Imprimir
Inicio » Fotorreportajes, Entretenimiento  »

Quien no monte un Bicitaxi, no sabe lo que es la vida

Publicado en: Detalles
| 26

Refiere la wikipedia en Internet, que «el bicitaxi (también rickshaw, tricitaxi, pedicab o velotaxi) es un vehículo para el transporte especializado de pasajeros, constituido bajo el principio de la bicicleta, accionado con tracción humana, con una capacidad de traslado de dos pasajeros adultos sentados y su conductor».

«El bicitaxi -puede seguirse enterando el lector- proviene del japonés jinrikisha, un cochecito ligero, de dos ruedas, abierto o cerrado, pero arrastrado por una persona, que va a pie o en una especie de bicicleta».

No es poca cosa este artefacto utilizado en distintas ciudades del mundo, y que en muchos sitios de Estados Unidos y Europa lleva acoplado un motor eléctrico para facilitar el pedaleo del conductor en momentos críticos como la arrancada o el ascenso por una pendiente. Hasta diseños futuristas están siendo concebidos para este medio de transporte que ya se ve pasar en urbes famosas, no pocas del primer mundo.

Todo lo dicho, sin embargo, no quita color a nuestra certeza de que un bicitaxi en La Habana es un suceso único, sin parangón, lleno de estridencias y ocurrencias tales, que quien no monte en uno de ellos, como dice un humorista de esta Isla, no sabrá «lo que es la vida».

Lo primero que nos recuerda estar en Cuba cuando tomamos un bicitaxi, es nuestra cálida relación con el conductor que no va en silencio sino contando un montón de historias mientras avanza con el sudor de sus pantorrillas y su cuerpo todo. En segundos nace un encariñamiento por cuenta del cual pasajeros y conductor pueden terminar subiendo juntos el «coche» si la pendiente es muy dura, porque aquí el corazón no nos permite asumir fríamente que alguien suelte la vida mientras nos lleva como si fuéramos monarcas.

Y nuestros bici no tendrán motorcitos, pero muchos van armados de unas bocinas que convierten el paseo en un concierto atronador, en una discoteca andante que saca a la gente a los balcones y sumerge a los pasajeros en melodías dulzonas o de ritmo de tambores, al extremo que cuando se llega al punto de destino, quien ha usado el bicitaxi puede sufrir esa suerte de mareo en tierra, típica de los viajeros que probaron por primera vez los vaivenes sobre un barco.

Un aparte merecen los adornos escogidos por los conductores para sus carros. Asombran las pinturas en los techos, las moñas en los manubrios, y el tapizado de los asientos, algunos tan sofisticados y coloridos que nos recuerdan la recámara de la mismísima María Antonieta.

Ni hablar de ciertos cintillos que parecen avanzar por La Habana diciendo la última palabra: «Se sufre pero se aprende», reza la filosofía de cierto conductor, quien, mientras da pedal, parece orear sus sentimientos sin pensarlo dos veces.

Hay que subirse a un bicitaxi para vivir algo así como otra dimensión, como un carnaval desde el cual todo nos parece aventurado e irrepetible. Y no importa que el viaje sea más o menos largo: Será siempre intenso, impredecible. Y eso es lo que importa… además de todo lo que lleva y trae.

Pedaleando

Pedaleando

Pedaleando

Pedaleando

Pedaleando

Pedaleando

Pedaleando

Pedaleando

Pedaleando

Pedaleando

Pedaleando

Pedaleando

Pedaleando

Pedaleando

Pedaleando

Se han publicado 26 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • unkas dijo:

    Muy bueno. A los pobres que se les montan unos muy gordos o con los maletones. Siempre hay que darles propina.

  • Olimpio Rodriguez Santos dijo:

    YA LOS BICI FORMAN PARTE DEL AMBIENTE CULTURAL DE LA CIUDAD Y ALGUNOS DE SUS PROPIETARIOS SON VERDADEROS GUIAS DEL TURISTA QUE “CHAPUCEAN” CON GRACIA EL IDIONMA INGLES, ITALIANO Y ALEMAN.

