Imprimir
Inicio » Opinión, Cultura  »

Los siete magníficos

| 12

denzel-washingtonDenzel Washington estaba de alguna manera predestinado a encarnar el papel de Malcom X, el gran dirigente negro, no existía otro actor negro con la fuerza y el carisma necesarios para asumir esa responsabilidad actoral.

El notable dirigente de los derechos civiles de los negros continuaba con otras estrategias, la lucha de Martin Luther King quien había sido asesinado.

Malcom X era una personalidad muy poderosa, y sus planteamientos tenían la novedad de que veía la lucha contra el racismo en EE.UU. como parte de un movimiento mundial. Su prédica fue ganando adeptos y su personalidad y su mensaje se consideraron peligrosos para la extrema derecha que intento desprestigiarlo en los medios de difusión.

Como no podían acallarlo, también fue asesinado. Mientras estaba en un acto con una audiencia nutrida de negros activistas, de entre ese público emergieron unos sicarios armados y fue asesinado. El filme que se realizó sobre su vida, está interpretado por este actor, Denzel Washington.

Este personaje que no tenía un mensaje incendiario, sino que razonaba con actitud política y social su prédica sólo podía ser interpretado por un actor tan talentoso que daba verosimilitud y fuerza a un personaje tan importante. Esta es una de las grandes interpretaciones de Washington, ya veterano.

Quisiera referirme como prueba de su versatilidad, a un filme en un género que siempre tenía como base directa o indirecta la supremacía blanca, donde los indios eran mostrados como seres inferiores, cobardes y eran el decorado para que los blancos, incluyendo la famosa caballería formada por blancos se impusiera.

En la película Los siete magníficos Washington invierte los roles aquí el héroe, el super vaquero es él y lo hace muy bien y convincentemente en un oeste lleno de acción y tiroteos, pero al final triunfa la causa de Washington, que está admirable.

Los siete magníficos a que me refiero, es un remake de un filme con el mismo nombre, realizado en Hollywood en l960, y dirigido por Preston Sturges, un típico oeste sin mayores implicaciones. La versión del 20l6 que hace Washington, es un remake novedoso.

La historia que cuenta este filme se inserta en el género del western pero tiene algunos planteamientos claves para entender lo que en mi opinión es una reivindicación del negro, que como el indio, era siempre relegado a un segundo plano. Es también un remake si podemos llamarlo así, de un extraordinario filme japonés: Los siete samuráis .En este extraordinario, filme dirigido por Akira Kurosawa y actuado por Toshiro Mifume, se asoma a los problemas sociales que le dan un interés especial a esta versión de Los siete magníficos.

La anécdota es relativamente sencilla: un pequeño pueblo es asolado por un grupo de bandidos que obedecen a un latifundista que no vacila en mandar a robar y asesinar para hacer desaparecer a ese pueblo.

Denzel Wahington es un vaquero conocido como guerrero, y los vecinos del lugar desesperados le ofrecen dinero para que los proteja nuestro héroe y queda claro que lo hace no solo por el dinero que es muy poco sino por combatir al poderoso latifundista. Contrata a unos pistoleros experimentados para formar un pequeño grupo: Los siete magníficos.

Este grupo solo, no puede con la fuerzas del latifundista y aquí viene un giro interesante en la película porque nuestro hombre da clases de tiro a los asustados lugareños, y les enseña a hacer trincheras para contener al enemigo. Está claro que la suerte del pueblo no está solo en siete hombres, sino en los lugareños que terminan incorporándose a la defensa de su tierra. Mientras los combates suben intensidad y caen de uno y otro lado.

La defensa viene a ser casi heroica. Mientras Denzell recorre con su caballo y combate y protege a los campesinos con una pasión que va más allá de todo el dinero que le pueden pagar. Este es un típico oeste con sus tiroteos pero aquí el gran héroe es un negro valiente y sensible a la injusticia, es un filme apasionante por el derroche de acción que no es segundo de ningún otro oeste.

Es un filme interesante que transmite varios mensajes subliminales y que consagra en un género que pertenecía a la supremacía blanca. Termino diciendo que Los siete samuráis ha sido vista en y es conocida en Cuba, y me parece un directo precedente en la cinematografía mundial de esta nueva versión de Los siete magníficos.

