paciente mio.
    Programas de entrevistas, buenos animadores y buenos entrevistados van y vienen, solo el tiempo se encargara de decir si fueron buenos o no y si tuvieron el merito suficiente para cuando se haga la segunda parte de... “Hasta el ultimo aliento”… estar en ese resumen.
    Recuerde que solamente es la opinión de menos de un centenar de cubanos, creo que no somos ni un 1%.
    Pero el hecho solamente de instar a otros realizadores a que pongan su obra a consideración del publico para el cual trabajan y no para la critica ya de por si es un gran merito y un logro ,ojala otros realizadores lo imiten .
    Le deseo Amaury mucha suerte en su vida personal y profesional a usted a las personas de Cubadebate y mucha salud ,amor y éxito a todos los que escriben ,hasta siempre .

  • Amaury Pérez dijo:

    Estimado Carlos: Lamento haberle dado esa impresión pues nada dista mas de la verdad que estar molesto con sus comentarios especialmente ni con los de nadie y estoy siendo honesto. Cuando yo comenzaba a guitarrear mis padres temieron que fuera un blanco fácil con la vida expuesta de los artistas es por eso que nunca apoyaron ni estimularon mi naciente veta artística, cuando decidí salir al ruedo público con mis trémulas cancioncitas hace 40 años (ya ve que hay alguien que me tiene hasta animadversión y lo publica) sabía a lo que me exponía, con los años mi carácter se atemperó y lo que antes me lastimaba hoy me arranca una sonrisa muchas veces compasiva porque la televisión es algo que creemos y debe ser así, nos pertenece. La idea de publicar íntegramente las entrevistas como un experimento nació de la dirección misma de Cubadebate no es mía pero la aplaudí y nos arriesgamos, ojalá que no se malogre y se extienda a otros programas, creo sinceramente que es la pretensión de los compañeros que laboran incansablemente en esta web. Yo dije en algún programa de TV previo a la salida de Con 2 que se quieran que quería que hubiera un diálogo interactivo sobre cada programa, lo estoy cumpliendo e intentaré continuarlo aún si los ataques y ofensas personales arreciaran y todo parece indicar que sí porque cuanto mas éxito tenga el espacio los detractores aumentarán. Le he pedido gentilmente a los administradores de la página que publiquen todo porque de esto se trata la aventura que asumimos juntos.
    No se sienta mal por mi, creo que estamos haciendo algo por nuestra cultura, es un esfuerzo modesto ya lo sé, pero necesario.
    Lo respeto y le agradezco su participación. Continúe por aquí, todos a nuestra manera somos gladiadores ¿o no?

  • Ana Antonioni dijo:

    Hola, abro el foro y lo de siempre: una persona, Carlos Ortega, tratando de asumir el liderazgo y de hablar por todos, cubanos o no... Sus quince minutos de fama.
    Te dediqué poco tiempo, pero creo haber leído que eres locutor, presumo que graduado en un curso de habilitación emergente. Ojalá tengas una buena voz; revisa ese 1 % del que hablas, porque estás out en Matemáticas, y lo del antes y después en la TV cubana Amaury no desea escucharlo.
    Por favor, agradezcamos el programa, no hablemos en nombre de todos, y lleguemos a un acuerdo no tácito: es correcto, tiene estilo y con mucho va más allá de lo que usualmente se ve y escucha.

    Ahora hago como el famoso personaje de la película que me ha servido como base de identificación: desaparezco y doy paso a las estrellas. Pero la historia del cine moderno, comenzó a escribirse con esa desaparición. Joke.

    Ana A.

  • Carlos Ortega dijo:

    A petición del público.
    Cuando ya pensé que esto se había acabado (Amaury, amigo, preparece para lo que viene, si esto es con dos emisiones, cuando este en las ultimas, el sitio se llamara en vez de Cubadebate , Cubaencombate)
    Aparece “Elsa la Lista”, perdón este es un cuento de los hermanos Greem, la señora es “Ana la Lista”
    ¿Ana, usted se puso los espejuelos cuando leyó las cosas que escribí? le voy a cortar y pegar algunos fragmentos para que vea, que me llevo contra la pared.
    …..no somos ni un 1%......
    Creo que matemáticamente hablando menos de un centenar de personas opinando son menos del 1% de la población cubana o extranjera.