    Dr. Olimpio Rodríguez Santos
    Especialista II Grado en Alergología
    Prof. Facultad de Comunicación Universidad “Ignacio Agramonte”
    Prof. I.S.C.M. “Carlos J. Finlay” Camagüey Cuba

    E-Mail: olimpiors@finlay.cmw.sld.cu

  • Carlos Valdés Sarmiento. dijo:

    Como siempre estos fotorreportajes, ya esperados, son “la vida misma”, creo que son una válida promoción de Cuba como destino turístico, y desde el punto de vista estético no tienen parangón, el comentario que los acompaña está a la altura de las fotos.
    Semánticamente, permítanme dudar que el que los concibió haya consultado la Wikipedia para ponerles el nombre, lo que sí estoy seguro que habían visto en películas las famosas escenas en los países asiáticos donde aparecen estos vehículos.
    Un acierto más del equipo de realización y de Cubadebate, esto también contribuye a combatir el terrorismo mediático.
    EL QUE NO ENTRA A CUBADEBATE, NO SABE LO QUE ES LA VIDA.

  • milena dijo:

    Nunca he tenido el priviligeio de subirme en un bicitaxi. creo que entonces; no se lo que es la vida. pero me gustaria. y quizas con los amigos, que en este espacio, invisibles todos, pero visualizados con la fuerza de la imaginacion, estoy llegando a conocer.
    y durante ese recorrido habanero y nostalgico, poder a estos amigos decirles lo siguiente:
    el odio(si estimado carlos,el odio)Imperialista a la nacion que se le resiste, como es cuba, se traslada a la carcel–sintetizados en los cinco heroes– porque su impunidad es aun mayor, pudiendo adquirir tantas formas como sea necesario para aumentar la efectividad destructiva carcelaria. por lo que la saña norteamericana hacia los cinco, es pararela a la saña sobre la revolucion cubana.

    Si admiro a la revolucion es,entre otra muchas cosas,por su identidad
    porque esta, mediante la actualizacion de la memoria del pueblo, memoria de lucha y de resistencia, memoria que ayuda a autoorganizarse
    porque las generaciones mayores, la mujeres y hombres de edad que han luchado en sus tiempos, fuera y dentro de cuba, contra la opresion o
    la independencia, han guardado las leciones que aprendieron y las trasmiten a sus hijas/os. memoria que, sobre todo, actualiza la conciencia, que la refuerza y la corrige con el recuerdo de sus antiguos errores para que no vuelvan a cometerse. un colectivo, el que sea, que pierda su memoria de batalla y orgullo,sus tradiciones de resistencia, se desorienta y tiende a caer rapidamente en los cantos de sirena de las promesas reformistas y del poder opresor/capitalista/consumista. y cuba, la revolucion cubana, por eso es heroica y la admiro.

    Y el capitalismo que va ciegamente lanzado hacia la globalizacion de privatizacion y apropiacion, tambien de la inteligencia del saber y conocimiento humano ,nos indica que debemos de estar alertas; porque la reducion del conocimiento a propiedad privada del capital es la esclavizacion definitiva del ser humano.

    en este viaje en bicitaxi,tambien quisiera acompañar a quienes tienen o tengo diferentes visiones de apreciacion. de decirles, que cuando la cultura burguesa (incluido cantantes) se escoran hacia lo irracional,simpatia, misterico o desconocimiento,reforzando el fundamentalismo cristiano consumista o dogmas oscurantistas algo va mal ; esta casta intelectual,repito, permanece ciega y sorda y muda, ante esta debacle belicista y criminal, como su apoyo de “ayuda humanitaria” aplicada por los ejercitos imperialistas. o cuando estos mismos cantantes o intelectuales, apoyaron, publicamente,su apoyo ala OTAN en su invasion a yugoslavia o afganistan, incluso en diferentes medion, lo jusificaron.
    mientras el hambre, la guerra, la destrucion,la enfermedad y la catastrofe ecologista, los nuevos jinetes del apocalipsis cablgan por el mundo, la filosofia marxista y revolucionaria, solo ella, y desde su paxis de lucha, aparece como la unica urgente defensora ante este peligro. por eso la casta intelectual(incluyendo cantantes) han pasado
    a ser una fuerza alienatoria y fetichista en manos del capitalismo y del imperialismo.
    A todos cuantos pasean por la habana o cualquier region cubana, mis saludos.
    que soledad sobrevirte, comandante guevara.

