Imprimir
Inicio » Opinión, Sociedad  »

Fernando Martínez Heredia en el tiempo crucial de Cuba

| 9
Fernando Martínez Heredia y Jesús Arboleya en transmisión de podcast desde Cubadebate, en el 2016. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

Fernando Martínez Heredia y Jesús Arboleya en transmisión de podcast desde Cubadebate, en el 2016. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

 

Destrozado quedé cuando temprano en la mañana de este lunes recibí la noticia de que había muerto Fernando Martínez Heredia. Con pocas palabras, pronunciadas entrecortadamente, pude reaccionar: “lo perdemos cuando más falta nos hace”.

No hablaré aquí de cómo lo conocí, del honor de su amistad, de conversaciones con Esther, o de las visitas al humildísimo apartamento donde en una computadora antediluviana, ambos aportaron a Cuba un trabajo por el que muchas veces se negaron a cobrar un solo centavo. Para algunos se ha puesto de moda despedir a grandes personas hablando más de sí mismos que de quien se ha marchado. Así, el tributo se convierte en oportunidad para desviar la luz que merece justamente una trayectoria memorable hacia el ego de un supuesto admirador que ahora resulta ser el más cercano amigo y hasta reconocido discípulo.

Fernando jamás hizo eso, él hablaba de esencias, de ideas, y de cómo convertirlas en hechos en beneficio de las mayorías. En estos últimos años se dedicó “a mostrar con claridad las cuestiones principales, porque, en tiempos como estos, esas cuestiones exigen claridad y determinación”, cuando “estamos viviendo en Cuba un tiempo crucial de enfrentamiento cultural entre el socialismo y el capitalismo”.

Siempre políticamente incorrecto: cuando otros se derretían por aparecer en la prensa norteamericana, escribió la descripción más sintética y demoledora que he leído sobre The New York Times, en un breve texto cuyo título de por sí es una joya: “Cuba, EE.UU. y el mundo de los contratos” con el que se adelantó a lo que después sería la política de Obama hacia Cuba. Cuando se linchaba mediáticamente a los jóvenes que representaron a Cuba en los foros paralelos de la VII Cumbre de las Américas, en Panamá, tuvo el valor de ir a contracorriente y expresar “admiración hacia las actitudes ejemplares que tuvieron”.

Cuánto hubieran dado por tenerlo entre sus colaboradores algunos bienpagados espacios para así legitimar su trabajo de zapa, los mismos que ahora lo halagan oportunistamente desde donde se lanzó la tesis de que no existe la guerra cultural que él sistemáticamente denunció. Pero él prefirió siempre enviar sus textos a Cubadebate y La pupila insomne, sabiendo que sólo recibiría a cambio la publicación inmediata por sus leales compañeros y el respeto admirado de los lectores. Tampoco fue en las embajadas occidentales ni en eventos financiados con nutridos patrocinios donde dijo sus verdades: las organizaciones de solidaridad con Cuba, las instituciones culturales de la Revolución y los espacios en que se reúnen los luchadores contra el imperialismo fueron su tribuna.

Ha muerto un comunista, para algunos un “extremista de izquierda”, como él mismo nos contó llamaban a Antonio Guiteras los embajadores norteamericanos. Un guevarista, un fidelista, un martiano y un marxista antidogmático al que tendremos que volver muchas veces en las batallas contra el “anexionismo simbólico” y el “nacionalismo de derecha”, a los que dedicó agudas valoraciones.

Fernando Martínez Heredia fue, sin dudas, un hombre bueno y limpio, pero nos nos quedemos ahí. Como él nos dijo sobre Fidel, también de Fernando hay que rescatar “su caudal”, precisamente ahora “cuando el capitalismo enarbola su democracia desprestigiada, corrupta y controlada directamente por oligarquías, y les exige a los gobernantes tímidos y a los opositores respetuosos que se atengan a sus reglas como a artículos de fe, una actitud que sería suicida, porque esas reglas están hechas para conservar el sistema de dominación capitalista.”

