Imprimir
Inicio » Especiales, Deportes  »

X Juegos: La batalla de Indianápolis

| 12

Equipo cubano de béisbol en Indianápolis. Foto: Archivo.

En principio, la Organización Deportiva Panamericana (ODEPA) designó a Santiago de Chile para ser sede de la décima versión en 1987, a pesar estar todavía en el gobierno los mismos responsables de la crisis en 1975, cuando renunciaron y casi se pierde la continuidad de estas justas. La historia se repitió ahora y tras declinar Chile la ciudad suplente, Guayaquil, se negó a ocupar su lugar por el tema financiero.

Para sustituirla se presentaron de inmediato La Habana e Indianápolis, pero una maniobra económica de la ODEPA inclinó la decisión por la ciudad estadounidense. La protesta de Cuba no se hizo esperar y exigió unas disculpas por escrito del organismo regional y el Comité Olímpico de Estados Unidos, las cuales llegaron con garantías de respaldo a la candidatura de nuestra capital para la próxima versión en 1991.

Apoyada en sus modernas instalaciones deportivas, excepto una Villa Panamericana ubicada en una Unidad del Ejército, Indianápolis llevó felizmente a cabo su misión, con ceremonias de apertura y clausura impactantes producidas por Walt Disney, World Productions y presupuestos estimados en más de 2,5 millones de dólares.

De lo más destacado en el ámbito deportivo estuvo de nuevo el atletismo con figuras mundiales como Jackie Joyner-Kersee, Carl Lewis, Javier Sotomayor y Ana Fidelia Quirot (venció en 400 y 800).

La natación no se quiso quedar atrás en cuanto a luminarias y al equipo de lujo de los anfitriones se sumaron la costarricense Silvia Poll con tres premios máximos, igual cantidad de plata y dos bronces;  y el surinamés Anthony Nesty, primer tritón de piel mestiza campeón olímpico un año después en Seúl en 100 mariposa y primer monarca continental de su país.

Dentro de las revelaciones más impresionantes estuvo nuestra Lourdes Medina, reina de la gimnasia rítmica con un trío de diademas, disciplina que entró al programa panamericano ese propio año. Asimismo, la afición despidió de estas justas a un ídolo local, el clavadista Greg Louganis, quien se despidió con un historial de seis coronas en igual cantidad de pruebas.

En dos deportes colectivos de amplio arraigo social y cultural en Estados Unidos, béisbol y baloncesto masculino, la felicidad local quedó pospuesta por los triunfos de Cuba y Brasil, respectivamente. Los peloteros criollos cayeron ante los de casa en la etapa clasificatoria, pero se desquitaron en la final 13-9, tras haber vencido memorablemente 6-5 a Puerto Rico en semifinal.

Por su parte, el quinteto carioca, liderado por Oscar Schmidt, dejó tendido sobre la cancha a los norteños 120 por 115, nada más y nada menos que horas antes del cierre.

Imposible dejar de recordar los 25 oros de nuestros halteristas y un suceso especial ocurrido en la división de 75 kilogramos, en la cual Pablo Lara y Francisco Alleguez hicieron el uno-dos en arranque, envión y biatlón, dejando para el bronce en los tres movimientos a otro cubano, Roberto Urrutia, quien defendió los colores de Estados Unidos, tras haber abandonado nuestro país con los cetros continentales de 1975 y 1979.

Tensa, patriótica y contundente fue la respuesta de Lara y Alleguez, felicitados por el líder de la Revolución Cubana, Fidel Castro Ruz, a su regreso a la Patria.

Durante todo el evento, y a pesar de las reiteradas alertas de la jefatura de nuestra delegación al Comité Organizador, no faltaron las provocaciones, facilidades e incitaciones a desertar de la delegación tricolor. En ocasiones se pasaron en ofensas e insultos, por lo que peloteros y boxeadores respondieron con la fuerza de sus puños. En esta batalla política o extradeportiva no fuimos segundos, sino primeros en reaccionar y exigir respeto.

