Imprimir
Inicio » Especiales, Sociedad  »

El día que la Vía Blanca se tornó negra

Por: Heidy Maurell Lara
| 8

La Vía Blanca fue una de las avenidas más afectadas por el tornado. Foto: Heidy Maurell Lara/Cubadebate.

Alrededor de las ocho y media de la noche del pasado domingo, la Vía Blanca de la capital vivió un momento negro. Las cuatro esquinas del semáforo que divide a dos de los municipios más afectados con el tornado, Guanabacoa y Regla, quedaron prácticamente hecha escombros.

El cartel que se encuentra en la entrada de la Sierra Chiquita deviene indicio de lo que encontraremos acto seguido: derrumbes de paredes, fragmentos de cubiertas en todos los portales y patios, cables de electricidad por doquier, pero ánimo, fuerza, esperanza.

“Estaba en casa cuando el fenómeno comenzó, eran poco más de las 8 y media de la noche. No te puedo decir en qué momento se fue el techo de mi casa, completo como si fuese una hojita de papel, con tres tanques de fibrocemento elevados que no se ni dónde fueron a dar”, explica la vecina de la zona, Yuramis Leyva Ramos.

Yuramis Leyva sintió como el techo de su casa volaba en pedazos (vivienda biplanta de la derecha). Foto: BigData News.

“El agua nos caía en la cara, pero sin luz no sabíamos lo que estaba pasando. Al otro día fue el golpe con la realidad. Nos quedamos con la mitad de las paredes de la casa y todas cuarteadas”.

Cuenta que tampoco supo en qué momento su mamá de 73 años cayó del balcón de un segundo piso a la calle, arrastrada por el fuerte viento.

Ahora mismo la mamá de Yuramis está ingresada con dos fracturas en el brazo y heridas en la cabeza y el abdomen. “La iban a operar pero están valorando su progreso, para no tener que hacerlo por la edad”.

“¡Le doy gracias a Dios que esté viva, es un milagro!”

Por otro lado, Yuramis y su hija querían meterse en el cuarto y no podían porque ya estaban las ventanas desbaratadas y el agua les empapaba los rostros.

“Todo fue en cuestiones de segundos. Estoy llena de yagas y con heridas en los pies porque queríamos ir para algún lugar y no podíamos en medio de la oscuridad y los escombros por doquier”, relata la propietaria de la vivienda calificada como derrumbe total.

Dentro de toda la situación, Leyva encuentra espacio para una broma cuando le pido recorrer la casa.

¡Claro mija, entra, disculpa el desorden! ¡Y, por favor, límpiate los pies! – me dice mientras sonríe.

La vivienda fue catalogada como derrumbe total por la arquitecta de la comunidad. Foto: Heidy Maurell Lara/Cubadebate.

La arquitecta de la comunidad recorrió la zona y determinó que había que demoler toda la planta alta. La brigada que fue asignada al área visitó también la vivienda y explicaron: “en cuanto demuelan vienen atrás levantando”.

“Entre esta pesadilla veo la luz en el fondo con toda la ayuda que he recibido de mi familia, del gobierno, de la iglesia que vino a hacer donaciones, de los vecinos y me siento optimista, positiva, no solo por mí, sino también por mis hijas, tengo que darles fuerza y verme fuerte”.

No se siente cabizbaja ni melancólica, sino agradecida de que el tornado se llevó la placa y no cayó por pedazos encima de ella, su hija y su madre. Agradecida de preservar la vida, que es lo más importante de todo.

Dentro de toda la desgracia, Yuramis Leyva preserva su sonrisa y positivismo. Foto: Heidy Maurell Lara/Cubadebate.

***

Regla Vaillant Fresneda es propietaria de un apartamento de dos niveles, que ahora solo se redujo a uno.

“Mi hija y yo estábamos viendo el parte meteorológico en ese momento, cuando en la ventana de la cocina comenzó un ruido, como si le estuvieran cayendo a piedras”, cuenta la enfermera de profesión.