En la tarea de forjar una cultura anticapitalista y antiimperialista, su obra, pero también su fe en el pueblo y especialmente en los jóvenes, su ética de intelectual revolucionario, son un referente que no tenemos derecho a perder.

Se han publicado 9 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • mercedes dijo:

    Siento mucho la pérdida de tan valioso combatiente de las ideas. Cuando desaparece físicamente un revolucionario de tal valía, pienso en la obligación que tienen nuestros jóvenes de estudiar su legado y de continuarlo a la luz de los nuevos tiempos, siempre con la mente y el corazón puestos en la salvaguarda de nuestros principios. Un día como hoy en que amanecimos con Maceo y el Che más cercanos si esto fuera posible, el homenaje hacia ellos y hacia todos los héroes de la Patria, hacia nuestro Fidel, es también respetar la memoria de Fernando Martínez Heredia. Quiero citar unos versos de Benedetti, que vienen muy bien para el examen de conciencia que cada cada cubano se debe a sí mismo en esta hora crucial: ¨que la muerte pierda su asquerosa / y brutal puntualidad / pero si llega puntual no nos agarre / muertos de vergüenza. ¨

  • Carlos de New York City dijo:

    ” Para aquellos amigos , compañeros , hermanos de clases, militantes del partido Comunista de Cuba, familiars ,vecinos ,en Fin Para todos UTDS que saben llevar con respeto y Principios Humanos la personalidad propia , el Trabajo y la dedicasion de este humilde Hombre , sencillo y cubano , Hermano Presente ” : Fernando Martínez Heredia

    hace unos dias o apenas Horas , que lei esta lamentable partida de nuestras Vidas, no a un mundo major porque major que la Vida no existe nada , para mi entender y principio basico, si a descansar, despues de tantos años de Luchar y Defender su vida como su camino al andar, su Trabajo y aquellos estudios.
    NO sentia que debia escribir nada , Hoy si ; Hoy tenga la serenidad para hacerlo , el dolor humano y el infortunio de no haber tenido la oportunidad que tubieron todos sus amigos y hermanos en conocerle, de todas maneras , siento mucho y con profundo dolor como un familiar y ser humano , al igual que todos en Cuba quienes les conocieron , si dejame decirte algo donde quieras que vayas a tu descanso eterno ” Pude leer de ti a traves de la internet, otros tambien que te dedicaban letras y parrafos , sinceramente, habia una quimica mia hacia usted a traves de los mismos comentarios y algunas fotos suyas, ya es tarde, usted no sabra esta ni podras leerme, pero si estoy seguro que espiritualmente usted se llevo todos los elogios y respeto de cada cubano que te conocieron, en el mio propio Hoy ,reciba usted mi mas alto respeto y cariño que tome en cada lectura donde aparecia su nombre , su imagen de un hombre Bueno y Honesto, su cara es la misma de aquellos en Cuba que saben Trabajar ,, estudiar , cumplir con sus obligaciones y principios como esta de mas decir , cumplir con las mismas familias,un abrazo aunque ya no este , pero si un abrazo eterno a su Bondad y valor porque supiste vivir y trabajar de frente , de cara al sol.
    ! hasta pronto ! recuerda que en Cuba dejaste una Gran familia y muchos Ejemplos Buenos, Tan Buenos como esos mismos Consciudadanos mios de Cuba ..! Viva Cuba !
    ! Viva Nuestro Pueblo Cubano de Pie !

  • fidelds dijo:

    Exelente artículo el de Iroel, Fernando fue un pensador irreverente, crítico,profundamente dialéctico, no tenía la voz poderosa del tribuno, pero si una lógica y una coherencia en sus ideas, además de un enfoque tan lúcido que te hacía ver las esencias en pocas palabras cautivando al auditorio.
    Siempre admiré en él ese anticapitalismo raigal, sin ningúna grieta, insobornable.Ciertamente nos va a hacer falta en las batallas ideológicas presentes y futuras, cuando lo que se está definiendo en Cuba es la visión de la nación y el proyecto que queremos y cuando a veces vemos asomar el plumaje del oportunismo o la bandera de la claudicación vergonzante disfrazados de revolución.

