Imprimir
Inicio » Especiales, Internet y TICs  »

Niñas y tecnología: Entre las Barbies y el Dota

| 13 |

En los últimos años ha disminuido el número de mujeres que deciden estudiar y dedicarse a la informática y las tecnologías. Foto: GIrls in Tech.

Camila tiene 7 años y en cuanto terminan las teleclases, agarra el Tablet, ocupa su sitio preferido en el sofá lleno de cojines y abre una sesión que, a veces, se extiende por horas. Leah, de 13, negocia en versión abogada de Hollywood, el mayor tiempo posible a solas con el móvil para conectarse a WhatsApp y seguir, de modo virtual, la cotidianeidad ahora limitada con su grupo de la secundaria. A Rosy, de 9, su mamá le consigue juegos para la computadora, en busca de unas horas de tranquilidad que cada día se extienden un poquito más.

Hoy, 23 de abril, es el Día Internacional de las Niñas en las TICs y si ahora mismo pudiéramos hacer una encuesta en muchos hogares cubanos los resultados nos dirían que, en tiempos de aislamiento, muchas de ellas como Camila, Leah y Rosy, andan, literalmente, “colgadas” de las tecnologías.

¿Por qué, entonces, el mundo insiste en celebrar esta fecha para llamar la atención sobre la llamada brecha digital de género?

Según la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), el organismo adscrito a las Naciones Unidas que convocó a la conmemoración por primera vez en 2010, en los últimos años ha disminuido el número de mujeres que deciden estudiar y dedicarse a la informática y las tecnologías. Y esto, en un mundo tan digitalizado resulta, cuando menos, paradójico. La fisura se hace aún más profunda cuando se habla de generación de contenidos, desarrollo de páginas web, creación de software, aplicaciones y demás elementos digitales, ámbitos en los que los hombres tienen mucha más presencia que las mujeres en todo el planeta.

Sobran datos para ilustrarlo. Si en 1985, el 37 por ciento de quienes se graduaban de carreras afines a las Ciencias de la Computación en Estados Unidos eran mujeres, ya en 2010, cuanto la UIT lanzó su llamado, ese porcentaje había caído a 18. En la vieja Europa, en tanto, de cada 1000 mujeres con titulación universitaria, solo 29 se gradúan en alguna carrera relacionada con las TICs y de esas, solo 4 terminan en un puesto de trabajo en el mundo de las nuevas tecnologías. Fuentes de las Naciones Unidas calculan que apenas un 0,4 por ciento de las adolescentes que terminan la secundaria ha soñado con una carrera vinculada a esta especialización.

Cuba no escapa a las cuentas, aun cuando en esta nación caribeña tanto muchachas como muchachos acceden a la educación media y superior en igualdad de condiciones y se habla de una universidad feminizada. Pero la proporción femenina que cursa las llamadas carreras TIC (Ciencias de la computación y las ingenierías Informática, Automática y en Telecomunicaciones) no suele sobrepasar el 40 por ciento, según datos aportados por la doctora Caridad Anías Calderón, profesora de la Universidad Tecnológica de la Habana (CUJAE), y publicados en 2018. La cifra da que pensar cuando se analiza que acá las mujeres representan más del sesenta por ciento de la fuerza técnica y profesional. Evidentemente, no en las especialidades tecnológicas.

Un par de años antes, en 2016, un pequeño grupo de estudiantes y egresadas de la Facultad de Matemática y Computación (Matcom), de la Universidad de La Habana, habían gestado el proyecto Sigma para “acercar el mundo de las tecnologías a niñas y adolescentes cubanas”. No fue una iniciativa improvisada o caprichosa. Porque no se trata solo de que las adolescentes cubanas no llegan masivamente a las “aulas TICs”; las pocas que lo consiguen, se van quedando por el camino como signadas por una maldición al estilo de la mejor novela de fantasía épica.

Justo al cierre del pasado semestre, un trabajo de curso de estudiantes de Periodismo para su asignatura de Comunicación y Género, miró con lupa las estadísticas de la UH en busca de estas brechas. Solo un ejemplo ilustra la paradoja de marras: en el curso 2014-2015 matricularon las carreras de Ciencias de la Computación 61 mujeres mientras otras 37 apostaron por Matemática. Cinco años despues solo se graduaron 8 y 5 de ellas, respectivamente.

