Imprimir
Inicio » Opinión, Economía  »

Crujen las costuras del turismo en Cuba

| 104
Foto: Archivo

Turismo de crucero en La Habana. Foto: Archivo

La ola estadounidense no ha llegado a las playas de Cuba todavía pero ya revolvió preocupaciones, unas más aterrizadas que otras. Las dudas y conjeturas se dispararon ante el boom de visitantes extranjeros que comenzó este año, sin esperar por los gringos. A juzgar por las reservaciones de hoteles en diciembre y las tendencias desatadas desde enero, este año cerrará con un récord de 3,5 millones de turistas, un 18 por ciento por encima del registro de 2014.

Las costuras de la industria cubana del ocio crujieron. Nunca había dado una zancada de tal magnitud en tan breve plazo: medio millón de visitantes de crecimiento en un año; antes le tomó todo un lustro sumar una cantidad similar para llegar a la cifra de tres millones.

Los demás polos turísticos caribeños no han conseguido un incremento proporcionalmente comparable en 2015. La región de conjunto ganó un 5,8 por ciento en el primer semestre, informó la Organización Caribeña de Turismo (CTO, por sus siglas en inglés).

Estados Unidos continúa a la cabeza de los mercados emisores del Caribe, pero en Cuba no ha desembarcado todavía el millón de estadounidenses pronosticado por los estudios más moderados. Los más exaltados esperan hasta tres millones, cuando el gobierno de EEUU les de libertad a sus ciudadanos para viajar a Cuba.

Un preámbulo, todavía discreto, es el aumento de visitantes de ese país este año, al amparo de motivos culturales y otras licencias que la administración Obama les ha entreabierto tímidamente: hasta septiembre vacacionó en la mayor de las Antillas un 62 por ciento de estadounidenses más que en 2014 en igual lapso (109 mil en total, de acuerdo con datos analizados por el profesor José Luis Perelló). Esto los ubica en el quinto lugar de los países emisores a Cuba. A pesar de estas señales, los cerca de 145 mil norteamericanos previsibles en 2015 –ese dato no incluye las llegadas de cerca de 300 mil cubanos residentes en el exterior- representarían menos del 5 por ciento de los visitantes y solo unos 50 mil como incremento neto. Los canadienses por un lado – alza del 14 por ciento hasta septiembre y más de un tercio del total-, y los europeos por otro, pesaron más en el salto de medio millón.

No hizo falta estadounidenses para la crecida, pero sí los Estados Unidos. Las visitas de otras nacionalidades se dispararon después de anunciar los presidentes Raúl Castro y Barack Obama el 17 de diciembre, hace un año, el inicio de conversaciones para normalizar relaciones. Curiosidad por ver las ciudades y playas antes de que lleguen los gringos en short, camiseta y sandalias o relajación de nexos con Cuba ante la perspectiva de conclusión del bloqueo económico.

Las interrogantes burbujearon de inmediato. ¿Está preparada Cuba para soportar el boom de turistas pronosticado? ¿Tiene capacidad para cobijarlos? No faltó alguna agencia de noticias, replicada en internet, que dudó de la suficiencia de habitaciones con ese fin en la mayor de las Antillas. Perelló rechazó de inmediato tal infundio. Este profesor de la Facultad de Turismo de la Universidad de La Habana descarta la idea de una “avalancha” –con sentido más realista prefiere hablar de crecimiento-. En entrevista a Cubahora comentó que “la ocupación hotelera no llega al 60 por ciento” de las habitaciones disponibles.

Queda potencial para acoger más huéspedes. Cuba ha garantizado hasta la fecha alojamiento de extranjeros y hasta de turistas nacionales –no son pocos los cubanos que en el verano acuden como hormigas a los hoteles de playas, en franca competencia con los forasteros-. A las más de 62 mil habitaciones existentes en cadenas hoteleras, se suman casi 19 mil en las casas de alojamiento; el sector privado, en expansión, agrega una cantidad muy cercana, por ejemplo, al total con que cuenta la playa cubana de más renombre mundial, Varadero.

