Imprimir
Inicio » Fotorreportajes, Economía  »

Mercado de 114: Una experiencia a valorar

| 120

La poesía, el imaginario o el eufemismo. Uno o todos dicen que La Habana no duerme. Y no es un aserto fidedigno. Sí duerme, aunque con un ojo abierto, decimos nosotros. Esto porque el folclor, el que duele y no el que nos describe, le regala bullicios a las noches y madrugadas en indistintos recodos de su geografía.

Uno de los “regalos”, maldecido hasta el fastidio, lo ofrendaban camiones atestados de productos agropecuarios llegados desde cualquier confín. Irrumpían en la ciudad por todas sus arterias casi de modo clandestino y la andaban en cualquier minuto del sueño de millares de personas, a todo motor, con el claxon pisado, pregonando a viva voz.

Bajo el manto del comercio de alimentos, de aquella circulación secreta y escandalosa a la vez, la indisciplina, los accidentes y muchos delitos se multiplicaron de modo que inspeccionar y multar no pusieron coto a la situación. Así fue hasta que…

María Caridad Socarrás vende frutas y viandas en Marianao desde 1998. La sensación de independencia, por no depender de nadie, le mantiene, sombrero de guano en la cabeza, desafiando el “sol cubano” cada día.

A punto estuvo de desistir porque era una complicación encontrar todos los productos con un mismo proveedor, o le cansaba lidiar por los precios, o la calidad de la mercancía no satisfacía sus exigencias.

No dejó de vender porque, enterada por su hija Yenima Montero, encontró un espacio para escoger mejor y adquirir frutas, viandas y hortalizas para su comercio. Esto, unos seis meses atrás en…

EL MERCADO DE 114

En un placer —antes, semillero de marabú y solar yermo—, justo al frente de Luz Producciones, en la calle 114 de Marianao, distante de concentraciones poblacionales, cobró vida un espacio que contribuyó a la tranquilidad en las noches capitalinas y resultó un mar de posibilidades para vendedores como María Caridad.

Comenzó al libre albedrío de mayoristas furtivos. Mas la dirección de la capital le fijó horario (de cinco de la tarde a ocho de la mañana) y lo ordenó con el concurso de la Policía Nacional, garante de la disciplina y el orden para evitar la obstrucción vial.

Lo llaman Mercado de 114 y concurren UBPC, CPA, CCS y cuanta unidad de producción agrícola existe que proponen desde yuca y malanga, hasta marañón, uva y pera.

“Vienen camiones de toda Cuba, unos 80 cada vez, la mayoría de Artemisa y Mayabeque. Se venden entre 38 y 44 productos agrícolas al mayoreo.

“Los principales compradores son los que tienen puntos de ventas, aunque vienen dueños de 'paladares', o familias y grupos de vecinos. Aquí siempre es más barato —menos caro debió decir— que en mercados o quioscos de oferta y demanda”, explica Argelio Méndez González, funcionario del Gobierno de Marianao, a cargo del Mercado.

SON LAS REGLAS

Al lugar, carente de cerca perimetral, los camiones (pago mediante de entre 10 y 20 pesos por parquear) deben acceder por una sola entrada, previa presentación de la licencia de conducir del chofer y sin mostrar documento alguno que certifique el origen lícito de la carga.

Tampoco se requisa el automotor para evitar introducción de productos no agrícolas, ni media declaración autenticada de la mercancía traída en cada ocasión.

Ello, aunque, según el funcionario, “no se permite mercancía industrial porque faltan condiciones para comercializarla, y está prohibida la venta de artículos confeccionados artesanalmente o alimentos preelaborados o procesados en el propio Mercado”.

También se prohíbe el acceso de vehículos para recoger mercancías, “en busca de agilizar y controlar las ventas”. Para ese trabajo tienen un grupo de cuentapropista que, además de mover el comercio, limpia y organiza el parqueo de los camiones.

SI VAS A VENDER VEN PA' LA HABANA

“Allá hay mucho mango, aquí a cada caja le sacamos un promedio de 20 pesos, la vendemos a 70 y 80. Antes íbamos a las ferias agropecuarias, y ahora venimos para acá”, revela Rodolfo Reyes, vendedor que cada semana va de Matanzas a la capital.

(En contraste, Haydee Peña Pérez, octogenaria vecina del reparto Matanzas Oeste, se preocupa por la pérdida de variedad agrícola en las ferias matanceras, y condena la falta de frutas como el mango).

“Soy agricultor en San Antonio de las Vegas y el excedente de mi finca, cuando cumplo con Acopio, lo vendo aquí. Esta ha sido una oportunidad deseada por muchos desde hacía tiempo”, asevera Osmel Cabrera Pérez.