Se han publicado 12 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Jose R Oro dijo:

    Excelente crítica del gran Miguel Torres, característicamente penetrante y sincera. Creo que la nueva versión de “Los siete magníficos” está pensada para conquistar a todos los grupos étnicos que integran al público estadounidense y mundial. Así aparecen en la pantalla un afroamericano, un latino, un asiático, un nativo (indio) americano y una mujer formando una improbable asociación en el Wild West. Más que una auténtica voluntad política, esto representa a mi juicio el deseo de Hollywood de captar a un máximo número de audiencias y mercados, y caerles bien a todos, si se aspira a obtener un resultado triunfal en taquilla. Lo que no se diferencia tanto de lo que hace un candidato presidencial en campaña electoral como vimos recientemente en los EE.UU.

    No introducen directamente el tema de la homosexualidad (que también tiene cierto peso taquillero en los EE.UU y por doquier). Sin embargo sorprenden unos momentos que se destacan por la insólita intimidad que desprenden. “Por favor, recuérdame como fui una vez”, le pide al protagonista Denzel Washington el estafador fumador de opio que interpreta Ethan Hawke, en lo más parecido a una escena de amor que se vea en esta película.
    Otras características (verosímiles en este caso) son:

    1. Obsesión por la propiedad privada en personajes del pueblo que reclaman sin cesar aquello de “esta tierra es mía”.
    2. También la comunidad aglutinada en torno a la iglesia, que es el centro vital del pueblo.
    3. “Ojo por ojo, diente por diente” como preponderante (si no único) sistema de valores.

    Curioso decir que cuando el fenómeno Kurosawa creó el original, como menciona Miguel Torres en “Los siete samuráis”, trato de apartarse de los estereotipos del cine japonés y utilizo elementos del western para hacer más original y atractivo su nuevo y revolucionario film. Lo logró y de qué manera. Denzel Washington es un gran actor, pero prefiero a Toshiro Mifune en el rol protagónico.
    Muy buena película, gran espectáculo, pero su presunto contenido social es en buena parte, como diríamos en fútbol, “jugada de laboratorio”. Vale la pena verla, muy bien actuada, dirigida y manufacturada.

  • Luis Fonte Galindo dijo:

    Excelente artículo. Cuando vi esta versión de Los siete magníficos, de un género del cine que me es lejano, la percibí en los mismos términos que usted la describe. Es uno de esos infrecuentes casos en el que el remake supera la versión original.
    Más allá de que no siempre coincido, lo cual es muy saludable, soy asiduo lector de sus artículos sobre cine en Cubadebate (por sugerirnos evocar filmes del pasado, y contextualizarlos, desde una perspectiva más contemporánea).

  • El casinero dijo:

    Sin dudas Denzel Wahington es unos de los mejores actores del momento, quien si no el para interpretar este personaje, ya lo ha hecho en varios filmes. Este filme ya lo vi y creanme ha sido uno de los mejores filmes que he visto hasta el momento, es como si renaciera este genero que tantos adeptos tuvo en un tiempo

  • Patriaeshumanidad dijo:

    Sin duda uno de los pocos remakes mejores que el original, y no hablo de los siete samurais de Kurosawa, sino del oeste de los 50, protagonizado por el ruso aquel, el calvito

    • alfredo dijo:

      YUL BRINNER

  • cmam dijo:

    la peli no me gustó, ni un poquito, cosa mas mala y holliwodense si no recuerdo mal
    en la trama de kurosawa, los samurais entrenan a los campesino tambien y estos terminan corriendo de miedo cuando se presenta la acción, había un crecimiento de los personajes donde los samurais (rounin , samurais sin señor) empezaban a cree en la causa de los campesinos, y otra cosa era la paga, los campesinos pagaron con arroz, que significa mucho, porque no e nada,
    en esta cosa de holliwood pues tienen oro, y si tienen oro poque contratar al grupo de sanacos estos cuando pueden sobonar a alguien de ejercito, o pagar su propio ejercito,
    tengo que agregar que desde el punto de vista del heroe concuerdo con la crítica, pero el filme sigue siendo una basura, porque una peli tenga buenos actores no significa que sea buena, sólo significa que va a estar bien actuada
    saludos

  • Piloto dijo:

    en algo tiene razon cmam , si tenian buenos actores y no estaba tannnnn buena q digamos, pero a los amantes del western estoy seguro de q les encanto por q el genero en si no sigue los mismos conceptos de grabacion ni de guion a los q estamos acostumbrados a ver en las pelis mas recientes.