El Ministerio de Turismo, entretanto, ha anunciado planes de inversión intensos para ampliar la capacidad de alojamiento hasta 85 mil habitaciones en 2020, cifra que puede ampliar aún más si logra hilar alianzas y proyectos que negocia hoy con firmas extranjeras. Solo la empresa Gaviota, líder en la actividad hotelera, se propone abrir 14 mil nuevas habitaciones durante los próximos dos años.

¿Por qué rechinaron, entonces, las costuras de la industria turística este año? La actividad inversionista arrastra una de las deudas de eficiencia tradicionales del modelo económico cubano. También la planificación y, de manera dolorosa, la labor de mantenimiento. Una evidencia es el alto número de habitaciones fuera de servicio, incluso en las cadenas de hoteles 4 y 5 estrellas, como Gran Caribe y Cubanacán, para no hablar de la cenicienta Islazul. La reparación de instalaciones ha quedado relegada en comparación con la construcción de hoteles, que tampoco ha transitado con la diligencia planificada.

Un hotel emblemático, el Habana Libre, operado hoy por la española Meliá, además de gran número de habitaciones cerradas, desde hace meses ha detenido por roturas, uno tras otro, tres de sus seis elevadores de huéspedes.

Otra piedra la pone en el tenis del visitante la insuficiencia de aeropuertos y alternativas de transporte aéreo. De no emprender una ampliación y renovación acelerada de esas instalaciones y de las líneas aéreas contratadas, solo queda la esperanza de que los turistas vean como una curiosidad muy tercermundista la oportunidad –demasiado común- de dormir acostados en el piso del aeropuerto de Holguín, ciudad cercana a uno de los principales polos de sol y playa de Cuba, o en la terminal aérea de La Habana, a la espera de un vuelo horas y horas demorado.

Con tales antecedentes, mejor que anunciar metas de desarrollo sería que el Ministerio de Turismo, las cadenas hoteleras, los inversionistas y las empresas constructoras, explicasen cómo garantizarán esta vez el cumplimiento en tiempo de los planes de inversión… y de mantenimiento. Y de paso, cómo harán para poner fin a la inestabilidad de los suministros de hoteles y otras instalaciones, importados en magnitud desmesurada aún por vacíos de la producción nacional.

Más que lecturas de bolas de cristal o la capacidad para absorber otro millón de visitantes lo que está en juego ya, aumenten los huéspedes o no, es la calidad de los servicios, la profesionalidad de un sector que cuenta con el aval de dos décadas y media de experiencia, y el sello mismo de cubanía que debe distinguir a esta industria y a sus trabajadores, sello que además actúa como resguardo de un valor mayor de la nación: la identidad cultural.

Se han publicado 104 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Carol dijo:

    !!Excelente artículo!!

  • Lorena Michelly dijo:

    Buen articulo…sobre todo confirma lo que pienso del excelente destino cubano,donde es mas fácil centrarse en “construir”que en “mantener lo construido” y es aplicable a edificaciones como a viales y otras infraestructuras e insumos.
    (Tal parece que es parte de un razgo idiosincratico)

  • Pensador dijo:

    Lo digo y lo repito y no es matraca mia, Cuba NO esta preparada para un boom turístico, empezando por la bienvenida, ese aeropuerto Jose Marti es el preámbulo de la deprimencia, la versión nueva de Expocuba (me refiero a su arquitectura) con sus pocas esteras de equipaje, es el punto climax mas allá de los aduaneros, que a decir verdad han mejorado su trabajo, luego vienen las calles con sus baches, la indisciplina vial, los Rent-a-car con sus parques obsoletos e insuficientes, las comunicaciones, entiéndase velocidad de Internet y contrataciones de lineas telefonicas moviles con sus precios de escándalos, pero de todo lo malo, siempre hay algo positivo y es el carisma y calor humano de los cubanos, pero hay que ponerse las pilas por si algun dia le dan por abrir el grifo de turistas del norte….

