Imprimir
Inicio » Opinión, Sociedad  »

Cierran el cielo para que arda la tierra

| 2
Foto: Khalil Ashawi

Foto: Khalil Ashawi

En los últimos meses, varios colegas hemos compartido en los medios de diferentes países nuestras denuncias contra las guerras que se libran en varias regiones, más específicamente en el Medio Oriente.

Toda conflagración genera movimientos de millones de personas en busca de sosiego y con ese sentido de supervivencia que acompaña la psiquis de todo ser pensante. El reino animal, en el que nos incluimos por supuesto, se desplaza siempre hacia donde pueda convivir en armonía con el medio.

También hemos hablado mucho sobre la Europa actual. La subordinación continua a las políticas dictadas desde Estados Unidos provoca su incidencia en los conflictos bélicos y la consecuente reacción en cuanto a catástrofe humanitaria se refiere. La tozudez de no hacer caso a los llamados a la cordura política ha conducido a la situación de estos momentos.

Cada problema genera también espacios de poder a los mercaderes que aparecen ante cualquier desgracia. En este caso específico los traficantes de personas se enriquecen con el infortunio de quienes huyen de sus casas aterrorizados por las bombas o por la entrada de mercenarios abanderados en un llamado Estado islámico (ISIS)que es fruto también de la codicia de algunas mentes occidentales. Se enterarán después los que abandonan sus lugares de origen, si es que sobreviven, cómo las riquezas espirituales de sus ciudades son destruidas por esa horda de salvajes financiados por los que realmente ostentan el poder político en el mundo occidental.

Si a alguien le molesta la afirmación previa, le pregunto: ¿quiénes son los dueños de los bancos a través de los cuales se transfieren los miles de millones de dólares que sustentan al ISIS? ¿Quién le suministra las armas?. Comentaba un tocayo mío en Facebook: En la era donde todo se ve desde el espacio, ¿cómo es posible que no se puedan detectar los desplazamientos del ISIS en la región y en África?

Europa está recogiendo los frutos de su ansiedad servil. Algunos reaccionan abriendo puertas en algunos países, sonriendo e incluso aplaudiendo cuando llegan los refugiados. ¿A quién engañan con esa actuación? Entre ellos discuten cuotas, como si el sufrimiento humano pudiera cuantificarse. ¿Y los que no quepan en esas cuotas?. ¿Cuántas fotos de otros niños ahogados tendremos que ver en los medios?

No me sorprende que los Estados Unidos haya pedido a algunos países que se cierre el espacio aéreo a la ayuda humanitaria rusa para Siria.

Menos sorpresa es que algunos hayan aceptado eses pedido. Es una muestra más de que no importan las muertes pues hay que crear condiciones para que los que siguen sus dictados puedan enviar sus aviones de guerra y continúen destruyendo a toda una civilización.

El niño Aylan es una ínfima parte de esa punta del inconmensurable iceberg llamado “Sufrimiento humano”. Esa mole está sustentada en ambiciones de un grupo de personas que solo piensan en su bienestar propio. La real naturaleza de ese grupo y sus fieles devotos sale de vez en cuando a la luz cuando una fotógrafa logra retratar a un niño muerto en una playa turca. Mientras tanto, los medios occidentales seguirán acallando a los que protestan desde sus propias plazas contra la inhumana política de la guerra y el servilismo.

Solo nos queda esperar que las voces de quienes sí piensan en la especie humana puedan sonar cada día más alto y derritan ese iceberg.

Y entonces los niños de este mundo podrán dormir plácidamente, sin miedo, como hacen mis hijos en esta madrugada de septiembre.

Se han publicado 2 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • cadillac dijo:

    No me parece que el dinero en los bancos por donde se transfiere del dinero del ISIS, los cheques digan “Estado Islamico” o las cuentas de banco esten a nombre del ISIS… se puede seguir la ruta del dinero y cojer a la gente, peor no es asi tan facil, hay miles de tapaderas para el dinero.

  • granito de arena dijo:

    Confío en que esas voces de quienes defienden la vida suenen más alto cada día, y los infelices que hoy van de un lado a otro tratando de preservarse puedan ser felices en su tierra. Pero tendremos que hablar alto, y que exista una diplomacia fuerte, la diplomacia de la verdad. Cuba es un buen ejemplo.

Se han publicado 2 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Omar Olazábal Rodríguez

Omar Olazábal Rodríguez

Filólogo. Profesor y Productor audiovisual. Fue Director de los Estudios Mundo Latino y Vicepresidente del Instituto Cubano de Radio y Televisión. Dirige la Oficina de Comunicación e Imagen de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC).

Vea también