“Venimos de Santiago, hacemos un viaje a la semana. Ofertamos la caja de mango a 120 pesos, allá está bien cara también, a 80”, refiere un santiaguero que no tuvo a bien identificarse.

“Es mi primera vez, pero pienso seguir trayendo mercancía. Aquí nos ha ido muy bien, sobre todo porque pa' mi tierra no se vende mucho mango. Salimos antes de la medianoche y llegamos cerca de las cuatro de la mañana, para vender en un buen lugar”, afirma Yunieski Calderón, de Sancti Spíritus.

Lo que ocurre con el mango ahora, sucede con cada producción de estación. “Como norma siempre hay demanda de todo, solo que al llegar el tiempo de uno en particular aumenta la cantidad porque aquí se venden mejor —mucho más caro debió decir— que en las provincias”, subraya Méndez González.

¿OFERTA Y DEMANDA?

María Caridad alquila un carretillero para descargar, en la camioneta que rentó, las cajas de aguacates recién compradas. Aunque compró al precio y con la calidad que le convino, necesitó más de tres horas para ajustar los detalles de su selección.

“Los precios están altos, los camioneros se ponen de acuerdo para no bajarlos, y entonces hay que venderlo en la Ciudad a un costo que a veces —siempre debió decir— la población critica”, dice.

“Es muy caro todo Saca cuenta: el precio del vehículo, más los carretilleros que cargan la mercancía, más el impuesto de la ONAT y el precio de los productos. Y queremos ganancia, que no es mucha, si no venimos más de una vez a la semana”, confiesa.

“Es positivo comprar aquí, pero el precio sigue siendo un problema porque los vendedores contactan a los productores y cuando llegan son la segunda o tercera mano”, aclara su hija Yenima Montero.

Para Carlos Rafael Sablón, igualmente representante del Gobierno, el meollo del asunto es que allí también la demanda supera la oferta y los concurrentes, sean o no intermediarios, quieren la mejor tajada posible y rentabilizar sus inversiones.

De manera que si bien los camiones no deambulan a oscuras y a todo motor por la ciudad en busca del mejor cliente (o a quien timar) y María Caridad puede encontrar allí todo lo que necesita para abastecerse, esto no es directamente proporcional a la rebaja de los altísimos precios de los productos agroalimentarios.

El precio, lo sabemos, solo disminuye con la abundancia, estabilidad y diversidad de las producciones. Pero, en un espacio donde se expende de manera mayorista, donde rige (o debe regir) la ley de oferta y demanda, puede esperarse la pluralidad de precios. ¿O no?

“Aquí eso no ocurre. Algunos vendedores a veces abaratan las mercancías para regresar pronto a sus provincias, y puede que mientras avanza la noche, negocien otros precios con los compradores. Pero esa no es la norma”, asegura Yenima.

NECESARIO Y PERFECTIBLE

A no dudarlo, el Mercado de 114 es una respuesta, pronta, a un reclamo de los capitalinos afectados por el ronronear de los camiones en sus noches, y una exigencia natural de la compraventa de viandas, frutas y hortalizas en La Habana, habitada por más de dos millones de personas, destino turístico importante del país y con escaso suelo dedicado a la producción de alimentos.

Entonces, en espera de la anunciada apertura de El Trigal -un lugar con mejores condiciones, ahora sometido a reparación y acondicionamiento para multiplicar sus capacidades y competencias-, a no dudarlo, el Mercado ubicado en Marianao es imprescindible.

El Mercado y el mecanismo nacido para regularlo también. Tanto, que debe perfeccionarse, sin coartar, ni un milímetro, el comercio mayorista.

Sí, porque pese a la regulación gubernamental y al actuar de los agentes del orden, apreciamos venta de puré de tomate y de alimentos precocidos o elaborados en condiciones higiénicas y de seguridad no idóneas, ingestión de bebidas alcohólicas, la concurrencia de vendedores de utensilios del hogar y prendas de vestir y, lo peor de todo, niños vendiendo sacos de fibra a la vista de todos.

No es un cuadro, digamos horrendo, pero sí necesitado de algunas pinceladas para contribuir a que esa expendeduría ocurra dentro las márgenes lícitas del país.

Y para lograrlo, sería muy bueno responder algunas preguntas. ¿Acaso no sería prudente cercar el área del Mercado? ¿Basta la licencia de conducción para legitimar la procedencia de los productos? ¿En nombre de la necesidad de comerciar alimentos deben abrirse hendijas para los delitos?

Estas y otras más hay que responderlas ya. Para disciplinar una práctica que puede enraizarse en nuestra sociedad. Para proteger al consumidor, que lo necesita cada vez más y, aunque la reconozca honesta, no le va a sonreír a María Caridad por los precios de sus productos.

Foto: Ladyrene Pérez/Cubadebate.

