Imprimir
Inicio » Opinión, Deportes  »

Julio Romero… Un científico del box

| 33

Julio-romero en Pinar del RíoLos aficionados de hoy pudieran pensar que nació en Marianao, El Vedado o la Habana Vieja, y que siempre alineó con los INDUSTRIALES. Pasan los años y vienen las desmemorias, hasta crearse un criterio incorrecto, sobre todo si los medios de comunicación se hacen los de “la vista gorda”. Para muchos jóvenes, El día que me quieras, quizás la mejor canción que se haya escrito en español, no es de los argentinos Gardel y Lepera, sino del mexicano Luis Miguel, antes sucedió con el brasileño Roberto Carlos. Así son las cosas en la vida de la gente pública, a las que se tiene acceso, más o menos limitado, en dependencia de la sociedad en la que se desenvuelven.

Julio Romero Socarrás vino al mundo en la cama de sus padres, de manos de una experta comadrona, el 9 de marzo de 1950, en el central Harlem, de Bahía Honda. En aquellos tiempos no se podía ni soñar el alumbramiento de un negro humilde en un hospital con la asistencia del ginecólogo. Si no fuera por lo oscuro de su piel, pudiera traer una que otra confusión el segundo apellido, porque de Bahía es también Carlos Prío Socarrás, el segundo y último Presidente del Autenticismo, el mismo que salió huyendo cuando Batista le dio el Golpe de Estado del 10 de marzo de 1952 (un día después que a Julio le celebraran su segundo onomástico), y desde el exterior coqueteó con la Revolución, para años después suicidarse en la ciudad de Miami. Casualmente, el primer Presidente y fundador del Partido Auténtico fue Ramón Grau San Martín, otro vueltabajero, natural de La Palma. El Socarrás negro de Bahía, había nacido bajo el mandato del Socarrás blanco. A ellos no solo los separó el color de la piel, sino el origen. Socarrás de ambos tonos andan hoy por Bahía. Por sus cualidades, se me antoja pensar que si los peloteros se nominaran, Julio sería electo su Presidente por amplia mayoría.

Aquel muchachito que pasó mucho trabajo, se caracterizó por su responsabilidad. No pasó, como Casanova, Urquiola, Oliva y tantos otros ilustres compañeros suyos, por las escuelas deportivas. No estuvo en la EIDE, ni en la ESPA, es un típico producto de la pelota popular, de donde brotaron infinidad de jugadores. Él no podía pensar en otro deporte, no existían instalaciones ni a la gente le hubiera interesado, por eso quiso ser pelotero. Si algo sabe aquilatar con buenos resultados, son las perspectivas. Cuando usted entabla una conversación sobre un tema cualquiera con Julio, encuentra a un buen comunicador, alguien tocado por el don de la palabra, con una profundidad no común en la gente del deporte. Y no crea usted que es solo cultivado por los estudios, tiene mucho de las enseñanzas que recibió en un hogar de gente sana y buena.

Me considero uno de los amigos que ha sabido cosechar por montones, sin adversarios. En la XI Serie fuimos novatos en el roster de VEGUEROS, solo nos diferenció la calidad. En él se veía un futuro estelar, de los que aparecen de vez en cuando. Aquella temporada 1971-1972, que comenzamos jugando en nuestros respectivos municipios, hasta la nacional, de nadie se habló más que de Julio, la gente decía que por allá, por la costa norte, con Bahía Honda, había un negro al que apodaban La Mona, que disparaba centellas, sin buen control. Si la cosa era así, ¿quién querría enfrentársele?, la gente, más que respetarlo, le temía, un buen augurio para abrirse paso desde la lomita. Afortunadamente nunca le bateé, nos eliminamos por diferentes zonas y después estuvimos en el mismo equipo. No habría salido yo bien parado ante sus envíos.

En la nacional fue uno de los primeros, enseguida comenzaron a hablar de él, recuerdo las alabanzas de Rubén Rodríguez, Salamanca, Eddy Martin y Héctor Rodríguez. Supo echarse en el bolsillo a todos, con su andar preciso sobre el box, como un diamante de ébano en bruto, que necesita pulimento, y para eso estaba José Joaquín Pando, su gran cultor, después estuvo a las órdenes de otros entrenadores de lujo en la capital. Urquiola, siempre burlándose de todo y de todos, reía a carcajadas cuando Julio explotaba del box:

–Verás, ahora dice que se está analizando.

