Imprimir
Inicio » Opinión, Sociedad  »

La otra historia de Chernobyl

| 54

Fidel Castro, al pie de la escalerilla del avión, recibe los primeros pacientes del programa “niños de Chernobyl”.

El anticomunismo surfea en la cresta de la ola de los debates que han acompañado la miniserie Chernobyl, de HBO. Muchos de los que se han apurado en llamarla la mejor producción televisiva de todos los tiempos, han reducido sus indiscutibles valores artísticos a una lectura utilitaria y simplista que no se permite otro punto de vista que el de introducir en la izquierda un sentimiento de culpa de dimensión universal.

Sin embargo, la historia de la tragedia de Chernobyl tiene otros capítulos que han quedado fuera de la serie y que trascienden el accidente nuclear, el juicio a los burócratas soviéticos que coartaron la información de los hechos y el suicido del científico Valeri Legásov, director del Instituto Kurchatov de Energía Atómica y uno de los que dirigió la operación de control de daños, héroe trágico de la exitosa producción de HBO.

Craig Mazin, el guionista, no esconde su admiración por quienes se encargaron, muchos a costa de sus propias vidas, de neutralizar en la medida de lo posible las consecuencias de la explosión atómica. Bomberos, mineros, obreros de la construcción, soldados y simples funcionarios, realizaron trabajos en condiciones de exposición radiológica extrema.

Los “liquidadores” -como se les llamó- no fueron una horda de pobres diablos. “Una turba de ignorantes no sirve en un accidente tan complejo. La mayoría eran físicos nucleares, geólogos, mineros del uranio con experiencia en la manipulación de estas sustancias, que sabían perfectamente a lo que se exponían”, contaría hace casi diez años el blog La pizarra de Yuri. Los “liquidadores” supervivientes en Ucrania, Biolorrusia y Rusia, siguen estando orgullosos de haber salvado y seguir salvando tantas vidas.

Hay otra historia del accidente sepultada durante décadas junto con el reactor de Chernobyl. Las víctimas de las radiaciones, durante 21 años consecutivos, viajaron más de 9 000 kilómetros para curarse de las terribles secuelas en una playa del Atlántico. Veintiséis mil 114 afectados, de ellos unos 23 000 niños, ocuparon las casas de Tarará, un balneario de arenas blanquísimas a 27 kilómetros de la capital cubana, donde está, según Ernest Hemingway, “el mejor embarcadero de La Habana”.

Recibidos por Fidel Castro al pie de la escalerilla del avión, los primeros pacientes iniciarían el 29 de marzo de 1990 el proyecto de atención integral a niños afectados por desastres, que benefició también a víctimas del terremoto de Armenia en 1988 y a brasileños que manipularon una fuente radioactiva de Cesio 137 en la ciudad de Goiâgnia, otro accidente nuclear que contaminó a cientos de personas en 1987, un año después de Chernobyl y del cual no se habla.

Imagen de la muestra “Documentos extraviados: niños de Chernobil en Cuba”.

Cuba fue el único país que respondió al llamado del gobierno de Ucrania para atender a las víctimas del reactor con un programa de salud masivo y gratuito, que incluyó no solo los servicios médicos y el seguimiento a cada caso hasta su recuperación final, sino la atención sicológica y docente. Además de hospitales, en Tarará se crearon aulas y centros de recreación para aquellos niños que necesitaban estancias prolongadas y que viajaron a la Isla con familiares y maestros.

Los efectos de la radioactividad de Chernobyl se prolongaron por más tiempo que las bombas que lanzó el gobierno de Estados Unidos en Japón durante la Segunda Guerra Mundial, pero su mortalidad fue mucho más reducida gracias a los “liquidadores” y al sistema de salud cubano. Aunque no hay cifras concluyentes, expertos de Naciones Unidas han evaluado que unas 4 000 personas murieron como consecuencia del accidente nuclear frente a 246 000 muertes en Hiroshima y Nagasaki, el 20 por ciento a consecuencia de lesiones o envenenamiento por radiación.