Argelio Méndez, funcionario del Gobierno de Marianao. Foto: Ladyrene Pérez/Cubadebate.

Foto: Ladyrene Pérez/Cubadebate.

Foto: Ladyrene Pérez/Cubadebate.

Foto: Ladyrene Pérez/Cubadebate.

Foto: Ladyrene Pérez/Cubadebate.

Foto: Ladyrene Pérez/Cubadebate.

Foto: Ladyrene Pérez/Cubadebate.

Foto: Ladyrene Pérez/Cubadebate.

Foto: Ladyrene Pérez/Cubadebate.

Foto: Ladyrene Pérez/Cubadebate.

Foto: Ladyrene Pérez/Cubadebate.

Foto: Ladyrene Pérez/Cubadebate.

Foto: Ladyrene Pérez/Cubadebate.

Foto: Ladyrene Pérez/Cubadebate.

Foto: Ladyrene Pérez/Cubadebate.

Foto: Ladyrene Pérez/Cubadebate.

En el Mercado de 114 solo se pueden vender productos del agro, los restantes están prohibidos. Foto: Ladyrene Pérez/Cubadebate.

Foto: Ladyrene Pérez/Cubadebate.

Foto: Ladyrene Pérez/Cubadebate.

Foto: Ladyrene Pérez/Cubadebate.

Niños vendiendo sacos. La imagen debe borrarse ya. El trabajo infantil está prohibido en Cuba. Foto: Ladyrene Pérez/Cubadebate.

Foto: Ladyrene Pérez/Cubadebate.

Foto: Ladyrene Pérez/Cubadebate.

Foto: Ladyrene Pérez/Cubadebate.

Foto: Ladyrene Pérez/Cubadebate.

Foto: Ladyrene Pérez/Cubadebate.

Foto: Ladyrene Pérez/Cubadebate.

Foto: Ladyrene Pérez/Cubadebate.

Foto: Ladyrene Pérez/Cubadebate.

Se han publicado 120 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Luis Alberto dijo:

    Muy buen artículo, ojala se hable de otros mercados mayoristas en toda la capital, 114 queda bien lejos está casi en un extremo de la capital, comprar y trasladar mercancía desde allá la encarece mucho cuando la piensas vender en la HV o HEste y al final siempre paga el consumidor, existen otros lugares y terrenos muy adecuados que tienen características especiales para plantar mercados mayoristas de productos agropecuarios y que acerque los precios a los más desfavorecidos económicamente,

    Buena idea la de inundar con productos la capital, así podemos ver si funciona o no la ley de el Mercado en Cuba. aunque vi a varios carretilleros en el Guitera botar la mercancía podrida antes de bajar precio.

    Saludos

    • NRT dijo:

      Luis Alberto: La estas viendo funcionar, con lo que acabas de ver.

    • Raul Sobrino (El sofista) dijo:

      "aunque vi a varios carretilleros en el Guitera botar la mercancía podrida antes de bajar precio." Justamente sobre este crimen he hecho mención. Eso tiene que evitarse a toda costa, y no debe ser multando al campesino, sino que comprándole los productos que estén cerca de echarse a perder y repartírselo al pueblo gratuitamente. El dinero no es lo que importa en este caso. Y si se tuviera que regresar a una moneda única para habilitar este proceso, pues que se haga lo que se tenga que hacer, pero ha que evitar el salvajismo que tanto hemos criticado de botar alimentos antes que bajarle los precios o regalárselos a las personas.

  • cubano dijo:

    sobre la foto de los niños: hay muchos cubanos que siguen siendo niños.

  • Raul Sobrino (El sofista) dijo:

    Me está pareciendo estar viendo en Cuba algo que he observado en los países capitalistas: el malogro de productos alimenticios debido a las limitaciones del poder adquisitivo de las personas, lo que es un grave crimen y de ahí que una tercera parte de la producción alimenticia del mundo pare en la basura. Ya sobre esto antes me he referido aquí, pero vale la pena seguir recalcando en ello. Los alimentos deben de ser consumidos y no que dejados perderse por que no haya personas que puedan comprarlos al carecer de moneda que extender como pago por los mismos. Hay que hacer algo al respecto. El gobierno debería de tener en cada mercado campesino a un personal listo para tomar acción donde este note que algún producto esté cerca de malograrse; primero avisándole al vendedor que trate de venderlo a un precio que seria igual a los días que se calculara -según las condiciones ambientales y otros factores- que el producto podría ser apto para el consumo, a partir de los últimos tres días de vida del mismo en un conteo regresivo. Esto es que si el producto tiene aun tres días, el precio debe reducirse en un tercio; si le quedan dos días, el precio debe reducirse en dos tercios; y si le queda un solo dio, entonces el estado debe pagárselo al campesino a un tercio de un precio fijado, cargar el producto en un camión y dirigirse a una esquina seleccionada entre muchas otras posibles de algún pueblo ó ciudad y repartirlo gratuitamente, sean papayas, aguacates, mangos, plátanos, ó lo que sea; incluso hasta carnes. De esa manera no se afectaría el mercado ni los intereses de los campesinos y productores; por el contrario: serian beneficiados, mientras que nadie podría temer a que la gente esperara a que los productos estuvieran cerca de echarse a perder para que se los regalaran, ya que estos serian dados gratuitamente para su consumo en lugares indeterminados tomados al azar cuando se tuviera que hacer, por lo que nadie podría especular con ello. Esta seria la única alternativa para evitar el crimen capitalista de tirarse a la basura productos que debieron ser consumidos.