  • cinefilo dijo:

    Es una de las peores peliculas q he visto en mi vida, por favor, me parecen q deben ampliar sus horizontes filmicos, totalmente de acuerdo con cmam

  • Piloto dijo:

    Supongo q hubieses preferido una version fuera de holliwood, no se digamos una version francesa, o una italiana o quizas q formara parte de las interminables sagas de (bolliwood) disculpen si no la escribi correctamente es q de tanto ver el cartel en la tele no estoy seguro si es asi,vamos a recordar primera mente de q hablamos de una pelicula de ficcion ,nada real cuyo unico proposito se deja ver bien en claro con el derroche de medios, luces, efectos y demas (entretenernos) para eso esta echa ,llega el fin de semana estas descansando, y quieres pasar un rato agradable para refrescar de la presion semanal y mi pregunta cinefilo es : que opcion cinematografica pudiera ser la correcta para estos casos.

  • Radical dijo:

    Excelente film en mi opinión!!…..en todos los sentidos….respetando el criterio de otros.

  • Sabrina dijo:

    Para gustos se han hecho colores y aquí nadie tiene la verdad en la mano. No la había visto, la busqué y la vi, me gustó, me centré en lo que dice el Profe Miguel Torres, en la actuación de D. Washington que es genial. Los horizontes fílmicos se abren viendo bueno y malo, aunque esta película mala no es, que a algunos no les guste, es lógico. Gracias Torres por una nueva reseña donde siempre aprendo algo.

  • Noslen dijo:

    Acostumbrada a pisar el asfalto de su ciudad natal, Yanelis casi muere en medio de un lodazal intrincado de los llanos del Cauto, mientras auxiliaba a sus pacientes en riesgo por las inundaciones.

    Ocurrió el mismo miércoles en que las nubes grises, el viento en progresivo aumento y la llovizna convertida poco a poco en aguacero torrencial, anunciaban la cercanía de Sandy. Sin embargo, en las tierras bajas de Aguacate y otras cuatro comunidades aledañas, del consejo popular Grito de Yara, en el municipio granmense de Río Cauto, el peligro mayor eran las aguas desbordadas del Salado, que ya empezaba a dar muestras de soberbia.

    En su primera misión como médico graduado, la bayamesa Yanelis Sánchez Roselló atendía la vasta zona desde hacía menos de un mes y, según le informaron ese día temprano, sería preciso evacuar a las personas más vulnerables hacia Grito de Yara. En espera de los tractores, ella preguntó si habían avisado a las 12 familias de La Macota, cuatro kilómetros más lejos, y como nadie le confirmó partió a campo traviesa bajo la lluvia, sola, y con el agua a media pierna, a dar la alarma.

    Fotos Armando Contreras TamayoSiempre alegre y dispuesta, Yanelis es admirada por todos.

    “No sabía dónde pisaba —cuenta Yanelis— hasta que un hombre casi al final del trayecto me dio una rama como bastón y me guió hasta la primera vivienda. Los puse sobreaviso casa por casa y enseguida organizaron la salida, primero de niños y mujeres, hacia mi consultorio en Aguacate, donde nos recogería el transporte.

    “Traté de seguir hasta Saladillo, pero no me dejaron, y aunque insistí y logré salir, enseguida comprobé que solo a nado era posible. Entonces retorné con la misma dificultad a Aguacate, hasta que me dieron alcance en caballos para llevarme hasta Grito de Yara, pero de ningún modo acepté. No dejaría a mis pacientes, y menos sabiendo cuántos niños asmáticos tenía, embarazadas, enfermos que podrían necesitarme”.

    Los vecinos tenían una sólida razón. Yanelis es una asmática crónica que desde el lunes anterior había tenido los síntomas de una crisis, y en efecto, la “tirada” hasta La Macota le cobró enseguida, y muy caro, el atrevimiento.

    Casi al anochecer llegaron las carretas, y mientras personalmente ordenaba quiénes se irían primero, ya sentía la opresión de la asfixia en el pecho. A duras penas la convencieron de irse en ese viaje con otras 146 personas, “un viaje terrible, el peor momento de mi vida”, confiesa.

    Las pocas fuerzas que le quedaban las compartía entre sujetarse de los tremendos bandazos por el camino intransitable, y repasar el estado de cada pasajero, los niños sobre todo, asegurándoles las capas improvisadas, calmándoles el llanto…

    “Pero llegó el momento en que no pude más, apreté el brazo de mi enfermera y sentí que respiré el último poquito de aire que permitieron mis pulmones. Solo recuerdo el grito desesperado de las personas, el tractor detenido de repente, y el auxilio urgente del técnico rehabilitador que iba en la evacuación. Sandro me salvó la vida”, dice.

