Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

Cuba tiene abiertas sus puertas de entrada y salida

| 21

Autor: Laz.

En octubre pasado, el canciller Bruno Rodríguez Parrilla, cuando le habló en Washington a los emigrados que participaban en el 4to. Encuentro de cubanos residentes en Estados Unidos, pronunció una frase medular que caracteriza la situación en el ámbito migratorio: el Gobierno de Estados Unidos cierra y Cuba abre.

Anunció allí cuatro medidas que daban fundamento a la aseveración, y ellas recién se han puesto en práctica el mismo día inicial de este 2018, tras haber sido publicadas en la Gaceta Oficial No. 63 del 30 de diciembre de 2017:

  • Eliminar el requisito de avecindamiento para que los hijos de cubanos residentes en el exterior, que hayan nacido en el extranjero, puedan obtener la ciudadanía cubana y su documento de identidad.
  • Suprimir la “habilitación” del pasaporte de los ciudadanos cubanos emigrados para la entrada al territorio nacional.
  • Autorizar la entrada y salida a Cuba de ciudadanos cubanos residentes en el exterior en embarcaciones de recreo, a través de las Marinas Turísticas Internacionales Hemingway y Gaviota-Varadero. Una vez que estén creadas las condiciones, se ampliaría progresivamente a otras marinas.
  • Permitir la entrada a Cuba de los ciudadanos cubanos que salieron ilegalmente del país, excepto aquellos que lo hicieron a través de la Base Naval de Estados Unidos en Guantánamo.

Un elemento primordial es que muestran la seriedad de lo establecido en el Decreto-Ley No. 302, que actualizó la política migratoria cubana con objetivos precisos: que los movimientos migratorios se produjeran de manera legal, ordenada y segura y —al igual que las que ahora ya se ejecutan— fortalecer la relación con la emigración cubana.

¿Qué significan las nuevas medidas migratorias de Cuba?

Esa importante modificación fue puesta en vigor el 14 de enero de 2013, hace exactamente hoy cinco años, cuando se establecía que con ella daba inicio un proceso tendiente a normalizar esa situación que ha tenido un camino azaroso a lo largo de casi 60 años, porque prácticamente cada Gobierno de turno en la Casa Blanca utilizó la política migratoria hacia Cuba con fines de hostilidad, subversión y desestabilización, impulsando la emigración ilegal mediante la Ley de Ajuste Cubano, la política de “pies secos-pies mojados” y el Programa Parole para personal médico, acompañantes e instrumentos también del bloqueo económico, comercial y financiero que ha pretendido —sin lograrlo— ahogar y arrodillar a nuestra nación.

Hace apenas dos días, el 12 de enero, también se cumplió un año de que las autoridades de La Habana y Washington emitieran la Declaración Conjunta sobre temas migratorios, con el interés de normalizar las relaciones bilaterales en este aspecto, lo que estaba alentado por el restablecimiento de las relaciones diplomáticas el 20 de julio de 2015. Una base sólida sostenía esta decisión: el respeto mutuo y la voluntad política de fortalecer las relaciones bilaterales, que pueden llevar a entendimientos en muchos temas que son de interés común.

Cuando apenas le quedaba una semana en el cargo, Barack Obama eliminó la política de «pies secos-pies mojados» que, dijo «fue diseñada para una época diferente». De manera que los ciudadanos cubanos que llegaron de manera irregular a Estados Unidos serían tratados con los mismos procedimientos y normas aplicados a los de otros países: la deportación.

Estados Unidos cierra

Bruno Rodríguez: “El gobierno de EEUU cierra y Cuba abre”

Sin embargo, lo logrado durante la administración Obama ha tenido un giro de 180 grados a partir de que el actual residente de la casa ejecutiva en Washington asumió respecto a Cuba la agenda que le han dictado los politiqueros de Miami, cuyo interés es retrotraer la situación a los tiempos de una confrontación total.