Cuba reafirmó su poderío deportivo y con seis deportes: pesas, lucha, boxeo, gimnasia (artística y rítmica), atletismo y esgrima construyeron el 85 % de las 75 coronas logradas en una lid desafiante y antesala de nuestra primera y única sede panamericana. La Habana recibió en Indianápolis el batón de estos Juegos. En cuatro años la fiesta tendría a un tocororo como mascota: el Tocopán.

PARTICIPACIÓN CUBANA:

Atletas: 385 (272 hombres y 113 mujeres)

Lugar: 2do

Medallas: 175 (75-52-48)

MEDALLERO FINAL

  País
O
  P
B
T
1 EE.UU. 168 118 83 369
2 CUB 75 52 48 175
3 CAN 30 57 75 162
4 BRA 14 14 33 61
5 ARG 12 14 22 48
6 MEX 9 11 18 38
7 VEN 3 11 12 26
8 COL 3 8 13 24
9 PUR 3 6 20 29
10 CRC 3 4 4 11
11 JAM 2 3 8 13
12 URU 2 2 3 7
13 CHI 1 2 4 7
14 SUR 1 0 1 2
15 PER 0 4 2 6
16 DOM 0 3 9 12
17 PAN 0 3 1 4
18 BAH 0 2 3 5
19 ECU 0 1 5 6
20 ISV 0 1 1 2
20 TRI 0 1 1 2
22 GUA 0 0 2 2
23 AHO 0 0 1 1
23 BER 0 0 1 1
23 GUY 0 0 1 1
23 PAR 0 0 1 1
23 ESA 0 0 1 1
  Total 326 317 373 1016

Se han publicado 12 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Intruso dijo:

    Cuarenta y cinco títulos más que Canadá. Hoy parece insólito. El Período Especial lastimó demasiado nuestro movimiento deportivo.

    • FUTURO dijo:

      No creo q el periodo especial sea el máximo culpable.

      • Cubano dijo:

        No directamente, pero el Perído Especial agravó unos problemas y generó otros. Y así estamos ahora.

    • Sergio dijo:

      Mas que el periodo especial, el inmovilismo de los dirigentes en busca de nuevas soluciones para nuevos problemas, es lo que ha puesto en CRISIS el movimiento deportivo hoy en día.

      El nivel, incluso a nivel centroamericano, creció ostensiblemente. Los países han buscado sus alternativas para encontrar resultados, y en CUBA, se siguió con la vieja y obsoleta política ante una nueva realidad. Por eso ha pasado lo que ha pasado, y lo estamos viendo, se está pagando el precio de la MALA POLITICA DEPORTIVA de los últimos 15-20 años.

      "Las viejas Glorias" nublaron las mentes, y es lo que tenemos.

      Saludos,

    • Inmortal dijo:

      Hay datos que no se pueden comparar, por ejemplo en ese entonces el levantamiento de pesa premiaba los dos movimiento y el biatlón lo que representaban 30 medallas y Cuba prácticamente arrasaba, con ese solo ejemplo al Cuba perder la hegemonía en ese deporte y además el mismo ya solo premiar el biatlón se fueron a bolina más de un tercio de las medallas que se ganaban.
      En ocasiones es mejor hacer el análisis por el dominio de disciplinas deportivas del calendario de los Juegos, en lo que podemos ver que incide igualmente la no practica oficial en Cuba de algunos deportes o modalidades, política que debemos cambiar, los y las jóvenes con deseo de practicarlas tenemos

  • yo dijo:

    ... y paso el aguila por el mar...

  • Liborio Bobo de Abela dijo:

    No tengo muchas esperanzas de que me dejen pasar el comentario pero no puedo contenerme, debo hacer el intento. Algo debe cambiar, no podemos seguir negando a Martí, mucho menos ahora que la ciencia ha demostrado que siempre le asistió la razón.