En la actualidad no se ha detectado un aumento significativo de leucemia en la población de las zonas contaminadas en las ex Repúblicas soviéticas. La razón parece responder al hecho de que ucranianos, bielorrusos y rusos se beneficiaron de los primeros ensayos clínicos con las vacunas contra el cáncer creadas por científicos cubanos, y también, de tratamientos pioneros en el mundo para combatir la leucemia y la despigmentación de la piel. Los mejores científicos y los pediatras más renombrados atendieron a aquellos niños que necesitaron de una legión de traductores para cumplir los programas médicos y aliviar el terror de las familias. No sin costo para Cuba. El proyecto Tarará se mantuvo contra viento y marea incluso durante la terrible década 90 del siglo pasado, cuando el país caribeño vivió la peor crisis económica que se recuerde, tras el derrumbe de la Unión Soviética y el endurecimiento de las sanciones de Washington, que oportunistamente apretó el cerco para rendir a la Isla rebelde.

La mayoría de los niños que llegaron a Tarará regresaron sanos a su país, pero Aleksander Savchenko se quedó viviendo en la Isla. Totalmente curado, estudió Estomatología, se casó y tiene una niña mitad cubana, mitad ucraniana. Si usted mira ahora mismo en su muro de Facebook, verá que su último post es una noticia reciente: “50 niños ucranianos serán atendidos en Cuba, como parte de un nuevo programa de cooperación inspirado en el programa ‘niños de Chernobyl’”.

(Tomado de La Jornada)

Se han publicado 54 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • RayBan dijo:

    Rosa Miriam Elizalde:

    Pero porque en Cuba no hacemos un documental sobre Chernobyl?

    Porqué tenemos que esperar que la HBO haga mención, si nosotros mismos aquí, no hablabamos del tema?

    Despúes que salió la serie de HBO es que en Cuba se ha retomado lo del tema de Chernobyl y los niños de Tarará.

  • ING.Alejandro dijo:

    Mi país tiene muchos problemas,carencias,necesidades,hay muchas cosas mal, pero hay que quitarse el sombrero y reconocer que los niños aquí siempre han sido la prioridad de la revolución, hace años con los pequeños gigantes de chernobyl y hoy con los pequeñines de Venezuela que sufren afecciones oncológicos, sólo Cuba, Fidel y la revolución logran cosas como estas, orgulloso 100% de ser cubano y vivir aqui

  • meuri dijo:

    muy buen articulo rosa pero porque no hemos tomado la inisiativa de hacer nosotros mismos una mini serie o una novela o un documental tambiem con esos argumentos, tu no crees…

  • Ernesto dijo:

    Pues, si a nadie en el mundo le interesa o se ha tomado el trabajo de publicar el heroismo anónimo de muchos científicos y médicos cubanos con la exactitud y objetividad necesarias, tendrá Cuba que, dejando a un lado la modestia que nos caracteriza realizar un audio visual que haga saber al mundo sobre la ayuda que se le prestó por nuestro pueblo a los niños víctimas de esta catástrofe.

    Se que nuestro país ha realizado algunos reportajes sobre esta ayuda, pero creo que debería hacerse algo mas amplio y conmovedor, que sirva sobre todo a las presentes y futuras generaciones de cubanos y del mundo sobre para conocer de la solidaridad y humanidad que debería primar entre los seres humanso ante situaciones tan graves como las que sufrieron los pobladores y ciudadanos ucranianos, rusos y bielorusos

  • sachiel dijo:

    Historia real y palpable contra terrorismo mediatico y desvirtuación, de eso se trata hoy el ciber combate moderno, querida Rosa Miriam. Tambien muchos testimoniantes vivos, usando las redes sociales a favor de lo real y no de las licencias artisticas de algunos cineastas..

    A proposito: que esperamos para digitalizar todas esas ediciones como esta del Juventud Rebelde o asl de Bohemia de 1959 (ya estan) y ponerlas al acceso de todo el mundo, incluyendo sus traducciones al menos en los diez idiomas más leidos?

    • Nicoa dijo:

      Al menos viste la serie? El problema no es que se mencione o no a Tarara, el problema es el retrato que se hace de una sociedad, el primer parrafo lo dice sutilmente. Tarara seria lo que llaman en la television un spinoff, otra serie derivada de la principal.