El 16 de junio de 2017, ante un auditorio de personajes de origen cubano con un amplio récord de actividades contrarrevolucionarias y terroristas o de trabajo en contra de Cuba y las relaciones con Estados Unidos, porque ha sido su fuente de lucro, el presidente Donald Trump refrendó que mantendría y reforzaría el bloqueo, a pesar de la opinión de una vasta mayoría de los estadounidenses que lo rechazan.

Trump se ha empeñado en arrasar con todo lo que se había logrado, y las marañas no han faltado para justificarlo. La farsa de la «agresión acústica» —una absurda acusación sin pruebas, ni confirmación de la veracidad de los hechos alegados— ha sido el endeble basamento para empujar las inadmisibles e irresponsables medidas tomadas por el Departamento de Estado que prácticamente dejaron reducidas a la mínima expresión sus actividades consulares y diplomáticas, sin importarle las consecuencias para los intercambios culturales, académicos, deportivos y otros, pero fundamentalmente el daño causado a las familias cubanas.

Llevar a Colombia o a México las gestiones de visado para los cubanos en visitas familiares o para quienes aspiran a emigrar, solo sirve para crear un malestar que solo puede tener expresión hacia la actuación de Washington y los confabulados en el Congreso estadounidense.

Y todavía esto le parece poco a la fauna miamense que, con este andar en reversa apuntan, además, a impedir los viajes a Cuba de los estadounidenses, cuyos derechos ciudadanos y constitucionales se violan desde que se les prohibió viajar como simples turistas, tal y como pueden hacer a cualquier otro lugar del mundo.

Sin embargo, se mueve…

Molesta el crecimiento de la industria turística cubana, sustentada por todas las riquezas naturales, culturales y de hospitalidad y seguridad que ofrece a viajeros de todo el orbe. Más de 4,7 millones de visitantes acogió la Isla en 2017, de ellos, un millón 173 mil 428 procedentes de EE. UU., casi triplicando los que arribaron en el año 2016.

Datos ofrecidos en su cuenta en Twitter por la diplomática cubana Josefina Vidal, directora general para Estados Unidos en la Cancillería, puntualizan que de esa cifra de visitantes  619 mil 523 son estadounidenses y 453 mil 905 cubanos residentes en Estados Unidos.

El incremento pudo ser mayor, sin embargo, las advertencias de no viajar a Cuba hechas por el Gobierno estadounidense y otras restricciones impuestas a las categorías de visitas aprobadas en época de Obama, influyeron en una cierta disminución en los últimos meses del año.

En definitiva, Cuba sigue su rumbo a pesar de las nuevas disposiciones de una Casa Blanca que, todo parece indicar, no solo quiere aislarse de su vecina caribeña, sino también del resto del planeta con políticas prepotentes, hegemónicas, imperialistas, de fuerza y hasta de abierto racismo, como dejaron definidas las recientes expresiones del señor Presidente.

Las cuatro medidas puestas en práctica a partir del 1ro. de enero en Cuba, forman parte de los esfuerzos ingentes por fortalecer la nación y los vínculos con su emigración, un proceso que fue iniciado en 1978 por el Comandante en Jefe de la Revolución, Fidel Castro Ruz.

(Tomado de Juventud Rebelde)

Se han publicado 21 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Arrendadora dijo:

    En lo que a mi experiencia personal concierne, ciertamente, los pronunciamientos de Trump respecto a los viajes a Cuba, disminuyeron el flujo de turismo norteamericano. En igual fecha del año anterior, tenía muchísimas más peticiones de alojamiento que en éste; pero en su defecto, me llegaron más latinoamericanos. He sobrevivido como cuentapropista, al golpetazo de Trump. Que no se equivoque nadie: las medidas del “Señor del Norte” es contra TODOS LOS CUBANOS

    Creo que el corto período que duró la política de Obama, abrió un filón de la puerta que permitió una visión diferente de Cuba para quienes la aprovecharon y tuvieron la oportunidad de visitarnos. Por más que el nuevo inquilino de la Casa Blanca pretenda clausurarla de un portazo, ya no puede evitar el espìritu que del otro lado pasó.