  • felix dijo:

    esta es una muestra mas del ingenio del cubano, llegaron para quedarse

  • José Luis dijo:

    Excelente este artículo sobre uno de nuestros más famosos medios de transporte. Sin ánimos de poner la nota discordante, me permito señalar algunos aspectos que tienden a empañar el ir y venir de estos artefactos: Primero, no sé por allá por Ciudad Habana, pero por acá por Santa Clara resulta más barato ir en una máquina particular hasta Santo Domingo (alrededor de 35 Km. de distancia) que en un bicitaxi desde, digamos, el Parque Vidal al Hospital Materno de esta ciudad. Otra cosa, no a todos los seres humanos nos apasiona el reggaeton y mucho menos a altos decibeles (que no respeta hora del día, por cierto); por tanto, no veo peor tortura que tener que ir sufriendo de una muestra del más obsceno e impúdico de nuestros reggaetones, con la consiguiente necesidad de ir hablándose a gritos sobre el artefacto o simplemente abstenerse de hacerlo. Tampoco aspiro a que se reproduzca la 9ª Sinfonía o Las Sílfides, pero el otro extremo también molesta. Coincido plenamente con el valor folklórico de nuestros bicitaxis, pero debe verse también la otra arista, la cara fea, el lado oscuro.

  • luis guillermo dijo:

    cual ingenio…cual nada….me parece un articulo, opinión personal, sin sentido alguno; si , estoy de acuerdo q representa parte de la cultura cubana y representa unas e las formas de solventar , en muchas ocasiones, la falta de transporte público y económico, q vale la pena aclarar a veces no es tan barato y es más, muchos tratan de cobrar un poco mas de lo debido a personas q no han tenido nunca la experiencia de montarse en ellas. Pienso que se deberia tratar de realizar fotoreportajes o exponer noticias tanto mas interesantes, y que de verdad sean unicas y no se empalague con tantas cualidades algo tan simple y muchas veces hasta desagradable.

  • Juan Castro dijo:

    El Bici -Taxi

    Voy pal’ mercado
    Y me subí a un bici-
    Que me ha pasado
    Que estoy mareado
    Es el del bici
    Que me ha besado,
    El Compay del bici-taxi
    Es un abusador
    Con esta clase de calor
    Y no hay bici- taxi
    Que tenga ventilador
    Pare, pare su motor
    Mi buen señor
    Aquí me bajo
    Y gracias mi amor

    Hey hey son cinco pesos
    Dice el señor
    Ese del bici
    Es un abusador
    Que con cinco ‘besos’
    Le pagué al señor
    Ricos besos me dieron más calor.

    Juan Castro.
    27 de febrero 2000
    Tijuana, B. C.
    México

    Con todo mi afecto a los trabajadores de ‘Bicitaxi’
    En Ciego, Cienfuegos, Habana, Camaguey, Villa Clara, Matanzas, Santiago de Cuba y demás Municipios libres.

  • nelsito dijo:

    Muchas gracias a ustedes por estas sorpresas que nos tienen preparadas, estos fotorreportajes se agradecen pues nos ponen a nustra Cuba diaria ante nuestrs ojos, a veces se nos olvida quienes somos, y pienso que es una experiencia unica pero que tambien debemos ser un poco comprensivos con ellos como dice unka… No obstante gracias por mostrarnos asi de natural….

    Nelsito Hdez Perez
    nelsito@ipipr.rimed.cu

  • Julio C. Hernández dijo:

    «Fotorreportaje de lujo».

    Magníficas fotos las de 10k, que son capaces de reflejar el calor y el alma de la vida de nuestros tiempos. Como siempre, el escrito de Alina lo considero como «perfecto».

    Y Alina tiene toda la razón… «(…) no sabe lo que es la vida».

    Me motivé a visitar Wikipedia –sugerido de manera subconsciente por la autora–. ¡Y es increíble! No encontré en ese «prestigioso» e ilustrado compendio de internet, un humilde bicitaxi de Cuba, ni se menciona a nuestra patria en el texto. Como se refiere en la «wiki», tienen «capacidad de traslado de “dos pasajeros adultos sentados” y su conductor». Pero veo una foto que tiene un enredo de cuerpos, piernas y cámara, que suman tres… más el abnegado coductor.

    ¡Cuánta ignorancia puede descubrirse en una enciclopedia!