      • sachiel dijo:

        Nicoa, quiero decirte que ni el «Games of Thrones» lo he visto, para serte sincero (salvo spoilers y trailers..), y la historia de Chernobyl la lei en el Sputnik, mucho antes de que los nuevos «historiadores» comenzaran a dar sus versiones acerca de todo eso, y sí, pudieran hacer el spin off Tarariense, pero a su manera de ver las cosas y lo que les permitan sus patrocinadores…

  • DJSix dijo:

    El suicidio de Valeri fue mostrado en el primer capítulo de la serie. Para mí fue una buena producción… El problema es que (no enormemente) está dotado de ciertos elementos antisovieticos… No es que no se critique lo que pasó pero es verdad que se tildó a los mineros de ignorantes y que no se hizo mención al final de los juicios contra los burócratas soviéticos. La parte de Cuba no creo que hayan tenido razón para mostrarla pues entonces habria que mostrar a todos los tratados en cualquier parte….(a pesar de que fuimos el único país en responder) Además la trama pura de la serie giró alrededor del desastre que es lo que movió a los personajes principales, entonces mencionar a Cuba sería innecesario y fuera de lugar en ese contexto

    • JRT dijo:

      Disculpe pero en la serie no se critica a los mineros de ignorantes, sino todo lo contrario, incluso el viceministro le dice a Legasov algo asi como: «tendrás que decirle la verdad, se van a dar cuenta que les mientes, recuerda que sus ojos estan acostumbrados a la oscuridad»

  • kchy dijo:

    Aunque conosco la historia cada vez que leo algo alrespecto me emociono profundamente , ademas de sentir orguyo de ser cubana

  • ROLANDO CABRERA dijo:

    ROLANDO CABRERA DICE: SI ALGUIEN HA DUDADO DE LA INFINITA MALDAD DE LOS DISTINTOS GOBIERNOS DE ESTADOS UNIDOS QUE PIENSE EN LO QUE HIZO EL GOBIERNO NORTEAMERICANO DE APRETAR A CUBA DURANTE LA ÉPOCA EN QUE CUBA OFRECIA MUCHA AYUDA A ESOS NIÑOS, QUE SANARON Y OTROS ALIVIARON SU SUFRIMIENTO POR LA ATENCIÓN DEL PERSONAL MEDICO Y OTROS QUE NO ERAN MEDICOS, QUE LES DIERON SU VALIOSA AYUDA Y PUDIERON VIVIR. ESO NO DEBE OLVIDARSE NUNCA. GRACIAS A CUBADEBATE POR OPINAR.

  • Regina dijo:

    Ya vi la serie, me pareció excelente. Sobria, seria, con respeto hacia los miles de heroicos anónimos q trabajaron luego del accidente en la zona en condiciones extremas para evitar un desastre mayor. La he recomendado ampliamente no solo por su calidad audiovisual, sino porque para los cubanos ofrece información sobre el hecho que en su momento no tuvimos.
    Me llama la atención el disgusto que he visto reflejado en este sitio por no incluir Tarará, por no existir una serie sobre el accidente de Tree Mile Island, porque Chernobyl no sea estrictamente histórica.
    Tarará es un ejemplo de altruismo y el pueblo ucraniano y en especial los beneficiados con el tratamiento en Cuba, agradecerán siempre

    • Rodo dijo:

      Opino muy parecido a ud, no sé porque se esgrime tanto el que no se tratá la participación de Cuba en la recuperción de los niños, pero quiero darle un elemento más, además de la serie vi otros documentales, entre ello uno llamado Legásov la leyenda, producido por RT (Rusia Today), cuyo hilo conductor era la hija de Legásov, y ni ella ni nadie menciona para nada a los cubanos, entonces si ni los propios rusos en sus documentales lo mencionan ?por qué debía hacerlo HBO?