  • Martha dijo:

    Muy bueno el artìculo. Yo tengo muchos amigos que han viajado a Cuba en diferentes oportunidades y todos sin ecepciòn estan de acuerdo en que hay muchos problemas de calidad y de capacidad. Serìa muy bueno que Cubadebate envìe un reportero a acompañar a un turista desde que se baja del aviòn para que los dirigentes del Mintur se enteren de la realidad. El reportage serìa màs o menos asì. Al bajar del aviòn lo primero que se nota es el olor a musgo en el aeropuerto un olor muy desagradable y que habla mucho de la condiciones de los sistemas de ventilaciòn y de la higiene en el aeropuerto. Despues le sigue un riguroso control de pasaportes que incluye preguntas tan extrañas como què cuales paises ha visitado en los ùltimos 30 dias…eso se pregunta solo en Cuba.
    De ahì la interminable espera por el equipaje en ambiente de calor y de mucho estrès. Al salir el apartheid (los cubanos a un lado para cobrarles por los regalos que traen a sus familiares, los extranjeros adelante aunque traigan de todo para vender). Al salir del aeropuerto se encontrarà en un caos donde no hay un letrero en inglès que indique como hacerse de un taxi, donde hay un baño o si existe alguna manera màs econòmica de llegar a la ciudad. Un taxi hoy dia cobra hasta 30CUC por un viaje hasta La Habana Vieja. Todos los aeropuertops del mundo tienen un tren o un sistema de autobùs que lleva el pasajero hasta el centro de la ciudad. Y por todas partes el acoso por tal de quitarles hasta el ùltimo dòlar. En el hotel otros problemas, que si no hay aire acondicionado, que si el elevador se rompiò que el desayuno es malo..etc..Creo hay muchos problemas y a la larga eso resultarà en un estancamiento del turismo.

    • Yanelis... dijo:

      Una realidad bien concreta es que el turismo le aporta una buena economía a nuestro país, por lo que a mi entender los servicios deben tener las optimas condiciones, si analizamos cada turista que visita esta Isla ha preferido estar aquí por 15 días ,20 días o 1 mes en Cuba teniendo la oportunidad de estar en cualquier país del mundo, de un buen servicio depende una próxima visita, creo que es un tema interesante para todos, involucremonos todos, que de una forma u otra todos podemos colaborar, para que todo el que visite nuestra bella Isla se lleve una buena imagen del pueblo y de cada lugar visitado, y cuando me refiero al pueblo me refiero a los buitres tanto femeninos como masculinos queriendo alimentar sus necesidades el acoso por tal de quitarles hasta el último dòlar.
      rep.infnorte@infomed.sld.cu

  • Jorge David dijo:

    A todo lo anterior que has mencionado correctamente hay que añadir los obstáculos que se ponen a la creación de empresas privadas de construcción; es de público conocimiento que las empresas estatales no garantizan la completa calidad de la terminación de las construcciones; si por otra parte no tienen un contrapeso de referencia el resultado no es el deseado. El gobierno debe dejar competir en el mismo escenario a estas dos formas de propiedad en el ámbito nacional, tal como lo hace con las empresas de capital extranjero.
    ¿Por qué no podemos estimular también la creación de empresas privadas de capital nacional? ¿Cuál es el temor?
    Los fundamentos de la teoría marxista que tanto cacarearon los profesores en nuestras escuelas no se pone en práctica: “De cada cuál según su capacidad y a cada cual según su trabajo”
    Raúl se cansa de pregonar la “actualización del modelo económico”, pero parece que los funcionarios que tienen que llevarlo a cabo no están concienciados con esta política.

  • J.S. dijo:

    Con los problemas en el Habana Libre, con una situación inversionista desfavorable e insuficiencias en el servicio aeroportuario, etc., etc., etc., será muy difícil que nuestro turismo pueda continuar creciendo. Es la cruda realidad de nuestro país. Muy valiente el análisis del periodista Ariel Terrero.