    • Yo dijo:

      ..hermano permitame rectificarte...en los paises capitalistas cuando un producto lleva en stock(almacen) determinada cantidad de tiempo el mismo se vende en rebaja y se hacen millones de procesos ke desconoces....recuerda ke en un sistema capitalista todo sale del bolsillo de una persona la cual no corre el riesgo de perder alimentos porque se hechen a perder...te recomiendo que averigues mas porque estas errado con lo referente al capitalismo....eso sin hablarte que los alimentos duran meses sin hecharse a perder por los quimicos que les hechan...salu2

      • Raul Sobrino (El sofista) dijo:

        Bien Yo, es muy cierto que en los países capitalistas los precios se rebajan en muchos de los productos cuando están a punto de perderse ó cerca de la fecha vencida que están obligados a ponerle. De manera que si. Eso se nota en las frutas y vegetales, así como en enlatados y otros. Pero aun así, aun cuando puede que se rebajen a la mitad del precio original, siempre una buena parte de esos productos van a parar a la basura, por cuanto no pudieron venderse, bien por que las personas estaban bien abastecidas de los mismos en sus hogares, ó bien por que no tenían suficientes medios monetarios para adquirirlos, fuera en países de muy bajo ingreso per cápita como lo es Haití ó Sudan, ó fuera en el mismísimo EE.UU. Pero el caso es que esos productos se ven en los contenedores de basura con destino a los quemaderos, cuando al menos los cerdos deberían de aprovecharlos. El que eso suceda en el capitalismo salvaje donde los supermercados siempre están abarrotados de productos, puede ello entenderse dentro del error capitalista. Pero que en Cuba se cometa el mismo crimen, eso tiene mucho menos justificación, por cuanto todo lo que se tendría que hacer es subirlo a un camión y regalarlo en algún lugar lejos de donde se vende. Si un campesino se cree dueño de un producto que consiguió con su trabajo y este se niega a regalarlo ó a venderlo a mitad de precio, prefiriendo tirarlo a la orilla de un camino, pues alguien tiene que tomar carta en el asunto y hacerse del producto aun cuando tuviera que pagárselo al productor ó vendedor al precio que este demandara. El problema es que para hacer esto posible, los productores/vendedores tendrían que conformarse con un pago en moneda no convertible que no les sirviera para hacerse de fetiches capitalistas importados.

      • Raul Sobrino (El sofista) dijo:

        Bien Yo, es muy cierto que en los países capitalistas los precios se rebajan en muchos de los productos cuando están a punto de perderse ó cerca de la fecha vencida que están obligados a ponerle. Eso se nota en las frutas y vegetales, así como en enlatados y otros. Pero aun así, aun cuando puede que se rebajen a la mitad del precio original, siempre una buena parte de esos productos van a parar a la basura, por cuanto no pudieron venderse, bien por que las personas estaban bien abastecidas de los mismos en sus hogares, ó bien por que estas no tenían suficientes medios monetarios para adquirirlos, fuera en países de muy bajo ingreso per cápita como lo es Haití ó Sudan –con sus mercados al aire libre llenos de moscas-, ó fuera en el mismísimo EE.UU. Pero el caso es que esos productos se ven en los contenedores de basura con destino a los quemaderos, cuando al menos los cerdos deberían de aprovecharlos. Y cuando yo digo que un tercio de los alimentos del mundo se pierden, no me baso en suposiciones, sino en lo que dicen los estudios de las Naciones Unidas. Y esto es sin contar los alimentos que no se cosechan por faltas de personas dispuestas para recogerlos (me canso de ver cientos de millones de tomates y de naranjas dejadas podrirse en el campo por falta de personal para recogerlas).

  • Tamberlick dijo:

    Hombre, con todo respeto, estoy totalmente en contra del trabajo infantil, como no puede ser de otra manera, pero lo de los niños más parece una forma de sacar unos pesos puntualmente que un trabajo que ponga en peligro su formación y su futuro.