  • DarkPhoenix dijo:

    A mi entender la serie de HBO estuvo muy buena. Que no hablaron de los niños de Chernobyl, es verdad, podrían haber citado algo de ello en las líneas finales donde se narra lo que pasó después o en los comentarios de sus creadores. Que está plagada de un anticomunismo muy grande, es verdad también, pero vamos, sin ánimo de justificar, muchas de esas cosas si pasaron. Fijense que a Legasov nunca le reconocieron su mérito y no fue hasta 7 años después que le vinieron a condecorar con la orden póstuma de Héroe de la Federación Rusa. Aún así creo que de esta serie deberíamos sacar muchas enseñanzas. Y me refiero a la serie como tal, no a los sucesos descritos en ella o a los que sucedieron en verdad. La primera a mi entender es a hacer buena televisión. Una que permita trasmitir nuestras ideas y valores sin tanto bla bla bla ni tanta exacerbación ideológica. Son las cosas más sutiles, aquellas que dejan pensando al espectador, las que causan mayor efecto y en eso HBO, Starz y otras son muy buenos. Saber como llegar a la gente y como emocionar y como hacerlos pensar. Las escenas de los cazadores de perros estaban geniales. Otra de los méritos de la miniserie es la actuación de los artistas, desee los primarios hasta los menos significativos. Estuvo genial la puesta en escena, desde la central, a la ciudad de Prypiat pasando por las decoraciones, el vestuario y aquel Jeep Watt con su color militar original, sin dejar los ladas de la época. Y por último, la música y el diseño de sonido, muy bien logrado con canciones rusas y ese contador Geiger al final de los créditos del último capítulo estuvo genial.
    No seamos tan hipercriticos y aprendamos de los que hacen bien las cosas.

  • Eduardo González S. dijo:

    ¿Qué falta nos hace a nosotros esa libertad de prensa especialista en ocultar cosas como esta? Recuerdo la entrevista a Buena Fe en la TV Miamense y el vergante diciéndoles «aquí sí pueden decir lo que quieran, no se preocupen». Son libres para callar y si no lo hacen, los callan. Gracias, me quedo con la mía.

  • El combatiente dijo:

    Buen artículo para recordarles a los desmemoriados lo que hizo, hace y hara Cuba por salvar vidas humanas, no importa que no haya sido divulgado en el citado documental, no importa a los cubanos no les interesa el protagonismo para decir que fueron salvadas miles de vidas.

    Fidel nos enseño que es ser internacionalista y compartir lo que se tiene sin pedir nada a cambio

  • niquereño por siempre dijo:

    estas son las cosas que enaltecen a los paises y a las personas, la ayuda desinterasada y son las cosas que los medios de difusión no dan a conocer, estas son cosas que estremecen el corazón y los sentimientos más profundos de un ser humano por eso nuestra cuba a pesar de esa guerra estupida del imperio sigue brindando su solidaridad para el mundo entero, VIVA NUESTRA CUBA SOLIDARIA POR SIEMPRE.

  • Nicoa dijo:

    Exacto, muy adecuado el titulo del articulo, La otra historia de Chernobyl, es exactamente eso, otra historia. La de la serie trata del accidente. Sabemos que lo que molesta, queda claro en el primer parrafo, es el retrato que se le hace al comunismo. Pero en vez de seguir haciendo comparaciones como de costumbre, no es mejor rebatir con hechos? Decir esto es mentira por esto y por esto? Decir esta parte no fue asi, fue de esta manera. Pero sabemos que la raiz del tema esta en el primer parrafo. Ojala hubiera habido un capitulo 6 o 7 y hablara de Tarara. Pero la serie tenia 5, y se concentro en el hecho en si.

  • Alexander Vargas Ricardo dijo:

    Heroicos los médicos,personal de enfermeras,de servicio que atendieron esas personas ,niños que venían buscando tratamiento medico y encontraron amor ,hospitalidad,compasión,cariño de todo un pueblo ,Esa historia muy pocos en el mundo la conoce .la atención que brindo el sistema de salud cubano ,de eso no se habla.Pregunto,podría un pueblo violar derechos humanos ,cuando es capaz de hacer esa proeza que ninguna potencia de Europa realizo por el pueblo ucraniano,claro que no solo nuestro país solidario,una Revolución como la nuestra.

  • Tejo de VC. dijo:

    No hace mucho, hacia un comentario, de las pretensiones egoístas del capitalino de emplear este siniestro y peligroso lugar para sacar dinero a costa de la vida de la gente, se habla de muchas cosas en el documental, pero apenas se menciona a los pilotos de helicópteros que tiempo después murieron por la radiación. Lo que hizo Cuba con esos cientos de niños afectados no lo hace nadie a pesar de las limitaciones y los pocos conocimientos q en aquellos momentos habían de los tratamientos para este tipo de afección. Me parece estar viendo al Comandante en Jefe cuando recibía el primer grupo, el optimismo q le impregnó y la razón que tenia. Esa es nuestra solidaridad.