    ….Aparte de la profesión que ejerzo y amo tanto ya por 33 años, soy Locutor Graduado…..
    ……me preguntó mi profesión, se la dije y termine atendiendo a su papá como paciente mio……
    Anita ,estas fueron las cosas que dije de donde se deduce que no ejerzo como locutor ,le voy a dar una pista a ver si cae ,en mi profesión las matemáticas (que las respeto mucho)se utilizan ,pero tenemos un dicho que dice y siempre lo usamos 2+2 no siempre son 4 ,a ver un esfuercito mental ,..Adelante ..empieza con M…y termina …con ..A.
    No, no es mecánica, fallo “Anita la lista” en mis 33 años de profesión he tenido cientos de minutos de fama, que más que eso yo llamaría regocijo.
    Una vez iba caminando por la calle y me viene para arriba una señora canosa con una muchachón como de 19 años, se me pararon delante y la mujer me dijo media emocionada: ¿se acuerda de él? Que pena, lo mire, lo remire, pero nada, con la cabeza le dije que no, pero empecé a mirarle la mandíbula al muchacho que la tenia un poco prominente y se reía con picardía.
    Este es “Manguiche”(por lo del mango como le decimos los cubanos a la mandíbula) y así le había puesto yo hacia como 14 años a un niñito que me trajeron entre la vida y la muerte y lo salve.
    Anita, yo no necesito de 15 minutos de fama, era “Manguiche”en ese momento yo me sentí, mas famoso que Pavarotti, que Placido Domingo, hasta que Amaury vaya.
    Ahora le voy a cortar y pegar un pedacito de lo que usted puso para qué lo relea.
    ….. Por favor, agradezcamos el programa, no hablemos en nombre de todos, y lleguemos a un acuerdo no tácito: es correcto, tiene estilo y con mucho va más allá de lo que usualmente se ve y escucha….
    ¿Anita, tu eres demócrata o republicana, quien te dio la potestad a ti para decir lo que tenemos que poner o no?
    Me avergüenza y me abochorna imaginarme que podrán pensar las personas sensatas que lean estos encontronazos entre cubanos de nosotros ,que siempre hemos estado unidos para muchas cosas y ahora no sabemos ni participar en un fórum de este tipo ,no respetamos los criterios ajenos ,ofendemos arremetemos contra el que no piense como nosotros ,que vergüenza me da.

    Y en el caso suyo, peor, porque tengo la certeza, y aquí lo pruebo, que ni lo que escribí leyó bien, yo pienso que a la que le hacían falta 15 minutos de fama era a usted.
    Mis colegas en jarana me dicen, que equivoqué la profesión, debí ser abogado, porque si me dejan hablar, no me matan.
    “Ana la lista” usted a sido la única que descubrió la sorpresa que teníamos tan bien guardados todos, en la próxima edición del martes saldrá:
    “Con 3 que se quieran” ,seremos Amaury, Carlos Ortega y el entrevistado, mire que usted es “lista”
    Si me encuentra un poco payaso, es una lastima que no le pueda enviar a este sitio fotos disfrazado de payaso, a cada rato lo hago para entretener a los niños con enfermedades terminales y como se ríen, que famoso me siento cuando lo hago ¡Ay Anita, no sea tan lista!