    Una cosa sí fue diferente: cuando el paso del huracán, recibí muchísimos mensajes de huéspedes, entre ellos norteamericanos. Al finalizar el año, también mi correo se cargó con muchos mensajes de felicitación y buenos deseos para este 2018 desde Estados Unidos, en cuyos textos, por lo general, el saludo venía acompañado de buenos deseos para el “amiglable” y “esforzado” pueblo cubano.

    Entendí entonces mejor la obsesión de los “rubios” de apellido y peluquín respecto a Cuba: quien pise nuestra tierra y vea con sus propios ojos nuestra realidad, imperfecta y todo lo que se quiera decir de ella, pero humanamente superior a cualquiera, ya no puede estar ajeno al absurdo bloqueo, a la mentira estereotipada. Y en esa batalla, sin lugar a duda, los cubanos por dignos, hemos ganado y más temprano que tarde la ganaremos.

    Nadie puede tapar el sol con un dedo. Y en Cuba si algo abunda, es el sol.

    • sachiel dijo:

      La pura verdad dicha por usted, Arrendadora… allá los que confian en que tales medidas colapsaran a Cuba.

    • Carlos Gutiérrez dijo:

      Compañera Arrendadora:

      Estoy gratamente impresionado por sus vibrantes palabras. Ellas son una muestra de la altísima preparación político-ideológica y cultural que poseen nuestros cuentapropistas, a despecho de lo que piensan y dicen algunos por ahí.

      Me gustaría conocer su dirección o su teléfono para recomendársela a mi hija (que reside en Miami) la próxima vez que ella venga de visita a Cuba. La vez anterior pasamos algún trabajo para conseguir hospedaje para ella, su esposo y mi nieta.

      Estoy seguro que mi hija estará encantada de conocerla, ya que ella se expresa parecido a usted acerca de estos temas.

      Quedo en espera de sus datos para comunicarme con usted.

      Saludos

  • Tiafoe dijo:

    Va a pasar mucho tiempo antes que el gobierno cubano normalice relaciones con la emigración cubana.Hay muchas diferencias, además muchos emigrados pasan a formar parte de grupos que atacan a Cuba en las redes.

  • Juana Perez dijo:

    Pues hace falta que la puerta de entrada a Cuba Se abra más para los cubanos emigrados. El pasaporte está muy caro, las prórrogas son inexplicables y el tiempo de vida debe ser más largo. Entonces si vamos a hablar de verdadera flexibilización en las medidas migratorias.

  • Julio Cesar Garrido Alvarez dijo:

    …pro favor ¿alguien me podria explicar sin ningun tipo de sorna,que tienen que ver el color del pelo de Mrco Rubio y el presidente Trump?…

    • sachiel dijo:

      No es sorna, e que se lo pintó tambien para estar en linea, y de paso ser más “rubio”.

  • José Ramón Fernández dijo:

    Título muy ofensivo para la emigracion. Da la impresión la política migratoria cubana es una reacción a lo que haga o diga USA. Un nativo cubano tiene el derecho de entrar a su país cuando lo desee sin necesidad de visa. Mientras eso no suceda, nada de puertas abiertas.

    • Preocupao dijo:

      De acuerdo con usted

  • lolo dijo:

    Se avanza y como Arendadora ha publicado ” Por más que el nuevo inquilino de la Casa Blanca pretenda clausurarla de un portazo, ya no puede evitar el espìritu que del otro lado pasó.”
    Pero yo sugiero nuevos pasos, uno puede ser el tema de Pasaporte Cubano,
    ¿Que impide eliminar las “PROROGAS”, de por si, el pasaporte es caro, piensen, a mi entender esto huele a NEGOCIO con los que viajan, hay dos posibles soluciones, un precio algo mas caro pero que traiga las prorrogas y otro que las acaben de quitar y sanseacabó.
    En el mundo el estado recauda por IMPUESTOS, hagan esto si lo que quieren es recaudar.
    Saludos

    • Preocupao dijo:

      ¿Qué lo impide? Muy sencillo: la cantidad de dinero que se recoge con dichas prórrogas. ¿Te parece poco?

