Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

El mejor homenaje al Soldado de las Ideas será el triunfo de la justicia (+ Video)

| 8
Acto de homenaje al líder de la Revolución Cubana, Fidel Castro, celebrado en Venezuela. Foto: Embajada de Cuba en Venezuela.

Acto de homenaje al líder de la Revolución Cubana, Fidel Castro, celebrado en Venezuela. Foto: Embajada de Cuba en Venezuela.

Querido Presidente:

Hermanos venezolanos:

Compatriotas:

Fidel nos dijo una vez que el dolor no se comparte, el dolor se multiplica. Así lo sentimos hoy en una dimensión extraordinaria.

Se multiplica el dolor en todo un pueblo cubano, al que un líder supo conducir al Olimpo de la dignidad.

Padre fundador de un país cuyas cuatro letras trascendieron para siempre la magnitud de su territorio para convertirse en referencia excepcional. Paladín de la unidad sin la cual nuestra diminuta isla no habría podido sortear colosales desafíos a su existencia como nación.

Precursor del sentido humano de la política y de la solidaridad sin límites, para quien cada persona en concreto, con sus sueños y esperanzas, con su capacidad de crear y amar, ha sido el objetivo supremo de su legendaria lucha.

Inspirador de millones de seres humanos humildes del planeta a quienes como él no importará nunca la dimensión de las adversidades sino la voluntad para vencerlas.

En nombre del gobierno revolucionario de Cuba, de mi pueblo amado, representado aquí en los colaboradores que junto al pueblo venezolano siguen día a día brindando su servicio solidario a este hermano país, en nombre de los héroes anónimos que labraron el camino antes y junto a él, que han resistido todas las pruebas inimaginables, gracias, infinitas gracias a Venezuela, a su pueblo, a su gobierno, a su Presidente leal, gracias por tan entrañables muestras de afecto y admiración hacia Fidel en estas horas de pesar profundo.

Gracias por sostener la revolución bolivariana y chavista por cuya defensa y a cuya victoria el Comandante Fidel dedicó en estos años parte de sus más vitales energías.

Desde este lugar, que evoca la memoria de su mejor amigo, de su admirado compañero de batallas, del Comandante Hugo Chávez, reafirmemos que el mejor homenaje al  Soldado de las Ideas será el triunfo de la justicia, de la paz y de los más sublimes valores de la Humanidad.

Cuando Fidel ha sido definitivamente absuelto por la Historia y ha vencido su última batalla, la batalla por la inmortalidad de sus ideas, gritemos con más fuerza que nunca, con toda devoción:

¡Que viva la Revolución!

¡Que viva la Humanidad!

¡Que vivan eternamente las ideas, el ejemplo y la obra indestructible de Fidel!

¡Hasta siempre, Comandante!

 (Palabras del Embajador de Cuba en Venezuela, Rogelio Polanco Fuentes, con motivo del acto de homenaje al Comandante Fidel Castro Ruz  realizado en el Cuartel de la Montaña el 26 de diciembre de 2016)

El video de las palabras del embajador cubano Rogelio Polanco

Se han publicado 8 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • santiago herrera linares dijo:

    CRECÍ CON FIDEL PRESENTE CADA DÍA.
    Por Santiago Herrera Linares.
    Nací en el año 1957. Al ir adquiriendo conocimiento, siento, y creo que es natural, que siempre conocí a Fidel. Mis primeros recuerdos en mi pequeño, rural y pobre barrio, están ligados a la Revolución. Me asombra y con el tiempo hasta yo mismo dudo del primero de ellos, por la escasa edad que tenía: estaba en un campo con una tía, y alguien pasa a caballo y dice bien alto: “Apareció Camilo”. Hoy con el impacto de la desaparición física de Fidel, miro atrás y pienso que ya tenía la influencia de los acontecimientos más fuertes de la revolución. Con los escasos años seguía los acontecimientos, recuerdo los asesinatos de soldados en la Base naval de Guantánamo, y la imagen enérgica, combativa, imbatible de Fidel. Se hizo mi ídolo y he trabajado para ser consecuente desde mi puesto de trabajo. La humildad de mi familia y su apego al proceso que encabezaba Fidel hizo que aquellos acontecimientos fueran parte de mí. Era Fidel y su luz irradiada hasta en los niños.
    Mi vida fue aprovechar las oportunidades que me dieron las circunstancias, no siempre favorables por el lugar donde vivía, de superarme y a aportar lo que pudiera. Más adelante, uno de los momentos que no podía imaginar, pero me intrigaba, era cómo sería el día en que, al amanecer Fidel no estuviera físicamente, cómo estaría la gente. El mundo…
    Hoy, al salir a la calle, alguien me llama y me lo dice. Sin titubeos subo al apartamento, me visto con una camisa negra y marcho al trabajo. Ya sentía la calle vacía. Faltaba la gente habitual, silencio, ni los televisores se sienten. No se escucha ni programación televisiva y radial, todos escuchan pero con el volumen bajo. Y la mañana medio nublada, poca brisa. Pensé que esa la percepción de todos, que era por los sentimiento que nos embargan. No debe ser efecto de la tristeza que me invade… Es que hasta la naturaleza despide físicamente al HOMBRE DE TODO LOS TIEMPOS Y DE TODOS LOS PUEBLOS.
    Pero Fidel no muere. Si algo alimentó la acción y voluntad de este pueblo, fue saber que tenía un guía de indiscutible excepcionalidad. Algunos criticaban, pero comprendían las dificultades con las que lidiaba el gobierno y su jefe. Y Fidel salía, y hablaba horas, explicaba todo. La verdad delante y el pueblo entendía y lo seguía. Y soportaba las limitaciones del período especial, prefiriendo estas dificultades a ceder ante el imperialismo.
    La lucha de Fidel por la unidad del pueblo y la defensa a ultranza de la dignidad nacional como premisa, no dejaba duda de que nuestra vida no era por la existencia diaria; nos sabíamos testigo y actores de una sociedad diferente, empujando un proyecto de dignidad primero. Por eso la solidaridad como principio, la hermandad, la Patria Humanidad…
    No hay cubano que no sienta su influencia, las oportunidades conquistadas con ese esfuerzo de pueblo. Comprendíamos que los derechos de que disfrutábamos a la educación, la salud, la cultura, el deporte, a la vivienda, al trabajo y la seguridad social; las políticas contra la discriminación , por el papel de la mujer en la sociedad tenía un precio: la enemistad y el odio del imperio y sus vasallos. Y ahí estuvieron las masas, en la defensa, incluida la solidaridad con los países amigos agredido por potencias u otroas fuerzas coloniales, neocoloniales e imperialistas; y los colaboradores civiles ante los desastres en cualquier país. Sin condiciones.
    Nos acostumbramos a ver a Fidel extraordinario en el escenario internacional, la Isla nuestra hablando por medio de él pero en mayúscula, coraje delante, verdad por medio, condena a las injusticias donde fuera y contra quien fuera. Cuando hablaba las calles quedaban vacías. Todos escuchábamos. Lo acompañábamos.
    En la diplomacia de fidel la transparencia, el respeto a todos sin importar tamaño del país o poderío económico o militar, la ayuda necesaria, oportuna y posible; amistad con todos los pueblos, condena a todo forma de opresión, contra las guerras imperiales, defensa al medio ambiente, a la seguridad alimentaria mundial y a la paz.
    Hoy desaparece físicamente, pero la Historia Universal está pariendo a un gigante de la eternidad, al Defensor de los pueblos oprimidos, al creador de una utopía triunfante pero que requiere de generaciones de defensores. Fidel castro seguirá guiando el proceso a un modelo de sociedad justo, seguro, equitativo: el socialismo de Fidel.

    25.11.2016

  • cunshi hernandez dijo:

    Extraordinario discurso, que surge del profundo Amor a Fidel por la obra, por los actos, por la entrega infinita a la humanidad. Seguir el ejemplo del hombre patria Fidel, vida, es la tarea mas maravillosa de cualquier revolucionario. Vivirá por Siempre. Hasta la victoria siempre. Venceremos.

  • lisbet dijo:

    Cumplo misión en el exterior al igual que mi padre, yo como diplomática y él como rehabilitador. Yo más lejos geográficamente de Cuba y el en Venezuela. el dolor es inmenso, pero el legado también. seguiremos defendiendo nuestra Revolución! HASTA SIEMPRE COMANDANTE EN JEFE!

    Lisbet Quesada

    DESEO PUBLICAR UN POEMA QUE ESCRIBIÓ MI PADRE, QUIEN ES COLABORADOR DE LA SALUD EN EL ESTADO MIRANDA EN VENEZUELA DEDICADO AL COMANDANTE EN JEFE!

