Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

Avanza el método cubano “Yo sí puedo” en Argentina

| 1 |

yo-si-puedo-alfabetizacionArgentinos alfabetizados con el método cubano “Yo sí puedo” recibieron en el Congreso de la Nación diplomas de graduados, en emotiva ceremonia, en la que se destacó la disposición del Gobierno de la presidenta Cristina Fernández de impulsar una campaña nacional de alfabetización.

El programa de educación popular comenzó a aplicarse en toda Argentina de la mano del Registro Nacional de Trabajadores y Empleadores Agrarios (Renatea), órgano para el desarrollo rural del Ministerio del Trabajo.

A fines del 2013, Renatea selló un convenio de trabajo con la fundación argentina Un Mundo Mejor Es Posible (Ummep), que coordina en este país las misiones educativa Yo si puedo y oftalmológica Operación Milagro, que contribuyen a impulsar la alfabetización nacionalmente.

“Con este programa de educación popular, Renatea cumple una deuda histórica con los trabajadores rurales y sus familias de facilitarles que aprendan a leer y escribir”, manifestó el legislador Héctor Recalde, titular de la Comisión de Trabajo de la Cámara de Diputados al dirigirse a la audiencia.

Al acto asistieron 200 graduados de Yo sí puedo, facilitadores argentinos de varias provincias del país, y los educadores cubanos que supervisan la implementación del método, quienes repletaron el Auditorio del Edificio Anexo al Congreso.

La campaña de Renatea con Ummep bajo el lema “Garantizando Derechos, Construyendo Inclusión” se impulsa en 18 de las 24 provincias de Argentina, desde la norteña Salta hasta la antártica Tierra del Fuego, con 360 puntos de alfabetización en 192 municipios.

Cuenta con 460 facilitadores voluntarios y en lo que va de año se han graduado más de 400 personas, al tiempo que actualmente estudian unas mil 800, todas de comunidades remotas y que estuvieron marginadas durante décadas.

“Este esfuerzo permite empoderar al pueblo rural; al aprender a leer y escribir se posibilita que la gente mejore social y laboralmente, y, sobre todo, que se sienta con mayor dignidad y que puede salir de la exclusión”, señaló Recalde, quien resaltó la contribución solidaria de Cuba en el impulso de este programa.

“Ahí está la Patria, donde están los facilitadores voluntarios del Yo sí puedo y donde están ustedes, los trabajadores rurales, abriéndoles las puertas para aprender a leer y a escribir”, dijo el coordinador de Política Territorial de Renatea, Lucas Aguilera, quien además es facilitador, junto a su esposa, los sábados, en Mendoza.

El programa pedagógico Yo sí puedo fue ideado en Cuba mediante un método sencillo, dinámico y entretenido, de solo 60 clases, que ha sido premiado por la Unesco.

Ha sido aplicado en 47 países, en diferentes idiomas, y su uso ha posibilitado alfabetizar a más de ocho millones de personas en el mundo, más de cuatro millones de ellas en Latinoamérica. Con el uso del método cubano Bolivia, Nicaragua y Venezuela se declararon libres de analfabetismo.

En Argentina comenzó a ser empleado en el 2004; primero a través de acuerdos aislados con algunos municipios. Desde entonces, y ahora con el impulso que le da Renatea, se ha logrado alfabetizar a 26 mil 152 argentinos.

El consejero de Economía y Comercio de la Embajada de Cuba en Argentina, Jorge Risquet Valdés Jiménez, enfatizó que es un deber del pueblo cubano devolver de esta forma el apoyo que recibe de otras naciones.

La fundación Ummep y Renatea sellaron un convenio de trabajo conjunto en agosto pasado y, después de una fase inicial, “decidimos impulsar la aplicación del programa, que ya está desplegado desde la norteña y selvática Salta hasta la antártica Tierra del Fuego”, destacó el pedagogo cubano Jorge Padrón, coordinador del Yo si puedo en Argentina.

Aguilera explicó que, al salir la ley 26727 del Estatuto del Peón Rural, “comenzamos con la fiscalización y nos chocamos con que muchos trabajadores no sabían leer el recibo de sueldo o que firmaban con el dedo”.

“Entonces decidimos articular con el programa Encuentro del Ministerio de Educación, pero, como no lo podíamos aplicar en zonas rurales, hablamos con la Embajada de Cuba y arreglamos con el programa Yo si puedo, que capacita a los facilitadores y ellos van a la Argentina profunda a impartir las clases”, señaló.

Aguilera exhortó los recién graduados a que contribuyan ahora con sus conocimientos a la implementación del método en sus comunidades, y resaltó que estos logros sociales y de inclusión se deben al proyecto nacional y popular que impulsa la presidenta Cristina Fernández.

Claudia Camba, titular de la Ummpe, señaló que “hace 11 años buscábamos llegar a la Nación y hoy llegamos, y sentimos la coronación de un gran esfuerzo de muchos que creen en el mejoramiento humano.

“Lo más importante de estar aquí, en el Congreso Nacional, es que están los excluidos de los excluidos, los trabajadores agrarios, los explotados históricamente, a veces esclavizados.

“Y ahora, con este impulso de Renatea y el apoyo del Gobierno Nacional, podremos llegar más lejos y a más necesitados”, auguró.

La ceremonia del miércoles 8 de octubre coincidió con la conmemoración de la desaparición física en Bolivia de Ernesto Che Guevara y con el V Aniversario del inicio en la ciudad de Córdoba de la Operación Milagro, en un pequeño centro oftalmológico que lleva el nombre del Guerrillero Heroico.

(Con información de Prensa Latina)

Se han publicado 1 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • carlitos aguero dijo:

    que buenooo… asi es esta avanzando y gracias a todos por el muy buen programa… como facilitador es un orgullo poder facilitar la enseñanza de las personas que tuvieron la oportunidad y no la puedieron aprovechar por diferentes causas… un gran abrazo cumpas cubanos, un gran saludos desde argentina…

Se han publicado 1 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también