Efectivamente, cuando llegaba Julio del montículo al dugout, movía la mano derecha hacia arriba, hacia los lados. Con cara de preocupación y ocupación, sentenciaba:

–Me estoy analizando.

Nos mirábamos y sonreíamos.

En corto tiempo nuestro hombre se convirtió en uno de los mejores del país, con velocidad aterradora, bien por encima de las 90 millas, y una slider sobre las 85, tirados ambos lanzamientos por encima del brazo y de costalazo. También dominó las curvas en sus diferentes variantes. Cuando venía con control, Julio era punto menos que imbateable. Agréguele que siempre le acompañó una inteligencia bien cultivada; un pitcher de altísimo nivel.

Con la camaradería que le desborda, no se conformó con ser estelar. Quiso estudiar y hacerlo bien, no solo para alcanzar títulos, sino para aprender. Así se convirtió, cuando aún no teníamos la Licenciatura en Cultura Física, en un destacado Ingeniero Civil. Pero continuaba inconforme, su mundo era la pelota. Por eso después matriculó en la Facultad “Nancy Uranga Romagoza” y se hizo Licenciado, con alto promedio. Presidí la discusión de su Trabajo de Diploma. Quizás sea, no conozco otro caso, la única gloria deportiva que tiene dos títulos universitarios.

Como afirmé, Julio debutó en la XI Serie con los VEGUEROS, pero poco después la dirección del béisbol en la provincia decidió pasarlo para Forestales, había que distribuirlos, así sucedió con otros como Juan Carlos Oliva y el zurdo Félix Pino, tres integrantes de la Selección Nacional. Quizás tal decisión disminuyó sus resultados, pues con el poderoso VEGUEROS hubiera ganado muchos más desafíos.

En quince temporadas, Julio ganó 148 juegos y perdió 100, propinó 36 lechadas, incluyendo un no hit no run, y salvó 13 partidos, en 2 174 entradas lanzadas. Su promedio de carreras limpias fue de 2,31, con 1 678 ponches propinados, y solo concedió 727 bases por bolas. Le conectaron para un ínfimo promedio de 214. Con semejante palmarés, militando en un equipo débil, no se podía pedir más.

Cuando dejó el box, no lo pensó dos veces, se fue a enseñar lo mucho que aprendió. En poco tiempo se convirtió en un cotizado entrenador dentro y fuera de Cuba. En las últimas temporadas, en un movimiento que poco me gustó, se fue a entrenar a los lanzadores industrialistas. Es una figura permanente en los EQUIPOS CUBA, como entrenador o espiando a los rivales, así lo hizo en el Primer Clásico Mundial de Béisbol 2006. Estuvo, como abridor, más de una década en el team de las cuatro letras. Su personalidad deportiva es poco menos que inevitable, todos lo quieren y hacen bien, es de los irrepetibles.

Julio es un hombre de bien, de mucho bien, que abraza la pelota desde una condición culta. Él le debe mucho a ella, aunque también ella le deba bastante. Por eso, cuando lo vi con los ojos húmedos en el programa Confesiones de Grandes, de Aurelio Prieto Alemán, por su ausencia entre los Cien Mejores Deportistas del Siglo XX, y se quejó de que no lo dejaran pasar al Latino para presenciar, como uno más, el juego entre CUBA y los ORIOLES DE BALTIMORE, se me hizo un nudo en la garganta. Julio merece muchos reconocimientos, pero el mejor es el de su pueblo. Y ése le sobra.

Julio Romero: Uno de los grandes del béisbol cubano.

Julio Romero: Uno de los grandes del béisbol cubano.