  • lien dijo:

    De`rimente esos panes ahí a la interperie, sin mediar nada más entre ellos, y el polvo,ellos y las moscas,ellos y las infecciones gastrointestinales,tan común hoy en nuestro país.Deberían retirarle la licencia,de cuentapropista si la tiene,pues la higiene,de esa no tiene concepto,ni conocimiento la mujer que vende los panes. Los niños trabajando otro tema candente en Cuba, en las calles de la ciudad, en su caso h istórico,dan grima,de todas las edades pidiendo.

  • daniel dijo:

    MUY BONITAS LAS FOTOS, BUEN TRABAJO.

  • Jorge dijo:

    El Artículo 32 de la Convención sobre los Derechos del Niño establece que:

    Artículo 32:
    1. Los Estados Partes reconocen el derecho del niño a estar protegido contra la explotación económica y contra el desempeño de cualquier trabajo que pueda ser peligroso o entorpecer su educación, o que s ea nocivo para su salud o para su desarrollo físico, mental, espiritual, moral o social.

    Mas que el hecho de que se vean vendiendo sacos, debería investigarse la procedencia de esos niños y a los padres o tutores que permiten que realicen trabajo infantil.

  • Jorge dijo:

    Y quien se encarga de limpiar el lugar una vez que se han retirado los vendedores-compradores?

  • ABDEL dijo:

    Interesante experiencia, pero como en casi el 100 porciento de los casos, este también tiene afectaciones colaterales.

    Por ejemplo: es anárquica la manera en que estas personas venden sus productos, es decir, por su venta no pagan impuestos, lo que deberían pagar antes de comenzar a realizar sus mercancías en ese lugar. Otro ejemplo que lo veo diariamente, asociado directamente a este mercado y sus operaciones: la guagua de la ruta P9 de las seis y media de la mañana, en su regreso a la cabecera ubicada en La Palma, Municipio Arroyo Naranjo, y luego de salir de la CUJAE, se detiene exactamente frente a este mercado y por la última puerta embarcan cajas y sacos repletas de productos, que ocupan una parte importante del ómnibus en cuestión, afectándolo y también afectando a los pasajeros que a esa hora viajamos diariamente hacia un Hospital, un centro de trabajo, un instituto de investigación, la Universidad, etc.

    ¿Cómo consiguen montar esa cantidad de cajas de madera y sacos llenos de aguacates, mangos, ajos, cebollas (cuando transportan cebolla, sencillamente es insoportable respirar dentro del ómnibus)? Pues fácil, los dueños de esa mercancía pagan, no se cúanto, al Chofer para que le preste el servicio de transportarle esas mercancías como si el ómnibus fuera un camíon de carga, directamente hasta la última parada de esa ruta.

    Entonces, no es exactamente, bajo la actual funcinalidad de ese mercado, una experiencia a valorar; bueno, si el término valorar significa en este contexto, corregir todo lo que en el entorno de este mercado funciona mal, pues perfecto, pero si es valorar para asumir esto como una buena experiencia, estamos fritos.

    Esas imágenes con niños trabajando son deplorables. Dónde andan las autoridades de esa zona, Poder Popular, Policía, Jefe de Sector, etc.? Esta imagen con esos niños empujando esa carretilla dará la vuelta al planeta, y todos observarán lo que la misma imagen sugiere "Trabajo infantil en Cuba".

  • wallace dijo:

    IMPRESIONES:

    1. UN MALDITO CAMION LLENO DE MANGO???
    2. PARECE PUERTO PRINCIPE HAITI (LAS YAGUAS!)
    3. EXCELENTES POSIBILIDADES PARA PINAREñOS, PINEROS, MATANCEROS ETC. ESTUDIANTES BECADOS TODOS DE LA CUJAE.
    4. LA MUCHACHA QUE VENDE PAN CON (...) Y REFRESCOS, TAMBIEN VENDE CIGARROS CRIOLLOS Y <>??????

    • Reinaldo Jesús dijo:

      El yayabero.
      Wallace, por favor, y al resto de los criticones, este sistema comienza ahora, ya se irá perfilando, basta de ser francotiradores, esos para el enemigo si osa pisar nuestra tierra, ahora, solo trabajar y mirar con optimismo el futuro

  • Rafle dijo:

    Todo muy bien excepto la FACHA de estos niños..que no son la imagen de CUBA

    • roberto1988 dijo:

      NO, no son la imagen de Cuba, ni de todos sus niños, pero, de dónde crees que son?? de Haití??

  • Nick dijo:

    Candela. Cuantos mangos tendra ese camion...............