Para Claudia Paredes y Amalia Gómez Marcheco, ambas especialistas en estas áreas y fundadoras de Sigma, el problema empieza en la sociedad, en la crianza, por padres que te dicen que debes estar en carreras de letras, Medicina o, como máximo, Biología. “Además, las muchachas no se familiarizan con algo que las motive, como la programación, desde temprano. Y a eso, súmale que los profesores de Física, Química o Matemática casi siempre son hombres”, precisó Claudia a la prensa hace algún tiempo.

Luego, durante la carrera, todo se vuelve más complicado. “Una ve cómo las muchachas se van quedando, cambian de carrera o ni siquiera la escogen y termina cuestionando si de verdad hay algo biológicamente programado en el cerebro de los hombres que los hace mejores. A veces te preguntas: ¿Será que la rara soy yo?”, contó, por su parte, Amalia.

Para la UIT, las principales causas de la brecha digital de género tienen mucho que ver con las experiencias de Claudia y Amalia. Especialistas han confirmado que en las familias, y a nivel social, existe la falsa creencia de que las niñas no cuentan con habilidades suficientes para la tecnología, como resultado de una mala percepción de la realidad. Si se les da la posibilidad, desde pequeñas, ellas tendrían las mismas capacidades y habilidades que los niños en el ámbito de las ciencias y las tecnologías, asegura UIT.

En línea con este mito se posiciona otro rezago patriarcal, bastante popular, que asegura que las mujeres son mejores en cuanto a habilidades sociales y peores en cuanto al pensamiento abstracto necesario para la tecnología. Y, en tercer lugar, la organización internacional identifica el acceso de las niñas a la educación, como un elemento clave, muy dañado en no pocos países.

De este lado del mundo, las posibles explicaciones andan más cerca de las dos primeras causas. El acelerado desarrollo de las TICs –y la masificación de su acceso- ocurrido en los últimos tiempos en Cuba ha llegado acompañado de la reproducción de patrones machistas que generan desigualdades. Para la doctora Nilza González Peña, estas diferencias pueden apreciarse, por ejemplo, en las maneras en que niñas y niños utilizan los videojuegos, explicó durante los debates de la comisión sobre “procesos comunicacionales en la era digital”, en el VII Encuentro Internacional de Infancias y Juventudes celebrado en octubre de 2019 en La Habana.

Dirigida a evaluar el papel mediador de los maestros en el consumo infantil de videojuegos, la ponencia de González, psicóloga de los Estudios de Animación, del Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográfica (ICAIC), llamó a estudiar bien las desigualdades asociadas al uso de las tecnologías para poder prevenirlas, tanto desde la escuela, como desde la familia.

“En el caso de los videojuegos, por ejemplo, se confirma que las niñas juegan mucho más con los de las muñecas barbies y los varones con los llamados juegos de estrategia o de batallas”, detalló la psicóloga durante el encuentro, que fue parte del Simposio Internacional CIPS 2019 “Emancipación social vs. Dominación en el contexto latinoamericano y caribeño: Contribuciones desde las ciencias sociales”.

Datos publicados por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) coinciden con los hallazgos de Nilza. Así, aseveran que generalmente los niños se inician en el uso de las tecnologías de la información y las comunicaciones (TICs) a través de los videojuegos. Esto no ocurre de igual manera con las niñas, ya que los juegos más populares no suelen ser tan atractivos para ellas, por las temáticas que abordan.

De esta forma, “el ingreso a la sociedad de la información se ve permeado por cuestiones simbólicas y culturales que alimentan el imaginario de la niñez y construyen actitudes y apropiaciones disímiles”, alerta CEPAL en una publicación sobre TICs y género.

“Para ellos son los juegos y aplicaciones que exigen destreza, habilidad, creatividad, astucia y concentración, mientras que para ellas queda la sensación de que la tecnología es un adorno más”, detalla la organización internacional.

En estos días de pandemia, en que niñas y niños pasan, necesariamente, mucho más tiempo con las tecnologías, recojamos la seña de la UIT por el Día Internacional de las Niñas en las TICs. Vale asomarse de vez en vez las pantallas de nuestras niñas, mostrarles que no solo pueden cambiarse de ropa en una tienda virtual, cocinar pasteles o ser princesas, sino también convertirse en las guerreras victoriosas del Warcraft o el Dota; contrincantes imbatibles en un ajedrez compartido por Telegram o pilotear, sin temblar, un Formula I virtual. Reduzcamos la brecha.