La abrió rápidamente para percatarse y se da cuenta de que son granizos, de repente, par de piedras entraron y un viento ensordecedor las desconcertó.

“Luego sentimos como si viniera una máquina succionadora y arrancara el techo de un tirón, más tarde cayeron paredes y volaron objetos. Rescatamos los que pudimos, bajamos la cama, el colchón, el televisor”, cuenta.

El segundo nivel del apartamento de Regla Vaillant quedò completamente descubierto. Foto: Heidy Maurell Lara/Cubadebate.

Mientras me enseña lo que quedó del segundo nivel, un pedazo de teja acomodada provisionalmente cae con estruendo.

“Tranquila, yo rompí en llanto en ese momento y lloré por todos estos días, ahora mismo estoy curada de espanto y con mucha fuerza. Ayer mi esposo puso una ventana y en estos días pondremos la otra y así, poco a poco”, comenta Vaillant.

***

Doce familias de un edificio de microbrigada, construido hace solo siete años, están hoy amparados en el Liceo de Regla, convertido por los organismos del municipio en un albergue para los muchos damnificados de la zona.

Virgen Beatriz Pérez Milan es vecina del apartamento 12 en el tercer piso de este inmueble de cinco plantas, que luego del tornado quedó sin su cubierta y la zona de los balcones de la parte izquierda.

Según explicó Pérez Milan, el arquitecto determinó demoler completamente esa ala del edificio, pues las paredes de los apartamentos están muy resentidas con el derrumbe de los balcones, por tanto, luego de la demolición quedarán de nueve a 12 apartamentos, de un total de 25.

El ala izquierda del edificio multifamiliar de 25 apartamentos cercano a la Vía Blanca será demolida completamente. Foto: Naturaleza Secreta/ Facebook.

“La situación fue horrible. Cuando voló la cubierta del edificio escuchamos los gritos de los vecinos pidiendo ayuda, bajaron al piso contiguo o a casa de sus familiares gritando por las escaleras de miedo”.

“Mi hija y yo no comprendíamos lo que pasaba hasta que se desplomó parte del ala izquierda, un estruendo que jamás voy a olvidar acompañado de un ruido ensordecedor como una avioneta despegando o un tren en tu oído, algo así”, relató emocionada.

“Quedaron atrapados con el derrumbe un bebé de cinco meses junto a su madre y un anciano que tuvo un infarto cerebral hace unos meses, los gritos de auxilio de todos estremecían”. Luego del paso del tornado los vecinos llamaron rápidamente a los bomberos y la brigada de rescate y salvamento.

Los balcones del edificio multifamiliar se derrumbaron completamente. Foto: Heidy Maurell Lara/Cubadebate.

Los residentes del edificio 16 de Calle 2da entre Vía Blanca y Rotaria reconocen el esfuerzo de todas las autoridades y agradecen la presencia en la zona del presidente cubano, Miguel Díaz-Canel Bermúdez.

Están vendiendo huevos, cajitas de comida, refrescos, agua, todo a precio módico y se agradece, pero la cola es tremenda.

La venta de alimentos en establecimientos estatales a módico precio para los damnificados aglomera numerosas a personas, en ocasiones sin ser vecinos de la zona. Foto: Heidy Maurell Lara/Cubadebate.

-¿Según su criterio, cuál es la causa si hay estanquillos en varias zonas?

“Están llegando personas de todos lados, a veces no son los damnificados con el tornado los que hacen la cola. Los que de verdad lo necesitan están ocupados recogiendo escombros, poniendo al sol sus colchones.

“Hoy vamos a hacer una gran caldosa en la zona y así alumbramos la oscuridad y comemos colaborando todos con algo que tengamos”, concluyó con una pizca de esperanza y brillo en los ojos Virgen Beatriz.