  • awy 9400 dijo:

    ¿seguro que bueno?
    Esos camiones antes llegaban a centro habana, plaza, habana vieja, cerro, 10 de octubre municipios del centro de la ciudad que ahoran veran dasabastecidos como estan ya los agromercados de esos municipios o habra un aumento del precio al tener los tarimeros que traer los productos desde esos mercados.

    muy bueno para el ordenamiento de la ciudad, para la economia pero no la poblacion y menos para el trabajador estatal que vemos cada vez mas subir los precios con el mismo salario

  • Rogelio dijo:

    no solo estan los niños trabajando, sino que andan descalzos sobre el fango como se ve en la foto. ?No lo notó, periodista?

    • wallace dijo:

      que quieres que se autocensure, es nuestra esa realidad pa que nos vamos a engañar nosotros mismos??

  • Juan Carlos(el Poeta) dijo:

    Buenos días a usted Rafael , buenos días a todos los foristas , permítame felicitarle por este comentario que es el primero que leo en cualquier espacio escrito o como sea que llega tan lejos, puedo añadirle algunas cosas , por ejemplo desde que abrieron los Agromercados en el lejano 1994 se ha visto la necesidad de un lugar al que concurran los camiones a vender al mayoreo , siempre ha surgido espontáneamente ese lugar , así ha pasado por toda la Habana , en este orden : Mercado de Tulipán y Loma, Mercado de 19 y B , Parqueo del Latino , Mercado de Maravillas , Plaza de Marianao , Plaza de Cuatro Caminos , etc, etc , son innumerables los lugares por los que ha pasado este lugar de concentración, siempre huyéndole a la Policía , huyéndole a los inspectores, y a toda organización que se creía con poder para suspenderlo y para expulsar a los compradores , así de pronto surgió este lugar de 114 a la luz de las medidas que está tomando el país para revitalizar la economía , ahora quieren quitarlo de este lugar para mudarlo para El Trigal, para que se encarezca más aún el transporte que pagamos los Representantes que concurrimos a buscar la mercancía a ese lugar , ¿es que acaso cesará algún día la imposición que sufrimos los representantes vendedores de todo tipo de leyes que frenan y dificultan nuestro trabajo? ¿ por qué no puede seguir abierto este mercado de 114 a la vez que El Trigal previa mejora de las condiciones?En estos momnetos los precios por el transporte fluctúan desde 100 pesos hasta 240 los viajes más largos , pues esa fluctuación aumentaría hasta el orden de los 300 pesos y más, añádele lo que pagas por la mercancía , lo que pagas en el mercado antes de comenzar a vender que es de un 10 por ciento del valor de la mercancía , el almacén y así sigue la lista , todavía estamos a la misma altura de 1994 , pagando lo mismo y sin embargo han surgido miles de nuevas figuras que se dedican a lo mismo y pagan muchísimo menos , teniendo los mismos precios (a saber los famosos carretilleros)pagan un impuesto mensual y uno anual ¿por que nosotros no y los demás sí? ¿cuando mejorarán las condiciones para los Representantes Vendedores de los Agromercados?, es que ni siquiera somos trabajadores por cuenta propia , estamos en un limbo desde que surgimos , solo hacemos pagar y pagar sin esperanzas de que nos tengan en cuenta , si alguien de los que lee este comentario sabe de lo que hablo quisiera que me explicara estas cosas cuando cambiarán para nosotros , bueno gracias por todos y espero respuesta suya a este comentario un saludo de despedida para todos.

  • Mia dijo:

    Buenas fotos, buen artículo. Los panes ni loca los pruebo. El tema de los niños, no son los primeros que veo trabajando, lo que hay que preguntarse es porque tienen esa necesidad, porque por divertirse no creo que lo hagan.

  • cubanito2013 dijo:

    Que raro que nadie ha comentado nada, yo en mi caso coincido hasta un punto con lo escrito, con otras cosas no, pues claro que si en La Habana le ganan mas al producto nadie lo va a vender en Matanzas,
    El problema es que tanto tiempo de prohibir ha acabado con nuestra economia y ahora no se va a resolver en poco tiempo, hasta que no exista mucha mas produccion eso sera siempre asi, lo triste es que existen mas vendedores que productores porque nos hemos acostumbrado a vivir sin sudar la camisa y comprar y revender es mas facuil que trabajar duro (el campo tiene la cara fea) y a los hijos de los campesinos los convertimos en profesionales y en la famosa universalizacion obligamos a estudir a miles de personas como el caso mio, ahora me pregunto Que profesional de origen humilde que estudio por su cuenta o lo empujaron para hacelo va a ir a sembrar u surco (yo lo he hecho y se que es duro)
    Sin comentarios

  • aobb dijo:

    Que limpias y recogidas se ven !!, lo unico mas sucio y deprimente son los panes!

