Imprimir
Inicio » Opinión, Deportes  »

El fútbol nos quiere traicionar

| 21

Probablemente habrá que reanudar las principales ligas del fútbol europeo porque, según dicen sus principales responsables, la pérdida económica sería cuantiosa. Foto: ABC.

No era difícil imaginar, en tiempos sin pandemias, ni confinamientos, ni cuarentenas forzosas, que el fútbol, más allá de su quintaesencia lúdica y pasional, estaría siempre amarrado a su ya inobjetable responsabilidad económica. Necesitábamos una prueba, de todas formas, para abrir los ojos y palpar la evidencia. Así de recelosos somos a veces los seres humanos cuando defendemos lo que amamos y este deporte, que ha asumido los principios básicos de la modernidad con mucha vehemencia, va camino de traicionar la confianza que le hemos depositado.

Aclaro, no es el fútbol. Más bien, en lugar de referirnos a esta acepción en tono despectivo, deberíamos mencionar a los verdaderos culpables de este absurdo: los dueños del fútbol. Resulta tan cruel hablar en estos días de una posible vuelta a los terrenos, como la propia espera de millones por regresar a las canchas y abandonar de una vez esta situación anormal a la que obliga el coronavirus. Pero las atrocidades, muy frecuentemente y como es el caso, son escondidas bajo un manto monetario.

Directo al grano: probablemente habrá que reanudar las principales ligas del fútbol europeo porque, según dicen sus principales responsables, la pérdida económica sería cuantiosa y no están preparados para asumir semejante derroche. Nótese, en esta breve afirmación, la primera barbarie. Parece una ironía. Los clubes, que ventana por ventana, veranos e inviernos completos se las pasan contando los millones para fichar, que han chupado el dinero de la gente en abonos costosísimos a inicios de temporada y han convertido la pasión de los hinchas en un lujo, no están listos para la crisis.

En todo caso, puestos a pensar con espíritu comprensivo, sería incluso aceptable que esto suceda. Tras la erradicación del coronavirus —no hay que ser experto en economía para vaticinarlo—, las consecuencias económicas serán funestas en todos los campos de la sociedad a nivel mundial. Por ende, quienes puedan resarcir parte de los daños, deberán hacerlo, aunque asumiendo una postura colectiva y facilitando beneficios  para el resto de los sectores. El fútbol, volviendo a las canchas, llenaría las ávidas carteleras de televisión con un producto jugoso, y esto le permitiría recuperarse del golpe.

Lo realmente sórdido llega al descubrir que la reanudación de la actividad deportiva está prevista para junio y que las condiciones para su cumplimiento son, cuanto menos, muy irrespetuosas con las sociedades en que van a suceder. Por ejemplo, en España se comenta que a todos los jugadores se les realizará la prueba rápida ¡cada tres días!, además de a todos sus familiares antes del inicio, en aras de convertir a los equipos en pugna en un “círculo sin riesgos”, que se ocuparía solo de entrenar y jugar, con único contacto entre ellos y con hoteles rentados para su aislamiento.

Lo mismo sucede en el resto de las potencias europeas. En Italia, por ejemplo, el número de personas fallecidas sin haber sido diagnosticadas siquiera es elevadísimo. Los test rápidos no están al alcance de todos los enfermos y, pese a ello, los dueños de las grandes cadenas televisivas aspiran a emplear cientos de estos para mantener vivo un fútbol sin aficionados, que es, además, un fútbol mutilado.

En los próximos días será tomada la decisión final, pero cuando el río suena, piedras trae. Habrá que ver si, entre la sensatez y el dinero, lo segundo es lo primero. Todo indica que sí. De suceder lo previsto, en junio probablemente volvamos a asistir al show que representa un partido sin música, casi muerto entre los sonidos que chocan con las paredes vacías. Pero esta vez será diferente. Tendrá un aderezo humano inaceptable. Negarse a ser partícipes de este dislate mientras muchos de los hinchas que han amado sus colores con denuedo mueren, sería un paso honorable por parte de los equipos.

No obstante, ya nada sorprende. Cuando los principales clubes dejaron de jugar en sus viejos estadios, aquellas construcciones vetustas con olor a tabaco en el aire y gradas de pie, para construir los majestuosos escenarios donde hoy venden sus “productos”, el mensaje fue muy claro: el deporte moderno y el antiguo nada tienen que ver el uno con el otro. Habrá quien lo comprenda y vea todo esto como un reproche sin fundamento. Pero a veces, solo a veces, el fútbol, nuestra religión, merece que le demos la espalda. Sería la primera vez.

La frase:

 “Todo lo que sé sobre la moral y las obligaciones de los hombres, se lo debo al fútbol”, Albert Camus.

Se han publicado 21 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Josep dijo:

    Casi seguro lo van a aprobar, serán juegos deslucido pues sin la "bulla" de los estadios ya nada será igual, el tema económico siempre por delante, no el
    espectaculo, ojalá y no se contagie pues recordar que con prueba rápida y todo el fútbol es deporte de alto contacto fisico

  • Hugo dijo:

    Un artículo hecho por un estudiante.