 

Series Nacionales

(actuación de por vida)

Series       JL         JG     JP       EL             JL        JI        JC            S           L         K               BB            PC

15              597         148   100  2174.2      326       270        162      13        36      1678          727        2.31

Se han publicado 33 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • AKM dijo:

    Creo que como siempre hay mucho excepticismo con las grandes figuras de nuestro béisbol, Julio es de los grandes del pitcheo cubano y enterarse de que no pudo presenciar un juego de exhibición entre Cuba y los Orioles es una muestra más que la dirección del beisbol está caducando cada día más, se siguen defendiendo ortos intereses y no se ogra motivar nuestro pasatiempo nacional digo si aún podemos llamarla así

  • AKM dijo:

    sería bueno escuchar algún comentario de taladrid o julio alfonso sobre este tema

  • abel dijo:

    Es una verg:uenza que no lo hayan dejado pasar cuando el juego de los Orioles, los CVP o los segurosos de ese d;ia eran unos ignorantes porque en última instancia si el hombre no tenía un pase yo lo dejo pasar que para eso le dió glorias a Cuba.

  • Jorge Nilo Marrero Mena dijo:

    Tuve el gusto de ver pitchear a Julio Romero y compartir con él el aula de la Sede Universitaria Hermanos Saíz cuando estudiaba Ingeniería Civil, así era él, bueno en los estudios y mucho mejor en el box, pero más que eso era una estrella que brillaba con luz propia con la sencillez que caracteriza a los buenos de verdad. Julio constituye un ejemplo a seguir por las nuevas generaciones de peloteros. Yo nunca entendí porque tuvo que irse de Pinar del Río. Mis saludos donde quiera que estés.
    Gracias Martínez de Osaba por acercarnos a esta GLORIA DEPORTIVA de mi querido Pinar

  • El buril dijo:

    La Dirección del Beisbol que está hoy no es la misma que cuando jugaron Cuba y Los Orioles, no se puede culpar a los que están hoy de todos los problemas pasados, recuerden Miguel Valdés (vaca sagrada del beisbol en Cuba en esos tiempos) se quedó con José Ariel Contreras y vive en EEUU. Saque usted sus propias conclusiones.

  • Truenoazul dijo:

    En su insituto tecnologico jugaba no solo pelota, tal vez era lo menos que jugaba…este jugaba futbol, “bolibol”, atletismo, natación y era tremenda tercera base…y bueno en todo….despues un buen dia aprendio a pitchear y se hizo muy grande…por demás lo conozco y es un caballero d e piess cabeza, uno de esos de los mas modestos y sencillos personajes que he conocido en mi vida, que nunca vivió, como otros, de su grandeza, felicidades para este gigante de la pelota cubana…y que tenga mucha suerte en lo personal y familia…saludos azules

  • guinero-bayamés dijo:

    OSABA PARA MI FUE UNO DE LOS MÁS HUMILDE,SENCILLO,EDUCADO Y DE LOS MEJORES PITCHER DE LA EPÓCA REVOLUCIONARIA QUE HE VISTO LANZAR, INTELIGENTE, BUENO ENTRE LOS BUENOS, BUENA CRÓNICA, SE LO MERECIA DESDE HACE RATO, ADEMÁS GRAN ENTRENADOR DE PITCHEO HA ESTADO CON LOS INDUSTRIALES MUCHO TIEMPO Y TAMBIEN FUERA DE CUBA.

  • tonyFox dijo:

    El único que podía salvar el picheo de Industriales era él. No se como Industriales y el propio equipo Cuba no lo han mantenido a su lado. Es simplemente inconcebible. De los pocos que han sido campeones como deportistas y como entrenadores. Magnífica persona, esos son los que deberian estar dirigiendo el beisbol y el deporte en Cuba.

  • ERS dijo:

    Un grande entre los grandes.

  • El Loco dijo:

    Excelente lanzador, que época era aquella, con Julio Romero, Rogelio García, Jesús Guerra, Juan Carlos Oliva, Félix Pino, Maximiliano Gutiérrez, etc, eso si era pitcheo, lo mismo en Vegueros, que en Forestales…

  • abelboca dijo:

    Los buenos tienen que tener un elevado coeficiente de inteligencia. No cualquier puede ser ingeniero y licenciado, tener dos titulos universitarios. Julio aplicaba la física y la mecánica teórica al arte de lanzar. Es decir, aplicaba la ciencia al difícil manejo de las curvas, las rectas y los cambios de velocidad. Esto lo pueden hacer solo los superdotados. Ojalá nuestros pithers pudieran sacar algo de este excepcional lanzador cubano, y que además de procuparse por tratar de hacer las cosas bien, eleven constantemente su caudal de conocimientos que tengan que ver con la labor que desempeñan en un terreno de pelota. Yo no sé por qué Julio no se ha mantenido más activo como asesor de pitcheo, maestro, profesor de los lanzadores cubanos. Siempre me gustó que estuviera en esa posición. Sin nivel educacional y cultural no se puede jugar pelota. No por gusto una gran mayoría de los peloteros de las Ligas Mayores de USA provienen de sus universidades. De ahí la tremenda calidad de ese beisbol.