  • Vecino dijo:

    A este lugar se supone accedan los caminoes a partir de las 6 PM hasta las 8 AM del siguiente día , sin embargo desde horas tempranas comienzan a llegar camiones y como no pueden acceder al area de ventas se parquean en la calle aledaña bloqueando la misma y los accesos a Centros de trabajos que estás en la zona , en estas` areas aledañas comienzan las ventas dejando luego frutas podridas , hojas de col , etc.y como no estan estos desperdicios en la zona " oficial" de ventas no se limpian , el periodista debe visitar esos alrededores sobre las 4 PM para completar su reportaje

  • Ana María dijo:

    Realmente deprimente, nunca imaginé ver niños, nuestros pioneritos, en tal situación. Esperemos que alguna autoridad responda a Cubadebate y explique estas calamidades.

  • Julie dijo:

    Yo entendí que es un lugar en Marianao donde puedos adquirir productos varios más baratos. Pero en mi caso que no tengo vehiculo, cómo llegar hasta allá desde el Vedado a comprar bastante comida?, en lo que pago el taxi, se me va la diferencia, y al final es como si comprara en el Mercado de los Ricos aqui en el Vedado el de "19 y B" donde también hay de todo, pero una java de papa cuesta 5cuc.
    Al final no se porque quitaron la Feria Agropecuaria que hacían en la Plaza de la Revolución, si, puedo entender la cuestion de que efeaba la ciudad pero era solo una vez al mes creo, y lo hacían en otros puntos de la ciudad también, ahora no sé en donde. En fin, que sigue siendo bien complicado el tema de comer sano y bueno en Cuba con nuestros salarios.
    Ojalá vengan tiempos mejores para el pueblo trabajador.

  • Juan Chicaiza dijo:

    Está bien el trabajo. Pero hay que tener cuidado, esa experiencia en Ecuador es una catástrofe:
    - Si el productor es el que vende directamente a la población, muy bien, pero si hay un intermediario, que puede ser un transportista o dos o más
    se encarece el producto y los que se lleven el dinero son los que menos han trabajado.
    - Deben tener en cuenta que un producto soleado pierde sus características alimenticias, deberían colocar unas carpas.
    - El producto en el suelo se ensucia y podría ser el comienzo para una infección en la cadena alimenticia.
    - Que los muchachos trabajen, no está mal, siempre y cuando también estudien y tengan buenos hábitos.

    • El buril dijo:

      Nunca el productor de alimento (campesino) ha vendido su producto directo a la población, ¿si lo hace en qué momento trabaja la tierra?, siempre ha existido el comerciante que es el que media entre el productor y el vendedor porque este último tampoco puede dedicarse a buscar la mercancía al campo porque ¿en que tiempo vende entonces?. Lo de los precios elevados (inflados artificialmente) es otra cosa se trata de varios factores: insuficiente producción, exceso de intermediarios, sub valoración del dinero por los que lo obtienen fácil, necesidad de la población de a pie, falta de competencia por el Estado y otros factores económicos y sociales.

  • César dijo:

    Pena es lo que da todo esto, es cierto que somos un país del tercer mundo, pero si a 54 años de revolución socialista a luz pública van tres niños, dos de ellos descalzo vendiendo sacos, ante los agentes "PNR" y funcionarios del gobierno (según el periodista están representadas estas autoridades), estamos muy jodidos el Presidente va por un lado y nosotros por otro.
    Con tantos almacenes vacios en esta ciudad, con tantos espacios y eso allí parece un chiquero.

  • rober dijo:

    Creo que la imagen de los niños debe llamarnos a la reflexión, no se puede permitir el trabajo infantil bajo ningun concepto o situación.

  • Jafm dijo:

    Hola a todos:
    Lo de los niños no tiene justificación, es deprimente, es de todo, la venta de alimentos, no la veo mal lo que hay que ponerle condiciones a los vendedores, para preservar la salud de todos los consumidores, todo lo demás esta bien a mi modo de ver, las autioridades han actuado correctamente al licitar algo que venia haciéndose de otra manera, ha pasado igual que en la cuevita en San Miguel del Padrón, no como hacen en Las Tunas que vienen en una guagua con con todos los factores y le quitan todo a la gente y ya salen con multas o presos, creo que es una buena idea y que muchos territorios debian tener en cuenta para aplicarla, porque cuando ud. tiene un dolor de cabeza y solo toma aspirina para aliviarlo y desconoce la causa el dolor sigue y empeora, no se le puede dar la espalda al problema y poner tapones solamente porque al final el empuje del agua siempre se los lleva.

  • Alejo... dijo:

    Cual es la imagen de Cuba Rafle?