  • Dr Hanuarys dijo:

    No es menos cierto que Cuba actualiza su política migratoria pero eso no es para todos los sectores de la sociedad los médicos seguimos encaustrados a merced de decisiones de otras personas, como si no fueramos seres humanos con derechos a viajar y vivir donde deseemos y que esas personas tomen las riendas de tu vidas y decidan por uno. No estoy en desacuerdo con que cada país vele por sus recursos humanos y más los calificados; pero hay manera de estimular para que esos profesionales no emigren o no piensen en hacerlo, tomaron la decisión de cerrar en vez de buscar mecanismos de atracción que considero se pueden hacer.

  • Roberto dijo:

    Con el mayor respeto: Por qué cuando la visita de Obama, nuestro canciller no aprovechó esa oportunidad de flexibilisar o de ajustar la politica migratoria(si es quien decide eso u otros) con sus propios conciudadanos, por que tiene que ser que cuando aprietan la tuerca del otro lado de la orilla es que se piensa hacer algo a favor de los propios ciudadanos cubanos,mi pregunta es por que ahora y no mucho antes.Tal parece un juego politico para tratar de tener a la migracion cubana al menos la de estados unidos en la mano (cuba se abre y estados unidos se cierra, me parecio con el mayor respeto un juego de palabras chistoso), de todas formas se saluda este gesto que para mi significa un paso mas de avance en la actualizacion de nuestra politica migratoria,un paso mas hacia la democratizacion y la humanizacion de nuestra politica migratoria con nosotros mismos. Perdonen mi franquesa.

    • El buril dijo:

      Roberto: Habemos tantas personas que concordamos con usted. Su comentario es del tipo que prefiero y que promueve el debate. Saludos.

  • Alex dijo:

    Lamentablemente para algunos la puerta de salida aún sigue “entreabierta” por razones tan poco justas como ser profesionales de la salud. Este derecho de salir libremente del país se encuentra “regulado” por un Decreto Ley que ubica a los médicos en el mismo grupo de aquellos que tienen causas pendientes con la justicia y los convierte en ciudadanos de otra categoría a todas luces inferior. Aunque en un principio se dijo que el objetivo de la medida no era prohibir sino regular, ello ha quedado en el papel y se dan casos, no pocos, de negativa expresa del permiso sin explicación convincente. Las leyes deben ser UNIVERSALES, válidas para todos los ciudadanos y aunque siempre existen EXCEPCIONES a la ley, ser médico me parece más sinónimo de HUMANISMO, ENTREGA, DEDICACION Y SACRIFICIO que de cualquier otra categoría que merezca un aparte legal para “regular selectivamente” un DERECHO.

  • A. Botillo dijo:

    Si la dirección histórica del país concluye en este año, a los cuales les debemos gratitud y a los cuáles también debemos nuestras penas por errores cometidos en el proceso, entonces sugiero al pueblo, ya que al menos fuimos educados gratuitamente y por tanto somos libres de ignorancia, o mejor a la Asamblea NAcional representativa del pueblo que es la que vota por 11 millones de cubanos, a que siga en la presidencia del país un revolucionario capaz de interpretar correctamente los principios de la ideologia socialista de Fidel y Raul, que lo haya demostrado con hechos. Que por cualidades tenga en primer lugar criterio propio, que no haya en su discurso verborrea, por cuanto el pueblo sabe que el que repite mas de lo mismo no tiene carácter, y porque para seguir los principios de la revolución no hay que hablar igual, sino progresar. En mi opinión y digo mi opinión, para que sea respetada, por cuanto muchos no aceptan la polémica y diversidad del criterio aún cuando gire en torno a los mismos principios, debe ser elegido como presidente de la República Lázaro Expósito. Creo además que es el sentir de millones de cubanos. No deseo con esto demeritar al vicepresidente del país, solo expreso mi opinión que por lo que he leído coincide con una gran mayoria. Para mi él no solo es un hombre de carácter, criterio propio, intransigente y carismático, sino que es en esencia un líder. Todo lo que toca lo transforma. Muchos podrán decir que su techo es ser secretario del partido, pero que alce la mano el que tenga la cualificación necesaria para determinar ” el techo ” de un dirigente. Saludos. Esto no tiene que ver con el asunto pero es una opinión.