    • Fernando dijo:

      El estudiante lo hizo muy bien.

    • Celeron dijo:

      Detrás de la retórica... El vacío. Parece hecho por un estudiante de media que mimetiza discursos emergentes para rozar el aprobado. Hueco el artículo que ignora el papel de los grandes clubs en sostener los equipos de segunda, tercera... hasta llegar al balompié de Cuba -otro nombre no merece-. De dónde piensa que la FIFA dispone del dinero para apoyar el deporte en todo el mundo? Acaso ignora que el Pedro Marrero podrá mejorar su estatus solo por la inversión -si nos atenemos a su artículo- de esos ¨mercenarios¨?
      Por otra parte: ¿Está consciente de que el fútbol es sobre todo un espectáculo televisivo? ¿Que las personas que asisten en vivo no son significativas en comparación con quienes disfrutamos los partidos por televisión? ¿Tiene idea de lo que significa para la humanidad el disfrute de esos 90 minutos, ahora que todo parece tan severo?
      Creo, firmemente que el fútbol es curativo.

  • Criollo dijo:

    Basas todo el artículo sólo analizando a los clubes y grandew clubes de primera división de Europa. ¿Has pensado en los clubes de segunda, tercera y cuarta división que no son tan ricos?¿Has pensado en esos futbolista que tienen salarios de obrero o incluso por debajo dependiendo la división en que juegue?La élite es lo que se ve ¿pero y esos que te mencione que viven al día, y los trabajadores de esos clubes humildes?
    Es verdad que reanudar el fútbol es locura pero no todo es tan negro ni tan blanco como lo pones. Hay clubes que van a dejar de existir y son muchos los que dependen para vivir al día con el dinero que el fútbol genera.

    • Eduardo Grenier dijo:

      Es un tema complejo. Y yo veo al fútbol, deporte que amo, como un sector más en este momento. No creo que deban jugar los de Segunda B y Tercera solo porque es su sustento económico. Prefiero que estén a salvo de la pandemia aunque les cueste un poco más subsistir. Pero más allá de esto, ¿tienen que jugar para cobrar? ¿Y los obreros de fábricas que están cerradas deben volver entonces? ¿Y los profesores de las escuelas? Es un asunto que reúne a toda la sociedad y como bien dices, no es ni tan negro ni tan blanco. Saludos.

    • FLY dijo:

      El problema es que el 99 % de esos clubes sueña con llegar allá arriba y... tener un mega estadio y poder explotar su marca, mientras que sus futbolistas si reciben una propuesta de un club poderoso salen volando satisfechos dando "las gracias" a su modesto club. Pero se van por nuevos retos, es una historia vieja... y muy parecida al negro y blanco, las contadas excepciones sirven para confirmar la regla. A esas contadas excepciones un aplauso.

    • Fernando dijo:

      Desde el momento en punto de la profesionalización del deporte,se convierte en un negocio,solo,que no produce nada más que manipulaciones mediáticas para engañar las masas y sacarles dinero.DEJEN LA BOBERÍA Y HAGAN DEPORTE!!!!!!

  • Damian dijo:

    Felicitar al autor del artículo porque sin duda va generar mucho debate y creo que es la esencia de este sitio coincido con que el verdadero culpable nada tiene que ver con el amado futbol y sera triste ver juegos en estadios vacios con gente muriendo si al menos se encontrara una utilidad como donaciones de dinero por parte de los clubes es probable sea una utopia de mi
    parte ya veremos que sucede.

  • Julio dijo:

    Muy buen artículo, felicidades. La verdad, siempre me había gustado este deporte, pero desde hace ya bastante tiempo le he perdido la fe, se ha vuelto un “PRODUCTO” y de la manera más descarada posible, es un Reality Show del deporte, ha perdido el valor. Pasó de ser un deporte de mucho espíritu y entusiasmo que atraía a millones a ser solo Cristiano Ronaldo o Messi, chismes amarillistas, que si el hotel, que si la casa, que si el carro, ufff decepcionante, se ha convertido en un show televisivo de montón de hombres corriendo detrás de una pelota por millones de dólares. Este mismo artículo lo demuestra, ahora si sale la verdad, estos tiempos sacan lo peor de todos estos sistemas que solo están hechos para ganar dinero.

  • Ángel Amigo Puente dijo:

    Muy buen artículo Eduardo me gustó muchísimo ni se nada de periodismo pero está muy detallado y en tan breves estrofas hace llegar el mensaje de forma positiva, gracias y ojalá sigas brindándonos artículos como estos.

  • O Mineiro. dijo:

    Ya tenemos la opinion personal del autor del artículo.ahora solo falta la opinión de los propios futbolistas, que viven de y para el fútbol y que ahora se ven imposibilitados de hacer lo que aman. Por ultimo la opinión de los aficionados al más universal, con ganas de ver a sus idolos y que van recibir en sus telerreceptores un poco de alegria en medio de tanta tristeza.