  • octavio dijo:

    Asi mismo para recordarles a esos q siempre le tiran a todo que nosotros si sabemos dar AYUDA, cuando los demas apartan la mirada.

  • octavio dijo:

    «Y Chernóbil, ese agujero siniestro en la Historia Universal, el símbolo de
    Apocalipsis que todavía acecha allá en Prypiat, ha echado mano de una serie
    exquisita para recordarle al mundo que él todavía es problema de todos.
    Pero nos ha recordado a los cubanos, esta partícula subatómica de humanidad
    que somos, que cuando las cenizas radiactivas lo cubrían todo de
    infecciones, bajas pasiones, distancias, desigualdades; cuando el terror
    pestilente que emanaba de Chernóbil hizo a todos cubrirse la nariz y mirar
    a otra parte, los cubanos fuimos otra cosa. Y esas cosas, por sus nombres:
    fuimos una hermosa bola de cojones y amor» 
    Tomado de otro articulo. Saludos

  • Diógenes dijo:

    La colaboración cubana es una parte de la historia de Chernobyl que los «grandes medios» no van a contar, como sucede con otras muchas cosas positivas que hace y ha hecho la Revolución.
    Aunque cuando se suspendió el proyecto de la electronuclear de Juraguá la verdad es que respiré aliviado y agradecido, a pesar de que haya sido consecuencia del «desmerengamiento» de la URSS. Lo digo porque un accidente similar en Cuba no quiero ni pensarlo.

    • Sonia Cunliffe dijo:

      Tuve el privilegio de contarla y junto a Maribel Acosta, descubrir lo maravilloso que fue, recuperar toda esa memoria, mi muestra Documentos Extraviados :Niños de Chernobil en Cuba mostró todo este proyecto, hoy la instalación fotográfica se encuentra en el Granma

  • Alejandro Fernández Costa dijo:

    Muy de acuerdo con su escrito, Rosa Miriam. No olvidemos que hay millones de dólares pagando la quinta columna cubana. Cubadebatientes patriotas :no nos dejemos quitar la iniciativa en el debate.

  • Sergio dijo:

    Pues no hay que perder tiempo, a realizar una serie sobre la Loable labor de Cuba en el tratamiento de esos 20 mil niños ucranianos.

    Saludos,

  • aliesky dijo:

    esa, esa es Cuba la nuestra, la mía, la tuya, la de nosotros por eso tenemos que cuidarla de disímiles cosas que hoy quieren imponernos, pero tranquilo pa lante la defenderemos como lo hizo Martí, Maceo, Gómez, el Che, Raúl y ese grande en todas las dimensiones Fidel. Viva Cuba Libre.

  • LALA dijo:

    LA SERIE CUBANA PODRIA LLAMARSE ¨TARARA PARA LA HISTORIA¨, ME TOCO DE CERCA ESTE EVENTO Y SE LO QUE HAN SIGNIFICADO TODOS LOS TRABAJADORES DE ESTE CENTRO, DESDE LOS QUE LIMPIAN, JARDINEROS, ENFERMEROS, ESPECIALISTAS, ETC, ETC, TODO EL AMOR QUE BRINDARON JUNTO A ESAS AGUAS PRODIGIOSAS HICIERON LA ESTANCIA DE ESTOS NIÑOS Y SU FAMILIA MAS PLACENTERA DENTRO DE TANTO DOLOR FISICO Y ESPIRITUAL.
    SE MERECEN UNA SERIE IMPACTANTE DIGNA DE TODOS ESOS HEROES ANONIMOS

  • Indiana San Emeterio Perez dijo:

    En Cuba si se han realizado algunos reportajes sobre esto. Personalmente conozco a la neuróloga Paulina del hospital pediátrico Pedro Borras quien por muchos años atendió a esos niños. En aquellos tiempos, yo era una niña con epilepsia desde los dos años, por lo que frecuentaba su consulta y recuerdo con mucho cariño y tristeza a mis amigos rubios correteando conmigo por las escaleras o comiendo churros. Algunos mejoraban y no volvía a verlos, otros iban marchitandose dia a día, hasta que dejaban de hablar y caminar. A mi no se me olvidan los rostros de las madres y el cariño con que la doctora Paulina nos trataba a todos. Realmente tenia mucha paciencia porque eramos muy inquietos. Estoy muy agradecida, soy una mujer adulta y ya no tengo epilepsia, pero siempre voy a recordar aquellos días de mi niñez en los que hablaba con los ojos para jugar.