  • Marino dijo:

    Muy bueno el análisis de Terrero, que como periodista se ha ido superando cada vez más en el campo tan difícil de la economía, sobre todo la cubana (yo soy economista de profesión). el Turismo está en condiciones de volver a ser considerado “la locomotora de la economía cubana” después que se abandonó esa idea, al parecer siguiendo el canto de sirena de la exportación de servicios profesionales. Y a mi modo de ver, si los turistas norteamericanos entran finalmente, sí va a haber explosión, no simple crecimiento y las costuras van a reventar, pues el turista norteamericano no se parece en nada a los que hasta ahora tenemos. Buen trabajo, Terrero

    • Juan Carlos dijo:

      De acuerdo con Ud, excepto en que lo de los servicios profesionales son un canto de sirena, son hoy por hoy, el servicio que mas ingresa, además de, y esto lo intuyo porque no me lo ha dicho nadie, con mucho menos gastos que el turismo, es evidente no. Pero no debemos abandonar el turismo como lo hicimos con la industria azucarera cuando nos concentramos en el turismo, hay que consolidar lo que se tiene y seguir. Si mañana el Mariel rinde lo que de ahí se espera debemos hacerlo consolidando el turismo, los servicios profesionales, recuperando la industria azucarera, etc, etc.

  • robertog dijo:

    Excelente artículo de Ariel Terrero sólo agregaria el transporte en omnibus y taxis, aunque se hacen esfuerzo para resolver esto, y el producto cultural que en algunas instalaciones deja mucho que desear por no presentar la calidad y el verdadero arte nacional, aunque en la Habana Vieja he visto una mayor reanimación cultural.

  • acv dijo:

    brillante articulo lo bueno seria q respondieran los 4 ultimos parrafos y si diera en numeros cuanto se gasta por peso de turista en suministro y serviicos importados y cuanto en nacional y claro como anda el costo por peso turista y se veria mas claro lo que manifiesta

  • Luis Miguel dijo:

    La PRACTICA ES EL MEJOR CRITERIO DE LA VERDAD Y ESTA DEMUESTRA, AUNQUE NOS DESAGRADE, QUE NO ESTAMOS PREPARADOS COMO PAIS PARA ENFRENTAR “EL INCREMENTO DEL NUMERO DE VISITANTES” MANTENIENDO LOS ESTANDARES DE CALIDAD EN LOS SERVICIOS QUE REQUIEREN AQUELLOS DESDE QUE PISAN SUELO CUBANO HASTA QUE SE REGRESAN A SUS LUGARES DE PARTIDA.

  • Juan Antonio Hernandez Caraballo dijo:

    Considero que en general, el turismo aumentará en Cuba cada día, y sin querer repetir lo dicho en la noticia, debemos recalcar que esa empresa debe capacitar a sus trabajadores, ganar en más profesionalidad, por lo demás bienvenido sea todo lo que sea beneficioso para nuestra economñia.

  • Carlos dijo:

    Muy de acuerdo con los planteamientos del periodista. En mi opinion ha tocado una problema medular en el turismo , la cantidad de habitaciones fuera de servicio por roturas y falta de mantinimiento. Se siguen haciendo construcciones nueva y no se mantiene las ya existentes. Pertenezco a una compañia, que suministra productos para mantenimientos hoteleros, hace mas de una año , que se nos deben facturas que se suministraron para mantenimiento y reparaciones de hoteles como el Melia Habana y Parque Central. uchos proveedores optan por para los suministros cuando hace mas de un año se les deben pagos por estos concepto. Nunca he visto un auditorias del MINTUR revisando las cuentas por pagar de sus hoteles a proveedores de mantenimiento y reparaciones hoteleros, Puedo poner muchos mas ejemplos.

    • Jesus dijo:

      ja,ja,ja,ja,jaaaa…. Quieren cafe con leche, no?, pues esto parece uno servido con la leche separada del cafe pa que cada uno lo haga a su gusto. Es mas barato el mantenimiento de una obra que la construccion de otras nuevas, a no ser que lo justifique el plan de inversiones. Pero, mucho cuidado. Hay que recordar el desarrollo sostenible, cuidar el medio ambiente. Los que van a Cuba saben que van a ver cosas que no se ven en el resto del mundo, empezando por conocer nuestro dia a dia, nuestra gente, pero tambien nuestra flora y fauna terrestre y maritima. Cuidemos lo que es de todos….