    Aunque no es un invento cubano, el bicitaxi es un fenómeno que se ha enraizado en nuestra tierra, llena de color, música y rezos. Sin lugar a dudas, estas variedades se han ganado con pleno orgullo, la «ciudadanía cubana». Con tantos adornos e innovaciones, bien pudieran competir anónima y modestamente contra grandes inventores como Da Vinci, Tesla y Alva Edison.

    A los bicitaxis no los conocíamos antes del «período especial», y surgieron como entes salvadores del transporte urbano junto a sus parientes gigantes…, «los camellos», que sí son 100% cubanos. Tienen naturaleza de hormigas, capaces de desplazar con disimulada y discreta fuerza muscular, a una ciudad en peso.

    Como vemos en estas fastuosas imágenes, para alquilarlos no importa que sean hombres o mujeres, niños o adultos, altos o bajos, blancos o negros, creyentes o ateos, flacos o… -disculpen- pocas veces en la vida real veo gordos montados en un bicitaxi. Sí…, es lógico que los «pasados de peso» no puedan ganarse la misma amabilidad del bicitaxista, si ello representa un incuestionable riesgo:

    «más gasto…, y con la misma cuota de comida».

    Dando continuidad a la idea anterior, hay una foto donde el conductor comprendió que los «caballos de fuerza» de sus piernas estaban por debajo de las capacidades para trasladar a un pasajero con libras de más y recurrió a la fuerza bruta de toda las carnes de su cuerpo. ¿Vieron también la pose del que ve como se suman cajas y más cajas a su sufrido bicitaxi? Los comentarios sobran.

    El texto nos contagia y no nos cansaremos de deleitarnos con los bicitaxistas. Con su propio sudor y sencillos latidos de corazón -a pesar de las críticas ganadas por el alto costo del pasaje-, siempre van despacio porque no pueden ir más rápido, no usan casco porque aseguran que nunca sufren accidentes y dan vida a la ciudad porque con ancestral ir y venir siempre retan a los que se creen superiores, «los motores».

    Y una última cosa…, que quizás puede servir de conclusión. No piensen que aunque algunos son «gorditos», y otros tienen extremidades inferiores «muy delgadas», que dan falsa idea de fragilidad, sólo pueden ser bicitaxistas aquellos que tienen envidiable «salud de roble». Sólo pueden ser bicitaxistas, aquellos que han sido capaces de aglutinar la fortaleza de nuestros olímpicos:

    «Piernas se Sotomayor, muslos de Iván Pedroso, agilidad de Dayron Robles y… la ¡BONDAD DEL CUBANO!»

    Aunque quería terminar mi comentario con la frase anterior, estuve obligado de transmitir una vez más, las gracias infinitas para el colectivo de Cubadebate. Gracias por divulgar en todo el mundo lo que es realmente Cuba. Y gracias por regalarnos momentos como estos, que nos ayudan a meditar y comprender mejor la vida que se engendra dentro de nuestras ciudades y campos.

  • Lenin Carrasco Dioses dijo:

    Muy interesante y curioso este tipo de fotorreportajes. Cuántas anécdotas, recuerdos y gratos momentos he pasado montado en un bicitaxi de las diferentes provincias de Cuba. Es una de las alternativas que indudablemente reemplaza a las mototaxi de mi país; además de ser un vehículo que no causa ningún tipo de contaminación del sonido y evita la congestión del tránsito sin embargo también tiene sus desventajas como el no recorrer largas distancias en un tiempo corto. Gracias a los bicitaxi podemos darnos ese “gustito” de pasear por la ciudad con una gran tranquilidad y disfrutar de las amenas conversaciones de su “chofer”. Es una de las manifestaciones para palpar la realidad cubana y adentrarse en las entrañas de su riqueza cultural.

    Estudiante peruano de Medicina Humana.

  • Carlos Valdés Sarmiento. dijo:

    Melena, ya vamos encontrando puntos de contacto, EL ODIO DEL IMPERIO, para ellos es algo natural, yo diría hasta imprescindible, odian a todo el mundo, y a todos los que no son millonarios, pero en la medida que para ellos les es útil, a nosotros no nos sirve, son LAS MELLADAS ARMAS DEL CAPITALISMO, que nunca pueden usarse para construir el SOCIALISMO.

  • Olimpio Rodriguez Santos dijo:

    AMIGO JUAN CASTRO, NOS VEMOS EN JULIO CON EL BICI POR TODA LA CIUDAD DE CAMAGUEY.