    “FIDEL, EL HOMBRE NUEVO”
    Como recurso literario
    solo quiero hacer saber
    en este momento preciso
    con quién se encontrará FIDEL.
    Lacera, guerrillero del tiempo
    que dedicaras tu vida
    a sanar tantas heridas
    postergando las propias por dentro.
    Decidido siempre a apartar
    espinas de tu camino
    las que te impiden avanzar
    el curso de tu destino.
    Has desbrozado la hiedra,
    el musgo y el palo de monte
    también, en tu mano abierta
    da conciertos el sinsonte.
    Sueñas y piensas a la vez
    a la vez que piensas escribes
    viviendo con la avidez
    que cuanto piensa no se olvide.
    Te dedicas fielmente
    a tomar lápiz y papel
    y deslizar sobre el
    frases que golpean tu consciente.
    Con la mente siempre alerta
    y presto para partir
    vas dejando puertas abiertas
    a los que te quieran seguir.
    Adelante, hacia el futuro
    se ve el camino donde ir
    pero hay que asaltar las trochas
    que acechan el porvenir.
    Aquellos que han caído
    por la justicia en la tierra
    sembraras banderas de guerra
    en sus corazones dormidos.
    Te acompañará la memoria
    de un país, que haz construido
    soldados de verde olivo
    y cañones de victoria.
    Con la sangre de guevara
    y tu temple de guerrero
    es la amalgama precisa
    que en ti, creo al hombre nuevo.
    Una silueta está al fondo
    sin duda, una imagen se ve
    ¡LA GLORIA FIDEL LE ESPERA!
    Nos está observando el CHE.

    autores: Juan Antonio Quesada

  • Adita dijo:

    Voy a hablar por mi abuela, quien es analfabeta y eso nunca le impidió hablar bien de la obra de la revolución y de su líder indiscutible, hablo por ella que no entiende mucho de computadoras pero desde que era ninna me decía que Fidel era lo más grande que tenían los desposeídos y que cada vez que indicara un camino, ella estaría ahí para seguirlo, a ni ninna voy a decirle que existío un hombre inmenso amigo de todas las ninnas, adorado por el pueblo, que hizo historia y que siempre siempre vivirá entre nosotros.

  • José dijo:

    Recibí con dolor la noticia, lo cual se multiplicó en honor al ser un hijo de esta patria que ha librado a su pueblo del yugo imperial con nuestro Fidel al frente, que murió de enfermedad en un hospital y no en manos de los enemigos que siempre enfrentó y tantas veces lo intentaron; bien seguro hoy mas que nunca del legado de Nuestro Comandante en Jefe que defenderemos al precio que sea necesrio. Viva Fidel!, Hasta la Victoria Siempre!

  • EddySS dijo:

    “Fue un momentito a la misa… y va a volver con –Chávez-, con Sandino, con el Che, Martí y Bolívar… Todos los amigos del amigo… nadie piense que se han ido…” están conversando ahora en la punta del Turquino.

  • Robertol Sarda dijo:

    No podia ser de otra forma el homenaje de la vrnezuela chavista y solidaria a nuestro lider inmortal. Gracias Maduro, gracias Venezuela. Escribe Abrahaqn

  • Karen Vázquez dijo:

    Si amar a mi comandante es pecado, arderé feliz en el infierno:
    Desde pequeñita viví escuchando al entrañable Fidel, cómo no llorarlo si parece que me arrancaron el alma. Sí, todos sabíamos que ya estaba viejito, que el abuelito debía morir uno de estos días porque esa es la ley de la vida, pero una nunca está preparada para perder a un ser querido y más si es alguen que ha sabido ganarse cada pedacito de tu corazón con un gesto, con una mirada, con una sonrisa. A Fidel le debo el haber estudiado apesar de ser mujer, le debo haber tenido uniforme aun cuando los ingresos económicos de mis padres eran bajos, le debo las miles de inyecciones y tratamientos complejos que me salvaron la vida en más de una ocasión cuando me sorprendían los terribles ataques de asma en las madrugadas, le debo mi profesión y la tranquilidad que respiro todos los días cuando salgo a caminar las calles de mi Habana. Qué hubiera sido de mi vida sin Fidel: Sería prostituta de los casinos de mi Habana, quizás limpiaría habitaciones o casas de ricos empresarios del Norte o quien sabe, en el mejor de los casos sería la sumisa ama de casa o señora de porcelana de algún viejo asqueroso. Por eso doy gracias a ese gigante.
    Solo lamento que no pueda entregar mi vida a cambio de un minuto más de la suya, estoy segura que en ese caso, los 11 millones de cubanos y otros tantos del mundo entero estarían dispuestos a ofrendar las suyas.
    Hasta siempre Comandante.

Se han publicado 8 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Rogelio Polanco Fuentes

Rogelio Polanco Fuentes

Periodista cubano, licenciado en Relaciones Políticas Internacionales. Embajador de Cuba en Venezuela y diputado a la Asamblea Nacional del Poder Popular (Parlamento Cubano)

Vea también