Imprimir
Inicio » Especiales, Cultura  »

1917: La guerra como experiencia de los sentidos

| 18 |

¿Pueden dos hombres salvar a más de mil? ¿La guerra es un drama colectivo o un suceso de heroísmos personales? ¿Por qué alguien sigue adelante aun cuando la lógica indica detenerse? Preguntas como esas sobrevuelan las dos horas de 1917, la última película del cineasta británico Sam Mendes y otra de las grandes favoritas a los Premios Oscar de este año.

Con su mirada puesta en el recorrido de dos cabos del ejército británico a través de un campo de batalla para notificarle a un batallón inglés que se dirigen a una trampa, esta película aprovecha un suceso tan conocido como la Primera Guerra Mundial para centrar su acción. Plagada de obstáculos, traiciones y trampas, la misión de ambos soldados bien les puede otorgar la gloria o costarles la vida. Es un argumento sencillo afianzado en una magistral puesta en pantalla.

Lo que verdaderamente convierte a 1917 en una película por encima del promedio son sus extraordinarias virtudes técnicas. Entre ellas, un fino trabajo de edición entrega un filme aparentemente compuesto por dos planos secuencia de casi una hora de duración, aunque en realidad cada toma tiene entre 30 segundos y seis minutos. Sin embargo, la pulcritud de los cortes apenas permite encontrar dónde termina una acción y comienza otra.

Para ambos soldados el camino está lleno de peligros. Foto: Sensacine.

Empleado unas veces para garantizar la transición entre los espacios y en otras para sostener el ritmo de la narración, ese virtuosismo en el montaje esconde un detalle primordial: transmite la misma sensación de movimiento constante y de lucha contra el tiempo que viven los protagonistas. Y en ese sentido, se erige en uno de los medios para mantener en vilo a una audiencia siempre a la espera de un nuevo suceso.

Mientras tanto, una fotografía que pasa con naturalidad de los primeros planos a las vistas panorámicas, garantiza que pocos detalles escapen de esta historia. Siempre sin detenerse, la cámara de 1917 capta tanto el fango, la sangre y la suciedad como los extensos paisajes de desolación y muerte. El movimiento al interior de las trincheras y el uso del steadicam realzan un punto de vista siempre desde la perspectiva de los protagonistas.

Esa convivencia entre lo inmenso y lo minúsculo, entre la gran guerra y la pequeñez de dos soldados en medio de ella, confluyen para estructurar una narración menos enfocada en las acciones del conflicto y más en las sensaciones que produce. Allí está otro de sus puntos de apoyo: centrar la mirada en la guerra como experiencia de los sentidos, no como acto de masacre colectiva de personas sin nombre.

La recreación de los escenarios es otra gran virtud. Foto: Sensacine.

Para conseguir ese propósito, la música y el manejo de los sonidos se erigen en la tercera gran columna del filme. Sam Mendes no solo se vale de la melodía épica habitual en este tipo de obras, sino que junto a ella potencia los pasos, el ruido de las armas o la respiración como elementos que también aportan a la construcción de su discurso.

En un esquema repetido en filmes anteriores y visto con éxito hace solo dos años en otra película bélica como Dunkerque, el silencio tiene aquí un peso extraordinario. Articulada con pocos diálogos, 1917 entrega notables instantes donde la ausencia de conversación se erige en virtud. Entonces solo quedan la guerra, los disparos, la tierra levantada por cada bomba, y una extraña angustia que poco a poco aparece mientras avanza el argumento.

Junto a ella surge también una rara noción de belleza donde no debiera. Melancólico a ratos, intenso siempre, este filme sabe extraer lo hermoso desde un lugar tan horrible como un campo de batalla. Así, a la par de la recreación de los escenarios, el uso de la luz y la sombra y la precisa composición de cada encuadre, asistimos a una trama sin héroes ni villanos. Solo existen aquí dos hombres marcados por el sacrificio y el heroísmo, pero también por el miedo.

El uso de las luces y sombras aporte belleza al filme. Foto: Sensacine.

En esa construcción de personajes radica el punto menos admirable de 1917. Sus dos protagonistas apenas tienen una historia detrás y por momentos parecen solo marionetas colocadas en medio del campo para justificar la altísima calidad de los recursos técnicos puestos a su alrededor. De uno se sabe que tiene una madre y un hermano mayor; del otro no conocemos nada.