Se han publicado 13 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • m&m dijo:

    Recuerdo en mi carrera, ya hace más de 15 años, había chicas que machacaban a los chicos lo mismo en StarCrft q en un Need For Speed. Jajaja
    Y la mayoria se graduó, Informática

    • Jonathan dijo:

      Asi mismo jajaja... recuerdo cuando jugue conntra una muejr en el dota dije nah..esto es facil...y no perdi pero tuve que ponerme duro jajaja saludos a todas las chicas gamers

  • Rodney dijo:

    A veces la explicacion mas sencilla es la mas probable...y a veces encuentro excesivo el enfoque de genero que se le da a la mas minima cuestion , tendemos a igualar biologia y oportunidades o incluso el lenguaje creando a menudo dilemas artificiales , en cuanto al criterio ( con cierta razon) de que las oportunidades estan seriamente influidas por el entorno me recuerda un relato en "La culpa es de la vaca" donde dos hermanos de un padre alcoholico, uno termina en ese mismo destino y el otro en el opuesto ...la justificación...la misma...con un padre de ese tipo, como hubiera sido de otra manera...estudie Ciencias de la Computación y estoy consciente del numero de bajas que se ocasionaban en los llamados en mi tiempo , trenes de fin de semestre y fin de curso y allí se montaban por vagones hembras, hombres y su promedio , realmente no puedo decir que le preste atención a las proporciones, pero me parecían mas falta de formación vocacional, deficiencias academicas y causas naturales que una cuestión de sexo.

    • Gretel dijo:

      Mira Rodney, una de las cosas que dificulta tanto la comprensión de que los problemas de género son reales y si tienen una influencia poderosa en la vida de hombres y mujeres es que por lo general no somos capaces de ponernos en los zapatos del otro.
      Yo soy graduada de Física y aunque nunca nadie me ha dicho explícitamente que estudiar física no era cosas de mujeres, si te hago una lista de todas las veces que de forma sutil he recibido ese mensaje, dentro y fuera de la academia, no acabamos ni mañana. Para no hablar de la cantidad de estereotipos con los que las científicas tenemos que lidiar.
      Claro, estas son situaciones que un hombre no vive y por tanto no imagina. Así que mi recomendación es que les preguntes a tus colegas mujeres cómo es sobrevivir en un mundo profesional masculino, y verás la gran influencia que su sexo ha tenido en sus carreras.

  • Sara Santacruz V dijo:

    Hay que hacer esfuerzos para diseñar videojuegos atractivos que no solamente desarrollen el funcionamiento neurofisiológico de la infancia que logre desarrollar el cerebro sino cambiar culturas con valores no capitalistas, juegos que tengan interés para el pensamiento estratégico, ganadores de ajedrez. Me sorprende que en Cuba los adultos describam los contrastes de los gustos por las barbies, las princesas y el cocinar pasteles. Ustedes los cubanos y las cubanas tienen a Vilma Espín, Mariana Grajales, Haydeeé Santamaría, Alicia Alonso heroínas, artistas, científicas, docentes, profesionales anónimas y no como nosotroas las y los latinoamericanos a las ridículas "primeras damas" que solo acompañan a los presidentes en ceremonias y eventos nacionales o internacionales.

  • Dayalé Torres Diéguez dijo:

    Una vez más profe Dixie, muchas gracias por acompañarnos con su agudeza en el análisis de temas de género, seguimos aprendiendo de Ud, estos datos que ofrece son de gran ayuda para la fundamentación de las iniciativas que a nivel local estamos desarrollando por la UIC. La brecha digital de género, no existe de manera independiente sino que está condicionada por las problemáticas y relaciones de poder del mundo off line, donde la violencia machista está naturalizada. Nos encontramos en fase de trabajar buenas prácticas en las niñas y adolescentes, estamos muy preocupados porque cada vez su presencia en las redes sociales es mayor con menos edades, cuando la edad apropiada según los expertos es 14 años y bajo supervisión de la familia. Nuestras niñas están cada vez más expuestas a la violencia simbólica en las redes, ciberacoso y demás fenómenos de esta naturaleza en el contexto digital. De manera que siempre le estaremos muy agradecidos de cualquier dato, alerta o consideración que quiera hacernos llegar. Un abrazo desde la Unión de Informáticos de Cuba.