  • Spartacus dijo:

    La REAL ACADEMIA ESPAÑOLA (DICCIONARIO DE LA LENGUA ESPAÑOLA )- Vigésima segunda edición, dice de "oprobio" : 1. m. Ignominia, afrenta, deshonra.
    (ahi doy el link : http://buscon.rae.es/draeI/SrvltGUIBusUsual?TIPO_HTML=2&TIPO_BUS=3&LEMA=oprobio)

    Me suena un poco falso, como alguien afirma en este foro, que los cubanos nos digamos "oprobios" comunmente , es verdad que no hay mucho respeto en las calles en estos tiempos, eso si mucha agresividad, pero no creo que lleguemos a tanto, es mas no me parece haber escuchado que los cubanos usemos comunmente esta desgradable palabra (oprobios), será ??, pero bueno ya se sabe que por ahí hay cada inventos ( de entre los mas comunes : "implementar" por "instaurar", sustuir "demasiado" por "mucho", decir "dar lo mejor de Sí" en primera persona y en vez de "he dado lo mejor de mí", etc,etc).

    Por lo demás veo que somos unos cuantos más los gladiadores de la vida, entre ellos Amaury, me alegra, unos a riposta y otros al ataque (debiera ser al revés, UHM ?) .

    Me gustaría en lo personal que Amaury se preservara un poquito, se contuviera un poquito, que no se exponga tanto al ruedo del foro, deje Usted opinar en contra y a favor de su programa(total hasta ahora los a favor van delante) pues ademas expresa cosas como "........La idea de publicar íntegramente las entrevistas como un experimento nació de la dirección misma de Cubadebate no es mía pero la aplaudí y nos arriesgamos......", dejelo ahí.

    Creo que conoces bien las reglas de los foros, y no puedes estar afirmando que todas las opiniones se publican aqui porque le pedistes a Cubadebate que lo hiciera, eso no hay que pedirlo en este foro, pues Cubadebate lo ha hecho desde su pagina numero 1, y van por 629 paginas, manteniendo invariablemente esa premisa, publican a favor y en contra de los contenidos que se publican. Afirmarlo te da un dominio de este sitio que no es correcto expresarlo.

    Pero solamente es mi opinion, diferente, sin agredirlo, pues no le deseo nada malo, ninguna herida por gusto; a mi nunca me ha dado ni "repulsa", ni "animaversion",ni mucho menos he pensado nunca en decirle "oprobios" ni mucho menos, lo veo emprendedor, gladiador, contra corriente en muchas ocasiones.

    Porque Usted ( Amaury ), Usted si sabe lo que ha sido batirse en un coliseo, contra corriente, o NO ?, o es que nos vamos a olvidar que te rechazaron en un tiempo ?, aunque eso fuere "por ley de la vida", no porque haya sido solo contigo, pero eso para mi merece mucho respeto, que es lo que vale, tienes tus propias heridas , por eso no te expongas mas en el foro. De gladiador a gladiador es mi consejo. Dejanos el foro a los foristas, te pudiera parafrasear en "Ave, Amaury, morituri te salutant" . Y fijate no soy de los que te ha hecho trizas ni de los que te han endulzado con comentarios (ni soy del giro artistico, ni te cononozco personalmente), solo dije lo que dije en relación a la publicacion integra de tus entrevistas, pero para eso es el foro, para decir lo que opinamos.

    Gracias y no creo que vuelva a intervenir en este tema, sobre este contenido , pues se pone muy algido, no me gusta el rumbo que coge, y pudiera mal interpretarse algo de lo que se pone y con ello entrar a participar gentes que producen contenidos en este sitio y no me gusta contrapuntuear con otros que no sean foristas....

    Gracias Cubadebate, mantengo mi fe en tí .

  • elena dijo:

    Para mi a sido genial tu programa,desde niña siempre te he visto vestido de la misma forma, creo que ya forma parte de tu personalidad, sigue siendo cada vez mejor comunicador pues lo llevas en la sangre FELICIDADES

  • Amaury Pérez dijo:

    ¡Seguiré su consejo Spartacus y al pie de la letra!...si puedo... a mi me encantan los foros de opinión. Gracias Elena, Abrazos a todos y hasta cada martes.