  • A. Botillo dijo:

    Reitero un comentario sobre la migración. La migración es un proceso natural, que ocurre desde el surgimiento de la propia humanidad, está por lo tanto condicionada en nuestro adn. Parece ser que faltó cultura en este entendimiento en nuestro país, sobre todo porque antes de revolcionarios, marxistas, o capitalistas somos seres humanos que como principio básico debemos sobrevivir. Quién tiene el derecho de impedir, limitar el regreso a su tierra de migrados?? La tierra no tiene nombre propio de nadie, no es marxista o imperialista o budista o católica, es sencillamente nuestra por derecho universal. Ahora yendo al grano…cómo es posible? Quién determinó como castigo y con qué derecho a impedirles a tan nobles profesionales como los médicos que no puedan regresar a su país en 8 años. De quién es la culpa que los médicos cubanos, que por supuesto, no tienen acceso a recursos, a formas de desviarlos, a firmas autorizadas, a aso iaciones con empresarios extranjeros, a dinero en efectivo, etc, de que se vayan buscando algo básico como tener comida y dinero para ejercer correctamente su profesión. Quién no sabe que los médicos que tienen que coger guaguas, si tienen con qué, botear los que pudieron heredar un carro antiguo, pedir botellas, o atorarse en una guagua para ir a operar, para ir a pensar, a salvar vidas, o dar aliento? Y que a veces ni comieron apropiadamente. Hasta qué dia los profesionales cubanos que no tienen acceso a desvios de recursos, o a establecer jugosos acuerdos por tal de ganarse unos extras, deben pagar las consecuencias?? Por qué tiene que ser castigado buscando sobrevivir incluso a expensas de dejar la carrera que ama, porque sencillamente en Cuba, un botero, un dependiente, un merolico, o revendedor de carros, y hasta un vago, tienen más comida que el pobre médico. Hasta cuándo el salario de los profesionales se va a fugar en viajes al extranejero, en gasolina, en aviones, en escuelas, en eventos, en cajas registradoras, en acuerdos que socavan al pais, en alimentar la cultura del vago, del estafador? Si usted se respeta como profesional al menos tenga la decencia de publicar mi criterio que en definitivas se conoce en Cuba.

  • Daniel dijo:

    Yo no veo ninguna puerta abierta, ni siquiera entre abierta para los cubanos poder salir a viajar (derecho Humano Universal), hasta los paises con visado libre dan bateo para viajar, dime tu los que piden VISA, por ejemplo MEXICO, que es dramatico, heroico y no se que, obtener una visa de TURISTA. creo que nos marcaron durante años, con tantas regulaciones, restrinciones y prohibiciones, como emigrantes, y ahora les cuesta trabajo a los paises entender que no todos queremos emigrar, sino viajar y conocer. No entiendo como estan las puertas abiertas, con un pasaporte carisimo, las prorrogas cortas, la validez mas corta aun, los tramites tediosos, las regulaciones para viajar en el tapete (profesionales), y para colmo, con un salario de 12 a 16 CUC al mes. por favor revisemonos nosotros primero antes de hablar. pongamos el catalejo correctamente, no al reves. Espero que CUBADEBATE publique mi comentario. gracias