  • InDesigner dijo:

    Esta publicación viene al traste de las "políticas de genero" que se establecieron en los países escandinavos. Pues nada... como eran los mas "inclusivos", subvencionaron especificamente eata carrera para las chicas y le dieron una ventaja por encima de los varones, obviamente los números cambiaron isofacto. La carrera a la que antes pocas mujeres accedían, ahora llegaban en masa, y equilibraron asi esa "brecha" de la que se habla en el post. Pues bien... una vez el numero de chicas y chicos en la carrera de Ingenierías y TICs eran similares, pues estos paises, satisfechos porque habían solucionado "la brecha de genero", quitaron las subvenciones y facilidades para las chicas y que paso.....???? Pues lo que todos imaginamos, una vez quitado el financiamiento de subvención, los números volvieron a sus estados originales, y se volvió a evidenciar "la brecha de genero". Que quiere decir esto? Que cada cual es libre de elegir lo que quiera, y que no podemos incurrir en ingenierías sociales para equilibrar lo que naturalmente y culturalmente y lo digo asi, las personas quieren y desean. En fin, no creo que una chica que estudie medicina sea menos que un cibernético xq la cibernética sea para los estudios de genero una carrera con brechas de género. Si ustedes piensan eso, creo que el error esta del otro lado. Para mí, primero se es libre de optar por lo que deseas. Y tanto un ingeniero, como un medico, como una filologa, como uno que estudia forestal o agronomia, son tan medulares e importantes como cualquier otro.

  • Faith dijo:

    Realmente encontré excelente este articulo, yo era una de esas niñas que solo jugaba barbie y los pastelitos hasta que descubrí el maravilloso mundo del dota y por los general los varones se quedan extrañados, se siente bien.

  • Aurora Perez Martinez dijo:

    Lamentablemente hay que dedicarle aún un día a las niñas que se dedican a las ciencias informáticas especialidad que está dentro de las llamadas STEM, siglas en Inglés (science, tecnology engenier and mathematics). Pocas son las chicas que las estudian.
    Pero aquellas que terminan con exito una de estas carreras son minoría las que llegan a ser líderes científicas o tecnológicas y peor aun es poquísima la visibilidad que tienen.
    Obviamente no hay nada biológico que haga que seamos mas o menos capaces de tener o no pensamiento abstracto, es practicamente todo cultural. En un mundo lleno de estereotipos otra cosa no podría pasar. Cuba para nada se diferencia de otros países en este particular, tenemos abiertas formas de machismo y sutiles, difíciles a veces de percibir solo es posible apreciarlo con ojos entrenados. En fin, es un problema con muchas aristas pero todas ellas muy subjetivas y hay una gran necesidad de derribar esas brechas.
    Un ejemplo para las jóvenes informáticas es el de Katie Bouman, que con 29 años el pasado año apareció en todas las portadas de revistas por haber contribuido decisivamente en el software que permitió conformar la primera imagen de un agujero negro.
    La ciencia y la tecnología están necesitados de mujeres, nuestra perspectiva suele ser muchas veces distinta y enriquecemos con nuestra mirada las ideas la dinámica y las acciones de los grupos de investigación. Hagamos una campaña que convoque a mas muchachas en ciencias, una disciplina igual que otra cualquiera donde el talento y la creatividad logra que nuestro mundo sea mejor. Mucho mas en este momento donde hemos visto como no disponer de suficiente ciencia puede poner en riesgo nuestra especie. Ciencia y tecnología como un todo porque todas van de la mano e igualmente son necesarias.

  • Aurora Perez Martinez dijo:

    Lamentablemente hay que dedicarle aún un día a las niñas que se dedican a las ciencias informáticas especialidad que está dentro de las llamadas STEM, siglas en Inglés (science, tecnology engenier and mathematics). Pocas son las chicas que las estudian.
    Pero aquellas que terminan con exito una de estas carreras son minoría las que llegan a ser líderes científicas o tecnológicas y peor aun es poquísima la visibilidad que tienen.
    Obviamente no hay nada biológico que haga que seamos mas o menos capaces de tener o no pensamiento abstracto, es practicamente todo cultural. En un mundo lleno de estereotipos otra cosa no podría pasar. Cuba para nada se diferencia de otros países en este particular, tenemos abiertas formas de machismo y sutiles, difíciles a veces de percibir solo es posible apreciarlo con ojos entrenados. En fin, es un problema con muchas aristas pero todas ellas muy subjetivas y hay una gran necesidad de derribar esas brechas.
    Un ejemplo para las jóvenes informáticas es el de Katie Bouman, que con 29 años el pasado año apareció en todas las portadas de revistas por haber contribuido decisivamente en el software que permitió conformar la primera imagen de un agujero negro.
    La ciencia y la tecnología están necesitados de mujeres, nuestra perspectiva suele ser muchas veces distinta y enriquecemos con nuestra mirada las ideas la dinámica y las acciones de los grupos de investigación. Hagamos una campaña que convoque a mas muchachas en ciencias, una disciplina igual que otra cualquiera donde el talento y la creatividad logra que nuestro mundo sea mejor. Mucho mas en este momento donde hemos visto como no disponer de suficiente ciencia puede poner en riesgo nuestra especie. Ciencia y tecnología como un todo porque todas van de la mano e igualmente son necesarias y absolutamente interconectadas.