  • Joel Vera Corzo dijo:

    TRISTE REALIDAD AMIGO, ESTAMOS EN UNA EPOCA DONDE DON DINERO VALE MAS QUE EL SER HUMANO, BUENO ES QUE EN ESTOS DEPORTES PROFESIONALES LOS HOMBRES TIENEN VALOR TAL SI FUERAN UN AUTO, UN YATE O UN HOTEL, SE LES CONSIDERA UNA SIMPLE MERCANCIA, SE LES VALORA Y DESVALORA COMO UN OBJETO DE MERCADO, LA SUERTE DE NOSOTROS LOS FAN S DEL DEPORTE ES QUE ESOS PROPIOS DEPORTISTAS QUE VIVEN BAJOS ESTA CONDICIONES TAMBIEN EN SU GRAN MAYORIA AMAN LO QUE HACEN Y SE ENTREGAN AL MISMO PARA HACER FELICES A SUS SEGUIDORES, AL MENOS PIENSO QUE LA GRAN MAYORIA LO HACE ASI, SUERTE QUE CONTAMOS CON ESTOS, A PROPOSITO LEI UNA VEZ UN COMENTARIO QUE DECIA MAS O MENOS ASI: EL FOOTBALL ES UN DEPORTE DONDE 22 MILLONARIOS SE PASAN 90 MINUTOS EN UN TERRENO DETRAS DE UNA PELOTA. CLARO NO SIEMPRE ES ASI, PERO UN POCO REFLEJA COMO EL DINERO SE HA VUELTO INSEPARABLE DE ESTE DEPORTE Y ESTA DECISION QUE COMENTAS Y QUE DE SEGURO TOMARAN ES BASTANTE TRISTE, AHORA NO SOLO SERAN MERCANCIA SINO TAMBIEN CONEJILLOS DE LABORATORIO, SOMETIDOS A PRUEBAS Y MAS PRUEBAS, ELLOS Y SUS FAMILIAS PARA COMO SIEMPRE LLENAR LAS ARCAS DE LOS QUE NO SE ARRIESGARAN.

  • Carlito Llanes dijo:

    Es increíble lo leido ; si las ligas de fútbol reinician dentro de semanas los muertos podrian duplicarse ; mientras que exista en este mundo un enfermo de coronavirus todos estamos en peligro

  • Victor Angel Fernandez dijo:

    Al fin un análisis sobre el deporte mundial donde se ponen los puntos sobre las íes de que todo el problema de las "reanudaciones" o "realizaciones", no tienen nada que ver con el deporte, sino con las arcas monetarias.
    Felicidades al periodista.
    ¿Por qué el resto de nuestra prensa deportiva, sigue repitiendo (des)informaciones sobre el "interés" de los directivos desde COI hasta la FIFA para reanudar os deportes?
    Ayer, luego de una rimbombante presentación sobre el diario MARCA, calificándolo como "el más leido e importante del mundo hispánico" (olvidando que en la misma España es considerado abiertamente madridista y por tanto no serio), volvió a repetirse el tema del "interés" de los directivos sobre la continuidad de los torneos. El dinero mueve millones: de pesos, de conciencias y de opiniones.

  • Alejandro Abad dijo:

    que dirán los apasionados del futbol infectados en Europa que no hayan tenido la posibilidad de los tés rápidos o de las atenciones debidas. y vean que cientos de estas se usen para mantener vivo este show televisivo. Vale decir que soy apasionado del balón pie.

  • Luis dijo:

    ¡Que viva el fútbol! Si nos vamos a poner a criticar todas las injusticias y malas decisiones que existen en este mundo , "que sería de nosotros"

    • Fernando dijo:

      Pues seríamos mejores personas.Y si de verdad amaran tanto el deporte:Se convertirían AMATEURS!!!!Pero lo que en realidad AMAN es:EI DINEROOOOOOOO

  • jma dijo:

    el futbol es un negocio y eso lo sabemos todos los que lo amamos y extrañamos, no criticar tanto al deporte profesional que si todo es dinero que en este mundo todo es asi, sino vean la diferencia entre el estadio Pedro Marrero y el Bernabeu, la sociedad necesita del deporte y mas ahora que se nos insta a quedarse en casa, con medidas sanitarias fuertes para los jugadores digo SI SI SI que regrese ya.

  • Sirvió 58 dijo:

    Las colas aqui en la habana estan como cualquier estadio en partido de champions vamos a calmarnos

  • Pelotero sn dijo:

    Que manera d gustarles criticar el deporte profesional cuando voy a ver en un sitio oficial como se a elevado el nivel d vida en el mundo d los atletas gracias

Se han publicado 21 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Eduardo Grenier Rodríguez

Eduardo Grenier Rodríguez

Estudiante de Periodismo en la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana.

Vea también