Lucha clandestina

Especiales, Historia  »

| +
001

La posición antibatistiana asumida por el estudiantado camagüeyano el 27 de noviembre de 1955 tuvo resonancia nacional. Ese día en el instituto de segundo enseñanza, previo al acto de recordación a los ocho alumnos de la carrera de medicina fusilados injustamente en La Habana por orden del colonialismo español, tuvo lugar la develación de un cuadro del mártir revolucionario Abel Santamaría.

Opinión, Política  »

| +
Ricardo Alarcón de Quesada

La lucha clandestina en las ciudades, que llegó a ser especialmente intensa en La Habana y Santiago, sigue, para muchos, envuelta en la niebla del olvido o la ignorancia. Ante todo porque era la forma más riesgosa y difícil del combate revolucionario que se libraba en un terreno en que el desbalance de fuerzas era más agudo y completamente desfavorable para las fuerzas revolucionarias. En las ciudades Batista concentraba su poderío militar. Ahí tenían una ominosa presencia todos los aparatos represivos, verdaderas pandillas de asesinos y torturadores, que contaban además con una amplia red de delatores y colaboradores. En las »

Noticias  »

| 3
Fangio, el quíntuple campeón de la Fórmula 1, junto a uno de sus secuestradores, Arnold Rodríguez, en 1992. Ambos conservaron una gran amistad que sólo truncó la muerte del piloto (el 17 de julio de 1995). Foto: archivo de La Nación

Desde el 10 de marzo de 1952, Arnold Rodríguez se incorporó a la lucha contra la tiranía de Batista y militó en el Movimiento 26 de Julio. En la clandestinidad tomó parte destacada en las Huelgas del 5 de agosto de 1957 y del 9 de abril de 1958, participó en el secuestro del campeón mundial de automovilismo, Juan Manuel Fangio. Fue preso y torturado en dos oportunidades y puesto en libertad provisional en diciembre de 1958.

Especiales  »

| 1
Sergio González (El Curita)

Hoy cumpliría 88 años Sergio González, a quien llamábamos cariñosamente El Curita, que dirigió los grupos armados del Movimiento 26 de julio de la capital desde su audaz fuga de la prisión de El Príncipe en octubre de 1957 hasta su asesinato el 19 de marzo de 1958.