  • Profesor dijo:

    Hola buen día. Yo quisiera saber cuál es el problema ahora con las tecnologías? Por qué ese enfrascamiento masivo ahora en querer dividir todo por género y sexo para profesar después una igualdad de oportunidades y género. Miren supuestamente la televisión y el periodismo son carreras de letras y por ende de mujeres siguiendo el patrón que habla el artículo de la educación patriarcal y demás, sin embargo la proporción de periodistas masculinos en los medios es prácticamente superior a la femenina no tengo números pero así se refleja la mayoría de los programas televisivos documentales y reportajes que se ven en todo el mundo (quizás ahora digan que es un reflejo del mismo patriarcado que se ha ejercido), lo mismo ocurre con los chefs de cocina, también es de muy grata notoriedad la gran presencia de hombres como estilistas y modistos para el sexo femenino en el mundo de hoy. Se dice de siempre por la sociedad patriarcal que la profesión de enfermería por el cuidado que tiene debe ser mujeres y sin embargo hay muchos hombres excelentes enfermeros y los médicos deben ser hombres y hay gran presencia diría que mayoritaria de mujeres siendo doctoras. Entonces estas profesiones no pasan también por los filtros del patriarcado como le llaman algunos? Y por qué en su mayoría no se cumple el estereotipo del que se habla.
    Con las tecnologías pasa algo parecido. Si Y graduado de automática y profesor de la cujae y la presencia de mujeres en la cujae es minoritaria en relación a los hombres, pero no por un problema de formación vocacional y por acceso tardío a las tecnologías... pase el preuniversitario en la vocacional Lenin de la Habana donde las chicas eran casi 4 veces la cantidad de hombres y para sorpresa de muchos la inmensa mayoría se fueron a estudiar a la universidad de la Habana o medicina a pesar de ser un pre de Ciencias exactas. El acceso a las tecnologías no garantiza que se estudie una carrera ni siquiera algo en sí. Por mi casa hay una banda de adolecentes y niños conectados en red casi todo el día ahora con el virus y sin él y ninguno de los que está en el pre tiene pensado ir a la universidad y la cujae mucho menos. El problema de las TICs y las personas es complicado de entender. La programación equivale a niveles de pensamientos abstractos que no muchas personas poseen. El desarrollo de este pensamiento es complejo para todos no solo para las féminas. La ciencia equivale a un gasto energético mental que no todos están dispuestos a sufrir por eso existen otro tipo de profesiones y carreras que captan la atención de muchas personas en la misma proporción de mujeres y hombres. Es cierto que hay carreras técnicas que atraen más féminas que otras pero no existe una carrera tecnológica que tenga mayor presencia de mujeres que hombre. En este artículo se habla de las TICs y no se menciona a la ingeniería mecánica en donde es casi ausente la presencia de mujeres y es muy pero muy importante esta carrera al igual que otras. Hay cuestiones que no se pueden estereotipar por muy críticos que se quieran ser. Creo que se debería terminar de dividir las cosas por sexo y promover más de manera verdadera la inclusión social y la igualdad de oportunidades por encima de estar contando quien es mujer quien hombre quien negro y quien blanco. Mientras se siga poniendo estos apellidos a las cosas en vez de unir e incluir se logra el efecto contrario. Saludos y espero me publiquen

  • Maitte dijo:

    Debo confesar que estuve preocupada porque a mi niña le encanta jugar Warcraft y Dota y le hablaba a sus amigos de 8 años, en su grupo de Wasp y ellos no los conocían. La pregunté a su hermano, mi hijo de 21 años, q si era recomendable para ella y él me aseguró q sí. No dudé por cuestiones de género, sino por si había violencia, etc. Yo no los conozco. Estoy orgullosa de mi niña q es de las q vestidas de princesas y con un lazo inmenso en la cabeza, es capaz de vencer a un adulto en el ajedrez, o al menos defenderse... Me encantó el artículo, lo compartiré c familiares y amigos. Éxitos!

  • Ragnarok dijo:

    Conozco a muchas mujeres; universitarias y otras no; hermosas por naturaleza física y mental, que destrozan cuanta estadística sea respecto a juegos electrónicos, verdaderas campeonas de los videojuegos.

Se han publicado 13 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Dixie Edith

Dixie Edith

Periodista cubana y profesora de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana.
En Twitter @Dixiedith

Vea también