    “Estaba muy cianótica, casi asfixiada totalmente —relata Sandro Morales, el técnico en rehabilitación. Todo era proclive a una complicación: el agua, el viento, el agrupamiento. Lo único posible era estimularla con digitopuntura en algunos sitios clave. Así lo hice y pudo volver a respirar débilmente, hasta llegar a Grito de Yara”.

    La doctora Irais Coober Cadrelo fue la primera en recibirla: “Llegó en muy mal estado, con una cianosis severa por el déficit de oxígeno, y aún así entró al centro de evacuación con un pequeño en brazos. Hubo que atenderla de urgencia. Cuando fuimos a ponerle el suero debimos mostrarle que había suficientes para que lo aceptara, porque a pesar de su extrema debilidad insistía en que faltaban por llegar varios niños asmáticos, que ella aguantaba”.

    Alguien con un celular marcó a la casa de la madre, en Bayamo, quien con la presión disparada por la preocupación —aunque no sabía los detalles—, se tranquilizó mucho cuando su hija le afirmó: “Estoy bien, mami”, y luego otra persona le explicó que cortó por ir a atender a unos pacientes, sin sospechar que el aliento no le alcanzó para decir más.

    Narran testigos que cuando fue trasladada al consultorio médico reforzado —más grande y equipado—, un grupo numeroso de sus pacientes la acompañaron y esperaron por horas la recuperación.

    Mejoró muy lentamente, pero al saber de la cantidad de vecinos a la expectativa, sin importarles la lluvia y el viento, decidió obstinadamente volver al centro de evacuación para que sus acompañantes se pusieran a resguardo. “No soportaba verlos allá afuera”.

    Dos días después del paso del huracán, de la noche épica pero terrible, a Yanelis hubo que trasladarla al hospital provincial Carlos Manuel de Céspedes, en Bayamo, y todavía hoy está convaleciente.

    La joven doctora solo volvió este jueves a Grito de Yara, “para justificar los días de mi ausencia”, y de paso ofrecer esta entrevista. Granma debió esperar un mar de abrazos y saludos de compañeros suyos, de incontables vecinos y pacientes, hasta de gente que antes no la conocía. Belkis Fonseca, su auxiliar en el consultorio, habla de la preocupación constante en Aguacate y de cuánta gente lloró; Pedro Árias, residente en Las Ovas, dice que “es inigualable, extremadamente humana y preocupada”, y Ana Castillo lamenta como muchos el cambio de consultorio en bien de su salud, “pero aunque esté un poco más lejos ahora, para nosotros seguirá siendo la Doctora de Aguacate”.

    Solo allí, entre tantos gestos de respeto, conocimos que el asma la castigó al menos tres veces desde que se instaló en el intrincadísimo lugar, permanentemente húmedo, y aunque en la primera crisis le propusieron un traslado a Grito de Yara, “nunca acepté porque la enfermedad no me haría más chiquita de lo que soy en estatura”.

    Yanelis tiene 32 años y la Medicina no fue su primera carrera. Iniciada como estudiante de Ingeniería Química, un tumor en el oído le interrumpió los estudios y la hizo padecer un par de años. Al parecer, tanto tiempo a merced de los médicos le alimentó la vocación, y acogida al Curso de Superación Integral para Jóvenes, aprobó el test de aptitud para hacerse doctora¼ y entonces recomenzó.

    Yanelis se graduó en julio pasado, pero empezó a ejercer hace apenas un mes. En tan brevísimo tiempo volvio a graduarse con un título mayor, ejemplar, paradigmático. Ella no quiere que se lo repitan, “es que no hice nada extraordinario, era mi deber, los médicos tenemos un juramento¼ “, pero su gente allí la ve como una heroína.

    Por mucho tiempo no podrá evitarlo; es un riesgo que corre la persona cuando en ella es verdad el amor, la humildad, la actitud cabal.

Se han publicado 12 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Miguel Torres

Miguel Torres

Miguel Torres, reconocido director de Cine y de televisión cubano, fue un connotado realizador del Noticiero ICAIC Latinoamericano. Ha sido profesor de la Escuela de Cine y de Televisión, tiene en su haber varios largometrajes y decenas de documentales.

Vea también