  • Abelo dijo:

    Buen articulo, y muy bien complementado en imagenes, sin miedo, con la verdad tal y como es. lo que sucede con esos niños se puede ver (aunque no es comun) a diario, por desgracia. es una realidad que debe ser combatida a toda costa.

    por otra parte creo que es hora de crear un espacio con todas las normas para establecer en ese punto una especie de mercado mayorista. con mas condiciones

  • Berto dijo:

    Eso hay que estimularlo, proliferarlo, con orden, condiciones e higiene.
    Yo he pasado por allí muchas veces y es un buen intento, pero hay un polvero violento y cuando llueve un fanguero que unido a desperdicios de vegetales introduce problemas y molestias.
    La gente se autoorganiza pero no está demás hacer calles internas de circulación, etc. porque es una lugar abierto con una fila de camiones que se cuentan por decenas.
    En los bazares del mundo que hay desde hace muchos siglos, desde incluso la despiadada venta de esclavos, se pasaron por todas estas experiencias. Pero con un ministerio de comercio interior, el de la agricultura, la anap, la onat, la policía y el poder popular de los muncicipios, y un sindicato que represente a los vendedores y a los compradores que también tienen derecho, hay gente con conocimiento para mejorar todo eso. En eso se puede seguir trabajando y ayudando sin coartar como se dice esas experiencias que son muy importantes.
    Bueno el trabajo periodístico y lo de las fotos. Lo de los niños, no nos gusta, pero es una realidad que existe y que hay que seguir luchando y exigiendo para que se elimine pero tiene sus raíces en la cultura de la familia y en las necesidades económicas de éstas que usan a lo niños como ayuda familiar. Yo tuve que trabajar desde niño y con orgullo hoy reconozco que aunque me faltó tiempo para jugar y estudiar más, contribuí a ayudar a mis pobres padres y los premié también siendo un buen estudiante. A los muchachos sin explotación ninguna hay que crearles obligaciones y no solo jugar y todo el tiempo jugar,playas y paseos. Tienen que tener responsabilidades mínimas si no formamos absolutos indolentes que creen luego se lo merecen todo. Todo ni muy muy ni tan tan.

  • Rodolfo dijo:

    ¿ Y sera que no seremos cpapaces de organizar un comercio culto para los productos agricolas, si temos las TRD y la corporacion CIMEX?

    • roberto1988 dijo:

      Qué quieres?? que los vendan en CUC a los precios de esas empresas??

  • verdad!! dijo:

    cubano, lien, jorge y equivocados..

    se esta hablando de una cosa se mandan para otra, caballeros basta ya de enfangar aqui a cuba y a sus niños aqui el fango es para las frutas y los vegetales ke se venden...de 8 fotos ke pusieron se fijaron en solo esa..por favor!! apartado los casos sociales de algunos niños esas fotos son de temporada de verano donde estos estan de vacaciones yo no veo mal ke ayuden a sus padres y tambien se entretienen, lo veo mejor ke otros ke estan en la pc jugando en la ksa de gordos mientras el padre se mata trabajando.. el trabajo hace al hombre...antes los hijos tambien trabajaban en las vacaciones para ayudar a sus padres no todos nacemos en el vedado con papi con carro y trabajndo en una firma...
    para los que aqui quieren ver esa mancha en cuba les puedo asegurar que es muy pequeñita comparada con otras en el mundo para hacer un pais POBRE Y BLOQUEADO
    por eso ya hoy en nuestros campos los jovens no quieren trabajar la tierra porque lo ke se trasmitia de padre a hijo de generacion en generacion ya se perdió..tiene que haber un equilibrio no todos podemos ser cantantes ni ingenieros ni medicos tambien tiene que haber campesino, barrendero, plomero...y vivir orgulloso de que uno es..
    yo soy ingeniero y si un dia por sircunstancias de la vida tengo que coger una carretilla para sostener a mi familia me sentiria muy orgulloso ke mi niño me diga, papi kieres ke te ayude?

    • César dijo:

      Verdad, al menos debías publicar tu nombre si tan sincero eres, los niños no nace para trabajar, ya tendrán tiempo para eso, existen otras vías para inculcarles el amor por el trabajo y no precisamente están estos de las fotos acompañando a sus padres

    • Dr House dijo:

      verdad........... la ve5rdad que me he reido muchisimo con tu comentario. hermano mio, creo que se te fue la mano. los niños nacen para ser felices y para trabajar estamos los padres que los traemos al mundo. ya tendran tiempo para trabajar, donde quiera es una explotacion del niño. leete cuando puedas los derechos del niño y despues estaremos de acuerdo. y suerte con tus hijos, ojALA NO TE HAGAN LA PREGUNATA JA JA JAM, SALUDOS

Se han publicado 120 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Rafael Arzuaga

Rafael Arzuaga

Periodista cubano. Miembro del staff de Cubadebate. Enviado Especial a los Juegos Panamericanos Toronto 2015

Irene Pérez

Irene Pérez

Fotorreportera de Cubadebate. Graduada de Periodismo en la Universidad de La Habana (2014). Contacto: irene@cubadebate.cu, en Twitter: @irenepperezz

Vea también