Aunque ese vacío espiritual y personal hasta cierto punto funciona como estrategia para centrar la atención únicamente en la experiencia de la guerra, a ratos también convierte al filme en una sucesión de hechos cada vez más trágicos. Y en una película centrada en las impresiones y las reminiscencias, faltas así se convierten en un peligro demasiado caro.

Por suerte 1917 tiene virtudes que obligan a regresar a ella luego del último plano. Con una combinación justa entre lo íntimo y lo glorioso, así como de lo hermoso con lo grotesco, este es un filme que sabe abrir puertas y colocarse con fuerza entre lo mejor de la producción cinematográfica del último año. Simplísima en su historia, pero compleja por cómo la asume, parece decir que la guerra, la muerte y el dolor, son primero que todo golpes para los sentidos.

Lidiar con la muerte es parte de la guerra. Foto: Sensacine.

Se han publicado 18 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Reyniel dijo:

    Esta película es una de las mejores que he visto,te engancha desde el principio al fin,las secuencias en constante movimiento,no te dan una brecha para que te separes o dejes de verla por un segundo, cada plano bien echo,un grabación que te da la idea de que no hubo un "corten" en toda la filmación,la historia muy bien creada,el drama en cada momento,el guión corto pero interesante,te hace ver la guerra en 1ra persona,la música increíble al igual que la canción cantada por uno de los soldados tiene un impacto increíble en un momento crucial para los soldados,en fin para no ser las extenso,he visto el filme 2 veces ,y defiendo totalmente la posibilidad de que se merezca una nominación y más que eso un premio en los Oscar de este 2020.

  • Cinéfilo dijo:

    En mi opinión inexperta, pero de cinéfilo empedernido, el filme es un clásico entre las películas de corte bélico, como menciona el artículo, la sensación de que los actores recorren realmente los kilometros para cumplir la misión a causa de que practicamente no se notan los cortes, no tiene precio, el giro de la historia al morir el que aparentemente será el que vivirá y el gran protagonista de la dramática hazaña te deja con un apretón de pecho, la manera en que muere, al darse cuenta de que su herida es mortal pero está aún conciente y fuerte, simplemente te pone a pensar y provoca una sensación que te lleva a plantearte -si estuviera yo en su lugar- que horror, las escenas finales, que aparecen en una de las fotos del artículo, donde las ruinas se iluminan con las bengalas, es un deleite a la vista, donde yo solamente atiné pensar -Dios mío, pero que maravilla de escenario bélico para acompañar la situación del protagonista- sinceramente lo mencionado por el escritor del artículo sobre falta de historia de los personajes no me molestó en ningun momento, aunque es cierto, siento que la historia de la cinta no es una biografía de los dos soldados, sino, una historia de la gran guerra contada a alguien por su abuelo, la historia de dos hombres, dos hombres cualquiera en la guerra y lo que hicieron por salvar a un hermano y un batallón de compatriotas de una trampa, se trata de esa anécdota, no del perfíl de un personaje inventado por algún novelista, nada, simplemente en mi humilde opinión, 1917 es una para guardar en la cinemateca y verla de cuando en vez.

  • Andrés dijo:

    Excelente apreciación Yunier. Pienso muy parecido. Creo que es una excelente película donde sobresalen el montaje, la fotografía y sobre todo la música, que fue lo primero que me puse a buscar tras ver el filme. Thomas Newman hizo un gran trabajo. A lo mejor esta vez se gana un Oscar finalmente.

  • Vicente Antonio de Castro y Bermúdez dijo:

    La película está nominada en 10 categoría compitiendo con "Joker" 11 nominaciones, "Erase una vez en Hollywood" y "El Irlandés" que también esta nominado en 10 categorías.
    Vamos a ver que pasa.

  • Andrés dijo:

    No todo está inventado en ninguna parte, particularmente en el cine bélico. Siempre aparece algo nuevo; se llama creatividad. Por ejemplo, la escena de este filme dónde el protagonista despierta en la noche y mira a través de la ventana toda la destrucción y desolación es, debido en gran medida a la música, apocalípticamente hermosa.