  • Mercedes dijo:

    Que esperan? Pues a realizar una serie sobre la Loable labor de Cuba en el tratamiento de esos 20 mil niños ucranianos, de acuerdo al 100% contigo Sergio.

  • luisita dijo:

    Tu misma Rosa Miriam, lindo tema para que te inspires y escribas un libro sobre : «La otra historia de Chernobyl»

  • Luis Toledo Sande dijo:

    Para compartirlo en Facebook, escribí estas líneas a manera de introducción:

    EN OTRO ESTUPENDO ARTÍCULO DE ROSA MIRIAM ELIZALDE…
    …“La otra historia de Chernobyl”
    o contra manipulaciones “objetivas” sobre la verdadera historia de una tragedia que soslayan hechos esenciales, como la contribución generosa de un pueblo en la atención a las víctimas, niños y niñas una gran parte de ellas. Gracias, Rosa Miriam.
    Dato menor (¿banal, podría decirse?): el anticomunismo no surfea únicamente en la serie televisual comentada. Lo hace en muchas partes, incluso con zambullidas, y hasta se viste de “imparcialidad” para poner reparos a un artículo medular y decente: decente hasta en su emotividad. Como decía el sabio y discreto maestro Eduardo Dimas, saque cada quien sus propias conclusiones.

    • Arturo dijo:

      Y cuales fueron las manipulaciones sobre la tragedia en sí, nos puede usted ilustrar?

  • Rusten L. Aguilera Aguilera dijo:

    Realmente nos sobran razones y argumento para hacer una buena serie o un buen ducumental sobre este caso, que a diferencia de otros incluyendo los más poderosos que lo critican todo y en el fondo no hacen nada, solo sembrar la semilla del mal, fuimos los únicos que gratuitamente nos hicimos cargo y con todo el amor del mundo (porque de esto tenemos de sobra) y acojimos a esos niños. Y considero que eso se debe difundir por todos los medios. Gracias.

  • Pedro Tarará dijo:

    Poseo material en audio y video que ayudaría a realizar un buen documental, para recordar esa noble obra que hizo la revolución cubana dirigida por nuestro Comandante en Jefe Fidel, poseo gracias al equipo de recreación que trabajó en esa época en Tarara un pequeño material digital con entrevistas imágenes de los niños de Chernóbil y actividades en las que participaron durante ese período, que ayudaría mucho en realizar un documental

    • realizadora dijo:

      Por favor señor Pedro, póngase en contacto conmigo, soy realizadora audiovisual graduada del ISA y me encanta la idea de hacer un documental con este material que usted tiene. Estoy segura que saldrá algo muy interesante de ahí. Si está de acuerdo conmigo por favor dígame como podemos seguir en contacto. Un saludo

      • Pedro Tarará dijo:

        realizadora dime como localizarte

  • mayito dijo:

    no creo que sea buena idea lo de hacer una miniserie.tendria que tener al menos el mismo nivel artístico y no aportaría algo que no sepamos ya.

Se han publicado 54 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Rosa Miriam Elizalde

Rosa Miriam Elizalde

Periodista cubana. Vicepresidenta Primera de la UPEC y Vicepresidenta de la FELAP. Es Doctora en Ciencias de la Comunicación y autora o coautora de los libros «Antes de que se me olvide», «Jineteros en La Habana», «Clic Internet» y «Chávez Nuestro», entre otros. Ha recibido en varias ocasiones el Premio Nacional de Periodismo «Juan Gualberto Gómez». Fundadora de Cubadebate y su Editora jefa hasta enero 2017. En twitter: @elizalderosa

Vea también