Se han publicado 8 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Miguel Angel dijo:

    Maldito tornado!!!! Mi gente sufre!!! desde el domingo veo las noticias con total estupor, es algo parecido a cuando sucedió lo del avión pero mi gente sabrá salir adelante con el ímpetu que nos caracteriza.#FUERZASCUBA.

  • Cubanocogelucha dijo:

    ¡Tremendo lo de este Tornado! …Pero habrá que sacar lecciones, pues veo no pocos techos idos, cuyas cubiertas no tienen acero en sus estructuras. Como esa foto del edificio visto desde arriba. ¿Viguetas, poliespuma, mallas de alambrón y capita de hormigón? Igualmente he visto casas con paredes sin cerramentos y encima la placa sin estar amarrada esta a las cabillas del cerramento. No soy especialista, pero algo aprendí de cuando vi construir mi casa. Tragedia y dolor aparte, nuestros Ingenieros Civiles y Arquitectos deben opinar. Este es un país expuesto cada vez más a ciclones, tornados y hasta meteoritos… Hay que construir bien para que nos dure lo que con tanto esfuerzo nos ha costado. Saludos.

  • Alberto dijo:

    Hola a todos por ello hay que informatizar la sociedad que casos de catastrofe con los modernos sistemas de identificacion se puede detectar cuando una persona reside en un lugar o no, es lamentable que ciertas personas vayan a buscar productos con precios diferenciados sin ser vecinos de la zona.

    Da verguenza las noticias que circulaban por la red acerca que una accion retardada del gobierno ante una crisis de tal magnitud. Es lamentable que algunos compatriontas se dejen manipular, soy chofer y he vistidado los lugares y puedo ver el tremendo esfuerzo que hace el estado para solucionar esta situacion. No se pueden entregar materiales de la construccion a lo loco y sin control.

    Saludos a todos y doy mi Sii!!! por Cuba y por la constitucion. Adelante Habana!!!!!

  • Roliponce dijo:

    Historias que parecen irreales! Fuerza gente! Toda Cuba y más, los apoya! Sabemos que no es nada. Pero es algo, miles de personas se estan movilizando desde el primer minuto por ustedes. Fuerza fuerza fuerza!!

  • Luiso dijo:

    Que dolor me da esta gente,Dios este con ustedes no se olviden que no están solos Cuba entera esta con ustedes..el gobierno sabrá como llegarles a todos y ayudarlos ,,cuba es junto con Venezuela los países más solidarios del mundo..fuerza y paciencia que son muchos los afectados pero nadie quedará desamparado..#fuerzacuba.

  • matojo dijo:

    Hola a todos vivo a metros de todas estas personas ,pero mi historia no la contaré pq aunque para mi fue muy fuerte no es comparada con lo que pasaron ellos. Este fenómeno es muy diferente a lo que habíamos visto. Existe como una frontera en la que de un lado de la calle hay casas muy débiles con techos de tejas que no sufrieron ningún daño y del otro ya ustedes ven en las fotos. Al otro día parecía una verdadera zona de guerra como si nos hubieran bonbardeados.Muchos policías de las Fuerzas Armadas rescatistas La mitad de Regla ya tenían electricistas y la vida parecía normal.parecía otro país.Al volver de recargar los teléfonos y cruzar la calle o la frontera .oscuridad total ,volvíamos ala realidad.

  • MissaJoa dijo:

    Mi Cuba, sufro, lloro junto a mi pueblo, no soportaría ni la mitad de lo que much@s describen. Es tan doloroso e increíble saberse haberlo perdido todo…

  • Meky Hernández Valdés dijo:

    No me explico que personas inesclupurosa puedan aprovechar el dolor ajeno para aprovechar lo que con tanto sacrificio el estado da a los damnificados crítico esa actitud y ojalá pasen por algo parecido

Se han publicado 8 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Heidy Maurell Lara

Estudiante de Periodismo de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana.

Vea también