Imprimir
Inicio » Especiales, Deportes  »

XIII Juegos: Los últimos Panamericanos del siglo XX

| 3

Winnipeg 1999 Games. Foto: Cortesía del autor.

Entre una organización exquisita, la drástica reducción de pruebas respecto a la edición anterior (105 en total), la pugna por el segundo lugar entre Cuba y los anfitriones canadienses, y un fantasma de dopaje bien misterioso -sobre todo en el caso de Javier Sotomayor-, la ciudad de Winnipeg acogió la decimotercera y última edición de los Juegos Panamericanos en el siglo XX.

Del 23 de julio al 8 de agosto de 1999, la provincia canadiense de Manitoba de unos 640 mil habitantes, acondicionó todas las comodidades posibles para las 42 naciones de la ODEPA. En la espaciosa Universidad del territorio montaron la Villa Panamericana, considerada la mejor en la historia de estos certámenes, no solo por la infraestructura, sino por la atención de los voluntarios, estudiantes del propio centro educacional.

 

Desde meses antes de iniciarse la cita, los locales aseguraron que desplazarían a Cuba del codiciado segundo escaño que ostentaba nuestro movimiento deportivo desde 1971. El hecho de disminuir los títulos, un ambiente enrarecido de acoso político en los medios de prensa hacia la delegación antillana y los “sospechosos” casos de dopaje de Sotomayor y dos pesistas: William Vargas y Rolando Delgado, hicieron crecer el espíritu de una comitiva antillana que terminó superando por cinco oros a los de casa.

Imprescindible en cualquier recuento la faena del gimnasta Erick López, rey de esta justa con cinco doradas a su pecho de las siete que aportó este deporte al medallero cubano. De la familia de los mosqueteros llegaría la contribución de nueve campeones, igual cifra a la conseguida por boxeadores y judocas. El atletismo, encabezado por los campeones mundiales Iván Pedroso, Anier García, Yoelbis Quesada, Aliuska López, Daimí Pernía y Yamilé Aldama, sumó diez preciados cetros al botín.

El único récord del orbe de los Juegos también lo implantó un cubano: el pesista Idalberto Aranda (77 kg), al levantar 205.5 kilogramos en el envión. Lo luchadores no quisieron hacer menos y siete monarcas salieron del colchón, mientras 20 años después de su primer título, el equipo femenino de baloncesto volvió a vivir ese momento, alegría que experimentaron también los conjuntos varoniles de balonmano y voleibol.

El béisbol volvió a ser motivo de tensiones deportivas y peleas políticas, estas últimas al lanzarse un apátrida al terreno con un cartel contra la Revolución Cubana, lo cual fue rechazado por nuestros peloteros de inmediato. El escenario serviría además para ganar la clasificación olímpica con par de triunfos emocionantes sobre Canadá en semifinales y Estados Unidos en la gran final. Omar Linares, Orestes Kindelán, José Ibar, José Ariel Contreras y Germán Mesa, serían héroes inolvidables de esos éxitos.

Por supuesto, otras figuras latinoamericanas también acapararon atención. La mexicana Ana Gabriela Guevara ganaba la primera de las tres coronas que lograría en estos eventos en los 400 metros; el brasileño Fernando Scherer debutaría con cuatro diademas en las albercas; mientras Argentina dejaba sus huellas con Javier Correa en kayac, Omar Narváez en boxeo, Luciana Aymar en hockey sobre césped y los hermanos Curuchet, Juan y Gabriel, en el ciclismo.

Los locales también tuvieron lo suyo. Por ejemplo, en la natación Jessica Deglau y experimentada Joanne Malar fueron pieza clave para destronar por única vez a los estadounidenses del primer lugar en las piscinas. Por su parte, el máximo triunfador de la nación ganadora de esta decimotercera edición resultó el ciclista Martin Nothstein con tres oros: velocidad, velocidad olímpica por equipos y keirin.

Erick López. Foto: Cortesía del autor.

Así concluyeron los últimos Juegos Panamericanos del siglo XX y del milenio. Contagiaron, enloquecieron y entusiasmaron a Winnipeg. Crearon un ambiente de calidez, amistad y diversión entre sus habitantes, quienes disfrutaban como si fuese lo mejor que les hubiera sucedido en sus vidas. Apabullaban con la amabilidad. A veces hasta se pasaban de corteses con tal de dejar la mejor imagen.

Cuba venció otra batalla épica. La próxima versión volvería al Caribe, específicamente a la tierra del merengue, Santo Domingo, República Domininicana, en el 2003.

Participación cubana

Atletas: 518 (315 hombres y 203 mujeres)

Lugar: 2do

Medallas: 155 (69-39-47)

Medallero final

País O   P B T
1 EE.UU. 106 110 80 296
2 CUB 69 39 47 155
3 CAN 64 52 80 196
4 BRA 25 32 44 101
5 ARG 25 19 28 72
6 MEX 11 16 29 56
7 COL 7 17 18 42
8 VEN 7 16 17 40
9 JAM 3 4 6 13
10 GUA 2 1 1 4
11 BAH 2 0 1 3
12 PUR 1 3 8 12
13 CHI 1 4 7 12
14 DOM 1 3 6 10
15 ECU 1 2 5 8
16 BER 1 2 0 3
17 SUR 1 0 1 2
18 AHO 1 0 0 1
19 PER 0 2 5 7
20 URU 0 1 3 4
21 BAR 0 1 1 2
21 PAN 0 1 1 2
23 HON 0 1 0 1
23 CAY 0 1 0 1
25 CRC 0 0 1 1
25 TRI 0 0 1 1
25 ESA 0 0 1 1
Total 328 327 391 1046

 

Se han publicado 3 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Juan Gabriel Fong dijo:

    Excelente artículo. Aún recuerdo ésos juegos panamericanos de Winnipeg 99 donde nuestro país alcanzó un muy meritorio 2do lugar en el medallero.
    Gracias al periodista Joel García por mencionar a ésos grandes héroes de la delegación cubana, incluso muchos de ellos que posteriormente decidieron competir en otros escenarios y representando otras banderas, lo cual no minimiza su gran calidad deportiva.
    Esperemos una buena actuación de nuestros atletas en Lima 2019. Nuestro pueblo siempre va a esperar lo mejor de ellos.

  • El Preocupado dijo:

    Historia única la de nuestro deporte, lleno de gloria y leyenda, tengo fe de que algún día no muy lejano volvamos a tener de manera general un deporte lleno de éxitos como en la década del 90 y inicio del siglo XXI, nuestro pueblo ama el deporte y eso nos da fuerzas para continuar

  • tdl dijo:

    Los recuerdo, sobre todo cuando el fallecido Vazquez Raña dijo que los cubanos estabamos nerviosos porque se nos habian escapado algunas medallas, todo eso, avalando los sospechosos casos de dopaje y al declarar el Comandante en Jefe que tendriamos un laboratorio anti dopaje, expresó que era otra fanfarronada de los cubanos. Por lo demás, unos juegos muy disputados y organizados.

Se han publicado 3 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Joel García

Joel García

Periodista Cubano. Editor-jefe de la Redacción Deportiva del periódico Trabajadores desde 2007.

Vea también