    • sachiel dijo:

      Daniel, apopyando un poco tu comentario:
      Una visa o visado es una autorización condicionada que otorga un país, típicamente a un ciudadano extranjero, para entrar y permanecer temporalmente en dicho país, o para abandonarlo. Los visados actúan pues como una norma entre países para legalizar la entrada o estancia de personas en un país donde estas no tengan nacionalidad o libre tránsito, ya sea por convenios bilaterales entre el país de la nacionalidad de la persona y el país de destino, todo fundamentado por una razón bien definida. El visado es un documento que se coloca adjunto a los pasaportes por las autoridades para indicar que el documento ha sido examinado y considerado válido para las personas que entran o salen de un país. Existen distintos tipos de visa o visado:

      Visa de tránsito. Sirve para que una persona que deba hacer escala en un país para luego ir a otro, pueda permanecer en esta escala por lo general en un máximo de 3 días.
      Visa de turista. Para personas que deseen visitar un país con el propósito de conocerlo, en calidad de turista, y no se permite que la persona haga negocios dentro del país al cual se visita o trabajar en este, solo gastar dinero. A excepción de otras visas ésta generalmente es gratis. Por lo general tiene duraciones entre 1 a 6 meses.
      Visa de trabajo. Solo para propósitos de trabajar siempre y cuando una empresa del país de destino lo contrate para tales efectos. Es más extensiva en tiempo y renovable.
      Visa de estudiante. Para los efectos de una persona que está matriculada en un centro educativo del país de destino. Como lo dice el nombre, es una visa para estudiar en dicho país.
      Visa diplomática. Para personas que ostenten un cargo diplomático puedan visitar tal país para efectos diplomáticos tales cual visitas oficiales de mandatarios, o efectos de embajada.
      Visa de periodista. Para aquellos que ejerzan la profesión de periodista, puedan ejercer su profesión por un periodo esporádico de tiempo, para cubrir ciertos eventos que se estén realizando en dicho país, de naturaleza relevante o de investigación.
      Visa de matrimonio. Para quienes contraigan matrimonio con una persona que posea nacionalidad del país de destino.
      Visado de entrada. Es una autorización para poder presentarse a una aduana migratoria del país de destino, y solicitar ahí la entrada formal (es importante señalar que la sola posesión de un visado no garantiza la entrada al país, esto sólo puede decidirlo el oficial de migración). Se trata de una forma que tienen los gobiernos de controlar el tránsito de extranjeros. Estos visados son de dos tipos: los de pasaporte, que permiten el acceso a un país para una visita de duración definida, y los de inmigración, que suponen una autorización para residir en el país de forma permanente. Los segundos requieren muchos más requisitos, suele ser difícil su obtención.
      Visado de salida. Es el que algunos países exigen a sus ciudadanos cuando desean viajar al extranjero. Se trata de visados que se requieren para el abandono de un país que se encuentra en condiciones políticas, sociales o económicas desfavorables.

  • orland dijo:

    Copio,

    Tiafoe dijo:
    Va a pasar mucho tiempo antes que el gobierno cubano normalice relaciones con la emigración cubana.Hay muchas diferencias, además muchos emigrados pasan a formar parte de grupos que atacan a Cuba en las redes.
    —————

    Eso es mucha verdad, lo se por experiencia propia. No descansan, perece que estan, como yo, retirados, y no tienen otra cosa en que entretenerse.

  • esculapio dijo:

    muy de acuerdo con el escrito, es necesario que se abran TODAS LAS PUERTAS desde afuera y desde adentro. por ejemplo que los médicos no sean regulados para poder viajar a su antojo dentro de su mes de vacaciones…eso seria muy importante de ser debatido por parte del Ministerio de Salud Publica y se ahorraría mucho papeleo

Se han publicado 21 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Juana Carrasco Martín

Juana Carrasco Martín

Periodista cubana y jefa de la página internacional del diario Juventud Rebelde.

Vea también