    A MI AMIGA UNKAS QUE LE GUSTA CORRER LA ENVIAMOS CAMINANDO HASTA EL CASINO QUE SEGURO NOS ALCANZA CON SU MARCHA ACOSTUMBRADA.

  • Olimpio Rodriguez Santos dijo:

    NUESTRA AMIGA UNKAS DE LAS BATALLAS POR LAS CAUSAS JUSTAS

  • Lilian dijo:

    Estuve en Cuba, los vi circular por las calles de La Habana. Es cierto que son algo diferente en el paisaje urbano, un medio de trasporte diferente.
    No comparto el título de la nota, como turista, hacerme conducir lo consideré un atropello -es la tracción humana la que te lleva- y si fuera cubana tampoco los usaría, siento que no debe ser un compatriota el que lucha con mi peso.

    Creo que sería muy lindo ver qué sólo conducen a niños y ancianos.

    Desde el sur, desde “un pueblo con mar”: Uruguay. Un cálido abrazo.

  • Eddy Nápoles dijo:

    Excelente reportaje de Alina….

    Los Bicitaxis creo que deben haber aparecido de manera oficial por nuestras calles en los años 90 del pasado Siglo XX, ante la carencia de medios de transporte que nos impuso esa etapa muy bien definida por nuestro Comandante en Jefe Fidel Castro, como el Período Especial, son producto del ingenio del cubano y hoy ya a 20 años de su agradable presencia, forman parte de nuestra cubanidad, pues no hay una ciudad por pequeña y lejana que esté, que no tenga al menos uno de esos artefactos, pueden existir en New York, en Brasilia, en Singapur, en Adelaida, pero como los cubanos ninguno, los hay de diversos modelos, hasta con trailers, timón, pero todos responden al mismo motor, el ser humano, ese que cada día sale a la calle a recordarnos que la gasolina de su “motor” es cara, diciendo con su pregón; “Vamos toma tu Bici aquí, solo media cuadra por cinco pesos”…..ese es el cubano, lo demás son de cartón, empujenlos…….chao a todos…..

  • Claudia dijo:

    Estos bicitaxis son un peligro sobre ruedas, creo que para ellos también debería existir una “ley 60”, es decir deberían acumular puntos por infracción que fueran contra su licencia, pues no respetan nada.
    Además tienen una escandalosa tarifa fija de $20, por ejemplo tome uno desde la fuente de la India a Ultra (no llega a 5 cuadras) porque estaba lloviendo y eso me cobraron.

  • Pedro Carrillo Martínez dijo:

    Les enviaré fotos de las “taxi carretillas” que se usan para trasladar equipaje, maletas o cualquier objeto pesado, en Talpa, Jalisco, México. Las carretillas originalmente se usan para trasladar mezcla o material para la construcción de edificios. Me gusta su reportaje.

  • Petián Pablos dijo:

    BICITAXIS vs. COCO FARIÑAS Y SU IMPERIO

    Cuba y nuestra Revolución Cubana, ambas son más que heroicas y las admiro; porque Cuba y nuestra Revolución Cubana son una. Yo cubano de nacimiento, hijo de obreros, nieto de campesinos, biznieto de mambises y tataranieto de quienes prefirieron echar su oro al río antes que seguir regalándolo a los colonialistas españoles, así me defino, Cubano, y la defino a ella a mi Patria linda y bella como la más grande y fuerte espina en el zapato del imperio. Así con sus aciertos y desaciertos, es la tierra de todos los cubanos que por ella sí deseamos morir pero para seguir viéndola libre como hace ya casi 52 años. El haber nacido en esta tierra a la que amo con mi corazón como la amaron Félix Varela, Céspedes, Martí, Maceo, Máximo Gómez, Mella, Villenas, Frank y tantos otros, pero así mismo como la aman Fidel, Raúl y todo el pueblo cubano, me autoriza a dirigir a su página tal aseveración; Cuba: la grande, fuerte y bella espina en el zapato del imperio.
    Muchas gracias CUBADEBATE por enseñarnos Cuba sin magnificencias, pero más por enseñarla al mundo que tanto la desconoce gracias a la canalla mediática…
    Para la mayoría de nosotros -los cubanos- es sabido que el capitalismo anda por el mundo ciegamente lanzando cuchilladas a los pueblos, tratando de salvar su crisis alimentando las alcancías de los poderosos, pujando hacia la globalización, la privatización y con ello también hacia la apropiación de la inteligencia, el saber y del conocimiento humano más allá de sus propias necesidades, optando siempre por la opulencia, la arrogancia, por la explotación de los ricos sobre los pobres. Eso nos sigue indicando que debemos de estar cada día más alertas; porque como escribió alguien antes que yo a esta página: la reducción del conocimiento social a propiedad privada del capital sí es la esclavización definitiva del ser humano.
    Como no soy escritor ni mucho menos, prefiero tratar de hacerles entender lo que quiero decir a partir de ejemplos. Podríamos establecer la más sencilla comparación entre un bello y cómodo automóvil; ya sea FORD, MERCEDES BENZ o hasta un TOYOTA con cualquiera de nuestros destartalados o no bicitaxis. Lo más probable es que a los primeros nunca los veremos llenos de gangarrias, con techos improvisados, armados de diferentes partes o colores y mucho menos (a veces) debiendo ser empujados por su conductor como a nuestros pintorescos jinrikisha cubanos o BICITAXIS. A nuestros jinrikisha cubanos les enorgullece saberse empujados por la fuerza física de quienes han apostado por ayudarnos y ayudarse a sí mismos a amortiguar la problemática del transporte que sufre nuestra nación y no por el combustible que tantas vidas ha costado ya a la humanidad. Muchas son las guerras que se han librado en todos los Continentes (Somalia en África, Chechenia en Europa), por su dominio y control, algunas se están librando todavía (Irak y Afganistán en Asia) y otras están por librar; sino echémosle una miradita a las Malvinas, un poquito más allá de Argentina pero ubicadas en América del Sur, no en el Reino Unido.
    SE SUFRE PERO SE APRENDE! Así reza un letrero escrito en el panel delantero del techo de uno de los BICITAXIS mostrados en su fotorreportaje y estoy de acuerdo que desde hace algún tiempo ya representan parte de la cultura cubana y una de las formas de solventar, en muchas ocasiones, la falta de transporte público y el deterioro económico familiar. Sí creo vale la pena aclarar que a veces no es tan barato el pago de su servicio, por las altas tarifas que muchos tratan de cobrar producto de su inconciencia. Para quienes tienen $$$$, pagar unos pesitos más no es problema, pero para los que no tenemos ya no es tan fácil deshacerse de la ínfima cifra de $1.00 MN. Algunos inescrupulosos tratan de multar incluso a las personas que repiten el necesario ejercicio y la experiencia de montarse en uno de estos curiosos artefactos. En mi caso particular donde más barato los he abordado es en Nueva Gerona, Isla de la Juventud ($5.00MN), aquí en la Habana me asusta subirme a ellos, le temo a la multa que he de pagar por recorrer una distancia hasta 5 veces menor que la recorrida en la ya mencionada Gerona. Y creo que el sudor de un hombre vale más que cualquier otro combustible, el sudor de un hombre ha logrado romper las cadenas de la esclavitud y durante siglos el pueblo cubano ha aprendido mucho de esto, pero es que si de aprender se trata, considero que a diario lo hacemos y no tiene por qué ser a costa de sufrimientos adicionales generados por la ambición de un conductor de bicitaxis. Mejor sería como dice Julio C. Hernández en su comentario -si al sudor propio también le sumamos el Corazón y la Bondad del Cubano-.

    Esta es mi Cuba, la de los bicitaxis en las calles, esos jinrikisha cubanos que abundan en casi toda su geografía, porque no podemos negar que se han puesto muy de moda estos medios de transporte desde hace ya más de 20 años, claro, si son hasta más higiénicos que los coches o carretones que tirados por caballos, a veces, por el descuido de los “caballos” que los conducen nos dejan sus huellas bien palpables a nuestra vista y olfato. Aunque no es un invento criollo, nadie puede negar que sus conductores son cada vez más y más y también más quienes prefieren sus comodidades que van desde un ortopédico asiento hasta un concierto en vivo con video incorporado de los Van Van o Gente de Zona. Para que veamos cómo somos nosotros los cubanos ofrezco una curiosa observación: no siempre los decibeles están en el rango de lo soportable por nuestros tímpanos, sin embargo llegamos a aprendernos las canciones. La educación musical de quienes conducen también debe partir de quienes consumimos el servicio, tendremos que ser un poco comprensivos y hasta persuasivos con ellos como dice unka para lograr el equilibrio sonoro del ambiente y por qué no del bolsillo.