  • Ares dijo:

    Me gusta el género bélico y ésta película en particular me encantó; no llega al nivel de Dunkirk pero se aleja de lo que representa Rescatando al soldado Ryan. Un nuevo filme de los que guardaré como los mejores de su género, junto a los antes mencionados, Zvezda (The Star) y Liberación, entre otros

  • Alexis dijo:

    Es la típica película bélica, para mi la mejor película del año es Parasite

  • pupo dijo:

    tuve la suerte de verla, es un excelente film, lo recomiendo

  • Ivándelsur dijo:

    En la guerra uno se debate entre el sueño constante, las ganas de dormir y tratar de evadir asi todo, el hambre que llena cada momento, el miedo a saber si se vivirá despues del proximo instante y la resposnabilidad no ya con tu patra, sino con los tuyos, que son la patria chica que te acompaña y acompañas. el film lo logra con dramatismo, belleza e incertidumbre. Si los personajes no tienen más historia, es también parte de la construcción, un soldado es eso, una vida que se puede acabar sin que importe quien era.

  • Metralla...!!! dijo:

    El genero bélico atrae a muchos en el cual estoy incluido. Mi opinión una exelente película, la recomiento.

  • Cadillac dijo:

    Tengo la película del verla ya !!!

  • Kane dijo:

    Exelente pelicula.

  • Aroldo dijo:

    Excelente film, como dijeron más arriba, una para guardar por siempre en la cinemateca y verla de vez en cuándo.

  • Carlos Gutiérrez dijo:

    Por lo que dice aquí, parece estar buena la película, pero me da un poco de desconfianza el hecho de que la crítica de cine también la encuentre buena. Eso siempre me resulta sospechoso.

    • Sergio dijo:

      Entrañable, Épica y Tierna película "1917", del británico Sam Mendes.

      La vi hace un par de semanas y me dejó literalmente "aplastado" por la potencia increíble de sus imágenes, su muy implicada y emotiva banda sonora y su sobria pero arrebatadora dramaturgia. Ya sabéis que está nominada a 3 Óscar. Espero que los obtenga, este domingo 9 de febrero, los merece sobradamente.

      Está basada, en parte, en una historia contada a Mendes por su abuelo paterno, Alfred Mendes, quien participó en la Primera Guerra Mundial y narra la historia de dos jóvenes soldados británicos quienes tienen la tarea de entregar un mensaje que cancele un ataque condenado al fracaso poco después de la retirada alemana a la Línea Hindenburg, durante la Operación Alberich en 1917. Este mensaje es especialmente importante para uno de los jóvenes soldados, ya que su único y querido hermano participa en el ataque pendiente y su vida corre un grave peligro.

      Me recordó a la también magnífica "Salvar al soldado Ryan", de Steven Spielberg, del año 1998. Pero, aunque no lo creáis, "1917" me emocionó bastante más, superando -para mi gusto-, la muy difícil 'plusmarca' de Spielberg en su espléndida película sobre el Desembarco en Normandía.

      La recomiendo mucho. Que la disfruten

      Saludos

  • rubenernesto dijo:

    No coincido en este punto: Sus dos protagonistas apenas tienen una historia detrás y por momentos parecen solo marionetas... En las guerras eso es lo q son los soldados, ninguno llega a su batallón con un dossier colgado al cuello donde dice: "Nací en el seno de una familia humilde, estudié en la escuela primaria...". Sólo se conoce el resultado de las conversaciones entre soldados y lo que cada uno quiera dar a conocer de sí mismo. Para mí es otro punto a favor de 1917.

  • Pedro Luis Ramírez Pérez dijo:

    Es una película que nos hace sentir, pensar sobre la trágica realidad de las guerras. Es un magnífico regalo para todos los que amamos el cine.

  • al tanto dijo:

    Excelente película, sencilla y sostiene la atenci´´on todo el tiempo.

Se han publicado 18 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Yunier Javier Sifonte Díaz

Yunier Javier Sifonte Díaz

Graduado de Periodismo en la Universidad Central "Marta Abreu" de Las Villas en el año 2016. Periodista de Telecubanacán. En Twitter: @yunier_sifonte

Vea también