  • tunero dijo:

    Ariel Terrero, me encantaba ver sus comentarios en la revista buenos días saludos

  • Candelario Candela dijo:

    Buen artículo, soy del criterio que de una vez por toda debemos concentrar el financiamiento en lo que nos da realmente el dinero fresco, para invertir después en otros sectores.
    Ahora, no es menos cierto, que por falta de financiamiento, dejadez e indisciplinas hemos dejado casi al garete casi todo y hoy hay que estar poniendo un poco en muchos lugares antes que se nos vengan encima.
    Difícil tarea, pero con voluntad se puede resolver.
    Además, a las empresas que están operadas por extranjeros debemos de exigirles aún más, en sus países no les permiten que sucedan esas cosas como en el Habana Libre.
    Saludos

  • Cubano de HOY!!! dijo:

    Totalmente de acuerdo contigo Ariel…excelente articulo….

  • Henry dijo:

    que se animen y vengan

  • cadillac dijo:

    saludos Ariel, que tal, muy bueno excelente tu comentario. y es muy cierto lo que dices, crujen las costuras y muy duro. tengo conocidos que trabajan en turismo en hoteles, directamente con el cliente en diversos cargos, y ellos dudan que estemos realmente preparados, para una avalancha de turistas como muchos pronostican, principalmente por los servicios y la calidad de estos, problemas de mantenimiento y abastecimiento en los hoteles…por ejemplo es increible, que en un hotel de primera linea, falte la mantequilla y eso ha sucedido varias veces…mal estado de instalaciones hidraulicas por problemas de mantenimiento entre otras cosas. problemas de transporte por autos para rentar insuficiente autos automaticos y muchos detallitos mas, que no detendran la gran oleada de turimos, pero si pueden hacer que NO SE MANTENGA y eso es peor…

  • Darío dijo:

    Magnífico artículo, el verdadero catalizador de este servicio, nosotros como buenos cubanos sabemos que cosa es trabajar por impulsos, el turismo fue la primera locomotora y funcionó como ninguna, luego se priorizó la biotecnología, luego la exportación de servicios humanos, si todos se hubiesen mantenido con igual intensidad, no habría problemas, precisamente es que hemos notado como se le “sacó el pié” al mantenimiento, a la atención al sector que en realidad puede ser la locomotora porque arrastra a la agricultura, a la industria nacional, a la cultura, al turismo hay que ponerle lo que necesita porque nos lo devuelve con creces, tengo la experiencia de haber trabajado en el sector 12 años, varios en hoteles en administración con cadenas extranjeras como Super Clubs y se nota la caída de la calidad y de la desatención.

  • vox (ppCARLITOS) dijo:

    Estoy tan de acuerdo contigo que si digo lo que pienso y como no soy usted, de seguro me censuran; por eso debo expresarlo en números: estoy 100% de acuerdo + 25% que agregaría.

  • Omar dijo:

    Si la prensa cubana fuera siempre tan obejetiva y no triunfalista, creo muchas cosas se hicieran mejor .No solo en lo económico, también en lo social y hasta en lo deportivo.Lamentablemente estos artículos casi siempre se publican en estos sitios que poca gente en Cuba puede leer. Cosas así les hacen falta a periódico Granma.

    • eleuterio dijo:

      El problema es que Granma no tiene espacio disponible para este tipo de articulos pues entre los eventos, las conmemoraciones, la pagina deportiva y la internacional se acabaron las hojas. ademas el del viernes prioriza la opinion del pueblo. Seria bueno ir pensando en otros medios de prensa plana de mayor acceso para destacar estos articulos.

Se han publicado 104 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Ariel Terrero

Ariel Terrero

Periodista cubano, especializado en temas económico. Director del Instituto Internacional de Periodismo “José Martí”.

Vea también