    Ya se mencionó en otro comentario que ante la carencia de medios de transporte que nos impuso la etapa del Período Especial, los bicitaxis han venido adquiriendo diferentes formas y uso, lo cual sí forma parte de la innovación del cubano, el mismo que cada día sale a la calle a recordarnos que la gasolina de su “motor” es cara, como cara ha sido la vida que hemos llevado desde que al imperio se le ocurrió ahogar a nuestra Revolución por medio del bloqueo económico. El cómodo y caro automóvil TOYOTA también es de origen japonés, sin embargo hasta en Japón surgió la necesidad de sus jinrikisha que todavía se usan, lo he visto en algunas películas y ni siquiera los hombres pedalean sino que tiran de ellos como si fuesen mulos de carga, no creo que eso nos guste a ningún ser humano, pero a veces las necesidades nos invitan a la creación aunque para ello tengamos que derramar nuestro sudor.

    Pero a dónde quiero llegar con estos ejemplos de mi pueblo cubano y qué es lo que no comprendo:

    Lo que no comprendo es como todavía quedan aquí personajes como el fallecido Orlando Zapata Tamayo o como Lázaro Fariñas “Coco” que son incapaces de entender por qué a los cubanos nos sobran derechos para defender lo que con tanto esfuerzo y aprendizaje hemos conquistado en la vida que nos ha tocado llevar, llena de vicisitudes, de muchos momentos aciagos provocados por desastres naturales a los que se suman los urdidos desde territorio del voraz Imperio. De estos y otros desastres nos hemos defendido con el concurso de todo nuestro pueblo, el mismo que hace más de 20 años tuvo que optar por el bicitaxi como medio de transporte alternativo por no contar con la ayuda del desmembrado campo socialista ni las opciones como las que de seguro disfrutaron Zapata Tamayo y Fariñas en su niñez llena de golosinas y de oportunidades para los niños de entonces, conquistadas también por el esfuerzo de nuestra Revolución, la que se erigió el 1ro de enero del 59 con todos y para el bien de todos como prometiera Martí y lo cumpliera Fidel desde que pensó y planeó la guerra contra los esbirros al servicio imperial. Igual que aquellos esbirros, pero con diferentes métodos, es que estos dos y otros que están por dar la cara quieren entregarle nuestra Cuba a los yankees.

    Es que acaso no ven el odio que nos profesan por naturaleza propia los señoritos del norte, además aupados por los canallas que salieron huyendo de aquí en el 59, claro para ellos eso es algo natural, huir es algo innato en la naturaleza de un cobarde que desde el mismo año 59 es capaz de pagar mercenarios para que ametrallen a su propio pueblo, para que pongan bombas en los lugares a donde más gente acude, para desangrar la desfalcada economía que dejaron al país donde nacieron, quemando establecimientos, cañaverales, o preparando y ejecutando atentados contra los principales líderes que han sabido conducir a esta gloriosa Revolución Cubana. Si alguno de los señoritos llegara a leer lo que escribo seguro no entenderían nada, tampoco los Zapata Tamayo o Fariñas, o los que estén por salir, porque para ellos es normal que Cinco de nuestros mejores jóvenes se encuentren hoy secuestrados en las cárceles del país que más nos ataca, EE.UU. No serían capaces ni de ponerse a pensar que para los Cinco fuera más fácil y agradable estar aquí en Cuba atravesando mareas con su familia, quizás, disfrutando del entretenido paseo en uno de nuestros BICITAXIS.

    A nuestro pueblo le hacen falta más y más hombres como los Cinco, orgullosos de lo que hacen por defender a su Patria, a la Humanidad; nuestro pueblo no necesita a serviles asnos al amparo del imperio. Lo que hacen con su salud, a ellos, al imperio le es útil, a nosotros no nos sirve, y nos duele porque torcieron su camino. A esos mercenarios como ya hicimos cuando Playa Girón les brindaremos la ayuda al alcance y la que no esté a nuestro alcance para preservar su salud porque algún día deben haberse sentido cubanos.