    ¿piel mestiza? ¿Que invento racista es ese? Por favor entérense de una vez y por toda: la evidencia científica no deja lugar a dudas, NO HAY RAZAS ENTRE HUMANOS, renuncien de una vez y por todas a la clasificación de los humanos atendiendo al color de su piel o la textura de su cabello o el color de los ojos.

    Traten de recordar que no hay odio de razas porque NO HAY RAZAS.... hombre es mas que negro mas que blanco mas que mulato dígase hombre y se habrán dicho todos los derechos...

  • Mike Ortiz dijo:

    Si alguien se acuerda del programa humorístico San Nicolás del Peladero, este artículo me recuerda la canción de presentación de ése progama,__________ Que tiempos aquellos que ya pasaron, pero que conviene recordar................... y así las cosas, por aquella época llamábamos TRAIDORES a los que abandonaban la delegación, cómo le llamamos hoy a Yoelkis, Acebey, Vera J ?
    Ha pasado el maldito tiempo, la garra de 30 años de PERIODO ESPECIAL definitivamente no perdona, ésa libreta de abastecimiento que se estira y se encoge, ése ganado mayor penalizado, esa leche que nos falta desde los 7 años, el brutal desabastecimiento que muchos quieren ignorar, los niños de la secundaria sin almuerzo (solo un pan con refresco vitaminado que la mayoría no ingiere) la impresión que nos da una mesa bufett para turistas y tantas cosas mas han condicionado estos pírricos resultados que hoy mostramos, pero pa´lante, ha mostrar la mejor cara, confiados en la victoria y la medalla de la dignidad.

  • barbaro teodoro dijo:

    También influye que en aquella época los profesionales no participaban.

  • Industrialista100% dijo:

    Pero vean el detalle, que en aquella época de ensueño en el beisbol, tampoco se ganaba siempre FACIL. Siempre aparecía algún pais con buenos equipos que si no nos poniamos duros, nos ganaban. Eso en Panamericanos, pero también en competencias a nivel mundial, que habia que luchar fuerte con los asiaticos de Japón, Corea del Sur y Taipei de China. Ahora bien, no pasabamos ningún susto a nivel centroamericano, al que generalmente hibamos hasta con equipos B y ganabamos fácil. Ni hablar de Rotterdam que hibamos con equipos de la Serie Nacional (generalmente Industriales) y también eramos los campeones.

  • Hironiko Valdés dijo:

    El movimiento deportivo Cubano lo que merece es un reconicimiento bien grande!!! Por todo lo que ha tenido que pasar y con todos los errores cometidos y que aún se cometen y seguimos dando magníficos deportistas a nivel mundial, Cuba sigue siendo potencia a pesar de las muchas dificultades y del robo descarado de talentos formados 100% aqui, Justifiquenlo como lo justifiquen el que cambia su bandera para competir por otra es un Traidor y mucho más cuando se presta para competir contra los suyos y me refiero hasta dentro de Cuba, no estoy de acuerdo con lo que pasa actualmente en la Serie Nacional y ojo no me refiero a los refuerzos cuando ya tú equipo deja de estar.

  • enrique15 dijo:

    No creo que la pelea contra Urrutia haya sido tan tensa, ambos halteristas cubanos comenzaron a competir cuando ya Urrutia había terminado sus tres movimientos. Ellos comenzaron y desde el primer intento superaron fácilmente lo mejor que hizo Urritia. Por lo tanto, repito, no fue una batalla tensa desde el punto de vista deportivo al menos. Ni creo que lo haya sido desde el otro punto de vista tampoco después de tal paliza. Es cierto que Urrutia había visto pasar sus mejores años pero por eso mismo no debió prestarse a aquel intento de show en el que quedó muy mal parado. De todas formas, Lara demostró muy poco después que con él no había casualidad, el mejor pesista cubano de todos los tiempos.

Se han publicado 12 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Joel García

Joel García

Periodista Cubano. Editor-jefe de la Redacción Deportiva del periódico Trabajadores desde 2007. En twitter: @Joel_GarciaL

Vea también