Imprimir
Inicio » Opinión  »

NORIEGA HABLA MUCHO

| +

    EL PLAN DE ANEXION DE BUSH

EN virtud del Plan de Anexión de Cuba, promovido por la Administración de Bush, los mercenarios contratados ya reciben millones y cumplen con sus tareas, acaba de informar el "subsecretario" de Estado, Roger Noriega, ante el "subcomité" del hemisferio occidental.

El redondo funcionario no sólo ha enumerado los varios agentes con los cuales cuenta el imperio para su proyecto, sino que también ha revelado con desparpajo la enorme cantidad de dólares con que ya cuentan.

 En un documento marcado por la autosuficiencia que lo caracteriza, Roger Francisco Noriega se ha jactado de los pretendidos logros del plan anexionista de la Administración que, según él, va concretizándose. Con un orgullo no disimulado, ha confesado al subcomité, presidido por Dan Burton, que del chorro de dinero que alimenta a la llamada "disidencia" en Cuba ya ha repartido 14,4 millones de dólares de los contribuyentes entre los elementos que conforman su red mercenaria.

 ¿Y dónde está esa enorme cantidad de dinero?

 Se sabe que Washington riega en prioridad a sus socios de Miami que viven de la disidencia al por mayor y que la Casa Blanca mantiene subvencionados desde hace décadas.

 Pero Noriega, en un imprevisto exceso de franqueza, ha designado en su informe por sus nombres a varios de los beneficiarios inscritos del plan anexionista que, ¡tremenda casualidad!, son también los interlocutores privilegiados de varios órganos de prensa.

 Es así que aparecen, en claro, en el texto, las mal llamadas "Damas de Blanco" (que traduce por Women in White), cuya "forma diferente de actividad" recibe los elogios del funcionario.

 En el texto de Noriega aparecen nombres de individuos que, admite, son parte del Plan y se nutren de sus bondades: Oscar Elías Biscet González, Marta Beatriz Roque, Osvaldo Payá…

 También aparecen los tenores de la campaña internacional anticubana que, como un circo, van desde Praga hasta Roma, desde Roma hasta Madrid: Jeanne Kirkpatrick, Madeleine Albright, Vaclav Havel, Patricio Alwyn, José María Aznar, Mario Vargas Llosa…

 ¿Y quién más aparece ahí? Reporteros Sin Fronteras, del mercenario francés Robert Ménard. Ahí está desenmascarada esa organización que negó varias veces ser parte de la Miami Conection. El informe es claro:

 "La ONG Reporteros Sin Fronteras ha consagrado también sus esfuerzos para realizar anuncios de servicios públicos, haciendo publicidad y escribiendo informes…"

 Y Noriega concluye que en los meses que vienen, ya se prevé añadir 15 millones más al presupuesto de la propaganda anticubana.

¡TREMENDA TROPA!

 El 2 de mayo del 2004, Noriega se reunía en Washington con un grupo de socios miamenses que venían a felicitarle por su nombramiento.

 En una imagen "histórica" tomada en los salones de protocolo del Departamento de Estado, en Washington, aparecen Luis Zúñiga Rey, Horacio García, Ricardo Mayo, Feliciano Foyo y Angel Garrido. Se supo que no se dejaron fotografiar pero sí estaban presentes, Alberto M. Hernández, Elpidio Núñez e Ignacio Sánchez.

  Es preciso definir brevemente a esos amigos "fuertes" del hombre que sueña con imponer a Cuba su concepto de la "libertad".

 Zúñiga, desde siempre, es un activo operativo de la CIA, perteneció en los años 90 al comité paramilitar de la FNCA encargado de sus actividades terroristas. Reclutó entonces a cubanos que viajaban a EE.UU. para la realización de sabotajes.

 Hernández fue también integrante de la Comisión de Seguridad de la FNCA. En la primera semana de agosto del 2000, propuso al terrorista internacional Luis Posada Carriles la ejecución de un plan de asesinato al presidente Fidel Castro que luego fracasó, en la Cumbre Iberoamericana de Panamá.

 García es un millonario miamense dueño de restaurantes McDonald's, vinculado al contrabando de obras de arte, que financió operaciones terroristas y participó en un tráfico de dólares falsos hacia Cuba.

 Acerca de Foyo, Posada Carriles contó al New York Times, en 1998, que era quien le procuraba decenas de miles de dólares para sus "operaciones" contra Cuba.

 Núñez se dice socio del pediatra asesino Orlando Bosch y de Posada. Como Sánchez, Ricardo Mayo está relacionado con la Bacardí terrorista. Y Garrido se especializa en la gerencia de los fondos de varios "disidentes".

 Tremenda tropa para quien pretende enseñar a Cuba la vía de la libertad.

 

 

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Jean-Guy Allard

Jean-Guy Allard

Periodista canadiense radicado en Cuba. Es autor del libro "Auge y caída de Reporteros Sin Fronteras".