    ANOCHE ESCUCHÉ ALGO SOBRE PABLOS MILANÉS… AL PARECER -SEGÚN LA PRENSA INTERNACIONAL ESTA VEZ REPRESENTADA POR “EL MUNDO”- EL ÍCONO DE LA CANCIÓN CUBANA DE LA DÉCADA DEL 80 HA ESTADO HACIENDO ALGUNAS DECLARACIONES DONDE DICE “EL SOL ENORME QUE NACIÓ EN EL 59 SE HA IDO LLENANDO DE MANCHAS EN LA MEDIDA EN QUE SE VA PONIENDO VIEJO.”—ASÍ DICE EL MUNDO QUE DIJO PABLO-. LÁSTIMA DEL TROVADOR PRESENTADO POR EL MUNDO DE QUIENES SUPONEN SE HA VENIDO PERDIENDO MIRANDO MÁS ALLÁ DEL MORRO. DE SER CIERTO TAL COMENTARIO, POR ÉL SIENTO MÁS LÁSTIMA QUE POR LOS DESALMADOS QUE INTENTAN CON SU RASTRERA IGNORANCIA JUGAR PARA EL EQUIPO CONTRARIO DESDE LA TIERRA EN QUE NACIERON Y A LA QUE TANTO ODIAN.

    Porque me siento más cubano que nunca hago esta serie de comentarios y sobre Pablo ya uno de nuestros jóvenes maestros disertó… Ver artículo publicado en sitio http://www.ahs.cu titulado: No ha sido fácil, Pablo, pero seguimos siendo.

    Carlos Rodríguez Almaguer. (Manatí, 1971) Profesor, poeta y ensayista.
    Miembro de la Dirección Nacional de la Asociación Hermanos Saíz.
    Vicepresidente de la Junta Nacional de la Sociedad Cultural José Martí.
    Miembro de la Unión de Historiadores de Cuba y de la Asociación de Pedagogos de Cuba.

  • Elio R dijo:

    Un saludo desde Venezuela a todos nuestros hermanos Cubanos quienes nos han ayudado con su gran esfuerzo y dedicacion a construir esta nueva patria que todos queremos, donde la exclusion quede en el pasado y se haga valer la inclusion de todas las personas en los progremas de atencion y la generacion y sotenimientos de las oportunidades para todos.

    Hace aproximadamente fui a Cuba en donde recibi un curso de capacitacion como facilitador de la Mision Ribas, en el cual aprendi muchas cosas relacionadas con la educacion y acerca de temas de actualidad. Fue una experiencia muy gratificante ayudar en este nuevo proceso en donde la Educacion es una de las prioridades fundamentales para la generacion de conocimientos y conciencia acerca de lo que es la sociedad, y como los diversos factores influyen en su concepcion.

    El sistemas capitalista es el causante de las desigualdades que hay en el mundo, conflictos entre naciones, hambrunas, entre otras, sabemos que la esencia del capitalismo es la explotacion del hombre, la reduccion de este a su minima expresion, la degradacion en todas sus facetas, sin embargo aqui seguimos luchando ante los adversarios para que nuestro pueblo pueda tener acceso a todos sus derechos, los que fueron negados durante los gobiernos anteriores y esto con la ayuda de nuestros hermanos Cubanos, solidarios en todo momento, esta es la union que necesitan seguir los pueblos para salir de la miseria… importancia destacable entre estas uniones son las MISIONES QUE HAN TENIDO UN IMPACTO POSITIVO EN LA POBLACION BENEFCIANDO A MUCHOS,,, ESFUERZO RECONOCIDO POR LA ORGANIZACION DE LAS NACIONES UNIDAS CON RELACION LAS METAS DEL MILENIO..

    EL PUEBLO UNIDO JAMAS SERA VENCIDO. VENCEREMOS!!!!!!!

Se han publicado 26 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Alina Perera Robbio

Alina Perera Robbio

Es periodista cubana, columnista de Juventud Rebelde y colaboradora de Cubadebate. Ha ganado múltiples premios de periodismo en los certámenes anuales del país. Es autora del libro “Buscándote, Julio”, y coautora de “Voces del milagro”, “Niños del milagro”, “La maldición del avetruz” y “La cuadratura del círculo”.

10K

Fotorreportero cubano

Vea también