  • Dr Pedro Rdguez Fonseca dijo:

    Soy admirador delprofesionalismo,calidad artística y revolucionaria de Amaury y nunca dudé que su programa Con dos que se quieran, sería un éxito absoluto.
    He seguido con sumo interés cada una de las magníficas presentaciones y paradojicamente,sólo había dejado de ver,por razones de trabajo,la correspondiente a mi querido amigo el maestro Frank Fernández,lo que finalmente pude conocer por email.
    Frank,sin duda alguna, uno de los más grandes concertistas del mundo de los siglos XX y XXI,desbordó cubanía,cultura,capacidad de comunicación,simpatía,revolución.
    Frank y Amaury,nos demostraron ,que han hecho verdaderamente propio,el
    apotegma martiano :La modestia,he ahí el mayor de los talentos.
    La entrevista fué simplemente un concierto de buen hacer,que nos desborda de orgullo por cubano.
    Los felicito a ambos y les garantizo que mi pueblo los ama

    FONSECA.

  • osmar dijo:

    son exelentisimas las entrevistas,el mundo de hoy nesesitas personas con
    talento
    como tu hijo ilustre de mi admiradora de todos los tiempo consuelito
    vidal,que
    dios la tenga en la gloria,sigue tu amauri con el talento que traes en la
    sangre
    de tu progenitora.tu admirador osmar

  • Norelis Ramos dijo:

    Hola!

    Soy del municipio Cauto Cristo en la Provincia Granma.y e tenido la dicha de ver su programa.. Pienso que es un éxito, me ha encantado…ahora vale la pena sentarse los martes frente a la tele a disfrutar de tan buena entrevista.
    yo personalmente lo felicito y le doy gracias por tan maravillosa idea y tan buen gusto para decorar, créame que si su madre estuviera entre nosotros se sentiría orgullosa de tan buen trabajo que esta realizando…acá en mi trabajo se habla de su programa y todas son opiniones positivas…espero que siga así. Mis saludos
    Norelis Ramos

  • Cary Martçinez dijo:

    Estoy fascinada con el programa "Con 2 que se quieran". Amaury pone de manifiesto lo buen comunicador que es. Hay muy buen gusto, desde el maravilloso tema musical, hasta la sencillez de las personalidades invitadas. La entrevista transcurre de forma tan amena que el televidente se queda con ganas de saber mas y aprender.
    Muchas gracias por brindarnos ese programa con tanta calidad, ojala se mantenga por mucho tiempo.
    Felicidades a Amaury y al equipo de realizacion

  • Cary Martinez dijo:

    En mi comentario anterior olvidçe escribir que el programa con carlos Acosta me llego al corazon y el Reinaldo me conmovio mucho.tambien tengo en mi preferencia el Choco.
    estoy interesada en saber si los libros de Amaury estçan en venta, nunca he podido comprarlos

  • camila dijo:

    FRANK : APROVECHO ESTE ESPACIO PARA EXPRESARTE LA ADMIRACIÓN QUE UNA CUBANA DESCONOCIDA SIENTE POR TI, COMO ARTISTA Y COMO PERSONA. NO TE CONOZCO PERSONALMENTE, PERO TRASMITES UNA IMAGEN SENCILLA, PATRIOTA, CUBANA... ADEMÁS DE TU TALENTO, CLARO. POR ESO NUESTRO PUEBLO TE RESPETA
    POR SUPUESTO QUE NO PODÍAS FALTAR EN ESTE PROGRAMA, DONDE LAS ENTREVISTAS ESTÁN MUY LEJOS DE CHAVACANERÍA Y SUPERFICIALIDAD.

  • Amaurys Vazquez dijo:

    amaury. soy cubano y por casualidades de la vida tengo tu mismo nombre aunque con una (s) de mas , en estos momentos me encuentro cumpliendo mision en la republica bolivariana de venezuela y gracias a la coorporacion copextel puedo ver su programa que para mi es magnifico, recibe mis saludos y que dios siempre te acompañe hermano.

Se han publicado 84 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Amaury Pérez Vidal

Amaury Pérez Vidal

Cantautor cubano. Fundador de la Nueva Trova. Ha conducido varios espacios exitosos en la televisión nacional. Ha escrito varias novelas y poemas.

Vea también