Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

Venezuela es blanco del “abrazo del pulpo”

| 3

PULPO VENEZUELA

Estudiosos denominan “abrazo del pulpo” a un plan estratégico celosamente premeditado mediante el cual se intenta ahogar con diferentes tentáculos letales a una eventual víctima por medio del  estrangulamiento.

Venezuela ha sido y es hoy, más que nunca antes, ese blanco que desde diferentes posiciones es atacado sin tregua para conseguir ultimar a la Revolución Bolivariana de cualquier forma, y al precio que sea necesario.

El llamado “abrazo del pulpo” incluye demonizar y hacer responsable de todo lo negativo que ocurra en esa nación latinoamericana a sus principales dirigentes, implicándolos sí es necesario en cuanto hecho  ilegal se escenifique en el mundo.

Uno de los tentáculos venenosos empleados para materializar el referido proyecto subversivo es la guerra económica que  desatan contra la Patria de Simón Bolívar los monopolios y la oligarquía, los cuales al mismo tiempo encabezan una campaña para culpar al liderazgo Chavista de la compleja situación del país.

El objetivo concreto es generar un escenario de insatisfacción que redunde en una fractura con la población más humilde para afectar el voto popular en las cercanas elecciones parlamentarias del 6 de diciembre venidero.

Analistas son de la opinión que la baja estrepitosa de los precios de los hidrocarburos, estrechamente ligados a la “revolución” del gas y el petróleo de esquistos que tiene lugar en Estados Unidos, es parte de la materialización de la estrategia aplicada al ejecutivo venezolano del presidente Nicolás Maduro para colapsar su economía.

Los mismos expertos sustentan la tesis que ya los bloqueos no son aceptados, entonces la forma de imponérselo a un país es reducir los precios  de sus principales rubros exportadores, fomentar el desabastecimiento de los productos básicos, y de facto el acaparamiento, y el contrabando, este último mostrado como algo normal.

En el bautizado “abrazo del pulpo” son tentáculos esenciales los medios de prensa de derecha, que en sus agresivas contiendas mediáticas desconocen todo lo que hizo el mandatario Hugo Chávez por la dignidad de los venezolanos, y lo que ha hecho Maduro y sus cercanos colaboradores, de quienes a su vez denigran acusándolos falsamente de corruptos.

En la guerra mediática impuesta a Venezuela son además actores destacados los emporios de comunicación conservadores latinoamericanos, que la muestran diariamente en crisis, ingobernable, y al borde de la quiebra.

Por supuesto que con ello buscan generar el desaliento, la desconfianza y la apatía ante el proyecto Chavista, previo a los comicios de diciembre próximo, y de hecho confundir y desmovilizar a las fuerzas progresistas de la Patria Grande.

Una investigación latinoamericana de corte neoliberal y bien conectada con el establishment estadounidense reveló que los servicios de inteligencia de Washington estuvieron muy interesados en estudiar el dolor que generó en Venezuela, y en nuestra región, la desaparición física de Chávez.

El  referido estudio implicó averiguar hasta qué punto el fallecimiento del líder venezolano podrían convertirlo calculadamente en la muerte también de la Revolución Bolivariana, usándolo como una figura insustituible, y haciendo ver que sin él nada saldría adelante.

La citada tesis fue objeto de debate en “elitistas laboratorios de ideas”, y en círculos muy cerrados de la derecha latinoamericana que sigilosamente recabó información al respecto.

Desde la desaparición física de Chávez se ha aplicado lo que es conocido entre propagandistas como la “técnica de cabeza de  turco”, que consiste en inculpar a un líder de todos los males de su país, y con ello romper sus lazos con su pueblo y sus votantes.

Claro que para Venezuela eso no es nada nuevo, pues lo hicieron con Chávez en vida, y lo han intensificado ahora con Maduro.

Mucho se ha especulado sobre la muerte del Comandante Supremo de la Revolución Bolivariana, y que si la mano peluda de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), de Estados Unidos, estuvo en la inducción del cáncer al mandatario venezolano a través de material radiactivo, lo que es difícil de probar y sustentar.

Sin embargo, de lo que no hay duda alguna es que esa nación sudamericana ha sido objeto de un plan minuciosamente preparado, y de una operación mediática de gran envergadura encaminada a demonizar a la dirigencia Chavista.

Toca al pueblo venezolano defender en las urnas, el venidero 6 de diciembre, al auténtico proceso liberador, no solo en beneficio de la Patria de Bolívar, sino de toda Nuestra América, la que se extiende desde el Río Bravo hasta la Patagonia.

Se han publicado 3 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • tony dijo:

    Interesante artículo. No cabe duda que hay un plan elaborado en Washington para en las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre darle un golpe fuerte a la Revolución Bolivariana del Gigante Chávez. Pero tenemos que confiar en los venezolanos, como hay que confiar en los argentinos y en todos los pueblos de Nuestra América.

  • lahoradelrecuento dijo:

    Sin dudas Montesino, EE.UU se percata que pierde cada vez más posibilidades en zonas importantes para sus ansias de poder, es el caso de América Latina, se lo juega todo en momentos cruciales, en que se celebran elecciones tal es el caso de Venezuela y Argentina. Tira sus tentáculos, con zarpazos desesperados, por supuesto no alcanza, porque siempre los estamos esperando…..

  • pulpo dijo:

    Cubadebate, consigue un buen diseñador o dibujante. Hay potencial para mejores imágenes. no vale corta y pega de Internet.

Se han publicado 3 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Patricio Montesinos

Patricio Montesinos

Periodista español residente en La Paz, Bolivia. Es corresponsal de Cubadebate.

Vea también