  • Taquechel Isac dijo:

    Julio eres de los grandes de todos los tiempos, llegue a usted mi respeto y admiración. Sepa además que ahora Cuba lo necesita más que nunca.

  • El Barza dijo:

    Un grande de la pelota cubana,sin lugar a dudas una gloria deportiva de nuestro país.

  • Bombilloahorrador dijo:

    Y ahora que?,fue un gran picher con tremendo repertorio y inteligente,no podemos dejarlo al olvido esta figura del beisbol

  • Danygube dijo:

    Cuanto me alegro por este reconocimiento a Julio Romero, uno de nuestros mejores pitcher en los momentos dificiles, aunque eso no lo dicen las estadísticas. Bravo periodista, Julio es de esos lanzadores que en mi infancia quería imitar cuando, como todo niño cubano soñaba con ser pelotero. Creo que no solo Cuba y Pinar, los Induatriales y los industrialistas le debemos mucho

  • aspirante a campeón dijo:

    Otra gloria deportiva con dos carreras universitarias es Rodolfo Falcón (Lic en Derecho y en Deportes), pero Julio tuvo la primicia,lo recuerdo como pitcher muy bueno, concentrado, valiente, sin mucho aspavientos, pero guapo de verdá. Saludos.

  • NICANOR dijo:

    Y por que no es el entrenador de pitcheo del Cuba, y si lo es Riscart ? Es por decision de VM32?

  • NICANOR dijo:

    Como todos saben ya se comunico oficialmente la decision de la CNB sobre el pelotero Rusney Castillo Peraza, severa que prohibe jugar en cualquier terreno de beisbol en nuestro pais y le separa definitivamente como atleta activo del INDER, con expulsion deshonrosa.

    El joven jugo esta provincial como si fuera la serie mundial de la MLB, gano el Derby de jonrones, las habilidades, bateo para mas de 540 y en el juego decisivo por la medalla de oro, donde su equipo obtuvo el triunfo y la corona provincial,bateo de 6-5, mostrando su talla de extraclase. Hacia solo unos dias regresaba de la pre para el tope con USA, donde tambien fue eliminado horas antes del ultimo corte y se preparaba para ir al torneo de Challenger en Canada con su equipo campeon de la Serie Nacional 51. Al concluir dicho torneo provincial torneo nacional le fue comunicada su imposibilidad de asistir al evento extrafronteras, las razones mas que conocidas, posible desercion.
    Luego se desencadenaron una serie de acontecimientos que dan para escribir un libro,culminando con la sancion y la destruccion moral del pelotero.
    Durante meses ha sido maltratado,utilizado,interrogado, difamado,etc para finalmente aplicarsela como indisciplinado,y falta de etica,de algo hay que agarrarse.

  • Dario dijo:

    Ya alguien saca a VM32 como responsable de las cosas malas. Pense que alguien
    Iba a decir que Victor oriento que no lo dejaran entrar al Latino.

  • JUANC@RLOS dijo:

    Personalmemte lo conosco es una persona modesta,vive en una casa humilde en San Miguel del Padron,no tiene medio de transporte particular,lo vemos trasladandose en omnibus urbanos,donde le puedes caer a preguntas y con la humildad q lo caracteriza y su modestia te las responde.Vi el documental q le realizaron sobre confecciones de grande y como comento con lagrimas en sus ojos q no lo dejaron pasar al latino a ver el partido con los Orioles,estadio donde jugo y muchos fuimos a verlos para disfrutar su picheo.Es triste q estas cosas sucedan con una gloria del deporte y ver como otros funcionarios del beisbol son inmunes.

Se han publicado 33 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Juan A. Martínez de Osaba y Goenaga

Juan A. Martínez de Osaba y Goenaga

Vea también