  • Sara Santacruz V dijo:

    Desde Ecuador estoy también consternada por la pérdida de el revolucionario Fernando Martínez Heredia. En estos momentos, en que no obstante nuestra confianza en ustedes lo revolucionarios cubanos, estamos bombardeados de datos que nos desconciertan, buscaba leer al compañero FMH. para interpretar y orientar lo que ocurría en Cuba, con la certeza de que la presencia activa de los revolucionarios garantizarían los rumbos del proceso cubano. Creo que es una pérdida inmensa.

  • Luis dijo:

    Desde la Universidad de Oriente, espacio que amó sinceramente, volvemos a dejar nuestra constancia de dolor y compromiso. Y la gratitud a Iroel, que anduvo hace poco por aquí, por este magnífico escrito.

  • Alfonso Alonso dijo:

    Los que nos consideramos guevaristas por antonomasia hemos perdido un conocedor superlativo de la obra del Che. Y nuestro pueblo tiene en la obra de Fernando Martínez Heredia un profundo caudal de análisis, tal como expresa Iroel en su sentida y útil despedida al amigo, al compañero de batallas de las ideas que tanto nos aportó.
    Sumo mi voto con humildad a la demanda que nos concita esta irreparable perdida: difundir y convocar el estudio de la obra de Fernando.

  • enrique Vital Alfaro dijo:

    Muy interesante y útil el articulo de Iroel,Fernando fue aquel revolucionario de verdad,que dice las cosas como la piensa pero con mucho cuidado,para que todos los entiendan,aunque no siempre fue así,su pensamiento critico era tan oportuno,que podia utilizarse como una guia para la acción,como lo es el Marxismo que con tanta profundidad estudio y lo quiso llevar a nuestras condiciones ,por eso tambien estudio con mucha profundidad y admiró al Che,porque su pensamiento critico y su ejemplo le hacia mucho falta a Cuba,se necesita que hoy los nuevos funcionarios y dirigentes vuelvan a el para salvar a nuestra revolución y tener una poderosa arma ideológico con la cual enfrentar la guerra de ideas que el capitalismo nos hace,Capitalismo que tiene muchos recursos y experiencias que sabe utilizar y muchas veces logra penetrar en las brechas que nosotros mismos le abrimos,Fernando nos dejó sus escritos y sus libros y en ellos nos hace un llamado de volver al pensamiento critico del Che y a su magisterio.

  • Ismaelillo dijo:

    Ha muerto Fernando Martínez Heredia como fue un revolucionario, intentó ser un marxista y se puso del lado de los trabajadores, merece honor. Recientemente leí en “Autocríticas”, un excelente libro de Ruth Casa Editorial su artículo “Que es el socialismo”, realmente no me aportó nada nuevo, ni siquiera la esencial definición de dio Che Guevara: “es la eliminación de la explotación del hombre por el hombre”. No le culpo, es muy difícil en nuestro país defender el verdadero socialismo frente al neoestalinismo y su modelo: el “socialismo real” desaparecido en la Unión Soviética y en todo el mal llamado “Campo Socialista” a fines del siglo pasado, precisamente por ser la antítesis del verdadero socialismo. No le culpo y le deseo que descanse en paz y superviva en la memoria de sus familiares, sus amigos, sus discípulos y sus obras.

  • juan dijo:

    Como Machado el poeta, trato de distinguir las voces de los ecos. Martínez Heredia era sin duda una voz y una voz sabia y visceralmente revolucionaria. Lamentablemente, como ya se dijo, se fue cuando buena falta nos hace. Deja afortunadamente su vida y sus escritos. Queda por todos nosotros que siga en ellos vivo.

Se han publicado 9 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Iroel Sánchez

Iroel Sánchez

Ingeniero y periodista cubano. Trabaja en la Oficina para la Informatización de la Sociedad cubana. Fue Presidente del Instituto Cubano del Libro. En twitter @iroelsanchez

Vea también